Señales

Legislar en el aire

José Antonio León

Aunque de última hora el pleno del Congreso federal retiró de la reforma constitucional en materia judicial, aprobada el pasado martes por mayoría de votos, el polémico párrafo que autorizaba cateos sin orden de un juez en domicilios particulares, si cabía la presunción de algún delito, nada salva a los legisladores de la República del enorme dislate de legislar sobre este rubro, en pleno aniversario de la adhesión de nuestro país a la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes,  promovida por la ONU desde 1984.

Efectivamente, un 23 de enero de 1986, hace ya 22 años, México decidió sumarse a esta convención, que en 23 artículos hacía una defensa notable de la dignidad de la persona, los derechos humanos y la degradación a que conduce la práctica de la tortura por los motivos que fueren.

Ese mismo año, el 6 de marzo, el Diario Oficial de la Federación publicó dicha adhesión y el documento entero, con lo que oficialmente y ante las naciones del mundo, el estado mexicano renunciaba a la práctica de esas acciones, y se comprometía a denunciarla y erradicarla en territorio nacional. Si bien la tortura y otras penas crueles, inhumanas y degradantes se han seguido practicando en el país, como en alguna forma ha reconocido la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y han denunciado innumerables organizaciones no gubernamentales tanto mexicanas como del exterior – Human Rights y Amnesty International, por mencionar al menos dos -, en realidad no pocos observadores admiten que el gobierno mexicano ha logrado progresos en la defensa de los derechos básicos de los individuos.

A pesar de tal reconocimiento, sin embargo, la iniciativa de reforma judicial apenas aprobada generó numerosas condenas y críticas de amplios sectores de la sociedad, que vieron en ella el endurecimiento de las políticas represivas del régimen. Tal vez por ello los legisladores de la bancada del PRI, con César Camacho a la cabeza, quienes todavía unas horas antes de esa aprobación parecían dispuestos a pasarla sin modificaciones de fondo, finalmente dieron marcha atrás y negociaron con las otras fracciones, el retiro del párrafo en cuestión que reformaba el artículo 16 de la Constitución Política del país, con el que se permitirían los cateos en casas particulares sin mediar orden judicial.

Pero tampoco nos engañemos, en realidad la marcha atrás obedeció más al cálculo político en que la clase política mexicana se ha vuelto experta, antes que a una última reflexión sobre el enorme daño que le hubieran infligido al país y la población. De hecho, el otro punto que también provocó el rechazó generalizado de la sociedad, el arraigo sin aval de un juez, se mantuvo.

Lo que se contrapone al compromiso de México de  tomar “medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole eficaces para impedir los actos de tortura en todo territorio que esté bajo su jurisdicción”, y de no invocar, en ningún caso, “circunstancias excepcionales tales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación de la tortura”, según los numerales 1 y 2 del segundo artículo de dicha convención.

Como en otras ocasiones, nuestros representantes populares volvieron a legislar con base en la coyuntura y sus muy particulares cálculos políticos. Volvieron a legislar en el aire…      

El otro Golden

Es más poderoso que Enrique Peña; es guapo y más joven que el del Grupo Alacomulco; es adinerado; tiene una imagen familiar limpia; usa los mismos trucos publicitarios que el gobernador y ha tenido un ascenso meteórico. Desde este año se coloca como el rival a vencer rumbo a la presidencia del país. Es el Golden panista y utiliza todo el poder que le confiere el Ejecutivo nacional, Felipe Calderón.

