El Expediente X de David Duchovny

* Con su famoso personaje de la serie Expedientes X, este actor promueve un cambio en la humanidad y critica la a la administración de Bush en Estados Unidos. “Todos somos muy escépticos, en Latinoamérica tienen casos parecidos, ahora México tiene eso del petróleo, en Venezuela, Cuba, nadie nos salvamos de estar bajo un control y no saber la verdad. Es ambiguo lo que te dan a conocer, es como el párrafo grande sin las letras pequeñas”, apunta en entrevista.

 

Aldo Rubio

– ¿Por qué la necesidad de hacer un filme de los Expedientes X en estos tiempos?

– Amenazamos con hacer películas desde que terminó la serie, pero sólo se hizo “Fight the Future”, en el 98 y teníamos que cumplir con lo que prometimos. El filme se fue retrasando, fuimos dejando esto en el pasado pero tuvimos que retomarlo… todo quedó pendiente, quedaron nuestros personajes como fugitivos, y por ello crees que eso sería un buen final para una serie tan importante y para unos personajes interesantes para este siglo.

– ¿Finalmente se consuma el romance de los agentes?

– Buena pregunta, pues claro que sí. Mira, creo que mucho de lo que se estaba velando y lo que a muchos les interesó, siempre morbosamente, era la relación de estos dos profesionales. Es curioso porque con tanto encima, entre extraterrestres, conspiraciones, monstruos semanales y tipos extraños, tenías a una mujer hermosa, muy interesante e intensa, con mucho conocimiento, que vino a decir que la mujer no sólo era la figura sometida del hogar, contra un tipo nerd, callado y desconfiado que representaba que no todos los tipos sin camiseta, sudorosos, son los sexys, rompiendo estereotipos, rompiendo tabúes. Creo que eso significó mucho. Primeramente la serie, ahora el regreso es algo que la gente y nosotros mismos necesitábamos resolver. La relación, el corazón de la película es la de sus personajes, no sólo porque sean Mulder y Scully, sino que es la que puede tomarse para muchos profesionales o cualquier persona allá afuera puede tener o tienen realmente relaciones de trabajo de esta manera. O simplemente relaciones que deben consumarse, que tienen que definir su cause así tengan encima al gobierno persiguiéndoles por años, así carguen los mayores secretos del gobierno de los Estados Unidos.

– ¿Qué tanto esperaste para llegar a este momento?

– Mucho, lo esperé desde hace siete años y nunca sucedió. No, cómo crees. Soy un hombre casado. Realmente, llegué a preocuparme un poco porque Tea Leoni, mi esposa, pudiera preocuparse por las escenas románticas de estos personajes, como que ella ya había respirado cuando terminó la serie de televisión y ya se había quitado de encima todo esto. Pues no, para nada, tal vez cuando vayamos en la cuarta película, sea una de censura “x”.

– El  titulo es “Deseo Creer”. ¿Qué deseas creer tú?

– Deseo creer en los líderes, en mi gobierno, en la gente, en un verdadero cambio. El titulo hace referencia a esa lucha entre lo metafísico, entre la fe y la ciencia, caminan de la mano, los personajes de alguna manera eran eso, la fe contra la ciencia. Cuando ambos perdieron su fe, su creencia en lo establecido y se entregaron a algo más oscuro y se adentraron tanto en el terreno de lo controlado, perdieron su naturaleza y concibieron una nueva conciencia o una nueva creencia. Antes la serie lanzaba la premisa “la verdad está allá afuera”. En realidad ninguna verdad está allá afuera, nadie sabe cuál es la verdad, y si realmente la verdad está manipulada.

– ¿En los tiempos de Obama y McCain existe la necesidad de un héroe como Mulder?

– No es un héroe, es solo un escéptico, el que busca desentrañar la verdad y no le cree a nadie. Todos llevamos a Mulder dentro de nosotros, después de todo lo que hemos vivido con gobiernos como el de Bush y con todo lo que sucedió desde Irak, 9-11, y todo lo que se sabe lo que no se sabe. Todos somos muy escépticos, en Latinoamérica tienen casos parecidos, ahora México tiene eso del petróleo, en Venezuela, Cuba, nadie nos salvamos de estar bajo un control y no saber la verdad. Es ambiguo lo que te dan a conocer, es como el párrafo grande sin las letras pequeñas.

– ¿Qué hay de diferente ahora con la serie?

– Sacrificio, sacrificar su pasión, y equilibrar su vida digamos, personal. Me gusta el personaje, puede contar buenas historias y las cosas buenas son difíciles de encontrar. Aquí lo importante no es qué me guste a mí, sino lo que les gusta a los fanáticos, que le dieron mucha vida y seguimiento a esta serie y sus personajes. Mulder es mucho más interesante que yo, lo conozco bien, conozco su pasado, de dónde surgió y lo mejor es que no sé a dónde va. Eso me atrae mucho, regresar a él, eso tal vez lo sepa Chris, el creador de la serie, pero lo dudo.

– ¿Es un filme político?

– Toma lugar en un terreno con contexto político, pero no es sobre la política global, es sólo un acercamiento a un filme terrorífico, y sobre el destino.

– ¿Hasta dónde ha llegado el fanatismo por los Expedientes X? ¿Sigue o desapareció?

– Aún está latente, están esperando mucho más y es por eso que tenemos que darles mucho más, no creo que esto termine aquí, claro que habrá otro filme, hay muchas historias que contar y el ejercicio de dejar pasar tiempo sirvió para probarnos a nosotros mismos que la serie y los filmes tienen éxito, tienen seguimiento, tienen publico y pueden funcionar en cualquier momento. He tenido experiencias con fanáticos, por ejemplo, alguna vez una mujer me pidió que le firmara su seno para después tatuarse mi firma y tener algún acercamiento con su héroe, Fox Mulder.

– ¿Qué pasa con el hijo de Scully y Mulder?

– Hay algunas respuestas que no puedo darte tan fácilmente, la verdad no está allá afuera, está dentro del filme. William es una de esas dudas que siguen sin develarse.

– En tiempos de cambio y en tu vida personal, ¿qué harías por cambiar la situación?

– Empieza por comprar un automóvil totalmente eléctrico, alejarse del estúpido control petrolero, ahí está una lucha constante por el poder, toda la influencia que eso genera es parte del problema que tenemos como humanidad.

– ¿Le habría servido mucho el internet en los noventas a Mulder?

– Había algo parecido y tenía a su alcance la fuente del FBI, existe información, puede haber mucha información realmente allá afuera, pero, ¿cuánta es real, crees que todo es verdad? Yo no.

– ¿Crees que esta nueva entrega de los Expedientes X funcione en México?

– Claro que sí, estoy seguro que así será. El filme anterior tuvo buenos números y la serie tuvo muy buena aceptación en México. Yo mismo me vi doblado al español mexicano, me vi hablando en español sin mi voz gangosa, con una voz mucho más masculina e interesante, ¿cómo crees que no va a funcionar así? México, por sí solo, también es una fuente de mitologías y de mitos actuales. Por lo mismo, además de que conocen la serie, conocen el contexto en el que se desenvuelve.

Un mural en Toluca

* Jorge Toribio, escritor “maldito” del Estado de México por tocar investigar temas relacionados con la familia Montiel Rojas y acreditar la existencia del Grupo Atlacomulco, tiene otra faceta. Entrevistador nato, ha recopilado las vivencias de pintores famosos como José Luis Cuevas y Luis Nishizawa. Este es un segundo fragmento, narrado precisamente por Nishizawa en primera persona, que forma parte de un libro inédito que Toribio preparó hace unos años, detenido por la entonces directora del Instituto Mexiquense de Cultura, Carolina Monroy.

 

Jorge Toribio

Conozco sólo hasta Honduras porque fui a Copal, la zona arqueológica. Me acompañó un amigo, Takaya, arquitecto japonés con quien fui por primera vez a Guatemala. Allí vi a la gente con la misma pobreza e incluso más acentuada que en México. Pienso, dentro de poco, viajar a toda América del sur. En 1997 quise ir a Perú y a Buenos Aires, no pude.

 

El aire es vida

 

Gamboa me presentó a gente notable y por primera vez ante el público en mi primera exposición en El Salón de la Plástica Mexicana. Para mi sorpresa se encontraban Siqueiros y el entonces ministro de Educación. Personalidades que nunca pensé que asistirían. En realidad así fue como establecí mi relación con Siqueiros, al principio distante, después se hizo estrecha. Gamboa ya tenía un antecedente de mí, de lo que hacía.

