Exigimos explicación por detención de autobuses de militantes de MORENA

El pasado 8 de septiembre acudimos al mitin convocado por el Lic. Andrés Manuel López Obrador en el Hemiciclo a Juárez de la ciudad de México, para ejercer nuestro derecho a la libre manifestación y expresar nuestra oposición a las privatización de la industria petrolera y el aumento del IVA en medicinas y alimentos, miles de mexiquenses nos movilizamos por nuestros propios medios para participar en dicha actividad política.

A las 9 de la mañana en la Vía Morelos (vieja carretera México-Pachuca) a la altura de la “Y” Santa Clara, decenas de policías armados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno del Estado de México (GEM) detuvieron los autobuses que trasladaban a compañeros de MORENA, entorpeciendo su participación en el mítin convocado.

Por lo anterior, exigimos a la recién nombrada Mtra. Rocío Alonso Ríos titular de la SSC del GEM, una explicación pública de las razones para efectuar el operativo donde participaron decenas de agentes encapuchados portando armas largas, para detener a los autobuses que se dirigían a un mitin político.

Ante la eventual utilización de los cuerpos policíacos para reprimir una manifestación pacífica, incluidos adultos mayores, niños y población en general, esperamos una pronta respuesta.

 

Atentamente

Lic. Félix Santana Ángeles

hoja.viento@gmail.com

7221566938

 

El Barco Ebrio

*

La muerte de La Marrana, Pablo Jaimes, operador de La Familia Michoacana en el sur mexiquense fue un pacto entre fuerzas, en las que se incluyen mandos de distintos niveles de gobierno y cárteles rivales, que peleaban la posesión de municipios aparentemente tranquilos, como Valle de Bravo.

 

*

Jaimes era una pieza que a ninguna de esas fuerzas convenía, pues había rebasado algunos límites. El de la violencia, por ejemplo, pero más importante, había logrado que las comunidades participaran contra los  narcos y se les rebelaran. Los códigos del narcotráfico son mortales y se cumplieron, así nomás.

 

*

El prematuro retiro de Jaimes obligó a cambios en las plazas, que por el momento conviene a todos. No es que el narco haya dejado de trabajar. Más, bien, dejó de salir en los medios y como en México lo que no se ve no existe, la percepción pública ha cambiado. Ahora aquel sector económico trabaja mejor que nunca, hasta en paz, con las rencillas normales que implican asesinatos y ajustes de cuentas entre ellos o contra quienes los molestan. Han logrado una relativa calma y, lo más importante, la participación total de autoridades municipales y mandos federales en lugares como el mencionado Valle de Bravo.

 

*

Luego de la derrota de la selección de futbol, no queda de otra que voltear hacia otros deportes. Pero no el basquet, diseñado para gigantones o el beisbol, para atletas en serio. El gobierno del Estado de México tiene las mejores opciones para la desanimada afición y pone a la disposición de sus amados gobernados un montón de tapetes para yoga. Algo así como 12 millones de pesos en coquetos tapetes colorados, según el diario local Alfa para, entre otras cosas, romper un Récord Guiness.

 

*

No fue lo único rompieron. En alianza con la organización Causa en Común, comenzaron las demostraciones del yoga por la entidad. Luego de estar en Ixtapan de la Sal, el profesor Luis Zamora Calzada relató que los asistentes eran maestros y alumnos, obligados a tomar aquella clase en día de asueto, aunque con la ventaja de que se llevaron sus chescos y sus tortas. Alfa apunta que la directora de Causa en Común es María Elena Morera Mitre, “quien participó en el equipo de la campaña presidencial de Enrique Peña como “facilitadora del diálogo entre los priístas y las organizaciones civiles”’. El boletín oficial acerca de la actividad redacta que “con la activa participación de más de mil 400 habitantes de este municipio, entre estudiantes, amas de casa, personas de la tercera edad y un gran número de jóvenes, la organización de la sociedad civil denominada Ciudadanos por una Causa en Común, a través de su programa Más de Uno Salud y Bienestar, ofreció una clase masiva de yoga”.

 

*

María Elena Morera Mitre es una mujer de negocios pero también asidua de las revistas del jet-set. De cierta edad, de pelo rubio y ascendencia catalana y libanesa, es identificada por publicaciones como “una mujer con pantalones”. Ella misma define a su padre como un hombre con ideas de izquierda moderna, convencido de que en México se debe repartir la riqueza. Ella y su familia viven en Bosques de Las Lomas desde hace tiempo, luego de trabajar arduamente, en el 2001 vivió una tragedia familiar cuando su esposo, Pedro Galindo, exitoso hombre de negocios que trabajaba para la marca panadera Trica, fue secuestrado. Para la familia, esa experiencia no era la primera, pues un hermano de Pedro había sido plagiado años antes. Finalmente, Pedro fue rescatado. Pero esa experiencia le sirvió a Morera para presidir por cuatro años la organización  México Unido Contra la Delincuencia.

 

*

Morera está considerada como una de las 10 mujeres más influyentes de México por el diario colaboracionista El Universal y ha sido asesora para Coahuila en temas de seguridad y transparencia. Otros nueve estados firmaron convenios parecidos con Morera, entre ellos el Edomex.

 

*

Es difícil imaginar que una luchadora social viva en Las Lomas. Contradicciones de forma o fondo (o las dos), también es difícil comprender por qué tiene acceso tan fácilmente a recursos multimillonarios.  Morera se había pronunciado por despenalizar lo relativo a la mariguana pero también había causado extrañeza un donativo que le entregó la Secretaría de Seguridad Pública federal por más de 4 millones de pesos para su organización y que su hijo, Juan Pablo Galindo Morera, trabajara como asesor de Genaro García Luna con salario cercano a los 40 mil pesos mensuales.

