El paraíso de las agencias de empleo

* La crisis económica surgida en 2008 en Estados Unidos, y que se propagó rápidamente a todo el planeta, borró en la nación azteca unos 900 mil empleos hasta 2009, según cifras oficiales, mientras el gobierno del presidente conservador Felipe Calderón presume de la creación de 630 mil puestos este año.

Emilio Godoy/ IPS Noticias/ Rebelión

A causa de la crisis económica, miles de personas han recurrido a agencias de empleo privadas para acceder a un puesto de trabajo en México.

Debido a ello, esta nación norteamericana de 107 millones de habitantes se ha convertido en un paraíso para las compañías que ofrecen esta forma de “outsourcing” o “subcontratación”, un tema abordado por el Convenio 181 sobre las agencias de empleo privadas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que México aún no ha ratificado.

“La ‘tercerización’ es un ejercicio que no sólo se viene practicando en los últimos lustros, sino que incluso ha crecido. Ha sido una mecánica bastante socorrida para inhibir las obligaciones laborales”, dijo a IPS Alfonso Bouzas, académico experto en temas laborales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El Convenio 181, adoptado en 1997 y vigente desde 2000, establece que los trabajadores contratados por las agencias de colocación no deben ser privados de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva.

Precisamente por esas dos temáticas, agrupaciones sindicales y de defensa de los derechos laborales han denunciado a México por violar los convenios 87 y 98 de la OIT que versan sobre esos asuntos, respectivamente.

“Hay una falta de regulación. Las medidas más recientes se refieren a la evasión de impuestos, pero no a los derechos laborales”, indicó a IPS Matteo Dean, experto del no gubernamental Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS).

En julio de 2009 entraron en vigor reformas a la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que obligaron a las empresas de “outsourcing” a cumplir con sus obligaciones patronales, como el aporte de las cuotas a ese organismo.

En México operan al menos 295 agencias de empleo autorizadas, según la Secretaría (ministerio) de Trabajo y Previsión Social. Más de dos millones de personas trabajan actualmente bajo ese esquema de triangulación.

Las firmas que integran la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano colocan mensualmente a unos 100 mil trabajadores.

El Reglamento de Agencias de Colocación de Trabajadores, vigente desde 2006, cataloga entre los servicios de estas entidades el reclutamiento, la selección de personal y la difusión de vacantes para ligar laboralmente a un trabajador con un patrón o viceversa.

Esas compañías investigan la trayectoria laboral del candidato, lo entrevistan, lo escogen y lo vinculan a una empresa, sin cobrar dinero al aspirante.

Funcionan basados en convenios en los cuales los aspirantes acceden a laborar en la empresa señalizada por la agencia, la cual define el cargo, el sueldo y las prestaciones para el empleado, según el informe “Elementos de análisis sobre la regulación legislativa de la subcontratación laboral”, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) del Congreso legislativo.

La crisis económica surgida en 2008 en Estados Unidos, y que se propagó rápidamente a todo el planeta, borró en la nación azteca unos 900 mil empleos hasta 2009, según cifras oficiales, mientras el gobierno del presidente conservador Felipe Calderón presume de la creación de 630 mil puestos este año.

“Son instancias que prácticamente liberan formalmente al beneficiario final de toda responsabilidad laboral, a cambio de una jugosa ganancia relacionada con un porcentaje de la nómina”, explicó Bouzas, quien ha estudiado fenómenos como los contratos de protección, mediante los cuales las empresas se protegen ante huelgas o demandas laborales.

El “outsourcing” forma parte de la agenda de la Cuarta Conferencia Sindical Nacional, organizada por CILAS, que arrancó este viernes y concluirá el domingo 5 con la asistencia de más de 900 delegados de un centenar de uniones gremiales de todo el país.

Las jornadas cerrarán con un fuerte pronunciamiento sobre la libertad sindical, el respeto a los derechos laborales y la persecución del gobierno mexicano.

En América Latina, países como Argentina, Chile y Uruguay cuentan con leyes avanzadas sobre la tercerización del trabajo, aunque no exentas de críticas de parte de los trabajadores.

