Liv Tyler, una diva de fin de semana

* Es una de las consentidas del cine pero no es una gran actriz. Su figura representa los anhelos de juventudes y vejeces, las fragancias de Very Irresistible Givenchy y un pasado en las tierras de El Señor de los Anillos. A pesar de ello no le tiene miedo a los reos y también opta por participar en películas de horror que algunos califican como “de fin de semana”. Ella, naturalmente, se defiende y como puede recuerda a Charles Manson, el cine zombi, la violencia sin sentido y la manera en que la hija de una superestrella del rock la enfrenta.

 

Aldo Rubio

– ¿Por qué no es esta película otra más de horror de fin de semana?

– Porque tiene estándares muy distintos a lo que estamos acostumbrados en las películas de terror o horror de fin de semana. Camina de una manera distinta, el guión, de entrada, me pareció sorprendente porque era como leer una nota roja de tabloide pero con la extensión del sentir de las personas en el momento de ser asesinadas, algo que no ves comúnmente. Me pareció extraordinario, por eso no la califico como una más de terror, de lo contrario no habría participado en ella, los valores del silencio, de la naturalidad, es un filme que te puede desquiciar y tenerte nervioso también después, te deja pensando qué hay fuera del halo del crimen, de todo lo que lo rodea, de la situación en sí, el por qué, el quién, el cómo y también el después.

– ¿Qué es The Strangers?

– Es un filme dirigido por Brian Bertyno, su primer filme.  Cuenta la salida de dos personas que se conocen desde hace algún tiempo, a la boda de unos amigos del colegio, lo que inspira a que él finalmente le pida su mano en matrimonio. Se van a la casa de verano de él, hay muchos problemas de pareja de por medio, cuando de repente los problemas toman otro camino, son asediados por extraños que se apoderan del lugar y de sus vidas. El meollo es qué harías tú en el caso de ser la víctima y sentirte lo más cerca a este tipo de asesinatos, estamos muy cerca de este tipo de crímenes, las experiencias de ser víctimas, todos somos susceptibles a ser afectados por extraños y siempre tendremos la duda de quiénes son y por qué nos hacen lo que hacen. Es terrible, es una realidad, hay una creciente violencia estos días que además es imparable, pero lo más extraño y difícil de todo es que en realidad no hay una razón.

– ¿Cómo justificarías una situación violenta?

– Por razones, por afectación, por ejemplo a tu familia, pero como se ha suscitado hoy en día, políticamente, por petróleo, por poder. De otra manera no podría explicar por qué gente que tiene las mismas oportunidades o las mismas capacidades agrede a los demás, tal vez por creencias, no lo sé de verdad, a mí se me dificulta poder justificar un acto de violencia.

– ¿Está basada en hechos reales?

– Está basada en múltiples cosas en múltiples situaciones. El director estuvo de pequeño en casa de su abuela y le tocó presenciar que cerca del poblado estaban robando y metiéndose en las casas una serie de extraños que aparecieron de repente, y que aprovechaban los lugares solos, hasta su hermana pequeña habló con ellos, era gente común y corriente que estaba aprovechando los lugares abandonados que estaban solos. También tiene mucho que ver en esta historia lo sucedido con el rito de Charles Manson, de Helther Skelter y creo que nos interesamos mucho en esta situación de la mitología de la familia Manson, y todos esos detalles de los crímenes. Yo misma leí también el libro, así como las películas, no entiendo las motivaciones, son maneras muy cobardes de justificarse. Me adentré en lo que sucedía en estos crímenes y lo interesante es que mucha de la gente afectada no tenía para nada idea de lo que sucedía, de todo lo que giraba en torno a este rito de la gente de Manson. Es difícil, sobre todo para los afectados. Hay una cultura de sangre en este país y el aparente orden es lo que terriblemente podría hacerte sentir aun más miedo, porque todos estos casos son encarpetados.

– ¿Qué harías en un caso similar?

– No me gusta estar sola, o al menos no en un lugar desconocido, no me gusta el riesgo demasiado, tal vez de más joven sí, pero ahora con Milo, mi pequeño, soy mucho más cuidadosa.

– ¿Cómo fue la relación con tu coprotagonista?

– Scott Speedman es un gran actor, un caballero, es muy divertido. Fue muy natural, de hecho la situación de la relación con los protagonistas me parece más al estilo europeo, no tan volátil, como más interna, libre. Es una relación difícil, la de ambos, están en ese proceso, entre estar juntos o romper, son el tipo de amorcillos de escuela, que de alguna manera continúan pero hay algo que le espanta de seguir con él.

– ¿Te gustaría ser una de esas sex simbol de película de terror clásico?

– Me encanta el cine de terror, no lo puedo negar. Desde pequeña estuve obsesionada con El Resplandor, El Bebé de Rosemary y los filmes de zombis. Mi mamá me dejaba verlos, por esta misma razón investigué mucho por morbo, tal vez, sobre lo que sucedió con Sharon Tate y lo que giraba en torno al caso Manson, pero en realidad no me gustaría ser una de estas chicas porque creo que ya no se estila, como en los setentas. Algo que siempre quise lograr es trabajar en un filme que pareciera tan real como el caso de “Texas Chain Saw Massacre”, que pareciese como un documental, me encanta ese sentir de estar espantada, asustada y finalmente lo logré. Esperé muchos años para lograr un filme de horror al nivel que yo buscaba. Se ha perdido y denigrado mucho el género, salen casi cada fin de semana películas y tal vez ni la mitad valen la pena, es difícil realmente.

– ¿Sigues siendo una chica rebelde, como la que conocimos en los videos de tu padre?

– No, para nada, la verdad ahora haría la mitad de lo que hice, pero no me arrepiento. Tal vez, de volver a vivir mi vida, haría lo mismo o tal vez más, que más da, cambias mucho, sobre todo con la maternidad. Es la parte que no tomas en cuenta en tu etapa de mujer rebelde y durante la juventud, pero todo llega a su momento y lo hace de la manera en que debe aparecer.

– ¿Volverás a participar en algún video de tu padre?

