Beso presidencial

La llamada “Boda del siglo”, como fue bautizada en las revistas del espectáculo y la farándula, no despertó el interés que se vaticinaba. El número de curiosos y admiradores que se dieron cita en los alrededores de la vieja Catedral para ser lejanos testigos del enlace religioso entre La Gaviota y el gobernador no llegó ni a trescientos asistentes, mientras que algunos reportes aseguran que fueron mil 600 los gendarmes desplegados en el evento, lo que representó un promedio de cinco policías por cada asistente.    

Elpidio Hernández

El tierno beso que le dio el gobernador Enrique Peña a la actriz Angélica Rivera en el pórtico de la Catedral toluqueña y que tuvo como testigos a más de un centenar de reporteros no sólo selló su amor ante las cámaras, también marcó el inicio de su proyecto presidencial de 2012; proyecto que al menos en el tema de las alianzas políticas va viento en popa pues unos días antes el de Atlacomulco se ganó las simpatías de la maestra Elba Esther Gordillo, quien perpetuada desde hace dos décadas en la dirigencia del SNTE, ha logrado concentrar un capital político capaz de influir en las elecciones y se ha dejado endulzar el oído por el mexiquense.

Pero la llamada “Boda del siglo”, como fue bautizada en las revistas del espectáculo y la farándula, no despertó el interés que se vaticinaba. El número de curiosos y admiradores que se dieron cita en los alrededores de la vieja Catedral para ser lejanos testigos del enlace religioso entre La Gaviota y el gobernador no llegó ni a trescientos asistentes, mientras que algunos reportes aseguran que fueron mil 600 los gendarmes desplegados en el evento, lo que representó un promedio de cinco policías por cada asistente.   

Quienes alientan las aspiraciones presidenciales de Peña Nieto deben estar nerviosos pues la popularidad del mexiquense no es como la pintan; inauguraciones y presentaciones del de Atlacomulco lucen abarrotadas pero cuando no hay  “acarreados” su poder de convocatoria es limitado.

Enrejar una semana antes la Plaza de los Mártires y los alrededores del Templo resultó poco productivo para la administración mexiquense, pues no se registró la aglomeración que los organizadores anticipaban; el zócalo de la capital mexiquense lució semidesierto a pesar de que los gendarmes vestidos de civil invitaban a los asistentes a pasar a esa parte; mientras que en la Casa de Gobierno las cosas fueron peores, sólo unos cuantos viandantes y vecinos se congregaron en las aceras del Paseo Colón, emperifollado con cientos de Nochebuenas.

El cordón de seguridad que se implementó en la capital mexiquense para resguardar la integridad de la familia Peña-Rivera y de sus selectos invitados cayó en los excesos, pues mientras algunos reportes aseguran que fueron 800 efectivos de la Agencia de Seguridad Estatal los que fueron desplegados alrededor del evento, otras fuentes aseguran que fueron mil 600. Los dispositivos de seguridad se endurecieron desde un día antes de la boda, cuando la Casa de Dios fue tomada por la escolta personal del gobernador que desalojó a los indigentes que piden monedas en los portones de la iglesia. En las primeras horas del sábado 27 de noviembre las unidades de la policía estatal se podían ver por todo el Paseo Tollocan, desde el monumento del revolucionario Emiliana Zapata hasta Las Torres Bicentenario, mientras que el primer cuadro de la ciudad fue completamente sitiado por efectivos vestidos de civil que colocaron filtros de seguridad provistos de arcos detectores de metal. Su escolta personal se encargó de custodiar los accesos, el interior y el frente de la iglesia, despojando de celulares a monjas, acólitos y músicos que ingresaban a la iglesia. El costo del operativo de seguridad, según fuentes de los mismos efectivos demostró la capacidad económica del gobernador, pues aseguran que pagó entre 17 y 21 millones de dólares, extraoficialmente.

La pareja más popular del momento cumplió su promesa de que la ceremonia religiosa sería algo íntimo y privado; a la homilía sólo acudió medio centenar de personas, entre ellos los familiares y amigos más cercanos de la pareja como Arturo y Ana Cecilia Peña hermanos del novio, así como su madre, María del Socorro Nieto; además de Juan Soler y su esposa Maki, Graciela y Antonio Mauri. La ausencia de personajes del mundo de la política en las bancas de la Catedral fue evidente, pues sólo acudieron el secretario general de Gobierno, Luis Miranda Nava y el coordinador de Comunicación Social mexiquense, David López, quienes acompañados de sus respectivas parejas llegaron a bordo de un autobús.

El primero en llegar a la Catedral fue el gobernador Peña, quien ajeno a su costumbre estuvo a tiempo, con cinco minutos de anticipación enfundado en un frac azul marino que combinó con un pantalón gris Oxford y una camisa blanca; el hasta ese momento Viudo de Oro, llegó acompañado por sus hijas Paulina, Nicole, Sofía, Fernanda y Regina, quienes portaban vestidos color pastel. Su semblante reflejaba los nervios propios, unas cuantas poses para la lente de los fotógrafos y contados saludos para sus admiradoras antes de ingresar al templo; mientras que del otro lado de las vallas eran lanzadas tímidas arengas como “si te arrepientes aquí te espero” o “no te cases papucho” se dejaban escuchar. Pero para algunas de las asistentes su atuendo no iba con la personalidad del gobernante e incluso, -dijeron- lo hacía ver mal y de menor estatura.     

Con el redoblar de las campanas también hizo su aparición un Passat negro que dio vuelta sobre Nicolás Bravo para tomar Independencia y en el que llegó la radiante novia que portaba un elegante vestido blanco de escote corazón que combinó con una chaqueta corta del diseñador Macario Jiménez, ajuar que generó controversia en las redes sociales, pues según la tradición católica el blanco en la novia significa castidad y pureza; su peinado fue un “recogido” que decoró con una diadema en tonos plateados que hacían juego con los pendientes y el collar que portaba.     

