La autopista del licenciado Peña Nieto

* Xochicuautla, un pueblo de 5 mil habitantes en el municipio de Lerma, a 40 minutos de Toluca, está a punto de cambiar para siempre. Una supervía, construida por el empresario Juan Armado Hinojosa, atravesará parte del lugar y arrasará con una forma de entender la vida, construida al paso de los siglos por la nación otomí. El gobierno del mexiquense Eruviel Ávila comenzó un proceso de expropiación que por ahora ha sido detenido por amparos interpuestos por los afectados, pero la activación de las obras del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, con el cual se conecta la autopista, podría cambiar todo llegado septiembre del 2015.

 

Miguel Alvarado

Xochicuautla, Lerma; 17 de febrero del 2015. Ignacia y su familia juegan con las flores cortadas al paso, nacidas al pie de su propia altura y se abrazan, afuera de su casa, junto a una varilla metálica envuelta en plástico que fosforesce, clavada en el césped. Muy juntos, se acompañan mientras apuntan sus dedos a la señal, límite de la carretera que pasará por allí, descifrado el mensaje que envía desde el óxido el gobierno administrado por el Grupo Atlacomulco. Para la familia ésos qué, ésos no eran nadie, ni siquiera cuando llegaron, hace ocho años, montados en la ola del confuso progreso que dictaba que encima de propiedades de la nación otomí habrá una autopista con centro comercial y de negocios como Santa Fe, en el Distrito Federal. Ésos no eran nadie hasta que en Xochicuautla se enteraron de que les quitarían sus casas, los llevarían a vivir a otro lado, arrasando de paso 960 mil metros cuadrados del Gran Bosque de Agua, parte de las 235 mil hectáreas que proveen de agua a los valles de Toluca y México. Según estudios de la UNAM, cada año se pierden 2 mil 400 hectáreas de ese bosque, “equivalente a nueve campos de futbol, diariamente”.

Los policías estatales, enviados por la administración del gobernador priista Eruviel Ávila, dicen a los vecinos que “si no se quitan los vamos a quitar”. La amenaza no se ha cumplido pero las varas amarillas permanecen encajadas como señal del futuro. Lo que se avecina es un centro comercial de primer mundo para que la autopista la autopista Aeropuerto Toluca-Interlomas Naucalpan- Nuevo Aeropuerto Ciudad de México tenga razón de ser, y un superfraccionamiento en Atarasquillo, Lerma, llamado Reserva Santa Fe, descrito por sus constructores, Taller de Operaciones Ambientales (TOA), como un “plan maestro diseñado dentro de una reserva ecológica, integrando zonas de conservación y restauración del bosque con un desarrollo residencial de bajo impacto ambiental. Fueron incluidas estrategias de restauración, captura y reutilización de agua, producción de energía, producción de alimento e integración comunitaria; así como un monitoreo del desempeño ecológico del sitio buscando generar prácticas de diseño y estilo de vida en México para comunidades de bajo impacto”.

Resbalosa y verde, en esa ladera escuchamos niños cantando y pensamos que allí había amor y odio y caminamos hacia ellos, cuidándonos de no caer. Se ocultaban en la maleza y los árboles que yacen. Los niños, tragados por las yerbas, cantaban lo mismo que se oye en la Tierra Colorada de Guerrero. Su “Zapata vive…” no tenía fecha de ayer ni era artilugio de protestas multitudinarias. Sólo cantaban porque sí.

Los que andan se detienen, prestan atención y observan. El canto parece que nace de los troncos.

Zapata vive. Xochicuautla sigue.

El Taller de Operaciones Ambientales no le ha preguntado a nadie en Atarasquillo si quieren ese superdesarrollo sustentable, pero en su página web fotos de los escenarios vislumbran lo que será ese proyecto. El perfil de TOA incluye el diseño del Parque Bicentenario de Metepec, en el 2008, para el gobierno del Estado de México, que se disfrazó como un triunfo ecologista de los vecinos de la zona, pero que en realidad representó un primer paso para la privatización de un predio público.

“Esta es la autopista del licenciado Peña Nieto”, les dicen a los vecinos los granaderos, cuya ausencia es más siniestra que sus patrullajes en los límites de un cerro condenado a la extinción por el trazo de la carretera, a cargo de Autovan desde el 2007, una empresa de Juan Armando Hinojosa, quien mantiene contratos vigentes en todo el país por casi 50 mil millones de pesos y que para esta carretera obtuvo 2 mil millones del erario público mexiquense, en el 2013. Y es que la obra era una promesa de campaña de Peña, cuando buscaba la gubernatura mexiquense.

Para que los comuneros aceptaran el plan, que arrasa ya con un ecosistema que sustenta a la región de una forma para entender la vida, Hinojosa les ofreció hasta 50 mil pesos a cada uno para conciliar y otras prebendas que, en conjunto, representaban cerca de 13 millones de pesos, en el marco de asambleas simuladas, forzadas para obtener la aprobación. Pero las denuncias y resistencia de los directamente afectados al final surtieron efecto, cuando “el 15 de mayo (del 2014) el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Segundo Circuito anuló la asamblea general de comuneros de San Francisco Xochicuautla”, recuerda el semanario Proceso.

Los gobiernos apoyan de manera incondicional a la empresa de Hinojosa Cantú. La alcaldía de Lerma, por ejemplo, publicaba en el 2012 una resolución donde afirmaba que la región “carece de algún valor histórico, social o cultural” Eso se usó como punta de lanza para que, en el 2012, el gobernador Eruviel Ávila recurriera a la expropiación directa de tierras, como publicó la Gaceta de Gobierno del Estado de México el jueves 4 de octubre del 2012, en el número 66. En ese decreto, el gobierno mexiquense justifica que es “un factor determinante para el desarrollo económico y social de la Entidad, la consolidación ampliación y modernización de la red de autopistas de altas especificaciones que hagan más segura, económica y confortable la interconexión de polos de desarrollo industrial, turístico, comercial y en general el transporte de bienes y personas; destacando que esta obra carretera, enlaza directamente con el Aeropuerto Internacional de Toluca, a toda la zona norte y noreste de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, lo que significa una enorme aportación al desarrollo socioeconómico no solo para el Estado de México, sino para todo el centro del país”.

Los amparos, para los afectados, sólo funcionaron en el papel. La obra, iniciada hace ocho años sin existir todavía un decreto, es un ejemplo de impunidad. El bosque, detrás de las casas, es devorado por talamontes nocturnos que ganan, silenciosos, metros para Autovan.

Para el gobierno federal, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México no puede quedar incomunicado en la intrincación de pistas de cuota que marginan a quienes no puedan pagar los peajes y que cortan el paso común. Modernas fronteras internas, esas vías, construidas sobre propiedades comunales o privadas, usan dinero público para un negocio privado cuyos beneficiarios están relacionados con las familias en el poder.

La paciencia está de parte de los contratistas. El nuevo aeropuerto de la ciudad de México debió esperar quince años luego de que los comuneros de San Salvador Atenco defendieran sus tierras en el 2001 y en el 2006 sufrieran una de las peores represiones de parte del gobierno de Enrique Peña, entonces Ejecutivo mexiquense. Si las tierras del ex vaso de Texcoco no se vendieron por las malas, la Conagua montó una campaña silenciosa para comprarlas con otra excusa: la recuperación del entorno. Hace un año, ya había tierra suficiente para el aeropuerto y casi nadie se dio cuenta. Ahora, anunciadas las inversiones por 169 mil millones de pesos, es cuestión de tiempo para que todo cambie de manera radical.

En Xochicuautla, los afectados por Hinojosa denuncian que una compañía, Di Terra Consultores Ambientales, con sede en Metepec, Edomex, ha capturado y se ha llevado a los animales cuyo hábitat eran esos cerros, contratada por el gobierno estatal. Ese bosque es un silencio que desde la ceguera empresarial lanza una alerta que por lo pronto advierte que, además de Xochicuautla, otros poblados como Huizapa están en la mira. Los sitios emblemáticos de la nación otomí ya están afectados. La Cañada de Alférez está cercada, privatizada. La Campana, lugar donde se cree se originó la vida; La Palmita; la Piedra China; el Cerro de la Verónica o El Llanito, donde aparece la Virgen de Guadalupe, serán arrasados y se prepara el desvío de manantiales y ríos subterráneos hacia el DF.

