Dueños del juego

* Los dueños de los Race & SportsBook Caliente y los Play City Casino, encontraron todas las comodidades para instalar sus negocios en el Estado de México. El corporativo Caliente, de Hank Rhon, cuenta con una docena de establecimientos asentados en territorio mexiquense, dos de ellos en el Valle de Toluca (Plaza las Américas Metepec y Angus Toluca); mientras que dos Play City Casino, de Azcárraga Jean, fueron autorizados por el gobierno de Peña Nieto para funcionar en Naucalpan y en el centro comercial Pabellón Metepec. Por su parte, la firma Promojuegos de México de Raúl Quintana Fernández (ex presidente del Club América) y Pablo Cortina de la Fuente, opera en Plaza Sendero la casa Bingo 777.   

Elpidio Hernández

Jorge Hank Rhon, hijo del profesor Carlos Hank y accionista mayoritario del corporativo Caliente, fue el empresario más afortunado con la repartición de permisos para instalar casas de apuestas en los gobiernos priistas. Su nombre aparece en ocho de las 25 empresas permisionarias del país, como se puede consultar en la página de internet de la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS), permisos que según consta en los archivos de la Secretaría de Gobernación le fueron concesionados entre el 17 de agosto de 1973 y el 29 de diciembre de 1993, en el apogeo político y empresarial de su padre.

El menor de la dinastía Hank forjó un imperio a través del Hipódromo de Agua Caliente, un centro de apuestas que abarca todo el país y se extiende por el mundo. Actualmente “Grupo Caliente” maneja 82 de los 213 centros de apuestas remotas y 79 de las 201 salas de sorteos de números que funcionan en el país. Pero su coto de poder no se encuentra blindado y “Los Cuatro Fantásticos” de Televisa, como se les conoce a Bernardo Gómez, Alfonso de Angoitia, José Bastón y Emilio Azcárraga Jean, avanzan en el terreno de los juegos y sorteos a través de su filial Apuestas Internacionales, empresa a la que en mayo del 2005 el panista Santiago Creel concesionó un permiso para manejar 130 salas de juego en 25 estados del país que funcionan bajo el nombre de Play City Casino.

Los empresarios, dueños de los Race & SportsBook Caliente y los Play City Casino, encontraron todas las comodidades para instalar sus negocios en el Estado de México. El corporativo Caliente, de Hank Rhon, cuenta con una docena de establecimientos asentados en territorio mexiquense, dos de ellos en el Valle de Toluca (Plaza las Américas Metepec y Angus Toluca); mientras que dos Play City Casino, de Azcárraga Jean, fueron autorizados por el gobierno de Peña Nieto para funcionar en Naucalpan y en el centro comercial Pabellón Metepec. Por su parte, la firma Promojuegos de México de Raúl Quintana Fernández (ex presidente del Club América) y Pablo Cortina de la Fuente, opera en Plaza Sendero la casa Bingo 777.   

Las tres salas de apuestas que operan en las periferias de la capital mexiquense se caracterizan por estar ubicadas en concurridos centros comerciales, con amplias y elegantes instalaciones, atendidas por sonrientes edecanes que explican la forma de apostar o jugar a todo aquel que desconoce la mecánica. Las instalaciones, muy similares entre sí, cuentan con un espacio dedicado a los juegos electrónicos, una sala de bingo y una área especial para los deportes cuyas apuestas se cotizan en dólares, con un mínimo de diez por evento y un máximo, para el futbol americano profesional, de veinte mil dólares, mientras que para las carreras de caballos y galgos la apuesta mínima es de dos dólares. Los espacios cuentan con un restaurant-bar que ofrece diferentes platillos para los ludópatas que llegan a aquellas mesas encomendando suerte y dinero a distintos fetiches, desde los tréboles de cuatro hojas hasta la imagen de la Virgen de Guadalupe.

El hijo del profesor es considerado el Zar del Juego al controlar al menos sesenta por ciento de las apuestas en todo el país y se documenta que en sus años de bonanza llegó a manejar hasta ochenta por ciento del mercado. Este hombre aparece como accionista en ocho de las 25 empresas que tienen permiso para operar salas de apuestas y que tan sólo en 2008 le generaron ingresos por más de 14 mil millones de pesos. De acuerdo al portal electrónico http://juegosysorteos.gob.mx, la firma Operadora de Apuestas Caliente maneja tres centros de apuestas remotas y tres salas de sorteo de números, todos con una vigencia de 25 años. Por su parte, la firma Operadora de Espectáculos Deportivos maneja tres centros de apuestas remotas y tres salas de sorteo de números en Sinaloa. Operadora Cantabria hace lo propio con 23 centros de apuestas remotas y 19 salas de sorteo de números, donde están incluidas las instalaciones de la colonia Ciprés de Toluca y Plaza las Américas en Metepec. Hipódromo de Agua Caliente representa tal vez la empresa más exitosa de Hank, pues maneja un hipódromo, 26 centros de apuestas remotas e igual número salas de sorteo de números. A través de Grupo Océano, Haman maneja cinco centros de apuestas remotas y tres salas de sorteo de números en Hidalgo, Sinaloa y Edomex. Espectáculos Latinoamericanos Deportivos controla tres centros de apuestas remotas y similar número de salas de sorteo de números. Impulsora Géminis controla dos centros de apuestas remotas (Naucalpan y Nezahualcóyotl) y la firma Libros Foráneos opera 17 centros de apuestas remotas y quince salas de sorteo de números.  

Actualmente el corporativo mantiene presencia en veinte estados y en más de una decena de países de Centroamérica, Sudamérica y Europa. La firma hace presunción de ser líder absoluta en México con más de diez mil terminales electrónicas en 65 establecimientos y dice haber invertido más de quinientos millones de dólares en más de cien establecimientos ubicados en el territorio nacional. 

Apuestas Internacionales, filial de la televisora de Azcárraga Jean, fue la empresa más beneficiada con la repartición de permisos que hizo el panista Santiago Creel Miranda días antes de que abandonara la Secretaría de Gobernación para buscar la candidatura del PAN a la presidencia de la república. El 25 de mayo de 2005, a Grupo Televisa, encabezado por Bernardo Gómez, Alfonso de Angoitia, José Bastón y Azcárraga, le fue expedido un permiso para manejar 130 salas de juego en 25 estados con una vigencia de 25 años.

Apuestas Internacionales se ha consolidado en el mercado de los juegos y sorteos, pues de acuerdo con versiones periodísticas en 2006 con tan sólo cinco establecimientos, facturó 58 millones de pesos. Un año después la cifra alcanzó 626 millones de pesos y al cierre de 2008 las ventas habían alcanzaron mil 100 millones de pesos en 16 establecimientos, 76 por ciento más que en 2007 y mil 800 por ciento mayor al de 2006.

Actualmente la filial de Televisa, según su portal electrónico, cuenta con 24 salas de apuesta esparcidas por todo el país, aunque la información difiere con los datos que son expuestos en la página de juegos y sorteos de Gobernación, que tiene registrados 26 establecimientos bajo la denominación Play City Casino. 

Apuestas Internacionales también incursionó desde 2007 en el mundo en los sorteos diarios y semanales a través de Súper Lotto Millonario, Toma 3, Toma Todo, Súper Multiplicador y Gana Gol. Cuenta con más de cinco mil 300 puntos de venta en las tiendas Oxxo de la república y poco a poco ha desbancado al monopolio de las loterías que maneja el gobierno federal.