En marzo, el gobierno envió al parlamento una propuesta de reforma laboral que, entre otros aspectos, da carta ancha a las agencias de empleo. Por ejemplo, el interesado en abrir una sólo debe pagar una fianza para operar. El Poder Legislativo discutirá esos cambios durante el segundo semestre de este año. “La propuesta reconoce el status quo y las regula, aunque con muchos huecos”, señaló Dean.

El proyecto gubernamental no define todas las formas de subcontratación, ni las áreas a subcontratar, según el análisis de CILAS. Además, no especifica los derechos laborales como la sindicalización.

El análisis del CESOP, por su parte, advierte que el fenómeno de las agencias de colocación es sólo una arista de la multiplicidad de formas de la subcontratación, por lo que el reglamento vigente tiene sólo una cobertura parcial del tema.

“Puede haber una simulación absoluta de derechos y una ganancia formidable. Además, generan una distorsión muy grande entre los derechos laborales y su cumplimiento”, sostuvo Bouzas.

“La subcontratación está evolucionando constantemente, de modo que la regulación siempre está a la zaga”, indicó Dean.

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=96355

Escuelas públicas, realidad restringida

* En el Estado de México, el top ten con los promedios más altos fue ampliamente dominado por los colegios privados, que ocuparon nueve de los diez primeros escaños y sólo la pública escuela primaria Heriberto Enríquez, de Amatepec, se ubicó con el quinto mejor puntaje de la entidad; mientras que a nivel secundaria sólo la Diego Rivera en Villa del Carbón y Cuauhtémoc en Donato Guerra, figuraron entre las primeras de las mejor evaluadas de la entidad; la escuela con el promedio más bajo del territorio mexiquense fue la primaria Frandan, asentada en el  municipio gobernado por la priista Ana Lilia Herrera Anzaldo, Metepec.

Elpidio Hernández

La prueba Enlace apareció en el sexenio del panista Vicente Fox Quezada con el argumento de diagnosticar el nivel que los estudiantes habían adquirido sobre los temas y contenidos de las asignaturas, sin embargo, desde su creación encontró el rechazo de profesores y especialistas que consideran que si bien es una herramienta útil, no es suficiente para conocer la realidad educativa del país. Aunque los estudios no han encontrado ninguna relación positiva entre el gasto y el aprovechamiento académico del estudiantado, los resultados más recientes exhiben lo contrario. En su edición 2010 los resultados de la prueba Enlace revelan que en los planteles particulares se alcanzan niveles de aprendizaje mayores que en las instituciones públicas.

En el Estado de México, el top ten con los promedios más altos fue ampliamente dominado por los colegios privados, que ocuparon nueve de los diez primeros escaños y sólo la pública escuela primaria Heriberto Enríquez, de Amatepec, se ubicó con el quinto mejor puntaje de la entidad; mientras que a nivel secundaria sólo la Diego Rivera en Villa del Carbón y Cuauhtémoc en Donato Guerra, figuraron entre las primeras de las mejor evaluadas de la entidad; la escuela con el promedio más bajo del territorio mexiquense fue la primaria Frandan, asentada en el  municipio gobernado por la priista Ana Lilia Herrera Anzaldo, Metepec.

El dominio de los colegios particulares ha elevado en todo el país el debate sobre la efectividad en el aprendizaje que ofertan ambas modalidades; un estudio de la división de educación del Banco Interamericano de Desarrollo revela que el tipo de financiamiento de los planteles (público o privado) no está directamente asociado con el nivel de aprendizaje, pero aclara que la ventaja de ese estudiantado se ciñe –principalmente- al involucramiento que tienen los padres en la educación de los hijos, la composición de la familia, el nivel socioeconómico y la frecuencia con que los padres leen a los estudiantes, más no del carácter privado de las instituciones. Un estudio de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) niega también la hipótesis y afirma que la ventaja para los estudiantes de niveles socioeconómicos altos es que llegan con un contexto cultural, habilidades y conocimientos que adquieren fuera del plantel; esos adolescentes cuentan en mayor número con padres profesionistas, libros en casa y herramientas tecnológicas que los ubican, antes de entrar a la escuela, en una situación de ventaja con respecto a los de instituciones públicas.