“Con la construcción de la autopista se verá truncada la ruta sagrada Ndañu-Donikjä, en la cual se realizan diversas festividades ñhañhus milenarias, entre ellas la ceremonia del Fuego Nuevo. Esta ruta sagrada se hace anualmente desde la comunidad indígena de San Lorenzo Huitzizilapan hasta el punto más alto del municipio de Lerma. También quedarían cortados de tajo los senderos sagrados que conducen desde el lado norte hacia el santuario de Nacelagua, el cual, además, ha sido privatizado en 99 por ciento al venderse para la construcción de un fraccionamiento privado de lujo denominado Reserva Santa Fe, en lo que son parte de los terrenos de Santa María Atarasquillo, que fue el primer ejido en privatizar parte de sus tierras tras la reforma agraria impulsada por Carlos Salinas de Gortari”, apunta el Frente de Pueblos.

San Francisco Xochicuautla es una población de Lerma, a 40 minutos del centro de Toluca y separada de la cabecera municipal por un tramo carretero donde puede verse el trazo de la autopista, que espera imperturbable. Con unos 5 mil habitantes, el 14 por ciento hablante de alguna lengua indígena, conserva todavía tradiciones prehispánicas iniciadas por las comunidades ñhato, otomíes del Alto Lerma, protegidas por convenios internacionales y avaladas por el gobierno mexiquense y federal en su momento, y que ahora niegan, para que allí pase, por 300 hectáreas de bosque, la autopista.

Xochicuautla comparte el mismo destino carretero con los poblados de Huitzizilapan y Santa Cruz Ayotuxco, involucrados también en el trazo que Autovan presentó, y que tiene un costo estimado de 3 mil millones de pesos. Incluso, en septiembre del 2013, el propio presidente de México, Enrique Peña, firmaba ante la ONU documentos que garantizan respetar a la nación otomí, recuerda el periodista David Galeano.

Francisco Reyes Flores, de 25 años, es uno de los vecinos afectados. Campesino de la comunidad, fue detenido por la policía del Estado de México el 3 de noviembre del 2014, al mediodía, cuando los pobladores se dieron cuenta de que la empresa Autovan reanudaba las obras. Encabezados por el doctor Armando García Salazar, delegado y representante, presentaron amparos y argumentos que demostraban a los empleados de Hinojosa que no tenían derecho a reactivar los trabajos.

Cuando llegaron, ya había granaderos para proteger a los de Autovan. Una multitud presenciaba aquello y el Consejo Supremo, del lado de los colonos, decidió formar un comité de cinco personas para dialogar. La llegada de medios de comunicación no ayudó en nada y ese primer intento de acuerdo se rompería. Los dichos de los comuneros son grabados por las cámaras: los de Autovan permanecieron silenciosos, no respondieron a las peticiones para mostrar documentos que les permitieran continuar las obras. Finalmente, los medios se retiraron y en ese momento Autovan reaccionaría.

Los granaderos, en fila, esperaron la orden del comandante mientras los de Autovan regresaban a trabajar. La gente volvió a oponerse y esta vez ocho personas formaron una valla para impedir el avance.

-Nosotros traemos la autoridad –les decía el encargado de la obra.

Acto seguido, los granaderos apresaron a los colonos.

– ¿¡¡¡No que muy cabrón!!!? – increparon los gendarmes a Francisco Reyes, mientras lo arrastraban, aunque todavía alcanzaba a preguntarles qué había hecho.

La respuesta  viene en una patrulla. Francisco se ve levantado en vilo, aventado boca abajo y aunque se queja diciendo que ha sido lastimado, sólo obtiene un “¡cállate o aquí te rompemos la madre!”.

Luego, junto con otras siete personas, fue llevado a la Procuraduría, donde permaneció detenido 48 horas, en espera de que alguien los denunciara por algún delito. Nadie acudió y los colonos fueron liberados.

– ¿Te han amenazado después?

Los árboles crujieron y el silencio se recargó, escurriéndose en lo oscuro.

– No, no soy delincuente para que me anden amenazando, pero si llegara a pasar lo voy a publicar. Aquella vez nos quisieron interrogar antes de que declaráramos, pero nos negamos. La gente nos apoyó, nos defendió, junto con un abogado particular.

Luego voltea a ver el bosque, donde se observa el avance de los talamontes que atestigua árboles arrancados, abandonados en las brechas.

– Siembro maíz, el haba. A mi patrimonio se lo va a llevar la autopista. Los de Autovan alegan que una asamblea, la del 30 de abril del 2012, les da el poder de entrar a las tierras y trabajar en la obra. Pero todas las asambleas se han caído porque nosotros obtuvimos amparos que las anulan.

Esas reuniones fueron custodiadas por hasta 800 granaderos, estatales y municipales. En 1951 un decreto presidencial otorgaba a los otomíes la posesión comunal de mil 902 hectáreas. La Federación, ahora, desconoce esos tratados. El amparo 647/2011, emitido por el Tribunal Colegiado de Toluca y que mandataba al magistrado del Tribunal Unitario Agrario con Distrito Nueve, fue obtenido el 14 de agosto del 2012 y ordenaba una sentencia en la cual se comprueba que no hay ninguna causa que perseguir, ningún acuerdo realizado era válido y que las obras se debían detener. Desde esa fecha Autovan ha manejado todo de otra manera y eso incluye la intimidación con granaderos, la ocupación de calles y caminos con agentes de la policía que han comenzado por molestar a quienes pasan por allí, acosando a las jovencitas o solamente hablando a gritos sobre los que les va a pasar a quienes no se vayan. Otro amparo, el 503-2013 del 27 de mayo del 2013, ordenaba la suspensión provisional de las obras.

Pero esos documentos no le importan a Autovan. Con 109 comuneros a favor de la autopista y aprovechando que el resto -en total son 442- abandonara las asambleas, Autovan consiguió autorización para una ocupación previa. Así, la compañía comenzó a abrir brechas y establecer trazos para la autopista, de 22 kilómetros de largo, violando aquel amparo. Incluso la empresa ya ha realizado un pago –a los cuatro comisariados- para ejecutar el trabajo.

La autopista tiene la forma de una luna, la luna de una uña. El pueblo queda dentro pero las propiedades de los afectados son atravesadas por ese trazo, que invade primero la casa del delegado Armando Martínez, pero además destruye uno de los lugares de reunión para los otomíes, considerado como sagrado, la Primera Capilla, que marca el inicio de un camino de peregrinos. El trazo continúa hasta el Cerro de la Campana, cerrando el paso a los celebrantes.

El objetivo fundamental de pasar la carretera precisamente por estos puntos es quedarse con afluentes de agua y que riegan una gran parte de Lerma y Toluca. El trazo carretero reducirá en 250 millones de litros la producción de agua. Los mantos apenas contienen 30 por ciento del agua que un día acumularon. Actualmente, en la región hay el triple de pozos autorizados por la Comisión Nacional del Agua, operando sin control alguno. La carretera pasará entre las ciénegas de Chignahuapan y Chimaliapan, pertenecientes al Lerma, según datos del Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra.

Porque en Atarasquillo estará el nuevo complejo Santa Fe, en un llano llamado La Sabanilla, que ya se eligió para zonas residenciales, un complejo de la Coca-Cola, otro de la Nestlé y un club de golf. A los actuales dueños se les ha ofrecido mil 500 pesos por metro cuadrado y ya hay inversiones chinas y francesas para esos procesos. La construcción del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México comenzará en septiembre del 2015 y eso también afectará a las obras que lo complementan.

En la casa del delgado Armando Martínez, médico de profesión, un hombre trabaja sentado frente al enorme ventanal que domina Xochicuautla. Inmóvil, sólo sus manos se mueven en el oficio que practica y que alumbra el sol que entra. Xochicuautla a lo lejos, un valle desde esa altura, no parece, todavía, una población a punto de cambiar para siempre. Pero Martínez borra de inmediato esa idea y sostiene que el ecosistema será diferente porque un segmento del bosque y sus afluentes dejarán de existir. Los animales serán arrancados de sus hábitats y las tradiciones otomíes enterradas para siempre, a pesar de estar protegidas por tratados internacionales.

Pasaron los perros cruzando, regresando o gruñendo por brechas todavía más largas.

Debimos ver al sol puliendo el bosque, creciendo sobre cimientos de concreto, deshojándose en los ojos que nos seguían, pero no lo hicimos.

Y aunque algunos voltean y miran, no dicen qué, qué habrían de decir cuando sobrevuela un helicóptero de la policía del Estado de México destellando su ojo único de vidrio. Los ruidos del bosque fueron borrados por las hélices y las sombras dispersadas en el aspaviento.

Lo esperábamos.

Después llegaron los granaderos, a rondar por ahí.

Ignacia abraza los árboles mientras sus hijos la abrazan a ella.

El guión es este: no vayas todavía: está oscuro y las luces aún no se encienden en Xochicuautla.

