Los azules

* El panismo publicó las listas de aspirantes de diputados locales y alcaldes, aunque de estos últimos sólo se conocen los de Toluca. Para las curules estatales destacan Ruth Olvera Nieto, Gonzalo Alarcón, los hermanos Durán Reveles y Gustavo Parra.

Miguel Alvarado

El PRD inundó Paseo Tollocan en Toluca con publicidad partidista. Frases como “El hambre no espera” intentan atraer la atención de los electores en una ciudad que tradicionalmente no cree en el perredismo. El aspirante del sol azteca a la alcaldía de Toluca, el diputado Domitilo Posadas, es considerado con nulas posibilidades para llevarse el triunfo. Todo se centra en el PRI y en los panistas, quienes han gobernado la capital los últimos 9 años, mientras que en el resto de la entidad una serie de escándalos de solaztequistas por corrupción y droga resta puntos a lo que queda de la izquierda.

Así, las listas del PAN para diputados locales y alcaldes aparecieron a principios de febrero. En ellos hay figuras y figurines, aunque el electorado sabe poco de ellos.

El panismo publicó las listas de aspirantes de diputados locales y alcaldes, aunque de estos últimos sólo se conocen los de Toluca. Para las curules estatales destacan Ruth Olvera Nieto, Gonzalo Alarcón, los hermanos Durán Reveles y Gustavo Parra.

Las listas abren con Anselmo Cedillo Rojas, quien aspira a una diputación por mayoría para el distrito 14 de Tlalnepantla. Este hombre es licenciado en Derecho y está en el PAN desde 1991. Ya fue diputado local en la LIV Legislatura y trabajó hasta el 2009 en Ecología municipal de Tlalnepantla. Es más recordado por el intento de asalto que sufrió el 2002 en las inmediaciones del Senado y que le costó salir herido de bala cuando trataron de llevarse su camioneta, que por la denuncia interpuesta contra el ex gobernador Montiel y el ex secretario Manuel Cadena por los delitos de espionaje, pues Cedillo se dijo observado por los inquilinos de Lerdo.

Ángel Flores Gutiérrez es otro aspirante por mayoría para el distrito 17 en Huixquilucan, aunque tiene pocas posibilidades porque su historial todavía no es relevante.

Benjamín Barrios Landeros está inscrito para una representación proporcional. Es un ex diputado local y profesor de temas empresariales en la Universidad Panamericana. Trabajó en el ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza. Como otros, su trabajo legislativo fue olvidado pero las anécdotas no. Él se encontraba con el entonces diputado Felipe Calderón cuando a éste le robaron una camioneta con “importantes documentos”, en el 2002. Un año antes, acusó a perredistas de apedrear las oficinas panistas en Neza y dañar equipos de cómputo. Se enfrentó al gobierno de aquel municipio cuando le retiraron mamparas con publicidades; encabezó una comisión light que cuestionó los temas sin resolver del ex mandatario Montiel en el 2001 y defendió a ex alcaldes panistas que eran investigados por presuntos desvíos de recursos.

Uno más es Francisco Javier Mancilla Soto, quien aspira a ganar en votaciones aunque también tiene escasas posibilidades, al igual que Ingrid Krasopani Schemelens Castro, quien va por el distrito 16 y Ricardo Montiel Cuamatzi, quien fue apuntado en las plurinominales. Era funcionario del ayuntamiento de Naucalpan y enlace con empresarios de la zona.

También aparecen Carlos Érick Carreón León, quien busca el distrito 2 por Toluca y Eduardo Ruiz Vázquez por Neza, además de Cristina García Moctezuma, también por Neza y representante del PAN ante el TRIFE.

Está inscrito Juan Uriel Huerta Becerril, quien va por Tlalnepantla. También está Édgar Moisés Martínez Chais, segundo regidor en Tlalnepantla y José Marcos Aguilar Moreno, éste último por representación proporcional. Fue ya diputado local y gerente estatal de la Conagua, desde donde criticó a los Comités del Agua por su excesivo poder administrativo y lanzó una señal de alerta por la insuficiencia del Sistema Cutzamala. Representa también un enlace con empresarios de la vivienda en el Edomex.

Sigue José David Agustín Belgodere Hernández, quien va por una de representación y además una de mayoría. Se hizo notar por las impugnaciones presentadas contra el Comité Directivo Estatal del propio PAN en las elecciones de los consejos estatales y nacionales de aquel partido. Como anécdota, es aficionado a la poesía y publica en espacios libres de la web de la UNAM pero también es un duro defensor de las políticas de Calderón y crítico de las doctrinas juaristas, con ideas que publica en el blog http://www.una-humilde-opinion.blogspot.com.

Gerardo Lamas Pombo quiere una diputación por Toluca, para el distrito 1. En agosto del 2008 fue nombrado en el ayuntamiento de Toluca como encargado de despacho de la Dirección de General de Desarrollo Social, anteriormente fungía como director de Fomento al Deporte. También fue secretario particular del alcalde Juan Rodolfo Sánchez.

Édgar Pascoe Guzmán pelea una curul para Tlalnepantla. Primer síndico en aquel municipio, estuvo involucrado en la revocación de la concesión a una empresa de parquímetros, peor no se destacó en nada más.

Otro más de mayoría es Carlos Bello Otero, primer regidor de Tlalnepantla, señalado por autorizarse un bono mensual de 56 mil 900 pesos en el 2006, luego de que arrestaran a Víctor Manuel Piñones Triana, ex director de Administración en aquel municipio y quien llevaba consigo papeles que involucraban a panistas en desvío de recursos a la campaña de Felipe Calderón. En 2007 defendió la contratación de 133 asistentes para síndicos y regidores y el gasto de un millón de pesos al mes que ello representaba.

También están Salvador Arturo Macías Jiménez y Alonso Adrián Juárez Jiménez, quienes entran a las proporcionales, del primero nada se sabe y el segundo fue suplente de Rubén Mendoza Ayala en una diputación federal.

José Gilberto Espinoza Bautista quiere Tejupilco pero nada se sabe de su trayectoria. También está Julia Flor Guadarrama Rodríguez por Tlalnepantla, cuya única virtud fue una regiduría en suplencia en aquel municipio.

Rodolfo Martínez Ortega va por Ecatepec. Fue representante panista ante la Junta Electoral de aquel municipio en 2003 y denunció sin éxito las campañas electorales del priista Eruviel Ávila en las iglesias, curiosamente en un templo llamado Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, donde intercambiaba cartones con logos partidistas por despensas.

Alfonso Guillermo Bravo Mier va por Toluca. Su principal cualidad es ser enlace con los empresarios y secretario técnico de la Comisión de Población en la Cámara federal en el sexenio de Zedillo. Fue presidente de la asociación de ultraderecha Provida. En el 2003 se le ligó con el encarcelado Gerardo Sotelo, alias “Alma Grande”, un líder de locatarios del desaparecido mercado Juárez. Bravo tenía como secretaria particular a la esposa de Alma Grande cuando era director general de Productividad. Sotelo fue receptor de beneficios por parte del ayuntamiento de Toluca y a cambio financió la campaña electoral del panista Armando Enríquez. Fue síndico municipal en Metepec y fundador de Acción Juvenil allí mismo.

Xóchitl Elia Cortez Claver también busca Toluca pero de ella no se sabe nada, al igual que de Manfred Roberto Celis Villareal y Alexander Nieves Bueno, quien busca Neza.

Irma Salgado Barajas va por Naucalpan. Se hizo notar cuando demandó laboralmente a aquel ayuntamiento, pero nada más.

Edgardo García Salgado busca Metepec y compite por las dos listas, aunque no se le conoce trayectoria política, al igual que Francisco Epifanio Martínez Manríquez, quien se enlistó por Neza y que Luis Alberto Martínez Hernández, quien competirá por Nicolás Romero. Otra más sin historial es Beatriz Elizabeth Romero Espinoza.

Angélica Martínez Benítez quiere Cuautitlán Izcalli y pasó por la sexta regiduría de aquel municipio sin pena ni gloria.

También aparece Tito Saúl Meléndez Camarillo, actual alcalde de Teoloyucan que ganó esas elecciones en medio de amenazas de impugnaciones, no tuvo problemas en su administración y mantuvo un bajo perfil, lo que le resultará cómodo en esta etapa panista.

