La cultura de Sánchez Gómez

 * Los artistas y su promoción costaron al contribuyente 10 millones 217 mil 290 pesos pero el gasto fue aún mayor debido a la renta y compra de equipo y servicios.

Miguel Alvarado

Es el 9 de abril del 2008, por la noche. La Plaza de los Mártires ha sido acondicionada como un enorme foro donde la cultura, como la entiende el alcalde panista de Toluca, será promocionada. Artistas, casi todos pertenecientes a la empresa Televisa, desfilarán por aquella pasarela, incluida su principal estrella, el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto, quien junto al edil inaugura el Festiva 2008 en su segunda versión, el circo ideado por la actual administración municipal para “rescatar” la vida cultural de la capital. Los artistas y su promoción costaron al contribuyente 10 millones 217 mil 290 pesos pero el gasto fue aún mayor debido a la renta y compra de equipo y servicios.

Aquella noche, el gobernador Peña apareció impecable, enfundado en un traje negro. Junto a él un adusto Sánchez Gómez esperaba nervioso que no fallara nada. Pero todo estaba calculado. Los propios empleados del ayuntamiento fueron obligados a ayudar en los detalles como la sillería, que fue cargada por ellos mismos.

Peña, orgulloso, saluda tras bambalinas al artista abridor, Manuel Mijares, uno de los cantantes favoritos de la empresa, quien tuvo que esperar 30 minutos más debido a un espectáculo de pirotecnia que se presentó a medio programa.

El frío no fue impedimento para levantar estadísticas. Según el propio ayuntamiento, durante los 11 días que duró el pretendido festival, más de 400 mil personas lo presenciaron, casi la mitad de la población que tiene la ciudad. Según ellos, hasta 20 mil personas acudieron a la convocatoria de Mijares y el alcalde corroboró que todo marchara correctamente.

Pero el Festival también fue motivo de protestas. Una de ellas, del PRI municipal, que en voz de su dirigente, Enrique Mendoza, solicitó a Transparencia información sobre gastos y partidas de donde fueron obtenidos los recursos para armarlo. Según Velásquez, costó 12 millones de pesos pero existe la duda de que pudieron haber sido utilizados para favorecer a empresarios afines al PAN.

Comparó la realización del Festival con las 800 solicitudes de obra que han presentado 26 representantes de 32 Consejos de Participación Ciudadana, de las cuales en el último año, han sido atendidas 170 pero el 90 por ciento de ellas fueron rechazadas.

El alcalde Sánchez Gómez había anunciado oficialmente que el Festival costaría 8 millones de pesos pero el costo fue rebasado por 4 millones de pesos más.

Una encuesta difundida en medios, aplicada por la empresa Gant SA, sostenía que la popularidad del alcalde había descendido, entre abril y mayo, de 6.4 a 5.4 puntos, debido a la mala imagen que le proyectó el propio Festival.

Esta encuesta indicaba que el 69 por ciento de los entrevistados dijo que había situaciones que molestaban dentro del Festival, mientras que al 31 por ciento este evento le fue indiferente.

También confirmó que empleados y amigos de funcionarios del ayuntamiento recibieron trato preferencial durante los conciertos y la seguridad fue “agresiva” con los asistentes.

Los boletos, denunciaron a Gant, fueron repartidos entre amigos y trabajadores municipales, por lo que el PRI municipal calificó de falso el triunfalismo con el que el Festival fue anunciado. Las cuentas de Mendoza alcanzan los 100 mil asistentes, 300 mil personas menos que la cifra oficial panista. Incluso cree que los gastos pudieron ascender a los 15 millones de pesos.

El gasto total, según Transparencia, fue de 12 millones 252 mil 995 pesos y se desglosaron de la siguiente manera.

La renta de una cartelera espectacular en la carretera federal México-Toluca, a la altura de Cuajimalpa, del 1 al 30 de abril para la difusión del Festival, 34 mil 500 pesos.

Cuatro edecanes en el estadio de futbol de la Bombonera, para difusión, 11 mil 500 pesos, el 30 de marzo.

Cena para los 80 integrantes aproximadamente, de la Orquesta Juvenil del Estado de México, 10 mil 100 pesos, además de 15 mil pesos para pagar el acompañamiento musical de la misma Orquesta, músicos ejecutantes y director. También 10 mil pesos en el flete de los instrumentos y equipo de la OJEM.

Por el alquiler de una “carpa elegante”, de 10 por 5 metros y 4 de altura, 7 mil 141 pesos.

La renta de un templete de 8 por 10 metros, 9 mil 200 pesos; por el alquiler de 61 mil sillas instaladas y colocadas del 9 al 20 de abril, 139 mil 929 pesos y al grupo de teatro Antimagie, en colaboración con la Alianza Franco-Mexicana de Toluca, 7 mil pesos.

El mayor gasto se realizó en la promoción y presentación de artistas, la mayoría de Televisa, pues el ayuntamiento gastó 10 millones 217 mil 290 pesos, aunque no se desglosa cuánto cobraron cada uno. La lista incluye al propio Mijares, a Pepe Aguilar, a la soprano Concepción Pedraza, al tenor Enrique Vargas, al ballet folclórico de Amalia Hernández, a Alejandro Filio, al tenor Fernando de la Mora, a la cantante Susana Harp, Tatiana, Emmanuel, el grupo Elefante, Belinda y la Sonora Margarita.