El Barco Ebrio

*

A nadie se le desea que, sacándose un premio, se dé cuenta de que tiene que llevarse a su casa un elefante o una víbora de cascabel. Pero eso sucederá en la mayoría de las elecciones para alcaldías, diputaciones federales y locales en el Estado de México, el próximo 7 de junio.

*

Eso sucederá porque todos los municipios de la entidad están en perfecta paz. No hay inseguridad, porque ya lo dijo el secretario general de Gobierno, José Manzur, y él nunca miente. También porque el Instituto Electoral del Estado de México se afirma como un ejemplo de organización y de cómo un sistema bien implementado rinde los frutos deseados a los que participan de éste. Nadie duda del funcionamiento del IEEM ni de que las elecciones lleguen a buen puerto.

*

El único problema es que ese ejemplo de organización que es el IEEM está diseñado para la corrupción. Funciona, y funciona muy bien. Tanto, que a pesar de pruebas y denuncias no ha pasado nada con los implicados. Y de José Manzur, él nunca miente, al menos en privado.

*

Una denuncia que circula en redes sociales dice textualmente: “Empleados de la dirección de organización del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), que encabeza Jesús George Zamora, están obligados a pagar mensualmente “un diezmo” de su sueldo, el cual deben entregar en efectivo a Julieta Sandoval, sobrina política de Horacio Duarte Olivares (hija de su primo hermano) y financiar de esta forma al Partido Movimiento Ciudadano en la entidad.

“Hasta hace algunos meses los diezmos que se recolectaban en la Dirección de Organización del IEEM, se depositaban en cuenta que estaba a nombre de Horacio Duarte Olivares, cuenta que se encontró activa hasta el 18 de enero del 2013 y que luego se cerró tras las denuncias públicas de estos hechos.

“Aunque ya se han levantado al menos dos denuncias ante contraloría interna de la dirección de organización del organismo, no se ha procedido debido a que la subcontralora de Responsabilidades de esa área interna es encabezada por la esposa del director George Zamora, es decir, Yunuen Martínez Román.

Por lo pronto y debido a que el caso fue denunciado, aunque no se hizo nada el año pasado, se ordenó a los trabajadores entregar ahora sus “diezmos” para el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), directamente a Julieta Sandoval.

“Este mecanismo se adoptó luego de que se hiciera pública el año pasado, la denuncia de que el exdiputado y experredista Horacio Duarte Olivares, estaba implicado en el desvío de recursos.

“Antes de eso, el número de cuenta (cuya copia posee esta redactora) es el 60-53127489-4 de Banorte y esta se encontraba a nombre María Magdalena, quien es secretaria de Higinio Martínez Miranda, quien en algún momento también se vio beneficiado directamente por estos recursos que aportan de manera obligada los funcionarios del IEEM.

“Debido a que este “apoyo” es obligatorio, los trabajadores eventuales de la dirección se ven obligados a hacerlo cada mes por temor a perder su trabajo.

“Anteriormente los depósitos se hacían a una cuenta de la secretaria de George Zamora, Julieta Sandoval Reyes, sin embargo tras las primeras denuncias, que no investigó la Contraloría Interna de esa dirección -por obvias razones de parentesco-, se canceló ese mecanismo y se habilito otro nuevo”.

Pues eso.

*

Pero si la intención del voto para Toluca y Metepec se inclinaba, hasta inicios del 2015, por el PRI, las cosas tampoco pintan bien para la oposición en el valle de México. El PRI sabe que su negocio es el poder y cuida su tiendita. Le invierte, a la buena o a la mala, y hace lo posible por ganar, por las buenas y por las malas. Tiene recursos y los usa. Hace trampa, es verdad y perjudica, es cierto, pero consigue sus victorias. Otros partidos, Morena por ejemplo, no lo hace. Sus dirigentes son culpables de ni siquiera invertir en capitales políticos y los pocos que tienen dilapidarlos de la peor de las maneras. En morena, sus dirigentes dicen que ya que es tan poco el dinero que pueden usar, que mejor no lo van a usar. Así, se lo quedan ellos sin mayores trámites.

*

En Ecatepec, el municipio más poblado del país, el PRD ha colocado sus esperanzas para recuperar el poder político que alguna vez tuvo allá. Octavio Martínez, diputado local, será el abanderado para aquel municipio, de donde salió Eruviel Ávila, actual gobernador del Edomex. Ávila, antes de aceptar la candidatura del PRI, había considerado competir por el PRD e incluso había sido apalabrado por esa izquierda tan flexible. Luego vino la orden desde el PRI, desde Montiel Rojas y Ávila la acató.

*

Pero ya con Octavio Martínez o con cualquier otro desde la oposición, las intenciones del voto no se han revertido y un promedio de las encuestas internas del PRI, PAN y PRD colocan al tricolor a la cabeza, con 33 por ciento. ¿Cómo se puede tener intención de votar por el partido de Peña Nieto? Un tercio de ese municipio, de más de un millón y medio de habitantes pero con influencia en el doble de esos habitantes, se pronuncia por el PRI. Inconcebible si no se conociera cómo se manejan los procesos electorales, la simulación democrática emanada desde el IEEM, desparramada en el gran negocio que representan los comicios en México, se gane o se pierda.

*

En segundo lugar aparece el PRD, con 20 por ciento, mientras que el PAN está con 9 por ciento. Morena, lejos aún, obtendría 3 por ciento. Pero alcanza 20 por ciento la población decidida a no votar. El resto se reparte entre el PVEM, PT y Panal.

*

Si el PRI tiene a su favor la intención más alta del voto, también tiene en contra al electorado que afirma que por ninguna razón votaría por el tricolor y que suma el 31 por ciento. El 19 nunca votaría por el PRD y 15 nunca lo haría por el PAN.

*

En Toluca y Metepec, por el PAN se perfilan como abanderados para las alcaldías Juan Rodolfo Sánchez Gómez, quien todavía tiene que negociar el equipo que lo acompañará con el ex alcalde Armando Enríquez, sobre todo. Por Metepec el triunfo interno le corresponde, si no pasa nada extraño, al diputado local Alfonso Bravo, quien deberá enfrentar al priista David López, hijo del coordinador de Comunicación Social de Enrique Peña en la Presidencia de la República. Sánchez Gómez competiría contra la perredista Ana Yuritzin Leyva, si no consigue alianza y encabezarla; y contra el que salga del PRI, Fernando Zamora, Enrique Mendoza o Ernesto Monroy, y por Morena el profesor de la UAEMéx, Fermín Carreño.

Un tipo refinado

* “El primero de junio de 2005 la Presidencia de la República confirmó la renuncia de Abascal Carranza para ser nombrado, de inmediato, titular de la Secretaría de Gobernación. Ese mismo día se encendieron las alarmas en el campamento de Napoleón Gómez Urrutia al conocer el nombre del nuevo secretario del Trabajo. Se trataba de Francisco Xavier Salazar Sáenz, un viejo político panista relacionado en forma muy estrecha, desde la década de 1970, con la cúpula de la organización secreta de extrema derecha conocida como El Yunque”, escribe el periodista Francisco Cruz en el libro Los Amos de la Mafia Sindical, editado por Planeta en el 2013.

Francisco Cruz Jiménez

“…Napoleón es un tipo refinado, elegante, que había hecho 20 años de carrera financiera, de servicios e industrial, además de su desarrollo en la administración pública federal y sus afiliaciones al Colegio Nacional de Economistas, la Academia Mexicana de Finanzas Públicas y la Wadham College Society —reconocida por su tendencia progresista-liberal, y entre cuyos integrantes destacan Rowan Williams, ex arzobispo de Canterbury, primado de la Iglesia de Inglaterra y líder espiritual de la Comunión Anglicana; y la escritora y novelista bangladesí Monica Ali, autora de Brick Lane, Alentejo Blue, In The Kitchen y Untold Story—; con posgrados en universidades de Alemania y Reino Unido, a su llegada al sindicato minero rompió el estereotipo de los líderes mexicanos, y eso no lo puede decir cualquiera de los dirigentes sindicales.

”Encumbrado, utilizó experiencia y conocimientos para internacionalizar el sindicato, los canadienses mordieron el anzuelo, se fortaleció su relación, que se haría muy estrecha con el paso del tiempo; y no sólo lo aprovecharon, sino que lo protegieron, recibieron y, al margen del tipo de visa, en 2006 lo exiliaron con los brazos abiertos a través de la protección de los grandes sindicatos mineros, así como la International Metalworkers Federation (IMF) y la United Steelworkers, que representa a 850 mil trabajadores en Estados Unidos y Canadá. Y, poco a poco, los canadienses han ganado terreno en México, con pocas inversiones, pero grandes ganancias. Esa situación no es obra de la casualidad. Napito sabe cómo hacer amigos. Tiene muchas habilidades, pero sobresale una: habla de lo que le interesa y quiere saber la persona que tiene enfrente; puede sobrevivir en un mercado de ideas porque es talentoso para los negocios y encantar a una serpiente”.