– Si tienen algún material listo y requiere que participe, tal vez lo deberíamos platicar, pero no lo estoy considerando en estos momentos.

– Para una mujer glamorosa como tú, ¿afecta un filme de terror?

– No, al contrario. Para la imagen el ponerte en algo difícil o totalmente nuevo como este filme es como acentuar talento y versatilidad, no afecta para nada.

– ¿Hubo algún tipo de anécdota durante el rodaje?

– Se manejó todo de manera demasiado realista, me refiero a que los gritos de espanto en mi caso eran reales, tanto Scott Speedman como yo sabíamos que iban a suceder ciertas cosas, por ejemplo algo detrás de la puerta, pero no se nos avisaba, eso me encanta, sentir en carne propia ese susto y los gritos me fluyen muy naturales, filmamos en Florence, California, por más o menos cinco meses. La verdad el filme estuvo listo desde el año pasado, pero por razones de ventas se estuvo posponiendo.

– ¿Qué hay de atractivo actualmente en un filme como éste, en algo de terror?

– Es un ejercicio o acercamiento a los filmes sencillos de los años setentas, tomarnos el tiempo de manera sencilla, de bajos costos pero con el desarrollo interno de los personajes, todo lo que gira en torno a su relación y cómo podría manejarse la duda en un momento de verdadero terror, dejar a las audiencias sentir el resto.

– ¿Cómo ha sido la promoción?

– Estoy nerviosa porque no hago comúnmente este tipo de filmes y de la misma manera el director. Es su primera vez en el centro de la atención, pero vale totalmente la pena, el enfrentamiento con los críticos ha sido interesante, porque han encontrado igualmente interesante el filme y su núcleo, algo que se sale de lo común, que pareciera tan común que podría pasar por otro tipo de película.

Burning Plain: la emancipación de Arriaga

* Guillermo Arriaga, alma creativa del cineasta Alejandro González Iñárritu, presentó en Venecia su primera película como director, Burning Plain, plagada de estrellas al mejor estilo de Hollywood. Pero más allá de la cinta en sí, la atención del gran público se centra en el divorcio de estos dos mexicano y sobre cómo sobrevivirán el uno al otro.

 

Aldo Rubio

– ¿Cómo se siente el debut como director en la Bienal de Cine de Venecia?

– Estoy emocionado, un poco nervioso, es mi primera vez.

– ¿Arriaga presentando un filme sin Iñárritu? ¿Cómo siente la emancipación?

– El término no es correcto, digamos que es algo muy independiente, eso es cosa del pasado. En realidad me siento más animado pero no me gusta hablar mucho al respecto.

– ¿Busca la estatuilla alada en este festival?

– Bueno, vengo a competir, vengo a presentar mi filme por primera vez, primera como director, primera exhibición, ya veremos el día de mañana cómo será la acogida de la crítica y el público.

– ¿Qué tan severos son en este festival?

– Que sean severos. No quiero que se tienten el corazón en comentar, criticar y examinar este trabajo, estoy abierto a que lo hagan, es su trabajo y es el mío.

– ¿De qué trata Burning Plain?

– De las cicatrices que quedan en la infancia, de buscar cómo vivir con ellas, de acercarse lo mayormente posible a la armonía, de las relaciones entre padres, entre hijos, el obtener el perdón, el amor y la redención.

– ¿En qué se inspiró para escribirla?

– En muchas vivencias, tanto de la familia como de amistades, de viajes y de las relaciones fugaces que aparecen en la vida, como cualquier momento que puede marcarte, la inspiración vino de muchas fuentes.

– ¿De nuevo historias entrelazadas?

– Es diferente, cada vez es distinto.

– ¿Por qué historias entrelazadas?

– Porque la vida se compone de esa manera, de relaciones, a muchos y distintos niveles, no hacia fuera, es hacia adentro, a nivel de redención.

– ¿Qué  le llevó a escoger  a Kim Bassinger en el papel de la madre y a Charlize Theron como la hija?

– Kim es una actriz excepcional, es única en su generación, es una mujer de época que representa sensualidad, madurez y que puede exigírsele mucho. Charlize es extremadamente versátil, abierta a representar casi lo que se le pida, es la mejor actriz de su generación.

– ¿Cuáles son sus influencias fílmicas?

– No me fui sobre raíces o influencias fílmicas, trabajé más con experiencias, más en un terreno emocional, me ubiqué en temas de relaciones aunque me gusta mucho lo escrito por Sam Sheppard, Martín Luis Guzmán o Faulkner.

– ¿Cómo se siente con la batuta de  director?

– Como guionista tienes los detalles muy planificados, eres más concreto y esto te ayuda mucho como director, mi sentir fue de trabajar con algo sumamente concreto, capaz.

– ¿Qué es más fácil, escribir o dirigir una película?

– Son experiencias muy distintas, una enriquece a la otra y viceversa, tal vez sea más fácil la dirección con un buen guión.

– ¿Con cuál de las dos se queda?

– Con ambas, disfruté mucho ambos sistemas, van de la mano.

– ¿Para dirigir esta cinta pensó en la taquilla o creó un filme para satisfacer sus necesidades artísticas?

– No pienso mucho en la taquilla, pienso en el proyecto y sus alcances, tal vez eso sería más como una necesidad artística y a la vez emocional, fue como un reto personal.

– ¿Cómo se siente al cumplirlo?

– Satisfecho.

– Comentó alguna vez que no era como dar un paso adelante, ¿qué es, entonces, la dirección para usted?

– Algo que tenía que cumplir, pasé demasiado tiempo en mi oficina y necesitaba salir y divertirme también de ese lado de la cámara.

– ¿Cómo resumiría  la experiencia de un mexicano que filma una película en Estados Unidos, con un elenco internacional y entre los actores, una de la mejores del momento, Charlize Theron?

– Es el riesgo más peligroso que he tomado en mi carrera, definida por los riesgos porque nunca he ido a lo seguro, siempre he apostado y no siempre he ganado, porque a la vida le encanta darte descontones, eso lo he dicho muchas veces y cada vez lo afirmo más, este filme fue un reto personal y profesional, creo que ahora ya puedo verlo desde otra perspectiva.