Jorge Hernández
Es hijo de español. Sus ojos claros contrastan con la mirada de Enrique Peña. Su ajuar es impecable y sabe moverse, desde joven, en los oficios de tinieblas.
Tiene notables ventanas sobre el gobernador mexiquense ante la opinión pública. Excepto por el del propio presidente Calderón, no se ha involucrado abiertamente con figuras señaladas de corrupción. Tampoco hace pública su vida familiar ni ésta ha sido manchada por escándalos ni tragedias.
Es Juan Camilo Mouriño, la competencia del autollamado “Viudo de Oro” a quien incluso las mismas revistas de géneros rosas han apodado “El Chico Superpoderoso”.
La llegada de Mouriño a la Secretaría de Gobernación precipitó todo. Quienes aspiran a la presidencia y llegan al poder no son los más listos, ni los más poderosos. Nunca ha sido la inteligencia ni la honradez una característica que defina a los gobernantes en cualquier nivel y esta vez no será la excepción. Peña y Mouriño no son los más inteligentes ni los más honrados. Pero sí son los más guapos, según los estándares que la televisión ha impuesto.
A Peña la ciudadanía lo ubica poco como un estadista y prefiere la imagen de frivolidad que el equipo del sobrino de Arturo Montiel le construyó. Comunicación Social del Estado de México gasta cada año en promocionar a Peña Nieto más de 232 millones de pesos, según reportes de Transparencia y los presupuestos estatales desde hace dos años. Eso incluye apariciones del gobernador en medios de cualquier tipo; invitaciones a programas no políticos pero dirigidos al público interesado en los espectáculos; también promociona las obras que el gobierno estatal realiza y se pagan giras de trabajo que no son sino pasarelas a modo para que Peña luzca. Televisa y TV Azteca concentran más del 50 por ciento de estos recursos, pero también medios locales y pasquines han sido favorecidos y desde la prestigiosa revista Proceso hasta La Jornada, todos reciben una partida del presupuesto.
La meta del Grupo Atlacomulco es llevar al gobernador a la presidencia, luego de más de 40 50 años intentándolo. El único presidente afín al Grupo fue Adolfo López Mateos, quien a pesar de ello, se mantuvo al margen; Carlos Hank, Alfredo del Mazo y Arturo Montiel sumaron sendos fracasos, aunque el resto del gabinete siempre estuvo bajo control de los mexiquenses debido a los extensos lazos familiares y económicos tejidos durante decenios.
Viudo, enfrentó la muerte de su esposa, Mónica Pretelini con una versión de epilepsia duramente cuestionada. Hoy mantiene una relación con la conductora de Televisa en Monterrey, Rebecca Solano, del programa Transforma T. Estas relaciones mantiene lal gobernador en el vórtice del jet set, el cual recorre a lo largo y ancho del país, prueba de ello son las bodas de la hija del gobernador de Sinaloa, homenajes a Eugenio Garza en Monterrey y foros empresariales donde el gobernador presume su relación. Ella trabajó en Otro Rollo y Hoy, donde Peña aparecía cotidianamente. La amiga del gobernador tiene 40 años, es divorciada y tiene 2 hijos, uno de 14 y otra de 7 años.