El reporte, de la Tesorería municipal, también incluye pósters impresos en papel couché, que costaron 7 mil 567 pesos; pendones impresos en sistema digital, 37 mil 950 pesos; vinilonas de 10 por 2 metros, selección a color, en 62 mil 100 pesos.

Un espectacular de 12 por 7 metros, en lona front light para publivallas, 162 mil 150 pesos.

Una vinilona de 2.50 por 2 metros, también en front light en selección a color, 431 pesos.

Otra vinilona, pero de 10 por 2 metros, en front light en selección a color, 20 mil 700 pesos.

Un espectacular de 12.90 metros por 7 metros, en lona front light,  36 mil 800 pesos.

El programa, de dos hojas en tamaño carta, impreso a 4 tintas en papel couché de 120 gramos, 23 mil 862 pesos.

Pendones impresos en sistema digital en selección a color, de 2 por 1 metros, mil 288 pesos.

Vinilona de 10 por 2 metros, en lona front light en selección a color, 53 mil 820 pesos.

Pendones impresos en sistema digital, en selección a color de uno por 2 metros, 23 mil pesos.

Espectacular de 7.20 por 20 metros, en lona front light y selección a color, 12 mil 420 pesos.

Pendones en sistema digital, en vinilona de 8 por 2 metros y vinilona de 16 por 3 metros, 15 mil 502 pesos.

Programa de una hoja tamaño carta, en 4 tintas, 52 mil 900 pesos.

Vinilona de 3 por 1.50 metros, en selección a color y front light, mil 86 pesos.

Impermeable de nylon con capucha, 36 mil 800 pesos.

Maskin tape, mil 552 metros.

Clavos de 2 y media pulgadas con cabeza y alambre recocido, 977 pesos.

Placa de unicel, de 1.22 por 2.44 metros, 2 mil 760 pesos.

Una pila Duracell, de 9 voltios, mil 725 pesos.

Impresión digital sobre vinil adherible, de 13.5 por 2 metros, 52 mil 849 pesos.

Espectacular de 12.90 metros por 7.20 metros, en lona front Light para publivalla de 4.40 por 2.40 metros y vinilona 10 por 2 metros, 126 mil 224 pesos.

Rotulación de 20 mil metros cuadrados de bardas para difusión del Festival, del 1 al 5 de abril,, 276 mil pesos.

Alquiler de 20 mil 500 sillas instaladas y colocadas, del 9 al 20 de abril, 55 mil pesos.

Renta de 4 velarias, dos en la plaza González Arratia y dos en la Glorieta del Bicentenario, 248 mil 446 pesos.

Renta de dos pantallas para la inauguración del Festival, 110 mil pesos.

Alquiler de gran soporte, iluminación, escenario y planta de luz, además de 50 vallas de alta seguridad y 50 vallas de popote, 322 mil 402 pesos.

Sonido del 9 al 20 de abril en diferentes plazas y para eventos culturales, 55 mil pesos.

La lista no incluye los juegos pirotécnicos usados la noche de la inauguración.

Pobres ricos

* Las cifras del Coneval son desesperanzadoras, aun con todo y reconocimiento al gobernador Peña. El Edomex tiene 14 millones de habitantes, de los cuales 1.9 millones se encuentran en pobreza alimentaria, similar a los 1.5 millones de mexiquenses que estima la Secretaría de Desarrollo Social estatal, tomando en cuenta el censo del año 2000; el 14 por ciento de los habitantes en la entidad, 3 millones de personas, sufren de pobreza de capacidades y 6.7 millones padecen pobreza patrimonial, que representa el 48 por ciento.

 Jorge Hernández

Antonio Domingo se levanta a las 4 de la mañana. Debe recorrer 3 kilómetros a pie para llegar a una pequeña parcela donde cultiva maíz. Hoy nadie le ayudará, pues el resto de la familia, la esposa y 5 hijos irán al mercado de la cabecera municipal, en San Felipe del Progreso, para vender verduras y frutas.

Domingo recorre el tramo en más de una hora, pues de arrear dos mulas y cargar herramienta para la siembra. Al llegar, desbroza y riega, acarreando el agua de una acequia cercana, que abastece a los comuneros de la zona, a 4 kilómetros del centro de San Felipe. Todo el día trabaja en la tierra y no obtiene ganancias. Las tendrá hasta que venda el maíz, para lo cual faltan todavía algunos meses. Mientras, la familia debe conformase con lo que se obtiene del mercado, que rara veces llega a 200 pesos, que deben alcanzar para 7 personas. Cada uno de los integrantes de esa familia debe sobrevivir con 28 pesos diarios. Hoy, en el Estado de México, un kilo de tortillas cuesta 9 pesos; el de huevo vale hasta 10 pesos y los frijoles hasta 12 pesos. No hay otra dieta para Antonio y los suyos. Toman agua de una llave cercana, que apenas tiene servicio regular cuatro veces por semana. Su casa es de adobe y no tiene cuartos. Toso duermen en camas dentro de un mismo espacio que es ocupado para cocina y comedor. Tiene piso de tierra y luz eléctrica, pero no tienen aparatos que faciliten su vida, salvo una licuadora, que ocupan en el mercado para hacer jugos y un extractor que les regalaron en el ayuntamiento.