En el pórtico de la iglesia ya la esperaban el gobernador y los purpurados Constancio Miranda Weckmann, arzobispo de Chihuahua – entrañable amigo de la familia Peña desde que fuera durante más de una década obispo de la Diócesis de Atlacomulco-, Francisco Javier Chavolla Ramos, obispo de Toluca y Carlos Aguiar Retes, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano quienes se encargaron de celebrar la homilía.

Apenas los novios ingresaron al recinto, los portones fueron cerrados para la feligresía de a pie, lo que generó el descontento de reporteros y curiosos que querían ser partícipes lejanos del mediático acontecimiento. El interior del templo estuvo iluminado por diez gigantescos candiles y emperifolladlo por decenas de ramos de rosas blancas; más de cuarenta miembros de la Filarmónica de Toluca y músicos invitados de la Orquesta Sinfónica del Estado de México fueron dirigidos por el maestro Gerardo Urbán, mientras que las sesenta voces del Coro de Música Sacra interpretaron la Misa de Coronación de Mozart y atendieron una solicitud de la pareja: Book of Days de Enya.

La liturgia se prolongó hasta la una y media de la tarde cuando los portones fueron abiertos de par en par ante la emoción y los nutridos aplausos de los asistentes que activaban sus celulares para tener un recuerdo del enlace.

La pareja, acostumbrada a los sets televisivos posó para las cámaras y caminó por la avenida Independencia para dar las gracias a los asistentes; en más de una ocasión atendió las solicitudes de ¡beso, beso! que se dejaron escuchar en su camino para luego volver sobre sus pasos y ofrecer una nueva tanda de poses; antes de abordar el auto que los llevaría a la Casa de Gobierno, La Gaviota tuvo un gesto noble y aventó su ramo a los asistentes. Al término de la homilía las puertas de la iglesia fueron abiertas lo que los toluqueños aprovecharon para llevarse los arreglos florales que adornaron la Catedral, ante los reclamos de los encargados del templo que pedían respeto, solicitudes que encontraron poco eco. 

El matrimonio ofreció una recepción en la Casa de Gobierno ubicada sobre el Paseo Colón, cuyos carriles que van de norte a sur fueron cerrados a la circulación; después de las dos de la tarde la avenida se convirtió en un desfile de autos y camionetas de lujo de las que descendían aperfumados políticos, familiares y contados artistas que lucían sus mejores trapos y aunque la pareja convocó a que los invitados no llevaran ropa de noche, algunos como el comisionado de la ASE pecaron por lo sencillo de su atuendo con el traje que utiliza todos los días.

Contados fueron los invitados que atendieron los llamados de los reporteros fuera de la Casa de Gobierno. Algunos pasaban de largo y sólo unos cuantos detenían su camino para esbozar una sonrisa para fotógrafos y camarógrafos que buscaban el mejor ángulo.    

A la recepción donde también se celebró en enlace civil llegaron Baruch Delgado Carbajal, presidente del TSJ y el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ernesto Nemer Álvarez, quien despojado de la corbata roja que lo acompaña a todos sus eventos, llegó de la mano de su esposa, la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Monroy del Mazo.

También se dieron cita los secretarios Gabriel O’Shea Cuevas, Alejandro Osuna Rivero, Arturo Osornio Sánchez, Alberto Curi Naime, Gustavo Cárdenas Monroy, Luis Enrique Miranda Nava, Raúl Murrieta Cummings, Alfredo Castillo y Gerardo Ruiz Esparza, acompañados de sus respectivas esposas, así como el ex procurador Alberto Bazbaz, el mismo que lo hundió en un tobogán de desprestigio por sus pifias en las investigaciones del caso Paulette.

Diputados federales como Alfonso Navarrete, Luis Videgaray, Humberto Benítez e Ignacio Rubí también estuvieron presentes; además de los alcaldes de Toluca, María Elena Barrera Tapia y de Huixquilucan, Alfredo del Mazo Maza; al igual que ex gobernadores como Ignacio Pichardo Pagaza, Cesar Camacho Quiroz y Emilio Chuayffet; el rector de la UAEM, Eduardo Gasca Pliego y actores como Lucero, Juan Soler, Carina Ricco, Graciela y Toño Mauri también dijeron “presente”.

Ernesto Nemer y Luis Miranda Nava fueron los únicos políticos que hablaron ante los medios de comunicación, mientras que del mundo de la farándula fueron Maky, Juan Soler y Carina Rico quienes atendieron la solicitud de los reporteros que en su mayoría eran de revistas y programas del espectáculo. 

Las ausencias más notables en la llamada “Boda del Siglo” fueron las del ex gobernador Arturo Montiel Rojas y el ex presidente de la república Carlos Salinas de Gortari, quienes impulsan la candidatura peñista; mientras que otros como los empresarios Carlos Slim y José Chedraui -se dijo- ingresaron por la puerta de atrás para evitar los reflectores. 

Las encuestas

El gobernador Enrique Peña y Rivera llegaron a la Catedral toluqueña bajo el rumor de que su enlace religioso es sólo un espectáculo mediático destinado a ganar votos y a unificar los intereses de una televisora con los del principal candidato presidencial; conjetura que ha ganado popularidad en el imaginario de los mexiquenses, pues una encuesta publicada por el diario Reforma revela que para el 46 por ciento de los habitantes el enlace es mera estrategia publicitaria; el 32 por ciento afirmó que la pareja se ama de verdad y el 22 por ciento no dio su opinión. Respecto a “¿A quién debe de interesarle la boda entre el gobernador y la actriz?, el 67 por ciento de los consultados dijo que la sólo a los familiares de los novios, el 19 por ciento dijo que a la mayoría de los mexicanos y el nueve por ciento manifestó que la ceremonia sólo debe de ser de interés para los mexiquenses. El 48 por ciento de los entrevistados también afirmó que le gustaría que Peña y Rivera llegaran a ser la pareja presidencial, el 40 por ciento señaló que no le gustaría y el 12 por ciento restante dijo no saber. El 73 por ciento aseguró que en la boda se usaron recursos públicos, el 19 por ciento dijo que fue pagado por el mandatario y el ocho por ciento no opinó.