Alberto Torres Almeida quiere Atizapán y ya fue tesorero de aquel municipio, donde está en campaña desde el año pasado, al abrir una oficina de gestión ciudadana. Fue señalado de ocultar información sobre los gastos de los funcionarios atizapenses en viajes de trabajo. En Nicolás Romero fue titular de Contraloría, con el entonces alcalde Rafael Barrón Romero. Allí “olvidó” pagar a Hacienda el ISR de los empleados, lo que costó a la siguiente administración una multa por 5 millones de pesos. En el 2007, Torres pagó 200 mil pesos de aguinaldo al alcalde, a 3 síndicos, a 16 regidores y a 21 directores de área. En 2002, también como tesorero de Atizapán, fue testigo en las investigaciones por el asesinato de la regidora María de los Ángeles Támez Pérez, asesinada a mediados de ese año.

Le sigue en la lista Mariana Beatriz Cedillo Gutiérrez, quien quiere Tlalnepantla. Su mayor virtud es ser hija del ex diputado local Anselmo Cedillo Rojas, también panista.

Manuel Tovar Fuentes intenta por Zinacantepec. Fue síndico municipal allí mismo y nada más, al igual que Teresa Pineda Tovilla, quien se inscribió por Ecatepec y quien es síndico procuradora. Otro es Armando Nieto Riovalle por Tlanepantla. Fue subsecretario de Gobierno de discreta actuación, al contrario de Ruth Olvera Nieto, quien también va por Tlalnepantla. Famosa por su frase “las autoridades no somos dioses”, fue alcaldesa de Tlalnepantla derrotando en 1996 al priista Máximo Baca López. Histórica panista, Olvera fue la encargada de sustituir a Rubén Mendoza aquella vez, quien había sido designado como candidato. Mendoza fue el siguiente edil en aquel lugar. Este año pasó por la Profeco como delegada. En enero del 2006 fue demandada, junto con otros panistas, por empresarios por los delitos de fraude, abuso de autoridad y tráfico de influencias. Parte del Grupo Tlalnepantla, ella recibió el 10 de noviembre del 2005 un depósito bancario por 7.5 millones de pesos que la puso en aprietos legales ante la PGR.

Uno más de bajo perfil es Érik Alan Carrillo Vargas está por Metepec. Fue jefe del departamento de Programas Sociales en la Sedesol. Por su parte, José David Hernández Pérez va por Ecatepec, sin carrera sobresaliente.

Alejandro Sánchez Domínguez se apuntó en las dos listas y fue décimo regidor por Huixquilucan, además de diputado federal.

Julio Eduardo Gómez Galicia también está en la lista. Fue décimo primer regidor en Huixquilucan.

Rodrigo Paredes Fernández quiere Nicolás Romero pero no tiene antecedentes políticos, al igual que Ismael Álvarez Rivas, quien va por el mismo distrito junto con Salvador Varela Nogal.

Ángel Reyes Ortiz quiere Neza pero tiene nulas posibilidades, al igual que César Jacobo Morales Nájera.

Yolanda Soberanes Flores va por una de representación. Sustituyó en Nicolás Romero a Sandra Parra Fragoso como aspirante a la séptima regiduría también en el 2006.

José Antonio Álvarez Hernández no tiene posibilidades, lo mismo que Salvador Arturo Macías, aunque va por representación.

Ana Lilia Bernal Ramírez fue suplente del alcalde Nicolás Romero, Rafael Barrón; Matilde Osvelia Badillo Castillo también está inscrita y promovió recientemente un juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano en el Tribunal Electoral federal.

Rogelio Pulido Lara es otro con pocas posibilidades y Manuel Gómez Martínez del Río va por una de representación. Fue director general de Comunicación Social gubernamental de la Subsecretaría de Comunicación Social en la Secretaría de Gobernación.

Juan José Vicencio Estrada va por una de representación. Fue líder de una asociación de colonos en Naucalpan y es dueño de la empresa Comunicación y Sincronía, que en 2006 recibió un pago por 12 millones de pesos por hacerle espots al gobierno de Fox. Vicencio fue, en 1997, ex candadito suplente al Congreso de la Unión.

Una más, Judith Merino Valencia no tiene carrera política y Gilberto Alejandro Sánchez Pérez, quien va por Tlalnepantla, fue diputado suplente del legislador federal Juan Manuel Sandoval.

Sergio Ruiz Ramírez no tiene muchas opciones y Víctor Guerrero González fue consejero ciudadano de la Comisión Estatal de Derechos Humanos; es consejero nacional vitalicio por su partido

Rocío Sánchez Cenobio va por las dos y fue regidora en Nicolás Romero, pero de discreta actuación, mientras que Jorge González Cano, quien busca una de representación; es columnista en la revista Esperanza y un reconocido militante.

Orlando Barrón Romero fue regidor en Nicolás Romero. Su mejor gracia es ser hermano del ex alcalde de aquel municipio, Rafael Barrón pero destacó porque fue denunciado por narco por el ex subdirector administrativo de la policía municipal de Nicolás Romero, David García Chávez. El 7 de agosto de 2005 enfrentó una demanda penal por este motivo y luego obtuvo su libertad.

Marco Antonio Rodríguez Hurtado va por una de representación. Es uno de los más poderosos panistas del Edomex. Alcalde Tlalnepantla, lo acusan de dejar en quiebra a su municipio, con una deuda de 2 mil 200 millones de pesos y se ha pedido al órgano Fiscalizador de la Cámara que revise sus cuentas, pues sus detractores creen que desvía recursos desde Comunicación Social a las campañas.

Javier Paz Zarza quiere Cuautitlán Izcalli. Ya fue diputado federal y primer regidor de Cuautitlán; trabajó en Naucalpan. “Descubrió” en Tianguistenco, el reparto de propaganda en patrullas de César Camacho, cuando éste buscaba una senaduría.

Otro es Óscar Florentino Venancio Castillo, quien busca Ecatepec. Fue décimo octavo regidor por aquel municipio. Es asiduo crítico del gobierno de José Luis Gutiérrez Cureño.

Gonzalo Alarcón Bárcena va por las dos listas. Es uno de los más poderosos panistas pero también uno de los más criticados por actos de corrupción. Donó ilegalmente un predio al Tec. de Monterrey, entre muchas manchas. Fue diputado local y federal

Alfredo Durán Reveles es uno de los caciques del panismo, junto con sus hermanos y va por dos vías. Fue alcalde de Cuautitlán Izcalli, donde lo acusaron de la excesiva deuda que dejó en el 2006. Le suspendieron sus derechos partidistas porque rebasó los topes salariales de su partido cuando edil.

Germán Sánchez Pérez va por una de representación pero no tiene antecedentes políticos, mientras que Maricela Gastelú Userralde, quien va por Toluca es sobrina de la síndico Socorro Userralde y ganó un concurso de cuentos en la Legislatura local.

Mario Gerardo Montiel Castañeda fue regidor en Toluca hasta el 2006 y quiere el distrito 1 y con el edil Sánchez ocupó las carteras de Participación Ciudadana y Desarrollo Social. Fue dirigente del PAN toluqueño.

América Asela Hernández Salgado va por una de representación y fue octava regidora en Tlalnepantla, mientras que Alejandro Landero Gutiérrez ha sido diputado federal. Mantiene un blog, http://www.blogsentrelagente.com.mx, aunque no lo actualiza. Fue cuarto regidor en Tlalnepantla y filósofo por la Universidad Panamericana.

Óscar Sánchez Juárez va por una de representación. Delegado del Comité Directo panista, promovió la expulsión de Rubén Mendoza. Lo señalan de violento y con una ética endeble.

María Elena Lourdes Chávez Palacios está inscrita por Toluca. Fue diputada local y federal. Está en el PAN desde 1988 y consejera nacional de ese partido. Es una de las que tienen posibilidades, junto con Luis Gustavo Parra Noriega, quien va por una de representación. Fue diputado federal y en 2007 compitió por la presidencia estatal del PAN, frente a Juan Carlos Núñez Armas, quien lo derrotó por una diferencia de cuatro votos, dicho resultado fue ratificado el 11 de septiembre del mismo año por el Comité Ejecutivo Nacional. Como parte de un acuerdo, asumiría la Secretaría General del comité estatal.

Otra inscrita es María Teresa Díaz Salazar, cuarta regidora suplente en Toluca y de escaso perfil, aparece también Amparo Quintanar Benítez por Toluca, por representación. Ella es sexta regidora pero estuvo involucrada en acusaciones por nepotismo, junto con el regidor Esteban Rendón. Los familiares contratados fueron despedidos y ellos amonestados. La regidora colocó a un hermano, Marco Quintanar, como subdirector de la dirección de de Consejos de Participación Ciudadana, en el 2007.