Antonio tiene 57 años y un futuro poco prometedor. Se conforma -dice- con que nada cambie y no pierdan sus posesiones. La parcela de su propiedad fue de su padre y a su vez la trabajó el abuelo. Los Domingo forman parte de la masa de 5 millones de habitantes del Edomex en pobreza y de los casi 2 en condiciones de extrema precariedad.

Sin embargo, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social califica de “excelentes” las políticas de combate a la pobreza del gobierno estatal.

Pero las cifras del Coneval son desesperanzadoras, aun con todo y reconocimiento al gobernador Peña. El Edomex tiene 14 millones de habitantes, de los cuales 1.9 millones se encuentran en pobreza alimentaria, similar a los 1.5 millones de mexiquenses que estima la Secretaría de Desarrollo Social estatal, tomando en cuenta el censo del año 2000; el 14 por ciento de los habitantes en la entidad, 3 millones de personas, sufren de pobreza de capacidades y 6.7 millones padecen pobreza patrimonial, que representa el 48 por ciento.

La pobreza alimentaria es definida como la incapacidad de obtener una canasta básica; la pobreza de capacidad se refiere a no poder adquirir la canasta y no poder pagar servicios de salud y educación mientras que la pobreza de patrimonio es no poder comprar la canasta básica, no poder pagar por salud, vestido, vivienda, transporte y educación.

La entidad tiene al 14 por ciento de su población en pobreza alimentaría; el 22 por ciento experimenta la de capacidad y el 49 por ciento la de patrimonio, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

La entidad tiene 10 municipios con un alto rezago social, San José del Rincón, Villa Victoria, Villa de Allende, San Felipe del Progreso, Donato Guerra, Sultepec, Morelos, Zumpahuacán y Amanalco

Para la Comisión de Planificación Demográfica de la Cámara de Diputados local, las estrategias de combate a la pobreza son equivocadas y si no se cambian, tardarán hasta 72 años en erradicarla.

Según sus datos, 2 millones y medio perciben menos de dos salarios mínimos al día en Ecatepec, Tultitlán, Valle de Chalco y Cuautitlán. El estado registra un movimiento anual de 36 mil mexiquenses a Estados Unidos, lo que significa el 6.13 por ciento del total de migrantes que salen de México; 2.2 millones de mexiquenses no reciben agua potable y los que tienen “la reciben en condiciones de reprochable calidad”, además se pierde el 30 por ciento por fugas en el volumen de agua, que afecta a 4 millones de habitantes.

Peña ha reconocido que dos de los principales problemas del estado son la pobreza y la inseguridad, pero eso también lo dijo el ex mandatario Arturo Montiel en su momento, al igual que César Camacho, el otro ex gobernador, durante su periodo.

La solución de Peña para erradicar la pobreza es “una mayor sensibilización y un mayor acercamiento a las condiciones en las que vive gran parte de nuestra gente… no sólo se trata de dar dádivas o canalizar apoyos monetarios para ayudar a quienes más lo necesitan, sino se trata de sentir en carne propia, de vivir la experiencia de cómo viven grandes sectores de la sociedad mexiquense y de la sociedad de este país”, dijo el Ejecutivo al arranque de la segunda etapa del programa Apadrina a un Niño Indígena, en el que participan artistas, funcionarios y empresarios.

Esto no lo entiende el 1.7 millones de personas que viven en pobreza alimentaria y que ganan menos de 47 pesos diarios para su sostén. Tapoco sirve para comprender cómo es que 8 de cada 100 niños presentan alto grado de desnutrición y por qué 32 municipios, todos rurales y de población indígena, son los más atrasados de la entidad. Según la Sedesol, los casos más dramáticos se ubican en comunidades de San Felipe del Progreso, Donato Guerra, Tultepec, San José del Rincón y Villa Victoria.

Otras cifras confirman el verdadero rostro del estado más rico del país. Para el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS), más de 17 mil menores de 18 años padecen pobreza alimentaria y hasta el año pasado había 841 mil madres adolescentes de entre 10 y 14 años de edad, así como 55 mil 543 de entre 15 y 19 años de edad. Y el 92 por ciento de los ancianos viven en pobreza alimentaria.

Si no hay grandes resultados en el combate a la pobreza, si los hay en cuanto a políticas macroeconómicas. Un ejemplo es la deuda pública, la segunda más grande a nivel nacional, sólo detrás de la del DF. El refinanciamiento del 87 por ciento de esta deuda no beneficia a nadie, sólo a los acreedores, el 98 por ciento bancos privados.

La deuda es de 28 mil 936 millones de pesos y ha sufrido transformaciones de pesos a Unidades de Inversión desde el montielismo, cuando Enrique Peña y Luis Miranda, hoy subsecretario de Gobierno, manejaban el dinero del Estado. Lo mismo sucedió con Luis Videgaray, asesor financiero que trabajaba para el equipo de Pedro Aspe. Videgaray saltó de la función privada a la Secretaría de Finanzas, desde el 2005.