– Alguna vez comentó que fue como ponerse una pistola en la cabeza…

– Lo dije por el trabajar bajo presión, pero no presión, presión, sino la necesaria, saca lo mejor de ti.

– ¿Cómo fue dirigir a Kim Basinger cuando seguramente en su juventud la admiró?

– Fue intenso, su personaje así lo es, es una mujer que le ha hecho la vida imposible a su hija y ahora de adultas hay un intento de armar un lazo que podría estar roto, es un drama que se narra por medio de dos historias, una en el pasado y otra en el presente.

– ¿Alguna vez lo soñó y se convirtió en un sueño cumplido?

– No, mis sueños son muy diferentes.

– ¿Fue fácil convencer a Charlize para que trabajara?

– El guión y la producción cumplieron con su cometido.

– ¿Es una actriz difícil de dirigir?

– No, al contrario, creo que entiende fácilmente de emociones, es muy perceptiva y sabe lo que buscas.

– ¿Qué tanto exigió a su elenco?

– En ese sentido fui algo profundo, me gusta que funcione como en lo literario, que puedas sentir de cerca las emociones, tal vez sí exigí mucho.

– ¿Fue un director duro?

– No, soy un buen tipo, posteriormente han platicado que disfrutaron y disfrutamos mucho la filmación, cada momento.

– ¿Qué deseaba sacarle a sus actores?

– Contrastes emocionales porque las perspectivas cambian con el tiempo.

– Ahora que estuvo en el papel de director, ¿cambió el guión o lo respetó?

– Buena pregunta, creo que fui fiel a mí mismo.

– ¿Espera críticas fuertes de sus ex amigos?

– Esas opiniones no me interesan, fueron muy claros.

– ¿Pretendía demostrarles algo a ellos con esta cinta?

– No, fue algo más bien profesional y de respeto, en la manera que se debe trabajar.

– ¿Tiene temor a que te comparen con Iñárritu?

No, para nada.

– ¿Cómo cree que sea su cine sin Arriaga?

– No lo sé, no sé cómo trabaje así.

– Ahora grandes estrellas están cumpliendo 50 años. Madonna, Michel Jackson. ¿Qué representan para usted los 50?

– Experiencia, hombre, experiencia.

– ¿Cuál es su meta cuando cumple 50 años?

– Son muchas y se van cumpliendo poco a poco.

– ¿Qué significa Venecia?

-¿La ciudad? Una maravilla histórica. El festival, una gran oportunidad y estoy agradecido que me hayan seleccionado.

– Si ganara el León de Oro del Destral, ¿a quién se lo dedicaría?

– No soy hipotético, bueno, veremos el resultado.

Quién es quién en los Coincides

* Por su estructura, organización y fines, estos Coincides viene sirviendo al gobierno como uno de sus instrumentos para el control de ciertos sectores de la población a través de programas y proyectos con los que se pretende obtener alguna ventaja político-electoral.

 

 

Antonio Benítez

Familiares de diputados, servidores y ex servidores públicos, empresarios, académicos y sindicalistas, entre otros, son los perfiles de varios de los presidentes de los Consejos de Integración Ciudadana para el Desarrollo Social, novedosa estructura social inventada por la actual administración presuntamente para favorecer el desarrollo de las comunidades, localidades y municipios de la entidad.

Sin embargo, como mostramos en anterior entrega, por su estructura, organización y fines, estos Coincides viene sirviendo al gobierno como uno de sus instrumentos para el control de ciertos sectores de la población a través de programas y proyectos con los que se pretende obtener alguna ventaja político-electoral.

Por lo mismo, no es casual que se trate de una red de control asociada directamente a la Secretaría de Desarrollo Social y tenga entre sus principales tareas la administración del programa estelar del gobierno en materia social, Seguridad Alimentaria, consistente en el reparto indiscriminado de despensas en las zonas de mayor pobreza en la entidad.

Pero si esto se puede corroborar revisando la poca información disponible sobre dichos consejos, una mirada a algunos de los nombres de personas y personajes asociados a ellos confirman esa intención electoral.

Por ejemplo, en Villa de Allende su presidente fue síndico municipal en el pasado trienio, Nicolás Gómora Maldonado. Hoy se cuenta entre los aspirantes priistas a la candidatura a presidente municipal. Los pocos comunicados de la Sedesol en relación a los Coincides, muestran que gustoso acompaña al edil en sus giras de trabajo por la demarcación.

En el municipio de Coacalco, preside el Consejo Jenny Islas Ramírez, quien es funcionaria en el ayuntamiento y se asume como militante del Revolucionario Institucional. En Atizapán de Zaragoza lo encabeza Ana Rosa Villegas Chávez, estudiante de la Facultad de Estudios Profesionales de Acatlán. Para muchos enterados, esta institución de la UNAM es feudo del ex procurador Alfonso Navarrete Prida, donde estudió y se proyectó políticamente desde la Sociedad de Alumnos.

En Toluca, la capital estatal, una académica integrante de la Faapauaem, el gremio de docentes leal a la rectoría, es presidenta: Claudia Ruiz Bastida. No es ésta la que tiene aspiraciones, sino una de sus protectoras, Melody Huitrón.

Miguel Ángel Rubín Suárez es titular del consejo de Naucalpan. Actualmente se presenta como empresario de la construcción allegado al mandatario, pues presume varias licencias para la edificación de viviendas de interés social en los valles de Toluca y México. Con un socio de nombre Fernando Gorgollo Orvañanos levantó el conjunto habitacional de tipo mixto “Social, progresivo, comercial y de servicios”, Rancho la Capilla, que consta de casi 5 mil viviendas y ubicado en Tecámac, feudo del diputado local Aarón Urbina Bedolla, a quienes no pocos señalan como socio de estos personajes.

Se sabe que Rubín Suárez aspira a formar parte próximamente del cabildo o el ayuntamiento de esa demarcación.