Revuelta millonaria

* Aunque el ex gobernador mexiquense y coordinador de los trabajos del Consejo Consultivo Mexiquense, César Camacho Quiroz, asegura que el Estado de México no tuvo una partida especial para los festejos del Centenario de la Revolución y el Bicentenario de la Independencia, se estima que al cierre del 2009 la inversión destinada a los trabajos conmemorativos alcanzaba una cifra superior a los 61 mil 624 millones de pesos en autopistas, puentes, parques, hospitales, obras hidráulicas, ciudades bicentenario, bibliotecas y demás trabajos que se inauguraron con el epíteto de Centenario y Bicentenario.

Elpidio Hernández

El gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto y la actriz Angélica Rivera celebraron a todo lujo el Centenario de la Revolución Mexicana. Durante dos días, la pareja más popular del momento se placeó por la capital mexiquense develando placas, cortando listones y encabezado revolucionarios eventos que no sólo ocuparon las portadas de los diarios locales y nacionales, sino que incluso, algunos fueron transmitidos en vivo por la gubernamental Televisión mexiquense.

Para los mexiquenses de a pie hubo muy poco que festejar en el Centenario de la Revolución Mexicana, pues a cien años de distancia el movimiento revolucionario no se ha materializado en el Estado de México; aquí, un partido se ha perpetuado en el poder y el hambre de hace un siglo sigue presente, como lo revelan las estadísticas más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que reportan que en el Edomex viven poco más de diez millones de pobres; lo que representa que a dos de cada tres mexiquenses no les hizo justicia la revolución. Los altos índices de marginación en el Estado de México no fueron impedimento para que el gobernador más promocionado del país se tomara la foto cortando listones y dejara inmortalizado su nombre en las placas que develó para festejar el Centenario de la Revolución Mexicana.

Mover unos metros el monumento del revolucionario Emiliano Zapata, inaugurar las obras que no estuvieron a tiempo en Las Torres Bicentenario y la inauguración de la biblioteca Centenario de la Revolución, en el municipio alfarero de Metepec “dejará un legado de la transformación del país en estos cien años” según el propio gobernador.

Aunque el ex gobernador mexiquense y coordinador de los trabajos del Consejo Consultivo Mexiquense, César Camacho Quiroz, asegura que el Estado de México no tuvo una partida especial para los festejos del Centenario de la Revolución y el Bicentenario de la Independencia, se estima que al cierre del 2009 la inversión destinada a los trabajos conmemorativos alcanzaba una cifra superior a los 61 mil 624 millones de pesos en autopistas, puentes, parques, hospitales, obras hidráulicas, ciudades bicentenario, bibliotecas y demás trabajos que se inauguraron con el epíteto de Centenario y Bicentenario.

Los eventos para festejar el Centenario del movimiento revolucionario comenzaron el martes 17 de noviembre, cuando el Ejecutivo estatal abarrotó de funcionarios mexiquenses las butacas del Teatro Morelos para presentar las conclusiones que dejaron las cinco ediciones de los Foros de Reflexión Compromiso por México, publicitados por la administración mexiquense como “un regalo para los mexicanos” y que se distinguieron más por la ostentosidad y el derroche que por los beneficios que pudieran traer para los mexiquenses, pues ponentes y conferencistas no abordaron los temas que definen al Edomex.

En el viejo inmueble de la calle Morelos y cobijado por sus colaboradores, el gobernador mexiquense presentó cinco grandes metas transexenales para alcanzar los cambios que requiere el país y que –dijo- lo conducirán hacia un “estado eficaz”; propuestas que -por incapacidad, pereza o porque sólo sean una quimera- no pudo aplicar en el territorio que gobierna desde 2005.

Los más beneficiados con los Foros de Reflexión convocados por el gobernador mexiquense para redefinir el rumbo del país fueron las dos principales cadenas de televisión del país, Televisa y TV Azteca, quienes por la cobertura y la difusión de espots cobraron 32 millones 700 mil pesos, lo que representó el 76 por ciento del total destinado al evento. Sin contar los gastos de Televisión Mexiquense que transmitió en vivo las presentaciones.

Los Foros de Reflexión que abordaron por separado los temas de Política, Economía y Desarrollo, Educación y Cultura, Desarrollo Sostenible y Calidad de Vida, reportaron hasta el mes de septiembre un costo oficial de 42.8 millones de pesos. De acuerdo con el reporte de la coordinación de Comunicación Social mexiquense a la empresa de Emilio Azcárraga Jean se le pagaron 23.9 millones de pesos, mientras que a la televisora de Ricardo Salinas le tocaron 8.8 millones de pesos.

Los poderes Legislativo y Judicial también fueron partícipes de los desembolsos pues abastecieron de comidas, cenas, regalos y viáticos a los conferencistas que participaron en los paneles. Esplendidos con el dinero ajeno, los congresistas costearon en el Centro Cultural Mexiquense dos mil 250 comidas buffet e igual número de servicios de café; además de pagar sesenta mil pesos a dos ponentes -los doctores Mauricio Merino y Pedro Salazar-. Las arcas del Tribunal Superior de Justicia desembolsaron 288 mil 579 pesos por concepto de reuniones de trabajo, comidas, obsequios, cenas, hospedaje, pago de grupos musicales y cócteles de bienvenida para los participantes.

