Placeos

* Enrique Peña ha enfocado todas sus baterías a su proyecto presidencial y desde hace un año intenta compaginar su cargo de estadista con el de activista político; en medio de las ejecuciones, desempleo y pobreza que envuelven al Estado de México, dedica su tiempo a recorrer los estados donde el próximo cuatro de julio habrá elección. En las giras aprovecha las masivas reuniones para promocionar su imagen entre los militantes y simpatizantes de su partido que ya lo ubican como el portador de la banda presidencial en 2012.

Elpidio Hernández

Las actividades administrativas del gobernador mexiquense Enrique Peña han quedado guardadas para mejor ocasión. Es tiempo de activismo político pues México tiene en puerta elecciones en estados que determinarán el futuro electoral del más adelantado aspirante presidencial del PRI. Así, emprende vuelos de largo kilometraje, primero al puerto de Veracruz para encabezar el precierre de campaña del candidato priista Javier Duarte, luego fue a Oaxaca para acompañar al candidato Eviel Pérez; un día después abordó el avión que lo llevaría a Shangai, China pero el asesinato del candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas Rodolfo Torre Cantú, con quien también estuvo, lo hizo virar el timón y regresar de San Francisco, California a la entidad tamaulipeca.

El gobernador ha enfocado todas sus baterías a su proyecto presidencial y desde hace un año intenta compaginar su cargo de estadista con el de activista político; en medio de las ejecuciones, desempleo y pobreza que envuelven al Estado de México, dedica su tiempo a recorrer los estados donde el próximo cuatro de julio habrá elección. En las giras aprovecha las masivas reuniones para promocionar su imagen entre los militantes y simpatizantes de su partido que ya lo ubican como el portador de la banda presidencial en 2012.

El placeo del mandatario estatal por una docena de estados del país ratificó que el dinero invertido en los poderes fácticos ha logrado su cometido. Hoy registra los mismos niveles de popularidad y aceptación que las figuras más reconocidas de los melodramas de Televisa. Aquellos recorridos también confirmaron que la imagen peñista encuentra alta popularidad, principalmente en el sector femenino que lo ven más como una estrella de la televisión que como el gobernante de una de las entidades con mayores contrastes del país. 

Los priistas entienden la popularidad que ha alcanzado y desde 2009 lo utilizan como su símbolo partidista, que ayuda a elevar la intención del voto y hace olvidar la corrupción y malos manejos que caracterizaron a ese partido durante décadas. Pero la figura del gobernador mexiquense no es la más pulcra entre los políticos del país, sobre él pesan pasajes oscuros como la misteriosa muerte de su mujer, la represión de Atenco, el narcotráfico y su relación con personajes sombríos como Arturo Montiel y Carlos Salinas.    

Pero los escándalos no han tocado ni siquiera el engominado pelo del Ejecutivo estatal, los excesos han sido bien contenidos por la empresa que lo promueve, tan es así que el político de Atlacomulco ya dio una muestra de la popularidad y poder que posee; en 2009 bajo lo que muchos consideraron el “Efecto Peña” el PRI ganó 97 de los 125 municipios del Edomex y 39 de las 45 diputaciones locales en juego, mientras que a nivel federal se alzó con el triunfo en cinco de las seis gubernaturas en disputa: Nuevo León, Campeche, Colima, Querétaro, San Luis Potosí y sólo perdió en Sonora, en manos de Acción Nacional.

El respaldo político y económico que ofrece el Ejecutivo estatal a los candidatos priistas no es gratuitito, quienes alcancen la victoria el cuatro de julio tendrán una deuda que saldar con el político de Atlacomulco.

En sus odiseas de fin de semana el gobernador nunca viajó solo, siempre se hizo acompañar de su pareja sentimental, Angélica Rivera, quien ha dejado atrás los foros de televisión para reestrenarse como promotora política. Ya antes lo había hecho con Alfredo del Mazo Maza. El guión fue prácticamente el mismo en todas las plazas donde se presentaron Peña y Rivera, enfundados con la playera roja, sonrisas, saludos y un discurso en el que asegura que el regreso del PRI a Los Pinos se encuentra más cerca que nunca.

En su deseo de ganar espacios al gobernador no le importa utilizar fondos públicos para sus fines particulares; desde 2006 el gobierno estatal tiene rentado un espacio en el diario deportivo Ovaciones –propiedad de Emilio Azcárraga Jean- que factura al menos 920 mil pesos cada semestre. El acuerdo incluye un cintillo en la portada y el desglose de la información en la sección general, pero en los últimos días ese espacio fue utilizado al menos una vez a la semana para difundir el apoyo que Peña Nieto dio a los candidatos de su partido, tan sólo el domingo 27 de junio en la portada del diario –entre los semblantes del Guille Franco y Giovanni Dos Santos- se podía leer que “el PRI ganará con votos, no con lodo; Peña Nieto”, la información ampliada en la página dos de política incluía una gráfica con la imagen de los mandatarios Peña, Ulises Ruiz y del candidato al gobierno de Oaxaca.

El activismo político le facturó una querella judicial por presunto desvío de recursos públicos; el 9 de mayo el Comité Ejecutivo Nacional del PAN presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía Especial Para la Atención de Delitos Electorales -Fepade-, por el probable delito de uso de recursos públicos para apoyar al candidato priista de Puebla, Javier López Zavala; en su denuncia los panistas argumentaron que Peña no sólo arribó a aquella reunión en día y hora hábiles, también lo hizo en un helicóptero oficial como lo documentaron los diarios de aquella entidad que en sus crónicas incluían la matrícula de la aeronave.

El Ejecutivo estatal desestimó aquellas acusaciones asegurando que su presencia en el territorio del Gober Precioso fue de carácter oficial, para sostener una reunión con empresarios de esa entidad y del Edomex; pero el evento fue narrado como una comida de amigos en la que el mandatario mexiquense se comprometió a dar su respaldo moral y político a los candidatos que participaran en la jornada del cuatro de julio. La comida se realizó en la residencia del acaudalado empresario José Chedraui y ahí estuvieron presentes además de los candidatos a las gubernaturas de Puebla Javier López Zavala y de Tlaxcala, Mariano González Ayub, otros 120 empresarios, entre ellos Carlos Peralta, Miguel Alemán, Félix Cantú y el obispo ortodoxo Antonio Chedraui.

Las visitas de Peña Nieto al interior de la república se formalizaron tres días después, cuando llegó a Ciudad Juárez para encabezar al lado del candidato priista, César Duarte, un desayuno con más de tres mil mujeres de la región. En el evento estrenó un discurso que utilizó en todas las plazas donde se paró. “El PRI recuperará Los Pinos en 2012”; más tarde Peña se trasladó al Centro de Convenciones de Durango para dar respaldo a Jorge Herrera Caldera candidato de la coalición “Durango va Primero”, ante poco más de nueve mil mujeres congregadas en ese recinto.

El nueve de mayo Peña, acompañado de la dirigente nacional Beatriz Paredes, llegó a la Plaza de Toros Vicente Segura, de Hidalgo para atestiguar la toma de protesta de Francisco Olvera como candidato del PRI a la gubernatura de ese estado; una semana después –el 15 de mayo- fue a la Plaza de Toros Jorge Aguilar para apoyar a Mariano González Zarur candidato de la coalición “Unidos por Tlaxcala”; el 22 de mayo arribó a la Plaza de Toros de Mazatlán para apuntalar la candidatura de Jesús Vizcarra Calderón, candidato al gobierno de Sinaloa; por la tarde Peña se trasladó a Zacatecas, donde exhortó a los 22 mil congregados en la Plaza de Armas a sumarse a la campaña del candidato priista Miguel Alonso Reyes.