En Metepec preside el Coincides Mario Luis Méndez, rector del Instituto Universitario del Estado de México, IUEM, una de las instituciones privadas de educación superior en el valle de Toluca que mejor se ha posicionado entre los demandantes de este servicio. Vinculado al panismo por su adherencia a la Coparmex, de la que fue presidente en Toluca, en realidad mantiene estrechas relaciones con el poder. No es probable que lo veamos como candidato en 2009, pero seguro mantendrá sus vínculos tanto con el PRI y el PAN, como con el gobierno estatal.

En Valle de Bravo, que cuenta con Mercedes Colín Guadarrama como legisladora federal, encabeza esta instancia Javier Guadarrama Caballero, que se presenta como su familiar. Vecinos del edén de los poderosos de México aseguran que es muy cercano a Arturo Montiel, y que a principios de esta década se le acusó por presuntos fraudes en la venta de terrenos. Se comenta que incluso estuvo preso en 2002 por estas denuncias.

Pedro Leobardo Sánchez, ex secretario del ayuntamiento de Jocotitlán durante el trienio anterior que presidió Jesús Cedillo González, actual legislador local, es cabeza del consejo en dicho municipio. Ambos mantienen su estrecha relación y se acompañan en las numerosas ‘giras de trabajo’ que realiza el diputado por sus comunidades y localidades. Es evidente que Cedillo González lo promueve como su candidato para la presidencia en 2009.

Finalmente, en Huixquilucan Ricardo Sodi Cuéllar preside el Coincides. Es abogado y se le asocia con casos de curas acusados de pederastas, pertenecientes a la orden de Los Legionarios de Cristo. Actualmente es director de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac, de donde se le invitó a formar parte del fallido Consejo Ciudadano que supervisó las investigaciones de la Procuraduría estatal sobre el caso Montiel. Como se recuerda, la Procuraduría y el citado consejo exoneraron al ex mandatario del presunto delito de peculado y enriquecimiento ilícito.

Ante semejante contexto, es difícil creer que los Coincides no tengan una intención política y electoral. En 2009 lo comprobaremos.

El Barco Ebrio

Desanimados se encuentran los diputados Selma Montenegro y Apolinar Hernández, del PAN y PRI respectivamente, porque sus iniciativas para una Ley de Educación de la entidad no serán dictaminadas este agonizante periodo de sesiones.

 

*

Resulta que la Junta de Coordinación ha decidido esperar a que ingrese la que el gobierno está preparando, pues fueron avisados que en tema tan importante el Golden no quiere quedar a la zaga, sino tomarse de él para mantener su ascenso mediático.

 

*

Los afectados dicen que sus coordinadores les jugaron chueco porque primero los alentaron a promoverlas con todo y sus foros de consulta a la ciudadanía, y ahora les dicen que siempre no.

 

*

Selma ya se frotaba las manos por el impacto mediático de una ley de este tipo, propuesta creada por ella a nivel estatal. Ahora desespera por algún tema que le permita recuperar presencia en los medios.

 

*

Apolinar Hernández, por su parte, se lo toma con más calma. Sabe que sus posibilidades para 2009 no dependen del trabajo que realiza en el Congreso, sino del ánimo con que se levante su jefe Higinio Martínez, mandamás del partido en la entidad.

 

*

Siguiendo con asuntos de educación, crecen las versiones en el sentido de que Guadalupe Monter, la responsable del ramo y constantemente criticada por su nula experiencia y capacidad para atenderlo, salvo su cercanía con el Precioso, dejará la oficina empezando 2009 para hacerse de una candidatura a diputada local por el tricolor.

 

*

La jugada incluye la renuncia de José Martínez Vilchis a la rectoría de la UAEM para ocupar el espacio dejado por Monter. Lo que aún no se resuelve es en manos de quién quedará la suplencia del rector. Algunos apuntan a Guadarrama Rico, quien de esta forma recibiría su premio de consolación en virtud a que, todo apunta, será una mujer la próxima rectora de la Universidad.

 

*

Muy de manera casual y en un evento más bien discreto, tomó posesión de su nuevo cargo la hermana de Luis Velasco Lino, de nombre Rosario, como presidenta de la Unidad de Asistencia Social del Poder legislativo.

 

*

Ocupará el puesto en lugar de Mireya Acero, quien por ser esposa del presidente de la Junta de Coordinación del Congreso, Juan Carlos Núñez, debió asumirlo. Sólo que la también regidora de Toluca anda más que atareada construyendo su propio proyecto: quiere regresar al Congreso estatal, de donde salió hace dos años como asesora de la fracción blanquiazul.

 

*

Los Velasco Lino son el ala ultra de la derecha toluqueña agrupada en la Coparmex. Él es presidente de la filial estatal con sede en Toluca; ella diputada suplente precisamente de Núñez Armas. Ambos comandaron en la ciudad el grupo faccioso que protagonizó la guerra sucia contra López Obrador en 2006: Sociedad en Movimiento. En público se quejan porque los llaman fascistas; en privado, nos cuentan, lo disfrutan.

 

*

Platicando del famoso Chato, en los últimos tres meses alcanzó el tercer lugar entre los diputados locales más proclives a la ‘gestión social’, esa aberrante práctica electoral disfrazada de apoyo comunitario. Cuenta con una ‘gira de trabajo’ cada semana particularmente por Toluca, pero también en San Antonio la Isla y Temascalapa.

 

*

Sus operadores en estas actividades azuzan a la gente con el cuento de que será el próximo presidente de Toluca. Y que él, con falsa modestia, lo desmiente afirmando que ‘trabaja por todos’.

 

*

Lo mismo pasa con su compañero de fracción, José Dolores Garduño, quien hace lo propio allá por San Felipe del Progreso y anexas,  sumando en este lapso 14 ‘giras de trabajo’, el doble que Armas. Se incluyen ¡ocho!, informes de actividades legislativas en otros tantos puntos de esa geografía.

 

*

Igual récord tiene Ana Lilia Herrera, del PRI, quien se mantiene firme en su pretensión de llegar a la presidencia de Metepec. Aunque ella no ha rendido su segundo informe de labores.