Uno más es Mario Alberto Echeverría García, quien fue presidente del Comité Municipal en Cuautitlán. Mantiene diferencias con David Ulises Guzmán, el alcalde panista de aquel municipio.

Sigue Bertha María García Ramírez, quien va por una de representación. Fue diputada local pero mantuvo bajo perfil.

Aparece también Lucio Fernández González, primer síndico de Tlalnepantla y diputado local. Cuando aspirante, fue acusado de violar los espacios publicitarios para anunciar sus propuestas. Fue contralor en Atizapán.

Iván Manjarrez Meneses quiere Neza. Fue diputado federal y es señalado por su apego a la ultraderecha.

José Manuel Correa Martínez va por Toluca pero tiene pocas opciones, al igual que Pablo Héctor Vicencio Acevedo, quien fue director de Servicios Públicos en Atizapán. Lo mismo pasa con Gloria Hilda Chávez Soriano, por Naucalpan, quien fue jefa de departamento de Uso de Suelo de aquel lugar. En el mismo caso está Eduardo Martínez Noriega, quien quiere Neza pero tiene nulas opciones y Miguel Vargas Galindo va por Neza. Fue representante azul ante el IFE.

Carlos Alberto Díaz Castro también se inscribió. Fue segundo síndico en Tlalnepantla y

Jorge Luis Portillo Salgado quiere Atizapán. Fue director jurídico y consultivo pero sin carrera política.

Carlos Alberto Trujillo Anell se inscribió por Ecatepec. En Naucalpan es uno de los principales proveedores de aquel ayuntamiento.

Claudia Yescas Ramírez va por una de representación. Fue aspirante a una diputación suplente en Tlalnepantla en el 2005.

Berenice Chamorro Baltazar está por Naucalpan y Gloria Hortencia Mata Estévez fue apuntada a una de representación. Fue novena regidora en Tlalnepantla. Señalada por ocupar recursos para contratar ayudantes en número excesivo y por usurpar el título de abogada al firmar papeles oficiales con tal denominación.

Raymundo Garza Vilchis fue director de Sapasa en Atizapán y tiene una amplia experiencia con temas de administración del agua.

Juan Carlos Sánchez Tolentino quiere Atizapán. Fue síndico suplente en aquel municipio y Javier Olmedo Medellín va por Neza , sin pasado político relevante.

Ignacio Labra Delgadillo quiere Ecatepec. Decimosexto regidor por aquel lugar, también fue diputado local. Tiene una página web, http://www.ignaciolabra.com desde donde hace proselitismo. Trabajó en empresas como Bimbo y Gonder. Fue candidato a la presidencia municipal de Ecatepec en el 2003 pero fue derrotado por Eruviel Ávila. Cercano a Marta Sahún, tiene relación con el antiguo régimen residencial de Fox. Todavía mantiene aceptación en parte del electorado de aquel municipio. Fue secretario de Formación del CDE de 2004-2007. Acre rival de los panistas “traidores” en la Legislatura del 2000, se opuso a que la Cámara pagara viajes al extranjero de Domingo de Guzmán Vilchis, Hesiquio López Trevilla, Mario Enrique del Toro y otros dos.

José de Jesús Mondragón Mondragón va por una de representación. El líder del PAN en Toluca, es contrario al presidente azul, Juan Carlos Núñez Armas, pues considera que no ganará las elecciones para alcalde en la ciudad. Prefiere a Óscar González Morán, Martha Guerrero y al propio Gerardo Pliego. Tiene un hermano, Rafael Mondragón, quien hace equipo con Xavier Mawaad, aspirante a la alcaldía de Metepec, frecuenta al priista Carlos Barrios Money y a seguidores del ex gobernador priista Ignacio Pichardo.

Felipe Velázquez Pérez quiere Ecatepec. Fue director de Desarrollo Económico en aquel lugar.

Juan Carlos Hernández Gutiérrez busca Naucalpan pero Patricia Durán Reveles será la segura ganadora, pues forma parte del clan de los Durán, familia política que controla una fracción importante de ese partido.

Otra es Graciela Becerril Ayala. Séptima regidora en Cuautitlán Izcalli en 2006, es esposa de otro Durán, Alfredo, quien al ausentarse del cargo de alcalde en aquel municipio, “le heredó” a Becerril un Jeep Liberty de manera ilegal. Ella era la única que poseía un vehículo propiedad del ayuntamiento. A pesar de que el PAN anunciara que cancelaría las candidaturas a regidurías de esposas de alcaldes, esto no sucedió con Becerril. Ella ganaba 90 mil pesos mensuales.

Jorge Trejo Rayón busca Neza con pocas opciones, al igual que Beremundo Hernández Villaseñor.

Alonso Adrián Juárez Jiménez va por Tlalnepantla fue diputado federal y se inscribió.

Jorge Torres Romero va por Neza sin posibilidades.

Orlando Rodríguez Romano va por Tlalnepantla, involucrado en presuntos fraudes dentro de aquella administración.

Juan Pablo Salazar Herrera aparece inscrito, al igual que Régulo Pastor Fernández Rivera, por Atizapán. Fue alcalde de ese lugar en el 2002 y actual director de Desarrollo municipal.

Siguen Emma Fajardo Navarrete, decimoséptima regidora en Neza y Óscar García Martínez, quien busca una de representación. Es secretario de Organización en el azul.

Reyna Gutiérrez Ramsa va por Neza pero sin posibilidades y Rodrigo Iván Cortés Jiménez, un egresado de la Panamericana, fue diputado federal y miembro de la fundación Rafael Preciado, miembro fundador del PAN.

Alexander Estrada Rosales va por Cuautitlán Izcalli. Fue titular de Desarrollo y Gestión Social y síndico en aquel lugar. Fue acusado de hacer proselitismo en entrega de obras del municipio en 2008.

Alberto Trejo González busca Metepec y Érika María Terán Cedillo va Tlalnepantla.

Mario Gerardo Montiel Castañeda busca una de representación por Toluca. fue séptimo regidor y secretario particular del alcalde Sánchez.

Cierra la lista Jesús Guillermo Núñez Curry, quien busca Tlalnepantla, quien fue segundo regidor en aquel lugar.

Anuncios

Y… ¿dónde está el presidente del IEEM?

* Si ahora los dirigentes de la Iglesia Católica en la capital mexiquense están cruzando la línea de lo permisible es porque el actual Consejo Electoral del Instituto Electoral del Estado de México, y fundamentalmente su presidente, no están actuando con energía; en lugar de ello se viene privilegiando las exhortaciones o apelando a la buena voluntad de los actores involucrados, directa o indirectamente, en la próxima elección, esperando que ello será suficiente para meter al cauce a un río turbulento que amenaza con desbordar.

 

Juan Manuel Mejía

Sólo aquí en México pueden darse casos de que los patos les tiran a las escopetas. Un claro ejemplo es la actitud retadora asumida por algunos jerarcas de la Iglesia Católica de la capital mexiquense frente a las peticiones de prudencia verbal hechas por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México: “en política no le taparán la boca a la iglesia…”; “aunque el IEEM se pare de cabeza…” se promoverá el voto desde el Evangelio.

Las expresiones, realizadas recientemente por Francisco Javier Chavolla Ramos y Guillermo Fernández Orozco, obispo y vicario general de la Diócesis de Toluca respectivamente, ponen de manifiesto el nivel de debilitamiento alcanzado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), producto de la manipulación de las distintas fuerzas políticas y, a partir de las citadas declaraciones, por otros factores de poder real -no formales- como la Iglesia.

Si bien la tentación de los grupos religiosos por la política o los asuntos públicos no constituye algo nuevo -pues se ha dado siempre, aunque en forma sutil y discreta-, algunos dirigentes de la Iglesia Católica mexiquense parecen decididos a meter un poco más la cuña y accionar más abiertamente asumiendo su particular entender la reforma al artículo 130 Constitucional, promovida durante el sexenio del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Dicha reforma dio reconocimiento jurídico a la Iglesia, y al clérigo derecho al voto, pero integrantes de la jerarquía católica han pretendido encontrarle mayores atribuciones y alcances. En el fondo, sin embargo, no existe ni existió confusión de ideas en el pleno legislativo que la promulgó: nuestra sociedad sigue regida por un gobierno laico; la separación Iglesia-Estado emanada de las leyes de Reforma se mantiene como una de las instituciones más sólidas sobre las que descansa el Estado mexicano.