Negro tesoro

* Un informe enviado por Pemex -considerada la tercera empresa productora de crudo en el mundo- a la Bolsa Mexicana de Valores revela que al cierre del primer semestre de este año la paraestatal debía más de lo que costaba; el 31 de diciembre del 2009 la deuda era de un billón 398 mil 822 millones de pesos, mientras que el efectivo, inversiones disponibles, cuentas por cobrar, costos de los inventarios, inversiones en acciones, valor de inmuebles, plantas, equipos y construcciones en proceso equivalían a un billón 380 mil 569 millones de pesos, lo que significaba que ni vendiendo la paraestatal se podrían sanear las deudas adquiridas.

Elpidio Hernández

La línea trazada por los presidentes de la república, desde Gustavo Díaz Ordaz, ha sido depender de los yacimientos petroleros como abastecedor de recursos económicos pues cuarenta centavos de cada peso que gasta el gobierno federal provienen del gigante petrolero. Sin embargo, Petróleos Mexicanos, al cierre del primer semestre del 2010 ya reportaba un patrimonio negativo de 83 mil 500 millones de pesos.

Un informe enviado por Pemex -considerada la tercera empresa productora de crudo en el mundo- a la Bolsa Mexicana de Valores revela que al cierre del primer semestre de este año la paraestatal debía más de lo que costaba; el 31 de diciembre del 2009 la deuda era de un billón 398 mil 822 millones de pesos, mientras que el efectivo, inversiones disponibles, cuentas por cobrar, costos de los inventarios, inversiones en acciones, valor de inmuebles, plantas, equipos y construcciones en proceso equivalían a un billón 380 mil 569 millones de pesos, lo que significaba que ni vendiendo la paraestatal se podrían sanear las deudas adquiridas.

De acuerdo con la diputada federal petista, Laura Itzel Castillo, Pemex es la única empresa que con impunidad realiza proyectos caros, innecesarios y perjudiciales: enumera el gasoducto de 48 pulgadas a Texas, la inyección de nitrógeno a Cantarell, el aprovechamiento del gas producido, la inyección de nitrógeno a Jujo-Tecominoacán, de nitrógeno al campo Samaria, la certificación de reservas por compañías transnacionales, el proyecto Chicontepec, la exploración en aguas profundas, el uso de bacterias para estimular la producción, la aplicación de bombeo neumático en Cantarell, el bombeo de cavidades progresivas en Chicontepec y la reposición de reservas probadas como los proyectos que no cumplieron con sus objetivos de producción y rentabilidad.

El Grupo Ingenieros de Pemex, Constitución de 1917, que congrega a especialistas, académicos y ex funcionarios del sector energético afirma que el fracaso en los proyectos (16, según sus estadísticas) de la paraestatal es el resultado de la ineficiencia, el desmantelamiento sistemático de los cuadros técnicos y de ubicar a los ingenieros en la administración de contratos; los expertos encabezados por su presidente, Francisco Garaicochea, agregaron que esta política ha estimulado no sólo la pérdida de capacidad operativa, sino también de análisis para seleccionar y jerarquizar apropiadamente la realización de estudios y proyectos de inversión en exploración y producción. Agregaron que los proyectos fallidos en las entrañas de la petrolera representan pérdidas por más de diez mil millones de dólares. 

Un documento con información relevante de doce proyectos desarrollados por Pemex Exploración y Producción (PEP) que han fracasado fue preparado previo a la comparecencia de la secretaria de Energía federal, Georgina Kessel, ante el Pleno de la Cámara de Diputados federal.

De acuerdo al informe, una de las decisiones equivocadas y altamente costosas fue la construcción del gasoducto de 48 pulgadas de diámetro para exportar gas a Texas, construido durante la administración de Jorge Díaz Serrano en 1977. El proyecto, cuyo valor actual alcanzaría nueve mil millones de dólares, fue aplicado bajo el imaginario de exportar diariamente dos mil millones de pies cúbicos de gas al país vecino, pero lejos de exportar el hidrocarburo se ha tenido que importar porque se infló en forma exagerada la capacidad de producción de los yacimientos que supuestamente producirían el gas que se exportaría a los Estados Unidos.    

La inyección de nitrógeno en el yacimiento de Cantarell –localizado en la zona Campeche y considerado el más boyante en nuestro país y el segundo a nivel mundial, sólo por detrás del de Ghawar, en Arabia Saudita- impide recuperar más de tres mil millones de barriles de aceite y más de un millón de pies cúbicos de gas natural. En mayo de 2000 se inició la inyección de nitrógeno para mantener la presión del yacimiento que en el papel redituaría en una mayor producción de crudo, sin embargo, el procedimiento ha sido severamente cuestionado por especialistas del Grupo Ingenieros de Pemex Constitución de 1917, que sostienen que se trata de un proyecto innecesario, costoso y perjudicial, pues si se hubiese inyectado el gas natural que se ha estado quemando se hubiera optimizado la producción. El documento señala que hay pruebas que exhiben las altas recuperaciones de crudo que se han logrado cuando se inyecta gas natural en yacimientos similares al de Cantarell y ponen como ejemplo el pozo en Wizard Lake, Canadá, donde bajo ese procedimiento se ha extraído más del noventa por ciento que al iniciar su explotación, mientras que en Cantarell, con el nitrógeno la recuperación de crudo se estima que no rebasará el 51 por ciento. Cantarell está a punto de ubicarse por debajo de los 500 mil barriles por día, cuando en los tiempos de bonanza (2004) llegó a producir un promedio de dos millones 125 mil barriles diarios.

El aprovechamiento del gas natural que se produce en los ingenios petroleros del país es considerado otro proyecto frustrado en las entrañas de la petrolera. De acuerdo al texto, desde mayo del 2000, cuando se empezó a inyectar nitrógeno en la reserva de Cantarell y hasta diciembre del 2009 se han quemado en la atmosfera, en promedio, 400 millones de pies cúbicos de gas natural cada día, cuyo valor se estima en nueve mil millones de dólares. Antes de que se inyectara el nitrógeno se llegaron a dilapidar poco más de 800 millones de pesos en gas natural por día. “Si se hubiese inyectado al yacimiento de Akal el gas que ha venteado impunemente, su producción y su reserva remanente serían mucho mayores actualmente y nadie hubiese pensado en la supuesta necesidad del mantenimiento de la presión con nitrógeno”, amplía la información. 

La inyección de nitrógeno en el pozo petrolero Jujo-Tecominoacán es otro proyecto frustrado de Pemex Exploración y Producción, documentado con información pública del IFAI. Según estadísticas, el crudo extraído en ese ingenio petrolero en los meses de junio y julio del 2009 alcanzó 63 mil barriles diarios, por lo que la proyección de la paraestatal estimaba que al cierre del 2009 -con la inyección de noventa millones de pies cúbicos de nitrógeno- la cifra alcanzaría los cien mil barriles de petróleo diarios; sin embargo, la extracción se desplomó a 51 mil barriles por día -una cuarta parte de la producción alcanzada hace 24 años, cuando la cifra era de 256 mil barriles diarios-.

