La India de Brody

* Es uno de los más extraños actores. Pero también es uno de los más emblemáticos de los últimos años y a pesar de oponerse al estándar estético que la meca gringa impone desde el siglo pasado, es considerado como galán, adjetivo que a Adrien Brody le resulta del todo indiferente. Su nuevo trbajo, Daarjeeling Limited, aborda traiciones y sacrificios, algo a lo que los gringos están acostumbrados, siempre por las malas.

Aldo Rubio

– ¿Quién es el “Frotasienes”?

– Es mi personaje, un chico flemático, uno de los tres hermanos problemáticos de Darjeeling limited, el mediano, carga con las dos partes, la autoridad del grande y la falta de tesón del chico, y con su inseguridad.

– ¿Por qué participar en este filme?- Si Nueva York es un lugar impredecible, cuando vas a la India la historia es totalmente distinta, la llave es dejarse ir e integrarse con la corriente, es cuestionarse vida y realidad de la India. Las locaciones te hacen conectarte fácilmente.

– ¿Las campañas de imagen contrastan con la pobreza de la India?- Es un halago cuando una compañía se acerca y pide que seas su imagen. En el caso de la ropa, es todo un cumplido poner tu fotografía por todos lados, viéndote guapo. De cierta manera opaca tu imagen como actor serio, pero no tengo nada en contra de hacerlo. Es un trabajo respetable, claro, siempre y cuando te guste o apruebes la marca o producto, como contraste creo que hace pensar muchas cosas y valorar lo que tienes.

– ¿Qué pasó con Manolete? ¿Por qué no ha salido?- Están ultimando detalles, la filmación tiene un año, estaba rodando Manolete cuando Wes me mandó el guión. Volé a Nueva York a encontrarme con él, almorzamos y discutimos la posibilidad de hacer esta película. Estábamos interesados en el poder que tiene el sentido del humor.- ¿La India cambia la vida?

– Es algo muy especial. Me ha hecho más abierto, siento que me acepto mejor en mi vida, he aprendido a dejar entrar el caos y la naturaleza impredecible de la India, su sabor se ha colado en mi apartamento de Nueva York. Una vez que vas a la India siempre quieres regresar, es un lugar muy espiritual donde no hay energía negativa.

– ¿Cómo es el trabajo de Wes?

– Es todo un personaje, un hombre muy inteligente, con una calidad única en su trabajo, muy joven. A su lado uno siente que trabaja en familia. Él, Roman, Coppola, Owen Wilson y Jason Schwartzman son como una auténtica familia, me sentí como el cuarto o quinto hermano invitado al grupo, todos juntos en una misión.

– Y todos tienen una nariz familiar…- Es el rasgo que nos une a todos, hasta nuestro director es del mismo molde. Siempre he dicho que soy muy afortunado, pero alguien me dijo que la suerte llega cuando se encuentra con el terreno abonado, y ésa es una buena explicación. Hasta ahora he estado muy enfocado en mi trabajo. La confianza es importante ya que te hace arriesgarte cuando todo te obliga a rendirte. En ese momento yo prefiero mostrar mis emociones, lo cual es muy difícil siendo un hombre joven, especialmente americano.

– ¿Es improvisación o parece improvisación lo que hacen?

– Con Wes uno siente que es libre, que improvisa, pero todo está coreografiado, el diálogo es muy específico y el tiempo está medido. La naturaleza de la historia nos permitió a los actores cierta improvisación. – ¿Harías un sacrificio por tu familia?Sí, toda tu vida está llena de sacrificios.

– ¿Qué tan difícil fue la secuencia del río?

– Difícil. Representó un reto en el tono de la película, un hecho con una naturaleza dramática, fue interesante, peligroso, estar dentro de un río en India, no quieres ni imaginarte qué hay dentro de esta agua.

– ¿Qué representa no poder salvar a tu niño en el filme?

– Es la verdadera carga emocional de mi personaje, la mayoría de los errores no son por culpabilidad y que tienes que entender y dejarte ir, llevar por la corriente de la vida, la gente en India entiende esto muy bien porque la vida va de la mano con la muerte.

– ¿Hubo unión?

– Fue un poco menos específica que en el filme, porque al terminar, casi cuando decían corte, Owen corría y gritaba que vamos todos a comer a tal lado, son tipos magníficos y muy graciosos, muy leales, todo lo que ha creado Wes es como una tropa teatral, una familia teatral, me sentí muy honrado de ser bienvenido y entrar en esta familia.

– ¿Cómo construiste esa pérdida para tu personaje?

– Un amigo pasó por una situación similar, tenía mucho dinero pero nunca conoció realmente a su padre y desapareció por años en la India. Hasta el momento en que pisé la India pude entender todo, lo que dijo posteriormente en sus cartas y cómo pudo despedir a alguien que nunca conoció. También existe el tema de la traición pero es parte de su relación disfuncional, no es algo en lo que se enfocan mucho, es parte de las relaciones que tienes con tus hermanos.

– ¿Te gusta trabajar fuera de tu país?

– Me encanta. Es difícil cuando tienes que estar seis meses o más fuera de tu casa porque pierdes contacto con todo lo que te acostumbras, pero así es mi vida. Paso mucho tiempo rodando en el extranjero, por ejemplo, de España me fascina la luz, los colores, es un país maravilloso y mi novia actual es de ahí.

– ¿Y pronto sonarán campanas para ti y Elsa Pataki?

– No por el momento.     

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s