 

*

Así, los tapetes de yoga, los 12 millones de pesos y Causa en Común tienen una historia para contar, que debe incluir por qué es importante una sola clase de esa actividad en los distintos municipios, por qué hay que romper un récord y cómo es que los maestros y alumnos están obligados a asistir a cosas que no les interesan o al menos que se reducen a una actividad aislada. Nadie le quita a Morera los méritos que se ha ganado como activista. Sólo queda esperar que esos 12 millones que pagó el gobierno de Eruviel sean utilizados para beneficio de todos los mexiquenses. Sí, cómo no.

 

*

Ya que se habla de amorfos, Erviel Ávila Villegas rinde su Segundo Informe de Gobierno. No se ha ido, como se especuló todo el año, y tal vez no se vaya. Ávila acaba de ser nombrado uno de los 300 líderes de México por la revista Líderes, que de paso se agenció una buen alana en publicidades insertas en su número de hace dos meses. Allí, en esas hojas aparece el sonriente  gobernador con su aplomo de estadista de verdad al lado de personalidades tan importantes como él, como Mauricio Farah Gebara, miembro de la familia de Paulette, la niña de Huixquilucan. Mauricio es más famoso por ser el quinto visitador de la CNDH que por su cargo de secretario general de los diputados federales actualmente, y por dictaminar la muerte del periodista norteamericano Brad Will en Oaxaca, hace años, historias que contaremos más adelante. Por lo pronto, felicidades a Eruviel y los 299 líderes que tienen al país fuera del Mundial de Brasil, por decir lo menos.

Las clases de yoga

* Ya se repartió el tapete de yoga de color azul oscuro, tan polémico y caro, según reportó la página de Transparencia dada a conocer en semanas anteriores, acompañado de la desafortunada declaración del deseo ferviente del secretario del ramo educativo en turno, de invertir para romper un Récord Guinness.

Luis Zamora Calzada

La cita fue a las 7:30 del domingo ocho de septiembre, en la Unidad Deportiva de Tonatico. El inicio del ejercicio de yoga inició hasta las 9 y acudieron de manera obligada maestros, alumnos y padres de familia que fueron convocados el viernes, unos minutos antes de la conclusión de labores.

En colorido cartel “el Gobierno del Estado de México y Causa en Común A. C. te invitan a unirte al movimiento ““Más de Uno””, salud y bienestar. Durante el evento haremos distintos movimientos, respiraciones y sonidos enfocados en mejorar tu salud física, mental y emocional, así como tu bienestar general. También estará presente la Caravana de Salud del gobierno del Estado”.

En el evento se repartió, por supuesto, el tapete de yoga de color azul oscuro, tan polémico y caro, según reportó la página de Transparencia dada a conocer en semanas anteriores, acompañado de la desafortunada declaración del deseo ferviente del secretario del ramo educativo en turno, de invertir para romper un Récord Guinness. Quizás con esa idea difunde este “deporte” a todo lo que dan la instancia y la asociación civil en diferentes municipios de la entidad mexiquense, resaltando la figura y obra que construye el titular de la Secretaría como si estuviera en campaña. Por lo pronto los “afortunados” fueron al municipio ya mencionado y Tlalnepantla, según aseguró el conductor de la actividad.

No podía faltar el socorrido lonche con un sándwich, una fruta, refresco, el plato y la bolsa de plástico, cuyo presupuesto no se conoce de dónde proviene, incrementando los costos del “deseo educativo”. En concatenación, al haber utilizado el tiempo de los maestros y de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, se deberá cubrir un salario extra al 100% por obligarlos a acudir a la reunión en día no laborable.

 

Independencia de México

 

 

Si Morelos viviera, seguramente se infartaría por el papel que juega el Congreso de la Unión. En su Sentimiento 14, refería que el Poder Legislativo sería una responsabilidad de los sabios de la época porque su tarea requería de altos niveles de reflexión y conocimientos para constituir el marco jurídico del México libre.

Los “Sentimientos de la Nación” entregados el 14 de septiembre de 1813 al Congreso de Chilpancingo, integrado por 23 artículos, delegaba desde ese entonces al pueblo la responsabilidad de la soberanía del país, organizado en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El Sentimiento Primero, redactado por don José María Morelos y Pavón establece “Que la América es libre e independiente de España y de toda otra Nación, Gobierno o Monarquía, y que así se sancione, dando al mundo las razones”. Esto también fue expresado por Ignacio López Rayón en la Junta de Zitácuaro, el 19 de agosto de 1811, en su artículo cuarto, de los 38 artículos de los “Elementos de nuestra Constitución”.

La visión del comercio con países extranjeros se  plasmó en el Sentimiento 16, que ordena “que nuestros puertos se franqueen a las naciones extranjeras amigas, pero que éstas no se internen al Reino por más amigas que sean, y sólo habrá puertos señalados para el efecto, prohibiendo el desembarque en todos los demás, señalando el 10 por ciento”, que era un arancel en ese porcentaje, y la actividad comercial sólo se llevaría a cabo en los puertos que el Congreso determinaría, el mercado interno del país quedaba prohibido para otras naciones.

Respecto a las leyes, los sentimientos 12, 13 y 14 hablan por sí mismo, es un deleite evocarlos en sus términos, como el 12: “que como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales, que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto.

“13: que las leyes generales comprendan a todos, sin excepción de cuerpos privilegiados; y que éstos sólo lo sean en cuanto al uso de su ministerio.

“14: que para dictar una ley se haga junta de sabios en el número posible, para que proceda con más acierto y exonere de algunos cargos que pudieran resultarles”.