Si bien la Constitución y la Ley de Asociaciones Religiosas los considera ya parte de la sociedad, los ministros de culto continúan normados para efectuar única y exclusivamente actividades del ámbito privado-espiritual, es decir, su función se circunscribe únicamente a lo religioso, por lo que no deben inmiscuirse en política o asuntos de orden público. Este fundamento, por ejemplo, queda recogido en los principios de elegibilidad que se ha incorporado a las leyes electorales en México.

Y si ahora los dirigentes de la Iglesia Católica en la capital mexiquense están cruzando la línea de lo permisible es porque el actual Consejo Electoral del Instituto Electoral del Estado de México, y fundamentalmente su presidente, no están actuando con energía; en lugar de ello se viene privilegiando las exhortaciones o apelando a la buena voluntad de los actores involucrados, directa o indirectamente, en la próxima elección, esperando que ello será suficiente para meter al cauce a un río turbulento que amenaza con desbordar.

Al igual que reglamentó las denuncias por actos anticipados de campaña o que se dio a la tarea de explicar los alcances de la Reforma Electoral a los responsables de las oficinas de prensa, en lo tocante a publicidad y propaganda, el Consejo General del IEEM debería instrumentar una medida o mecanismo para frenar, controlar o encausar los ánimos político electorales tanto de la Iglesia Católica como del resto de las organizaciones religiosas.

Y es que de acuerdo a las declaraciones del obispo Chavolla, la diócesis de Toluca no sólo tiene interés en promover el voto ciudadano -que por ley es función del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y los partidos políticos, que tienen la obligación de fortalecer la cultura democrática-, sino también en ayudar a la población tolucense a discernir quién es el mejor candidato, lo cual lleva implícito delinear o generar perfiles.

Es en este último punto donde el Consejo General del IEEM debería poner especial atención, ya que nadie puede negar que la Iglesia Católica tiene una influencia incuestionable entre amplios sectores de la sociedad, y al inducir el sentido del voto de su clientela, estará violentando el principio del voto libre y alejándose de su función sustantiva, que es la de redimir almas o evangelizar.

En relación con lo anterior, habría que citar los resultados de un estudio de opinión realizado en la Ciudad de Toluca y que formó parte de una investigación titulada Participación Política y Comportamiento Electoral en el Estado de México, hecho por el investigador y catedrático Hans Oudhof Van Barneveld.

En ese estudio se determinó que la iglesia ocupa el tercer lugar de confiabilidad  entre la sociedad toluqueña, con un posicionamiento incluso mejor que el de los propios partidos políticos. En una escala de cero a diez, las calificaciones medias que se obtuvieron en orden descendente son: la familia, 8.7; la escuela, 7.6; la iglesia, 7.2; los medios de comunicación, 6.2; el gobierno federal, 5.2; el presidente, 5.1; los sindicatos, 4.9; el gobierno estatal, 4.9; los partidos políticos, 4.6; los diputados, 4.3 y, en último lugar, las elecciones con 3.8.

Existe un alto grado de confianza en la familia, la escuela y la Iglesia; sin embargo, las instituciones y los actores que están directamente vinculados con el ámbito de lo político carecen de la confianza de la población, dado que sus calificaciones en promedio son reprobatorias, oscilando entre 3.8 y 5.2.

En síntesis, lo que el IEEM tiene en frente no es un asunto menor, sin embargo le hace falta un buen piloto que conduzca la situación.

Deja vú

* Como pasó en México en 1997, el multimillonario tejano Allen Stanford y operadores de fondos con el mismo nombre defraudaron a inversionistas mexicanos y de otros países latinoamericanos a través de un esquema similar: empresas financieras que vendieron de manera fraudulenta ocho mil millones de dólares en supuestos certificados de depósito, prometiendo intereses por arriba de los del mercado.

 

Marco Antonio Durán

¿Le dicen algo las frases operaciones off shore, paraísos fiscales, certificados de depósito, Confía, Ábaco, Islas Caimán, banqueros timadores o el nombre del regiomontano Jorge Lankenau Rocha, quien literalmente pasó de millonario a mendigo por un escandaloso fraude a un grupo de codiciosos ahorradores que le confiaron sus dineros?

A estas alturas del partido pocos lo recuerdan porque la memoria de los informadores mexicanos suele ser corta en cuestiones financieras, pero como pasó en México en 1997, el multimillonario tejano Allen Stanford y operadores de fondos con el mismo nombre defraudaron a inversionistas mexicanos y de otros países latinoamericanos a través de un esquema similar: empresas financieras que vendieron de manera fraudulenta ocho mil millones de dólares en supuestos certificados de depósito, prometiendo intereses por arriba de los del mercado.

Quizás algunos de esos ahorradores sólo recibieron lo que merece su codicia y otros recibieron una nueva lección a su justificada desconfianza en cualquier tipo de institución bancaria nacional. Pero una u otra situación, el caso Stanford exhibe con crudeza la situación: ayer como hoy las autoridades por, lo menos las de México, demostraron una vez más que están rebasados, si los hay, sus controles bancarios, su supervisión financiera y la regulación de ese tipo de operaciones.

La exhibida llega, sobre todo, al encargado de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babatz, y al responsable de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, porque ninguno tenía conocimiento del esquema con que trabajaba la operadora tejana de fondos. Desmenuzados los pormenores del fraude, queda claro que ni siquiera conocían la existencia del corretaje financiero a través de fondos del gobierno estadounidense.

Nadie les avisó que firmas coreanas, así como de otros países asiáticos, algunas más estadounidenses y europeas se dedican desde hace varios años a captar pesos mexicanos para realizar operaciones over de counter (las conocidas operaciones sobre el mostrador no reguladas), establecidas en el país para aprovechar la desconfianza en un cada vez más endeble gobierno mexicano.

De hecho, en la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios del Sistema Financiero (Condusef), así como en la CNBV y en diferentes instancias judiciales hay denuncias documentadas de ingenuos mexicanos engañados en los últimos años, a través de fondos de inversión y en operaciones realizadas en el mercado de cambios Forex, donde las empresa aparecen y desaparecen sin que quede siquiera un registro y, menos, una constancia de que la autoridad haya conocido de su existencia.

Por eso, vale hoy recordar que, en 1987, el millonario y banquero regio Jorge Lankenau Rocha aprovechó esa falta de regulación y de supervisión -además del método similar al de Stanford- para despojar de unos doscientos treinta y cinco millones de dólares a un grupo de confiados inversionistas mexicanos.

La forma de operar de estos fondos es similar desde hace décadas: crear empresas especializadas fantasma -a través del correo electrónico, fax y teléfono- en países como Islas Caimán, Turcas y Caicos o Antigua y Barbuda, adonde no existe ninguna regulación ni supervisión financiera y el secreto bancario es una doctrina superior a cualquier religión. Establecida la compañía virtual, el gancho lo lanzan prestigiosos hombres de negocios de Estados Unidos. Lo demás es cuestión de tiempo.

Hace doce años Lankenau recurrió a esos socorridos fondos gubernamentales de Estados Unidos, pero no usó como base de operaciones Houston, sino Nueva York y su gancho fue a través de algunas sólidas firmas creadas en las bucaneras Islas Caimán.

Como diría el ex presidente Miguel de la Madrid, “eso le pasa a los codiciosos y bisoños inversionistas”, inversionistas ingenuos que recurren a lo más fácil sin asesoramiento. Ya encarrerados en la codicia, esos bisoños ahorradores mexicanos esperaban rendimientos superiores al diez por ciento mensual orecido por Stanford en sus primeras operaciones y hasta de cien por ciento en las posteriores.

Como en su momento lo hizo el grupo de Lankenau, conociendo bien la idiosincrasia de sus vecinos del sur, el multimillonario emprendedor de Texas envió a México a ejecutivo guapos y a bellas mujeres como carnada para atrapar a los amantes del dinero fácil. Perdonado por sus víctimas, a quienes regresó sus inversiones (sin los respectivos intereses) Lankenau pasó ocho años en una celda.

Acusado de fraude genérico, delincuencia organizada y procesado por violación a la Ley de Instituciones de Crédito, Lankenau ingresó al penal de Topo Chico en Monterrey el 17 de noviembre de 1997 y fue liberado hasta diciembre de 2005. Ya en libertad se mantuvo un proceso en el Juzgado Tercero de Distrito de lo penal por acusaciones de fraudes con inversiones off shore, defraudación fiscal y delitos financieros.