El director artístico de las obras del Centro Médico -edificio que construyó el arquitecto Agustín Yáñez- y Morones Prieto, decidieron convertirlo en una nueva “Secretaría de Educación” porque llamaron a los pintores para decorar los muros, como hizo Vasconcelos. Entonces Gamboa me invitó a realizar un mural. No fui el único, también hicieron otros Francisco Zúñiga, Siqueiros, Beltrán, Chávez Morado. Yo era el más joven en experiencia, en edad similar a Beltrán. Cuando entré a la escuela el muralismo estaba en su apogeo. Los jóvenes de la época, una generación de veinte, soñábamos con tener un muro. El Hombre en Llamas, de Orozco, nos apabulló, nos llenó de ímpetu, es para mí una de las grandes creaciones de la pintura universal. Al estar bajo la influencia del muralismo todos queríamos hacer uno. Acepté, fue un gran reto. Me llevaron al Centro Médico, estaba en obra negra, me dieron un lugar “quebrado” en la entrada de Neumología, no me espanté. Hice los primeros bocetos y el dibujo en el taller de la Academia de San Carlos, no los conservo. Un ingeniero, de apellido Velasco, director de la obra de construcción del Centro Médico y responsable ante el gobierno, cubrió la pared donde iba a quedar mi mural con azulejo, porque le urgía terminarla. Claro, él no sabía que yo haría un mural, imagino. Al saber esto Enrique Yáñez ordenó quitar el azulejo y preparar el muro. Así se hizo, aunque tenía defectos de preparación (era un muro de ladrillo aparente), porque al desprender el azulejo quedaron huecos. Por fortuna se arregló, quedó bien.

Me ayudó mi esposa, entonces mi novia. También participó un condiscípulo, le decíamos “El Motita”, un tipo alto y bravo. Me sentía protegido. Era buen trabajador. Hicimos el mural en ocho meses.

Gamboa me dio el tema escrito en una cuartilla. Se partía de nuestra tradición prehispánica, querían que todos los murales tuvieran un carácter precolombino. Así plasmé a tres dioses: el del Fuego, el del Viento y el del Agua. Me inspiré un poco en el Tlalocan de Teotihuacán y me fui hasta lo más moderno de la ciencia. Me costó mucho trabajo porque cuando uno hace un mural por primera vez se enfrenta con problemas nunca imaginados. Al final lo logré. Es uno de mis grandes aciertos.

 

Un canto a la vida

 

El segundo mural, Un Canto a la Vida, fue mi primer trabajo en cerámica. Me interesó hacerlo en cerámica porque en una ocasión el pintor japonés Toneyama trajo a México una de sus obras, La Puerta, de 50 por 80 centímetros, la hizo en fragmentos de cerámica. Me gustó mucho.

Después de que realicé mi primer mural en el Centro Médico, Fernando Gamboa y Enrique Yáñez quedaron satisfechos. Más tarde le propusieron a Agustín Yáñez construir el Seguro Social de Celaya, decidieron volverme a llamar. Sin embargo no quise hacer el mural en pintura porque estaría casi al descubierto, aunque tiene una marquesina que lo tapa bastante bien, de todos modos por la mañana le da mucho el sol. Por eso propuse hacerlo en cerámica. Le hablé a Castañeda, quien era maestro de cerámica en la Academia de San Carlos, le pedí ayuda. Me dijo que sí, que era fácil. Me dio confianza. Yo no sabía nada de cerámica pero él sí, según nos dijo. Se realizó una especie de entarimado a manera de cimbra en donde con infinidad de clavos colocó la tela y sobre ella pusimos los trozos de barro. Lo estuvimos modelando durante 12 días, en realidad fue un tiempo corto. Trabajamos desde la mañana hasta la noche. Todo iba bien, pero al sacar el mural del horno me llevé gran sorpresa. Al empezar a desprenderlo, la primera pieza salió en dos partes: “Vamos a seguir sacando las piezas. No te preocupes, los fragmentos los pegamos con barro y lo metemos al horno”- dijo el ceramista. Pocas piezas salieron completas. El mural es muy grande, mide 75 metros por 2 cuadrados. Terminé por modelar nuevas piezas en el suelo. Cometí el error de pagarle al ceramista por adelantado y después casi me abandonó, aunque al final lo terminamos. Encontré a un albañil bueno e inteligente, nos fuimos a Celaya, estuvimos durante un mes colocando el mural. Costó mucho trabajo. Así aprendí a modelar un mural en cerámica. En 1997 fui a Celaya, lo vi intacto. A pesar de que la cerámica tiene muchos defectos, es un material noble, dura. Sólo se le da un manguerazo y queda limpio.

 

En Japón hice mi tercer mural

 

Una compañía japonesa de ferrocarriles me llamó para hacer el mural al fresco. Al visitar el área (en la estación de Keisei del metro Narita), descubrí que no era apropiado para esa técnica. Les propuse hacerlo en cerámica y a la manera tradicional, es decir en hornos antiguos, con leña. La compañía no aceptó por costoso, se necesitaban ocho días con sus noches completas para quemarlo, eso representaba una cantidad grande de dinero. Finalmente como en Japón son abiertos a todo lo que es arte, aceptaron y estuvimos una semana quemando las piezas. Me pusieron a un ceramista, representaba la octava generación del taller, me enseñó cómo hacerlo: ponía las piezas de mayor colorido cerca del fuego, del calor. Me llevé a un amigo, pintor japonés, entre los dos modelamos las figuras en barro. Lo coloqué en 1981, tiene 17 años, está intacto.

 

Un mural en Toluca

 

Al aprender la fórmula que me enseñaron en Japón, realicé otro en el Instituto Mexiquense de Cultura. Trabajé con dos ceramistas. Fue difícil porque al principio no me entendían. Después de quemar el mural y sacarlo, no me querían ni ver, pensaron que salió mal. Se escondieron, estaban temerosos, pero al verlo dije: “Ya la hicimos”. Me salieron dos o tres piezas rotas, las pegamos. El mural tiene más de 600 fragmentos, lo cual significa que dos o tres piezas rotas no es nada.

Los ceramistas siguieron estudiando, uno de ellos, Camacho, hizo un mural en la cabecera de Metepec (Estado de México), basándose en lo que le enseñé. Claro, tiene defectos, pero es una cosa buena porque les desperté la inquietud.

Después hice otros murales en cerámica, en la Secretaría de Educación del DF, en la Cámara de Comercio y en la Universidad de Zaragoza. Tengo programado otro mural para Querétaro, espero se realice tan pronto se cuente con los medios.

Narcoacalco

* Hoy, Coacalco está sumido en una de las crisis de seguridad y narco más graves de su historia y ha rebasado el control de las autoridades. Los propios policías municipales señalan directamente al edil de estar directamente involucrado en la protección a “tienditas”, pero además consideran que ha sido torpe, pues ha incumplido pactos con los cárteles de la zona, quienes ya tomaron venganza en la persona Eduardo Manzur Ocaña, ex secretario técnico en aquella administración, y quien fue ultimado a tiros luego de dejar en su casa, precisamente, al alcalde Sánchez, el 12 de diciembre del 2008.

 

Miguel Alvarado

Hace seis años David Sánchez Isidoro estaba en plena campaña por la alcaldía de Coacalo. Era el abanderado por la Alianza PRI-PVEM y en su discurso incluía a la seguridad pública y el narcomenudeo como los principales problemas de aquel municipio. “El municipio vive una crisis que tiene que ver con el alto índice de delincuencia y de narcomenudeo”, decía textualmente en cada una de sus giras y no se cansaba de proponer un “trabajo conjunto entre sociedad y gobierno para atender como primera necesidad la seguridad pública”.

Sánchez ganó la elección pero Coacalco perdió. Al menos es la percepción que los electores tienen tres años después de votar por él.

Hoy, Coacalco está sumido en una de las crisis de seguridad y narco más graves de su historia y ha rebasado el control de las autoridades. Los propios policías municipales señalan directamente al edil de estar directamente involucrado en la protección a “tienditas”, pero además consideran que ha sido torpe, pues ha incumplido pactos con los cárteles de la zona, quienes ya tomaron venganza en la persona Eduardo Manzur Ocaña, ex secretario técnico en aquella administración, y quien fue ultimado a tiros luego de dejar en su casa, precisamente, al alcalde Sánchez, el 12 de diciembre del 2008.