También cierto es que embargan otros sentimientos cuando el Legislativo actual ni es sabio y mucho menos pretende mejores condiciones para el pobre.

Volvamos a la Independencia, a la ley, si pretendemos que México viva.

 

La letra, con sangre entra

* Pocos conocen qué es y cómo funciona el Sindicato Nacional de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM); nadie, por tanto, sabe que al menos 100 mil trabajadores del sistema educativo estatal —entre ellos poco más de 80 mil profesores de nivel básico— no están afiliados al SNTE y son controlados por un secretario general que responde exclusivamente, como lo hace toda la dirigencia, al gobernador en turno.

 

*Francisco Cruz **Marco Antonio Durán

A Enrique Peña Nieto no hay quien le crea, ni él encuentra la manera de convencer. No es un estadista, no es un ideólogo, no es un intelectual, ni es un reformista. ¿Se habrá dado cuenta ya el Presidente que su imagen telegénica no basta para gobernar una nación de 120 millones de habitantes? Tres de sus cuatro grandes reformas —Laboral, Fiscal y Educativa— bien pueden quedar guardadas para siempre en el archivo muerto o en el cesto de la basura, y nada pasará. El país mantendrá su paso en la inercia, a la espera de la recuperación de Estados Unidos.

Analizados y digeridos los primeros puntos, la Fiscal quedó en una vacilada, un intento por quedar bien con todo mundo, descansando en el endeudamiento y apenas una pizca en los barones de la iniciativa privada, quienes, por cierto, protestaron de inmediato a través de Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Fieros como son, los empresarios olieron sangre, o debilidad, y se lanzaron contra las “innovadoras” propuestas fiscales peñistas.

Casi un año después de su aprobación, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alerta que la Laboral constituye un retroceso para México y una violación a los convenios del organismo, pues carece de mecanismos de consulta a los trabajadores, aumenta la inestabilidad en las relaciones laborales y no atiende las demandas por una mejora de los derechos de los trabajadores. Además, favorece la contratación a través de terceros —outsourcing—, nada hace por combatir la corrupción, el “coyotaje”, los bajos sueldos, la problemática que enfrentan los empleados que subsisten sin un salario base y que, por lo tanto, no cuentan con seguro social ni con prestaciones de ley. En otras palabras, es un traje a la medida del patrón.

La tercera, la Educativa, quedó en una violenta agresión laboral. Incapaz de innovar, Peña retomó las enseñanzas de los ex presidentes Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán Valdés para golpear, todavía más, la deteriorada dignidad del magisterio, recurrió al golpeteo para controlar a un gremio que los medios de comunicación —Televisa, TVAzteca, grandes corporaciones de radio y la mayoría de los impresos— se habían encargado de desprestigiar y criminalizar, y, sin revisión, terminó por consolidar el sistema de “enseñanza por competencias” que —si bien sus inicios pueden rastrearse a 1970— desde mediados finales de la década de 1990 impuso la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), a través del programa DeSeCo o Definition and Selection of Competencies.

La “enseñanza por competencias”, entendida como un movimiento de memorización-aplicación de conceptos, surgió como una respuesta a la necesidad de los países ricos de dar educación a los hijos de los obreros, así como de subordinar la educación y la enseñanza a las exigencias del mercado laboral.

Atrapado en la generalidad, México se sumó al concierto de naciones que acatan lo que se les ordena, sin tomar en cuenta que su situación interna está a años luz en comparación de las naciones ricas de la OCDE. Y así, sin una revisión crítica y pormenorizada, el sistema educativo se endilgó la tarea de usar las escuelas públicas como centros de capacitación para atender las necesidades del patrón.

Sin recursos, el modelo impuesto se convirtió en un Frankenstein a la mexicana, donde, literalmente a medio comer o de plano “muertos” de hambre y en escuelas con una infraestructura muy pobre, los alumnos de nivel básico y medio superior, principalmente, se encontraron con que había otro método de enseñanza que ponderaba la memorización por encima del entendimiento, el desarrollo laboral por encima del desarrollo personal que partiera  de un juicio crítico sobre su entorno social y cultural. En términos llanos y simples, la educación, desde sus diferentes condiciones y, a su manera, se convirtió en una maquinaria para formar alumnos listos para cubrir las necesidades del sector laboral y empresarial.

Ahora que en el país se está viviendo un sexenio de modernidad y renovación, pero sobre todo que está caminando “al lugar que se merece” a través de “innovadoras” reformas, los analistas y expertos sobre el tema, al hablar de la Reforma Educativa, se han ocupado de enaltecer los presuntuosamente llamados grandes lineamientos nacionales, pero nunca han ofrecido un panorama con detalles regionales, ya no sobre la enseñanza en general, sino incluso sobre el control de los maestros, de tal forma que no existe una visión completa de la problemática ni sobre los cambios aprobados que vulneran todos los derechos de quienes laboran en educación básica y media superior. Por el contrario, se treparon en la inercia de las discusiones, y muchos, sino es que una gran mayoría, hicieron ver a los profesores de preescolar, primaria y secundaria como el enemigo público número uno, haciendo escarnio de ellos. Les quitaron la dignidad para vincularlos con la imagen de revoltosos, faltistas, holgazanes, delincuentes y vándalos.

Voluntaria o involuntariamente, aplicaron el viejo refrán de que fuera del Distrito Federal todo es Cuautitlán; dieron por hecho que todos sabemos en qué condiciones se imparten clases en Chiapas, Guerrero y Oaxaca; también se olvidaron, o los desconocen, de los sindicatos locales —el del Estado de México para ejemplificar— que hicieron del magisterio el brazo operativo-electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y nadie quiso recordar que el ominoso silencio de la cúpula del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) debe atribuirse a su nacimiento como un gremio al servicio del presidente de la República y una escuela de traidores.