La lista de proyectos incosteables continúa con la inyección de nitrógeno al campo Samaria, con secuelas igual de “indeseables”, advirtieron los expertos petroleros que amplían que desde julio del 2008 se inyectan cerca de 180 millones de pies cúbicos. Tres meses después de iniciado el proyecto de inyección de nitrógeno, ya se detectaba la presencia de nitrógeno en la producción, lo cual repercute en una menor recuperación de hidrocarburos. En Samaria, parte del complejo Antonio Bermúdez de Tabasco, el crudo extraído es también inferior a la calculada por la paraestatal y ha provocado el cierre de pozos y la producción de gas natural contaminado, energético que pierde capacidad calorífica y daña los equipos de las empresas que utilizan este gas de mala calidad.

El desarrollo del Proyecto Chicontepec representa una de las peores frustraciones para Pemex, pues en el sexenio foxista se anunció como “La Otra Joya de la Corona”, estimándose que en un mediano plazo llegaría a producir un millón de barriles diarios, pero actualmente su producción  no rebasa cuarenta mil barriles cada día. Al cierre del 2009 el proyecto era considerado un “fraude monumental”, con una producción real menor a la mínima estimada, y que apenas contribuye con poco más de uno por ciento de la producción nacional pese a que en el último trienio se le han invertido poco más de 52 mil millones de pesos de un total de 187.5 mil millones programados hasta el 2020. Entre el 2002 y 2008 se invirtieron en el proyecto más de 33 mil 811 millones de pesos, mientras que los ingresos obtenidos por comercialización de petróleo y gas fueron de apenas 34 mil 667 millones, por lo que el beneficio por cada peso invertido fue de 2.5 centavos antes de impuestos.

La exploración y desarrollo en aguas profundas se ubica como otra de las limitantes para Pemex, que sigue sin encontrar el “tesoro” enterrado en las profundidades del Golfo de México, pese a que ha invertido más de 16 mil 798 millones de pesos en estudios y en la perforación de 14 pozos, de los cuales 13 han resultado secos y sólo uno ha sido productor de gas. La Secretaría de Energía debe revisar con lupa las inversiones para la explotación de las aguas profundas, pues tan sólo el valor de los servicios que las empresas le ofrecen a Pemex por exploración, perforación, terminación y estimulación son del orden del treinta por ciento lo cual -dice el documento- prácticamente anula la rentabilidad de la explotación.

El documento incluye la aplicación del bombeo neumático en Cantarell como otro de los proyectos caídos de Pemex, pues la aplicación de bombeo electrocentrífugo fue descartada bajo la recomendación de la firma estadounidense Netherland Sewell, en el que de una manera parcial exhibía altos costos en comparación con el bombeo neumático que hoy se hace en el yacimiento más importante del país. La información refuta que el bombeo electrocentrífugo es el preferido por las grandes petroleras como la brasileña Petrobras por su alta eficiencia energética, por su mayor capacidad de producción y por no generar una contrapresión que impida incrementar la recuperación final de petróleo. 

La reposición de reservas probadas, vital para garantizar –dice el documento- la soberanía energética nacional, ha sido manejada de manera errónea por las ineficiencias tanto en la asignación de recursos necesarios para realizar levantamientos y estudios sismológicos apropiados, como para la perforación de pozos de explotación. Ingenieros de Pemex Constitución de 1917 afirma que la reposición de reservas debe corregirse mediante una adecuada exploración y explotación, que es algo que no hicieron los gobiernos mexicanos desde Miguel de la Madrid hasta Felipe Calderón, y afirman que una relación reservas-producción razonable para un país que exporta petróleo, debe ser mayor de treinta años.

El tema petrolero fue abordado durante los Foros de Reflexión organizados por el gobierno mexiquense, donde los ponentes sostuvieron que de no aprovecharse correctamente los yacimientos petroleros, dentro de unos años se terminarán las reservas.

As bajo la manga

* Hace dos años los comités estatales panistas en el país sabían de la preferencia sobre este hombre, en aquel tiempo de “bajo perfil mediático y vestir impecable, casi siempre con trajes oscuros y la infaltable corbata”, publicaba este semanario al dar a conocer al “tapado”, también hace dos años. A continuación, el relato de esta publicación.

Nuestro Tiempo

El presidente panista Felipe Calderón juró no entregar el poder presidencial al priismo. Lo hizo ante la tumba de su padre, Luis Calderón, revela la columna de El Universal, Serpientes y Escaleras. Pero mientras la izquierda mexicana se ha perdido hace años en simulaciones y subordinaciones a los poderosos en turno, la derecha no es más una opción, como parecía serlo chabacanamente en el año 2000 con Vicente Fox.

El calderonismo tiene el poder en sus manos y sabe utilizar. El poder político y económico, además de las armas, pero no cuenta con el respaldo de la población. Puede intervenir, una vez más, en el IFE pero esta vez será mucho más riesgoso que en los comicios del 2006. De cualquier manera entregará uno de los países más destrozados de los que se tenga memoria e inaugura una nueva forma de gobierno, al lado de las poderosas organizaciones criminales que mueven una economía, formal e informal, de 40 mil millones de dólares cada año.

Hace dos años, con Mouriño todavía como el principal aspirante a sucederlo, el calderonismo tenía, sin embargo, un as bajo la manga que prepara todavía para suceder a Felipe. Se trataba de Ernesto Cordero, hoy secretario de Hacienda pero en el 2008 en Desarrollo Social. Hace dos años los comités estatales panistas en el país sabían de la preferencia sobre este hombre, en aquel tiempo de “bajo perfil mediático y vestir impecable, casi siempre con trajes oscuros y la infaltable corbata”, publicaba este semanario al dar a conocer al “tapado”, también hace dos años. A continuación, el relato de esta publicación.  

“El rostro de Ernesto Cordero refleja pocas emociones, pero no es duro ni truculento, como el de Juan Camilo Mouriño o el del propio Peña Nieto. Como en ellos, la juventud se convierte en una baza de peso, pero tiene la ventaja de no tener pasado turbulento. Aparentemente no tiene negocios sucios en Pemex ni lo unen lazos sanguíneos a sospechosos de enriquecimiento ilegal. Apenas este año ha sido expuesto en medios y sigue, inevitablemente, el camino publicitario de los presidenciables. La revista Líderes Mexicanos se ocupa de él en un texto intimista. Incluso Wikipedia da cuenta de una biografía oficial y todos los diarios destacaron su llegada a la Secretaría de Desarrollo Social. Algunos lo destacan del resto del equipo calderonista e incluso promueven, aunque someramente, la casa de Los Pinos para él. Su trayectoria académica incluye prestigiosas universidades del extranjero y el ITAM, colegio privado con más renombre que la Panamericana. Si se le pudiera comparar con algún personaje, tendría un dejo a Luis Miranda, subsecretario de Gobierno local, pero sin la mirada maquiavélica ni las poses de riqueza y abolengo. De rostro discreto, a fin de cuentas, Ernesto Cordero Arroyo es, según el CEN del PAN, el as bajo la manga de Felipe Calderón rumbo a la presidencia del 2012 y se convierte desde ahora en el contendiente a seguir por Enrique Peña, Marcelo Ebrard, el propio Mouriño, López Obrador y cualquiera que piense gobernar México.