De acuerdo con la CNVB, clientes de Stanford Fondos en México han logrado retirar de sus cuentas unos diecinueve millones de dólares, pero los recursos totales administrados en el país superan sesenta millones de dólares. “Los reportes sobre personas que no han podido retirar sus inversiones se refieren a las que se realizaron con Stanford Financial Group basado en Houston, Texas, y con Stanford International Bank Ltd. basado en Antigua”.

Visto de esa manera, si no hay asesoramiento para invertir y si se desconoce el mercado, será mejor guardar el dinero abajo del colchón.

 

mardur6@hotmail.com

 

*Economista egresado del IPN, ex analista de mercados de los periódicos El Universal, Reforma, El Sol de México y El Financiero.

Viaje al infierno

* Para la generación nacida en los cincuenta, las crisis económicas tienen un común denominador: la devaluación de la moneda. El gobierno no ha tenido nunca la capacidad para contener la especulación y, menos, los ataques al peso. Si bien es cierto que problema como los actuales tiene epicentro en estados Unidos, los residentes de la casa presidencial –en cualquiera de sus siglas (PRI o PAN) o mucho más atrás– han mostrado su incapacidad para controlar el tipo de cambio.

 

Francisco Cruz Jiménez

(Primera de dos partes)

Cada día asusta más la crisis que estalló el año pasado, se prolonga en 2009, hace sentir sus efectos más dramáticos a través del aumento de precios de los bienes básicos de consumo en 2009 y amenaza con expandirse hasta 2010 –el año del Bicentenario de la Independencia– con un signo evidente y ominoso: el ajuste, como le llaman las autoridades, del peso mexicano frente al dólar de Estados Unidos.

Para la generación nacida en los cincuenta, las crisis económicas tienen un común denominador: la devaluación de la moneda. El gobierno no ha tenido nunca la capacidad para contener la especulación y, menos, los ataques al peso. Si bien es cierto que problema como los actuales tiene epicentro en estados Unidos, los residentes de la casa presidencial –en cualquiera de sus siglas (PRI o PAN) o mucho más atrás– han mostrado su incapacidad para controlar el tipo de cambio.

La historia tiene cola, una cola retorcida hasta los insurgentes: desde la primera devaluación documentada, con Agustín de Iturbide en 1821, cuando las autoridades hacendarias decretaron una depreciación de dos por ciento frente al dólar, el peso jamás se ha recuperado. Y la salida del túnel no se ve. Acaso el Banco de México y algunos estudiosos recuerdan aquella época con un dejo de nostalgia porque el tipo de cambio mostraba aún las huellas del imperio español: 1.1 dólares por peso.

La cotización se mantuvo medianamente estable y con un precio superior al dólar por más de cinco décadas años o hasta 1875, en la administración de Sebastián Lerdo de Tejada, cuando el peso se devaluó tres  por ciento. El nuevo imperio mostró su estabilidad cuando los mexicanos pagaron 1.01 pesos por dólar. Dicho en otras palabras, se revirtió la fortaleza de la moneda. El peso no volvió a ser lo que fue.

En la siguiente administración, el peso mostró su debilidad: sufrió un nuevo ajuste a la baja de casi siete por ciento. El dólar alcanzó un precio de 1.08 pesos por unidad. José María Iglesias, Juan N. Méndez y el dictador mixteco Porfirio Díaz Mori se alternaban la Presidencia de la República.

A partir del periodo de Díaz, unos treinta y cuatro años, incluidos los tres de Manuel González, el peso se devaluó ochenta y seis por ciento. El tipo de cambio pasó de 1.08 pesos por dólar a 2.01 pesos por dólar. En 1903 la historia cambió para siempre. Por lo altibajos, las continuas apreciaciones y depreciaciones sin sustento que realizaba el gobierno porfirista, en su afán de manipular la moneda a conveniencia desde 1898, el peso dejo de circular oficialmente en Estados Unidos.

En 1905, cuando nada empañaba el poder del general oaxaqueño, cuando éste se creía eterno y los científicos gobernaban sin la sombra del sufragio efectivo no reelección, Díaz se vio obligado a aceptar una reforma monetaria y el patrón oro en las transacciones internacionales, aunque esta modalidad había sido aprobada desde 1873. El viaje sin retorno le llegó a Victoriano Huerta. En 1914 el general traidor autorizó una devaluación de en cincuenta y ocho por ciento y dejó la maltrecha moneda nacional en 3.3 unidades por dólar.

Más tarde, entre las alternancias presidenciales del corpulento hacendado coahuilense Venustiano Carranza y Eulalio Gutiérrez estalló lo que, al menos hasta ese momento, se conocería como la peor crisis económica del país independiente en casi un siglo: el tipo de cambio se ubicó en 11.15 pesos por dólar o una devaluación de doscientos treinta y ocho por ciento en números redondos.

El general Carranza, primer jefe del Ejército Constitucionalista, jamás le encontró la cuadratura al círculo. No entendió al país y, menos, las cuestiones financieras. Los problemas cambiarios lo acecharon como las mismas traiciones entre los revolucionarios y en su periodo (oficial, por llamarle de alguna manera) aceptó depreciar en otro ciento trece por ciento la moneda. Y llevó el dólar a 23.83 pesos.

Fuera de control el peso, enfrascados los revolucionarios en sus batallas personales por controlar el país, la política cambiaria vio nacer en 1916 una nueva moneda que sería conocida, chascarrillos e incapacidades aparte, como el bilimbique de don Venustiano Carranza.

La historia documentad establece: “con la Revolución de 1910 se reforma la Constitución de 1857. El nuevo ordenamiento, impulsado por Carranza y promulgado en 1917, consagra las garantías individuales de los mexicanos, y establece la base para que el Estado emita moneda a través de un banco único, el Banco de México. […] Durante el conflicto, el pillaje y el robo eran comunes para los ejércitos revolucionarios para financiar sus esfuerzos bélicos. […] La moneda en metálico desaparece de circulación porque para resguardarla era escondida por sus propietarios. […] Para mantener su maquinaria de guerra cada grupo creó sus propios billetes que se sostenían por la fuerza de las armas, pues valían sólo en la región donde ejercían su poder. Estas piezas eran conocidas como bilimbiques”.

Tomada su protesta como presidente constitucional, Carranza intentó enfrentar el caos monetario y ordenó emitir un billete que sería conocido como el infalsificable, a través del American Bank Note Company de Nueva York. Al finalizar 1916 los infalsificables eran inútiles e inutilizables, mientras los bilimbiques se falsificaban por todo el país. El sistema bancario mexicano entró en caos y el peso lo siguió.

Viajeros frecuentes

* Solamente cinco personas, incluidos Peña y cuatro de sus ayudantes principales, gastaron en los 8 viajes desde el 2006, 2 millones 536 mil 793 pesos. Peña no va solo. Lleva una comitiva que lo representa y negocia en su nombre con algunos funcionarios mientras él se dedica a una agenda propia que incluye comidas y reuniones.

 

Miguel Alvarado

El gobernador Enrique Peña y el secretario de Finanzas, Luis Videgaray, han viajado al extranjero 8 veces en el 2008, para diferentes asuntos. Pero más allá de lo que hallan logrado, a los funcionarios les gusta viajar con todas las comodidades y disfrutar su estancia lo mejor que pueden, como lo demuestran datos obtenidos de Transparencia en el Edomex. Solamente cinco personas, incluidos Peña y cuatro de sus ayudantes principales, gastaron en los 8 viajes desde el 2006, 2 millones 536 mil 793 pesos.

Peña no va solo. Lleva una comitiva que lo representa y negocia en su nombre con algunos funcionarios mientras él se dedica a una agenda propia que incluye comidas y reuniones. Como no puede con todo, su equipo también se sube al avión. Según Transparencia, en un viaje a Nueva York y Canadá, el acompañante de Peña fue Jorge Francisco Corona Méndez, secretario auxiliar de Peña y empresario local con negocios agrícolas, y por cuyo viaje se pagaron 38 mil 802 pesos y su hospedaje costó 20 mil 772 pesos. Según Transparencia, Peña no pagó nada porque fue invitado por aquellos países.

En otro viaje a Alemania fue otra vez Corona en la comitiva, pero esta vez no generó gastos, lo mismo que Peña. Pero otros que iban sí, como Arnulfo Valdivia Machuca, coordinador de Asuntos Internacionales, por quien se pagó 6 mil 890 pesos de hospedaje y 9 mil 667 por gastos de viaje; Miguel Ángel Abaid Sanabria, subcoordinador de Protocolo Internacional, se hospedó por 30 mil 212 pesos y sus gastos de viaje fueron de 62 mil 110 pesos. Uno más, Francisco Olascoaga Rodríguez, analista especializado de asuntos internacionales, se hospedó por 13 mil 698 pesos y gastó 36 mil 496 pesos.