No se les ha ocurrido mencionar, que en su incapacidad para innovar, y con el programa de la OCDE encima, ni el Congreso de la Unión ni la Presidencia de la República pusieron sobre la mesa de discusiones proyecto alguno sobre modelos de enseñanza o calidad de contenidos, ni, al menos, la tira de materias curriculares. Nada sobre la formación pedagógica del maestro y, mucho menos, sobre el futuro de su campo de trabajo. Mucho menos señalar que la Reforma Educativa no es otra cosa que una reforma laboral disfrazada con el vestido educativo que busca el control de los profesores por encima de la calidad de la educación, la cual viene a complementar un método de enseñanza con tintes laborales.

La disidencia entendida por Peña

 

Inmersos en las discusiones de la “problemática” “nacional”, los especialistas se olvidaron del Estado de México, entidad que gobernaron Enrique Peña Nieto y Emilio Chuayffet Chemor, el flamante secretario de Educación Pública. Y quiérase o no, allí está parte de la clave del futuro del gremio magisterial.

Visto, pues, el punto, todavía a estas alturas, fuera de territorio mexiquense pocos conocen qué es y cómo funciona el Sindicato Nacional de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM); nadie, por tanto, sabe que al menos 100 mil trabajadores del sistema educativo estatal —entre ellos poco más de 80 mil profesores de nivel básico— no están afiliados al SNTE y son controlados por un secretario general que responde exclusivamente, como lo hace toda la dirigencia, al gobernador en turno.

Por eso, no debe tomarse a la ligera que 13 de los 18 secretarios generales del SMSEM se hayan transformado de oscuros o medianos personajes de la enseñanza básica en poderosos políticos y encumbrados operadores del gobernador mexiquense en turno. Así pasó con Agripín García Estrada, Sixto Noguez Estrada, Manuel Hinojosa Juárez, Lauro Rendón Castrejón, Mario Domínguez Flores o Héctor Hernández Silva y, desde luego, Fernando Zamora Morales.

Todos, una gran familia, hicieron de los profesores un gremio dócil al servicio incondicional del Grupo Atlacomulco. Desde su concepción a principios de 1950, bajo los auspicios del gobernador Alfredo del Mazo Vélez, y luego de obtener su registro en 1952 en el sexenio de Salvador Sánchez Colín —ambos tíos del presidente Peña— el sindicato hizo de los maestros mexiquenses el ejército electoral de los priistas. Sin ser líder magisterial en la entidad, el ejemplo del encumbramiento y de lo que puede alcanzar un humilde profesor mexiquense lo representa Carlos Hank González, uno de los íconos de la corrupción del PRI.

La sumisión tiene sus recompensas: las mejores plazas sindicales y en las altas esferas de la burocracia estatal se obtienen a través de los servicios prestados a la Gubernatura y a la promoción de candidatos del Partido Revolucionario Institucional. Como se ha documentado, desde hace al menos dos décadas ningún profesor del subsistema educativo estatal obtiene un ascenso por vía escalafonaria. Y El SMSEM tiene un riguroso control de aquellos que participan en los procesos electorales.

En octubre de 2007 —cuando Peña ya vislumbraba entrar a la carrera presidencial—, un grupo de profesores afiliados al SMSEM decidió rebelarse y crear una nueva organización, el Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado del México (SUMAEM), liderado por Luis Zamora Calzada. Ese mismo mes, el gobierno peñista envió un mensaje sobre como trataría a la dirigencia magisterial: a los 28 fundadores del nuevo sindicato se les impidió la entrada a las escuelas en las que impartían clase.

Para sorpresa de los profesores, lo única respuesta que encontraron fue la declaración tajante de Enrique de que no permitiría ni aceptaría el divisionismo sindical. Y así fue como sin miramientos y sin una garantía de audiencia implementó una operación conjunta con funcionarios del gobierno para cesar de sus plazas a los profesores considerados como disidentes.

Las quejas y reclamos ante esta medida fueron llevados por el viento que les regresó una sentencia, la del entonces subsecretario de Gobierno, José Manzur: “La única forma de regresar a su trabajo es que se desistan de esta pendejada. Aquí no va a haber ningún sindicato. Mientras Peña esté, jamás les va a dar la toma de nota. […] El sucesor de Manzur, Luis Enrique Miranda Nava, no fue menos implacable pues ‘quiso cooptarme ofreciéndome un arreglo nada más entre él y yo, pero se enfureció cuando le dije que era sólo el representante del sindicato y que lo único que queríamos es que se actuara conforme a derecho’, denunció Zamora Calzada”, escribió el periodista Elpidio Hernández.

Profe en La Familia…. Michoacana

 

La historia del sindicalismo oficial mexiquense tiene otras enseñanzas que desdeñó la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el SNTE de plano se negó a ver. Como se documenta en Tierra narca —publicado bajo el sello de editorial Planeta en 2010: La primera semana de diciembre de 2005, todo Luvianos —por lo menos los ricos y algunos de los principales dirigentes del pueblo— se aprestaba a recibir al maestro Fernando Zamora Morales, secretario general del SMSEM, organización que dirige a unas ochenta y cinco mil personas en plazas de base, y a otras 20 mil de honorarios y diversas categorías. Zamora era uno de los mayores operadores del PRI en la entidad.