A diferencia del gobernador del Edomex, Cordero logró por méritos propios escalar en el mundo de la política y si bien fue apoyado por Calderón, sus logros no se limitan a ser pariente de alguien.

Este nombre, junto con el del secretario federal de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Montes, se maneja con discreción en todas las sedes del panismo, y con mayor fuerza en el PAN estatal, donde su sola mención produce torceduras de boca y murmullos inaudibles.

La carrera de Cordero es como la de Peña, con la salvedad de que ningún pariente lo ungió como su delfín. Conoció a Calderón en el ITAM, pues fueron compañeros de clase en 1992. Cordero nunca imaginó que aquel afable chaparrito, buen estudiante y tomador de café en las horas ahorcadas del programa de estudios llegaría a la presidencia. Tampoco imaginó que ayudaría al hoy mandamás de México a intercambiar el apoyo de la bancada panista a Héctor Tinoco por la dirigencia de Banobras, junto con Agustín Carstens. Esto le valió la incondicionalidad de Felipe, quien lo reconoce en eventos públicos y privados como uno de sus invaluables brazos, pero produjo desacuerdos con el equipo de Agustín, pues errores cometidos detuvieron ejercicios presupuestales vitales.

Cuando Calderón fue diputado federal, Cordero entró a la Secretaría de Energía; luego decidió seguir estudiando en Estados Unidos pero nunca perdió contacto con su poderoso amigo. En entrevista que la revista Líderes Mexicanos elabora, recuerda nostálgico que se mandaban mensajes por Internet, pero Calderón era ya presidente del PAN.

Estudioso como era, Cordero terminó un doctorado en la Universidad de Pennsylvania y aceptó la invitación de su amigo para dirigir la fundación Miguel Estrada, que se usa para asesorar a la bancada en la Cámara de Diputados. 

Como Enrique Peña, es también accesible para contar su vida, pero no tanto como para inmiscuirse en escándalos sentimentales y procesos funerarios. Tampoco ha acudido a la compra de espacios en revistas de socialitès como Caras o Quién, clientes habituales del llamado Golden.

Relata, en tono tranquilo, que su padre es médico y su madre enfermera, detalle que Calderón recuerda cada vez que acude a algún acto sobre salud pública. 

“Creo que fui muy feliz, jugaba futbol, futbol americano, salía mucho con mis amigos a andar en bicicleta y a jugar tochito en la cuadra y carreterita en la calle, que eso todavía se podía en el DF de los 70″, rememora.

Decidió estudiar actuaría en el ITAM, una de las escuelas más caras y prestigiosas del DF. En Energía, fue “aprendiz” por Georgina Kessel. “Era mi maestra y era terriblemente exigente”, dice y reconoce el estatus de aquella en el aprendizaje del mando.

Como los Golden en su momento, Cordero pertenece a una generación de jóvenes que se preparan para extender la influencia del PAN en el poder del Ejecutivo federal, pero eso no le preocupa y recuerda que muchos políticos llegaron jóvenes al poder, a los puestos decisivos, como Carlos Salinas.

El verdadero rival de Peña en la carrera por el poder nació el 9 de mayo de 1968 en el DF y es un miembro relativamente reciente del blanquiazul. Es un tipo premiado por su capacidad intelectual y el Premio Edwin Mansfield así lo demuestra

Su currícula es corta pero impresionante y supera con mucho la del sobrino de Montiel. Inició en la Dirección de Prospectiva Económica en la Dirección General de Análisis Económico y Sectorial de la Secretaría de Energía. Fue director de Administración Integral de Riesgos en el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), donde participó en el proceso de financiamiento de la infraestructura productiva nacional y preparó la campaña que colocaría a Calderón en la presidencia. En 2006 fue nombrado subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Profesor e investigador de Economía, Cordero relata que no tiene hijos, pero la casualidad quiso que diera clases en la misma universidad de donde egresó Peña, la Panamericana. El 15 de enero de 2008 el Presidente Felipe Calderón Hinojosa lo nombró titular de la Secretaría de Desarrollo Social en sustitución de Beatriz Zavala Peniche”.

La misma ruta

* López Obrador es poderoso todavía y conserva parte del poder que lo convirtió en fenómeno electoral en el 2006. En contraparte, aunque no es candidato oficial, el mexiquense Enrique Peña conserva una considerable ventaja sobre sus posibles contrincantes y alcanza la mitad de las preferencias en las últimas encuestas aplicadas, seguido por Marcelo Ebrard, quien buscará el apoyo del PRD y Santiago Creel, por el PAN.

Miguel Alvarado

Mientras que Andrés Manuel López Obrador será el aspirante presidencial por el PT, el PRD perfila a otros que pueden ofrecer mejores resultados que el tabasqueño, quien para estas elecciones está conciente de que no es el mismo de hace cuatro años. Incluso, en su equipo de campaña se hacen ya a la idea de que no ganará y ni siquiera presentará una batalla cerrada. Así, a quienes se acercan para saber sobre el programa de López Obrador, se les dice veladamente que “si no es en ésta, será en la otra”.

De cualquier manera, López Obrador es poderoso todavía y conserva parte del poder que lo convirtió en fenómeno electoral en el 2006. En contraparte, aunque no es candidato oficial, el mexiquense Enrique Peña conserva una considerable ventaja sobre sus posibles contrincantes y alcanza la mitad de las preferencias en las últimas encuestas aplicadas, seguido por Marcelo Ebrard, quien buscará el apoyo del PRD y Santiago Creel, por el PAN.

Por lo pronto, AMLO usa temas de coyuntura para promocionarse y lo mismo escribe cartas al presidente boliviano Evo Morales que al Ejecutivo norteamericano Barak Obama. Iguales objetivos encuentra en los habitantes de Iztapalapa, la senadora Hillary Clinton, los legisladores del Congreso de la Unión y, en general, los habitantes de México. Además publica documentos como la Iniciativa de Ley de Precios Competitivos, sobre el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, un Programa de Acción Inmediata para Fortalecer Pemex, una Propuesta del FAP en Materia Energética, un Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, una Denuncia contra la Mafia del Poder en México, sobre Empresas Extranjeras y Corrupción en Pemex y responde a la pregunta de “¿Por qué son privatizadoras las iniciativas de Calderón y del PRI?”.

Para Obrador, en campaña casi permanente desde que perdió la presidencia contra el panista Felipe Calderón, las elecciones presidenciales son un asunto personal. Su periódico, Regeneración, que lo ayuda como plataforma de lanzamiento es desde hace meses uno de los vehículos en los cuales AMLO busca reposicionarse el DF primero y llegar al Estado de México, entidad que lo apoyó en los anteriores comicios.

Su Proyecto Alternativo de Nación es a la vez una denuncia en contra de los poderes fácticos y un compromiso en caso de salir ganador donde invita a “una revolución de las conciencias, de alcances históricos, para reconstruir la nación desde sus cimientos, para hacer realidad la libertad, la fraternidad, la justicia y la democracia”.

Este mismo documento utiliza las figuras de los llamados héroes patrios para ilustrar que es posible un cambio en el país y pone al manifiesto como base para un debate de ideas sobre el México que sueña. Peña hizo lo mismo con los Foros de Reflexión, donde aglutinó a los intelectuales y académicos oficiales del país y figuras extranjeras para que expusieran puntos de vista y dieran “consejos” a quienes los escuchaban.