Eduardo, hermano de José Manzur, ex delegado de la PGR en el Estado de México e investigado por narcotráfico, circulaba en un BMW por la avenida López Portillo cuando desde otros autos lo fulminaron con más de 100 disparos de rifles AK-47 y R-15. La PGR investiga el caso pero aún no hay noticias sobre los agresores.

Pero la verdad sobre el caso es del dominio público en la administración de Sánchez. Los propios policías se encargan de denunciar al alcalde, quien días después fue amenazado a las puertas de su casa, lo que le obligó a incrementar la escolta que lo cuidan a él y su familia y blindar las camionetas que lo transportan.

Un mes después, a fines de enero, Isidoro supo que ya no tenía control sobre el negocio que inicialmente protegió. Proveniente de una familia de galleros, vio cómo su padre, señalado de ser el verdadero alcalde del lugar, dejaba el municipio para encontrar abrigo en lugares más seguros. La familia posee tres casas, las tres aledañas entre sí, donde vivió la familia hasta fines del 2008. Isidoro decidió abandonarlas y trasladar su domicilio al fraccionamiento Residencial Coacalco, pues el último ejecutado en su terruño portaba una amenazadora tarjeta que casi lo condenaba a muerte.

Los problemas de Isidoro no terminan allí. Su padre, conocido en la población con el apodo de El Alacrán, era el encargado de cobrar los “entres” que la policía municipal aportaban al edil. Los propios policías señalan que eso les costaba entre 100 y 150 mil pesos.

La actividad pública del padre de Sánchez está documentada y denunciada. El diputado federal perredista Emilio Ulloa Pérez también apunta al saqueo de arcas, extorsión, protección a bares y abuso de autoridad, además de proteger a una aspirante priista a una curul federal, Elvia Hernández, quien se registró para competir por Coacalco. Su oficina de imagen, subsidiada por el municipio, constó 17 millones de pesos. Los panistas señalan lo mismo y promueven una auditoría para el alcalde.

Otra de las preocupaciones de Sánchez es la división política que ha causado en el PRI municipal luego de aparecer las listas de aspirantes a diputados federales. Los propios priistas lo acusan de ello, como el militante del Frente Juvenil Revolucionario, Alejandro Ramírez. Héctor Guevara Ramírez, también inscrito para federal en aquel sitio, es una de las manzanas de la discordia que aquejan a Isidoro.

El grupo del actual alcalde está perfectamente definido, y lo integran Carlos Ramírez Pacheco, presidente del PRI, Felipe Ruiz Flores, aspirante a la diputación federal, Roberto Ruiz Moronatti, aspirante a la presidencia municipal, María Luisa Marina de Suárez, cabeza de grupo, Pedro Yabur Elías, personaje representativo de la política municipal, Manuel Castañeda Rodríguez, aspirante a la presidencia municipal y Fabricio Hernández Maldonado, aspirante a la diputación federal no apoyan a Guevara y se ponen de acuerdo para emitir los temibles votos cruzados, destructores de candidatos si Guevara no es retirado de las listas.

Coacalco de Berriozábal en un municipio pobre, a pesar de tener cerca a gigantes empresariales como Naucalpan y Tlalnepantla. Tiene 69 comunidades diseminadas en 35.5 kilómetros cuadrados y hasta el 2005 contabilizaba una población de 285 mil 943 habitantes. Irónicamente, su nombre en náhuatl significa “Casa de la Cultura”, aunque apenas el .60 por ciento de la población es indígena. Tiene un crecimiento anual del 11.9 por ciento, lo que se considera fuera de lo normal aunque la cercanía al DF incrementa el fenómeno.

Allí, en el último año, al menos 9 personas han sido ejecutadas por problemas con el narcotráfico, aunque estadísticas nacionales lo ubican como uno de los municipios del Edomex con mejor nivel de vida, junto a Toluca y Metepec, pero la simple observación desmiente lo anterior. En este escenario Sánchez vio cómo el diputado panista Juan Manuel Sandoval Munguía presentaba una petición al Congreso federal para condenar “las agresiones, la violencia, la tortura, el abuso de autoridad, la privación ilegal de la libertad y la violación de la libre expresión ejercidos por la Policía Municipal, la dirección del organismo público Sapasac y el presidente municipal de Coacalco de Berriozábal, México, en contra de ciudadanos el sábado 8 de marzo del presente”.

Aquella vez, el 8 de marzo del 2008, 9 personas fueron detenidas por 60 policías, a petición del director del organismo de agua Sapasac, cuando distribuían volantes donde informaban sobre la carencia de agua. Uno de los policías, al llegar a la barandilla con los detenidos, golpeó Víctor Jiménez Robles, asistente del diputado panista, quien se presentó en las oficinas de la policía municipal para enterarse del caso. Allí, el director de Seguridad Pública, Fathy Hurtado, indicó que seguía instrucciones del alcalde. Finalmente, los detenidos fueron liberados bajo amenaza de repetirles la paliza, aunque a pesar de ello denunciaron el hecho en el Ministerio Público.

El diputado panista informó además sobre las actividades criminales del propio edil y las torturas aplicadas a ciudadanos y pidió la remoción de Sánchez

El 4 de junio del 2007, otro caso torturó a Isidoro, cuando intentó despojar de un predio donde se encuentra un museo comunitario que resguardaba piezas arqueológicas y una osamenta de mamut, en el barrio La Magdalena Huizachitla.

Allí pretendía instalar una lechería y un local del DIF. Este caso fue seguido por el diputado perredista local Roberto Riovalle, quien se quejó ante el gobernador Peña.

Narra que la policía entró a la fuerza en el museo, en un operativo realizado el 4 de junio, pero los habitantes se les opusieron, pertrechándose en el lugar.

Otro frente contra Sánchez es el que encabeza Carmen Olmedo Luna, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), quien señala que el alcalde debe pagar una indemnización al municipio por las pifias cometidas. Denuncia que el equipo del edil ha saqueado Coacalco. Además observa que la proliferación y protección a table-dances ha aumentado de manera alarmante, considerados “caja chica” de su administración.

A pesar de que los casos no son nuevos, apenas se conocen y se dimensionan en el marco de las próximas elecciones para diputados federales, locales y alcaldes.

El Barco Ebrio

*

Alfonso Camacho, poderoso ex funcionario de Comunicación Social, prepara su regreso a la escena estatal de su jefe, el ex gobernador César Camacho. Por lo pronto, sondea el terreno para que el diputado federal no se encuentre con sorpresas.

 

*

Las campañas negras contra los aspirantes de todos los partidos en las próximas elecciones comenzaron ya. Una de las más recordadas es la que se instigó desde un blog, de fabricación casera, llamado www.el-lagarto.blogspot.com, hoy fuera del aire. Desde allí se difundieron las macabras versiones sobre la muerte de Abraham Talavera, aquel gurú de un grupo de jóvenes políticos. También, desde allí, se conoció la vida de rico nuevo de Arturo Montiel Yáñez y se hicieron públicas las fotos sobre propiedades del ex gobernador Arturo Montiel, que incluían un semidesnudo de Maude Versini.

 

*

Los espacios en Internet son cada vez más usados en tiempos de elecciones y el gobernador Peña colecciona ya un buen número de ellos, todos ellos amparados en el anonimato. Un ejemplo es el sitio www.noaenriquepenanieto.obolog.com, dedicado a burlarse de la imagen del gobernador. Pero así como él es objetivo de estos espacios, también lo son otros, como Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón. La cosa está pareja, pero puede desequilibrarse muy pronto, pues los contenidos se endurecerán.

 

*

Esta tendencia ya alcanzó a la pareja sentimental de Peña, Angélica Rivera, pues en palacio de Gobierno se esparce el truene de Peña con La Gaviota, por razones aún no reveladas. Luego de una boda anunciada, una separación así, sin más.

 

*

La publicación del reportaje sobre la muerte de un maestro de tenis de mesa, en la revista Chilango, marca un reacomodo en las fuerzas que apoyarán a los aspirantes presidenciales. Escarbarán pasados y presentes. Desde ahora todo se vale.