El equipo de asesores de Peña sabe que el gobernador no es brillante pero tiene a su favor la apostura y el glamur de una estrella de la pantalla chica. Ha accedidos a puestos de poder gracias a al parentesco con el ex gobernador Montiel, de quien es sobrino gracias a ello. El gobierno del Edomex mantiene un mediocre plan de desarrollo, que da algunos resultados por inercia. De ello se ampara el gobernador para informar sobre su administración, la cual no es su fuerte. Perdonoó a su tío Montiel por enriquecimeito ilícito y agrupó a su lado a los funcionarios impulsados en la anterior administración. El último caso fue la incorporación Telmex procurador de Justicia a la Secretaría de Desarrollo. Y si bien su imagen se perfeccionó y pulieron dicción y tablas, Peña depende enteramente de sus tratos publicitarios para no perjudicar su imagen.
La estrategia es pública. La apuesta por los guapos es milenaria y también el PAN la juega. El secretario de Gobernación es su carta fuerte.
Y si Peña paga a Reforma, La Crónica, El Universal, Milenio y El Economista 3 millones de pesos en publicidad, Mouriño la obtiene prácticamente gratis. Cualquier cosa que diga es, en este momento difundida. Los programas de radio y tele del animador Joaquín López Dóriga son los clientes habituales del mexiquense, pero Mouriño aparece a diario.
Según Videgaray, el Edomex gasta 0.20 por ciento de su presupuesto anual en promover a Peña abogado egresado de la Universidad Panamericana y tiene una Maestría en Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
Mouriño nació español y fue mexicano a los 18 años. Nació el 1 de agosto de 1971 en Madrid y tiene 36 años. Nació rico pero hoy su familia es millonaria, que ha participado en negocios con franquicias. El incoveniente de la nacionalidad lo salvará con una pequeñam reforma constitucional y lograría lo que ni Carlos Hank pudo en su tiempo.
La Red de Amigos de Fox fue la plataforma para Camilo, o Iván, como le llaman en su familia, que lo unió con la hija de un empresario poderoso,
Su padre es Carlos Mouriño Atanés, creador del Grupo Energético del Sureste (GES), beneficiadas por Pemex y denunciada por fraude por la adquisición de gasolina subsidiada.
En 1997 Mouriño ingresó a la política y fue diputado por el PAN. Conoció a Calderón y buscó la alcaldía de Campeche, pero fue derrotado. Peña, en cambio, nunca ha perdido una elección. También fue diputado por Atlacomulco y coordinó a la bancada en la Cámara estatal, desde donde saltó a la gubernatura.
Calderón desingó a Mouriño coordinador general de Asesoría y Enlace Institucional para más tarde ser designado por el presidente Fox como subsecretario de Electricidad.
La familia Mouriño llegó a México en 1978. El GES controla 35 estaciones de gasolina en cinco estados, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas.
Peña nació el 20 de julio de 1966 y no está ligado directamente al empresariado, pero sus parientes, todos ellos políticos, sí y pertenecen al Grupo Atlacomulco, donde Carlos Hank fue uno de los patriarcas.
Hasta ahora, ellos dos encabezan la lista de posibilidades del PRI y el PAN. A uno lo asiste todo el poder y al otro la condición de delfín de antiguos grupos en el poder. Y los dos tienen la condición común de que no importan sus capacidades profesionales, siempre y cuando no dejen de ser guapos.