El cinco de junio Peña y Angélica Rivera visitaron por segunda ocasión tierras poblanas y ante 35 mil personas congregados en la explanada del estadio Cuauhtémoc pidieron un voto de confianza para el candidato priista Javier López Zavala; luego fueron al estadio de futbol “Benito Juárez” de Oaxaca, para encabezar el mitin de Eviel Pérez Magaña, candidato de la coalición “Por la Transformación de Oaxaca”.

El activismo continuó el seis de junio cuando arribó a Quintana Roo, acompañado de Angélica Rivera y Luis Videgaray Caso para encabezar el encuentro del candidato priista Roberto Borge Angulo, con más de tres mil 500 personas reunidas en el Polifórum de esa ciudad.

La actividad se redobló el sábado 19 de junio, primero visitaron el puerto de Tamaulipas donde se reunieron con el entonces candidato de la alianza “Todos Tamaulipas”, Rodolfo Torre Cantú, ejecutado la mañana del lunes 28 de junio; luego arribaron a  Aguascalientes para apuntalar el proyecto de Carlos Lozano de la Torre, candidato de la coalición “Aliados por tu Bienestar”; el ajetreado día terminó en Valle de Chalco donde se reunió nuevamente con Eviel Pérez, quien llegó al oriente de la entidad para reunirse con más de veinte mil oaxaqueños asentados en los municipios del Edomex, donde habitan más de un millón de oaxaqueños; un día después Peña y su novia llegaron por segunda ocasión a Hidalgo para encabezar una magna concentración en el estadio “Primero de Mayo”, junto al candidato priista Francisco Olvera.

El placeo de Peña por el país concluyó el sábado 27 de junio cuando, junto con Rivera y Luis Videgaray Caso, llegaron a la tierra de su adversario político, Fidel Herrera para atestiguar el precierre de campaña de Javier Duarte Ochoa, candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz. La triada se trasladó en helicóptero al estadio de beisbol Guillermo Hernández Castro, de Tuxtepec, Oaxaca para reunirse por tercera ocasión con el abanderado de la coalición “Por la Transformación de Oaxaca”. Ahí veinte mil personas corearon “¡presidente, presidente!” en honor al mandatario mexiquense.

Anuncios

“América, perseguida por represores”

* “Peña Nieto ve cómo se le va de las manos América, no va a poder encarcelarla como lo ha hecho con nuestros nueve compañeros que siguen presos en Molino de Flores, como lo hizo con Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo que están en el Altiplano condenados algunos a 112 años de prisión, como es el caso de Ignacio”, reflexiona Trinidad Ramírez, esposa del líder del FPDT, preso durante 4 años desde los enfrentamientos de San Salvador Atenco.

Elpidio Hernández

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra exigió la liberación de tres de sus militantes recluidos en el penal del Altiplano y de otros nueve en Molino de Flores, además solicitaron al presidente venezolano Hugo Chávez dé asilo político a América del Valle, hija del líder del FPDT y que enfrenta varias órdenes de aprehensión giradas por la Procuraduría mexiquense, incluida una por secuestro equiparado y una más por robo calificado.

El miércoles 23 de junio América del Valle salió de la clandestinidad en que se encontraba desde de los violentos episodios del 3 y 4 de mayo de 2006, en el poblado de San Salvador Atenco, que dejaron un saldo de más de 200 ejidatarios detenidos, dos muertos, torturas, vejaciones y abusos sexuales contra al menos medio centenar de mujeres. Ella llegó a la embajada de Venezuela, ubicada en la calle Schiller 326 en la colonia Polanco, tomó el elevador y subió al sexto piso para pedir asilo político luego de declararse perseguida política.

A sus 27 años la figura de América es ya la de una mujer madura que se ha formado bajo la rígida sombra de la clandestinidad y la persecución política. Atrás quedó la imagen de aquella estudiante de pedagogía en la Universidad Nacional Autónoma de México para dar paso a la de una luchadora social. El rostro de la niña afable de sus épocas colegiales apenas se alcanza a distinguir en un semblante que es maquillado por el temor de ser apresada y correr la misma suerte que su padre, Ignacio del Valle, quien purgaba una condena de 112 años de prisión en el penal de máxima seguridad del Altiplano, hasta que el 30 de junio del 2010 una resolución de la Suprema Corte lo liberaba luego de 4 años encerrado.

La vocera del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra optó por refugiarse en la sede diplomática de un gobierno izquierdista que se ha caracterizado por apoyar abiertamente a organizaciones y movimientos sociales en confrontación con sus gobiernos.

Desde aquel edificio, Del Valle Ramírez se dio tiempo para redactar una carta en la que acusa al gobernador Enrique Peña de ser el “padre y creador de toda esta barbarie” y al gobierno federal de querer cobrarse la afrenta por haber impedido que les arrebataran sus tierras para cerrar el “negocio del sexenio, el de abrir un nuevo aeropuerto con un corredor comercial a todo lujo de varios kilómetros de largo”.

En medio de la marcha que partió la tarde del martes 29 de junio del Ángel de la Independencia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, encabezada por el FPDT y escoltada por contingentes de organizaciones civiles y sociales como el Sindicato Mexicano de Electricistas, el Frente Popular Emiliano Zapata, así como por estudiantes de la Universidad Nacional y el Politécnico Nacional, Trinidad Ramírez la madre de América y cabeza visible del movimiento atenquista, habló con este semanario sobre la situación de su hija, refugiada en la sede diplomática de Venezuela desde el pasado miércoles. Caminando al lado de las actrices Julieta Egurrola y Ofelia Medina integrantes del Comité Libertad y Justicia para Atenco, pudo responder sobre su situación.   

– ¿Cómo está su hija?

– Está bien. América es una mujer fuerte y a pesar de no habernos visto en más de cuatro años se mantiene firme, pero firme también en sus convicciones y sus ideales. Sí tuvo cierto temor de que fuera a ser detenida antes de entrar a la embajada, pero afortunadamente ya esta ahí y estamos seguros que pronto podrá volver a iniciar una vida normal. Tomó la decisión de pedir asilo porque ya no estaba dispuesta a seguir viviendo como lo ha hecho desde que se le giró la orden de aprehensión, escondida y alejada de su familia.

– ¿Qué le dijo, de qué platicaron?

– Sentí mucha alegría por supuesto, eran más de cuatro años de no poder ver a mi hija, de no poder abrazarla, de no platicar con ella. Ahora sólo esperamos que el presidente Hugo Chávez atienda la solicitud y que los ministros de la Suprema Corte den un fallo favorable para los compañeros que siguen en el Altiplano y Molino de Flores puedan salir libres. 

– ¿Cómo va la solicitud de asilo? ¿Cuál ha sido la ultima noticia que han tenido de la embajada venezolana?