La ocasión pintaba para fiesta grande. El Profe, como lo llamaban  de cariño, no sólo era uno de los brazos políticos del gobierno del estado, a través del control de los maestros, sino candidato a diputado por un distrito electoral local con cabecera en Toluca. Dada su cercanía con el otrora gobernador Arturo Montiel y la especial amistad que le profesaba el sobrino de éste, Enrique Peña Nieto, pocos dudaban que en 2006 —después de los comicios del domingo 12 de marzo— El Profe estaría despachando en la Legislatura del Estado de México. Todavía el miércoles 7 de diciembre de ese 2005, nadie anticipaba su fracaso.

Sin embargo, el jueves 8 de diciembre fue un día que anunció una catástrofe. Muy temprano, en la mañana, en la Ciudad de México el periódico El Economista publicó una reveladora foto suya: uno de los tres jefes del narcotráfico en Luvianos en particular, y del sur mexiquense en general, le organizaba encuentros políticos con la gente de poder precisamente en el sur. La fotografía de primera plana del rotativo mostró a Zamora Morales montado a caballo, exhibiendo su popular cuerno de chivo y, con la rienda del animal, un misterioso personaje que sólo en ese momento pasaría inadvertido para las policías antinarcóticos de la Ciudad de México. Las del estado lo identificarían tres años más tarde.

Firmada por el reportero Rubén Torres, la historia tuvo otros matices, igualmente reveladores: “Se llama Fernando Zamora Morales y es el líder de uno de los gremios más grandes en el país, el SMSEM, integrado por unos ochenta y un mil profesores estatales. […] En la foto oficial del Comité Ejecutivo del gremio, el profesor Zamora aparece sonriente, perfectamente trajeado, junto a los otros treinta y cuatro miembros de la dirección sindical. […] En otra imagen, tomada hace unos meses, viste de rojo y está parado junto al entonces candidato a la gubernatura, Enrique Peña Nieto. Exultantes, sudorosos, ambos encabezan un mitin de campaña con maestros mexiquenses, que son utilizados de ese modo por el PRI, prácticamente desde la fundación del sindicato. […] Pero hay un lado más privado de este líder sindical: el que capta la foto que publicamos en la portada de nuestra edición de hoy. Igualmente sonriente, Zamora monta a caballo, en un rancho del municipio de Luvianos. Lleva puesta ropa informal y, en la cabeza, un sombrero calentano. Una veintena de personas tiene la vista fija en él, incluido un caballerango que lleva el animal por la rienda”.

Tres años después de publicada la misteriosa fotografía, en mayo de 2008, funcionarios de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) informaron que aquel misterioso personaje que sostenía las riendas no era un caballerango, sino Albert González Peña, El Coronel o El Tigre, cabecilla del grupo criminal conocido como La Sagrada Familia.

Si existió alguna investigación, nunca se conoció. El domingo 12 de marzo de 2006, Zamora perdió la elección en Toluca, pero más tarde sería rescatado por los peñistas, quienes lo llevaron a la Secretaría General de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) del PRI mexiquense y en 2009, con el aval de Peña, lo designaron candidato a diputado federal. Hoy despacha cómodo en una curul del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Ahora bien, después de este breve panorama, no es aventurado decir que el país se está moviendo a un inevitable desastre, propiciado por un proyecto de nación que tiene sus raíces en el control, el hostigamiento y la desacreditación de todo aquel que no esté dentro del “huacal”—como se diría coloquialmente. Tampoco es una sinrazón volver la vista al Estado de México, que Enrique presume como el bello lugar que lo vio nacer, sino como un lugar en el que Peña afianzó una idea de gobierno, cualquiera que ésta pueda ser.

*Autor de Los amos de la mafia sindical; Los Golden boys; Negocios de familia, la biografía no autorizada de Enrique Peña Nieto, y Tierra narca.

 

**Maestro en Economía por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), con especialidad en Ciclos Económicos.

Los patrones

* Por ejemplo un cómic o novela gráfica. Es una donde los personajes son animales superhumanizados y no demuestran ninguna emoción. Si cogen o corren, el gesto es igual para todo. Si los mutilan o entregan un premio, no hay diferencia. Viven en ciudades y tienen necesidad de un periódico o un automóvil. Escrito y dibujado por Jason, un noruego que se llama John Arne Sæterøy y que firma así porque cree que se oye bonito, el trabajo Un Paso en Falso es un poco lo que sucede en Toluca.

 

Miguel Alvarado

Parte del chiste de la vida consiste reírse de uno mismo. No importa en qué situación se encuentre, si es un duelo o una fiesta o si se va al estadio Azteca para ver a la selección mexicana por primera vez y se encuentra con que un grupo de negros lindos le aplican la macumba a los esclavos de Emilio Azcárraga. La risa será siempre terapéutica y uno se ríe, pero de lejos, cuando la nota diaria en la ciudad habla de algún muerto. No debe resultar tan gracioso cuando un líder ambulante es acribillado en pleno mercado, ni siquiera porque se le conoce  como El Rambo. Ni tampoco debe resultar cómico que los nuevos gravámenes confundan más en lugar de clarificar los tipos de pagos que deberán hacerse. Por un lado, se escucha a quienes les molesta que la comida y las medicinas no lleven IVA, pues se beneficia “a quienes más tienen”. Por otro, las mascotas, los alimentos de mascotas, los chicles, los conciertos de rock, los refrescos y las colegiaturas se aprestan para expedir  facturas. ¿Quiénes son los que más tienen? ¿Para qué quieren tener? ¿Quién se beneficia poniéndole impuesto a los chescos? ¿Qué tienen que ver la comida y las medicinas en el proyecto político de Peña Nieto? ¿En qué puede trabajar Peña cuando deje la presidencia? ¿Y por qué nunca la dejará?