Las actividades conmemorativas de la gesta revolucionaria continuaron el viernes 19 de noviembre, cuando en el patio de Palacio de Gobierno el mandatario estatal entregó la Distinción Mexiquense Centenario de la Revolución Mexicana a personas y organizaciones que a través de su permanente actividad, compromiso cívico y solidario ideal social se ha distinguido por “dar continuidad al ideario revolucionario” los distinguidos con el premio no sólo se hicieron acreedores a una medalla de oro de edición especial también recibieron un premio en efectivo. En la ceremonia el titular del Ejecutivo develó una placa y firmó el libro de honor.

Por la noche el mandatario y la actriz, escoltados por una aparatosa comitiva gubernamental encabezada por Ernesto Nemer Álvarez, llegaron a Las Torres Bicentenario -aquellas inauguradas con bombo y platillo el 15 de septiembre- para develar la placa que da fe de la inauguración del Museo Bicentenario, que inicialmente fue proyectado para ser inaugurado en el Bicentenario de la Independencia pero que por la premura no estuvo a tiempo. La pareja hizo un recorrido por las instalaciones y –con cobertura en vivo para la gubernamental Televisión Mexiquense- cerraron una Cápsula del Tiempo que será abierta en cien años.

Los festejos revolucionarios continuaron el 20 de noviembre, cuando el mandatario llegó al municipio de Metepec para develar la placa de la biblioteca Centenario de la Revolución edificada en los terrenos del parque Bicentenario y que tuvo una inversión de 19.5 millones de pesos. Más tarde se trasladó a la cercada Plaza de los Mártires para encabezar la ceremonia cívica  que sustituyó el tradicional desfile; ahí entregó el Premio Estatal del Deporte 2010 que reconoce a los atletas más destacados de la entidad como el velocista José Luis Barrios Nieves, la badmintonista Eugenia Montero, la nadadora Sofía Ríos Castillo, el ajedrecista Julián Antonio Rojas Alarcón y la Asociación de Natación estatal.

El monumento del revolucionario Emiliano Zapata que fue recorrido unos metros de su posición donde se mantuvo por más de una década, no fue olvidado por el mandatario. Ahí su escolta personal organizó un impresionante cordón de seguridad que incluyó el cierre de algunos carriles de la autopista para que cómodamente se pudiera montar una guardia de honor y tomarse una foto a los pies del general.    

Quien tuvo que convertirse en una invitada de piedra fue la alcaldesa toluqueña, María Elena Barrera Tapia, quien por segunda ocasión consecutiva se quedó con las ganas de inaugurar el Portal 5 de Febrero, que originalmente estaba programada para el 15 de septiembre y que fue aplazada -sin éxito- para el 20 de noviembre; la alcaldesa tuvo que conformarse con dar la bienvenida en cada una de las presentaciones del gobernador mexiquense en suelo toluqueño y con una charreada.

 

Legitimidad pagada

* Para conquistar las simpatías de los electores, Peña y Ebrard tienen a su disposición dos de los presupuestos más abultados del país -Estado de México y Distrito Federal-, mientras que el “presidente legítimo” sólo cuenta con las generosas aportaciones que simpatizantes y políticos de su partido depositan en una cuenta bancaria; donativos que le ha permitido recorrer todo el país y cubrir los honorarios de los 12 secretarios, 12 subsecretarios y 48 asistentes del “gobierno legítimo”, cuya nómina llegó a alcanzar un millón 74 mil pesos mensuales.

Elpidio Hernández

Los comicios para elegir presidente de la república están programados para julio del 2012 y aunque el camino es largo, políticos como Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto y Marcelo Ebrard Casaubón se encuentran en pleno activismo político. En menos de un mes, los tres principales aspirantes a la presidencia de la república pisaron el zócalo de la capital mexiquense para exhibir fortalezas; Ebrard llenó la Plaza de los Mártires el 17 de octubre, AMLO el 14 de noviembre y Peña la pintó de rojo el pasado domingo.

Para conquistar las simpatías de los electores, Peña y Ebrard tienen a su disposición dos de los presupuestos más abultados del país -Estado de México y Distrito Federal-, mientras que el “presidente legítimo” sólo cuenta con las generosas aportaciones que simpatizantes y políticos de su partido depositan en una cuenta bancaria; donativos que le ha permitido recorrer todo el país y cubrir los honorarios de los 12 secretarios, 12 subsecretarios y 48 asistentes del “gobierno legítimo”, cuya nómina llegó a alcanzar un millón 74 mil pesos mensuales.

Los recursos con los que el tabasqueño se mueve por todo el país no son del todo claros. Antes de perder su registro, el Partido Social Demócrata presentó una queja ante el Instituto Federal Electoral para conocer aquel origen; el 18 de octubre pasado el IFE notificó a AMLO que debería comparecer ante ese organismo por una queja que puso el PAN contra un espot en el que López Obrador denunciaba la censura de la mafia en el poder. Aunque nada tenía que ver con el asunto, el IFE le requirió información patrimonial, incluyendo cuánto gana, cuentas bancarias e impuestos pagados.

Obrador manifestó que como “presidente legítimo” tiene un salario de 50 mil pesos mensuales que salen de las arcas de la Asociación Civil “Honestidad Valiente AC”, que administra las finanzas de su “gobierno”; así, tiene una cuenta de cheques en HSBC con un saldo de nueve mil 34.34 pesos, la cual –dijo- no ha reportado movimiento durante los últimos dos años; declaró no tener tarjetas de crédito ni cuentas en el extranjero y relativo a sus bienes sólo manifestó ser propietario de una casa en Palenque, Chiapas, donde vivían sus padres y la cual le fue heredada. No aclaró de quién es el departamento donde vive en el Distrito Federal ni la camioneta Suburban blanca en la que llega a sus mítines.