– Hasta este momento no hemos tenido ninguna noticia, ni siquiera América sabe cuál va a ser su futuro. Hemos tenido pláticas con el embajador (Trino Alcides) pero me ha dicho que en cuanto se tenga alguna resolución, él se comunica conmigo, que no hay necesidad de que nosotros preguntemos, que la petición sigue en proceso de evaluación y que no hay una fecha exacta; que él tiene mi teléfono y en cuanto tenga una respuesta me va a llamar. Lo único que nos queda es esperar y confiar en que muy pronto mi hija va a poder llevar una vida normal, que no va a seguir escondiéndose por haber defendido las tierras de su pueblo.

– ¿Hay confianza que el presidente Hugo Chávez le otorgue el asilo?

– Claro que sí, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y todos los que nos apoyan confíanos en que el presidente Hugo Chávez, pero sobre todo el pueblo venezolano, le dé un pedacito de patria –como decimos nosotros- a América, donde pueda estar segura, donde pueda salir a la calle sin miedo a ser detenida porque en México no tiene ninguna garantía. Enrique Peña y Felipe Calderón la quieren ver encarcelada.

– Si la petición de asilo no se logra, ¿qué va a pasar con América del Valle?

– Por supuesto que estaría en riesgo de ser detenida, porque tiene una orden de aprehensión en su contra, enfrenta los mismos cargos que Ignacio del Valle pero no creemos que pase eso, el pueblo de Atenco confía en que nuestros hermanos de Venezuela le van a dar asilo político porque es una perseguida por un gobierno represor como el de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

– ¿La salida de América de nuestro país va a representar una derrota para el gobernador mexiquense?

– Por supuesto que sí. Peña Nieto ve cómo se le va de las manos América, no va a poder encarcelarla como lo ha hecho con nuestros nueve compañeros que siguen presos en Molino de Flores, como lo hizo con Ignacio del Valle, Felipe Álvarez y Héctor Galindo que están en el Altiplano condenados algunos a 112 años de prisión, como es el caso de Ignacio.

– ¿Comparte la idea de que el gobernador necesita perdonar a sus compañeros presos y a su hija para legitimar su gobierno?

– Por lo menos Ignacio, Felipe y América no estarían dispuestos a aceptar un perdón de una persona como Peña Nieto. ¿Qué les tiene que perdonar, después de haber violado, asesinado, torturado, encarcelado y perseguido a nuestros compañeros? Me parece que el gobernador no tiene nada que perdonar, nosotros sólo hicimos lo que nos correspondía, defender nuestras tierras, las tierras que nos heredaron nuestros padres, de donde comemos.

– ¿Fue buena la decisión de su hija el refugiarse en la embajada ahora que está por definirse la situación de sus compañeros?

– Yo sólo respaldo la decisión. Al principio, cuando me llamaron, me quedé sorprendida, no sabía qué iba a pasar, si podía ser detenida en la embajada, justo cuando los ministros de la Corte van a resolver la situación de los doce compañeros que siguen encarcelados, pero creo que fue acertada porque América corría el peligro de ser detenida en cualquier momento, pues no tiene el beneficio del amparo que le fue negado por la autoridad.

– ¿Tienen confianza en los ministros de la Suprema Corte que van a fallar  a su favor en el dictamen?

– Tenemos mucha confianza en el pueblo mexicano. Afortunadamente se han levantado muchas voces que exigen la inmediata libertad de los presos políticos, incluso en otras partes del mundo se han hecho movilizaciones en apoyo al Frente de Pueblos. La pregunta sobre si tengo confianza en la Corte está de más. Hemos visto que ha actuado muy mal, el caso más reciente fue el de la Guardería ABC. A la Corte no le interesó porque no son sus hijos y tampoco son sus nietos. ¿Qué les puede importar?

Es lo que es

* Maradona no es un técnico ni lo quiere ser. Se conforma con su panza de romano y su déspota ignorancia mientras come la congoja de meterse a jugar. Mira a Messi y se acuerda de enseñarle que no se cobra por radiante y que las siglas de la FIFA se pronuncian corrupción.

Miguel Alvarado

El jefe Diego se calza el traje frente al espejo. Aliña su barba con tijeras ensangrentadas compradas en el mercado negro y revisa cuidadoso el tatuaje avellanado de su Ché. Ya se acuerda de La Habana y el Azteca este mago de zarpa zurda, siempre arriba y a la izquierda, blanco reflejo de la alegre burguesía de Pelé, uncle Tom de boca fácil que cobró talegas furibundas a los dueños de su pueblo para decir que en Brasil ni democracia ni elecciones porque en la fabela nadie sabe cepillarse los dientes. Y esto ni Vuitton o Zinedine pudieron arreglar. Maradona no es un técnico ni lo quiere ser. Se conforma con su panza de romano y su déspota ignorancia mientras come la congoja de meterse a jugar. Mira a Messi y se acuerda de enseñarle que no se cobra por radiante y que las siglas de la FIFA se pronuncian corrupción.

Del otro lado está el Aguirre, un Javier apapachado y de corazón hundido. La única verdad que dijo en público tuvo que comerla casi cruda pero la clase la perdió. Le reza a dios porque sabe lo que viene y le falta aturdimiento, fingirse moderado. Ya no hay paz y el México del no se pudo le advierte al soporífero no regrese nunca. Allá están el Bolton e Inglaterra, donde hablará su inglés de TOEFL sin apuro de falso coach.

Aguirre ni siquiera es consecuente consigo mismo. La concentración de Avándaro le reveló lo que sabía desde Japón y allí se dedicó a grabar comerciales y entrenar poquito, bajo la mirada de Felipe, su padre putativo. Allí mismo recibió instrucción de Televisa y el grupo de Vergara y supo que Bautista, por bofo que sea, sería de la partida. Nada lo acongojó tanto como el recordatorio de que el futbol de paga es una porquería. El uso deschavetado del patrioterismo alcanzaba sandgüichitos y neuronas pero el negocio es todo un éxito. La genética mexicana se determina por culebrones y tablas de goleo. El engaño se consuma con ejecutivos de ventas de la Federación y el resto nada importa. Aguirre no puede competir contra sí mismo, ni siquiera aliado con amigos pagados en programas deportivos que hablen bien o mal de él.

Y Bautista debe entrar a pesar de todo. Flojonazo empedernido, sufre cansancio permanente desde que jugaba al lado del prehistórico Abreu. Abucheado por 100 mil en el juego de despedida, la gelatina humana en que a veces se transforma anunciaba que estaría en Sudáfrica de cualquier manera. Y es que en la rifa de un banco obtenía pasaje directo al Mundial en afortunada circunstancia pero el emperador chusco de Omnilife le tenía boletos de primera y hasta uniformes personalizados para aquel que no sabía si estaba en la selección por merecerlo pero sí porque ya le tocaba, luego de perderse dos torneos. Hace 12 años soñaba con la Europa de Romario y su desmadre catalán. Buscó en guías viajeras al díscolo Mónaco y los tugurios mancunianos del Spice Boy pero el Opus Dei le compró su indolencia y lo hizo exótico, ensimismado, enfrascado, recogido, extasiado, abstraído, embobado, absorto, embebido, pensativo pero a veces buen futbolista, como lo recuerdan la púdica liga de San Diego de la Unión en Guanajuato, el Boca Juniors y el Vélez Sarsfield en Argentina. Hasta la FIFA putrefacta dijo, como lo dijo de otros con tal de vender a Upper Deck y Panini millones de estampitas, que este Bofo mexicano era el más genial que ha surgido en los últimos años “pero su carácter le ha jugado más de una mala pasada”. A Bautista su oficio le viene laxo y hace tiempo que sabe su ficción. Llanto infame percibe el entendido si este Bofo sale en tele o radio luego de creerse inexcusable y da tristeza su águila cara, el tono casi emo de su voz. Y si Cristiano nada juega, este hombre es la innación extraordinaria.