Transparencia asegura que no hay registro de erogaciones de mandos medios y superiores durante los viajes realizados en 2005, 2006 y hasta octubre del 2007, “porque no se asignaron recursos presupuestales debido a que estos fueron cubiertos por los organizadores de los eventos en el extranjero”.

En Detroit, EU, Peña repitió cuadro y llevó a Corona, quien gastó 10 mil 745 pesos en el viaje; Valdivia, quien se hospedó por 7 mil 21 pesos y gastó 19 mil 604 pesos y Abaid, quien pagó por hospedajes 21 mil 825 pesos y gastó 37 mil 828 pesos.

Asia, con Corea, Japón y China vio llegar al mismo equipo de Peña. Esta vez el gobernador gastó en hospedaje 14 mil 916 pesos y 168 mil 565 en el viaje; Corona, quien se hospedó por 23 mil 713 pesos y gastó en el viaje 167 663 pesos; Valdivia, quien se hospedó por 58 mil 531 pesos y gastó 190 mil 878 pesos; Abaid, quien se hospedó por 56 mil 160 pesos y gastó 159 mil 520 y Olascoaga, quien pagó por hoteles 24 mil 442 pesos y gastó 102 mil 975 pesos.

Davos, en Suiza llevó al equipo otra vez de viaje. Peña gastó en hoteles 9 mil 676 pesos y 119 mil 83 pesos; Corona, con 9 mil 328 pesos en hotel y 82 mil 501 pesos en el viaje; Valdivia, 31 mil 965 pesos en hoteles y112 mil 57 pesos en el viaje y Abaid, 18 mil 944 pesos en hoteles y 105 mil 24 pesos en el viaje.

Repitieron en Zaragoza, España, donde Peña no reportó gastos; Corona, 26 mil 901 pesos en hoteles y 55 mil 515 en viajes; Valdivia, 30 mil 267 pesos en hoteles y 59 mil 961 pesos en viaje y Olascoaga, con 15 mil 894 pesos en hoteles y 47 mil 563 pesos en el viaje.

Peña y Corona fueron a San Diego. Allí el gobernador gastó 2 mil 984 pesos en hotel y 2 mil 894 pesos en el viaje, mientras que Corona gastó 6 mil 729 pesos en hoteles y 6 mil 729 pesos en el viaje.

Washington vio gastar a Peña 9 mil 197 pesos en hoteles y 11 mil 73 pesos en el viaje; Corona gastó 8 mil 203 en hospedaje y 9 mil 556 en el viaje; Valdivia gastó 14 mil 6 pesos en hoteles y 23 mil 316 pesos en el viaje, mientras que Abaid gastó 21 mil 156 pesos en hoteles y 44 mil 322 pesos en el viaje.

Bogotá observó al mismo equipo. Peña gastó en hospedaje 4 mil 892 pesos y 18 mil 747 en el viaje; Corona, 4 mil 260 pesos en hoteles y24 mil 380 en el viaje; Valdivia, 4 mil 192 pesos en hotel y 25 mil 199 en el viaje, mientras que Abaid gastó 10 mil 323 en hoteles y 20 mil 437 en el viaje.

En Biarritz, Francia, Peña gastó 7 mil 933 pesos en hoteles y 103 mil 962 en el viaje; Corona, 7 mil 499 en hoteles y 103 mil 487 pesos en el viaje, mientras que Abaid pagó 14 mil 637 pesos por hotel y gastó 86 mil 94 pesos en el viaje. El total de gastos de estas 5 personas fue de 2 millones 536 mil 793 pesos.

Ellos no son todos los acompañantes de Peña, pues Videgaray lleva a otro nutrido equipo, en el que han aparecido Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones; Enrique Jacob, secretario de Desarrollo Económico; Marcela Velasco, secretaria de Desarrollo y Vivienda; Laura Barrera, secretaria de Turismo; José Manzur, ex subsecretario de Gobierno; Jorge Corona, secretario auxiliar del gobernador; David López, director de Comunicación Social estatal; Juan Carlos Ortega, coordinador e Agenda; Carlos Salgado, director general del IIFAEM; Carlos Rodarte, director de Industria. Tampoco aparecen autoridades educativas como el rector de la UAEM o empresarios de todos los cortes, como Juan Armando Hinojosa.

Por su parte, Videgaray registra viajes al extranjero desde el 2006, cuando fue a Hannover y se hospedó en el Hotel Adlon Kempinski Berlín, el 13 y 14 de septiembre de aquel año. Allí desembolsó 216 euros, 2 mil 653 pesos.

El 13 y 14 de noviembre del 2006 Videgaray fue a Detroit, Estados Unidos y por dos días en el hotel Marriot pagó 4 mil 822 pesos. Por concepto de pasajes pagó 25 mil 578 pesos por la ruta México-Detroit-México.

Estuvo también en Santiago de Chile, del 23 al 27 de abril del 2007 y pagó por viajar 72 mil 241 pesos; también el 16 de noviembre del 2007 usó la ruta México-Francia-Zurich-Francia-México para lo cual erogó 105 mil 166 pesos

La oficina de Videgaray pagó a viajes Ayala-Felguerez, con oficinas en Salvador Díaz Mirón 914 en Metepec, la cantidad de 67 mil 587 pesos por un boleto que cubría la ruta aérea México-Francia-Madrid-Francia-México, el 15 de junio del 2008.

La factura con el encabezado “Estancia Luis Videgaray” y con el número GEM850101BJ3 desglosa el pago en efectivo de 246 euros por una noche de estancia, 3 mil 909 pesos, en el Hotel Real de la ciudad de Zaragoza, el 13 de junio del 2008.

El hotel Casa Fuster de Barcelona, de cinco estrellas, el 14 de junio del 2008, informa el pago de la factura HCF08007732 por 293 euros, 4 mil 664 pesos, por dos días en aquel lugar. Videgaray se trasladó en tren de Zaragoza a Barcelona, por cuyo pasaje pagó 105 euros, mil 682 pesos por subirse al convoy 3163 en el carro 14106. El boleto fue de ida y vuelta y viajó dos horas.

Otra factura desglosa el pago de 19 mil 24 pesos, gasto global por la estancia del 10 al 13 de junio del 2008, pero además Transparencia adjunta un cheque por “recursos no ejercidos liberados mediante contra-recibo”, por la cantidad de 25 mil 585 pesos.

El 7 de julio Videgaray volvió a viajar, esta vez a San Diego California, donde se hospedó en el hotel Hilton Lajilla Torrey Pines, en l habitación 1003/K1.

Allí, el Hiltón desglosó los gastos de Videgaray de la siguiente manera: por ocupación del cuarto, 329 dólares; por impuestos de la habitación, 34 dólares; por asistencia turística, 46 centavos; por un programa de turismo, 6 dólares.

Además, por usar Internet de alta velocidad, 12 dólares, por una llamada telefónica a Toluca, 52 dólares y por “Bar de Honor”, 9 dólares, lo que dio un total de 815 dólares, 8 mil 400 pesos por dos días de estancia.

El 27 de julio del 2008 Videgaray estuvo otra vez en Estados Unidos, esta ocasión en Washington, donde se hospedó en el hotel The Ritz-Carlton, en la habitación 0811. Allí, por dos días, pagó 674 dólares, 6 mil 757 pesos, que se desglosaron en 5 dólares por usar Internet, 549 dólares por el cuarto, 79 dólares de impuestos y servicio de alimento al cuarto, 41 dólares.

Una cuenta más en ese hotel revela que Videgaray pagó 177 dólares por otra habitación, la 0722, mil 790 pesos. El 15 de julio del 2008, la misma agencia de Viajes cobró a Videgaray 17 mil 31 pesos por los boletos del viaje. Esta ocasión también hubo una devolución de recursos por 9 mil 815 pesos.

El 19 de octubre Peña y Videgaray llegaron a Bogotá, en Colombia. Estuvieron en el hotel Windsor House por dos días y el secretario de Finanzas pagó por su estancia 6 mil 587 pesos. El vuelo México-Bogotá-México costó 26 mil 13 pesos. También se marca una devolución de gastos por 14 mil 299 pesos.