Otro municipio que representa fielmente la pobreza es Chimalhuacán, donde el grado de abatimiento es de 53%, porcentaje mayor al de Chalco, La Paz y Chicoloapan; presenta una tasa de crecimiento poblacional de 7.4 por ciento anual, la segunda más alta entre los municipios de la zona oriente; el 9.62 por ciento vive en casa con piso de tierra y el 21.84 por ciento de las viviendas tienen techo de lámina de cartón.

A nivel nacional, el Edomex está considerado como de alto desarrollo y así lo dejan ver algunas cifras. El 5 por ciento de su población menor de quince años es analfabeta, igual que Jalisco, Aguascalientes y Chihuahua; El 4 por ciento de la población entre 6 y 14 años no asiste a la escuela, igual que en Nayarit, Colima y San Luis Potosí; el 38 por ciento de la población mayor de 15 años no tiene completa la educación básica, igual a Coahuila y Quintana Roo.

A pesar de ello, el 52 por ciento de la población no tiene derecho a servicios de salud, igual que en Morelos, Guanajuato y Durango; el 5 por ciento vive en casas con piso de tierra; el 10 por ciento no tiene excusado; el 6 por ciento carece de agua entubada y también 6 por ciento carece de drenaje; otro 6 por ciento vive sin energía eléctrica y el 39 por ciento no tiene lavadora, mientras que el 25 por ciento no puede comprar refrigerador; 1.11 es el promedio de habitantes por cuarto en las viviendas y se ocupa el lugar 21 en medición de pobreza a nivel nacional.

El Barco Ebrio

Enrique Peña piensa en la presidencia del país. Tiene un equipo trabajando para ello día y noche, que paga el Estado de México. Su principal aliada es Televisa, el gigante mediático que hundió a Montiel en el mismo camino. A Peña parece no importarle las señales que le indican el error. Tiene poderosos contrincantes dentro de su partido, más viejos, más ricos y más malosos. Incluso hay un informe en donde se revela la bipolaridad del joven mandatario, y que narra episodios de violencia registrados tanto en las oficinas de Lerdo como en las viviendas que ha ocupado el presidenciable.

 

*

 

Para nadie es un secreto que al gobernador le atrae más el color azul que ningún otro. “El PRI me importa muy poco”, es una frase que recurrentemente escuchan los cercanos al primer priista de la entidad. Los hechos lo corroboran.

 

*

 

No fue Isidro Pastor quien presentó a Maude Versini, aquella francesa encumbrada en primera dama de la entidad y hoy prominente millonaria parisiense. La “culpa” recae en Fernando Alvear, quien era pareja sentimental de la hermana de la supuesta periodista y él los presentó. Esta hermana fue ligada luego como esposa de un ex gobernador de Coahuila, pero también como pareja de un ex gobernador de Guerrero, René Juárez. Hoy, Alvear es uno de los principales de Peña para la presidencia de México. Sin embargo, el “complot” original fue planeado por un hombre de apellido Miranda y un amigo suyo, hoy el más poderoso personaje en la entidad.

 

*

 

A la familia Versini le sentó bien México. Si las hermanas pudieron, también el hermano logró acomodarse por un tiempo entre la clase política, pues convivió con la hermana de un procurador en una residencia que el propio Manuel Cadena, ex secretario general de Gobierno hace seis años regaló para el caso en el fraccionamiento Los Encinos. El hermano era también compañero habitual de Montiel y Maude en sus viajes, y aparecía en al algunas fotografías en playas hondureñas, tomando el sol muy quitado de la pena.

 

*

 

Son míticas las grandes propinas que Montiel dejaba cuando acudía al restorán La Fonda Argentina. Hasta 10 mil pesos se llevaron los afortunados meseros por cada comilona que el ex gobernador tenía a bien presidir. Por cierto, Montiel está afectado por un extraño síndrome que lo obliga a observar una higiene profusa. Desde que pudo, tiene a su servicio un hombre que le prepara un cambio de ropa y toallas desinfectantes que el ex funcionario ocupa para quitarse bichos y bacterias, aún en su propia casa.

 

*

 

El diario Impulso, uno de los vocingleros oficiales del gobierno de Peña, se ha metido en un cómico pleito de callejón con los dueños o ex dueños del colegio Walt Whitman. Primero, Impulso, decidió publicar una serie de estrambóticas notas publicadas originalmente por el diario Milenio y hoy ha demandado a Jacinto Valerio, uno de los implicados. También se sabe que Alejandro Zendejas, el dueño de Impulso, tiene participación en el colegio particular Argos, en Metepec. Competencia obliga.

 

*

 

Martha Hilda González prepara candidatura para buscar la alcaldía de Toluca. Nada nuevo, pero lo que no se sabe es que ha sido obligada por su partido, el PRI, pues ella había declinado, segura de que no recuperará la capital, en manos del PAN, desde hace tres administraciones.