Desde el primero de septiembre, el site de la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó que en el Edomex la escuela primaria con el mayor puntaje fue el Colegio Mario Moreno de Toluca, que alcanzó un promedio de 804 puntos; le siguieron el Charles Mann de Naucalpan, el Instituto Patria de Tlalnepantla, el Colegio Pasteur también de Tlalnepantla y el quinto puesto para la primaria Heriberto Enríquez de Amatepec, con un promedio de 730.7 puntos; le siguieron el Colegio Ignacio M. Altamirano de Ixtapaluca, Colegio México de Coacalco, Instituto Pedagógico de Toluca, Colegio Cristóbal de las Américas de Nezahualcótotl y el Colegio Frederick Herbart de Chalco.

Entre las secundarias la historia no fue muy diferente, pues ocho de las diez mejor evaluadas del territorio mexiquense fueron particulares. El ranking 2010 lo encabezó el Charles Mann de Naucalpan con 745.2 puntos, le siguieron el Ignacio M. Altamirano de Ixtapaluca, la secundaria oficial Diego Rivera de Ixtapaluca, el Liceo Fraterno Mexicano de Nezahualcóyotl, el Cemanqui de Santiago Tianguistenco, el Instituto Patria de Nezahualcóyotl, el Centro de Educación Personalizada de Toluca, el Vincent Van Gogh de Atlacomulco y la secundaria pública 535 Cuauhtémoc, de Donato Guerra.

El Mario Moreno, considerada la escuela primaria con el nivel de aprovechamiento más alto del Estado de México, ya había ocupado el sitio de honor en la edición 2008 de la prueba Enlace, cuando también alcanzó el promedio más alto. Entrevistado por este semanario, el director del plantel José Rodríguez, sostuvo que aunque la noticia le cayó por sorpresa, la buena nueva no hace más que confirmar que “se han alcanzado los objetivos académicos”. Consideró que la clave del éxito ha sido el compromiso y la ética profesional de los catedráticos, además del modelo educativo que maneja la institución que se sustenta en que las cátedras sean impartidas por especialistas, además de la continuidad entre alumno-profesor, pues desde el segundo año de primaria hasta que concluyen la secundaria, los alumnos son instruidos por el mismo profesor.

Cuestionado sobre la confiabilidad de la prueba Enlace para medir el avance académico, el director afirmó que la prueba tiene la capacidad para evaluar y afirmó que sólo si los muchachos han sido preparados de buena manera podrán contestar bien.

El Mario Moreno, fundado en el verano de 1992, tiene una oferta educativa desde maternal hasta preparatoria, actualmente cuenta con 130 alumnos en el nivel primaria con promedio de veinte alumnos por grado. Sobre si los grupos reducidos representan una ventaja en el aprendizaje, Rodríguez rechazó esa hipótesis y sostuvo que el éxito de su institución está relacionado con la preparación académica de los profesores, pues además de tener licenciatura en Educación, cuentan con maestría y “tienen la ventaja de no equivocarse en la impartición de la cátedra”.

En el Estado de México, la entidad con la matrícula estudiantil más nutrida del país, la prueba se aplicó a un millón 966 mil 434 alumnos de once mil 264 escuelas. De acuerdo con el portal web de las SEP, la escuela con el promedio más bajo fue la primaria Frandan, de Metepec, que -marcada con un nivel de marginación medio- sólo alcanzó un promedio de 314.8 puntos; seguida de la primaria Educación y Patria de Tlatlaya que, con un nivel de marginación alto, registró promedio de 353.7 puntos.   

En lo referente a las escuelas indígenas, la que alcanzó el promedio más alto fue la primaria Lázaro Cárdenas de San Felipe del Progreso que, etiquetada con un nivel de marginación alto, tuvo un promedio de 670.7 puntos, superando a casi mil colegios particulares del territorio mexiquense, aunque de los 66 exámenes que se presentaron en aquellas, aulas 32 serán revisados. La escuela indígena con el promedio más bajo fue la primaria Miguel Hidalgo de San José del Rincón, con sólo 376.9 puntos. 

El rezago educativo es palpable a pesar de contar con la partida más importante de la entidad; el presupuesto de Egresos marca que tan sólo para el ejercicio fiscal de este año,  al programa de Educación para el Desarrollo Integral estatal le fueron etiquetados 44 mil 423 millones 905 mil 874 pesos, que representa 34 por ciento del presupuesto total que maneja el gobernador Peña Nieto. A pesar de aquella suma, ningún plantel del Edomex (primaria o secundaria) estuvo incluido entre los mejores promedios.