Según la misma Secretaría de Finanzas, los gastos de viaje de Videgaray en comitiva con Peña fueron los siguientes: 2 mil 53 pesos en Hannover, Alemania; 30 mil 745 pesos en Detroit, EU; 65 mil 841 pesos en Santiago de Chile;, 54 mil mil 108 pesos en Davos, Suiza; 52 mil 347 pesos en España; 8 mil 400 pesos en San Diego, California; 16 mil 645 pesos en Washington, EU y 18 mil 886 pesos en Bogotá, Colombia, lo que da un total de 249 mil 628 pesos.

El Barco Ebrio

*

Empleados de Kellogg´s fueron despedidos hace unas semanas porque la trasnacional no pudo pagarles. Más de 300 personas tuvieron que abandonar las instalaciones de la fábrica por la puerta de atrás, en taxis contratados para que nadie se diera cuenta y que los llevaron hasta la puerta de sus casas luego de finiquitar su contrato.

 

*

Kellogg’s tenía tres plantas en el Edomex, una de ellas en Toluca, abierta en el 2005 y otra en Querétaro. La primera que tuvo la abrió en Nuevo León, en 1998. El 19 de enero del 2005, el ex gobernador Montiel fue invitado a la toma de posesión de George Bush, que se realizó al día siguiente. Montiel tenía mantenía estrechos vínculos con el entonces secretario de comercio gringo, Carlos Gutiérrez, quien trajo a Toluca la planta Kellogg’s, amén de una inversión de 35 millones de dólares y la promesa de mantener mil nuevos empleos. Aquella era la gira número 29 de Montiel, quien finalizaría su mandato meses después y a pesar de que Montiel buscó al aspirante perdedor John Kerry en Houston, para ofrecerle invertir en el Edomex. Luego tuvo que comerse esas y otras tantas palabras.

 

*

Montiel, como era su costumbre colocó incluso la primera piedra de aquel complejo en el número 61 del Corredor Industrial Norte de la entidad y todavía se vanagloriaba de atraer 5 mil 200 millones de dólares y 130 mil millones de pesos. Allí, Carlos M. Gutiérrez no paró de elogiar las facilidades que le otorgaban a su empresa.

 

*

Gutiérrez nació en Cuba, en 1953 y su familia emigró a Estados Unidos. Él, sin embargo, decidió estudiar en el Tec. de Monterrey Campus Querétaro, en los años sesenta y desde 1975 se empleó en Kellogg´s. Luego de Bush, Gutiérrez fue elegido director de United Technologies.

 

*

Las inversiones que Montiel atrajo encuentran terrenos escabrosos y Kellogg’s se une a General Motors y Chrysler, que anunciaron de nueva cuenta un cierre en las plantas mexicanas y despidos por consiguiente. El gobierno de Peña no ha reportado nada acerca de los despidos del gigante de los cereales pero deberá hacer frente a una ola de desempleo este año.

 

*

Pero a Peña, quien viajó a Estados Unidos para recibir un premio por el manejo de la deuda pública del Edomex, le preocupan otras cosas. Desatada la fiebre electoral, lleva una buena delantera en aquello de la placeada por sobre otros aspirantes presidenciales. Se vale de todos los medios para figurar en primeras planas, incluso hasta de diarios deportivos como el Esto y Ovaciones y ha contratado a otra estrella de Televisa, Lucerito, para que promueva la estructura de salud que ha creado en su administración. Nada más por si le falla su Gaviota, las figuras de Emilio Azcárraga fueron puestas al servicio del poderoso David Epifanio López, director general de Comunicación peñista.

 

*

Peña también realiza encuestas a lo largo y ancho de la entidad y se vale de estudiantes universitarios para sondear el tamaño de su popularidad, comparándose con Felipe Calderón.

 

*

Desde hace meses, cada sábado unos 30 taxis transportan religiosamente desde Toluca a más de 100 personas, entre encuestadores y supervisores, por todos los rincones de la entidad y una de los primeros resultados destaca el atractivo físico del gobernador sobre el resto de los personajes que figuran en los cuestionarios. Muchos conocen las obras que ha realizado porque las han visto anunciadas en tele, radio y prensa. Y aunque no ubican las características favorables del gobernador, la mayoría coincide en que “está muy guapo”.

 

*

A los estudiantes les pagan algo así como 500 pesos por día laborado, mientras que cada taxi cobra mil pesos por los viajes, que duran todo el día. Esto no incluye la interpretación de los datos recabados, que se obtienen única y exclusivamente de casas-habitación, con los dueños de las propiedades.

 

*

Juan Rodolfo Sánchez, alcalde de Toluca, amarró ya su continuidad política con una curul federal para el próximo trienio. Desde allí, dicen sus cercanos, será llamado para integrar al equipo de campaña que buscará la gubernatura del Edomex, sin importar quién sea el abanderado, aunque lo más probable es que sea su amigo, el ex alcalde de Toluca, Juan Carlos Núñez Armas, uno de los favoritos para la próxima administración capitalina. El equipo de Núñez Armas ya fue revelado y cobija a no pocos sanchistas.

 

*

Artro Montiel fue visto en una boda, allá en 9Ixtapan de la Sal. Algunos creen que había salido del país luego del reportaje que lo involucraba con un asesinato, al igual que a su esposa, Maude Versini. Pero un testigo confirma que allí estaba, como la fresca mañana, en la iglesia de aquel municipio.

 

*

Algunas editoriales como Grijalvo y la misma Proceso ven en el Edomex un filón noticioso que da para muchos libros. El segundo semestre del 2009 habrá temas como Atenco y la propia Maude impresos en estos sellos. Más escándalos para el joven gobernador.

 

*

Televisa tiene contratos publicitarios con casi todos los municipios, que se niegan a abrir sus expedientes y dar a conocer los montos adquiridos, como si se tratara de un secreto de Estado. En manos de la televisora está el auge y caída de las figuras políticas, aunque se trate de personajes de quinto patio.

 

*

Descuentos directos a empleados municipales del valle de México, que van a las campañas de los alcaldes que quieren seguir comiendo del presupuesto, se registran cada quincena en algunos lugares como Coacalco, Huixquilucan y Cuautitlán Izcalli. Las campañas también las paga el pueblo, pero dos veces.

 

*

La participación de la iglesia católica en las elecciones son es nueva ni tampoco reciente. Pero para los tiempos modernos los jerarcas han implementado un cursillo que se imparte como catecismo en barrios urbanizados y zonas rurales por igual. Allí se elabora un perfil del aspirante destacando los valores morales que promueven los católicos. Si es católico o divorciado, qué lee, cómo viste, cuanto mide. Así, sn hacer ruido, se encamina a los feligreses.

El mundo Grindhouse de Tarantino y Rodríguez

* “Dallas tuvo teatros de Grindhouse, Houston los tuvo, las grandes ciudades las compartían con los teatros de porno, en México los hubo también, yo he conseguido lobby card de filmes de explotación y sangre hechos en México así como de la exhibición de muchos que exhibieron también en sus teatros”, dice Quentin Tarantino acerca de sus apuestas de sangre en la pantalla grande, junto con Roberto Rodríguez.

 

Aldo Rubio

– Quentin, en México no se ha estrenado Grindhouse. ¿Sabes alguna razón?

– La maldita censura se nos puso en el camino, pero en algunos países pudimos colarnos y eso fue espectacular, el haber lanzado el filme en festivales de cine, estar en Cannes, en Sitges, eso te permite al menos saber el camino que lleva tu película, es estúpido cómo funcionan algunos mecanismos de la sociedad. Éste es uno de ellos, el de no permitir a la gente, al público ver lo que quiere ver, ellos saben lo que quieren, no tenemos por qué limitarlos, eso es lo que es Grindhouse, el cine que no podían ver, el que la sociedad y esas telarañas estupidizantes no les permitían, es el cine que no sabías que ibas a ver, no tenías idea al entrar en esos viejos teatros de burlesque, esas construcciones a las que sólo acudían algunos fenómenos que ahora hacemos cine y que realmente le tenemos amor a la actividad de las imágenes, esos son los aferrados reales a poder crear, a poder demostrar, a poder hacer realmente brillar el nitrato de plata de las películas, no tienen por qué esperar ahora tanto, ya sólo es un poquito de tiempo y verán allá en México a qué me refiero, ahora México podrá ver el cine que tuvieron en los setentas y los ochentas, muchos se sentirán identificados porque acá en Estados Unidos tuvimos tanto filmes mexicanos como con actores mexicanos en los viejos cines de Grindhouse y aquellos tiempos de cine de explotación, chicas hermosas enseñando sus senos al aire libre, cabañas con perversos monstruos y zombis dominando al mundo, sangre, víseras y buena música, una mezcla perfecta de iconismo postmodernista. Yo soy hijo de este cine, mis películas son un derivado y un honor al cine con el que escapaba de las demás estupideces políticamente correctas, del cine políticamente correcto. Así que, México, bienvenido a Grindhouse, déjense tocar por las garras y manchémonos un poquito de sangre. Me emociono.