El austero salario de cincuenta mil pesos que percibe no es obstáculo para ciertos lujos. En octubre de 2009, mientras AMLO arengaba que en México “un puñado de potentados domina con arrogancia y cinismo” y que “casi todos se han enriquecido en los últimos 20 años al amparo del poder público”, su hijo, Andrés Manuel López Beltrán, apoyaba el mitin calzando unos tenis de la firma francesa Louis Vuitton que se cotizan en mil 200 dólares y que sólo se pueden adquirir en los aparadores de prestigiados almacenes de París, Londres y Roma.

Los recorridos de Obrador por el país no sólo son financiados con las aportaciones en efectivo que simpatizantes y políticos depositan en la cuenta bancaria de su agrupación, también recibe aportaciones en especie, como se hizo público en 2008 cuando la entonces diputada Sonia Ibarra, consorte del perredista Guadalupe Acosta Naranjo prestó durante más de un año su tarjeta IAVE del Congreso a AMLO, lo que permitió al tabasqueño viajar por las carreteras de cuota del país sin desembolsar nada, pues esa tarjeta es una de las tantas prestaciones de las que gozan los legisladores federales y que sirve para que no paguen peaje.

La información se hizo pública cuando Acosta intentó aclarar que en el PRD no había bloqueo económico en contra de Obrador, “por ejemplo, la tarjeta IAVE que trajo (Andrés Manuel López Obrador) más de un año era la tarjeta que mi esposa (Sonia Ibarra) usaba. Muchos hemos sido solidarios de una manera o de otra”.

Por su parte, el ex dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) Jorge Sánchez García, manifestó -sin documentar sus afirmaciones- que durante más de tres años el líder sindical Martín Esparza financió recorridos y presentaciones de López Obrador por la república mediante cuotas que cobraba a los cerca de 44 mil agremiados y que incluso “acarreaba” a los ex trabajadores a sus mítines y concentraciones. “Sé que fueron millonarias cantidades (que le dio a López Obrador), pero lo que era claro es que usaba las cuotas sindicales a favor de AMLO”.

Las aportaciones que simpatizantes y funcionarios hacen en la cuenta bancaria son generosas, pues de agosto del 2006 a abril del 2008 el “gobierno legítimo” recaudó poco más de 31 millones 500 mil pesos para su financiamiento, sin contar los apoyos que gobernadores emanados de las filas perredistas hicieron.

Aunque no existe un acuerdo interno que obligue a los obradoristas a depositar aportaciones, legisladores federales, locales y senadores identificados con Obrador contribuyen periódicamente a la causa del tabasqueño en efectivo y especie.

Milenio semanal documentó que los 31 millones 500 mil pesos que recaudó en los primeros dos años de su “gobierno” tuvieron orígenes distintos: 55 diputados federales –de la pasada Legislatura- aportaron durante los primeros 21 meses diez mil pesos mensuales que sumaron once millones 550 mil pesos; mientras que todos los legisladores de la fracción parlamentaria del PRD en LX Legislatura (127) hicieron un deposito inicial de 26 mil pesos, que sumaron tres millones 302 mil pesos; mientras que 29 senadores leales a Obrador aportaron en promedio 18 mil 500 pesos al mes, que en los 21 meses sumaron poco más de once millones 266 mil 500 pesos. Otros que aportaron fueron los 34 asambleístas del sol azteca en el Distrito Federal, quienes en abril de 2008 donaron íntegra su dieta, lo que representó una entrada de un millón 734 mil pesos; adicionalmente, quince de esos mismos asambleístas aportaron diez mil pesos cada mes.

De acuerdo con la versión de los entonces congresistas, no sólo aportaban recursos económicos pues otros como el mexiquense Emilio Ulloa también cubrían los honorarios. Él, por ejemplo, costeaba honorarios de dos colaboradores de Claudia Sheinbaum, quien en el “gabinete legítimo” aparece como secretaria del Patrimonio Nacional y también comandante de las llamadas Adelitas. Ulloa confirmó que algunos diputados simpatizantes cooperaron con boletos de avión pagados de sus respectivas dietas, así como con apoyos solicitados.

Otras versiones afirman que miles de trabajadores del Gobierno del Distrito Federal y de las delegaciones políticas que controla el PRD en la capital del país son obligados a aportar a las causas obradorcitas. En 2008 en la delegación Azcapotzalco, donde se documentaron los apoyos tanto en especie como económicos que el entonces titular Alejandro Carvajal González, de la corriente interna de Izquierda Democrática que comandan René Bejarano y Dolores Padierna, entregaba al movimiento de Obrador.

Uno de esos señalamientos se confirmó el 13 de noviembre de 2007 con base en la minuta de trabajo; en el apartado de Acuerdos quedó al descubierto la conexión de esa delegación con el gobierno legítimo al quedar por escrito que las aportaciones que realizaron los trabajadores de la delegación para los damnificados de Tabasco fueron un éxito, por lo que se “comprarán despensas armadas para facilitar la entrega. Eduardo Olmos Tomasini (entonces Director de Desarrollo Económico) ofrece el apoyo de una empresa que puede transportarlos, sólo esperan indicación de la oficina del licenciado Andrés Manuel López Obrador porque el delegado pidió que se canalizara a través de ellos el apoyo”. 