Así, Obrador expone puntos centrales para trasformar al país donde resalta la “revolución de las conciencias y un pensamiento crítico”, donde propone un “cambio político, económico, social, cultural y, sobre todo, moral, ético”, pero no dice cómo hacerlo.

“Superar la crisis moral”, alude a la mala influencia de los modelos neoliberales y las minorías dueñas del poder y la economía en la nación.

Luego aborda “una nueva forma de vida”, donde cada uno valdrá por su trabajo, convicciones y aportes. Visualiza una sociedad en igualdad de condiciones que participa del bienestar y la riqueza generada por el conjunto.

“Recobrar el sentido de comunidad” es otro eje e invita a “superar el individualismo y el egoísmo mediante el ejercicio crítico frente al poder, la violencia de la desigualdad, la ignorancia y el oscurantismo”. Establecer una política ética, crear instituciones de participación, promover una cultura democrática, impulsar una visión integral de los derechos humanos, la diversidad biológica y cultural, una modernidad alternativa y el nuevo espacio de lo público prefiguran este primer bloque.

Luego añade que el Estado debe servir al pueblo y la nación, habla sobre el acceso democrático a los medios de comunicación, una ética republicana y el combate a la corrupción, una nueva economía, sobre el combate a los monopolios, sobre abolir privilegios fiscales para redistribuir la riqueza con justicia, sobre el sector energético, el campo y la soberanía alimentaria y acera del Estado de Bienestar y lucha contra la desigualdad. El documento fue elaborado por conocidos personajes de la vida pública mexicana entre los que destacan José María Pérez Gay, Lorenzo Meyer, Rogelio Ramírez de la O, Adolfo Hellmund, Juan José Paullada, Julio Scherer Ibarra, Jaime Cárdenas, Luciano Concheiro, Héctor Díaz Polanco, Elena Poniatowska,

Laura Esquivel, Víctor Manuel Toledo, Cristina Barros, Armando Bartra, Jesusa Rodríguez, José Eduardo Beltrán, Claudia Sheinbaum Pardo, Asa Cristina Laurell, Raquel Sosa Elízaga y Martha Pérez Bejarano, entre otros.

Al igual que Peña Nieto, el tabasqueño utiliza los medios de comunicación a su alcance y se escuda en un cuestionado patriotismo y desinterés en beneficio del servicio público. Sin tanto dinero como el mexiquense, AMLO señaló hace poco que si tuviera los espacios de la televisión abierta disponibles, habría esperado los tiempos oficiales para destaparse, pero cree que sólo haciéndolo a dos años de los comicios pueden nivelar el panorama. Peña ha ejercido cerca de 3 mil millones de pesos para promover su figura desde que llegó a la gubernatura del Estado de México y encontró en la empresa de Emilio Azcárraga, Televisa, a su principal patrocinador. El camino elegido por el de Atlacomulco es similar al que escogió su tío, el anterior gobernador Arturo Montiel y a quien la misma Televisa cerró el paso en el momento decisivo. Peña Nieto es en popularidad e imagen lo que fue Obrador en las pasadas elecciones. A este último no le alcanzó al final y no supo defender un triunfo que muchos ya daban por hecho antes incluso de las votaciones. Peña deberá todavía recorrer el camino que le indican sus patrocinadores y pelear, sobre todo, contra sí mismo y sus cuestionadas vidas pública y privada. Pero la ruta que siguen ambos es la misma.

El sitio de Toluca

* Tropas insurgentes sitiaron la capital del Edomex en 1811 y desde el cerro del Cóporo causaban disgustos a los españoles radicados en la ciudad, quienes denunciaron al militar español encargado de la seguridad de la plaza ante el Virrey Venegas. Pero éste, para demostrar que no era ningún cobarde, recuperó el territorio y echó fuera a los sublevados.

http://redalyc.uaemex.mx

El 27 de octubre de 1810 existía en esta ciudad (Toluca) de comanda militar el coronel D. Torcuato Trujillo y bajo su mando más de 900 plazas de las milicias de Tlaxcala, 150 dragones del regimiento conocido de España, 50 realistas españoles los más criminales y asesinos que acababan de llegar ese mismo día al mando de Bringas y cosa de 80 rancheros que por la fuerza hizo presentar montados y habilitados con lanza.

En la misma fecha citada tuvo noticias Trujillo que el Señor Hidalgo con su ejército salía a marchas dobles para acamparse en la villa de Ixtlahuaca, a sus pueblos y haciendas inmediatas, con la miras precisas de entrar a esta ciudad en la mañana del día 28 y batir la fuerza que existía para evitar la terrible persecución que había contra los mexicanos pacíficos.

Las noticias tan circunstanciadas que recibió (Trujillo) a pesar de su intrepidez le obligaron a que su segundo hiciese una retirada de esta ciudad  alas cuatro de la tarde del día 27 publicando que se iba a encontrar y batir al Señor Hidalgo llevando toda la infantería, a la vanguardia 50 dragones y a la retaguardia los rancheros: estos últimos a la falda de un cerro a la salida de Toluca se dispersaron por los puntos más seguros y tirando las lanzas se fueron a meter a sus hogares y la noticia fue que Trujillo tomó rumbo opuesto de Ixtlahuaca y se replegó a la ciudad de Lerma porque éste era el plan combinado.

Trujillo con el resto de su oficialidad, dragones y los realistas se quedó arreglando el orden de su marcha a Lerma, la cual se verificó a las 11 de la noche del 27 en unión de la mayor parte de españoles paisanos que residían en esta ciudad llevándose consigo el numerario de las cajas del Rey, el de la colecturía y por último 30 a 40 prisioneros vecinos honrados, sin otro pecado que el de sospechas de adhesión al Señor Hidalgo, y he aquí una persecución que dio principio contra los toluqueños.

El día 28 a las 12 de su mañana entraron a esta ciudad 4 señores oficiales del regimiento de la Reina con nombre de aposentadores sin faltarle a ninguna autoridad y a las dos horas dio principio a entrar el ejército (insurgente) que calcularon muchos vecinos en más de 100 mil hombres, la mayor parte lanceros de caballería indígenas pie a tierra con la misma arma, cosa de 3 mil (de) tropa de línea (de) infantería y caballería y 6 cañones de todos los calibres (de) muy mala, malísima construcción: a las tres entró el Señor Hidalgo con toda la plana mayor y porción de señores decentes que le acompañaban desde la tierra adentro y el total de división acabó de hacer su entrada a las 7 de la noche, trayendo a la retaguardia más de 300 mulas cargadas de pesos.

El orden y subordinación que guardó esta muchedumbre de gente no se volverá a ver jamás. Las casas vacías que tomaron para cuarteles no fueron bastantes, así es que se vieron en la necesidad de pasar la noche para su descanso en las calles, plazuelas y cementerios y las caballerías en las haciendas más inmediatas.

Militarmente se comunicaron órdenes de marcha y a las 4 de la mañana del día 29 dieron principio a salir las divisiones, la mayor parte por el punto de Lerma y el resto por el de Santiago Tianguistenco, tiempo en que ya Trujillo había tomado el punto de las Cruces para batir a los libertadores como lo verificó, pero Toluca por la spocas horas que en ella estuvo el ejército ningún perjuicio sufrió.