 

*

 

El gobierno de izquierda de Óscar González en Metepec ha decidido acabar con la morosidad. Aquellos que no pagan ven reducido al máximo su cuota de agua, pero además un enorme cartelón es pegado en la entrada de sus casas informando que esa familia nada más no paga.

 

*

 

La autopista de Lerma-Tres Marías se construirá. Todo es cuestión de tiempo para que llegue el permiso y la familia Hank aproveche otra sabrosa concesión.

 

*

 

Prácticamente de noche pasó en México el reclamo que algunos españoles le espetaron al presidente Calderón, en la última gira internacional del panista, sobre el caso de San Salvador Atenco. Peña, muy serio en la comitiva, sólo movía los ojos y apretaba la mandíbula.

 

*

 

Peña es el gobernador más conocido en el país, según una encuesta de Mitofsky. Supera incluso a Ebrard, el gobernador el DF y presidenciable por el PRD. Lo dicho, sigue el camino de su ex jefe.

 

*

 

No habrá inversión española en este depauperado estado. Los empresarios están sobre aviso con el caso de Chrysler y han decidido decir no a la invitación del gobernador para desarrollar sus productos en el Edomex.

Tres Marías

* Hank levantará la autopista Tres Marías, que une la México-Toluca con la México-Cuernavaca. Son 65 kilómetros y empieza en Lerma, con un valor de mil 300 millones de pesos. Esta pista podrá ramificarse y cobrar peaje a destinos como Malinalco, Tenango del Valle y hasta Chalma.

 

Jorge Hernández

Los 50 kilómetros que separan a Toluca del Distrito Federal, apenas hace 15 años poblados de bosques y zonas de cultivo, comienzan a desaparecer. La mancha urbana se ha comido al menos la mitad del trayecto que recorre la autopista federal Toluca-México y que forma parte de un extenso plan de urbanización de este corredor, que incluye zonas de Tianguistenco, Xalatlaco, Lerma, Huixquilucan, la propia Toluca y llega hasta las Lagunas de Zempoala, en el estado de Morelos.

La ubicación de empresas con alto capital de inversión, pequeños negocios y fraccionamientos de lujo fueron el tercer paso en este plan, orquestado en los inicios de la administración del mexiquense Arturo Montiel, y que aglutinaba a los hombres más ricos del país, como el clan de los Hank, los Peralta, empresas de Carlos Slim y asociaciones de políticos mexiquenses con industriales. El segundo paso tenía la finalidad de expropiar terrenos ejidales y particulares, que se ha llevado a cabo lentamente, como denuncian campesinos de la zona de Axapusco.

La Toluca-México, la más cara de América Latina pero subsidiada para garantizar su operación, fue el detonante principal que aprovecharía el proyecto. Uno similar, la autopista Lerma-Tres Marías, que atraviesa incluso zonas hasta ahora inaccesibles, áreas naturales protegidas en parques nacionales, tiene el mismo fin. La urbanización a lo largo de los 65 kilómetros que esta obra, encargada a los Hank, será el pretexto para una urbanización desmedida y el aprovechamiento de recursos y espacios para unos cuantos, en detrimento de los actuales dueños, los campesinos.

Según comuneros de Texcalyacac, Xalatlaco, Xochicuautla, Ameyalco y organizaciones ambientales, el gobierno de Enrique Peña atenta contra el medio ambiente y la vida de las propias comunidades.

Los ejidatarios corroboran que nunca fueron consultados sobre la nueva autopista y creen que los bosques y acuíferos podrían desaparecer, como sucede en el corredor de La Marquesa, donde una gran extensión ha sido talada para dar paso a un parque natural, aunque sin árboles y sin la suficiente agua, que acoge a defeños y mexiquenses, pero que además promueve la venta de terrenos al mejor postor.

Adán Mata, líder comunal de Texcalyacac sostiene que no es el único proyecto del gobierno y que obras como la autopista Toluca-Naucalpan afectaría las Áreas Naturales Protegidas (ANP) del Parque Estatal Otomí-Mexica; y la carretera Ramal a Valle de Bravo y Paseo Avándaro que cruzaría por la ANP de Valle de Bravo.

Incluso la Toluca-Naucalpan es criticada por el ejidatario, quien sostiene que al cruzar por el Parque Estatal Otomí-Mexica, destruirá miles de árboles y afectaría además el Santuario de Agua San Lorenzo, que abastece de agua a las Ciénegas de Lerma.

Estas comunidades basan su economía en los bosques y temen que la carretera propicie un crecimiento urbano desmedido, cambiando así la forma de vida de los ejidatarios.

Para los comuneros, Peña ha propiciado una política que obstaculiza la regulación de la tierra y la indiferencia ante la falta de agua y necesidades de primera mano, lo que propicia que el gobierno se apodere de las tierras que necesita para sus obras, que le otorgan beneficios de manera directa sustentable.

El Gran Bosque de Agua, que comparten Cuernavaca, el DF y Toluca, proporciona líquido a 35 millones de habitantes pero además alberga al 2 por ciento de las especies animales y vegetales del mundo, según Héctor Magallón, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace México.