El Barco Ebrio

*

Mucho se ha quejado el recordado ex consejero del IEEM, Norberto López Ponce, de los agravios que le causa la actual administración estatal. Hace unos días fue golpeado por maestros del poderoso Sindicato de Maestros cuando intentaba repartir un documento que proponía reformar los estatutos del monstruo que les dio de comer, pero en serio, a Trini Franco, los señores Zamora y el joven Pompa, actual dirigente. Ya debería saber López Ponce, con amplia experiencia en lo que se refiere a compra de voluntades en el IEEM, que hay instituciones inamovibles, muy parecidas a las que pinta Kafka en “El Proceso” y que en un país en guerra como el nuestro, las ideas de cualquiera que no tenga la tribuna de la tiendita de los horrores de Emilio Azcárraga no existen.

 

*

Democratizar un sindicato es, en términos reales, cosa de locos en México. El Estado de México ha dejado de ser garantía para vivir honestamente y cualquier vida tiene sobre sí una amenaza latente, incluso sin que medie razón alguna. El poder político, económico y del narco que se persigue cuando se busca la presidencia de un territorio que experimenta una revolución cada 100 años abre las puertas para cualquier tipo de desarrollo y felicidad financiera para los ganadores que, siempre ha sido así, son unos pocos. La revolución tan mencionada de cada 100 años ya sucedió y nadie se dio cuenta. Esta vez los juanes fueron representados por los muchachos afiliados a cualquier cártel del narcotráfico y las adelitas las proporcionó amablemente el señor Emilio. Larga vida y salud para todos ellos, los dueños del país.

 

*

Y es que estos dueños, los cárteles, están presentes en la vida política del Estado de México y de manera literal cobran a cada uno de los ayuntamientos y dependencias una especie de convenio que garantiza la paz social en la entidad. Según el tamaño de los municipios, las módicas cuotas que la presidencia municipal entrega van desde los 70 mil hasta el millón de pesos mensuales, los cuales son recolectados en “cooperachas” que los mismos regidores y directores juntan. Para todos hay, pues, y a manera de agradecimiento los jóvenes pistoleros regalan a sus clientes con carnitas asadas, barbacoas y vino tinto en ranchos discretísimos. Esta manera de operar ha sido introducida por los sicarios letrados, que entienden de mercadotecnia y saben que al cliente lo que pida, como bien saben los alcaldes del sur de la entidad.

 

*

La descomposición social en el Edomex, la pobreza y el hambre obligan al ingenio a ponerse a trabajar. Así, a la altura del Cosmovitral, en el centro de Toluca, se han detectado algunas camionetas tipo Van que se encargan de levantar jovencitas, secuestrarlas e integrarlas a las redes de tratante de blancas en el país. Quienes se dieron cuenta de la situación no fueron los policías, sino los ciudadanos que han sido testigos de estos plagios.

 

*

Los policías no se dieron cuenta porque son acusados por los propios afectados de intervenir en este negocio, ya vigilando de manera activa desde comercios y dependencias o de plano proporcionando autos y armas para los secuestradores. ¿Qué policía puede ser contratada para vigilancia particular?

 

*

Un caso concreto sucedió en Plaza Toluca, centro comercial ubicado en el centro de la ciudad. Allí, a las cuatro de la mañana un niño de no más de diez años pedía auxilio a gritos. Atrapado dentro del establecimiento, se asomaba a la calle, donde algunos trasnochados intentaron ayudarle, pero como no pudieron abrir la puerta de cristal, decidieron avisar a las autoridades. El niño les dijo que el policía que vigila aquel establecimiento lo había llevado allí con la promesa de que al día siguiente lo llevaría al DIF. Del niño, la instancia nada sabe.

 

*

En este momento todo es negocio y cada actividad una oportunidad para obtener dinero. Denuncias presentadas a este semanario dan cuenta de que el rapto de mascotas es uno de los más practicados. Hasta perros y gatos padecen la violencia.

 

*

Un grupo de despechados políticos que esperaban invitación para la Boda del Siglo hicieron el berrinche de sus vidas cuando preguntaron por sus nombres y no aparecieron en la lista. Así, algunos alcaldes ignorados por su bastedad o porque no tenían el frac planchado optaron por juntar tristezas y hacer un viaje a un conocido balneario y desde allí echarle porras al futuro presidente de México.

 

*

Tres millones de dólares para los diputados en aguinaldos no es nada. Si se transparentaran sus gastos, la cifra representaría sólo el pelo de un gato.

 

*

Empresarios del Estado de México aprovechan las reuniones de fin de año para cotorrear a costillas de Carlos Loret, lector de notas en un espacio informativo de Televisa, pues aseguran que él inventa muchas de sus exclusivas como sucedió con los recordados balseros que naufragaron hace tiempo y supuestamente permanecieron en alta mar por varios días. Los directivos de las empresas aseguran que el propio Loret se encargó de comunicarles en exclusiva que aquello era un teatro que la propia televisora había montado con motivos de rating y que él mismo era el escritor de tal cosa. Ahora los industriosos hombres cruzan apuestas para ver cuál será la nota elegida para cerrar el 2010.

 

*

Ningún medio de comunicación podrá cubrir la boda Peña-Rivera, en la catedral de Toluca, así que habrán de contentarse viéndola de lejos.

Península de Corea salta al tope de la agenda de Obama

La revelación de que Corea del Norte logró construir una instalación capaz de enriquecer uranio como para fabricar armas nucleares, y el bombardeo norcoreano contra una isla de Corea del Sur esta semana, que mató a dos soldados y a dos civiles, catapultó a Pyongyang al tope de de la ya sobrecargada agenda de Washington en política exterior.

Jim Lobe/ IPS

Lo último que el presidente estadounidense Barack Obama necesitaba, tres semanas después de que el opositor Partido Republicano triunfara en las elecciones legislativas de su país, era un agravamiento de la crisis en la península coreana.

La revelación de que Corea del Norte logró construir una instalación capaz de enriquecer uranio como para fabricar armas nucleares, y el bombardeo norcoreano contra una isla de Corea del Sur esta semana, que mató a dos soldados y a dos civiles, catapultó a Pyongyang al tope de la ya sobrecargada agenda de Washington en política exterior.