La reforma electoral que viene

José Antonio León 

Dentro de poco, probablemente en marzo según estimaciones de los partidos Acción Nacional y la Revolución Democrática, se decretará una nueva reforma electoral para el Estado de México.

Así será si ambos institutos hacen valer su peso y presencia políticas en la entidad, aunque por ahora ya se vea que son los tiempos del mandatario Enrique Peña y su partido los que vienen imponiéndose, lo que significa que la reforma podría prolongarse hasta junio o el último tercio del año que corre.Parece improbable, en cambio, que esta reforma se frustre al igual que pasó con la última promovida por la legislatura anterior, debido a que ahora las modificaciones constitucionales en materia electoral a nivel federal son un imperativo, y el Congreso mexiquense se encuentra obligado a realizar los ajustes respectivos a la Constitución estatal en consonancia con dichas reformas y adiciones.Pero si bien es inminente, la ciudadanía debería dudar de sus alcances y fines. La historia política y electoral de la entidad muestra que, contra los buenos deseos y propósitos de los diferentes actores políticos, al final los intentos por redefinir las reglas del juego electoral y democrático se han quedado cortos.Aunque no pocos analistas e investigadores locales han pretendido que cada una de las seis reformas electorales que hemos conocido en territorio mexiquense desde que se creara el Código Electoral en 1996, representan avances notables para la consolidación democrática, en realidad el entusiasmo es excesivo. Falta aún por documentarlo, pero una mirada menos indulgente a la evolución de nuestro sistema electoral arroja que estas modificaciones han obedecido sobre todo a la coyuntura política y los intereses particulares de los partidos.En cada ocasión desde octubre de 1998, cuando por primera vez se reformaron y adicionaron diversos artículos de este código, ha prevalecido el cálculo político de la coyuntura y no una visión de estado integral y de largo plazo. Movidos por la experiencia de la elección anterior, los actores políticos de la entidad han elaborado sus propuestas de cambio. En su visión inmediatista han mirado a la elección siguiente y no a 10, 15 o más años. Han pretendido mejorar las condiciones de competencia para la siguiente justa electoral, no para las generaciones por venir.El caso más claro y reciente fue el intento de modificar el código electoral en agosto del 2005, cuando el PAN y el PRD aprobaron en el Congreso estatal por mayoría de votos una reforma electoral que habría de aplicarse en las elecciones locales de marzo de 2006. Contraria a los intereses del PRI y sus satélites, fue vetada por el aún gobernador Arturo Montiel, impidiendo su entrada en vigor.Ésta pretendía, entre otras transformaciones, que esas elecciones se movieran de marzo a julio y empataran con la presidencial. En el interés de sus promotores estaba aprovechar el ‘efecto’que cada uno de sus candidatos presidenciales había provocado. Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón Hinojosa habían polarizado la contienda, y parecía inevitable que, como sucedió, se repartieran los votos casi a partes iguales, dejando muy lejos al candidato tricolor, Roberto Madrazo Pintado.De haber empatado ambos procesos, seguramente el mapa electoral de la entidad fuera otro. PAN y PRD hubieran ganado más municipios y diputaciones de las que ahora tienen, y el PRI, si bien en el tercer lugar, se ubicaría aún más distante de ellos que ahora.Prevaleció una visión de corto plazo. El cálculo inmediato. La experiencia cercana y el peso de la coyuntura. Esta vez no difiere tanto de las anteriores. Un dato nos respalda. En este proceso de reforma se avanza al ritmo del PRI, son sus tiempos los que dominan y marcan los plazos. Ante esta situación, ¿podrán los otros actores romperlos y fijar los propios?      