Antes de que salieran a la superficie sus conflictos con algunos empresarios, había cuestiones que Gómez Urrutia no podía ocultar y que se reflejaban en el empobrecimiento de los mineros y su trabajo. En 2004 llegó a una serie de acuerdos con ejecutivos del Grupo México —su enemigo declarado—, avalados por la Secretaría del Trabajo, con los que consolidó convenios con empresarios terceros o subrogación de servicios, y que extendería a la mayoría de las secciones sindicales. El significado real: subcontratar trabajadores con otras empresas que se encargaban, por ejemplo, de las medidas de conservación y mantenimiento dentro de las instalaciones de la mina Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila. La transacción era apetitosa: de las aportaciones que hacían las empresas contratistas por cada trabajador designado a realizar labores en las plantas mineras y metalúrgicas, 40 por ciento se quedaba en las secciones locales y el restante se entregaba al Comité Ejecutivo Nacional. Sólo en 2005, el sindicato acumuló 350 millones de pesos como compensación por permitir las labores de las empresas contratistas.

Ciertamente, hubo fricciones en la relación Abascal Carranza-Gómez Urrutia. Se notaba la desconfianza mutua, reflejada en los intentos de Napoleón por crearse la imagen de líder independiente. Como advierten las reseñas cronológicas del sindicato: “Del año 2001 al 2005 fue creciendo la presencia en diversos foros y tema; en las revisiones contractuales y salariales se distinguió por lograr aumentos por encima de los topes y promedios nacionales; por oponerse a la reforma laboral de Fox, de 2002 a 2004, y a la reforma fiscal de 2003 y 2005; así como a los aumentos al salario mínimo de esos años; por presentar alternativas de cambio en la directiva del Congreso del Trabajo, distintas a las oficiales, surgidas y controladas desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y en otros aspectos más”.

Napito movía sus piezas, pero, desde el primer día de su reconocimiento oficial y durante los siguientes tres años, sus relaciones con Abascal Carranza y el foxismo parecieron una luna de miel. Ninguno cuestionaba ni se preguntaba sobre los costos políticos futuros. La confianza alcanzó niveles insospechados. El heredero los había encantado; de otra forma no puede explicarse por qué el 3 de marzo de 2005 —después de un acuerdo pactado en octubre de 2004— Abascal Carranza autorizó transferir a las cuentas bancarias del sindicato 55 millones de dólares depositados muy a fuerza por el Grupo México para repartirlos, proporcional y equitativamente, entre los, aproximadamente, 6 mil 500 obreros afectados en el proceso de privatización de las empresas estatales Mexicana de Cobre en Nacozari, en 1988, y Compañía Minera Cananea, en Cananea, en 1990, el centro minero más importante del país, y uno de los yacimientos cupríferos más grandes del mundo, quebrado a propósito, según las evidencias, por el salinismo.

Como escribió en noviembre de 2006 el periodista Alberto Barranco, lo dramático del asunto no es que Abascal Carranza haya concedido la toma de nota, sino que haya avalado el traspaso de los recursos con la simple promesa de Gómez Urrutia de repartirlo con equidad y justicia.

De forma imprevista, el primero de junio de 2005 la Presidencia de la República confirmó la renuncia de Abascal Carranza para ser nombrado, de inmediato, titular de la Secretaría de Gobernación. Ese mismo día se encendieron las alarmas en el campamento de Napoleón Gómez Urrutia al conocer el nombre del nuevo secretario del Trabajo. Se trataba de Francisco Xavier Salazar Sáenz, un viejo político panista relacionado en forma muy estrecha, desde la década de 1970, con la cúpula de la organización secreta de extrema derecha conocida como El Yunque y, en su momento, activista del Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), otro grupo radical derechista. Pero lo que más causó inquietud en la cúpula del sindicato minero fue que Salazar Sáenz era uno de los funcionarios foxistas cercanos a los magnates del sector minero enemigos de Napito.

Entre esos barones de la minería mexicana destacaba Germán Larrea Mota Velasco, quien, después de un largo proceso y algunas huelgas, fue obligado a depositar los 55 millones de dólares del fideicomiso especial para las indemnizaciones mencionadas líneas arriba. Muy cercanos al magnate se encontraban Alberto Bailleres González, presidente de Grupo Bal, en cuyo conglomerado figura Industrias Peñoles; los hermanos Julio César, Pablo y Sergio Villarreal, del Grupo Villacero; y Alonso Ancira Elizondo, del Grupo Acerero del Norte, empresas todas que resintieron negativamente el vertiginoso e inesperado ascenso de Napito a la dirigencia sindical en el lugar de Napoleón Gómez Sada.

Una vez que estuvo a cargo de la Secretaría del Trabajo, Salazar Sáenz mantuvo, en apariencia, la misma política hacia los sindicatos que su antecesor: hacerse de la vista gorda, permitiendo la explotación de los obreros y el saqueo de los gremios. Sin embargo, su nombramiento no podía separarse de la consolidación de Felipe Calderón Hinojosa como precandidato panista a la Presidencia de la República; hecho que presagiaba muchas y malas noticias.

El 20 de enero de 2006, siete meses después de los cambios en la Secretaría del Trabajo, se materializaron los miedos del sindicato. Elías Morales Hernández, Miguel Castilleja Mendiola y José Martín Perales presentaron, ante la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Fiscales y Financieros de la Procuraduría General de la República (PGR), una acusación por defraudación y probable lavado de dinero, irregularmente saqueado del fideicomiso F/9645-2, y del cual se desconocía el destino final. En el escándalo se veían involucrados Napoleón II y 27 personas, así como el banco Scotiabank Inverlat. Según la denuncia y las posteriores indagaciones de la PGR, Napito había resultado un “uña larga” y estaba apropiándose del fideicomiso de los 55 millones de dólares destinados a los mineros de la Sección 65.

Ni con mucho fue lo peor de todo. Sobre si estaba presente o no la mano negra de los empresarios en esos movimientos, a fines de abril de 2007 el fallecido periodista Miguel Ángel Granado Chapa escribió en su columna “Plaza Pública”: “Larrea Mota-Velasco, con la fuerza que le da ser uno de los empresarios más ricos de México, con actividad minera en Estados Unidos y Perú, así como exploraciones en Australia, Irlanda, Chile y Canadá, ha emprendido una batalla mediática contra Gómez Urrutia. Por un lado, aunque no reconozca haberlo hecho, patrocina la difusión de un anónimo mensaje de televisión, ofensivo tanto como oneroso, contra el dirigente minero, al que se pide que regrese (se halla en Canadá, prófugo de la justicia), pero que regrese lo que se llevó. Hizo publicar, por otro lado, un desplegado en el que desmiente afirmaciones de Gómez Urrutia y a su vez lo denuesta. Y, por último, está sancochando información que el año pasado deslizó la Procuraduría General de la República que, incapaz de montar una acusación sólida contra el líder minero, como parte del embate en su contra, eligió el camino de la difamación por la vía de filtrar informes sobre presuntos movimientos financieros y patrimoniales del dirigente”.

Tormentas inesperadas

* La elección de autoridades municipales en Toluca podría depender de un río. El Verdiguel y su bóveda, que cobraron una víctima fatal, evidencian el trabajo de las autoridades y el compromiso que tienen con la ciudadanía.

 

Luis Zamora Calzada

Toluca, México; 23 de febrero del 2015. Una tormenta inesperada en pleno mes de febrero, para ser precisos el día 11, colapsó la bóveda del río Verdiguel, entre Lerdo y Quintana Roo en la ciudad de Toluca, cobrando una víctima fatal, quien literalmente se hundió y su cuerpo fue localizados días después.

Hecho lamentable que dejó al descubierto algo muy simple: quienes realizaron la obra no tomaron en cuenta las determinaciones naturales al entubar el agua, se cerraron filtraciones que le daban su propio cauce y evitaban desgracias como la que ocurrió.

En términos de una ecología política, la fuerza natural ha alcanzado el mapa partidista y a sus actores, de quienes se hablan linduras extremas. Entre las menores, encontramos que muchos residentes de las calles citadas, sin uso de medios de información escritos o televisivos, pero sí de voz en voz, han descalificado a la administración municipal actual sin importar el nombre del titular en turno, ampliando la crítica a otras obras como la Ciclopista o la Alameda, entre otros.