La prueba Enlace 2009 también revela que el avance educativo en la entidad es lento, pues de acuerdo a los resultados sólo el 17.5 por ciento de los alumnos de primaria se ubicaron en el rango de bueno y excelente en la materia de Historia, el restante 82.6 por ciento registró niveles de insuficientes o elemental; en Matemáticas el 30 por ciento del alumnado registró rango de bueno o excelente –dos puntos porcentuales más que en 2008, cuando la cifra fue de 28 por ciento- y el restante 70 por ciento se ubicó como insuficiente o elemental; en cuanto a la asignatura de Español, el 35 por ciento tuvo niveles de bueno o excelente, 3.7 más que en 2009, cuando la cifra fue de 31.3 por ciento; el restante 65 por ciento registró resultados infortunados.

El Quinto malo

* El gobernador Peña llegó a su Quinto Informe de Gobierno amparado en una ostentosa campaña de publicidad que incluyó la difusión de cientos de espots donde aparece en mangas de camisa, la corbata roja desajustada y un conmovedor guión digno de cualquier melodrama.

Elpidio Hernández

El centro de la capital mexiquense se convirtió en una auténtica e inexpugnable fortaleza durante las casi cuatro horas que duró el Quinto Informe de Gobierno que Enrique Peña Nieto ofreció en el Palacio Legislativo y cuyo mensaje se extendió al vetusto Teatro Morelos. El cordón de seguridad fue extremo y a los diferentes agrupamientos de la Agencia de Seguridad Estatal que sitiaron el primer cuadro de la ciudad se sumó la policía municipal, la escolta del gobernador y la de los invitados especiales que se apostaron en las céntricas calles.

Entre aquella horda de seguridad sobresalió por su excentricidad el convoy en el que llegó la familia Peña-Rivera, encabezado por una motocicleta de la ASE, dos camionetas con escoltas y una patrulla de la policía estatal en la retaguardia; séquito que sólo se pudo comparar con el que acompañó al secretario de Gobernación y superó, incluso, las guardias personales que acompañaron a políticos de primer nivel como el senador sonorense Manlio Fabio Beltrones, quien descendió de su camioneta en la esquina de Hidalgo y Bravo para caminar como cualquiera por las calles de la ciudad, atendiendo al mundo de reporteros que lo acecharon o como lo hicieron también el ex-gobernador Emilio Chuayffet y el ex-candidato presidencial Francisco Labastida Ochoa, quienes hicieron lo propio repartiendo abrazos a diestra y siniestra en su camino por la calle de Lerdo.

El gobernador Peña llegó a su Quinto Informe de Gobierno amparado en una ostentosa campaña de publicidad que incluyó la difusión de cientos de espots donde aparece en mangas de camisa, la corbata roja desajustada y un conmovedor guión digno de cualquier melodrama; aunque esta vez no fue protagonizado por Lucero Hogaza León ni Angélica Rivera, los espots inundaron los canales de Televisa y TV Mexiquense, además de los principales portales de noticias en internet como El Universal, donde las “conmovedoras” escenas se dejaban ver hasta en los videos relacionados a la captura de Édgar Valdez Villareal, “La Barbie”. Otros diarios como La Jornada, recibieron inserciones pagadas de cuatro planas, impresas a color y en papel bond, donde se reproducían los 500 compromisos cumplidos por el gobernador.

La coordinación de Comunicación Social no escatimó recursos para el penúltimo informe, además de la tradicional difusión de los espots en televisión, radio e internet, la imagen de Peña Nieto impresa en gallardetes y espectaculares inundó las calles de la ciudad y el Paseo Tollocan desde el puente del revolucionario Emiliano Zapata hasta Ciudad Universitaria; mientras que una misiva rubricada por el mismo gobernador, fechada el primero de septiembre, llegó vía correo convencional a los domicilios particulares para promocionar el cumplimiento del compromiso número 500 y promovió que el domingo 5 de septiembre ofrecería su Informe de Gobierno. 