 

*

El autor del reportaje, Diego Enrique Osorno González, tiene apenas 28 años. Es de Monterrey, Nuevo León y su trabajo es reconocido ampliamente en el envidioso mundillo periodístico. Cubrió el conflicto de la APPO en Oaxaca y el conflicto de San Salvador Atenco. Está vinculado con revistas como Letras Libres, Nexos, Gatopardo, Replicante, el sitios web Rebelión y Narconews. Posee además un blog, con la dirección www.historiadenadie.blogspot.com, aunque la última entrada es del 2006.

 

*

Isidro Pastor pierde fuerza en el valle de México. Algunos de sus allegados en Ecatepec declaran un abierto deslinde con él y su proyecto socio-político y no quieren saber nada de él. Lo mismo sucede en Coacalco, donde el comandante había regalado autos para una rifa. A Pastor le cerraron la puerta, aunque todavía falta mucho. Pero el ex líder priista no se preocupa mucho por ello, todavía, pues está muy pendiente de la salud de su nuevo hijo.

 

*

La empresa editorial de la poderosa familia Maccise prepara la fusión de los diarios defeños El Economista y El Financiero, comprados recientemente como parte de una de las estrategias peñistas en busca de publicidad fácil. En el cuartel general de los Maccise ya comenzó la búsqueda de nuevos editores y reporteros que respondan a la línea editorial por venir y se han acercado a algunos que trabajan en Toluca, vía el propio gobierno del Edomex. Sus escritorios están llenos de expedientes.

 

*

Este año Davos estuvo fuera de la agenda del gobernador. Unos aducen que la crisis no permitió viajar al gobernador. Otros, que Calderón no lo quiso en su reducido séquito. En poco tiempo, Peña pasó de Príncipe de Davos a esclavo de San Salvador Atenco.

 

*

Al poderoso líder sindical del magisterio en el Estado de México, Héctor Hernández, no se le ve ni el polvo pues está decidido a continuar su carrera política, al grado de que ya hace planes para buscar en un futuro próximo la alcaldía de Toluca.

 

*

La supuesta alianza PRI-PRD para buscar la presidencia municipal de Toluca se negocia entre las dirigencias. Domitilo Posadas, seguro abanderado por los de la maltrecha izquierda, está dispuesto a apoyar en la campaña del designado priista, que saldrá entre María Elena Barrera y Enrique Mendoza Velásquez. Lo que aún se discute es el premio para el PRD si se consigue el triunfo.

 

*

Pero quien va en caballo de hacienda es Juan Carlos Núñez Armas, el aspirante panista a la silla de Toluca. Hoy diputado local y en su tiempo alcalde de la ciudad, verifica su popularidad en las mismas calles, aunque debe tener cuidado si no quiere alguna sorpresa. Núñez Armas se da por seguro ganador, de ahí que PRD y PRI promuevan su alianza. Núñez consiguió, incluso, que las diversas facciones azules concertaran un “pacto de civilidad”, que impulse a todos los panistas y evite bloqueos. Núñez cree que el PAN puede ganar 30 alcaldías.

 

*

Resplandor Teotihuacano se hará, a pesar de todo. Ya está negociado y sólo es cuestión de tiempo para que readapten el absurdo sistema de montaje que emplearon en un principio para luces y sonido.

 

*

El PRD no sabe qué hacer para ganar algo en las elecciones. Como no tiene para dónde hacerse, en algunos municipios ya prepara la resurrección de cadáveres panistas, que pelearan por los del azteca alguna diputación o alcaldía. Entre ellos destaca Rubén Mendoza, el “candidato feo” en el 2005, quien buscará la alcaldía de Tlalnepantla.

 

*

Otro que quiere es Alejandro Gamiño, ex alcalde panista por Coacalco. Al PRD le prometió el mismo municipio y está cerca de registrarse con ese partido. Gamiño se hizo famoso cuando fue detenido en el Distrito Federal, cargado de armas y droga. Estuvo preso un tiempo y allí pensó que la solución a sus problemas es el PRD.

La Armada priista

* El grupo detrás de Peña Nieto, Arturo Montiel y Alfredo del Mazo, no podrá pagar sin ayuda la campaña presidencial de Peña. Chuayffet representa los intereses de una de las familias más ricas de América Latina y que por muchos años ha dominado la escena política nacional y del Edomex. Por eso Chuayffet está allí, junto con Miguel Ángel Terrón, un ex alcalde de Metepec ligado al ex secretario de Gobernación.

 

Miguel Alvarado

La armada priista se prepara para el asalto. Pesos pesados pero poco populares entre la ciudadanía iniciaron la pasarela de registros ante el PRI estatal. Las elecci0ones están a la vuelta de la esquina y las previsiones señalan que el PRI perderá los distritos y municipios más importantes de la entidad, lo que significaría una alerta para el gobernador Enrique Peña, empeñado en gobernar México. Los comicios del 2009 son la prueba de fuerza para sus patrocinadores que, si no encuentran sustento en la figura, decidirán por un personaje de más peso.

El grupo de Peña lo sabe, como sabía lo que sucedería con el ejemplo más cercano del abandono, el ex gobernador Arturo Montiel Rojas, y ya toman previsiones. Peña debe negociar en un futuro no muy lejano y debe tener los operadores políticos correctos para encontrar puertas con sus oponentes directos dentro del mismo PRI. Ninguna oportunidad habrá para él si no consigue los canales adecuados y por ello el primero que integra su equipo en Emilio Chuayffet Chemor, un ex gobernador mexiquense y ex secretario de Gobierno. Uno de los protectores del también ex gobernador César Camacho y luego distanciado de él, Emilio siempre tendrá sobre él la sombra de Acteal, aquella matanza de chiapanecos ocurrida el 22 de diciembre de 1997. Vinculado con Roberto Madrazo y el clan de los Hank, se le atribuye a él un fallido intento de disolución del Congreso en el mismo 1997. El gobernador Peña fue tesorero del Comité de Financiamiento priista en la campaña del propio Chuayffet, en 1993, cuando ganó las elecciones para la gubernatura de aquel sexenio, y consiguió la más alta votación para un aspirante en la historia del Edomex.

El grupo detrás de Peña Nieto, Arturo Montiel y Alfredo del Mazo, no podrá pagar sin ayuda la campaña presidencial de Peña. Chuayffet representa los intereses de una de las familias más ricas de América Latina y que por muchos años ha dominado la escena política nacional y del Edomex. Por eso Chuayffet está allí, junto con Miguel Ángel Terrón, un ex alcalde de Metepec ligado al ex secretario de Gobernación. Terrón, señalado en su momento como prestanombres en los negocios del propio Arturo Montiel, jugará a favor de su jefe de siempre, Emilio, con quien ha trabajado como secretario particular. Terrón, con humildes orígenes como agente meritorio del Ministerio Público que laboraba por las madrugadas en el antiguo hospital de Toluca Adolfo López Mateos, donde su padre era médico legista, escaló políticamente de la mano del ahora aspirante a una diputación por Atlacomulco y consiguió la presidencia municipal de Metepec, ahora territorio petista y anteriormente panista.

Terrón dejó hace un año el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, donde era magistrado y desde entonces, sin hacer ruido ni trabajo visible, fraguó su regreso a la escena pública. Metepec es puerto doloroso para Chuayffet, pues de allí es uno de sus ex amigos, César Camacho, actual diputado federal y antiguo secretario particular del propio Emilio, y de quien se espera sustituya a Ricardo Aguilar en la dirigencia estatal del PRI.

En su tiempo, Emilio fue llamado por el ex presidente Ernesto Zedillo para ocupar Gobernación y dejó en manos de Camacho la gubernatura con la encomienda de juntar dinero para las elecciones del 2000. César, también de Metepec, prefirió apoyar a Enrique Jackson usando el encargo de Emilio para sus nuevos fines y cuando Arturo Montiel gana las elecciones, consigue además un puesto en el Senado, mismo que estaba destinado a Emilio, quien fue prácticamente desterrado del territorio estatal. Terrón irá por el distrito 27 federal, en su querido terruño.

Otro que se registró para una diputación federal fue Germán Osvaldo Cortés Sandoval, rector de la Universidad Tecnológica de Neza, para el distrito 31. Osvaldo arrastra un pasado de aviador en la Dirección General del Politécnico y es señalado por cobrar, de manera irregular, un millón 152 mil pesos entre 1997 y el 2000. Apuntado en un principio para la alcaldía de Neza, Osvaldo aprovechó los festejos del 17 aniversario de la UTN para promocionarse. Desde hace meses su bajo perfil se disparó en medios de comunicación de aquel distrito, aunque es amigo personal de Beatriz Paredes y del ex director del IPN, Diódoro Guerra Rodríguez.