Robalcabar, comandante de unas compañías de lanceros se quedó en esta ciudad el 29 y 30 con la mira de saquear las casas de los españoles de proporción que emigraron a México. Canseco y Romero, toluqueños que acompañaban al ejército con grado de coronel y también se habían quedado, llegaron a penetrar las intenciones de ese jefe, reunieron un número imponente de paisanos, contuvieron tales excesos, y de que quería fusilar a 7 españoles que los pueblos sublevados de estas inmediaciones habían traíso con el nombre de prisioneros y entregaron al jefe político: tales medidas no le acomodaron a Robalcabar y tuvo que marcharse de esta ciudad para el rumbo de Cuernavaca el mismo día 30 por la tarde, la población sólo tuvo grandes aflicciones y en ello paró.

El gobierno español para rehacerse de esta plaza mando a los 13 ó 15 días del mes de noviembre una división de 500 hombres de infantería, caballería, todos los españoles que habían emigrado a México y 2 piezas de a cuatro al mando de don Juan Sánchez, y como ya en la ciudad no existía ningún americano de los que nombraban insurgentes entraron como a su casa, sin estrépito alguno. El vecindario se acobardó demasiado porque los españoles tenían empeño total en que hubiese un diezmo de fusilados, más cuando se vio la multitud de hombres que metían a la cárcel y cuarteles, cuyas medidas obligaron a muchas familias a salir huyendo a parajes desiertos; pero como el comandante Sánchez tenía muy buenos sentimientos y conocimiento de todos los nativos, porque fue sargento mayor de las milicias de Toluca, despreció la adulación de aquellos poniendo en libertad a los presos sin perjudicar a nadie en su persona e intereses.

Al comandante Sánchez lo relevaron muy pronto porque los españoles lo hicieron bajar de concepto con el gobierno, ocasionado de que no fusilaba gente según ellos querían y lo reemplazó (De) La Torre, quien también le tuvo regulares consideraciones a la población, pues sólo fusiló a un ranchero porque le acusaron de insurgente los aduladores españoles, quienes también lo obligaron a mandar una partida al cerro de la Gavia en el partido de Almoloya, haciéndole entender que allí había muchos insurgentes y no eran sino indígenas pacíficos, de los que mataron muchos aún en sus hogares. En el tiempo que estaba este señor llegó Torcuato Trujillo con una partida de dragones que lo conducía de comandante para Morelia, y tan luego como entró a los pueblos de indígenas en los suburbios de esta ciudad dio orden a sus soldados que les preguntasen ¿quién vive? y a todo aquel que respondiera nuestra Señora de Guadalupe se le cortasen las orejas o se pasara con la espada, cuyos planes inicuos logró de una u otra manera, con más el haber mandado azotar como a los muchachos a un hombre decente y en la calle pública, sin más pecado que habiéndole embargado su atajo de mulas la víspera de la marcha de Trujillo, llegó a recibir la carga un cuarto de hora después de lo prevenido y La Torre dentro de breves días de este acontecimiento marchó con toda la fuerza para la villa de Ixtlahuaca y de allí a Zitácuaro donde fue derrotado.

Quedó en esta ciudad un corto número de inválidos de la división de La Torre al mando de N. y por influjo de los gachupines que no querían más que sangre salieron a los pueblos de Oxtotitlán y Cacalomacán de esta municipalidad, haciéndole creer que en ellos había muchos insurgentes, lograron matar como a conejos muchos indígenas que se escondían en los magueyes, trayéndose prisioneros a tres alcaldes de esos pueblos que fusilaron en la plaza de esta ciudad. El capellán de esta expedición llevaba su Santocristo en la mano y con sus exhortaciones entusiasmó a muchos hombres incautos habilitándolos de lanza para que lo acompañasen a matar herejes.

Siguió de comandante el brigadier Sotariva, este mexicano-toluqueño en nada perjudicó a los vecinos el tiempo que permaneció en este suelo.

Lo reemplazó Porlier teniendo bajo sus órdenes más de mil hombres de todas armas con 4 piezas de artillería, a éste lo quisieron ganar sus paisanos; pero su genio fuerte y reservado no permitió darles cuartel a sus aduladores, porque a todos los despreciaba y la población disfrutó quietud por mucho tiempo.

En principios de octubre de 1811 se apoderaron del cerro de Tenango los coroneles Marín, Cruz Manjarrez, Oviedo y Albarrán, con una fuerza de más de 6 mil hombres, la mayor parte indígenas, todos mal armados y 8 cañoncillos de miserable calibre. Sabedor Porlier de este campamento fue en persona con su división a quererlos batir sin artillería y con mala caballería: conociendo este jefe la posición ventajosa que tenían los americanos y que necesitaba de cañón para batirlos, se retiró a poca distancia del pueblo y en la noche hizo que se le llevasen de Toluca dos culebrinas que recibió a la madrugada dando principio a formar su plan de ataque en la misma mañana; pero los jefes americanos, o sea insurgentes, sabedores de las disposiciones de Porlier sobre el pedido de cañones y que aún con ellos no podrían ser perjudicados contrariaron sus planes, haciendo que Albarrán con 500 hombres e caballería, más de mil indígenas con muy pocas armas y dos malos cañoncitos de a dos, caminando parte de la noche amaneciesen acampados en el cerro de Coatepec y Molino de San Miguel a extramuros de Toluca, no para tomar la plaza, sí para llamar la atención. En efecto a las 6 de la mañana se presentó Albarrán, mandó tocar generala dio principio a tirotear desde el cerro con sus dos cañones los parapetos de la Merced y Tenería del Molino punto más inmediato con fusilería, lo cual puso en alarma la plaza que apenas tendría 50 infantes inválidos de varios cuerpos, 60 dragones reclutas que se empezaban a criar con nombre de urbanos y dos cañoncillos sin artilleros: a esta fuerza se agregó cosa de 200 vecinos que por su bando se debían presentar a los cuarteles con las armas que tuviesen al toque de alarma: todo el número de la fuerza relacionada se invirtió en cubrir las dos cortaduras, y la caballería con algunos paisanos que guiaban un cañón salieron hasta el pueblo de San Bernardino bien distante del cerro: en el corto tránsito de la salida de Toluca hacia las huertas de la Merced mató la tropa seis o siete infelices que desde la puerta de su casa salían a curiosear aquella escena, pero ni las tropas del Rey ni las de los americanos se ofendieron por estar unas y otras medianamente parapetadas: el comandante accidental temió funestos resultados, así es que luego que se presentó la fuerza de Albarrán mandó extraordinarios a Porlier diciéndole el peligro en que se hallaba la plaza, y que era de necesidad contramarcharse para venir a proteger: en efecto así se verificó porque Porlier abandonó Tenango y a las dos de la tarde entró a Toluca: Albarrán que tenía sus avanzadas se retiró en tiempo oportuno a unirse con los de Tenango sin que hubiese nuevas desgracias.

En la noche del 7 de octubre de 1811 llegaron las fuerzas de americanos que existían en el cerro de Tenango habiendo tomado el cerro del Calvario, el que hoy llaman de Cóporo, toda la falda del de San Luis y San Juan Evangelista y el Molino de San Miguel quedando libres trozos de caballería que acometían por todas las cortaduras o fortalezas que tenía la plaza: así mismo hostilizaban a estos puntos con sus cañoncillos que tenían colocados en las alturas de los cerros, quemando varias casas de los suburbios de la ciudad, táctica que aprendieron de las tropas del gobierno.