En la friolenta mañana de domingo, el primero en llegar al Palacio de Gobierno fue el responsable de la política interna del país, quien acudió en representación del presidente de la república y poco más tarde llegó el gobernador. Para cuando las campanas de la catedral toluqueña repicaban anunciando la diez de la mañana, el mexiquense ya recorría la interminable valla de cadetes que cubría la Plaza de los Mártires –impenetrable para los viandantes-; Peña recorrió los doscientos metros que separan los dos poderes, tal como lo hizo hace dos años acompañado del extinto Juan Camilo Mouriño y más recientemente del brazo de Fernando Gómez-Mont -aquel funcionario que malogradamente intentó blindar al Edomex de una coalición PAN-PRD-; su apresurado andar, además de ser parapetado por un nutrido cuerpo de seguridad personal era escoltado por el secretario de Gobernación; por Ernesto Nemer, asiduo acompañante en eventos para la televisión; por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Baruch Delgado Carbajal, de bajo perfil y por el inseparable vocero David López, quien encabezaba la comitiva.

El Congreso local también fue un búnker, a la rígida seguridad que habitualmente opera en ese recinto se sumó el equipo de seguridad del gobernador que sólo permitió cruzar el detector de metal a los invitados especiales y los reporteros que se acreditaran con el gafete de prensa. La apertura del Cuarto Periodo Ordinario en la Cámara de Diputados, donde se recibió el informe, inició con el protocolo de rigor que incluyó el himno nacional y al Estado de México para luego escuchar los posicionamientos de las fracciones parlamentarias y culminar con un breve discurso del mandatario.

A las 10 con cinco minutos Carlos González -presentador de noticias al servicio del Estado- ya había dejado las cámaras y micrófonos de la gubernamental Televisión Mexiquense a la transmisión en vivo del Congreso estatal, donde panistas y perredistas que desfilaron en tribuna no perdieron la oportunidad de espetarle al gobernador y que Peña trata de mantener oculto, mientras que los discursos de Ernesto Nemer Álvarez, Antonio Hernández Lugo, Antonio García Mendoza, Miguel Sámano Peralta, Carlos Sánchez Sánchez y Juan Ignacio Samperio fueron adulaciones para el mandatario y sólo algunos apenas reconocieron, entre líneas, que existen importantes rezagos en el Edomex.

El posicionamiento más férreo que se escuchó en la Cámara local fue el de la panista Mónica Fragoso Maldonado, quien calma y sonriente subió a tribuna enfundada en un conjunto azul para decirle al gobernador que la realidad no se puede ocultar con un impecable y costoso trabajo de Comunicación Social, palabrería que causó incomodidad en el político de Atlacomulco, acostumbrado hasta ese momento a que los congresistas aliados le endulzaran el oído con cándidos comentarios.

La panista afirmó que los legisladores de Acción Nacional no podían asumir una actitud pasiva, de indiferencia o aceptación frente al estado que guarda la administración que encabeza, pues durante cinco años de gobierno ha contado con un presupuesto único en la historia, pues pasó de 80 mil millones de pesos a más de 130 mil millones, un crecimiento del 62 por ciento que no se ha reflejado en “una mejor calidad de vida para la población pues, contrario a ello, han crecido los índices de pobreza, inseguridad, deserción escolar, robo de automóviles, corrupción, feminicidios, muertes maternas y consumo de drogas entre nuestros jóvenes”, y amplió que en el último año se perdió competitividad en relación al PIB, al ubicarse la entidad en la posición número 26 en el país; que en el Edomex hay más de 700 mil jóvenes que no encuentran empleo y educación, que el territorio mexiquense es el más peligroso para las mujeres, pues según datos oficiales la tasa de feminicidios ocurridos en el estado es 130 por ciento superior a la media nacional.

Fragoso también dijo que no se puede confiar en el Ministerio Público cuando la PGJEM es la institución con más quejas interpuestas ante la Codhem, “¿qué les dice a los habitantes del estado que viven en la zozobra por el arribo de narcotraficantes, cuya presencia les atemoriza, pero que su gobierno no ve, tanto las ejecuciones que suman ya 327 en el presente año ni las extorsiones de las que son objeto?”.