Ignacio Rubí Salazar buscará quedar en el distrito 40 en Zinacantepec. Rubí, un ex secretario estatal del Trabajo, dejó a la entidad con un índice de desempleo del 5.7 por ciento, que incluye a unas 348 mil personas. Apegado a la figura de Peña, fue ex diputado local en el 2003. Rubí fincó su influencia en la capacidad de negociador que descubrieron de inmediato personajes como la familia San Román y el propio Montiel. Fue Rubí, en la gestión municipal de Ixtapan de la Sal que encabezó entre 2000 y 2003, quien autorizó la construcción de hoteles de cinco estrellas y fraccionamientos de lujo como Rancho San Diego, El Country Club, Gran Reserva y Residencial Ixtapan Grand Reserva, que hoy habita el propio Arturo, Enrique Peña, Luis Miranda y la familia Domit, entre otros. Gracias a ello, consiguió que su sobrino, Salvador Vergara, fuera considerado como candidato a la alcaldía del municipio-balneario. Vergara ganó pero fue asesinado el año pasado.

La lista incluye a grandes y pequeños, como el caso de Leobardo Saúl Rodríguez Rabanales, para un distrito ecatepenses. Rodríguez maneja la página web www.ecatepense.com, una “publicación periódica” con carácter de pasquín dedicada a difundir la prensa oficial del gobernador Peña.

Un almirante en esta armada priista es Alfonso Navarrete Prida, tenebroso funcionario en el Edomex desde la etapa de Arturo Montiel Rojas. Ex procurador estatal y ex secretario de Desarrollo Urbano, Navarrete carga un pasado oscuro al investigar al mismo Montiel por enriquecimiento ilegal y no encontrar nada. Cercano a la ex esposa de Montiel, Maude Versini, fue uno de los más fuertes aspirantes a la gubernatura por el PRI antes del 2005, por intermediación de la propia Versini, pero en la recta final Peña apeló a criterios familiares para superar al propio Alfonso, a Isidro Pastor y a Carlos Hank.

Retirado momentáneamente del ámbito público, Navarrete recibió una notaría, de la cual se desprendió para reintegrarse al servicio público en la mediocre Desarrollo Urbano. Allí, en silencio, esperó su oportunidad, la cual ha llegado en el nombre del distrito 18, en Huixquilucan. Navarrete, hijo putativo del ex procurador federal Jorge Carpizo, dejó pendientes casos importantes como el asesinato del hermano de los Salinas de Gortari, Enrique y es un consumado “negociador” político.

También aparece en la lista tricolor Angélica Mondragón Orozco, para el distrito 15 en Tlalnepantla. Ella, coordinadora de Relaciones Públicas de la Presidencia del CDE del PRI, es una de las voceras más activas del gobierno peñista y ha vaticinado el derrumbe de los “extremos políticos”

Manuel Cadena Morales, el poderoso ex secretario de Gobierno de Montiel, está también de vuelta. Él fue el único funcionario que no fue removido en los seis años del montielismo y es una conexión directa con el salinato. Millonario, defensor a ultranza del ex mandatario y el proyecto aeroportuario en San Salvador Atenco y Texcoco, fue también coordinador en la precampaña presidencial del mismo Arturo. La cercanía de Cadena con la CTM es más que familiar, pues fue ahijado de Fidel Velásquez y se le vincula a empresarios como los Hank, incluso al nivel de socio. Cadena autorizó la construcción de un Walmart dentro de la zona arqueológica de Teotihuacán, nuevamente de moda debido al proyecto de Alfredo del Mazo Maza. Fue precandidato del PRI para la gubernatura que finalmente ganó su jefe, Arturo Montiel, en el 2000. Es justamente Texcoco donde fue apuntado Cadena, quien deberá enfrentar al perredista Higinio Martínez si quiere Texcoco.

Héctor Hernández es quizá el líder gremial más poderoso del país. Aglutina a los maestros estatales, unos 82 mil miembros, y es ahijado político de Fernando Zamora, otro es dirigente gremial que perdió las últimas elecciones locales para diputados. Protegido por éste, consiguió el liderazgo del SMSEM derrotando a la otrora poderosa Trinidad Franco, amiga de Isidro Pastor. Históricamente, los dirigentes magisteriales ocupan luego algún cargo popular, aunque con Franco y Zamora esa continuidad se rompió. Hernández irá por el distrito 26, en Toluca.

Eduardo Bernal Martínez sabe lo que es la cárcel. Ex alcalde de Tecámac, fue encarcelado, en el 2003 cuando Navarrete Prida era procurador de Montiel. Aquel año, Bernal Era subsecretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y diputado federal electo. Prida integraba tres denuncias penales por falsificación de documentos, malversación de fondos y usurpación de profesión. El procurador decía que “el inculpado ha asumido una postura típicamente criminal, tratando de dar un sesgo político a la actuación judicial emprendida en su contra”. Colaborador de Madrazo, finalmente tuvo que encontrar asilo al lado de Jorge Hank. Hoy, Bernal está curado de espanto y quiere el distrito 28, en Tecámac.

Guillermina Casique irá por Tejupilco, en el distrito 36. Ella, la Casique sureña, fue señalada por actos de corrupción en su paso por la CNC, siempre ha asegurado el control de aquella zona como sea y siempre ha dado resultados.

Benito Mangú, ex edil de Almoloya de Juárez, también se apuntó. Este personaje hace antesala desde el 2008 y acude como porrista del gobernador Peña a cualquier acto público que puede. Cuando alcalde, dividió a su cabildo por apoyar directamente las órdenes del ex gobernador Montiel y hoy quiere distrito 23 de Valle de Bravo.

José Dolores Hernández busca el distrito 39 por Neza, aunque es considerado uno de los primeros que quedará fuera y carne de cañón en el proceso.

Héctor Guevara Ramírez, para el 6 de Coacalco, un poblano que fue alcalde de aquel municipio y que debió capotear enfrentamientos con líderes transportistas como Axel García en la década de los 90. Fundó el grupo Unión de Fuerzas, desde donde se proyectó políticamente. Es subsecretario de Gobierno, está confrontado con el actual alcalde de Coacalco, David Isidoro Sánchez, grupo que amenaza con no apoyar su designación en caso de que suceda.

Elvia Hernández García, por el 4 en Coacalco, de aparente bajo perfil, era secretaria del Comité Municipal del PRI en Nicolás Romero, a quien relacionan en escándalos con el propio alcalde del lugar, David Isidoro, quien es el principal patrocinador de su aspirantía, pues colaboró con 17 millones de pesos para la oficina de imagen que se creó para ella.

Toluca estaría en manos de José Luis Velasco Lino, ex presidente de los empresarios de Coparmex y amigo del gobierno peñista. Es un enlace importante con las cúpulas panistas empresariales y con Martha Hilda González Calderón, quien podría asumir la dirigencia priista municipal de Toluca.

José Alfredo Torres, ex alcalde de Ecatepec y ex diputado, peleará una curul por el distrito 12. Alfredo, amante del culto a sí mismo, bautizó en su periodo a dos colonias pobrísimas con su nombre. Integrante del grupo de Eruviel Ávila, tiene problemas con facciones priistas que no recibieron lugares en las preinscripciones como el caso de Martín Soto, otro apuntado en Ecatepec por el distrito 10. Soto se declaró en “rebeldía” durante los registros y vaticinó una derrota priista si los nombramientos salen del palacio de Lerdo. Ha enfrentado al PRI de aquel distrito y representa a grupos de taxistas y tianguistas que usa como apoyo en sus movilizaciones.

Héctor Velasco Monroy, uno de los favoritos del peñismo para suceder al gobernador el próximo periodo, fue enviado al distrito 1, en Jilotepec. Velasco apoya en Atlacomulco la designación de Francisco Rojas Monroy para la alcaldía. Sobrino de Leopoldo Velasco, es primo de Marcela Velasco, secretaria estatal, pero además es líder de la CNC y no tendría problemas en obtener un lugar.

Angélica Mondragón Orozco se apuntó para el distrito 15 en Tlalnepantla. Relacionista pública en el PRI estatal, mantuvo bajo perfil pero se dejó ver al lado del gobernador Peña el año pasado.