La India de Brody

* Es uno de los más extraños actores. Pero también es uno de los más emblemáticos de los últimos años y a pesar de oponerse al estándar estético que la meca gringa impone desde el siglo pasado, es considerado como galán, adjetivo que a Adrien Brody le resulta del todo indiferente. Su nuevo trbajo, Daarjeeling Limited, aborda traiciones y sacrificios, algo a lo que los gringos están acostumbrados, siempre por las malas.

Aldo Rubio

– ¿Quién es el “Frotasienes”?

– Es mi personaje, un chico flemático, uno de los tres hermanos problemáticos de Darjeeling limited, el mediano, carga con las dos partes, la autoridad del grande y la falta de tesón del chico, y con su inseguridad.

– ¿Por qué participar en este filme?- Si Nueva York es un lugar impredecible, cuando vas a la India la historia es totalmente distinta, la llave es dejarse ir e integrarse con la corriente, es cuestionarse vida y realidad de la India. Las locaciones te hacen conectarte fácilmente.

– ¿Las campañas de imagen contrastan con la pobreza de la India?- Es un halago cuando una compañía se acerca y pide que seas su imagen. En el caso de la ropa, es todo un cumplido poner tu fotografía por todos lados, viéndote guapo. De cierta manera opaca tu imagen como actor serio, pero no tengo nada en contra de hacerlo. Es un trabajo respetable, claro, siempre y cuando te guste o apruebes la marca o producto, como contraste creo que hace pensar muchas cosas y valorar lo que tienes.

– ¿Qué pasó con Manolete? ¿Por qué no ha salido?- Están ultimando detalles, la filmación tiene un año, estaba rodando Manolete cuando Wes me mandó el guión. Volé a Nueva York a encontrarme con él, almorzamos y discutimos la posibilidad de hacer esta película. Estábamos interesados en el poder que tiene el sentido del humor.- ¿La India cambia la vida?

– Es algo muy especial. Me ha hecho más abierto, siento que me acepto mejor en mi vida, he aprendido a dejar entrar el caos y la naturaleza impredecible de la India, su sabor se ha colado en mi apartamento de Nueva York. Una vez que vas a la India siempre quieres regresar, es un lugar muy espiritual donde no hay energía negativa.

– ¿Cómo es el trabajo de Wes?

– Es todo un personaje, un hombre muy inteligente, con una calidad única en su trabajo, muy joven. A su lado uno siente que trabaja en familia. Él, Roman, Coppola, Owen Wilson y Jason Schwartzman son como una auténtica familia, me sentí como el cuarto o quinto hermano invitado al grupo, todos juntos en una misión.

– Y todos tienen una nariz familiar…- Es el rasgo que nos une a todos, hasta nuestro director es del mismo molde. Siempre he dicho que soy muy afortunado, pero alguien me dijo que la suerte llega cuando se encuentra con el terreno abonado, y ésa es una buena explicación. Hasta ahora he estado muy enfocado en mi trabajo. La confianza es importante ya que te hace arriesgarte cuando todo te obliga a rendirte. En ese momento yo prefiero mostrar mis emociones, lo cual es muy difícil siendo un hombre joven, especialmente americano.

– ¿Es improvisación o parece improvisación lo que hacen?

– Con Wes uno siente que es libre, que improvisa, pero todo está coreografiado, el diálogo es muy específico y el tiempo está medido. La naturaleza de la historia nos permitió a los actores cierta improvisación. – ¿Harías un sacrificio por tu familia?Sí, toda tu vida está llena de sacrificios.

– ¿Qué tan difícil fue la secuencia del río?

– Difícil. Representó un reto en el tono de la película, un hecho con una naturaleza dramática, fue interesante, peligroso, estar dentro de un río en India, no quieres ni imaginarte qué hay dentro de esta agua.

– ¿Qué representa no poder salvar a tu niño en el filme?

– Es la verdadera carga emocional de mi personaje, la mayoría de los errores no son por culpabilidad y que tienes que entender y dejarte ir, llevar por la corriente de la vida, la gente en India entiende esto muy bien porque la vida va de la mano con la muerte.

– ¿Hubo unión?

– Fue un poco menos específica que en el filme, porque al terminar, casi cuando decían corte, Owen corría y gritaba que vamos todos a comer a tal lado, son tipos magníficos y muy graciosos, muy leales, todo lo que ha creado Wes es como una tropa teatral, una familia teatral, me sentí muy honrado de ser bienvenido y entrar en esta familia.

– ¿Cómo construiste esa pérdida para tu personaje?