Esta organización ha exigido al gobierno federal la suspensión de la obra, y aunque no ha obtenido respuesta, al menos la Secretaría del Medio Ambiente ha prorrogado su decisión respecto al permiso de construir la autopista.

Para Flora Guerrero, integrante de Guardianes de los Árboles, la flora desaparecería en menos de 30 años, como sucede en las inmediaciones de la Toluca-México si no se frena el crecimiento urbano y se impide la obra.

La Semarnat prepara un fallo, que las autoridades del Edomex esperan favorable, para la construcción y aunque está dispuesto modificaciones en el trazo, no toleraría que se detuviera totalmente.

Algunas de las razones por las que se oponen ejidatarios y activistas señalan que la autopista atravesará dos Áreas Naturales Protegidas Federales (ANP), Ciénegas de Lerma y el Corredor Biológico Chichinautzin, a través de sus áreas-núcleo o a escasos 44 metros.

Viola además la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y su reglamento en materia de áreas naturales protegidas, en el artículo 49.

El Gran Bosque de Agua (GBA) ha sido declarado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio), Región Terrestre Prioritaria ( RTP108 ) para su conservación, debido a su importancia hidrológica y para la biodiversidad.

Más de 3 mil especies de plantas, 195 de aves y 350 de mamíferos, reptiles y anfibios, habitan en estos bosques, de las cuales, 10 por ciento son exclusivas de nuestro país. Es tal la riqueza biológica de esta zona que se estima que 2 de cada 100 especies de flora y fauna conocidas en el mundo viven en esta región.

Estos bosques son el hábitat de 3 de cada 10 especies de mamíferos y 1 de cada 10 especies de aves que habitan en nuestro país.

La autopista promoverá el crecimiento urbano sobre el Gran Bosque de Agua. De acuerdo con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal (PAOT), la mancha urbana de la Ciudad de México y la zona conurbada aumentó 8.5 veces su tamaño en los últimos 60 años.

El subsecuente crecimiento urbano afectará el hábitat de especies exclusivas de esta zona como el conejo zacatuche, el gorrión serrano y el ajolote.

Según la Universidad Autónoma Metropolitana, 80 por ciento de la superficie del GBA ha sido clasificada como de Alta y Muy Alta Importancia Hidrológica.

El GBA captura el agua que consumen 35 millones de mexicanos en Morelos, Estado de México y Distrito Federal.

El crecimiento urbano impermeabilizará el suelo y afectará la hidrología de la zona.

La construcción facilitará el acceso de las bandas de talamontes a los bosques de pino, encino y oyamel, como ocurre en el Parque Nacional Lagunas de Zempoala.

Greenpeace y otras organizaciones han presionado a la Semarnat para que detenga el proyecto, sin resultados hasta el momento, pues sostienen que incluso la especulación de terrenos se presentará al iniciarse la obra y creen que los 3 millones de pesos al año que un fideicomiso creado por el gobierno no serán suficientes para conservar los ecosistemas, pues la pérdida de agua alcanzará a 35 millones de personas.

Greenpeace considera que el fallo será a favor de la pista, a pesar de que hay estudios científicos que explican las razones de la oposición e incluso el secretario del Medio ambiente, Juan Elvira, se manifestó a favor de la construcción de la autopista y se niega a reunirse con las comunidades, académicos y organizaciones.

A esto se suman las declaraciones de Ernesto Enkerlin, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, quien afirma que esta autopista no afectará a las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

Lo mismo sucede con la ruta de otras autopistas y sus nuevos ramales, como la Toluca-Atlacomulco, que deforestó todo un bosque para hacer un entronque hacia Michoacán y conectar una nueva vialidad hacia el Occidente.

El proyecto “Autopista Lerma- Tres Marías” fue presentado el pasado 14 de diciembre a la Semarnat para Evaluación de Impacto Ambiental. A pesar de que se trata de una sola carretera y la ley obliga a que todos los proyectos se analicen de manera integral, éste se presentó mediante dos Manifestaciones de Impacto Ambiental.

El 21 de febrero se llevó a cabo la Reunión Pública de Información para la “porción mexiquense” de la carretera, sin que la convocatoria fuera publicada en la Gaceta Ecológica, al menos cinco días antes de que tuviera lugar, como establece la Ley.

Para el secretario estatal de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, la autopista será de gran apoyo a la llamada Puerta del Occidente-Pacífico, que trasladará a personas desde y hacia los estados de Jalisco, Michoacán, Estado de México, Morelos y Guerrero, por una vía nueva y rápida con enormes beneficios ambientales y económicos.

Considera que los afectados no han querido dialogar con el gobierno, y para Luis Téllez Kuenzler, secretario de Comunicaciones y Transportes federal, aseguró que la autopista Lerma-Tres-Marías y su ramal a Tenango, que realizan los gobiernos de los estados de México y Morelos, cuenta con los estudios de impacto ambiental.

Sin embargo, la base científica opositora conglomera a 60 estudiosos, que coinciden con los ejidatarios y consideran que la escasez de agua será el principal efecto.

“La obra destruirá el gran bosque de agua y las ciénagas del Lerma, región que abastece de agua a treinta y cinco millones de mexicanos y alberga dos por ciento de las especies de flora y fauna mundial”, señalan.