 

*

Como es costumbre, pero probablemente ilegal, los diputados de las comisiones encargadas de dictaminar el paquete fiscal, se reúnen cada día en lo oscurito para afinar sus detalles. Igual que siempre, argumentan que discuten temas tan serios y profundos que de haber público se les dificultaría dictaminar dentro del plazo legal. Quien quiera corroborarlo, puede intentar acercarse por alguno de los salones del Fiesta Inn de Santa Fe, todos los días desde las 9 de la mañana.

 

*

La Cámara local quedará semivacía para el próximo año. Casi todos los diputados actuales tienen un proyecto político que los llevará a otros cargos públicos o, de perdida, como asesores de sus amigos en ayuntamientos y curules mientras les llega un nuevo turno.

 

*

Los actuales asesores de los diputados también preparan maletas. Más que amables, se encargan de coordinar giras e informes de sus jefes con el ánimo de tentar las aguas para sondear un posible cargo en algún lugar.

 

*

Los diputados preparan ya las fiestas navideñas. Más de uno ha sido visto en los centros comerciales de moda en Toluca, comprando joyas, renovando guardarropas, apartando aparatos de última tecnología con el aguinaldo que se les asignó.

 

*

También cierran contratos publicitarios con medios de comunicación y buscan voceros para coordinar sus futuras campañas, para tener todo a punto cuando la voz del pueblo reclame su presencia en las comunidades más alejadas para repartir las mismas, las mismas despensas y los mismos proyectos siempre inacabados.

El incendio de Putla

* A las tres de la tarde de aquel día, los bomberos recibieron un llamado de auxilio en dicho poblado. La iglesia ardía desde los cimientos y el fuego prometía extenderse más allá de los límites de Dios. Para cuando los esforzados traga-humo llegaron al lugar “sólo quedaron del viejo y monumental edificio los altos muros que por su material de construcción no fueron pasto de las llamas”, consignaba El Sol de Toluca un día después.

 

Miguel Alvarado

Hitler todavía era noticia. La tenebrosa Unión Soviética liberaba de sus gulags a 285 ex combatientes nazis y uno de ellos estaba dispuesto a hablar. Había pasado en las tierras de Stalin 11 años y parecía un viejo de 60 años, aunque apenas llegaba a los 40. Harry Mergenhaussen, ex teniente de las Guardias de Asalto del antiguo cabo austriaco revelaba que al morir “Hitler vestía la chaquetilla de la SS. Eva Braun vestía de negro y en sus manos apretaba un ramillete de flores”.

Otro alemán, éste a la mitad, reinaba todavía en Toluca, desde palacio municipal. Pero a mediados de enero de 1956, el señor alcalde Carlos mantenía bajo perfil, rumiando la derrota que los locatarios de los mercados Hidalgo y 16 de Septiembre le habían endilgado. Buscaba, en la paz de sus oficinas, la manera de resarcir lo perdido.

Mientras, la ciudad se entretenía en otras cosas. Aquel 12 de enero Tenango del Valle era nota nacional, pues allí se habían descubierto 60 montículos arqueológicos en el cerro Teépetl, similares a los de Calixtlahuca. Uno de los encargados del proyecto de excavación era José Yurrieta Valdés, a la postre intelectual de bajo kilataje y quien se desempeñaba como director de Turismo. Él junto, al arqueólogo Román Piña Chang. Llevaba el detalle de las piedras talladas y los objetos de barro encontrados en aquel sitio y preparaban el rescate. Pero las llamas de un incendio apagarían el ímpetu del joven director, al menos por un tiempo, pues la iglesia de San Francisco Putla, también en Tenango del Valle, era pasto de un siniestro recordado por las malas intenciones de alguien que quiso borrar las huellas de un robo.

A las tres de la tarde de aquel día, los bomberos recibieron un llamado de auxilio en dicho poblado. La iglesia ardía desde los cimientos y el fuego prometía extenderse más allá de los límites de Dios. Para cuando los esforzados traga-humo llegaron al lugar “sólo quedaron del viejo y monumental edificio los altos muros que por su material de construcción no fueron pasto de las llamas”, consignaba El Sol de Toluca un día después.

El comandante de aquellos valientes, Jorge Mercado, echó una ojeada y de inmediato supo que aquello tenía trasfondo pero de momento guardó silencio. Entrevistó brevemente al cura del lugar, Miguel Estrada, quien le informó que había rescatado los ornamentos, valiosos para el espíritu pero que se habían perdido para siempre las imágenes de bulto, los murales, los altares y los púlpitos. Tres horas ardió todo y el fuego se miraba a kilómetros a la redonda.

Hábil como era, el religioso explicó que tal vez una cera encendida había sido la causa del incendio y no pudo calcular las pérdidas. Días después la comunidad de Putla denunciaba que “un salvaje atentado” se había perpetrado en aquella casa de Dios para ocultar el robo de arte sacro y otros objetos, pero aunque un ministerio público fue instruido para indagar entre las cenizas, la búsqueda sólo arrojó humo, al menos en las primeras tentativas.

La indignación de los católicos era grande. El pueblo pedía a gritos un culpable pero nada sucedió. El padre Estrada se avino a recabar recursos para la construcción y con ello calmar la vengativa sed de sus feligreses, quienes recordaban que otra iglesia, ésta de mayor magnitud, atraía las miradas de los poderosos pues en Toluca el tercer arco de acero de la fastuosa Catedral era colocado para beneplácito de los albañiles, quines habían visto frenar su trabajo a causa de la famosa estructura. “Faltan dos de los arcos de acero para que la cúpula esté parcialmente cubierta de las bases indispensables para que los obreros principien los techos de la mitad de la Catedral toluqueña”, decía el vocero del cielo, el obispo Martínez, quien tocaba puertas en la alta sociedad para encontrar los medios económicos para acabar su búnker.

Y fue precisamente una de las familias de más renombre en la ciudad la que se vio involucrada en un vulgar pleito de vecindad cuando “frente a la casa marcada con el número 2 de la calle de Humboldt se produjo curiosa reyerta a las 9 horas de antenoche, entre la española Vicenta Sáinz Trevilla y tres prietitas nacionales, una de las cualas fue reconocida como la señora Berta Yurrieta”, citó la página roja de El Sol.