– Un amigo pasó por una situación similar, tenía mucho dinero pero nunca conoció realmente a su padre y desapareció por años en la India. Hasta el momento en que pisé la India pude entender todo, lo que dijo posteriormente en sus cartas y cómo pudo despedir a alguien que nunca conoció. También existe el tema de la traición pero es parte de su relación disfuncional, no es algo en lo que se enfocan mucho, es parte de las relaciones que tienes con tus hermanos.

– ¿Te gusta trabajar fuera de tu país?

– Me encanta. Es difícil cuando tienes que estar seis meses o más fuera de tu casa porque pierdes contacto con todo lo que te acostumbras, pero así es mi vida. Paso mucho tiempo rodando en el extranjero, por ejemplo, de España me fascina la luz, los colores, es un país maravilloso y mi novia actual es de ahí.

– ¿Y pronto sonarán campanas para ti y Elsa Pataki?

– No por el momento.     

“Ganaremos todo”

“En cada municipio se forma el movimiento sindical, el de profesionales, el de jubilados, discapacitados, transportistas, tianguistas, comerciantes… son diez. La gente estará preparada para cuando llegue el momento. La CNOP será un factor importante. Estoy convencido de que ganaremos todas las elecciones en el 2009, aunque parezca pretencioso, irreal”, apunta el ex líder magisterial Fernando Zamora.

Selene Hernández
– ¿Se prepara el PRI para la etapa electoral?
– Para nadie es un secreto que Juan Carlos Núñez Armas pertenece al grupo de Mouriño y quien es amigo personal de Mouriño y también de Felipe Calderón es Juan Rodolfo Sánchez. Con estas perspectivas… y a Ulises Ramírez, a quien s ele considera como el futuro candidato a gobernador. Los priistas tenemos que acercarnos a la gente. El pueblo sabe cuál es el remedio para su dolor. La gente se acerca a sus gobernantes para ser escuchada aunque nadie escucha. Armamos una estructura. De acuerdo a los cambios a nivel nacional en la reforma electoral que se acaba de dar, no habrá tanta tele ni radio.
– ¿Quién va a ganar?
– Va a ganar aquel que tenga estructura desde abajo y en eso se prepara el PRI y el sector popular. Estamos en los nombramientos de los secretarios generales para armar una estructura. En cada municipio se forma el movimiento sindical, el de profesionales, el de jubilados, discapacitados, transportistas, tianguistas, comerciantes… son diez. La gente estará preparada para cuando llegue el momento. La CNOP será un factor importante. Estoy convencido de que ganaremos todas las elecciones en el 2009, aunque parezca pretencioso, irreal.
– ¿Qué tanto resiente el PRI decisiones como las de San Salvador Atenco, Sedagro y el caso de Montiel?
– Sedagro fue una muestra de lo que es saber gobernar. El gobernador mostró que escucha al pueblo. Sobre Montiel, es caso juzgado. La Fiscalía dijo que no hay elementos condenatorios qué perseguir. Con Atenco… las encuestas… estamos en una sociedad donde la mayoría quiere democracia, porque la mayoría quiere mano firme, que no es lo mismo que mano ruda. Se actuó conforme a la ley. Aunque algunos no la obedecieron, como el caso de algunos policías. Son temas difíciles, pero no todo es malo. Y acciones que ayudan a la mayoría. Peña se comprometió con 608 acciones y lleva más de 300. Él no se ha olvidado que es parte de un partido y pareciera que está en campaña permanente porque saluda con mucho afecto a la gente, no se ha mareado, se deja apapachar, querer. Pero ha cumplido.
– ¿Tiene el PRI posibilidad de recuperar Metepec con Ana Lilia Herrera?
– Ha hecho un buen trabajo como legisladora, pero también es cierto que se ha acercado mucho al pueblo. Eso en el partido permite vislumbrarla como una de las posibles candidatas. No puedo decir que no haya más, tendremos que esperar.
– ¿El PRI sigue siendo un partido de obediencia?
– Es un partido de líderes. La política es una convivencia. Uno es líder cuando se es responsable de un sistema, cualquiera y se calcula la dimensión de éste dependiendo del número de personas que le sigan. Se le dará oportunidad al que tenga un buen liderazgo. En el valle de México la mayoría de los municipios son del sector popular. El 86% de los habitantes del Edomex vive en zonas urbanas.
– ¿Y el magisterio?
– Es la agrupación más política del Edomex. Ahora está Héctor Hernández, pero yo sé nada más. Hay que respetar a quien está allí.
– Fernando Zamora representa un factor muy importante dentro del PRI, por su capital político…
– La CNOP, como sector del PRI, tiene que cambiar la forma de hacer política. La sociedad ya no cree en los partidos, en los políticos pero cuando ve acciones, recobra la confianza. El sector popular debe beneficiar a la gente. Nos organizamos de otra forma, un ejemplo son los caminos arreglados en Autopan, y el desazolve del río Tejalpa. Hemos hecho jornadas de limpieza. Recibimos ropa en donación y fuimos a Tejupilco, a las comunidades alejadas
– ¿Qué hay de la participación ciudadana?
– Si nos ven trabajar, cambia la mentalidad de lo que es ser político. El partido tiene que acercarse a los más necesitados, pero con resultados. Tenemos un presidente en el PRI que nos ha dado la libertad de hacer nuestro trabajo. Ha respetado la autonomía del sector.