Acusaron a la Semarnat de recibir estudios fragmentados de los gobiernos priistas del Edomex y Morelos, tramo por tramo, que no permiten la evaluación global de los impactos ambientales de la obra. Un estudio previo similar fue desechado por la propia Semarnat hace tiempo, aduciendo la razón anterior, aunque ahora lleva más de un mes con los nuevos estudios, que tiene el mismo error.

El proyecto fue presentado para su aprobación ante la Semarnat el 14 de diciembre pasado, por medio de dos Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), a pesar de tratarse de un solo proyecto. Sin embargo, los gobiernos de los Estados decidieron presentar un documento para cada uno de los tramos que comprenden esta carretera, sin respetar lo establecido por la ley ambiental, que ordena una evaluación integral de los proyectos.

La pista evitaría el paso innecesario de automotores al DF, usando la autopista México-Cuernavaca como conexión, pero deberá atravesar la reserva del Gran Bosque de Agua y el Corredor Biológico Chichinautzin, además de las Ciénegas del Lerma.

Las organizaciones opositoras consideran que la autopista es innecesaria porque ya existen caminos que comunican el Estado de México con Morelos como la carretera Cuernavaca-Ocuilan, la que va de Huitzilac a Santa Martha a través del Parque Nacional Lagunas de Zempoala y la carretera Ajusco-Xalatlaco. Todas estas vías de comunicación se encuentran a menos de diez kilómetros entre ellas, por lo que resulta absurdo construir una más. Además al sur de Cuernavaca, actualmente está sin terminarse la autopista Siglo XXI, que pasaría por Puebla-Atlixco-Alpuyeca-Miacatlán hasta Toluca.

En total, comuneros de San Francisco Xochicuauhtla, Almoloya del Río y Santa Cruz Ameyalco del Estado de México, así como los “13 Pueblos” de Morelos y más de 70 ONG y asociaciones civiles de todo el país se han adherido a la oposición contra este proyecto, entre ellas destacan la Unión de Grupos Ambientalistas, Red de Acción sobre Plaguicidas y sus Alternativas en México, Academia Morelense de Derechos Humanos, Cooperativa Cambios, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos Los Derechos Para Todas y Todos”, Maderas del Pueblo del Sureste, Organi-K y Fuerza Unida Emiliano Zapata en Pro de las Áreas Verdes.

Hank levantará la autopista Tres Marías, que une la México-Toluca con la México-Cuernavaca. Son 65 kilómetros y empieza en Lerma, con un valor de mil 300 millones de pesos. Esta pista podrá ramificarse y cobrar peaje a destinos como Malinalco, Tenango del Valle y hasta Chalma.

General “Horrors”

Hace dos años, el 67 por ciento de las fuentes de empleo provenían de la iniciativa privada, mientras que el 32 por ciento correspondía a l sector público, unos 70 mil 520.

Un año después, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), ubicó al Edomex en el primer lugar en la tasa de desempleo abierto, superando ya al DF, pues mientras la entidad tenía 5.8 puntos porcentuales, el otro marcaba 5.3. Al Edomex le siguen Aguascalientes, Coahuila y Tlaxcala.

 

Jorge Hernández

Apenas hace un año y medio, el 15 de noviembre del 2006, General Motors recibía un reconocimiento ambiental de parte de la Secretaría del Medio Ambiente del Estado de México, el cuarto en su historia desde 1998, cuando consiguió el primero.

A mediados del 2008, el 3 de junio, la trasnacional anunciaba el cierre de su planta en Toluca y que serían afectados al menos 2 mil 500 obreros, para generar un ahorro de mil millones de dólares al año, a partir del 2010, que coincide con las celebraciones del Bicentenario.

Horas más tarde, la dirigencia de la multinacional negaba el cierre total de la planta en la ciudad, pero adelantaba que de dejaría de producir al menos uno de los modelos de sus automotores, los modelos Koviak 7 y 8, de las cuales se producen 2 mil al año.

A pesar de que se ubica a General Motors como líder nacional en ventas, la decisión no tiene marcha atrás. Además, en el 2006, se anunciaba la construcción de la cuarta planta en el país, ubicada en San Luis Potosí, con una inversión cercana a los 2 mil millones de dólares, que produce actualmente vehículos ligeros y nuevas versiones de automotores. Ese anuncio llegaba en medio de una crisis que la General arrastraba, pues a la par se anunciaba el cierre de varias plantas y el despido de miles de trabajadores en la región de Canadá y Estados Unidos.

En México la situación no era tan crítica, pues en el 2005 se exportaron 428 mil 443 autos y en el 2006 335 mil 510 unidades.

La planta en Toluca se instaló en 1965 y en 1968 obtuvo un premio nacional de Calidad. Esta planta cuenta todavía con un Centro Técnico de Diseño pero a nivel nacional General Motors ocupa a 12 mil empleados y obreros y ha realizado inversiones por mil millones de dólares en los últimos cinco años, de 1998 a 2004, los que se destinaron a infraestructura y nuevos proyectos. Para sostener este nivel de operaciones, la armadora compra poco más de 12 mil millones de dólares al año a los proveedores de autopartes y componentes.