El bombardeo, respondido por las fuerzas surcoreanas, llevó las tensiones en la península a su máximo nivel en décadas, quizás desde el propio fin de la guerra de Corea hace más de 50 años.

Esta crisis también podría complicar las delicadas relaciones entre Estados Unidos y China. Este último país es visto en Washington como el único aliado de Corea del Norte, y cuyo apoyo económico y diplomático es lo que mantiene a la dinastía Kin gobernando en Pyongyang.

China teme desde hace tiempo que un colapso del régimen de Kim Jong Il derive en un caos y provoque el desplazamiento de millones de norcoreanos a su territorio, así como una posible intervención surcoreana o estadounidense a pocos metros de su frontera. El anuncio de Washington el miércoles de que enviaba su portaviones USS George Washington para participar de operaciones militares conjuntas cerca de la costa norcoreana a partir de este fin de semana sin duda añade preocupación en Beijing y en Pyongyang, sobre todo considerando la sensibilidad china de los últimos meses en relación a ciertos reclamos territoriales, incluyendo uno sobre el Mar Amarillo.

El envío del portaviones tiene el objetivo de mostrar solidaridad con Corea del Sur, pero también puede ser visto como una provocación a Beijing.

Según analistas en Washington, los ejercicios pueden ser un presagio de un fortalecimiento de la capacidad militar de Estados Unidos en la región.

Estados Unidos tiene a más de 25 mil soldados estacionados en Corea del Sur en este momento.

“Imagino que en las próximas semanas y meses se va a ver una mayor presencia estadounidense”, sostuvo el analista Alan Romberg, del Stimson Center, ex consejero sobre Asia oriental para el Departamento de Estado (cancillería) de Estados Unidos.

“A los chinos no les va a gustar. Lo ven como algo dirigido contra ellos. Pero esto es parte del costo de dejar que Corea del Norte siga adelante y actúe con lo que nosotros consideramos impunidad”, señaló.

“Esperamos que China sea claro, como nosotros, en determinar sobre quién reside la responsabilidad por la actual situación, por la actual tensión”, dijo en tanto el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley.

Los acontecimientos de los últimos días complicaron la agenda de Obama, cuya política exterior ha estado concentrada en lograr la ratificación en el Senado del nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con Rusia para fines de este año.

Además, su administración lleva adelante una gran revisión de la estrategia en Afganistán y se prepara para la visita de su par de China, Hu Jintao, en enero, en la cual sin duda Corea del Norte será uno de los más importantes temas a tratar, así como la “guerra de divisas”.

Los llamados “halcones” (ala más belicista) en Washington exigen que tanto Estados Unidos como la Organización de las Naciones Unidas adopten sanciones contra Pyongyang.

También proponen que el gobierno de Obama haga ostentación de su poder militar cerca de la frontera norcoreana, incremente las transmisiones satelitales a ese país para promover el descontento popular y redoble la presión contra Beijing para que deje de apoyar al régimen norcoreano, que se encontraría debilitado en momentos de un transición del poder de parte de King Jong II a su hijo, Kim Jong Eun.

“Trabajando con Corea del Sur y Japón, Estados Unidos debería llamar a una unificación de las dos Coreas en términos aceptables para el Sur”, escribió Henry Sokolski, director del Centro de Educación sobre No Proliferación, en la publicación derechista National Review.

“Debería invitar a China a que participe, si quiere. Cualquier esfuerzo serio requerirá que Corea del Sur pida préstamos para financiar la transición y que China acceda a permitir el ingreso de refugiados”, añadió.

Entre las llamadas “palomas” (ala menos belicista), se destaca la voz del ex presidente Jimmy Carter, quien llamó a iniciar conversaciones directas con Pyongyang, tanto en forma bilateral como en el contexto de la instancia conocida como Seis Partes, presidida por China y que incluye también a Corea del Norte, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y Rusia.

Hasta ahora, la administración de Obama, que se jacta de llevar adelante una “paciencia estratégica”, se niega a aceptar estas sugerencias, y exige como condición para cualquier acercamiento que Pyongyang desmantele por completo su programa de armas nucleares.

También exige al gobierno norcoreano que pida disculpas a Seúl, o al menos exprese su pesar, por el disparo de un torpedo contra una nave de guerra surcoreana en marzo pasado, que mató a 46 marineros. Con el respaldo de China, Corea del Norte niega rotundamente su responsabilidad en el hundimiento.

“Más allá de declaraciones y condenas (por el último incidente), al final de cuentas no tenemos muchas opciones”, según John Feffer, especialista en la península coreana y quien dirige la oficina Política Exterior en Foco del Instituto de Estudios Políticos en Washington.

“La paciencia estratégica de Obama sólo ha hecho que el Norte haga todo para demostrar que está impaciente y que quiere volver a la mesa de negociaciones, con Estados Unidos particular. Y las sanciones no han logrado mucho, como lo ha demostrado la sofisticación de la nueva planta de enriquecimiento de uranio de Corea del Norte”, agregó.

Violencia genera daños irreparables a la salud de las mujeres

Las repercusiones de la violencia de género en la salud mental de las mujeres, “a veces son irreparables”. El tratamiento emocional puede ayudarlas de manera importante, sin embargo, sólo una de cada cinco víctimas de violencia llega a recibir atención.

Guadalupe Cruz/ CIMAC

La violencia de género puede ocasionar daños irreparables en la salud mental de las mujeres, que puede traducirse en aislamiento, depresión, ansiedad, baja autoestima y estrés postraumático, problemática que si no es atendida puede llevarlas al alcoholismo o al suicidio.