La española perdió la pelea debido a la superioridad numérica de las hijas de Moctezuma pero denunció valiente el hecho, relatando que los pelos se le pararon de punta al oír las espantosas amenazas de las morenas, que “tenían ganas de arrancarle el corazón para echarlo a una víbora”.

Nunca se supo lo que la gachupina hizo para provocar las iras de las matlatzincas, pero sí que el apellido Yurrieta era de armas tomar y que gustaba del pleito y la camorra tanto como figurar en las páginas de sociedad en aquel tiempo y en éste.

Esta noticia dejó fríos a muchos, que ya veían su intimidad reporteada por los curiosos tundeteclas que, bien o mal, intentaban recrear una parte de la vida en la ciudad. Más fríos quedaron todos, cuando el jueves 12 una helada de proporciones inimaginables cayó sobre el valle de Toluca y los 15 grados centígrados bajo cero terminó con sueños y esperanzas de campesinos e indigentes. En el centro de la ciudad, quienes podían pagar los tres pesos que costaba el cine, buscaban calentarse en la imaginería gringa y para ello el cine Florida anunciaba en Technicolor, directamente de los estudios Disney, el documental La Pradera del Pasado y Siam, además de La Cuerda de Acero, con la ascendente actriz infantil Brigitte Fossey. Adulta ya, la Fossey aceptó un papel en la premiada Cinema Paradiso.

Por su parte, cine Rex presentaba a uno de los galanes de todos los tiempos, Robert Mitchum, en la cinta No Serás un Extraño y completaba el programa con El Antifaz de Oro, del hoy desconocido Van Heflin. Allí, a las puertas de estos cines, las familias comentaban las películas mientras gastaban abrigos apielados y modernos automóviles tan modernos como los dinosaurios. En los noticieros mundiales de los propios cines, Argelia gestaba la libertad que luego el mago Zinedine Zidane aprovecharía para catapultarse en el Real Madrid, y peleaba por la independencia masacrando a los militares franceses. La televisión era imposible entonces porque no había antenas repetidoras, pero eso fue solucionado también cuando en Jocotitlán se instalaron las primeras antenas para la caja idiota, lo que provocó una pequeña revuelta entre los habitantes del lugar pues, mal pensados ellos, creyeron que les quitarían sus tierras para poner los artilugios.

Así, los que tenían tele se enteraron de la liberación de Manuel Prieto Crespo, un multimillonario envuelto en un robo a la casa de la ex esposa de Ramón Beteta, de apellido poco trascendente pero al menos conocido en el Edomex. El asalto tuvo lugar en las Lomas de Chapultepec, en abril de 1955 pero los jueces sostuvieron que el ricachón no tenía culpabilidad aunque era amigo íntimo de los asaltantes y con un “usted perdone” fue declarado inocente.

Enrique Carniado, en su nube de poesía, se hacía el desentendido mientras tanto y optaba por publicar el amanerado Canto a Toluca en las páginas domingueras de El Sol mientras el futbol llegaba a su fin cuando el Toluca visitaba al Necaxa, con el campeonato prácticamente decidido.

La rebelión de los locatarios

* La sonrisa de Hank no se borraba ni siquiera para ir a dormir, en el ensayo previo al enfrentamiento con su Cabildo y los problemas cotidianos. Pero este gesto de oreja a oreja no le alcanzó para enfrentar la furia de más de mil locatarios que, de la noche a la mañana, fueron obligados a pagar 100 por ciento más por derecho de piso en los mercados 16 de Septiembre e Hidalgo si querían trabajar.

 

Miguel Alvarado

Eran días aciagos y fríos. Las temperaturas alcanzaban hasta 8 grados bajo cero según los reportes de la época porque azotaba al país una de las ondas gélidas más fuertes de aquellos tiempos. El 6 de enero de 1956 despertó a Toluca con el anuncio de que un nuevo negocio aprovechaba las ventajas de un creciente alcoholismo, disfrazado de buen gusto. Lo Reyes Magos llegaban puntuales en forma de botellas y bajo el auspicio de las grandes marcas del momento. Nadie quiso quedarse atrás en aquella celebración, que marcaba el inicio de las grandes inversiones en la ciudad y que convocaba a las personalidades más pujantes. Vinos y Licores de Toluca, bajo la dirección de José Ugarte, impactaba en el centro de la ciudad y su búnker estaba enclavado en las calles de Morelos y Juárez. El diario local El Sol de Toluca publicaba en primera plana el acontecimiento social del año y las felicitaciones no fueron escatimadas.

Allí estaban, cortando el simbólico listón, el gobernador Salvador Sánchez Colín, el obispo-empresario Arturo Vélez Martínez quien sabedor de la importancia de salir en la foto, buscaba el apoyo de los hombres del dinero para proseguir con la construcción de la Catedral de la ciudad, que derivaría luego en un enorme fraude cercano al millón de pesos y que terminaría con los sueños de grandeza del jerarca católico. Otro gobernador, Alfredo del Mazo Vélez, rescataría a su pariente obispo de la ignominia y pagaría la deuda, pero no pudo detener el escándalo de unas rifas amañadas donde los ganadores nunca tuvieron su premio. Pero era enero y todavía no pasaba nada.

Más allá de los Vinos y Licores de Toluca, el mundo asistía mudo a las explosiones atómicas que los Estados Unidos realizaron, primero en el atolón Bikini, el uno de marzo de 1954 y luego la mayor, también explotada en el Pacífico, con una fuerza equivalente a 50 millones de toneladas de TNT. Eran los comienzos de una Guerra Fría que duraría décadas y que terminaría con la desaparición de la Unión Soviética y la unificación de las alemanias.