Las quejas son crecientes. A manera de ejemplo, las dificultades que aseguran enfrentar hasta para sacar los autos de los domicilios ubicados en esta calle, dicen, han obligado a mucha gente a cambiar de domicilio. Queda claro que manifiestan enojo en contra del partido que postuló a la actual administración municipal.

Para colmo de males de la capital de nuestra entidad, una tormenta sin agua cayó en la Universidad Autónoma del Estado de México, en la denuncia presentada por la Secretaría de Educación Federal (SEP) ante la Procuraduría General de la República (PGR) por probables actos de corrupción.

En comunicado difundido por la SEP, señala que “como consecuencia de los trabajos realizados por la Auditoria Superior de la Federación respecto a la cuenta pública 2013, la Secretaría de Educación Pública presentó desde hace varios días, denuncia ante la Procuraduría General de la República, haciendo de su conocimiento diversos hechos que pudieran ser constitutivos de delito.

La denuncia de la dependencia promueve la intervención de la PGR, a efecto de que investigue a fondo y ejerza en caso de que proceda, las acciones penales correspondientes…”.

En días previos a la difusión del comunicado, un conocido medio nacional publicó en su primera plana, que la SEP había gastado de forma irregular 312 millones de pesos en cuatro contratos para digitalizar y ordenar documentación.

El problema torrencial, con caudales no precisamente acuáticos, consiste en el señalamiento de que tres de esos contratos se adjudicaron de forma directa, nada más ni nada menos, que a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), institución que será la responsable de los análisis que dictaminen las condiciones de la bóveda del Río Verdiguel, según notas periodísticas locales.

Lo anterior parece anticipar verdaderos colapsos electorales, las aguas se ponen bravas, no será fácil volverlas a su caudal normal.

 

Incertidumbres locales

 

La gente habla y murmura. El cambio de administración local es tema diario. Hay incertidumbres en los habitantes del municipio de Toluca y entre los más recurrentes se encuentra la falta de certeza del partido que gobernará en el próximo periodo municipal.

El asunto no es fácil a decir de los habitantes.

Algunos opinan que para Toluca se puede estar gestando un esquema visible a nivel nacional, por ejemplo el caso de Michoacán se asegura es ilustrativo y puede utilizarse para el análisis. Se dice que en ese estado se ve con toda claridad que no es importante quién encabece la candidatura del PRI, porque van a perder las elecciones, la gubernatura será para Silvano Aureoles, el del PRD, mencionan.

“Es una especie de acuerdos y pagos no escritos, los grupos así se mueven, no es casual que no le hayan dado una diputación plurinominal a Marcelo Ebrad, quien hubiera representado una piedra en el zapato hasta con el propio presidente de la república, si le hubieran permitido llegar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión; el grupo de los llamados Chuchos simplemente cumplieron con no dejarlo entrar a cambio de la gubernatura del estado de Michoacán, esta es la moda, lo vimos en el Pacto por México… en Toluca puede darse la misma estrategia”, señala un militante del PRD en Toluca.

“El gran desgaste del partido que gobierna el municipio es palpable. En una campaña proselitista de poco tiempo no se pueden revertir asuntos graves como los que son de conocimiento público. Imagínese, la definición del candidato o candidata del PRI por el municipio de Toluca debe salir a más tardar el 3 de marzo. La elección será el 7 de junio, es muy corto el tiempo para olvidar el tema del río Verdiguel, por mencionar un asunto, pero agreguemos a quienes serán los seleccionados para las dos diputaciones locales y federales. Si su imagen no es aceptada, empeoran las percepciones y harán perder votos…”, se asegura.

Se afirma que ante este probable escenario, lo más fácil es aplicar algo similar a la estrategia que se tiene en Michoacán, es decir, será suficiente con mandar como candidato del PRI al más débil de los aspirantes para garantizar que triunfe el de otro partido, con quien probablemente se tenga ya algún acuerdo, no público, por supuesto, que puede ser de pago de facturas políticas o de algunas otras diversas. Las respuestas para interpretaciones y análisis se tendrán en una semana, si en que los calendarios no cambian.

¡Vaya panorama! Lo previsible para el ámbito local parece encaminarse al ejercicio del voto diferenciado. El voto nulo que promueven algunos o no ir a las urnas no beneficia a nadie, mucho menos al municipio. Es necesario salir a votar.

De compras en el PRI

* Juan Armando Hinojosa, el empresario consentido del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, también hizo negocios con el PRI del Estado de México, al que le vendió servicios de aerotaxis durante todo el año 2010 por más de cuatro millones de pesos.

 

Miguel Alvarado

Toluca, México; 20 de febrero del 2015. El PRI del Estado de México pagó a la empresa de Juan Armando Hinojosa, Eolo Plus, dedicada a la renta de aerotaxis (aviones y helicópteros), 4 millones 945 mil 416 pesos con 97 centavos por servicios de enero a diciembre del 2010, cuando Ricardo Aguilar Castillo era presidente estatal de ese partido (2006-2011). Actualmente, Aguilar es subsecretario federal de Alimentación y Competitividad en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Las cantidades están asentadas en copias de facturas publicadas por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), en el apartado de Información Pública de Oficio, como respuesta a una petición de información con el folio 00006/IEEM/IP/2014, realizada desde el 2014, y que se puede consultar en la dirección http://www.ipomex.org.mx/ipo/portal/ieem/solicitudes/2014/0/1.web, en la solicitud número seis.

El mes que más facturó la empresa de aviones de Juan Armando Hinojosa fue septiembre, con 724 mil 368.61 pesos. En ese año, el 2010, no hubo ningún mes en el que la empresa Eolo no vendiera servicios al PRI del Estado de México.

Así, en enero cobró 231 mil 955.32 pesos.

En febrero, metió facturas por 102 mil 983.77 pesos.

En marzo el PRI debió pagarles 109 mil 787.04 pesos.

En abril los cobros aumentaron y Eolo pudo facturar 507 mil 851.77 pesos.

Mayo les reportó 524 mil 87.62 pesos, mientras junio les dio 558 mil 176.05 pesos.

En julio los cobros bajaron a 324 mil 781.81 pesos.

Agosto duplicó esa cantidad y facturaron 642 mil 852.20 pesos.

Luego de septiembre, en octubre se facturaron 3242 mil 560.28 pesos.

Noviembre les ingresó 599 mil 215.78 pesos y diciembre les reportó 279 mil 816.90 pesos.

La primera factura de Eolo ingresada al PRI en el año 2010, tiene el folio 1990. Luego de un año, las facturas de Eolo, 52 de ellas para el PRI del Edomex, eran, hasta el 16 de diciembre del 2010, 3 mil 597.

Noviembre fue el mes que más servicios ofreció Hinojosa al partido político de Enrique Peña, con ocho, aunque las facturas no especifican de qué tipo son y sólo los describe, todos, como “Servicios prestados al Partido Revolucionario Institucional los días 16 de enero”, como ejemplifica precisamente la primera factura, la 1990 Tipo “A”, emitida el 21 de enero del 2010 y con un sello que dice “PAGADO”. Todos los cobros se estipularon en una sola exhibición a favor de la aeronáutica, cuyos datos aparecen encabezando las facturas. Allí se lee “Eolo Plus, SA de CV, con Registro Federal de Causantes y la dirección social de la empresa, que pertenece al Grupo Higa”, EPL060619669, y la dirección, José Vicente Villada Sur, número 114, tercer piso, colonia Centro, CP. 50000, en Toluca, México.

Eolo se describe a sí misma como “una empresa de servicios de FBO y taxi aéreo ubicada en la Ciudad de Toluca, Estado de México. Contamos con los más altos estándares de calidad para satisfacer las necesidades de la aviación ejecutiva en México” y dentro de sus servicios ofrece hangar cerrado en una superficie de tres mil metros cuadrados: oficinas corporativas, sala de pasajeros y renta de aulas para conferencias y eventos privados.

Eolo ofrece tres tipos de aviones. El primero, un Challenger para 12 pasajeros para 7 horas y media de vuelo. También está el Hawker 800, para 8 pasajeros, para 5 horas y media de servicio y por último el Learjet, para 10 ocupantes y cinco horas de vuelo.

La flota de helicópteros incluye modelos Agusta Koala para ocho pasajeros, incluidos los pilotos y tres horas y media de vuelo.

También ofrece otro tipo, el Agusta Grand, para los mismos 8 pasajeros y tres horas y media de vuelo.