Pero allí estaba lo imposible. Mientras el D10S de traje ridículo anunciaba diez superestrellas y un portero, Aguirre y su conciencia escribían con voz quebrada el 21 mendicante para ganar a un campeón mundial. Ya Varela el negro jefe había ridiculizado a su entrenador en aquel 50 miserable cuando valiente respondía que “yo nunca he perdido un encuentro… antes de jugarlo”. Pero el Vasco en pleno trauma se encargaría de desmentirlo primero en el 2002 y luego en Osasuna y el Atlético. La costumbre le dictó que en Pachuca sí se puede y en el único encuentro que no debió estar el de las Chivas, apareció desde el comienzo.

Desconcierto y desespero vivía el imperio azteca. Sentados dejaban a Barrera y a Cuauhtémoc junto al Guille, que luego lloraría como prueba de redención ante la perversa Televisa que se quedaba sin Mundial. El planeta pambolero atestiguaba a Messi, el astro enano que posaba ante media humanidad. Del otro lado el Chicharito le daba vuelo a la sonrisa en la oficial fotografía.

El Diego muy amable hasta un abrazo regaló a Aguirre mientras le deseaba fortuna. Pero era demasiado. La Argentina, que luego del 86 debió acostumbrarse a ganar sin ayuda, debió aceptar a Maradona en el banquillo con sus dotes de hablador. Los de México, que nada tienen hicieron otra vez de Márquez un aceptable Beckenbauer y de Salcido un milagro doble.

El espejismo funcionaba. Aguirre no supo quién lo hizo pero sí que él nada tenía que ver. La Verde dominaba y el juego se volvió realidad. El astro enano fue cosido por Torrado y el mejor del mundo según las encuestas, desapareció. La historia mexicana es la suma de sus tragedias y esta vez no fueron la excepción. Inexpugnable, el destino dio la vuelta y todo terminó en zafarrancho de piquera sobre los árbitros enceguecidos pero avergonzados hasta el gafete cuando un offside que nadie vio apareció en cámara lenta en pantallas de 15 metros. El equipo se vino abajo, lugar común adoptado hasta en elecciones pero fue inútil.

El potro de tortura dio una vuelta más cuando el desdichado Osorio recibió la bola cerca del área y observó con ojos errados a Higuaín, diligente estafador de 13 millones de euros. Allí terminó todo. La virgen de Guadalupe o Azcárraga estaban distraídos y ni a uno ni a otro les alcanzó la milagrería. Osorio empujó el balón como no queriendo y el argentino se lo llevó hasta el fondo de la red. El “puta madre” a nadie ayudó, ni siquiera fue escuchado. Acostumbrados a perder, fue cuestión de tiempo que otro retaco, Tévez, fulminara como dios manda al Conejo amarillento.

Maradona mandó luego al diablo a los tontos reporteros que le dijeron del fuera de lugar. Ni varelas ni videlas impidieron que se diera por bueno. La mano del Diego volvió al Mundial pero esta vez no serán las Malvinas pretexto para esconderla.

Al final ni siquiera el Chícharo quiso asistir. Anotador estupefacto, escuchó el último silbato mientras Márquez le mentaba la madre a Javier, quien con rostro lloroso apareció en una conferencia de prensa donde le perdonaron la vida.

“…como lo de Cáceres y, joder, lo de Cabañas, que es gente conocida y querida, pero siempre hay estos inadaptados, desquiciados. Yo, desde luego, tomo mis precauciones: mis hijos mayores viven en Madrid y yo me fui con mi mujer y con el pequeño, y llevamos ya casi un año. Esperaremos hasta el Mundial y luego me vendré para Europa para ver qué hay. Se genera mucha expectativa respecto al equipo mexicano y luego hay voces que salen de tono. ¿Campeones? México es lo que es, fue 15 en Alemania, en Corea (2002) cuando lo dirigí fue 11 y cuatro años antes en Francia número 13 y cuatro años antes en Estados Unidos en el 13”.

La rifa del tigre

* Los compromisos políticos pesan más que la razón en las decisiones del Ejecutivo estatal; al otrora encargado del despacho y subprocurador de Cuautitlán lo envuelve el mismo desprestigio que cubrió a Alberto Bazbaz Sacal en sus peores momentos. Alfredo Castillo fue el responsable de las investigaciones en la desaparición y muerte de la menor Paulette Gebara. Fue el primero en arribar al departamento de la familia Gebara luego de reportada como desaparecida; el primero en admitir las pifias en la investigación y divulgó detalles de la investigación en televisión abierta.

Elpidio Hernández

El poder e influencia de las comunidades judía y libanesa asentadas en el municipio de Huixquilucan se ha dejado sentir una vez más en la toma de decisiones del gobernador Enrique Peña, quien propuso a Alfredo Castillo Cervantes para ocupar el cargo de procurador de Justicia, y que aprobó la Cámara de Diputados local.

Los compromisos políticos pesan más que la razón en las decisiones del Ejecutivo estatal; al otrora encargado del despacho y subprocurador de Cuautitlán lo envuelve el mismo desprestigio que cubrió a Alberto Bazbaz Sacal en sus peores momentos. Castillo fue el responsable de las investigaciones en la desaparición y muerte de la menor Paulette Gebara. Fue el primero en arribar al departamento de la familia Gebara luego de reportada como desaparecida; el primero en admitir las pifias en la investigación y divulgó detalles de la investigación en televisión abierta al programa Punto de Partida.

Considerado autor intelectual de la hipótesis del accidente, forma parte del círculo más cercano al ex procurador. Fue asesor de Bazbaz en la Subprocuraduría de Procesos Penales en la PGR y lo acompañó en la dirección de Planeación Estratégica de la AFI. Cuatro meses después de que Bazbaz se instalara en la Procuraduría estatal, fue nombrado subprocurador regional de Cuautitlán Izcalli.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana con especialidad en Ciencias Penales y Criminológicas; licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana con especialidad en Administración y licenciado en Economía Financiera. Fue asesor de dos subprocuradores de Procedimientos Penales y del procurador general de la república; ha sido director de Políticas Públicas y director de Planeación Estratégica de la AFI; de Concertación, Modernización y Profesionalización de la SSP y de Servicios de Seguridad Privada en la misma institución. 

El abogado litigante Jorge Arellano Medina, presidente del Colegio de Abogados del Estado de México, ex director de Seguridad en Metepec y representante de poco más de mil 800 juristas de la entidad, platicó con este semanario sobre las pifias en el desarrollo de la investigación por la muerte de Gebara Farah y la propuesta de Alfredo Castillo Cervantes para la Procuraduría mexiquense.

– ¿Cómo califica la procuración de Justicia en el Edomex?