Ajenos a ello, los estadistas se divertían y sacaban provecho de una publicidad gratuita que los ubicaba como impulsores de la ciudad y su comercio. Allí, en el local atestado de botellas y de “guapas damitas de la alta sociedad”, se daban cita Malaquías Huitrón, miembro del antiguo Grupo Atlacomulco, que departía alegre con los hermanos Mawaad y sus familias; estaban allí, sonrientes y trajeados, Cristino Lorenzo, un famoso cronista deportivo de la época, que miraba de lejos al joven Carlos Hank González, presidente municipal de Toluca, al profesor Rodolfo Soto, famoso en el siglo XXI porque una calle lleva su nombre aunque nunca nadie sepa cuáles fueron sus merecimientos para nomenclaturarlo, y todos los miembros de aquel Club de Leones, plagado de empresarios y políticos de poca monta que luego escalaron el Everest de las circunstancias. Hank asistió emperifollado como siempre, y con la misma sonrisa que decantó a amigos y rivales años después. Aprendía allí el arte de la seducción, la importancia del porte, lo necesario de la vaselina. El espectáculo prosiguió luego con un brindis en honor al regenteador del establecimiento y las copas de cristal cortado relucieron en las tomas presentadas al sediento pueblo. Sentados, el gobernador Sánchez y Ugarte, parecía arreglar el mundo saboreando las burbujas de sus anhelos, junto a los máximos productores licoreros, quines no escatimaron en felicitar y respaldar una cantina de categoría disfrazada de buen comercio.

En El Sol de Toluca trabajaron horas extras para darle forma a una edición singular, que pagaría deudas y pendientes en la organización de los García Valseca. Allí se leyeron las congratulaciones del Ron Potero, del brandy Fundador, del carísimo Martell, del desaparecido Bonampak, del inimitable Cinzano, del inmortal Cetto, de la Viuda Alegre, del fallecido Evaristo I, del populachero Bacardí y del vino Santa María. La corte de Baco atestiguaba en Toluca el inicio de una bacanal económica, una borrachera de divisas.

Acabado el acto, alegres todos y chispeante el ánimo, se dispusieron a seguir con la vida. La sonrisa de Hank no se borraba ni siquiera para ir a dormir, en el ensayo previo al enfrentamiento con su Cabildo y los problemas cotidianos. Pero este gesto de oreja a oreja no le alcanzó para enfrentar la furia de más de mil locatarios que, de la noche a la mañana, fueron obligados a pagar 100 por ciento más por derecho de piso en los mercados 16 de Septiembre e Hidalgo si querían trabajar.

Os comerciantes rumiaron la estrategia. No lo dieron a conocer pero enviaron propios al ayuntamiento para hacerle saber que cerraría los negocios durante 15 días y dejarían sin servicio a los hambrientos ciudadanos si no se reconsideraba el precio. “Nosotros no moriríamos de hambre si dejamos de vender cuando menos dos semanas”, decía el recado.

Hank se mantuvo en su trece durante unos días, pero al final, hábil como era con el pueblo, decidió una reunión con 100 de los inconformes para definir el futuro. El de él.

Con la mira puesta en la gubernatura, que llegaría hasta 1969, Hank no quiso ofender a nadie pero tampoco parecer débil. Alargó la reunión por más de tres horas y finalmente, tomando aire de ninguna parte, esbozando la sonrisa aquella, declaró a rajatabla: “perdón, nos equivocamos”.

El silencio que siguió a aquella frase fue sepulcral. A lo lejos se escuchaba al vocinglero del cine Coliseo anunciado en cartelera a Abel Salazar y Gloria Marín en El Coyote, competencia directa del Rex, que programaba Tú Eres mi Pasión, con Mario Lanza y La Venus del Carnaval, estelarizada por la hormonal Esther Williams.

El silencio duró lo justo, programado casi matemáticamente. Hank no perdió el aplomo. Sabio en el arte de aparentar, culpó entonces a sus administrativos y dijo que el ayuntamiento se conformaba con un aumento del 20 por ciento. Los locatarios pagaban 1.50 pesos por aquel piso percudido y cobraban 3 pesos las comidas corridas. Todo se resolvió en ese golpe de audacia, pero los rebeldes locatarios fueron aplacados, al menos de momento, porque ya gestaban una presión similar para que el agua no subiera tanto. La impunidad de la ley negociada quedaba como ejemplo para las generaciones venideras, que usarían el recurso a conveniencia.

Pasado el susto, Toluca sabría de la detención de uno de los enemigos públicos más peligrosos de los años 50. Amador Reséndiz Gómez estaba comiendo en un restorán de la ciudad cuando a su mesa llegaron varios agentes de la policía judicial. Sin mediar palabra, Reséndiz sacó su pistola y amenazó calladamente a los apresores, pero supo que estaba perdido cuando su compinche, Raúl Merino López, bajó su arma y dijo “me rindo”.

Reséndiz era famoso por gatilleros y matón, peor también porque era hermano de una de las leyendas de la ciudad, Agustina Reséndiz “La Negra”, famosa matrona y celestina que regenteó los primeros burdeles en la gélida Toluca. Al pequeño Negro, de apenas 27 años, los valientes policías le requisaron 5 radios, 3 relojes, 2 sarapes y una colcha robados en Acámbaro y Zitácuaro. Tan pobre riqueza resultó incomprensible cuando la ficha delictiva del hampón llegó desde la ciudad de México. Había probado la vida loca en las Islas Marías cuando eran reducto imposible y no el parque recreativo que disfrutan los presos de ahora en aquel mar. El joven delincuente estaba relacionado con el asesinato del senador Mauro Angulo y entre sus cartas de presentación encontraron las tarifas a la carta que cobraba por sus oficios: 20 mil pesos por asesinato.

Nada mejor para la ciudad que noticias como ésta porque ya nada le entretenía. Veía perderse el campeonato nacional de futbol, con un Toluca enjundioso pero superado por las máquinas atléticas del León, que campeonaba con 36 puntos; de El Oro, con 34 y del Atlante, Necaxa y Tampico, con 30, los mismos que los Diablos. La estación de radio XECH trasmitía en vio los encuentros del Ave Fénix, Manuel Camacho y del letal “Monito” Carús, quien alcanzaría 70 goles con la camiseta roja.