Castillo dejó el cargo en abril del 2011 y fue sustituido en el PRI mexiquense por Luis Videgaray Caso, actual secretario federal de Hacienda. La gestión de Videgaray al frente del PRI también le dejó al empresario Hinojosa algunos negocios, éstos facturados por la compañía Publicidad y Artículos Creativos (PACSA). Las facturas, publicadas también por el IEEM, son pocas pero se fechan a partir del 9 de junio del 2011 y dan un total de 141 mil 540 pesos.

PACSA cobró al PRI 48 mil 720 pesos por 2 mil lapiceras impresas.

Tres mil 480 pesos por tres mil reglas impresas.

Por mil 500 vasos impresos, 24 mil 380 pesos.

Mil 500 sandwicheras impresas costaron 44 mil 800 pesos y por mil botes dobles impresos, 30 mil 160 pesos.

Ese mismo año, Videgaray también asumió la coordinación general de la campaña para gobernador del Estado de México que eventualmente llevaría al priista Eruviel Ávila al Ejecutivo mexiquense.

Juan Armando Hinojosa hizo en el año 2000 aportaciones económicas al PRI, como consta el 13 de julio de aquel año, cuando depositó 406 mil 940 pesos para apoyar campañas, según un documento del IFE que recababa folios de recibos de aportaciones de simpatizantes y que se encuentra en http://www.ife.org.mx/documentos/PPP/ppp/materiales/aportaciones/pri-simp-esp.pdf.

En el 2011, una nota publicada en la columna del periodista Salvador García Soto, decía que “la PGR integra nuevas acusaciones contra Hank Rhon y en esas indagatorias saldrán a relucir nombres de prominentes políticos del PRI. Uno de los datos que se investigan tiene que ver con las bitácoras del avión de lujo, propiedad del dueño de Grupo Caliente, que realizaba frecuentes viajes a Estados Unidos con políticos y empresarios de primer nivel. Se trata de un Gulfstream 300, más grande y lujoso de los jets privados, con capacidad para 14 personas a bordo, dormitorios y utilizado por los altos ejecutivos del mundo para realizar viajes incluso transatlánticos. En esas bitácoras, proporcionadas por el gobierno de Estados Unidos, aparecen los nombres de varias figuras políticas del PRI que utilizaron el avión en los últimos meses. La aeronave era objeto de un seguimiento especial de la DEA porque cada vez que se avisaba desde el aeropuerto de Toluca, desde donde partía, que iba a aterrizar en territorio estadounidense, se activaba un operativo especial para detectar si viajaba Jorge Hank Rhon, a quien le fue negado el ingreso a EU… gobernadores y sus familias, diputados y senadores, empresarios y líderes de partido estarían en la lista de los favorecidos con el uso del avión de Hank. Pero hay otros datos que tienen en el gobierno sobre esa aeronave. Hasta el jueves pasado, día en que fue movido sospechosamente, el Gulfstream 300 propiedad de Hank estuvo estacionado en el hangar 62 del aeropuerto de Toluca, en la base de operaciones de la empresa Eolo FBO, propiedad de un empresario muy cercano a Enrique Peña Nieto, desde donde salía y aterrizaba con frecuencia. A partir del jueves el avión fue movido a otro lugar, pero ya es rastreado por la PGR”.

Hinojosa está involucrado en prácticamente todas las obras públicas manejadas desde los grupos políticos Hidalgo y Atlacomulco, que encabezan en lo público el propio presidente de México, Enrique Peña y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Hinojosa está envuelto en la construcción de la “casa blanca” de la primera dama de México, Angélica Rivera, y de la casa de Luis Videgaray en Malinalco, Edomex. También construiría el tren México-Querétaro, desde su compañía, Teya, hasta que la propia Federación lo apartó de aquella concesión.

El Barco Ebrio

*

Las elecciones para diputados estatales, federales y alcaldes se acercan en el Estado de México. Dos de los municipios más importantes, Toluca y Ecatepec, estarán en manos, probablemente del PRI. Esto lo dicen encuestas de los propios partidos políticos, que ubican en la capital mexiquense al tricolor como ganador de la alcaldía, pero también de los dos distritos electorales que lo componen. Pero no contaban que en Toluca, luego de que una sección de la bóveda del río Verdiguel se derrumbara, llevándose a un hombre que apareció dos días después en el municipio de Lerma, el panista Juan Rodolfo Sánchez, ya una vez alcalde, ve crecer sus posibilidades. Incluso, por el lado de las mujeres, la perredistas Ana Leyva también se puede colar.

 

*

Cuestionada por su incapacidad política, la alcaldesa con permiso Martha Hilda González es la principal responsable de que su partido entregue la alcaldía. En términos reales, todos los partidos son iguales, no hay diferencias fundamentales entre unos y otros, ni siquiera en los accidentes que ocasionan. Todos remodelan los parques. Todos arreglan el Verdiguel. Todos combaten la delincuencia y la inseguridad es un tema de “percepción”. Todos hacen obras que no se necesitan y generan sus propios conflictos de interés. A todos les falla, al final, la obra emblemática.

 

*

Si se culpa a la administración de la priista González Calderón por la muerte del hombre caído al Verdiguel, ¿por qué entonces aventaja el PRI en la intención de votos para la municipalidad, incluso sin un candidato definido hasta esta fecha? La respuesta o una de ellas, es el voto duro y la enorme necesidad, mezclada con ignorancia, de algunos.

 

*

Pero Toluca siempre ha sido priista, incluso cuando el PAN gobernó. Juan Rodolfo Sánchez Gómez, amigo entrañable de Peña Nieto, es un ejemplo. Ahora el propio JuanRo prepara su campaña para asegurar el regreso del PAN, luego de seis años, a Toluca.

 

*

Por el PRD está por hacerse oficial la candidatura de la diputada Ana Leyva, una de las más combativas en ese partido. Históricamente, no tendría oportunidad de no ser el descontento de los tolucos por las gestiones anteriores. Hasta narcotraficantes hubo en las administraciones, como le sucedió a la senadora María Elena Barrera, quien contrató al M1, Germán Reyes Figueroa, jefe de plaza de la Familia Michoacana en el 2012, como director de Inteligencia de la policía municipal, con un sueldo de 30 mil pesos mensuales.

 

*

Las campañas comienzan ya y los únicos perdedores serán los ciudadanos si no se encuentra a un candidato idóneo. La clase política y sus aliados generan las condiciones para una revuelta social, pero esta vez en serio, con el ejemplo de Ayotzinapa y Tlatlaya en el fondo de una violencia que alcanza todos los niveles. Porque una revuelta social significa una ciudadanía altamente masacrada.

 

*

Por Morena se perfila Fermín Carreño, investigador de la UAEM, eterno competidor y habitual perdedor de los procesos. Si antes no tuvo oportunidad, ahora menos podrá encontrarla. Sin embargo, alguien que puede colarse a una regiduría es la simpática Esmeralda de Luna, una de las mujeres más oscuras en la historia de la ciudad. Esposa de Gerardo Sotelo, líder ambulante conocido como “Alma Grande”, fue involucrada en su asesinato, hace pocos años. Liberada y exonerada, ahora Esmeralda, con el apoyo de algunos sectores del ambulantaje, podría hacerse de esa regiduría.

 

*

Y es que el promedio sobre las intenciones del voto que recaban desde los partidos no miente. De antemano, se podrían adelantar algunos resultados. Para Toluca, por ejemplo, el 40 por ciento de los electores se inclinaba, a principios del 2015, por el PRI, con 40 por ciento. El PAN estaba en el segundo lugar, con 16 por ciento mientras que el PRD rondaba los 7 puntos.

 

*

Luego seguía un reparto de miseria. Para el PVEM, 0.4 por ciento. Para el PT, 0.6 por ciento. Para el Movimiento Ciudadano, 0.4 por ciento mientras que al panal se le adjudican 0.10 por ciento y a Morena apenas 0.5 por ciento. La abstención, en eso coinciden todos los partidos, rondará el 30 por ciento y quienes no saben por cuál votar estará entre 7 y 8 por ciento.

 

*

Pero si el electorado se inclina por el PRI, también hay otro sector que lo repudia de manera sistemática. Y ese sector representa 23 por ciento del electorado que declara nunca votará por los aliados de Peña Nieto y el candidato que se imponga para la capital mexiquense.  El PAN tampoco la tiene tan fácil, pues 12 por ciento nunca votaría por ellos. El PRD no es tan popular como pareciera, pues 20 por ciento les dará la espalda. Por Morena, no votaría jamás el 6.1 por ciento. Trece por ciento no sabe por cual nunca votaría y otro tanto igual no votaría nunca por ninguno.