México, país de jodidos, pervive entre estratagemas de ficción que no ocultan ninguna realidad ni establecen sistemas de opresión. Sólo le dice, al grueso de la población, que no se vive tan mal y que no está de más echarse una carcajada de vez en cuando. Ah, y que está acostumbrado a los jodazos. Y eso es todo. La maquinaria de lavar el cerebro también está atrofiada pero ni falta que hace. Ya se entiende que todo está al revés y que no se puede vender pepitas en una esquina porque también hay un impuesto que tal vez no es legal, pero que sí pasa para una especie de “sindicato” muy acomodado a la manera de la extorsión para quienes piensan que esa opción, una de las últimas para algunos, está libre de reformas y reformadores.

Por ejemplo un cómic o novela gráfica. Es una donde los personajes son animales superhumanizados y no demuestran ninguna emoción. Si cogen o corren, el gesto es igual para todo. Si los mutilan o entregan un premio, no hay diferencia. Viven en ciudades y tienen necesidad de un periódico o un automóvil. Escrito y dibujado por Jason, un noruego que se llama John Arne Sæterøy y que firma así porque cree que se oye bonito, el trabajo Un Paso en Falso es un poco lo que sucede en Toluca. Y es que uno de los personajes vive en un nido de palomas, como las casas de Infonavit que se mandó hacer el gobierno para sus ínclitos trabajadores. Otros, los que hacen de papás, llegan a sus casas en palos saltarines, que equivale a los autobuses que traquetean por las calles de la capital. Pero eso es lo de menos. Todas las ciudades son iguales, la misma distribución de pobres y ricos y los que de un momento a otro se pasan al bando que les dicta su economía. Y comen alimento parecido a los fast foods, como todos los que no encuentran calma. Todo eso enmarca una serie de historias de terror que nada tienen que ver con zombies o fantasmas desensabanados pero sí con la realidad cruda de cualquier persona que se enfrenta a la cotidianidad de la muerte, por ejemplo, o el desamor después del sexo o la pérdida del mejor amigo, cuando uno es apenas un cachorro.

Jason parece haber vivido cada uno de los cuadros que dibujó. Un paso en falso es más o menos eso, la seguridad de los conceptos establecidos hechos añicos nomás porque sí, porque a cada cosa corresponde una reacción y también porque uno se merece lo que le llega, bueno o malo. El tal Jason descubre, sin embargo, que no hay peor situación que la que no sucede, la que siempre se espera y nada más no llega, aunque se haga lo posible.

O por ejemplo una foto. Un niño observa cabezas de maniquí, que anuncian gorras deportivas, del Atlas, para empezar. Al fondo, juguetes de plástico en fundas imposibles promueven el negocio más remunerable del momento. El sicariato también empieza como una carrera cualquiera. Si no se practica desde pequeños, luego se hace más difícil. Los juguetes encantan y matan de a poquito. Una vez la abuela fue a comprar pan y se llevó a los nietos. Al regresar, la mesa estaba llena de animales de goma y otras linduras. Del pan nunca más se supo nada. Pero el niño de la tienda ha sido obligado a trabajar. No le gusta, porque ¿a quién le gusta? Y acomodar ropa de señora y cachuchas para pelones no parece ser algo que signifique, aunque represente el pan de cada día. En Toluca, un niño que trabaja gana unos 200 pesos diarios, si es que botea como es debido. La limosna que significa aquello puede moldear una risa preciosa, como cristalina. Lo malo es que el niño que botea siempre tiene empleadores, que han de cobrar una comisión cercana al 75 por ciento. Ser niño o mejor, ser un niño empleado por ese salario definitivamente no tiene ningún precio. Ningún costo, dirían los patrones.

Las conexiones

* Interesante es la demanda que la madre de Paulette interpuso contra la Procuraduría estatal por un monto de 500 millones de pesos debido al trato que recibió y los daños morales que, aduce, le infringieron durante la investigación. El gobierno del Estado de México, ya con Eruviel Ávila al frente, ha determinado a sus abogados alargar lo más que se pueda el caso para evitar el pago si se llegara a perder en los juicios correspondientes. Este texto forma parte del libro Los Golden Boy’s, del periodista Francisco Cruz, editado por Planeta en el 2012.

 

Francisco Cruz Jiménez

En la interminable lista de los empresarios que se han integrado a la política, sobresale el nombre de Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), hermano de Pablo Funtanet, presidente del desarrollo inmobiliario Bosque Real, uno de los más caros de América Latina, dirigido a quienes tienen ingresos anuales mínimos de 60 mil dólares.

Ambos son hijos del fallecido Pablo Funtanet Martí, uno de los grandes desarrolladores de los fraccionamientos de lujo en Huixquilucan como La Herradura, Country Club, Hacienda las Palmas, Interlomas, Tecamachalco, así como creador de Reino Aventura hace 30 años, hoy Six Flags.

Fue, además, socio de la familia Peralta y de Carlos Slim. El 2 de abril del 2010, Alfa, diario de Toluca, publicó el lanzamiento del proyecto Bosque Real, donde se argumenta que  “se requirió de un nuevo financiamiento y una nueva reestructura que reacomodará a nuevos socios en el Consejo de Administración de Bosque Real. Dicho consejo está a punto de concretarse en esta semana con personalidades como los empresarios Marcos Fastlicht —suegro del propietario de Televisa, Emilio Azcárraga Jean—, Marcos Salame, Simón Galante y Marco Antonio Slim Domit —hijo de Carlos Slim—, que adquirirán con una inversión de 500 millones de dólares, la mayoría de acciones.”