– ¿Por qué es importante este tipo de cine?

– Porque era la verdadera manera de experimentar, era una cuestión de querer demostrar y crear algo, no sólo de llenarse de dinero. Producía una ganancia, pero funcionaba de otra manera más personalista, de generar a manera de exhibiciones. Dallas tuvo teatros de Grindhouse, Houston los tuvo, las grandes ciudades las compartían con los teatros de porno, en México los hubo también, yo he conseguido lobby card de filmes de explotación y sangre hechos en México así como de la exhibición de muchos que exhibieron también en sus teatros. Debió haber sido todo un espectáculo porque usaban realmente la pantalla como si fuese un foro, por esa misma razón no existían muchas copias de las películas y veías que se repetían y repetían y estaban todas picadas, rotas, quemadas o tenían esos hermosos saltos, pero era algo así como el condimento grasoso o esa catsup de más que le pones a tu hamburguesa, óolo de esa manera la puedes saborear realmente bien.

– Por tu parte, ¿qué es “Death Proof”?

– Es un slasher, es un filme de asesino con arma persiguiendo bimbos, mujeres hermosas pero con sal, superfluas, hermosas y sedientas de aventura a su manera, y se encuentran con la horma de su zapato de tacón, un hombre de acción, un doble de películas sediento de sangre, una de esas musculosas máquinas infernales de los setentas, es uno de esos productos que te preguntas por qué ya no hacen esas cosas tan perfectas como antes. Es un juego de persecución e iconografía, el charger en contra de otra máquina en azote por la carretera, verán esto de manera muy “alla mode” ese estilito antiguo de condado americano, pero hermosamente coreografiado para un azote irreverente de sangre en la pantalla. Chicas de pose perseguidas por el malo que parecía bueno y diálogos geniales, pues los escribí yo. Estoy orgulloso de haber creado esto.

– ¿Te sientes satisfecho o aún te falta por hacer?

– Mira, quiero hacer muchas más partes de Grindhouse. No me detendré, ni Robert, ni Eli (Roth), ni Rob (Zombie) y además todos los amigos que están participando están emocionados, quieren hacer su parte o al menos hacer su tráiler, presentar un poquito una probadita de un manjar que nunca probarás y volvernos locos, Estoy inspirado por los géneros, me gusta hacer trabajo personal dentro de géneros, los aprecio mucho y entrego lo bueno de esto de una manera divertida que siento propia, hacer una estructura, jugar con las expectativas, alocarme y detenerme, entregar un acercamiento propio de una cultura que se había perdido, con la sensualidad que también había perdido ya nuestro cine. Ah pero sin que se me olvide, México tendrán la versión de ambas en un solo show, así como la creamos Robert y yo en su versión original, dos filmes por el precio de uno. Como dije antes, sólo déjense llevar por la sensualidad, la sangre y el sabor a único de esto.

– Roberto Rodríguez, ¿pertenece Grindhouse a alguna de tus trilogías?

– No, esta parte sería algo así como una nueva trilogía, no es ni parte de Los Mariachis ni tampoco sale el “blind man” de las otras historias, es un berrinche totalmente nuevo, esto surgió entre muchas otras historias fantásticas de balazos y sangre y del cineasta que quiere salir de lo normal y todo eso que cuentan todos, el cineasta atrapado por el estudio, esto fue más un berrinche de unos compadres, al ver un montaje especial de “Pulp Fiction” en la sala particular de la casa de Quentin. Coincidimos en un poster de una “doble presentación”, los dos lo tenemos en nuestras salas, bueno, él en su salita de cine, en su Grindhouse privado, pues de ahí salió parte de la idea de presentar una doble loquera, una doble presentación con todo lo que esto conlleva, un filme tipo Grindhouse a la vieja usanza del teatro de burlesque, yo conocí y visité muchos de estos cines en Nuevo México y en Texas, también conocí un par en México, pero todos tenían aspectos especiales, tenían películas que no podías ver en ninguna otra parte, filmes rarísimos, algunos los compré ahí, me encantaban esos filmes con los carretes golpeados, picados con “popeados” y con ese sonido que pareciera de aguja de consola de LP, pero no es sólo esto, es el contenido, toda una industria de actores de lo que podrían llamar la Serie C, asesinos seriales, zombis, prostitutas, reverendos de iglesia, vampiros de color, chicas cazadoras de recompensas con ligeras playeritas arriba del ombligo, con diminutos shorts y tremendas piernas de pin up, estas maravillas eran los verdaderos experimentos del cine, el verdadero centro de atención de los fanáticos del cine que no veían todos, además podían estar libres de las presiones de exhibición. Mira, estos filmes no solamente son el berrinche con toda una parafernalia detrás, sino que son estas viejas historias de mujeres, sangre, terror, pero con grandes actores de renombre, para que el póster y los cortos se vean más impresionantes. Esto es la vieja escuela, si hacemos una balacera, es a una cámara pero a miles de cortes, si a Quentin se le ocurrió hacer la persecución de autos, sería no con las cuarenta cámaras digitales y una edición de cortes, cualquiera de las cuarenta tendrán una toma excelsa, aquí esto es la vieja escuela, es una sola cámara.

– ¿Qué tienen en común las dos películas?

– Además de la locura de los directores, tienen mujeres fuertes, me encantan las mujeres fuertes, crecí con cinco hermanas, las cinco fuertes y una madre fuerte y ruda, así que soy un pequeño que conoce perfectamente esta calidad de las chicas, eso tenemos en común.

– ¿Y qué pasara con el contenido o las historias de los tráilers que aparecen en Grindhouse?

– Hay suficiente material para que lancemos una segunda parte o segunda presentación de dos más, Rob Zombie con sus mujeres lobo, Nazis filmó lo suficiente para un largo, y Eli Roth está emocionado con su Día de Acción de Gracias que quiere hacer hasta la Cena de Navidad y demás días festivos. Esto es emocionante, definitivamente tenemos lo suficiente para poder lanzar más Grindhouses, hay algunos proyectos de por medio, pero lo interesante del asunto es que podemos trabajar estos filmes como se hacían los filmes en México, hacer uno dos o tres al mismo tiempo con los mismos actores, como compartimos tanto las locaciones como los sets, podemos hacer mucho, o tal vez derivarnos de la filmación de otro filme y proponer durante una parte más de estas presentaciones o al menos un tráiler, esto da para mucho, yo estaría satisfecho si con cada filme se pudieran presentar extras como los que tuvimos sobre el mismo filme o sobre otras producciones alternas, no sé, hay tanto que se puede desarrollar y experimentar en eso, puedo alocarme un poco pero hay mucho en este tintero.

– Finalmente se estrenará en México, después de casi un año o un poco más…

– Claro, a veces pasa esto con los filmes de estas calidades, no es nuevo para mí, entiendo y conozco lo de enlatar. En este caso no se enlató, que eso es más que una bendición, más bien se reservó, pasan muchos filtros tanto de censura como de distribución y cuando finalmente llega, muchas veces ya existe en video, lamentablemente esto le da un auge a favor a la piratería, pero hay que recordar que el cine se ve mejor en el cine, no se pierdan Grindhouse, ahora en los cines. Mi parte, Planeta del Terror, es un revivir a los filmes de zombis pero con grandes actores, algo de kung fu, balazos y lo que ya estarán acostumbrados con este señor Rodríguez. Mira, para mí, México es extremadamente importante, ahí lo verán con Machete, yo tengo un gran cariño por México, para nada mi vida ni mi cine ni lo que hago sería lo que es si no existiera ese país, con esa cultura, esa gente, ese amor y toda la calidez y todo lo que sucede sólo en México. No se pierdan el filme, les garantizo una extraña calidad de filme, algo que no habían visto en mucho tiempo si es que siguieron este tipo de filmes, si no es así, aún así lo disfrutarán, chicas hermosas haciendo strip dances sólo para ti, sentado ahí. Bruce Willis tratando de dominar al mundo y unos cuantos personajes tan comunes como raros que salvarán tu planeta de convertirse en el Planeta del Terror. Gracias, amor a México.