– La Procuraduría es una institución que presenta grandes rezagos desde hace muchos años. No estamos hablando de un problema exclusivo de esta o de la pasada administración, tiene rezago de más de 30 años, creció muy rápido. Hace 35 años había un procurador, dos subprocuradores, un director de Averiguaciones Previas, jefes de departamento y algunos agentes del ministerio público que desde Toluca manejaban casi todo el estado. El principal problema es la falta de capacitación, aunque existe el Instituto de Formación y Capacitación, no se ha tenido éxito como en la escuela judicial; hablar de agentes del ministerio público, ministeriales, es hablar de gente que tiene otra mentalidad. Una charola y un arma les es suficientes para que salgan a atracar; la impunidad y la corrupción también se han arraigado en el MP. Como abogado litigante he tenido la experiencia de que si no da uno la dádiva, no camina el asunto. Por eso el nuevo procurador tiene que apostarle a la capacitación y sueldos dignos.

– ¿Cómo considera las investigaciones en el caso Paulette?

– No tenemos todas las bases para emitir una opinión puntual porque la Procuraduría sólo subió a la página de internet la información que ellos quisieron; lo poco que vimos fue absurdo, una investigación con un sinnúmero de errores… nadie se los cree. Hubo muchas inconsistencias. Los diputados del PAN quieren reabrir el caso que, es lo que me imagino, se le va a exigir al nuevo procurador, que se forme una comisión especial pero ya quedó mal parada la Procuraduría, de por sí desprestigiada.

– ¿Por qué el gobernador no destituyó a Bazbaz cuando era público que se habían cometido errores?

– Un cese fulminante a un funcionario de primer nivel reflejaría debilitamiento del Estado. El gobernador es prudente y esperó a que se dieran los tiempos, que bajara la situación y le aceptó una renuncia totalmente anunciada.

– ¿Cree que el gobernador tenga un compromiso político con las familias ricas de Huixquilcan?

– Es cierto que Bazbaz formó parte del despacho de David Korenfeld, pero no creo que se preste a ese tipo de situaciones. Hay confusión, se dice que el gobernador tiene un compromiso con la comunidad judía, pero ellos son de origen libanés, nada que ver con los judíos. La propuesta inicial para procurador era para Korenfeld. No aceptó pero sí mandó a su segundo de a bordo, que a mí se me hacía inteligente pero con poca experiencia. Como abogado conocía la materia pero mandar a alguien a la Procuraduría sin experiencia es la rifa del tigre. Desconozco la experiencia del encargado de despacho pero tiene una maestría en Ciencias Penales. Es totalmente distinto estar detrás del escritorio que fuera; los que padecemos la situación de la procuración de Justicia somos los litigantes, que vamos prácticamente a mendigar. Ya nadie cree en la Procuraduría, las estadísticas indican que de cada diez averiguaciones que se inician, una llega a sentencia condenatoria.  

– ¿Qué responsabilidad tiene Castillo Cervantes como jefe de la investigación en el caso Paulette?

– Legalmente y si nos vamos al fondo, él también debió de haber renunciando. Fue el primero en conocer el asunto, encabezó toda la investigación y dejó mal parada a toda la institución. Si hubiera dignidad habría renunciado, pero tal vez sólo recibía órdenes del procurador, quien toma la decisión es la cabeza. He platicado con gente que estuvo en la investigación y afirman que sólo recibían órdenes del procurador.

– Desde el punto de vista jurídico, ¿cuáles fueron las principales fallas en las investigaciones?

– La principal, dar a conocer una averiguación secreta, se perdió la secrecía de la averiguación previa. Luego adelantar juicios, arraigan al papá, la mamá, las nanas y de inmediato hacer señalamientos en contra de la madre, que pasa de testigo a indiciada, pero en dos días los sueltan, se terminaron las investigaciones y se levanta el arraigo. No sé qué es lo que haya sucedido pero la menor tenía, máximo, cinco horas de haber fallecido cuando la colocaron en ese lugar. El problema más grave de la Procuraduría fue que ventiló todo públicamente. El procurador habló de un homicidio y luego dio un vuelco total diciendo que no era. Pidió apoyo a instituciones como el FBI, la PGR o la Universidad de Nuevo León cuando aquí tenemos peritos de primer nivel que hicieron a un lado. Con algunos de ellos he tenido la oportunidad de platicar y dicen que ni siquiera entraron a la escena.    

– ¿Cómo analiza la propuesta del Ejecutivo para que Castillo ocupe la PGJEM?

– Dentro de las facultades que le asisten está, y así lo establece el artículo 84 de la constitución del Estado de México, proponer a la persona que reúna los requisitos para ser procurador. Desafortunadamente no hay candados, los diputados deben legislar para modificar el artículo 84 y en lugar de que sea propuesta del gobernador, que mande una terna para que la analicen los legisladores pero que los diputados sean los que designen. Que no se quejen los diputados, así lo establece la constitución, desafortunadamente el partido oficial prácticamente tiene mayoría.

– ¿Cree que la propuesta sea equivocada?

– Puede ser. En el gremio de los abogados litigantes hay inconformidad por esta propuesta. Ayer no sólo recibí llamadas, tuve la necesidad de ir al Tribunal de Justicia y me comentaban que ‘cómo es posible que aceptemos esto’. Como asociación sólo podemos verter nuestra opinión en materia legal, la constitución faculta al gobernador para proponer al procurador. Como presidente del Colegio de Abogados hubiéramos hecho una buena propuesta pero desafortunadamente no tenemos facultades. En lo personal, considero que (Castillo) tiene mucha relación con el ex procurador y debió de haber renunciado por dignidad. Ante la opinión pública y los abogados litigantes queda un mal sabor de boca con esta propuesta. ¿Cómo es posible que una persona que estuvo involucrada en un asunto con una resonancia nacional sea nombrada encargada de despacho y todavía lo ratifiquen?

– ¿Quién es Alfredo Castillo?

– Tiene formación académica importante pero una cosa es tener los grados y otra la experiencia laboral. Desconozco cuál ha sido en los últimos años su área de desempeño, pero debe de estar capacitado, el gobernador no va a nombrar a una persona que no tenga la capacidad y el conocimiento de la Procuraduría; efectivamente se da el caso de gente que por compromisos políticos los ponen en algún cargo, pero si son inteligentes y no tienen la experiencia se deben allegar funcionarios que conozcan. Como presidente de El Colegio de Abogados formo parte del Comité de Procuración de Justicia y más adelante habrá oportunidad de conocerlo mejor, alguna vez me hicieron el favor de presentarlo pero nunca he platicado con él.

– ¿Cambiará la imagen de la PGJEM con su llegada?

– De momento no va a cambiar, tiene que cambiarla con trabajo. Lo primero que le va a exigir la comisión de Procuración de Justicia es formar una comisión especial para reabrir el caso Paulette y fincar responsabilidades. Insisto en que no debe traer gente de membrete, doctores que dieron clases en tal o cual universidad pero sin experiencia.

– ¿Necesita el Ejecutivo a alguien que le cuide las espaldas y no permita fuga de información?

– No va por ahí, tal vez tenía dos o tres propuestas más pero es muy difícil que alguien la acepte. A cualquier abogado con capacidad, con inteligencia y con una trayectoria, mandarlo a la Procuraduría sólo lo exhibiría, a lo mejor Castillo es una persona con experiencia y sin una trayectoria que cuidar y puede hacer buen papel. Tengo la seguridad que se la ofreció a dos o tres abogados connotados del Estado de México que no aceptaron porque, vuelvo a repetir, es la rifa del tigre. Hay gente por la que yo metería la mano, como Jesús Rangel Espinoza, subprocurador de Atlacomulco. Ex director de la policía ministerial, de Servicios Periciales, trabajó en PGR, es institucional y honrado. Otro es el ex magistrado José Castillo Ambriz, con 35 años dentro del poder Judicial. 