A Hank no le alcanzaba el tiempo para resolver sus problemas. Inauguraba el nuevo Parque Zaragoza, construido en tiempo récord por sus amigos rotarios y que entregaría a los niños junto con 2 toboganes, columpios, volantines y sube y bajas. Allí Hank defendería el aumento del 100 por ciento al agua y elogiaba las católicas ayudas del padre Ricardo de Jesús, de la iglesia de El Ranchito, a los niños pobres del Calvario. Años después en el mismo templo, otro padre, éste de apellido Crespo continuaba con esa tradición y a cambio era cosido a puñaladas por un grupo de chavales cansados de pagar los favores del párroco con su propia carne.

Toluca navegaba así por aquel 1956, mientras el boxeador José “Toluco” López recibía la paliza de su vida a manos del rabioso Américo Rivera y perdía el campeonato nacional gallo y un grupo de expertos abogados vendía pasaportes americanos en 650 pesos, con perdón incluido para los deportados mexiquenses.

El Barco Ebrio

*

El gobernador Peña no ha resuelto ninguno de los problemas que aquejan al Edomex. Pero de esto no se preocupa, porque ninguno de los anteriores gobernadores resolvió nada. Pobreza, inseguridad, narcotráfico siguen campeando en el panorama.

 

*

Tampoco ha resuelto sus muy particulares enredos, no siquiera los del corazón. Incluso compró algunos, que derivaron en una seria amenaza de muerte de parte del hombre más rico del mundo por una razón desconocida, peor que involucraba a una de las parientas de ese poderoso clan, el verdadero gobernante del país. Tal fue el enojo de ese hombre que el gobernador entró en pánico y se ha puesto blandito con todas las operaciones que realiza aquel empresario en el Estado de México, incluido el aeropuerto de Neza o la reactivación del proyecto en San Salvador Atenco.

 

*

El rompimiento de Slim con las cúpulas empresariales afines al priismo no es casualidad. Usa a los contrarios, a las mafias que la supuesta izquierda mexiquense procreó para lograr sus objetivos y, de paso, darle una lección al frívolo gobernador y su grupo.

 

*

Humberto Moreira, gobernador de Coahuila, se perfila como otro contendiente para las presidenciales y su gobierno prepara una campaña que incluye desprestigiar a Enrique Peña Nieto. Sabedor de las debilidades del de Atlacomulco, por allí enfocará sus baterías. Por lo pronto, paga a comentaristas de aquel estado para que lo comparen con el novio de La Gaviota y realcen las virtudes del norteño.

 

*

Otro que critica en público al gobernador Peña es Andrés Manuel López Obrador, quien lo llama “producto chatarra” cada que tiene oportunidad, lo que genera la inevitable carcajada en los presentes. Eto se puede corroborar en la página de videos www.youtube.com, tecleando Enrique Peña. Allí están las imágenes y las palabras.

 

*

Para el año que viene al gobernador se le verá prácticamente hasta en la sopa. Los cuadros que operan a su favor en otros estados tiene la orden de arreciar el posicionamiento de Peña rumbo a las elecciones. Para ello, cuentan con un millonario presupuesto salido no del PRI-Edomex, sino del palacio de gobierno, allá en la calle de Lerdo.

 

*

La ciudad de Toluca ha crecido para todos lados. Esto no significa bonanza para la mayoría, sino para unos cuantos. Todos los proyectos empresariales y de construcción tienen una sola meta, y no considera a la clase trabajadora. Peor esto no es una novedad. Desde siempre ha sido así y así será por un largo rato más. En Toluca, los empresarios-gobernantes encontraron un nuevo espacio para explotar.

 

*

Autopan es considerada la nueva Joya de la Corona para los hombres del dinero en el municipio. Allí se hizo la prueba, con el desalojo de tianguistas y su posterior reubicación en aquella periferia, para saber si la gente acudiría a una zona considerada como marginal, sumida en la pobreza. La gente acudió allí, no porque quisiera sino porque no le queda de otra.

 

*

Aprobado aquel experimento se dio luz verde a un antiguo proyecto que aglutina centros comerciales, fraccionamientos para clasemedieros arruinados, desarrollo de áreas verdes y el traslado de la Bombonera, el viejo estadio del Toluca.

 

*

El enorme terreno para la construcción de la nueva casa del Toluca ya fue adquirido por el club, a precio ínfimo. Nada más conocerse que los dueños del poderoso equipo cervecero construirían allí, posprecios de los terrenos se dispararon. Hace diez años el metro cuadrado costaba 10 pesos, pero nadie compraba debido a la lejanía a y los problemas con los ejidatarios. Luego, se cotizó en 100 pesos hasta que el futbol dictó otra cosa. Hoy, el metro cuadrado vale 527 pesos y sube todos los días.

 

*

Incluso en Desarrollo Urbano municipal hay un plano que ya considera los nuevos espacios, la nueva Toluca. Aparece allí un bonito Walmart, pues finalmente el terreno del antiguo tianguis no pudo ser usado para la llamada “megatienda de los pobres”.

 

*

La Bombonera será construida en Autopan, a la altura de las vías del tren, sobre la carretera Toluca-Atlacomulco. Las obras no han comenzado pero preparan los caminos pavimentándolos. Estas primeras obras han afectados a algunos de los dueños de los terrenos circundantes, pues sin mayores explicaciones tuvieron que ceder espacios para las flamantes calles.

 

*

El gobernador Peña visitó al Toluca, antes del primer partido de la final del futbol, contra Cruz Azul. Pero fue sólo el pretexto para dialogar con los dueños y afinar detalle sobre el proyecto. La reunión fue en el DF y Valentín Díez Morodo el contentísimo anfitrión.

 

*

El destino de la actual Bombonera se desconoce. Unos creen que será demolida para dar paso a un espectacular complejo deportivo, propiedad del Toluca. Otros, que será usado para entrenamientos y de cuneado en cuando como sede alterna, donde el Atlético Mexiquense encontrará sede definitiva.

 

*

Una nueva investigación sobre San Salvador Atenco es preparado por una editorial trasnacional. Ha encargado a uno de los expertos en el tema, un periodista de Nuevo León que sigue paso a paso la historia de aquellos tlahuicas, que aclare los oscuros pasajes que ensombrecieron al país hace dos años.