En 2006, Pablo Funtanet se encontró en medio de un escándalo que involucraba un asesinato, cuando uno de sus escoltas mató a José Luis Belmar en un accidente de tránsito en el Viaducto, pero nadie resultó detenido. Otro similar lo había protagonizado su hermano el 21 de mayo de 2004, cuando, según la Procuraduría mexiquense, Francisco Funtanet mandó a sus guardaespaldas, que además eran policías estatales, a golpear a Enrique Vargas del Villar en una fiesta privada. Pero no sólo coinciden en estos incidentes, sino en ser una importante conexión con la familia Gebara Farah.

En la trayectoria de Francisco Funtanet se puede apuntar que fue presidente de la Asociación de Industriales del Estado de México y coordinador general de Enlace Institucional mexiquense con Montiel. Luego fue secretario estatal de Desarrollo Económico y presidente del Consejo Coordinador Empresarial Mexiquense. Hoy es diputado estatal por Huixquilucan, abanderado por el Partido Verde Ecologista.

Pablo Funtanet, por su parte, fue presidente del Comité de Apoyo al ex candidato priista para la presidencia, Francisco Labastida, en la zona uno del estado de México. Y, en 1996, fue uno de los beneficiados por la compra a bancos de cartera, pues se le otorgaron dos pagos, uno por 18 millones 530 mil pesos y otro por 31 millones 216 mil 507.

Las abuelas de Paulette, Dora de Rahal y María Teresa Rubiera de Gebara revelan otra conexión. El periodista Ricardo Ravelo, de Proceso, en la edición 1722 escribió que “en el año 2000, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco recibió una queja: funcionarios del penal federal de Puente Grande presionaban a un grupo de custodios para que se integrara al ‘equipo’ que, en vez de cuidar, atendía, entre otros capos del narco, a El Chapo Guzmán.

Su presidenta, Guadalupe Morfín, le informó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cuyos visitadores fueron a Puente Grande, pero sólo para sumarse a las presiones contra los denunciantes. Enterados también de esto, nada hicieron José Luis Soberanes y su equipo, en el cual estaban los actuales candidatos a presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia y Mauricio Gebara. En enero de 2001, ya con Fox en la Presidencia, ocurrió la fuga del capo sinaloense.”

Ravelo hace un recuento de la época en que el narcotraficante se fugó en Puente Grande, Jalisco; y el nombre de Mauricio Gebara Rahal se esfuerza por aparecer: “De acuerdo con las investigaciones, de la corrupción que minó la seguridad de Puente Grande, así como del ‘trabajo sucio’ realizado por los visitadores, estuvieron enterados en aquel entonces Raúl Plascencia Villanueva y Mauricio Gebara, dos de los más fuertes candidatos para relevar a Soberanes Fernández en la presidencia de la CNDH. El primero fungía entonces como segundo visitador, en tanto que Gebara Rahal despachaba como administrador de la comisión.”

Un último eslabón en la cadena de los Gebara-Farah es Amanda de la Rosa, la amiga veracruzana de Lizette Farah, cuyo nombre completo es Amanda de la Rosa Fricsione, otra habitual de las secciones de sociedad en Xalapa. Ella fue identificada primero como Amanda de la Rosa Moreno, cambiando su último apellido, que la emparenta con Domingo Pérez-Jácome Friscione, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda desde el 15 de enero del 2008 y, a su vez, con Dionisio Pérez Jácome, jefe de Oficina del Programa de Gobierno del estado de Veracruz y secretario de Comunicaciones en la administración  de Calderón.

A dos años de la muerte de la niña, el misterio no se ha despejado. Si eran amigos personales de Peña Nieto y patrocinadores de campañas gubernamentales, sólo ellos lo saben con certeza. Ni siquiera dos libros y nueve borradores que se quedaron en los archivos de diferentes casas editoras lo pudieron asentar con claridad. Pero los tiempos políticos ubicaron a los Gebara, una especie de empresarios de la buena voluntad ajena, en una palestra pública cuando su fundación ganó los 30 millones de pesos. Nadie cuestiona todavía la efectividad de ATM ni la probidad de Gaxiola, pero el extraño entorno en el que se desarrollan sus programas no deja de llamar la atención.

Otro asunto interesante es la demanda que la madre de Paulette interpuso contra la Procuraduría estatal por un monto de 500 millones de pesos debido al trato que recibió y los daños morales que, aduce, le infringieron durante la investigación. El gobierno del Estado de México, ya con Eruviel Ávila al frente, ha determinado a sus abogados alargar lo más que se pueda el caso para evitar el pago si se llegara a perder en los juicios correspondientes.

Mientras tanto, para el periódico electrónico Reporte índigo, sí existe una red de complicidad política y empresarial entre Peña y los Gebara, pues señala que Mauricio  lo conoce personalmente. Para probarlo, realizó un árbol de relaciones que comienza con el empresario José Luis Chaín—cercano a Enrique Peña y Mauricio Gebara—, dueño de clubes de golf en Valle de Bravo y Avándaro, sus terrenos son sede para eventos de ATM. Mauricio Gebara Rubiera, padre del progenitor de Paulette, es compadre de Chaín y Pablo Funtanet. Pablo es padrino de Tony Gebara. Según Reporte Índigo, los Funtanet son los pilares económicos de Peña Nieto.

Otro nombre que aparece es el de Juan Carlos Herrera Velhagen, casado con una hija de Chaín, pero, además,  socio de GH Grupo Inmobiliario, la empresa que manejan Mauricio, Tony, Christopher y Margaret Gebara, a cuya sombra nació ATM.