Porlier sin salir de la ciudad les correspondía los fuegos andando él personalmente dirigiendo su artillería y allí le llovían las balas de los sitiadores, resultando de una y otra parte muy pocos muertos. No se puede negar que el Porlier era valiente y que algo de consideración les tenía a los insurgentes, ya porque estos carecían de pericia militar y de armas, ya porque alguna inclinación, a pesar de gachupín, le tenía a la causa que defendían mediante a las expresiones que solía verter.

El sitio consistió en 19 días y cuando habían corrido ya 14, todos los españoles y prelados de la misma clase, irritados contra el comandante, hicieron una representación al virrey Venegas acusándolo de cobarde o adhesión a los insurgentes, de cuyas resultas mandó al teniente coronel La Cueva con 500 infantes y 200 dragones que llegaron a Toluca el día 18 a las diez de su mañana remitiéndole Venegas con este mismo comandante la representación original, que enterado de ella se violentó, mandó llamar a su presencia a todos los firmones para fusilarlos en el mismo acto, teniendo a prevención para el efecto 50 de sus marinos. El párroco de esta ciudad, Francisco Gómez, mexicano de muchas luces, era muya preciado de Porlier, quien le había manifestado que lo quería porque no era un adulador como sus paisanos, con esta confianza y la de sus buenos sentimientos se interesó en sumo grado hasta conseguir evitar este asesinato, contestándole al cura: “queda usted servido, pero estos infames le sarán a usted el pago”, como en efecto así sucedió cuando Porlier faltó de Toluca.

Para manifestar este general que no reinaba en él ninguna cobardía, en la noche dispuso su plan de ataque, y el día 19 a las 8 de la mañana salió de la plaza con 800 infantes, 200 caballos, 2 culebrinas y 2 cañones violentos con su dotación de artilleros y parque: a pecho descubierto y tiro de cañón se presentó al cerro del Calvario, punto que hostilizaba más a la ciudad, distribuyendo su infantería en guerrillas, la caballería a derecha e izquierda y ambas armas protegidas de su artillería: antes de dos horas fue tomado este punto perdiendo los americanos sus cañones, artilleros, algunos infantes y lanceros que no pudieron hacer su retirada en tiempo hábil como lo hizo el resto de la fuerza: las fortificaciones que habían en los otros cerros también se retiraron por parajes donde era difícil que loes dieran alcance los dragones, de manera que no quedó ninguno de los sitiadores.

* Extracto tomado de una investigación de María del Pilar Iracheta Cenecorta y Raymundo César Martínez García, de El Colegio Mexiquense, bajo el título original de “Una crónica de la Guerra de Independencia en el Valle de Toluca”, y  quienes a su vez se basaron en una crónica escrita e investigada por Miguel Rayón, Juan Antonio Yzarbe, Rafael de Monroy y José Manuel González en 1840.

Comida chatarra pervive en colegios de México

* Una investigación del estatal Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, realizada en 2004, concluyó que los niños y niñas de México gastan unos mil 500 millones de dólares anuales en las tiendas escolares, comprando dulces, refrescos y frituras.

Emilio Godoy/ IPS

Las últimas disposiciones del gobierno no son suficientes para impedir que los 25 millones de estudiantes de primaria y secundaria que regresan a las clases en México accedan a alimentos de alto contenido calórico, causantes de una epidemia de obesidad, alertaron expertos.

Con el comienzo del ciclo lectivo 2010-2011, entrarán en vigor una serie de pautas de la gubernamental Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) sobre los alimentos que deben expedirse en las tiendas de los centros de estudios públicos y privados mexicanos.

Las disposiciones no han dejado satisfechos a nutricionistas y grupos de consumidores, que esperaban medidas más enérgicas contra la llamada “comida chatarra”.

“Es un paso necesario, pero no suficiente. Estos lineamientos se quedan un poco cortos respecto de lo que cabría esperar, dado que el problema es extremadamente grave”, dijo a IPS Bernardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición.

Tras abrir un periodo de consulta y recibir 884 aportes de la sociedad civil y de fabricantes de alimentos sobre una propuesta original de las secretarías (ministerios) de Educación (SEP) y Salud Pública (SSP), la Cofemer resolvió autorizar la distribución de ciertos aperitivos que no superaran las 140 calorías por porción y que contuvieran hasta 40 por ciento de grasas totales.

Además, en su documento de 180 páginas divulgado el 12 de este mes, recomendó que en las escuelas primarias se ofreciera sólo agua potable. Sin embargo, permitió que, en colegios secundarios, los alumnos de entre de 12 a 15 accedieran a bebidas industrializadas sin cafeína y con limitados ingredientes no calóricos y edulcorantes artificiales.

Estas disposiciones son más indulgentes respecto de los lineamientos originales. Los cambios se debieron a la presión de la industria durante la etapa de consulta.

“Se perdió una oportunidad histórica, pues se mantienen las condiciones y los hábitos alimentarios, ya que se van a tener esos productos en las escuelas. El consumo de calorías se va a mantener”, dijo a IPS Alejandro Calvillo, director de la organización no gubernamental El Poder del Consumidor, que promueve una dieta saludable en los colegios.

México encabeza la lista de países con mayor obesidad infantil y ocupa el segundo lugar en obesidad adulta después de Estados Unidos. Unos 4,5 millones de niños y niñas de entre 5 y 11 años padecen esta enfermedad, que se ha convertido en una epidemia causante de dolencias como diabetes, hipertensión y afecciones cardiovasculares.

El tratamiento de la obesidad le cuesta al erario público más de 5 mil millones de dólares anuales. Para 2015, ese gasto escalaría a unos 7 mil 600 millones, según estimaciones gubernamentales.

En mayo, la SEP y la SSP enviaron a la Cofemer los lineamientos originales con el objetivo de retirar de 220 mil centros educativos primarios y secundarios productos como refrescos, jugos industrializados, frituras y algunos bocadillos que contuvieran más de 400 calorías.

El plan se completaría en tres años, para que la industria alimentaria pudiera revisar y modificar la fabricación de unos 20 mil productos con alto contenido calórico, según el planteamiento original.

En sus comentarios a ese proyecto, la poderosa industria argumentó que varias de las disposiciones carecían de normativa, y que el costo de la transición hacia productos más saludables era muy oneroso.

La Cofemer clasifica a los jugos, los néctares, la leche y sus derivados de soya como alimentos líquidos, en virtud de que contienen un alto contenido nutrimental, acorde con las nuevas disposiciones, que se harán obligatorias a partir del 1 de enero de 2011.

“Hay una distancia lamentable entre lo que presentó Cofemer y la propuesta original. Hubo una concesión al dejar edulcorantes en secundaria. No puede dejarse que prosiga la publicidad para niños y que el Estado renuncie a la promoción de la cultura alimentaria tradicional”, sostuvo Ávila.

Cada año, la televisión mexicana transmite 20 mil spots cuyo claro objetivo es la niñez, y de los cuales 8 mil alientan el consumo de productos con altas dosis de calorías.

Se calcula que, durante el recreo escolar, los estudiantes consumen más de 500 calorías.

Una investigación del estatal Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, realizada en 2004, concluyó que los niños y niñas de México gastan unos mil 500 millones de dólares anuales en las tiendas escolares, comprando dulces, refrescos y frituras.

