El otro Golden

Es más poderoso que Enrique Peña; es guapo y más joven que el del Grupo Alacomulco; es adinerado; tiene una imagen familiar limpia; usa los mismos trucos publicitarios que el gobernador y ha tenido un ascenso meteórico. Desde este año se coloca como el rival a vencer rumbo a la presidencia del país. Es el Golden panista y utiliza todo el poder que le confiere el Ejecutivo nacional, Felipe Calderón.

Jorge Hernández
Es hijo de español. Sus ojos claros contrastan con la mirada de Enrique Peña. Su ajuar es impecable y sabe moverse, desde joven, en los oficios de tinieblas.
Tiene notables ventanas sobre el gobernador mexiquense ante la opinión pública. Excepto por el del propio presidente Calderón, no se ha involucrado abiertamente con figuras señaladas de corrupción. Tampoco hace pública su vida familiar ni ésta ha sido manchada por escándalos ni tragedias.
Es Juan Camilo Mouriño, la competencia del autollamado “Viudo de Oro” a quien incluso las mismas revistas de géneros rosas han apodado “El Chico Superpoderoso”.
La llegada de Mouriño a la Secretaría de Gobernación precipitó todo. Quienes aspiran a la presidencia y llegan al poder no son los más listos, ni los más poderosos. Nunca ha sido la inteligencia ni la honradez una característica que defina a los gobernantes en cualquier nivel y esta vez no será la excepción. Peña y Mouriño no son los más inteligentes ni los más honrados. Pero sí son los más guapos, según los estándares que la televisión ha impuesto.
A Peña la ciudadanía lo ubica poco como un estadista y prefiere la imagen de frivolidad que el equipo del sobrino de Arturo Montiel le construyó. Comunicación Social del Estado de México gasta cada año en promocionar a Peña Nieto más de 232 millones de pesos, según reportes de Transparencia y los presupuestos estatales desde hace dos años. Eso incluye apariciones del gobernador en medios de cualquier tipo; invitaciones a programas no políticos pero dirigidos al público interesado en los espectáculos; también promociona las obras que el gobierno estatal realiza y se pagan giras de trabajo que no son sino pasarelas a modo para que Peña luzca. Televisa y TV Azteca concentran más del 50 por ciento de estos recursos, pero también medios locales y pasquines han sido favorecidos y desde la prestigiosa revista Proceso hasta La Jornada, todos reciben una partida del presupuesto.
La meta del Grupo Atlacomulco es llevar al gobernador a la presidencia, luego de más de 40 50 años intentándolo. El único presidente afín al Grupo fue Adolfo López Mateos, quien a pesar de ello, se mantuvo al margen; Carlos Hank, Alfredo del Mazo y Arturo Montiel sumaron sendos fracasos, aunque el resto del gabinete siempre estuvo bajo control de los mexiquenses debido a los extensos lazos familiares y económicos tejidos durante decenios.
Viudo, enfrentó la muerte de su esposa, Mónica Pretelini con una versión de epilepsia duramente cuestionada. Hoy mantiene una relación con la conductora de Televisa en Monterrey, Rebecca Solano, del programa Transforma T. Estas relaciones mantiene lal gobernador en el vórtice del jet set, el cual recorre a lo largo y ancho del país, prueba de ello son las bodas de la hija del gobernador de Sinaloa, homenajes a Eugenio Garza en Monterrey y foros empresariales donde el gobernador presume su relación. Ella trabajó en Otro Rollo y Hoy, donde Peña aparecía cotidianamente. La amiga del gobernador tiene 40 años, es divorciada y tiene 2 hijos, uno de 14 y otra de 7 años.
El equipo de asesores de Peña sabe que el gobernador no es brillante pero tiene a su favor la apostura y el glamur de una estrella de la pantalla chica. Ha accedidos a puestos de poder gracias a al parentesco con el ex gobernador Montiel, de quien es sobrino gracias a ello. El gobierno del Edomex mantiene un mediocre plan de desarrollo, que da algunos resultados por inercia. De ello se ampara el gobernador para informar sobre su administración, la cual no es su fuerte. Perdonoó a su tío Montiel por enriquecimeito ilícito y agrupó a su lado a los funcionarios impulsados en la anterior administración. El último caso fue la incorporación Telmex procurador de Justicia a la Secretaría de Desarrollo. Y si bien su imagen se perfeccionó y pulieron dicción y tablas, Peña depende enteramente de sus tratos publicitarios para no perjudicar su imagen.
La estrategia es pública. La apuesta por los guapos es milenaria y también el PAN la juega. El secretario de Gobernación es su carta fuerte.
Y si Peña paga a Reforma, La Crónica, El Universal, Milenio y El Economista 3 millones de pesos en publicidad, Mouriño la obtiene prácticamente gratis. Cualquier cosa que diga es, en este momento difundida. Los programas de radio y tele del animador Joaquín López Dóriga son los clientes habituales del mexiquense, pero Mouriño aparece a diario.
Según Videgaray, el Edomex gasta 0.20 por ciento de su presupuesto anual en promover a Peña abogado egresado de la Universidad Panamericana y tiene una Maestría en Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
Mouriño nació español y fue mexicano a los 18 años. Nació el 1 de agosto de 1971 en Madrid y tiene 36 años. Nació rico pero hoy su familia es millonaria, que ha participado en negocios con franquicias. El incoveniente de la nacionalidad lo salvará con una pequeñam reforma constitucional y lograría lo que ni Carlos Hank pudo en su tiempo.
La Red de Amigos de Fox fue la plataforma para Camilo, o Iván, como le llaman en su familia, que lo unió con la hija de un empresario poderoso,
Su padre es Carlos Mouriño Atanés, creador del Grupo Energético del Sureste (GES), beneficiadas por Pemex y denunciada por fraude por la adquisición de gasolina subsidiada.
En 1997 Mouriño ingresó a la política y fue diputado por el PAN. Conoció a Calderón y buscó la alcaldía de Campeche, pero fue derrotado. Peña, en cambio, nunca ha perdido una elección. También fue diputado por Atlacomulco y coordinó a la bancada en la Cámara estatal, desde donde saltó a la gubernatura.
Calderón desingó a Mouriño coordinador general de Asesoría y Enlace Institucional para más tarde ser designado por el presidente Fox como subsecretario de Electricidad.
La familia Mouriño llegó a México en 1978. El GES controla 35 estaciones de gasolina en cinco estados, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas.
Peña nació el 20 de julio de 1966 y no está ligado directamente al empresariado, pero sus parientes, todos ellos políticos, sí y pertenecen al Grupo Atlacomulco, donde Carlos Hank fue uno de los patriarcas.
Hasta ahora, ellos dos encabezan la lista de posibilidades del PRI y el PAN. A uno lo asiste todo el poder y al otro la condición de delfín de antiguos grupos en el poder. Y los dos tienen la condición común de que no importan sus capacidades profesionales, siempre y cuando no dejen de ser guapos.