El relato panista continuó cuando la legisladora le dijo al gobernador que en el último año su gestión se ha distinguido por minar la naturaleza de los órganos autónomos y por menospreciar el diseño constitucional de la independencia judicial, citó como ejemplo el decreto por el cual se modificó la designación de magistrados, eliminando el examen de oposición desfavoreciendo la carrera judicial, así como socavando la integración del Consejo de la Judicatura y “ante las reacciones de la sociedad (…) fue orillado a presentar ante el Pleno una iniciativa por el cual se revertía tan penosa y grave propuesta. Claro, sólo de forma parcial”, dijo mientras el gobernador, con semblante de piedra, volteaba a las curules priistas para encontrar el respaldo de sus legisladores o al “palomar” del recinto donde estaban los rancios ex-gobernadores Alfredo Del Mazo González, Ignacio Pichardo Lechuga y Emilio Chuayffet, además de sangre joven como Barrera Tapia.

Las pifias en las investigaciones del caso Paulette no fueron olvidadas por la blanquiazul, quien dijo que el caso puso al descubierto la ineficiencia e incapacidad en la procuración de Justicia; evidenció el manejo inadecuado de las indagatorias donde niñas y mujeres han sido desaparecidas o privadas de su vida y que finalmente expuso la impunidad sistemática de su gobierno para investigar y dejar sin castigo los homicidios de mujeres. Amplió que durante el gobierno de Peña, el Edomex se ha convertido en el paraíso de la delincuencia y refugio de capos del narco, “las capturas con nula participación de los cuerpos policiacos locales, de Gerardo Álvarez Vázquez, “El Indio”, y Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, son un par de ejemplos”.

Para concluir pidió al gobernador que no le regale al Estado de México 22 viajes al extranjero o foros de reflexión con dinero público para tratar una serie de temas, que si bien son de interés general, no tienen como eje central al Estado sino, “más bien, impulsar una agenda y un proyecto político”. Tampoco limite su administración a 503 compromisos cumplido, que sólo han tenido un costo de 9 mil 418 millones de pesos, de un presupuesto de más 593 mil 857 millones de pesos que se han ejercido durante cinco años, es decir, que sólo representan el dos por ciento del presupuesto total de su administración, “los ciudadanos nos preguntamos dónde está el 98 por ciento restante”.

Meno beligerante fue la intervención del perredista Constanzo de la Vega Membrillo, quien dedicó prácticamente todo su discurso a exponer las peores cifras. Comenzó por decir que los mexiquense viven con miedo pues el estado ocupa el segundo lugar en secuestro y extorsión en el país, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública 2010; dijo que en feminicidios las estadísticas revelan que de enero de 2007 a febrero del 2010, sólo en Toluca han ocurrido 12.2 feminicidios por cada cien mil habitantes, según datos del ONF, el Inegi –dijo- reporta que el 23 por ciento de homicidios dolosos contra mujeres sucede en nuestro Estado, cifra que supera la media nacional. Amplió que el estado es el primer lugar en robo de autos pues cada 25 minutos se roban un auto en nuestra entidad.

De la inseguridad, mencionó que según datos del Comisionado de la ASE, el crimen organizado se ha adueñado de al menos veinte municipios mexiquenses “y reconoció que al menos 18 por ciento de los municipios están controlados por grupos delictivos”; añadió que el desempleo en la entidad creció el doble al pasar de 243 mil 48 a 429 mil 358 desempleados de 2005 a 2010, según la Encuesta Nacional de Empleo 2010, “esto quiere decir que la promoción que se ha hecho en el extranjero no ha funcionado, ¿por qué no voltea a las empresas mexiquenses?, ¿por qué no da impulso a las micro, pequeñas y medianas empresas asentadas en nuestra entidad? Ellas son la célula que detona progreso y empleo en nuestra región, ¿qué necesidad existe de buscar grandes inversiones si no logramos traer capitales nacionales en beneficio de los mexiquenses?”.