En 2005 GM se colocó en el primer lugar de ventas en México, con casi un cuarto de millón de vehículos comercializados, lo que le permitió ganar una penetración de mercado de 21.5 por ciento. En lo que va de este año ha vendido más de 42 mil vehículos para lograr una penetración de 22.3 por ciento, de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Las malas noticias aparecieron el 3 de junio de este año, cuando se supo del cierre de 4 plantas en Estados Unidos, Canadá y México, que afectaba a la de Toluca, para enfrentar una crisis debido a los altos precios en combustible, que obligaron a la transnacional a una reestructuración de fondo.

Esto fue confirmado por el director ejecutivo, Rick Wagoner, quien señaló que, en contraparte, se abriría otra planta, pero en Lordstown, Ohio. El plan considera también la venta de la marca Hummer.

Al día siguiente, en México se desmentía tal noticia cuando el director general de Relaciones Públicas y Gubernamentales de GMM, Mauricio Kuri, aseguraba que la planta no se cerraría, aunque dejaría de producir los Koviak y sostendría los motores I4 y V8, así como el modelo Silverado. Esto, según el ejecutivo, implicaría reducir puestos laborales, que se presentará durante el segundo semestre de este año.

En el 2007, Toluca ensambló 2 mil 700 unidades del camión Koviak. El complejo de Toluca mide unos 22 mil metros cuadrados, donde está una planta de motores, una fundidora de camisas de motores y una ensambladora de camiones y de la camioneta Silverado.

General Motors fabrica las camionetas HHR y Saturn Vue, llamada Captiva sport en México, y el automóvil Chevrolet Chevy.

Además, produce las camionetas Suburban, Avalanche, Tahoe, Cheyenne, Cadillac Escalade, motores de ocho cilindros, I4, HVV6 y HFV6, y transmisiones de cuatro y seis velocidades.
Los directivos mexicanos, sin embargo, aparentemente negocian con los norteamericanos para evitar el cierre y han ofrecido desprenderse del 10% de sus afiliados, adelantar vacaciones a la mitad de la planta laboral y ceder en varias cláusulas del contrato colectivo de trabajo.

Esta decisión significa un golpe para la política de empleo en la administración del gobernador Enrique Peña, aunque sólo confirma el panorama que la priopia Secretaría del Trabajo tiene detectado. En 2006, la entidad ocupaba el segundo lugar en desocupación de la Población Económicamente Activa (PEA), que era de 4.9 por ciento y que involucraba a 291 mil personas sin entrada económica, sólo debajo del Distrito Federal.

La meta de Peña era generar 500 mil empleos en su administración, unos 83 mil trabajos por año.

“Las promesas de los empleos en su periodo gubernamental, el señor gobernador -Enrique Peña Nieto- lo esta cumpliendo, son más de 236 mil empleos los que se han generado. Las cifras que proporcionadas por el IMSS, ISSSTE e ISSEMyM, el empleo ha crecido de manera importante”, dijo el secretario del Trabajo, Ignacio Rubí, en su momento.

Hace dos años, el 67 por ciento de las fuentes de empleo provenían de la iniciativa privada, mientras que el 32 por ciento correspondía a l sector público, unos 70 mil 520.

Un año después, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), ubicó al Edomex en el primer lugar en la tasa de desempleo abierto, superando ya al DF, pues mientras la entidad tenía 5.8 puntos porcentuales, el otro marcaba 5.3. Al Edomex le siguen Aguascalientes, Coahuila y Tlaxcala.

Al inicio del 20068, la Secretaría del Trabajo registraba una tasa de desempleo del 5.8 por ciento, es decir 344 mil personas sin él, que lo ubicaban en el tercer lugar nacional, pero seis meses después desbancaba a Tlaxcala y al DF.

La entidad, según la Secretaría, tiene una población de 14 millones 460 mil habitantes, el 13.7 por ciento de la población total nacional y sus desempleados representan el 19.7 por ciento de de la tasa de participación de desempleo.

Apenas el 13 de diciembre pasado, el presidente panista Felipe Calderón inauguraba el Parque de Proveedores Chrysler Toluca, con mil millones de dólares en inversiones, donde se han presentado paros técnicos sistemáticos desde hace seis años y en el resto de sus plantas ha habido despidos, de los cuales 400 corresponden a este año.

La reestructuración de Dailer-Chrysler planteada en sus inicios consideraba el cierre de las 3 plantas en México (que representaban el 80% de la producción mexicana que llega a Estados Unidos), la de Lago Alberto DF y Saltillo redujeron producción y por consiguiente despidieron obreros; la de Toluca no está exenta de la reestructuración contemplada hasta antes de los sucesos trágicos de Nueva York del 11 de septiembre del 2001. En la planta de Toluca se suspendieron actividades del 4 al 10 de noviembre del 2002 “a cuenta de las vacaciones de los obreros” y un segundo paro, una semana después, mostraba lo endeble de la economía en la entidad.

  • Calendario

    • junio 2008
      L M X J V S D
      « May   Jul »
       1
      2345678
      9101112131415
      16171819202122
      23242526272829
      30  
  • Buscar