– PAN, PT y PRD estarían en contra de la propuesta, pero pasó en el Congreso. ¿Tiene el Ejecutivo contrapeso en la Cámara de Diputados?

– No, la ley de pesos y contrapesos en el Estado de México no existe, de los 75 diputados 39 son del PRI más los adherentes como los ccologistas y Nueva Alianza, son 10 más. Suman 49.

– ¿Vive el Edomex una dictadura?

– No una dictadura como tal, pero sí un control del Ejecutivo. No hablamos propiamente de una dictadura, se está ejerciendo un verdadero poder desde el Ejecutivo estatal y eso es bueno porque hay gobernabilidad, cualquier cosa que pase primero se la enteran a él y es quien toma la decisión, controla todas las áreas y ahí están los resultados.

El cuarto procurador

* Para su ratificación como procurador, Alfredo Castillo Cervantes no sólo contó con el aval de los 49 asambleístas priistas-ecologistas-aliancistas-socialdemócratas que operan para el gobernador en el Congreso local. También sumó a su causa el voto de los diputados convergentes Horacio Jiménez, Juan Ignacio Samperio y Miguel Ángel Xolapa, además del petista Óscar Hernández, priista de toda la vida que ya había aprobado el dictamen un día antes en comisiones. Al término de la votación en el pleno, Castillo fue ratificado con 51 votos a favor y 18 en contra.    

Elpidio Hernández

La ratificación de Alfredo Castillo como procurador de Justicia del Edomex confirma que la oposición es una mentira en el Congreso local. El Ejecutivo dicta y los legisladores aprueban.

Para su ratificación como procurador, Alfredo Castillo Cervantes no sólo contó con el aval de los 49 asambleístas priistas-ecologistas-aliancistas-socialdemócratas que operan para el gobernador en el Congreso local. También sumó a su causa el voto de los diputados convergentes Horacio Jiménez, Juan Ignacio Samperio y Miguel Ángel Xolapa, además del petista Óscar Hernández, priista de toda la vida que ya había aprobado el dictamen un día antes en comisiones. Al término de la votación en el pleno, Castillo fue ratificado con 51 votos a favor y 18 en contra.    

No sólo el petista Óscar Hernández recordó sus orígenes priistas, también lo hizo el convergente Juan Ignacio Samperio, formado en las filas de ese partido. Se ha desempeñado como coordinador de la zona oriente y fue subsecretario adjunto a la Presidencia del CDE del PRI; en el gobierno del Edomex fue asesor del director del Consejo de Seguridad Pública, asesor del subsecretario de Gobierno, subdelegado de la Secretaría del Transporte y delegado de la Secretaría de Desarrollo Social estatal antes de emigrar a las filas del Partido Convergencia.

La ratificación del procurador empezó a gestarse desde la tarde del miércoles 23 de junio, cuando en comisiones obtuvo un abrumador respaldo de los priistas Manuel Becerril, Pablo Bedolla, Jesús Alcántara, Juan Manuel Trujillo, Cristina Ruiz, Édgar Castillo y José Manzur, así como del ecologista Miguel Sámano; del aliancista Luis Antonio González y del petista Óscar Hernández, mientras que en contra votaron el panista Jorge Inzunza y los perredistas Víctor Manuel Bautista y Juan Hugo de la Rosa.     

La formalización del nombramiento se realizó durante la sesión del Segundo Periodo Extraordinario de Sesiones, programada para iniciar a las 11:30, hora en que sólo los alumnos de una primaria se entretenían en las curules del Congreso.

La sesión fue reprogramada para la una de la tarde, cuando los guardias de seguridad que resguardan el recinto legislativo sólo permitían acceso a los asientos destinados al público al grupo de mujeres animadoras del presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y a los estudiantes que intentaban hacer llevadera la larga espera escuchando música, viendo videos o enviando mensajes a través de sus teléfonos celulares. 

Las curules lucían más pobladas que otros días, en aquellos pasillos se mezclaban olores de finas fragancias, el “glamur” con que visten algunos diputados enfundados en trajes de distintas marcas, mientras que los menos optaban por imágenes más folclóricas como Florentina Salamanca, José Vicente Coss o Jesús Alcántara. Poco después de las dos de la tarde el ineludible pase de lista dejaba al descubierto las ausencias de los azules Gustavo Parra, de viaje por Europa; Carlos Madrazo y Karina Labastida; del perredista Constanzo de la Vega, aparentemente hospitalizado; del petista Óscar Hernández y del ecologista Francisco Javier Funtanet Mange.

La sesión inició sosegada. Los legisladores aprobaron sin discusión el arreglo de Límites Territoriales entre los municipios de Chimalhuacán y Chicoloapan, así como el Reconocimiento Especial “Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana”. El cuarto punto en la agenda legislativa incluía el dictamen, discusión y en su caso aprobación del nombramiento de Castillo Cervantes como titular de la PGJEM.

Aquello fue prácticamente un día de campo para Peña y sus muchachos. Unos cuantos discursos aderezados con las estadísticas más escalofriantes de la entidad y algunas acusaciones que no inquietaron a ningún priista, fue todo.

Por la tribuna desfilaron Juan Hugo de la Rosa, Jorge Inzunza, Carlos Sánchez y Ricardo Moreno Bastida con discursos de bajo perfil, pero quien se llevó las palmas fue la congresista Cristina Ruiz Sandoval con una letanía de halagos para el nuevo procurador. No muy lejos se ubicó el pronunciado por el ex secretario particular de Arturo Montiel, Miguel Sámano Peralta. Otras intervenciones como la del neoaliancista Luis Antonio González Roldán y la de Antonio García Mendoza del PSD pasaron desapercibidas  

El primero en tomar la tribuna fue el perredista Juan Hugo de la Rosa. Inseguro al inicio, poco a poco se fue desenvolviendo. Sin embargo, su postura no fue la de un izquierdista y optó por guardar la compostura. Su punto más importante fue cuando le hicieron llegar un periódico que exhibió ante sus compañeros de curules en donde el nuevo procurador refiere que no hay crisis en las entrañas de la Procuraduría. El señor Castillo Cervantes -dijo el diputado- se contradice totalmente con lo que fue a exponernos al grupo parlamentario del PRD. “Él nos fue a exponer una situación crítica y hoy dice en las entrevistas que no es más que una percepción que tiene la sociedad (…) afirma que la delincuencia no es del Estado de México, que aquí las cosas están bien, que el único problema es que colindamos con estados que tienen esa problemática”, decía el perredista.

El segundo en la tribuna fue el priista Juan Ignacio Samperio, hoy enfundado en los colores de Convergencia. Habló ampliamente de lo que a su juicio es la procuración de Justicia para luego rematar diciendo que su fracción le daba el voto de confianza al nuevo procurador “bajo los principios de respeto, confianza y cooperación entre los diferentes poderes del Estado” y le exigirán líneas de acción muy claras.

El petista Carlos Sánchez, quien ajustaba una y otra vez los micrófonos, perturbado leía un discurso en el que daba por hecho el nombramiento de Castillo como nuevo procurador. En la única postura crítica se limitó a decir que “el problema de la inseguridad en el Estado de México está asentado por algunos errores que él (Alfredo Castillo) mismo reconoció”, pero sorprendió a todos cuando anunciaba que votarían en contra de la propuesta.