Derrumbes

A lo lejos, la enorme planta de Bonafont, propiedad de la trasnacional Danone, domina el paisaje. Está ubicada junto al metanfetamínico laboratorio del chino Zhely Ye Gon, hoy abandonado hasta por las autoridades. Bonafont resulta peor que las drogas sintéticas made in China, pues según los vecinos del lugar, es una de las culpables de los hundimientos en la zona, pues ha desecado los mantos freáticos dejando cavernas insalvables y que se abren un poco más cada día.

Miguel Alvarado
Una placa de metal, herrumbrada y desportillada, se mueve con el viento afuera de la casa de Ventura Torres, en San Pedro Totoltepec. Le recuerda todos los días que su casa se desmorona en pedazos, pues está asentada en una zona de grietas y cavernas que afectan a más de 500 viviendas, desde hace más de 5 años.
A lo lejos, la enorme planta de Bonafont, propiedad de la trasnacional Danone, domina el paisaje. Está ubicada junto al metanfetamínico laboratorio del chino Zhely Ye Gon, hoy abandonado hasta por las autoridades. Bonafont resulta peor que las drogas sintéticas made in China, pues según los vecinos del lugar, es una de las culpables de los hundimientos en la zona, pues ha desecado los mantos freáticos dejando cavernas insalvables y que se abren un poco más cada día.
Ventura Torres abre la puerta y suspira. Recorre con una mirada la primera habitación, decorada con un enorme altar donde vírgenes y santos conviven en una fiesta de colores y veladoras. Alumbran apenas una pared agrietada, pintada de verde, que se inclina en la penumbra.
Torres enciende la luz y el pequeño cuarto, de unos 20 metros cuadrados, se puebla de grietas. Recorren incluso el suelo y han separado las paredes del piso y el recubrimiento de yeso se contrae, cae. No hay opciones. Hace cinco años la casa no estaba así y a pesar de que se ha n subsanado algunos desperfectos, el deterioro continúa.
A la familia de Ventura, el futuro se les vendrá encima, tarde o temprano.
“Hemos hablado con el alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez, aunque solamente cuando viene a giras, pues nunca nos recibe. Nos dice que sí, o nos manda con otras personas, pero desde el 2002 no hemos recibido ayuda, excepto la del programa Pie de Casa, aunque eso no detiene las grietas”, sostiene.
La casa de los Torres es un pequeño laberinto de cuartos, con un patio interno donde se agolpan muros y un lavadero. El patio sirve de unión para el resto de la casa, que amenaza con derrumbarse si no se apuntala. El suelo de cemento del siguiente cuarto es una oscilación. Rajado en enormes pedazos se comba hacia el centro y sus dueños resbalan, como en una rampa cuando pasan por allí. Una de las grietas permite ver el otro lado del cuarto, donde se almacena algunos muebles y costales. Nadie habita allí, al menos temporalmente.
Torres acusa que Protección Civil municipal se ha limitado a poner pequeñas marcas de yeso, para medir el avance de las grietas, sin hacer nada más, y asegura que la dependencia sostiene que no hay peligro alguno y nos dicen que si la Cámara de Diputados está peor, no debemos tener miedo
– No puedo salirme de aquí, no tenemos dónde ir. Nosotros estuvimos caminando con el panista Sánchez Gómez cuando su campaña, y también con el diputado local Gerardo Pliego. Ganaron y nos dijeron que no hay recursos. Pliego dice que en cuanto haya, seré la primera en saberlo pero aún no sé nada.
El esposo de Torres trabaja como chofer y obrero en la zona industrial de Toluca y la familia no puede comprar otra propiedad, pues carece de recursos. Afirma que el gobierno municipal no ha hablado con ellos de reubicación ni tampoco de algún tipo de auxilio, pese a que las grietas se ensanchan.
“La mañana en que tembló salimos de la casa corriendo, pues se escuchaba cómo tronaban las paredes, como si estuvieran aplastando cacahuates. Las grietas se acentuaron y ahora tenemos más preocupación”, dice, mientras recorre con la mirada una salita, de donde cuelgan retratos de sus familiares, surcados por grietas de hasta tres metros de largo y 5 centímetros de separación. La casa, en su totalidad, está dañada pero es sólo una casa en 9 colonias de la ciudad, que desde hace 15 años presentan fracturas.
La zona de riesgos, según el propio ayuntamiento, incluye a la colonia Morelos, San Pedro y Santa María Totoltpec, Buenaventura, Independencia, Los Ángeles y La Mora.
Un reporte municipal, Análisis de Peligros por Remoción en Masa de la propia Protección Civil culpa a la extracción de agua por los hundimientos, pero el fenómeno se agudiza en la zona industrial y el nuevo aeropuerto internacional, según la Universidad de Québec. La ciudad ha perdido 46 millones de litros por extracciones.
Los vecinos de Ventura padecen lo mismo. Una casa vecina está abandonada totalmente porque las grietas separaron en más de 15 centímetros paredes, techos y suelos.
Con el rostro adusto pero resignado, el dueño de la propiedad observa que las casas construidas con material nuevo no resisten, pues casas de adobe no tienen fracturas.
De cualquier manera, las propiedades han sido modificadas para poder vivir sin peligro. Otro vecino cambió la entrada de su hogar porque el suelo se hundió.
El río Totoltepec, contaminado desde hace años por aguas negras, pasa a 10 metros de las viviendas. Algunos trabajadores descansan y una cubierta de concreto espera paciente para cubrir parte del río. Totoltepec es un pueblo marginado. Sobrevive con peqños comercios y por las zonas semirurales que todavía existen, pero está encerrado. Por una parte están las empresas de la avenida Miguel Alemán, donde el aeropuerto funciona como poderoso imán. Por el otro, la creciente zona industrial avasalla campos, terrenos ejidales, pero no reparte la riqueza, que se queda en manos de los dueños como lo atestiguan exiguas casas de lámina, madera y negocios a punto de caerse como talachas y puestos de comidas que apenas subsisten entre polvo y agua sedimentada.
Los afectados señalan que la ubicación de empresas en la zona ha provocado la desecación de los mantos y culpan a Bonafont y Coca-Cola, entre otras.
Respecto a Bonafont, la marca cuenta con la certificación de la NSF, un organismo internacional, no gubernamental, líder en el mundo en el desarrollo de los estándares y certificación de producto para la salud pública y la seguridad. Se distribuye en toda la república y fabrica siete presentaciones de botellas.