Fernando Ferreira Olivares quiere el 35 de Tenancingo. Es ex diputado local y ex subsecretario de Gobierno, además de ex alcalde de Xalatlaco. Es repudiado por campesinos de aquella zona pues lo denunciaron por no avisarles que el Tribunal Agrario, en 1999, otorgaba más de mil hectáreas a San Miguel Ajusco. Los comuneros lo señalan de entregar tierras a empresarios y políticos mexiquenses.

Raúl Domínguez Rex, otro diputado con licencia se registró para el 2 de Teoloyucan. Es hijo del fallecido líder de la CTC, Leonel Domínguez Rivero, muerto hace dos años y medio. Su padre, cacique en la región de Zumpango, aglutinaba a políticos de la región y decidió la vida política durante décadas, además creó poderosas líneas camioneras que usaba para presionar en el nombramiento de alcaldes en Zumpango, Teoloyucan y Melchor Ocampo.

Jorge Cortés Sandoval, otro considerado sin posibilidades, va por el 31 en Neza, mientras que en la publicitada Teotihuacán, distrito 5, va Felipe Borja Texocotitla, un diputado local y dos veces ex alcalde de Axapusco, donde en 2006 vivió en carne propia no poder ejercer el cargo, pues los primeros días partidos opositores tomaron el palacio, ya que exigían la anulación de las elecciones. Borja fue acusado por comprar votos.

Para el 39 en La Paz, Andrés Aguirre Romero, presidente del Comité Municipal del PRI en Chicoloapan, está dentro. Relacionado con José Fuentes Zárraga, un líder la CTM, enfrenta al grupo de choque priista Antorcha Campesina, grupo que le señala la inclusión de perredistas en lo comicios internos del tricolor en el 2008, cuando eligieron comités seccionales en Chicoloapan. “Bueno, la convocatoria no exigía que votaran solamente priistas”, dijo en su momento Aguirre.

Azucena Delgado López quiere Toluca en el distrito 34 pero no cuenta con actividad política reconocida, lo mismo que Martín Vásquez Pérez, por el 10 en Ecatepec, quien era subdirector de Desarrollo en aquel municipio. Otro desconocido es Aparece igual Andrés Rodríguez Romero, para el 39 de La Paz.

Israel Ledesma Magaña está para el 37 de Cuautitlán. Es presidente de la Asociación Civil “Amigos y Vecinos de Tultitlán” y con ella se autopromocionó el año pasado; ex diputado federal, fue secretario del Trabajo de la CMS y de la CROC. Perdió en el 2003 las elecciones federales que lo llevarían a San Lázaro como representante del sector obrero por el PRI. Es amigo de Eruviel Ávila.

Eduardo Zarzosa Sánchez, ex alcalde San Felipe del Progreso y famoso por impedir que la esposa de Felipe Calderón realizara una actividad en su municipio, se inscribió para el 9, en Ixtlahuaca. Enfrenta acusaciones por intentar privatizar una laguna que sirve a los comuneros del lugar para riego. Fue acusado de ignorar las supuestas actividades criminales de su director de Seguridad, Christian Arriaga Tapia, quien es investigado por la PGJ por narco, robo y secuestro.

Un junior, Ignacio Pichardo Lechuga, se apuntó para el 23 de Valle de Bravo. Hijo del ex gobernador Ignacio Pichardo, tuvo una breve incursión como empresario en medios de comunicación con el diario Liberación, en 1999, pero la falta de pagos obligó a los trabajadores a demandarlo, por lo que tuvo que cerrar. Ex coordinador general de Desarrollo Social en aquel municipio, Pichardo es leal al equipo de Peña pero en el 2005 el PRD presentó una querella en contra de Pichardo, en aquel entonces delegado priista, por delitos electorales.

Rodrigo Reina Liceaga va por el 21 en Naucalpan. Fue representante vecinal y consejero priista, se opuso a la apertura de calles en fraccionamientos en Lomas Verdes, y a aperturas de bares, un centro comercial y uso indebido del suelo, lo que provocó la salida del entonces subdirector municipal de Normatividad Comercial, Marco Antonio Sánchez Maluly, en el ayuntamiento panista.

Sandra Méndez Hernández va por el 8 en Tultitlán. Trabajó en el Registro Civil y fue diputada local suplente, mientras que Rosa María Rivera León va por el 17 en Ecatepec, otra suplente pero de un regidor.

Armando Corona Rivera va por el 12 en Ixtapaluca. Fue alcalde de ese lugar y se le recuerda por salir huyendo del palacio municipal, junto con su tesorero, para evadir a acreedores a los que adeudaba más de 70 millones de pesos. Personaje ligado a Isidro Pastor Medrano, formó durante su gestión un comité paralelo al municipal priista y mantiene una disputa histórica con Antorcha Campesina.

Sergio Mancilla Zayas, por el 24 en Naucalpan, fue síndico en ese municipio y es hijo de Sergio Mancilla, ex secretario del Trabajo. Comenzó su campaña en el 2008, cuando denunció que el panista José Luis Durán se aumentaría el sueldo y que los síndicos percibirían menos.

También aparece Héctor Pedroza Jiménez, por el 29 en Neza. Tercer síndico allí mismo, es uno de los principales críticos de los gobiernos perredistas y el clan de los Bautista, aunque fue acusado de manipular a la CNOP.

José Luis Soto Oseguera, por el 16 en Ecatepec, era primer regidor y uno de los principales denostadores del actual alcalde José Luis Gutiérrez Cureño. Afín a Eruviel Ávila, fue alcalde sustituto de éste.

Ricardo Enriques Fuentes va por el 20 en Neza y fue secretario del Deporte en el PRI y ex aspirante a diputado federal por el mismo distrito.

Inocencio Ibarra Piña quiere el 25 por Chimalhuacán. Fue diputado suplente de Omar Carreón Abud y pertenece a Antorcha Campesina. Representó a campesinos en 2001 contra el ayuntamiento de Neza cuando un pleito por tierras se desató entre los bandos. Es contrario al grupo de Teodoro Hernández, alfil de la célebre Loba.

También aparece Josué Valdés Hueso, por el 17 en Ecatepec, ex secretario de Organización en aquel municipio, quiere su oportunidad.

María Acela Flores Calderón, por el 30 en Neza, se considera sin posibilidades, al igual que Bryan Homero Arellano Olguín, mientras que Eduardo Yáñez Montalvo, quien va por el 33 está en la misma situación. Compeltan la lista David Ricardo Sánchez Guevara, para el 22; Juan Gabriel Mendoza López, para el 31; Alejandro Granja García, para el 16; Jorge Hernández Hernández, para el 11; Amador Monroy Estrada, para el 19; Pablo Dávila Sánchez para el I; Leticia Calderón Ramírez, para el 32; Omar Rodríguez Cisneros, para el 30 y Sergio Saldaña para el 14.

El maestro de ping-pong

* El Grupo Editorial Expansión trabaja y piensa de otra manera. Conserva, para sus muy particulares intereses, los restos de una memoria empeñada en ocultarse.

Arturo Montiel y la francesa Maude Versini son todavía noticia. Siempre lo fueron y no tendría por qué ser diferente hoy, en plena carrera presidencial, que Peña encabeza con pasos de velocista olímpico.

 

Miguel Alvarado

Emilio Chuayffet está de regreso. Será diputado federal a pesar del grupo de Arturo Montiel y Enrique Peña. Con él se inscribieron Miguel Ángel Terrón, ex alcalde de Metepec e incondicional de Emilio; va también Alfonso Navarrete Prida, el tenebroso ex procurador de Justicia estatal; Héctor Velasco Monroy, alfil peñista, también hizo fila y ya está en las listas preliminares, lo mismo que Ignacio Pichardo Lechuga, hijo del ex gobernador Ignacio Pichardo y un empresario aventurero en medios de comunicación y 50 aspirantes más.  

La euforia de las precampañas este 2009 ni siquiera es comparable a la algarabía que despierta otro deporte nacional, el futbol. Toluca, frígidos campeones invernales, que juegan a no perder pero tampoco ganan. Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos todavía no da color y Guantánamo se ha convertido en un golpe mediático al que todavía no se le encuentra su máxima utilidad. México no crecerá económicamente y el hecho pasa inadvertido para las masas.

Pero el Grupo Editorial Expansión no es así. Trabaja y piensa de otra manera. Conserva, para sus muy particulares intereses, los restos de una memoria empeñada en ocultarse.

Arturo Montiel y la francesa Maude Versini son todavía noticia. Siempre lo fueron y no tendría por qué ser diferente hoy, en plena carrera presidencial, que Peña encabeza con pasos de velocista olímpico.