El asambleísta del PSD, Antonio García Mendoza, con un discurso de bostezo le dio tiempo a Jesús Alcántara para coquetear con las edecanes que iban y venían con las solicitadas botellitas de agua; a Marijose Alcalá le permitía revisar la síntesis de los medios y a Carlos Iriarte parlotear con sus compañeros. García, sin recato, dijo que su fracción había decidido votar a favor de la propuesta del Ejecutivo aunque nunca explicó por qué. Para guardar las apariencias afirmó que el voto no era un cheque en blanco y “desde esta tribuna daremos seguimiento a su actuar en la Procuraduría (…) lo estaremos vigilando”, mientras se daba tiempo para alabar la figura del gobernador al afirmar que Castillo no debe defraudar la confianza que ha depositado en él, cuya visión de Estado ha quedado demostrada a lo largo de su administración. 

El posicionamiento más fiero fue el del panista Carlos Inzunza, quien arengó que la propuesta de Castillo era polémica e incluso insostenible, ya que evidenció en el caso de Paulette la deficiencia y los rezagos de la procuración de Justicia en nuestra entidad, y que su actuación en la Procuraduría provocó los comentarios más críticos y despectivos hacia esa dependencia; añadió que era incomprensible el nombramiento, quien nacía cuestionado y maltratado. “No se da cuenta el gobernador que una gran mayoría de la sociedad mexicana no cree nada del resultado de esa investigación”.

Inzunza se dio tiempo para enlistar la colección de la entidad en delitos cometidos e indicó que cifras del Consejo Nacional de Seguridad Pública y del Observatorio Ciudadano colocan al Edomex en el primer lugar nacional en secuestros, robo de autos, feminicidios e impunidad, ya que de cada cien delitos que se denuncian, sólo dos terminan en una sentencia. Sarcástico, el panista amplió que espera algún día ver un anuncio de televisión protagonizado por La Gaviota en el que el gobernador se comprometa a disminuir feminicidios bajo el sello de “te lo firmo y te lo cumplo”. Añadió que de 2007 a la fecha  se han registrado 556, de los cuales 89 corresponden al presente año.    

La priista Cristina Ruiz Sandoval subió cadenciosa hasta el micrófono, sin prisa y segura del discurso que portaba; dueña de la situación, se dirigió a sus compañeros y empezó por pedir un voto de confianza para Castillo, un funcionario “al que se le reconoce y se le aprecia bastante donde ha estado”. Sin aspavientos, con voz firme, pausada y remarcando cada uno de los puntos y comas de su discurso, quiso convencer que el nuevo procurador tiene capacidad para combatir al crimen organizado, pues “tenemos un hombre valiente que conoce la Procuraduría” y enlistó detenciones y acciones importantes que aquél hizo desde la Subprocuraduría de Cuautitlán. No dudó en desglosar el extenso currículo y remató asegurando que “Castillo Cervantes sabe y puede”.

El diputado de Nueva Alianza, Luis Antonio González Roldán, parecía haberse equivocado de discurso. Habló largo y tendido de educación y se dio tiempo para dar el número de escuelas, alumnos y profesores en la entidad.   

Un Golden Boy, Miguel Sámano Peralta, emperifollado y con corbata aderezada de los colores de la extinta Fuerza Mexiquense, se apegó en todo momento al discurso que portaba en su mano derecha. No se permitió improvisar. Aseguró que la propuesta de Peña se da en un marco de respeto a la división de poderes y que su fracción hizo “un análisis cuidadoso, serio e imparcial”, por lo que había llegado a la conclusión de que “el perfil profesional y la trayectoria en el servicio público federal y estatal del licenciado Castillo son atributos válidos que le permitirán encabezar satisfactoriamente los esfuerzos de esa dependencia”.

El único diputado que subió a tribuna para hechos fue el perredista Ricardo Moreno Bastida, quien calmo y sin discurso preparado, dijo sarcástico que Peña Nieto había asegurado unas horas antes que había una conspiración legislativa en su contra, una perversa alianza legislativa entre Acción Nacional y el PRD –decía, subiendo el tono de voz-. Con cierta inteligencia, Moreno expuso las razones de por qué su partido votaba en contra de la ratificación de Castillo, asegurando que el gobernador pedía una cuarta oportunidad en menos de cinco años.

La votación fue de 51 votos a favor y 18 en contra, ante el regodeo de los priistas y su coordinador, Ernesto Nemer Álvarez, que apenas terminada la votación y aún con un punto por discutir salió del Pleno para atender al tumulto de medios con amplia sonrisa Refirió que el nuevo procurador debe responder a la ciudadanía y ganarse su confianza cada día, pero que Castillo se comprometió a sostener reuniones permanentes con los legisladores y que en el año y medio de gestión que estará a cargo podrá tener logros.

“Resistan”, dice Trinidad del Valle a su familia perseguida

* Trini, como todos la llaman en su comunidad, es originaria de San Salvador Atenco, donde conoció a su esposo Ignacio, con quien tuvo tres hijos: América, César y Ulises, lamenta que su familia haya sido desintegrada “por un gobierno opresor que lo único que busca es la venganza política y que se ensañó con su familia por ayudar al pueblo a levantar la voz y exigir sus derechos”.

Lourdes Godínez Leal/ Cimac

Trinidad Ramírez del Valle tiene una hija y un hijo perseguidos por el Estado, uno más preso en el penal de Santiaguito y su esposo está condenado a 67 años de prisión.

Por eso, su vida dio un vuelco: dejó atrás las labores domésticas para enfrentarse al activismo y continuar con la lucha que le “heredó” uno de los líderes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), Ignacio del Valle, su esposo.

Trinidad comienza su jornada de actividades a las 5 de la mañana. Primero la casa, luego las conferencias, mítines, marchas, plantones, foros y todo lo que se pueda para seguir denunciando, peleando, clamando por la justicia para su pueblo y su familia.

“Pues mi día termina como a la una o 2 de la mañana, a esa hora me acuesto pero sólo puedo dormir tres o cuatro horas porque tengo muchos sueños, a veces sueño que tengo a mi familia conmigo, otras que están muy lejos y no los veo”.

Trini, como todos la llaman en su comunidad, es originaria de San Salvador Atenco, donde conoció a su esposo Ignacio, con quien tuvo tres hijos: América, César y Ulises, lamenta que su familia haya sido desintegrada “por un gobierno opresor que lo único que busca es la venganza política y que se ensañó con su familia por ayudar al pueblo a levantar la voz y exigir sus derechos”.

No acepto como esposa, como madre y como mujer estas injusticias, mi vida ha dado un vuelco y ahora no tengo a mis seres queridos: a mis hijos y mi esposo”.

Aunque desde 2001 Trinidad se incorporó a la lucha del FPDT, fue hasta 2006 cuando “incursionó” de lleno en el activismo, clamando desde entonces la libertad de su esposo recluido en el penal de máxima seguridad de La Palma en ese mismo año. Desde entonces no lo ha podido ver, “impedida ante diferentes pretextos de las autoridades”.

“Hace ya un año que no lo veo (a Ignacio) cuando voy al penal me dicen que mi credencial de elector no está bien, que no aparezco en la lista y otras cosas”.

Nos han criminalizado

Aunque las esperanzas de que su hijo y su compañero de vida salgan libres no están perdidas, Trinidad no espera ya nada del gobierno de Felipe Calderón ni de Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México.