 

*

Malinalco, donde el secretario federal de Hacienda, Luis Videharay mantiene una casa de 7.5 millones de pesos, más un terreno que eleva el costo de la propiedad a 10 millones es un lugar paradisiaco, destino de cientos de defeños y tolucos que optan por pasear y vivir en aquellas tierras. Pero Malinalco, con sus casas campiranas, su convento y artesanías, tiene para todos, como sucedió a mediados de febrero del 2015, cuando un grupo de encapuchados, durante un asalto a turistas, mató al uno en las inmediaciones de la zona arqueológica y a otros los atacaron a balazos. El fallecido, identificado como Jesús, es oriundo de Malinalco, no un turista, dicen en redes sociales los propios vecinos de aquel Pueblo Mágico. También denuncian que no es la primera vez que aquello sucede y que la zona arqueológica ha sido saqueada. En fin, el paraíso donde Videgaray va a descansar está inmerso en una ola de asaltos, asesinatos, robos de casas, secuestros y violaciones. Incluso se pueden mapear las zonas más peligrosas, como Los Diablitos, el camino a Tenancingo o Chalmita. Todos lo saben, excepto las autoridades, como de costumbre. Mientras Videgaray disfruta de su casa, el resto debe enfrentar como pueda el terror ya cotidiano.

 

*

Las redes sociales por fin funcionan en Toluca. Un presunto pedófilo fue denunciado por facebook en una filmación donde se mostraba a un hombre identificado como Marcial Navarrete acompañado de niños pequeños. Quienes postearon el video también dieron direcciones y ubicación, Lago de Petén, Primera Sección 602, colonia Seminario, aunque se quejaban de que la policía, teniendo material de investigación, no había hecho nada. Esa filmación sirvió para que, días después, el responsable fuera capturado. Cuatro de sus víctimas lo han identificado.

Un país en reversa

* “En los últimos seis años hemos tenido gobiernos que no ven por la gente, sino por sus intereses. Un presupuesto de más de mil millones de pesos tiene considerado un gasto de más de 200 millones para despensas. Es absurda una suma tan elevada en un programa que no genera riqueza, bienestar social, nada, sólo votos para el PRI, que en los últimos años ha logrado que Metepec no sea seguro ni tenga la calidad de vida que lo ubicó en noveno lugar nacional. Provoca que pierda terreno frente a Calimaya, por ejemplo, porque en Metepec el gasto es electorero. ¿Qué podemos esperar en un municipio gobernado por la prima (Carolina Monroy) de Enrique Peña?”, apunta el diputado local panista Alfonso Bravo Álvarez Malo, al hacer un análisis sobre Metepec y el Congreso mexiquense.

 

Miguel Alvarado

Metepec, México; 17 de enero del 2015. Alfonso Bravo Álvarez Malo, diputado panista en la LVIII Legislatura del Estado de México, abogado por la Universidad estatal, está convencido de que el actual gobierno priista ha movido a México, pero en reversa y esa constante se aplica no sólo al país, sino a municipios como Metepec, Toluca y a la propia entidad. De 36 años, comienza por aceptar que el Congreso mexiquense es, prácticamente, una Oficialía de Partes del gobernador Eruviel Ávila y que la oposición está reducida a nada. Sin embargo, confía en que las cosas puedan cambiar luego de las elecciones del 2015 para renovar diputaciones federales, locales y alcaldías. Pero, dice, “eso sólo se logrará si se tienden puentes entre la clase política y los ciudadanos, que por lo pronto nos detestan”.

– ¿Ha sido difícil su gestión desde la Cámara de Diputados?

– Lo importante es cómo me califican los ciudadanos. He buscado ser un diputado activo, no esa imagen del levantadedos, sino alguien que propone, un contrapeso del Ejecutivo. De todas las iniciativas aprobadas en el Congreso, el 90 por ciento tienen una mano mía: las hemos opinado, corregido, propuesto. De repente nos hemos constituido en el Comité de Corrección de Estilo del gobernador (Eruviel Ávila). Tristemente, el Congreso del Edomex es visto por el Ejecutivo como una Oficialía de Partes, como una dependencia más, tolerado por la mayoría absoluta. El PRI, con el Verde y Nueva Alianza tienen 49 de 75 diputados con una oposición tan blanda que el gobernador hace lo que se le pega su gana. Se vale criticar, pero con propuestas. Yo lo he hecho con las políticas de transporte, pésimas, que dañan a la sociedad y he propuesto incorporar autobuses articulados con sistema de andenes para ascensos y descensos, los Metrobus, Mexibus. No importa que en Toluca se llame Chorizobus, pero necesitamos ese sistema. Otra alternativa es el uso de bicis, una Ecobici. Sobre las concesiones, que no se repartan como pagos políticos. Hemos logrado la aprobación de la Ley de Combate a la Trata; tipificar el feminicidio junto con el PRD; fortalecer la autonomía del poder Judicial con la reforma a la ley orgánica para que los magistrados no sean designados por dedazo sino emanados de un examen de oposición, hemos logrado una Reforma Electoral que cambia la manera de hacer política en el Edomex.

– Usted tiene su base de operaciones en Metepec. Pero es un municipio complicado para el PAN, que ha sido gobernado los últimos trienios por el PT y el PRI…

– En los últimos seis años hemos tenido gobiernos que no ven por la gente, sino por sus intereses. Un presupuesto de más de mil millones de pesos tiene considerado un gasto de más de 200 millones para despensas. Es absurda una suma tan elevada en un programa que no genera riqueza, bienestar social, nada, sólo votos para el PRI, que en los últimos años ha logrado que Metepec no sea seguro ni tenga la calidad de vida que lo ubicó en noveno lugar nacional. Provoca que pierda terreno frente a Calimaya, por ejemplo, porque en Metepec el gasto es electorero. ¿Qué podemos esperar en un municipio gobernado por la prima (Carolina Monroy) de Enrique Peña? Gobierna igual que su primo. Lo que vemos a nivel nacional es justamente Metepec. A los que sabían gobernar se les olvidó cómo hacerlo. Tienen a México detenido.

– El PAN gobernó Metepec un buen tiempo, pero algo sucedió. ¿Qué pasó ahí?

– En el 2006 AN no supo procesar sus temas internos y eso es fundamental. El ciudadano percibe la desunión. Fue el principal factor que nos llevó a perder. No hemos podido rearmarnos a pesar de tener buenos candidatos como Javier Mawaad, de amplia trayectoria. Falló la Operación Cicatriz pero los gobiernos del PAN en Metepec, reconocido por otros partidos, fueron mejores que los de ellos.

– ¿Recuperará el PAN este municipio? ¿Qué se necesita para eso?

– No tenemos que inventar el hilo negro. Necesitamos gente que quiera a su municipio, que no se sirva del poder. La gente está hasta el gorro de los políticos, del partido que sean, hay una falta de credibilidad en la autoridad, desconfianza. Ya no nos quieren, no nos ven. Debemos regresar a esa política cercana de autoridades que no se preocupaban por sus proyectos personales. Lo demás lo vamos a construir, pero hay que rescatar ese gobierno del Miércoles Ciudadano, de sesiones públicas con el gabinete; hacer que el presidente acuda a las casas para conocer necesidades y ponga soluciones.

– Una de las actividades más visibles de los gobiernos es la obra pública. En Metepec se optó por embellecer camellones y un teatro al aire libre…

– Hay que saber darle identidad al municipio, que la gente se sienta orgullosa del lugar en donde vive. Para ellos es el desarrollo, la obra pública. El caso de Medellín, en Colombia, es un ejemplo, usa el desarrollo urbano como generador de paz social, bienestar. Lo que me parece reprobable es que obras que pudieran ser buenas terminan siendo carísimas. El camellón en la avenida Pino Suárez da para hacer una obra bonita, que ya habla de identidad y que podría promover a la región. Vale la pena una avenida así. Todas las ciudades importantes del mundo tienen una. Toluca y Metepec se merecen la suya pero tiene que haber un gasto razonable y ahí no hay transparencia. Nos dicen que es una obra de 80 millones de pesos cuando a simple vista no se ven. O sea, no hizo una calle nueva, sólo cambió las plantas, algunas fuentes. El Teatro al Aire Libre es una buena obra para el Festival Quimera y otros espectáculos, puede tener un gran sentido, pero no hay infraestructura. ¿Dónde vamos a poner a los miles de coches para los miles que van a ir? Ese teatro desquiciará el centro de Metepec, habrá que caminar dos kilómetros. Carolina se fue sin terminar su jardín lineal, su teatro ni muchas calles. Los gobiernos del PRI se distinguen por tener alcaldes de a ratitos.