Peña capotea como puede la tormenta tropical de Teotihuacán y se prepara para recibir al huracán clase 5 que representa el caso de San Salvador Atenco.

A Montiel y Versini no les interesan esos temas. Están más ocupados resolviendo sus propias vidas. Al Grupo Expansión, otrora aliado del montielismo, tampoco le interesa la masacre en Atenco ni la investigación de la Suprema Corte de Justicia que señala como probables responsables de lo sucedido a Enrique Peña y al ex procurador general de México, Eduardo Medina Mora y que votarán los próximos días.

Teotihuacán, con todo y sus 2 mil años y el apoyo poco inteligente de los Del Mazo, representa, sin embargo, apenas una piedra en el zapato para el cuarto de guerra peñista. Una entidad más poderosa ha cambiado el rumbo. Desde el 2007 Televisa, la empresa de comunicación más favorecida en contratos publicitarios del gobierno del Edomex, decidió nuevas estrategias en su escalafón editorial, cuando anunciaba que dejaría de publicar la revista Travel and Leisure, pero al mismo tiempo trababa negociaciones con National Geographics. Esto afectaba a la multinacional American Express Publishing Group, socia a su vez de Time Warner, el gigante de multimedios norteamericano que hace pocos años compró al Grupo Editorial Expansión, que hoy edita las revistas Expansión, Quién y Chilango. Quién es la revista favorita del peñismo y de Maude Versini para dar a conocer una imagen prefabricada y glamorosa, mientras que Chilango era dedicada a cualquier cosa, menos a temas políticos.

La poderosa y para algunos nefasta Televisa domina mercados completos en América Latina. En 1960, la Editorial América editaba, entre otras revistas, la popular y proyanqui Selecciones del Reader’s Digest, pero era controlada por capital venezolano.

Televisa, entonces llamada Telesistema Mexicano, ingresó al negocio en 1971, cuando funda la editorial Provenemex, junto con América y adquiere al grupo Novedades, en 1987. En 1989, según información de Wikipedia, “el capital venezolano vendió Editorial América al Grupo Anaya de España. En 1992, el Grupo Anaya vende Editorial América al Grupo Televisa por 130 millones de dólares.

Con la venta definitiva de Editorial América a Televisa, varias de las revistas que se publicaban en Miami interferían con las que se publicaban en México. Una parte de la edición de las revistas fue trasladada a Ciudad de México. Sin embargo, a fines de 1994, México entró en una grave recesión económica. El enorme e ineficiente aparato editorial fue reducido en 1995, dejando de publicarse 22 de las 56 que publicaba. Las revistas de historietas fueron vendidas a diferentes editoriales durante 1996, quedando únicamente Condorito y Coné.

Para 1998 se habían unido National Geographic, Quo y Golf Digest. Los títulos que nacieron en los siguientes años fueron: Soccermanía, Fibra América, Contacto Digital, Soy Tigre, Travel + Leisure, Pumas la revista oficial, Chivas la revista oficial, Ocean Drive, Big Bang, Poder, Caras, ESPN, National Geographic Kids, cómics de Marvel, Maxim y EGM en español. En 2002 perdieron los derechos para México de Quo y Elle, revistas que pasaron a formar parte de Grupo Editorial Expansión y cerraron cinco revistas: Somos, Deporte Internacional, GeoMundo, Ídolos y Cristina: la Revista.

Editorial Televisa vende más de 130 millones de ejemplares al año en 19 países de América, lo que equivale a cerca de 5 revistas por segundo.

Expansión, por su parte, comenzó una carrera dirigida a enfrentarse a la competencia. Pronto fue reconocida como líder en la información de negocios mexicanos y aunque pareciera reciente, fue fundada en 1966 pero rediseñada en 1999. Solamente en los últimos 3 años ha sido superada por su publicación hermana, la Revista Quién. Con 51 mil ejemplares dirigidos a un segmento ejecutivo, Expansión se mantiene desde hace 40 años como autoridad de los negocios en México y tiene casi el doble de la circulación de su más cercano competidor.

La revista Expansión es la publicación insignia de Grupo Editorial Expansión (GEE), grupo fundado en 1966; hoy es la tercera editorial de revistas más grande de México y tiene un portafolio de 18 títulos que alcanzan, mensualmente, a más de 6 millones de lectores.

En el 2007 Expansión lanzó, junto con la cadena de noticias CNN, un sitio web especializado en economía, finanzas y negocios en México y Latinoamérica. El sitio fue bautizado CNNExpansion.com, adaptando exitosamente el modelo de CNNmoney.com al mercado hispano”.

Estas cifras empequeñecen por momentos las 8 mil perforaciones en las pirámides del Sol y la Luna, las aspiraciones presidenciales del mismo Peña y sepulta las figuras de Montiel y Maude Versini. Incluso es capaz de borrar definitivamente a un personaje menos conocido pero clave en la vida del extinto matrimonio del ex mandatario: Mario Palacios Montarcé, de 35 años. Pero una editorial con semejante tiraje puede revivir muertos.

El 27 de enero, muy temprano, uno de los animadores del segmento de Televisa, Primero Noticias, Carlos Loret, daba a conocer un título inquietante: Muerte Súbita, el cabezal del reportaje y escrito por un ex reportero de Milenio Monterrey, Diego Enrique Osorno, con fotos de José Luis Aranda, daba cuenta del asesinato de un maestro de ping-pong en Toluca, el 21 de noviembre del 2003. Seis años son suficientes para olvidar casos así, pero cuando se liga a la familia Montiel-Versini y son tiempos electorales, se convierte en un arma de infinitos filos.

A mediados del 2008, el reportero Diego Enrique Osorno contactó a este semanario para pedir información sobre el caso de San Salvador Atenco. Hubo dos intentos pero la comunicación se rompió y nunca más volvió a llamar. Hoy, la nota de Osorno reaviva el interés por Montiel y eligió la revista Chilango, propiedad de Grupo Expansión, para difundirlo. La revista, con un perfil editorial bien definido, encaminado a la cultura light y la diversión, destacó en la edición del 27 de enero del 2009, en un pequeño recuadro amarillo, un título con gancho, “Asesinan a seductor en Edomex” y en letras más pequeñas señaló a “Montiel y Versini en la mira”.

La revista se agotó en pocas horas en Toluca. Ninguno de los grandes expendios la tenía al mediodía. Pero si fue comprada o retirada, no todos los vendedores fueron visitados y Sanborn´s la distribuyó sin contratiempos por unos días más.

Con un costo de 35 pesos en mostrador y 32 en la portada, Chilango decidió 112 páginas para el número 64 que cubre febrero. Allí, en la página 36 y luego de una editorial que aclara que “la verdad periodística explora sólo con las herramientas que dispone: testigos de primera mano dispuestos a hablar, cruce de información y todo tipo de documentos. La verdad obtenida no es una verdad legal, no es todavía la verdad histórica”, cuenta desde la página 36 y hasta la 47 una historia que muchos en la ciudad conocían, aunque oscurecida, entenebrada.

La primera mención de esta trama la dio o conocer la columna Se Dice Que… del diario Alfa, antes llamado Cambio, donde se recordaba la extraña muerte del maestro argentino de ping-pong de la esposa de Arturo Montiel en un pequeño párrafo. Una nota subsecuente apareció en Cambio3pm y otra más en El Sol de Toluca, pero nada más.

Osorno viajó a Neuquén, en Argentina, para entrevistar a familiares del fallecido y encontró testigos que, aseguran, se trató de una revancha.

Narra cómo el maestro llegó a México y la ayuda que el ex futbolista del Toluca, Roberto Depietri, le brindó para que trabajara en el Club Toluca. Localizó una foto en el restorán la Esquina Gaucha, donde aparece Mario Palacios junto a Diego Dapozzo, empresario local, Christian Martinoli, animador de TV Azteca, Víctor Cienfuegos Arochi, gerente del Club Toluca y Hernán Cristante, portero de los diablos.

Narra, más adelante, el ascenso social del profesor de tenis de mesa y ubica su primer encuentro, el 20 de noviembre del 2002 con Versini, cuando ella le entregó un premio a un alumno de Palacios.

Luego, los testigos del reportero aseguran haber visto a la esposa de Montiel con el tenista en Valle de Bravo, al menos en dos ocasiones y algunos creen que la muerte del argentino se debió a una relación sentimental con Versini.