Ahora mantiene su fe en las instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y las Naciones Unidas, a donde acudirán porque “ya han agotado todos los recursos en el país, sin resultado alguno”, al contrario, se les ha señalado.

“Han criminalizado a los luchadores sociales, lo único que hacemos es levantar la voz y exigir que respeten nuestros derechos, pero a ellos (al gobierno) no les gusta que hablemos, que nos organicemos, por eso nos reprimen”.

Entre el dolor y la fuerza

A Trinidad se le quiebra la voz por momentos, en especial cuando recuerda a sus hijos: César está preso en el penal de Santiaguito, América y Ulises tienen una orden de aprehensión y desde hace un año dice no saber nada de ellos.

A América se le acusa, igual que a su padre, de secuestro equiparado y ataque a las vías de comunicación, pero también se le imputan otros cargos en otros años, como 2003, cuando la acusaron de robo calificado durante una de las movilizaciones del FPDT.

“Todo esto me ha causado un profundo dolor como madre y como esposa, pero este dolor lo tengo que convertir en rabia y en fortaleza y el amor tan grande que siento por mis hijos y por mi esposo, es el que me sostiene”.

César, el menor, cumplió sus 18 años en prisión: “ayer hablé con él para comunicarle la sentencia que le dieron a su papá, de 67 años de cárcel. Se deprimió mucho, pero le dije que hay que seguir luchando y resistiendo y hay que sobreponerse al dolor”.

Pero se da ánimo y dice: “en esto no hay descanso, la lucha es de todos los días, espero no decaer”.

Al final de la entrevista, con la esperanza de que este mensaje llegue a su hija América y a Ulises, que tuvieron que irse a lugares distintos tras la persecución que enfrentan, Trinidad lanza una súplica:

“América, Ulises, y a toda mi familia, en donde quiera que estén: Aquí está su madre que los ama con toda su alma y que seguirá luchando con uñas y dientes por su libertad. Resistan, luchen por sus ideales y no decaigan. Los amo”.

Xenofobia en Sudáfrica velada por el Mundial de Futbol

* Las distancias se acortan entre las personas de diferentes orígenes con la euforia del campeonato, el ruido de las vuvuzelas y las simpatías por los mismos colores. “Pero cuidado cuando se termine”.

Nastasya Tay/ IPS/

Muchos inmigrantes africanos en Sudáfrica alientan a las selecciones de futbol del continente en la Copa Mundial de la FIFA, pese a la violencia racista que estalló hace un año en este país, pero temen que las agresiones se repitan cuando finalice el torneo.

“Hace tiempo que África es ignorada, desfavorecida y considera la más pobre. Un buen rendimiento levanta el ánimo de la gente en todo el continente. Hace falta unidad. Ésta es la primera vez que nos juntamos”, indicó Alfie Little, quien alentaba por primera vez a Costa de Marfil en el partido contra Brasil.

Lo desanimó el mal rendimiento de los Bafana Bafana, como se conoce a la selección de Sudáfrica, y dijo que alentará a cualquier equipo africano.

Pero, ¿qué pasará cuando se apague el estruendo de las cornetas de plástico llamadas vuvuzelas y se desvanezca el patriotismo africano?

Las noticias sobre ataques xenófobos siguieron, tapadas por el rugir del grito de gol, convertido por el mediocampista sudafricano Siphiwe Tshabalala el 11 de este mes en el partido contra México.

Una ola de violencia xenófoba dejó 62 personas muertas en este país entre mayo y junio de 2008.

“La violencia generalizada de origen racista puede estallar cuando termine la Copa Mundial de la FIFA” (Federación Internacional de Futbol Asociado), reza una declaración del Consorcio para Refugiados e Inmigrantes de Sudáfrica, la que contiene varias recomendaciones para evitar que se repitan los hechos de hace un año.

“La violencia siguió, pero a una escala menor en varias partes del país”, añade.

“Los sudafricanos nos tratan mal”, aseguró Faith Ngwenya, empleada de un restaurante ghanés de Johannesburgo.

La zimbabuense de 26 años llegó a Sudáfrica con su hijo, huyendo de la escasez de alimentos en su país, con la intención de conseguir un trabajo para mandar dinero a su familia.

“Dicen que les sacamos el trabajo”, añadió. Sin embargo, ahora disfruta del torneo de futbol y apoya a los Bafana Bafana. La situación cambió durante el campeonato, apuntó.

“Por ahora cambió porque queremos que ganen. Pero no sé qué pasará después”, señaló Ngwenya. “Hay rumores de que nos van a echar. De ser así, no tendremos más opción que irnos”, añadió.

En las últimas semanas, muchos zimbabuenses asustados le pidieron a Dorothy Nairne, quien tiene una empresa que busca trabajo a personas sin capacitación, si podían mudarse a su casa. La mayor parte del tiempo trabaja con inmigrantes.

“Están muy asustados”, señaló. “Dicen que la gente de su barrio los amenaza. No saben si es en serio, pero les dijeron que los van a matar”, añadió.

Un ghanés amigo de Nairne no agita su bandera porque tiene miedo de ser detenido por la policía. “No hay problema si eres extranjero mientras seas europeo”, explicó ella. “Flamea tu bandera, pero no si es africana”.

En el barrio de trabajadores de Salt River, en Ciudad del Cabo, donde viven numerosos inmigrantes, se pueden ver banderas de las seis selecciones africanas, y de Palestina Libre. La gente se reúne en el bar y en el parque y alientan al continente, independientemente del país que sea.

Las distancias se acortan entre las personas de diferentes orígenes con la euforia del campeonato, el ruido de las vuvuzelas y las simpatías por los mismos colores.

“Pero cuidado cuando se termine”, advirtió Nairne. “La desilusión será real. La gente no ha visto los beneficios del torneo. Cuando la sientan el pellizco, arremeterán”, añadió.

El gobierno no hizo mucho por disminuir las expectativas sobre los beneficios de la Copa Mundial mientras gastaba a lo grande en los preparativos.

Los trabajos en la construcción fueron temporales. Muchas personas que desde hace décadas esperan mejores viviendas observaron desanimados el multimillonario gasto destinado a terminar a tiempo los estadios.

El lifting urbano y las restricciones severas al comercio no autorizado hicieron que el sector informal se perdiera la enorme cantidad de fanáticos que deambulan por las calles de las distintas ciudades sedes.

Setenta y cinco de las 109 personas entrevistadas para un estudio realizado entre quienes usan los servicios del Centro Scalabrini, que trabaja con inmigrantes en Ciudad del Cabo, creen que la violencia se reanudará cuando terminé la Copa Mundial de la FIFA, el 11 de julio.

Más de dos de cada tres consultados dijeron haber sido amenazados.

Las intimidaciones son reales, pero si los sudafricanos se proponen detener el odio, las amenazas no se harán realidad, señaló la directora del Centro Scalabrini, Miranda Madikane. El fervor nacionalista alimentado por el campeonato de fútbol no debe degenerar.

“Ganes o pierdas, te queremos”, reza una pancarta en el barrio de Khayelitsha, el más grande de Ciudad del Cabo. Entre las banderas de Sudáfrica que flameaban durante el último partido de la selección nacional, había una de Nigeria que tenía escrito en rojo: “Unidos por África”.

Fuente: http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=95741