PAN: la vergonzosa memoria

Hoy la derecha es gobierno y como todos lo gobiernos ha cometido abusos y se ha visto involucrada en escándalos de corrupción. Uno de los más recordados involucró a un grupo de diputados panistas que renunció a su partido y se declaró independiente, en el año 2002, durante LIV Legislatura.

Jorge Hernández
El panismo en el Estado de México ha crecido de manera exponencial. Hace 30 años no eran sino la oposición de un priismo que no dejaba resquicio para ningún partido. El panismo era, incluso, respetado por el sólo hecho de anteponerse.
Hoy la derecha es gobierno y como todos lo gobiernos ha cometido abusos y se ha visto involucrada en escándalos de corrupción. Uno de los más recordados involucró a un grupo de diputados panistas que renunció a su partido y se declaró independiente, en el año 2002, durante LIV Legislatura.
A finales de aquel año, Julián Angulo Góngora, un hombre abrazado a las irregularidades, fue impugnado por los diputados como coordinar de la fracción azul. Uno de sus principales rivales era Domingo de Guzmán Vilchis, ex alcalde de Nicolás Romero. El PAN, resquebrajado, se enfrentó consigo mismo y Angulo fue demandado penalmente por malversar 20 millones de pesos cuando era alcalde de Cuautitlán Izcalli. Junto con él lo ex tesoreros Noé Aguilar Tinajero, Edelmira Gutiérrez y Reynerio Canal fueron implicados. Otro nombre saltaba a la luz pública. Alejandro Gamiño, quien fue acusado por desviar 14 millones de pesos. Este personaje, tres años después y cuando pretendía postularse de nuevo para la alcaldía de Coacalco, fue detenido acusado por extorsionar a la ex alcaldesa Julieta Villalpando Riquelme y preso en el Reclusorio Sur, cuando Alfonso Navarrete era procurador.
Priistas y perredistas aprovecharon los desatinos azules y se aliaron, repartiéndose las comisiones más importantes y acusaron al PAN de no respetar el acuerdo de rotar la Gran Comisión.
El PAN estatal ordenó a sus diputados para no asumir los cargos en comisiones pero el grupo de Domingo de Guzmán decidió al revés.
Alfredo Rivadeneyra y Francisco Gárate anunciaron, al fin, la expulsión de tres panistas, Hesiquio López, quien terminó en un oscuro cargo en la etapa de Arturo Montiel y pretendió defender al luchador social Santiago Pérez, aunque finalmente lo abandonó durante su proceso de encarcelamiento. López, relacionado también con el priista Isidro Pastor, fue acompañado por Ricardo García Alavez, acogido en Convergencia posteriormente, y Mario Enrique del Toro, un priista de Tlalnepantla.
A las expulsiones les siguió la suspensión de derechos a Domingo de Guzmán; Leonardo Bravo, luego alcalde de Zinacantepec por el PRI y aliado también del poderoso Pastor, aunque en el 2007 el ex edil fue encarcelado por un presunto desvío de 90 millones de pesos. Su defensor fue, naturalmente, Hesiquio López; y Gonzalo López.
Días después, 13 legisladores panistas se declaraban independientes y con ello se rompía la hegemonía azul en el Congreso. La razón principal acusaba a Angulo de no haber aportado nada en la campaña del 2 de julio del 2000.
El trasfondo era otro. La operación para desbaratar la bancada del PAN fue articulada por el priista Isidro Pastor, quien luego de completarla fue nombrado dirigente del PRI estatal.
Pastor fue señalado de entregar bonos de hasta 450 mil pesos a los ahora independientes y se documentaron los casos de Domingo de Guzmán y Aarón Urbina Bedolla. Otros a quienes se les documentó la recepción de dinero fueron Carlos Galán, 145 mil pesos; Juan Abad de Jesús, 136 mil pesos; Leonardo Bravo, 90 mil pesos y los perredistas Josè Saavedra, 150 mil pesos; Juana Bonilla, 150 mil pesos; Antonio Cabello, 180 mil pesos y Valentín González, quien al ocupar la presidencia de la Gran Comisión recibió un bono desde la oficina del ahora gobernador, Enrique Peña, por 300 mil pesos. En ese tiempo, el delfín del montielismo era secretario de Finanzas.
Gamiño encontró revancha y documentó con un peritaje grafológico judicial, la entrega de bonos a Galán, Urbina, López y De Guzmán.
Urbina, Adán de Jesús y De Guzmán recibieron un bono extra por 300 mil pesos para la compra de autos; también los perredistas González y Saavedra recibieron 150 mil 115 mil pesos respectivamente, así como Rosalba Ruenes, del PAS, un bono por 300 mil pesos para un auto.
Una carta de Galán dirigida a Isidro Pastor fue publicada posteriormente, en donde se reclamaba la entrega del 40 por ciento de lo acordado para pagar a medios de comunicación una campaña orquestada por los independientes contra lo que quedaba de los 29 legisladores originales del PAN.
Angulo y Gamiño señalaron que el Congreso se había arrodillado ante Montiel a cambio de dinero y el denostado ex gobernador lanzó una de sus perlas: “los diputados no son pollos para que yo los nade maiceando” sostendría en una declaración posterior.
Apenas hace 6 años de esto y ya nadie se acuerda. La importancia de documentar la historia radica en que no debe repetir los errores, pero esto también es imposible, como la propia humanidad lo demuestra sin dificultades. Dentro de poco, cualquiera de los personajes de esta novela reaparecerán enmarcados en un aura mesiánica, salvadora, prometiendo por ello no empobrece, y otra vez saquearán a su antojo el erario público en las narices de todos. Algunos, incluso, serán reconocidos por su trayectoria.
El futuro no fue halagüeño para todos. Isidro Pastor dejó el PRI y perdió la candidatura con Peña Nieto; Arturo Montiel perdió la posibilidad de la presidencia del país a las primeras de cambio contra Roberto Madrazo; Hesiquio López encontró acomodo en una Subsecretaría de Ecología, pero fulminó su carrera política; Domingo de Guzmán obtuvo un cargo en seguridad pública; el hijo de Galán estaba en una planilla de la alianza PRI-PVEM pero perdió y el padre perdió elección por una diputación federal.