La creencia extendida entre expertos y asociaciones de consumidores es que la SEP, la SSP y la Cofemer cedieron al cabildeo de los fabricantes de alimentos y bebidas.

“Organizaciones médicas de otros países han advertido de riesgos de bebidas con ingredientes no calóricos”, como ha sucedido en Canadá, Noruega o España, dijo Calvillo.

En enero pasado, el gobierno lanzó el llamado Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria y la Estrategia contra el Sobrepeso y la Obesidad, que busca reducir la incidencia de la enfermedad en menores de entre 2 a 5 años y revertir el exceso de peso en adolescentes.

Ocultan evidencia de limpieza étnica

* Una investigación de periodistas israelíes presenta un informe sobre una limpieza étnica metódica y generalizada que se ajusta difícilmente no sólo a la historia tradicional israelí de 1967, sino también a la idea del público israelí de que su ejército es el “más moral del mundo”.

Jonathan Cook/ CounterPunch/ Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

La historia podrá ser escrita por los vencedores, como se dice que observó Winston Churchill, pero la apertura de archivos puede amenazar a una nación tanto como el descubrimiento de fosas comunes. Ese peligro explica una decisión adoptada silenciosamente el mes pasado por Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, de ampliar por 20 años más el límite de 50 años durante los cuales los documentos se mantienen clasificados.

La nueva regla de desclasificación de 70 años es la reacción gubernamental ante los periodistas israelíes que han tratado de lograr, a través de los tribunales, acceso a documentos que ya deberían estar desclasificados, especialmente los que tienen que ver con la guerra de 1948 que estableció Israel y la crisis de Suez en 1956.

El archivista jefe del Estado dice que muchos documentos “no son adecuados para el conocimiento público” y provocan dudas sobre “la observación del derecho internacional” por Israel, mientras el gobierno advierte que más transparencia “dañará las relaciones exteriores”.

Lo que significan realmente esas frases fue ilustrado por los resultados de una reciente investigación de un periódico israelí. Haaretz volvió a tratar la Guerra de los Seis Días de 1967, en la cual Israel se apoderó no sólo de los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza, sino también de una parte importante de Siria conocida como las Alturas del Golán, que Israel todavía se niega a devolver.

El consenso en Israel es que el derecho del país a conservar el Golán es aún más fuerte que su derecho a Cisjordania. Según los sondeos, una abrumadora mayoría de israelíes se niega a conceder su trozo anexado de Siria, incluso si hacerlo asegurara la paz con Damasco.

Esta intransigencia no es sorprendente. Durante décadas, a los israelíes se les ha enseñado una grandiosa narrativa en la cual, después de repeler un ataque de fuerzas sirias, Israel permitió magnánimamente que la población civil del Golán viva bajo su dominación. Es el motivo, dicen los israelíes, por el cual los habitantes de cuatro aldeas drusas siguen allí. El resto prefirió irse por instrucciones de Damasco.

Un influyente periodista que escribió entonces llegó a insinuar que hubo antisemitismo por parte de los civiles que se fueron: “Todos huyeron, hasta el último hombre, antes de que las FDI [ejército israelí) llegaran, por miedo al ‘salvaje conquistador’. Idiotas, ¿por qué tuvieron que irse?”.

Sin embargo, un cuadro muy diferente emerge de las entrevistas de Haaretz con los participantes. Esas personas informadas dicen que, con la excepción de 6 mil, los 130 mil civiles del Golán fueron aterrorizados o expulsados físicamente, algunos mucho tiempo después del fin de los combates. Un documento del ejército revela un plan de erradicación de la población siria del área, exceptuando solamente a los drusos del Golán, para no afectar las relaciones con la comunidad drusa leal dentro de Israel.

Las tareas del ejército después de la guerra incluían la expurgación de miles de agricultores ocultos en cuevas y bosques para enviarlos al otro lado de la nueva frontera. Las casas fueron saqueadas antes que el ejército se dedicara a destruir todos los vestigios de 200 aldeas de modo que los antiguos habitantes no tuvieran a donde volver. Los primeros colonos judíos enviados a labrar los campos recordaban haber visto a sus dueños desposeídos que los observaban desde lejos.

La investigación de Haaretz presenta un informe sobre una limpieza étnica metódica y generalizada que se ajusta difícilmente no sólo a la historia tradicional israelí de 1967, sino también a la idea del público israelí de que su ejército es el “más moral del mundo”. Posiblemente esto puede explicar el motivo por el cual destacados, aunque anónimos, historiadores israelíes admitieron a Haaretz que habían conocido esa “narrativa alternativa” pero que no hicieron nada por investigarla o publicarla.

Lo que es tan fascinante en la versión del periódico de la captura del Golán es la medida en la que se hace eco de los informes corregidos de la guerra de 1948 que han sido escritos por generaciones posteriores de historiadores israelíes. Hace tres décadas –en una era más complaciente– Israel puso a disposición documentos menos confidenciales de ese período.

El nuevo material era suficientemente explosivo. Contradecía la narrativa tradicional de Israel sobre 1948, en la cual se dice que los palestinos se fueron voluntariamente por orden de los dirigentes árabes, en la esperanza de que los ejércitos árabes combinados acabaran con el incipiente Estado judío en un baño de sangre.

Al contrario, los documentos sugerían que fuerzas judías fuertemente armadas expulsaron y desposeyeron a cientos de miles de palestinos incluso antes de la creación del Estado judío y de que un solo soldado árabe entrara a Palestina.

Un documento en particular, el Plan Dalet, demostró la intención del ejército de expulsar a los palestinos de su patria. Su existencia explica la limpieza étnica de más de un 80 por ciento de los palestinos en la guerra, seguida por una campaña militar para destruir cientos de aldeas a fin de asegurar que los refugiados nunca volvieran.

La limpieza étnica es el tema común de ambas conquistas israelíes. Es casi seguro que un estudio más profundo de los archivos revelará en mayor detalle cómo y por qué fueron realizadas esas campañas de “limpieza” –que es precisamente el motivo por el cual el señor Netanyahu y otros quieren que los archivos sigan bajo llave.

Pero la plena revelación de esos documentos destructores de mitos podrá ser la condición previa para la paz. Ciertamente, más revelaciones semejantes representan la mejor esperanza de estremecer a la opinión pública israelí y sacarla de su oposición arrogante a concesiones significativas, a Siria o a los palestinos.

También es un primer paso necesario para cuestionar los continuos intentos de Israel de seguir con la limpieza étnica de los palestinos, como ha sucedido en las últimas semanas contra los beduinos en el Valle del Jordán y el Néguev, donde arrasan aldeas y vuelven a expulsar a las familias.

Los verdaderos partidarios de la paz deberían exigir que se abran de inmediato las puertas a los archivos. Todos deben ver los motivos de los que quieren mantenerlos bajo llave.

* Jonathan Cook es un escritor y periodista que reside en Nazaret, Israel. Sus últimos libros son Israel and the Clash of Civilisations: Iraq, Iran and the Plan to Remake the Middle East (Pluto Press) y Disappearing Palestine: Israel’s Experiments in Human Despair, (Zed Books). Su página web es http://www.jkcook.net.

Fuente: http://www.counterpunch.org/cook08192010.html