– Si usted compitiera por la alcaldía y ganara, ¿concluiría?

– Sí.

– Se sabe y se vive la inseguridad en Metepec. ¿Qué haría con eso?

– Es un tema de corresponsabilidad social. El gobierno no puede solo hacer las cosas. Si el gobierno crea una policía honesta pero el ciudadano soborna afuera, se va minando a la autoridad. Si el gobierno combate la piratería pero la gente consume y avisa cuando llegan los inspectores, no se logra nada. Necesitamos cuerpos capaces y preparados como en Neza, donde hay una labor real de prevención desde la policía municipal que disminuye la incidencia delictiva.

– ¿Está de acuerdo con los mandos únicos policiacos?

– Para nada. Eso no soluciona ningún problema. En el Edomex hay convenios de mandos únicos desde hace dos años y en Metepec, Naucalpan, Tlalnepantla y Toluca la incidencia sigue subiendo. El gobierno estatal es un inútil en seguridad. El gobernador ha cambiado tres veces el nombre, en lo que va de su gobierno, a la seguridad pública, una por año, como si eso solucionara los problemas. El PRI-gobierno no sabe qué hacer con la inseguridad ni termina de entender que la policía es un instrumento del Estado al servicio de la ciudadanía y la usa para presión política y obtener recursos. El mando único no funciona, no es viable. De los ayuntamientos del Edomex, sólo dos no firmaron el acuerdo del mando único, Texcoco y Neza, y son los que mejores resultados tienen.

– ¿Cuál es la posibilidad real de que gane el PAN en Metepec?

– Lo primero es ser una opción real, para que la gente recuerde los buenos gobiernos del PAN. No podemos ofrecer lo mismo que el PRI. Por supuesto que se puede ganar y gobernaremos Metepec en el 2016. Necesitamos tender puentes, que se hacen desde los dos lados. Pido a la gente que voltee a ver a los políticos y nos cuestionen, pregunten, revisen, vigilen. El gran problema de este país es la lejanía entre la gente y el político. Las decisiones que tomamos influyen en las vidas, las cambian.

– ¿Qué se siente tener poder?

– Es una gran responsabilidad, una sensación de… ¿cómo describirla?… como cuando vas a jugar una cascarita y tienes el balón. ¡Yo puedo meter gol, lanzar el pase! Así es la sensación, saber que puedo cambiar algo.

– El dinero corrompe, pero el poder más…

– Por eso es importante que te observen, estar en la lupa de todo el mundo. Si me vuelvo oscuro y no sabes en qué coche me muevo, soy inaccesible y no me revisas, puedo hacer lo que se me dé la gana. La gente ve a los políticos como una cosa mala y prefiere alejarse de ellos. Es un círculo vicioso donde fácilmente los políticos caen en la corrupción. Si votamos por la despensa, la tele, el político la libra porque ya pagó el voto. ¿Para qué regreso si sé que dentro de tres años con otra despensa votan por mí?

– ¿David López va por el PRI para la alcaldía de Metepec?

– Es la carta visible. Es un buen hombre, me saluda bien. El problema se llama sistema político, es un político del PRI. Hay un chiste o anécdota, no sé. Dicen que Dios estaba creando y decía que a los franceses les tocaba la sensualidad de su idioma y la maravilla de algo más. A los gringos la habilidad del dinero y otra cosa más. Así llegó a México y dijo: “a los mexicanos los vamos a hacer honestos, inteligentes y priistas”. San Pedro protestó airado porque había otorgado tres características y creía que había ventaja sobre los demás. “Está bien -dijo Dios- lo que se da no se quita. Vamos a dejarlas, pero nadie podrá tener las tres características al mismo tiempo”. Entonces habrá un priista honesto, pero no será inteligente. O un priista inteligente pero no será honesto. O un hombre honesto e inteligente pero no será priista.

– ¿Nunca quiso estar en otro partido?

– Muy chico me llamó la atención el PDM, el del gallito colorado, pero no, porque ¿qué partido en México, salvo el PAN, tiene ideólogos de verdad, un fundador creador de instituciones? Manuel Gómez Morín fue rector de la UNAM, creador del Banco de México…

– ¿Cuál es la figura más importante del panismo ahora?

– Hay varios. Ernesto Cordero, un tipo brillante en la economía. Margarita Zavala, gran mujer. Ricardo Anaya, dicen que es El Chico Maravilla, con una claridad para plasmar las ideas. Pero hay más, está el Jefe Diego que siempre será el Jefe Diego…

– Así como está México, ¿a dónde va?

– Al despeñadero. México no está estancado. Va en reversa. Sí están moviendo a México, pero hacia atrás. Espero que en este proceso los mexicanos salgan a votar porque necesitamos… hicimos las reformas que México necesitaba. La de telecomunicaciones, la energética, que no es perder la soberanía, la laboral, la político-electoral. Era para que México estuviera creciendo hasta 7 u 8 por ciento pero la reforma fiscal detiene todo. Estos idiotas… bueno, no son idiotas, son malvados -es que son priistas inteligentes- han demostrado una voracidad nunca vista. El PRI tenía una característica que perdió con este gobierno y es que repartía en un ambiente de “corrupción institucionalizada”, donde alcanzaba a salpicar a la mayoría con dinero y ciertos beneficios. Los asuntos de la casa blanca, de Ixtapan, Malinalco no son un trabajo nada más periodístico, es que otros grupos dentro del PRI no reciben nada y están soltando información. Porque, si miramos bien, el gabinete federal es Atlacomulco e Hidalgo. Y nada más.

– ¿Cuáles son sus referentes políticos?

– Me podría calificar como un panista de cepa que tiene muy clara la visión del partido. Ingreso al PAN porque conozco a Luis Felipe Bravo Mena –que no es mi pariente- siendo yo muy chico. Iba en la misma escuela que sus hijos y allí me nace participar en política. Fui scout y allí enseñan tres principios: Dios, Patria y Hogar. Soy católico practicante, de misa cada ocho días porque si eres fiel en eso, tienes que serlo de verdad y comprometerte. A quien admiro, ejemplo de político verdadero, es a Carlos María Abascal, prudente y sensato. Lo conocí cuando iba yo en primaria, en 1988. También menciono a Carlos Castillo Peraza y más reciente, Juan José Rodríguez Prats, igual que el ex gobernador de Guanajuato, Juan Ramón Oliva. Mis referentes van por ahí.

– Cuatro nombres y usted opina: Andrés Manuel López Obrador.

– El Mesías Tropical. Es un cuate manipulador, un experto y un peligro, realmente, para México.

– Eruviel Ávila…

– Tristemente, pudiendo hacer mucho, ha gobernado el Edomex como si fuera un pueblito.

– Carolina Monroy…

– La prima del presidente.

– Enrique Peña…

– Ha dejado la oportunidad de pasar a la historia como un hombre que podía cambiar a México y en vez de aprovechar nos ha enseñado que en dos años se pueden destruir doce.

– Ayotzinapa…

– El ejemplo de la corrupción y de que cuando los políticos dejan de servir y falta la autoridad, todo se pierde.

– Si no hubiera sido político, ¿qué habría elegido?

– Bueno, estuve en el Seminario, pero sólo aguanté una semana. Luego me aceptaron en la escuela militar pero una cuestión de familia lo impidió.

– Muy pocos conocen la vida privada de Alfonso Bravo…

– Cumplo en el 2015 catorce años de casado con Lupita. Tenemos siete hijos. La más grande tiene 13, el más chico apenas tres y yo digo que en casa hay una fiesta permanente. Mis hijos juegan futbol en Búfalos Toluca y vamos a los partidos todos. Y por eso estoy tan involucrado en política, porque quiero que mis hijos puedan salir a jugar canicas a la calle, a los parques, y hoy no lo pueden hacer. Se trata de que toda la ciudad esté bien.

– ¿Qué hace cuando no está trabajando?

– Sentarme a leer un buen libro, una novela. Los grandes clásicos y los modernos. Alejandro Dumas, por ejemplo o Álvaro Uribe, autor de El Expediente del Atentado. Puedo leer a José Emilio Pacheco, Las Batallas en el Desierto escuchando a Café Tacuba, híjole… me encanta la música. Soy metalero de corazón, desde los grandes clásicos del rock, Led Zeppelin, AC/DC, hasta los contemporáneos, Metallica, me encanta el rock en español y también nuestra música, los corridos, la salsa, que no hay nada mejor para un día en que te está yendo mal porque te reaviva. Ahora ya no lo hago como antes, pero me gustan los videojuegos y claro, convivir con mis amigos, una buena carne asada.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 498 seguidores