“Las elecciones presidenciales están por suceder y Peña será el candidato priista rumbo a Los Pinos. La recaudación de dinero comenzará apenas sea designado por su partido como el aspirante oficial y es allí donde entrarán en acción algunos de los apellidos que aparecen en la historia. No tendrían por qué no participar esta ocasión. Toda la vida lo han hecho y si un premio como el de Iniciativa México puede ser usado como parte de la campaña, lo harán. Ya lo hacen.”

Sobre esta línea de relaciones, Alfredo Castillo Cervantes comprendió que su nuevo encargo necesitaba de publicidad y que no bastaban los golpes de suerte mediáticos, de los que se ufanaba por meses, aunque el resultado de los procesos no se diera a conocer al público. Así, se enroló en las filas de los comentaristas del diario El Universal, donde narraba “casos estremecedores,” que sus funcionarios enfrentaban y resolvían con atingencia inusitada. Siempre estuvo ahí, en medios masivos, otorgando entrevistas y puntos de vista, aunque los resultados reales eran otra cosa.

Los casos impunes de feminicidio en la entidad mexiquense, en el sexenio peñista, sumaron 922, según datos del Observatorio Ciudadano del Femenicidio. Otros casos, como la fuga del asesino César Armando Librado Legorreta, ‘El Coqueto’— el 27 de febrero de 2012— ubicaron a su dependencia en el centro de una serie de burlas en redes sociales y a Castillo, como un hombre con poca suerte, a quien el lado político se le daba muy bien mientras la efectividad laboral no interfiriera.

Mariana

* Rodolfo Domínguez, abogado de la familia de Mariana Lima, explicó que el caso fue atraído por la SCJN luego de que se agotaron y no resultaron favorables una serie de recursos jurídicos presentados como lo mandata la ley penal mexiquense, tales como el amparo y la revisión.

 

Anaiz Zamora Márquez

México, DF/ Cimac.  La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo el caso de Mariana Lima Buendía, joven presuntamente asesinada en el Estado de México en junio de 2010, al considerar que la falta de investigación con debida diligencia, la no aplicación de protocolos de investigación con perspectiva de género, y la impunidad con la que se resolvió el homicidio, son cuestiones de interés y trascendencia para la sociedad mexicana.

El miércoles pasado, la Primera Sala de la SCJN decidió ejercer su facultad de atracción en el caso de la joven de 29 años presuntamente asesinada por el agente judicial mexiquense Julio César Hernández Ballinas, en el cual las autoridades mexiquenses se han empeñado en afirmar que fue un suicidio y no un caso de feminicidio.

Presentado para su admisión por el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, el caso abre la posibilidad de que la SCJN siente jurisprudencia sobre la adecuada forma de indagación en estos delitos, pues es el primer caso de feminicidio que atrae la Corte y en el que se analizarán las faltas e irregularidades que se cometieron en las investigaciones.

Rodolfo Domínguez, abogado de la familia de Mariana Lima, explicó a Cimacnoticias que el caso fue atraído por la SCJN luego de que se agotaron y no resultaron favorables una serie de recursos jurídicos presentados como lo mandata la ley penal mexiquense, tales como el amparo y la revisión.

Informó que en febrero pasado se presentó una solicitud de ejercicio de facultad de atracción ante la SCJN exponiendo que el caso se mantiene en la impunidad, pues en todo momento las autoridades se han negado a abrir una línea investigación para resolver el caso por violencia feminicida, como se denunció desde un principio, y además las pesquisas no se han realizado con la debida diligencia.

El 28 de junio de 2010, según las declaraciones de Julio César Hernández, la joven se quitó la vida ahorcándose, aunque el cuerpo se encontró acostado en la cama. El policía judicial argumentó que había movido el cuerpo de lugar.

En ese momento comenzaron las irregularidades en el caso. Las autoridades realizaron una inspección de sólo 10 minutos al levantar el cuerpo, no resguardaron las evidencias y no acordonaron la zona. Sólo se quedaron con la versión dada por el judicial mexiquense.

Cabe mencionar que el presunto homicida nunca fue detenido, pese  a que la joven sostenía una relación sentimental con Hernández Ballinas, de quien sufrió violencia física, sexual y psicológica que en su debido momento fue denunciada como parte de la tipificación del delito de feminicidio en el Edomex.

Domínguez consideró que la decisión de la Corte es de suma importancia para toda la población y especialmente para las mujeres que buscan acceder a la justicia, pues la SCJN al indagar si se investigó de manera adecuada el caso y si se cumplieron o no los procedimientos y protocolos mandatados para el delito de feminicidio, sentará las bases para otros casos y fijará criterios sobre cómo se debe proceder con relación a la violencia feminicida.

Cabe destacar que además de contar con el tipo penal de feminicidio, las autoridades  mexiquenses cuentan desde abril de 2010 con el Protocolo de Actuación e Investigación del Homicidio desde la Perspectiva de Feminicidio.

Además –resaltó Rodolfo Domínguez– con este caso también se abre la posibilidad de determinar la aplicación y alcance de la sentencia de 2009 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) contra el Estado mexicano, resultado de la impunidad, negligencia y violación a Derechos Humanos (DH) con las que las autoridades mexicanas se manejaron en el esclarecimiento de tres de los ocho casos de jóvenes asesinadas y encontradas en 2001 en el Campo algodonero de Ciudad Juárez.

A decir del abogado integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, en este caso se “están repitiendo las mismas violaciones a DH por las que fue sentenciado México en 2009”, y recordó que la sentencia de Campo Algodonero mandató acciones para la no repetición de los hechos, que no se han llevado a la práctica.

Domínguez acotó que se está en espera de que se determine quién va a ser el ministro ponente del caso, a quien corresponderá realizar la propuesta de resolución que será discutida por la Primera Sala de la Corte, aunque no hay un plazo específico para ello.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 484 seguidores