El perredista dijo que a su fracción le preocupa que las acciones encaminadas para combatir la pobreza no estén dando resultados, ya que existen más de siete millones de mexiquenses en pobreza extrema; reconoció el avance en materia carretera que ha tenido el estado pero lamentó que la mayor parte de estos beneficios estén alejados del ciudadano común ya que el pago de una cuota aleja de los beneficios de comunicación a miles de mexiquenses; admitió que es necesario que la ciudadanía conozca de las acciones de gobierno pero “no se puede someter a las finanzas a seguir patrocinando a la democracia televisiva, ¿de que le sirve al campesino, al ama de casa, al estudiante, al obrero, al comerciante, a los profesionistas, que el gobernador pague millones de pesos por promocionar sus logros? ¿Qué beneficio social tiene?”. 

La repuesta del gobernador fue gris, prudente. No refutó ninguno de los cuestionamientos panistas y perredistas, limitándose a coincidir con algunos de los puntos expuestos por los legisladores en tribuna. “Más allá de las diferencias que aquí se han expresado, me complace constatar que en todas las fuerzas políticas con representación en nuestra entidad prevalece el interés por hacer de la sociedad mexiquense una sociedad más justa, equitativa y solidaria”.

Pero mientras el gobernador hablaba doce minutos en tribuna, en el Teatro Morelos –cerrado para los mortales simples- iniciaba una interminable pasarela de autos y camionetas de lujo resguardadas por hasta dos camionetas de escoltas, algunas equivocaban la entrada y llegaban a la esquina de Hidalgo y Bravo obligando a sus pasajeros a caminar hasta la calle de Lerdo, donde se ubicó la entrada principal y donde el jet set de la política nacional tuvo acceso al estacionamiento del Teatro.

Desde las once de la mañana en la puerta principal del Teatro Morelos inició un larguísimo desfile de perfumes y ropas de marca que portaban los gobernadores de Campeche, Coahuila, Colima, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Yucatán y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, así como los electos de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas que acudieron al recinto; además de la dirigente priista Beatriz Paredes Rangel, el senador Manlio Fabio Beltrones, los diputados federales Francisco Rojas, Emilio Chuayffet y Luis Videgaray, rectores como José Narro Robles y Eduardo Gasca Pliego también se dieron cita al igual que presidentes municipales como Alfredo Del Mazo Maza y María Elena Barrera Tapia, quien caminó sola hasta la sede del mensaje, además de personajes como Rosario Robles, Onésimo Cepeda y Francisco Labastida Ochoa.   

En las entrañas del Teatro la austeridad que debería de guardar una entidad de contrastes como el Edomex, quedó reservada para mejores tiempo. La decoración lució imponente, con dos enormes banderas escudadas por un gigantesco escudo del Estado de México y dos grandes pantallas para disfrutar los logros del gobernador se hacían presentes. A las doce las cerca de tres mil butacas del Morelos estaban abarrotadas y en primera fila se pudo ver a los priistas Paredes, Beltrones, Ortega, Delgado, Gamboa, Nemer y al perredista Ebrard.             

El discurso peñista, como cada año, estuvo plagado de cifras y logros irrebatibles pero que no alcanzan a solucionar los principales problemas que padece la entidad; la novedad fue que reconoció -entre líneas- que la inseguridad es uno de los grandes pendientes de su administración y para lograr un mayor desarrollo humano se fortaleció la infraestructura de salud con cuatro nuevos hospitales de alta especialidad, 35 hospitales equipados y modernizados, así como quince nuevos municipales; adicionalmente se construyeron y rehabilitaron más de 600 centros de primer nivel de atención; expresó que para apoyar a la población más vulnerable se benefició a 385 mil familias con el programa Compromiso Seguridad Alimentaria y a 220 mil personas más, con los programas que atienden a los adultos mayores de 60 años, que se complementan con las despensas que otorga el DIFEM a más de 140 mil familias.

Respaldado en dos gigantes telepromters, Peña resaltó que se han invertido 39 mil millones de pesos en nueve autopistas, mil 700 millones de pesos para el Mexibús y mil millones de pesos en la nueva zona militar. En el marco del evento no perdió la oportunidad de descalificar a quienes promueven la idea de que cambiar de partido en el gobierno federal represente un retroceso democrático y aprovechó la oportunidad para criticar las alianzas electorales “por el sólo fin de obtener el poder se negocian alianzas entre proyectos antagónicos, generando confusión y desconfianza en la población”. El mensaje en el Morelos duró poco menos de una hora y concluyó entre una intensa tormenta.