Osorno pasa rápidamente la vida de Versini y su llegada al Edomex, su matrimonio con Montiel y las peleas que sostuvieron; describe a Palacios como “calvo, bajito y no tenía dinero, pero no le faltaban virtudes”. Luego narra la versión oficial de la Procuraduría estatal, en voz de Mario Carrasco, director de Servicios Periciales, quien confirmó que la muerte de Palacios “por un disparo en la sien y los asesinos no han sido detenidos”.

Osorno conecta al libro La Diferencia, de Jorge G. Castañeda y Rubén Aguilar, pues allí se narra que dos días después de la muerte de Palacios, Maude denunció una golpiza por parte de su marido, Arturo Montiel y señala que los hijos gemelos de Montiel no son de él.

El crimen cumplirá pronto seis años y cierra la información describiendo el día de la muerte. “El 21 de noviembre, Mario llegó al gimnasio del Club, a las 6 am. Como no había ningún alumno, hizo estiramientos. Al rato, acudieron unos 20 socios a los que puso a practicar en las mesas, sin prestarles mucha atención.

Una de sus alumnas, Alicia Bennet, lo llamó para que se quedara un rato más a practicar con ella: tengo cosas que hacer, respondió en seco el instructor. Aunque la sesión colectiva a veces terminaba hasta las 10 am, Mario Suspendió todo hacia las 8. Apresurado, salió del gimnasio.

En su Atos rojo, tomó la avenida Lerdo de Tejada y, antes de llegar al cruce con Josefa Ortiz de Domínguez -donde viraba en su habitual itinerario-, frenó el auto de golpe y entró a la panadería La Bondi.

Según la declaración ministerial de la empleada del lugar -hecha frente a Avelino Gutiérrez-, Mario entró de prisa, agitado. Segundos más tarde, hicieron lo mismo dos hombres corpulentos de traje y corbata.

Tírate al suelo y cállate, le dijeron a ella al tiempo que se abalanzaban sobre Mario, con quien forcejearon. El argentino lastimó su mano al detener un cuchillo que lo amenazaba, pero un momento después quedó inmóvil: uno de ellos le clavó un puñal en el cuello y otro le asestó con un tubo un golpe en la cabeza.

Los asesinos arrastraron sangrante a Mario hasta el baño del negocio. Todo acabó con un balazo en la sien.

Salieron del local sin robar nada.

Las últimas palabras de Mario -según la declaración ministerial de la empleada de la panadería- fueron: ¡no me maten, tengo hijos!”.

Así, sin atreverse a señalar a Montiel como el culpable, la publicación cierra el reportaje, pero un día después de aparecido, el 28 de enero del 2009, Jorge Castañeda dijo a W Radio que con la publicación “se confirma que una de las afirmaciones que asentamos en el libro “La Diferencia”, la señora Maude Versini se presentó en la Embajada de Francia para levantar el acta por la golpiza que había sufrido a manos de alguien”, y remarcó que “hay funcionarios actuales que pertenecen al cártel número uno de la política nacional que eran funcionarios del gobierno del Estado de México cuando esto sucedió”.

Una vez más, en Toluca ningún medio hizo eco del reportaje, salvo la misma columna en el periódico Alfa, Se Dice Que… la cual consigna que “Grupo Editorial Expansión, propietario de “Quién”, la revista del corazón que tanto gusta a Enrique Peña para ventilar su vida privada, publica también “Chilango”, que en su reciente edición incluye el reportaje titulado “Muerte súbita” sobre el asesinato del profesor argentino de tenis de mesa, Mario Palacios, sucedido en el 2003, a quien vincula como presunto amante de la entonces primera dama, Maude Versini. La publicación sugiere, sin llegar a afirmarlo ni presentar prueba alguna, que Arturo Montiel podría estar implicado” y remata con otro párrafo: “se necesita ser muy ingenuo para pensar que fue una casualidad que la casa editorial de “Quién” y “Chilango” haya esperado los tiempos de mayor impacto político para presentar su reportaje. El acceso a la información que publica, como la averiguación previa, sólo pudieron ser facilitadas desde dentro del gobierno, o bien por los servicios de inteligencia como el CISEN. Está más que claro que lo que viene es la guerra. Alguien ha prendido un ventilador frente a un enorme montón de caca”.

El reportaje aparece justo cuando Peña deberá enfrentar la resolución de la SCJN sobre el caso Atenco, donde un texto preliminar indica que la fuerza pública fue “excesiva, desproporcionada, ineficiente, improfesional e indolente”.

Peña se incluye en la lista de posibles responsables junto con Medina Mora, Miguel Ángel Yunes, Humberto Benítez Treviño y Abel Villicaña Estrada.

La Pared

* Tan distintas son las elecciones de un lugar a otro, de un tiempo a otro, que el mismo ex gobernador Emilio Chuayfet Chemor declaró una vez que él mismo no se atrevería a hacer vaticinios electorales, pues sería tanto como tratar de adivinar en los pronósticos. 

 

Juan Manuel Mejía

El PAN tiene posibilidades de obtener el triunfo en cinco municipios gobernados por el PRI y de arrebatarle uno más al perredismo. Estos municipios son San Mateo Atenco, Zumpahuacán, Cocotitlán, Axapuxco y el municipio orinegro de San Martín de las Pirámides. 

Es en esas demarcaciones donde la infraestructura electoral de la profesora Elba Esther, en la mencionada alianza PAN-PANAL podría ser importante para el albiazul, pues contra los que muchos piensan, el panismo en el Valle de México es una fuerza política consolidada.

Es precisamente eso lo que ha llevado a priistas de “primera línea” mejor asesorados a declinar para participar en elecciones anteriores en el Corredor Azul, enviando en su lugar a aventureros políticos de poca monta como fue el caso del niño César Monje y David Parra en espacios de Naucalpan.

Ahora que la sienten un poco más segura, confiados en el esperado Efecto Peña y los resultados electorales de otras entidades, esos que dudaron se aprestan a inscribirse en el proceso de selección de su partido para participar en la próxima contienda. El oportunismo en su máxima expresión.

Habría que establecer, sin embargo, que las características de una elección son muy distintas de una entidad a otra. No es lo mismo el estado de Hidalgo que el Estado de México y mucho menos las características socioeconómicas y culturales de aquella entidad y las que existen en los municipios conurbados gobernados por Acción Nacional.

En estas demarcaciones no funcionan las prácticas clientelares de entrega de despensas, láminas de cartón y -más recientemente- bicicletas, empleadas por el Revolucionario Institucional. En esta zona la lucha se da con ideas y propuestas, emanadas de candidatos identificados con la población, entre los que evidentemente tendrán poco chance aquellos abanderados priistas que prefirieron sacarle la vuelta a una contienda con el PAN en comicios anteriores.

Y tan distintas son las elecciones de un lugar a otro, de un tiempo a otro, que el mismo ex gobernador Emilio Chuayfet Chemor declaró una vez que él mismo no se atrevería a hacer vaticinios electorales, pues sería tanto como tratar de adivinar en los pronósticos. 

Uno de los panistas con amplias posibilidades de ganar la alcaldía de Huixquilucan es Mauricio Grajales Díaz, arquitecto, egresado de la Universidad Anáhuac, con amplia trayectoria como representante popular. Fue legislador en la LIV Legislatura del Estado de México, por el Distrito XVII de Naucalpan y Huixquilucan. Hoy ocupa una curul en la LVI Legislatura como diputado de mayoría por el mismo. Grajales ha sido militante panista desde 1984.

Otro municipio en donde el PAN podría terminar por llevarse la victoria es Huixquilucan, demarcación municipal en la cual existe una confrontación abierta entre el peñismo y el beltronismo, misma que podría intensificarse a la hora de la designación de candidatos, afectando el rendimiento del tricolor.

Otro factor que obra en contra del PRI es la ola delincuencial en la que está sumido ese municipio, mismo que se ubica entre los que registran más asesinatos perpetrados por el crimen organizado. Las irregularidades cometidas en la construcción -aún sin terminar- del puente Hueyatlaco influirán otro tanto.

Otro municipio que el PAN podría ganar es San Mateo Atenco, merced al escándalo en el que se vio involucrado el alcalde Santiago Zepeda González, al ser detenido por la PRG el director de la policía municipal, Antonio Careaga Sánchez, involucrado en tratos y protección a grupos delincuenciales.