La directora del Centro de Salud Mental y Género de México, Alejandra Buggs, dijo a que es preciso que las autoridades difundan información acerca de qué es la violencia de género y a dónde pueden acudir a solicitar ayuda.

Entrevistada con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la especialista señaló que las mujeres que sufren violencia física y psicológica viven en tormento constante.

El daño emocional ocasionado les impide reconocerse como personas valiosas capaces de construir un proyecto de vida. Por el contrario, atadas por el miedo a su agresor, permanecen aisladas, explicó la psicoterapeuta.

Las repercusiones de la violencia de género en la salud mental de las mujeres, “a veces son irreparables”. El tratamiento emocional puede ayudarlas de manera importante, sin embargo, sólo una de cada cinco víctimas de violencia llega a recibir atención.

El aislamiento es una de las características de las mujeres que sufren violencia, por temor al agresor dejan de ver a su familia y a sus amistades, a quienes por el miedo y la distancia no les comunican el terror que viven en casa.

La depresión es otra de las repercusiones, ésta provoca “sentimientos de apatía, de desinterés, de sentirse inadaptadas a su medio. Si no se trata a tiempo, este malestar las va a acompañar toda su vida e incluso en casos extremos, a muchas de ellas, las puede llevar al suicidio”.  

También está la ansiedad extrema, “algunas veces las mujeres hacen uso del alcohol para tratar de disminuirla, o de otra sustancia adictiva”.

Una manifestación más, es el estrés postraumático, “la mujer que ha estado sometida a situaciones de violencia crónica, puede tener sudoración, taquicardia o sobresaltos, al simple hecho de escuchar que su agresor está por llegar”.

La habituación a la violencia es otra constante, ya que al estar afectadas psicológicamente, ellas pierden la capacidad de reconocerla. “Se adaptan a esa situación, la ven como natural y eso les impide ver que es algo que no tienen porque estar viviendo”.

La baja autoestima se suma al daño emocional generado por la violencia, “el agresor lastima el autoconcepto y la autoimagen de la mujer, él le dice ‘estás fea, eres gorda’ y ella empieza a deteriorar su autoconcepto”.

La baja autoestima les impide que son capaces de concretar un proyecto de vida, “ni siquiera se lo plantean, para ellas no existe, porque sienten que no valen”. Ese sentimiento, les impide moverse del lugar donde están.

El tratamiento es paulatino y de largo plazo “porque la violencia que una mujer vive, por ejemplo en pareja, es consecuencia de otro tipo de violencia, estamos hablando de que son mujeres, que arrastran una historia de violencia en la mayoría de los casos”.

La atención debe incluir el cuestionamiento de “porqué la mujer se fue adaptando a la violencia de género a lo largo de su existencia”.

La revisión debe hacerse desde la dimensión cognitiva para que cambie creencias de género, que plantean que las mujeres deben someterse a su pareja. También en el ámbito personal, pues es preciso conocer su historia de vida y fortalecerla, que logre tener confianza en sí misma, que logre tener seguridad.

Por último, se encuentra el aspecto social, ya que se debe trabajar en su integración a “medios más sanos de relación, de amistades, de familia”.

Sin embargo, son “pocas” las que reciben atención, “las que lo hacen es porque un familiar las lleva o alguna amiga”. De acuerdo con la especialista, ello se debe a la situación de aislamiento en la que se encuentran las víctimas de violencia, pero también a la escasa información acerca del tema.

La responsabilidad de denunciar la violencia de género, recae en el Estado, en los medios de comunicación, los cuales deben socializar las herramientas “que las mujeres tenemos para salir de esa situación”.

Tribus urbanas en La Habana nocturna

Alrededor de dos mil jóvenes pululan las noches de viernes a domingo a unos metros de la calle G, una de las principales avenidas de La Habana, y ya tienen sus espacios marcados: primero los rockeros, luego los reparteros y mikis y cierran los emos, que suelen despreciar los otros grupos por su tendencia a la melancolía y los sentimientos, tanto en mujeres como en hombres.

Dalia Acosta/ IPS

Nace otra ciudad en las noches de los fines de semana. Rostros juveniles, tan extraños como comunes, la poseen y reinventan a través de las denominadas tribus urbanas, un fenómeno mundial que atraviesa también Cuba. Apacibles parques de día, grito vivo de gente al anochecer.

Unos 700 metros de la Calle G, una de las principales avenidas de La Habana, representa el lugar emblemático y de encuentro de estas redes informales. A decir del sociólogo francés Michel Maffesoli, se trata de grupos de entre 12 y 20 años que cubren las ciudades, recuperan las relaciones humanas y erigen sus normas propias.

En Cuba, el consumo cultural distingue a las principales tribus por su música: los rockeros, divididos en metaleros, punkis, nuevos metaleros, hippies y friques; los “emos”, incondicionales del subgénero del rock emocional; los “mikis”, volcados en la electroacústica, disco y trova; y los “reparteros”, seguidores del reggaetón, hip hop, rap o timba.

“Toda tribu urbana tiene sus santuarios y sus tradiciones”, asegura el escritor y rockero José Miguel Sánchez (Yoss). Sin embargo, G, como le llaman comúnmente, acoge a todas como un gran trasiego para la diversidad, hasta para los que no abrazan una identidad específica.

“Realmente no hay muchas opciones para los jóvenes. Aquí te encuentras con millones de gente, que a lo mejor no tienen mucho que ver contigo, pero haces vida social”, dijo Max, un joven trabajador de una empresa estatal de transporte, muy acomodado en un banco de la antigua Avenida de los Presidentes.

En el ámbito científico, pocas miradas han tocado este fenómeno social, surgido por la emergencia de identidades nuevas entre “una población joven y adolescente que necesita distinguirse”, según la psicóloga Daybel Pañellas, profesora de la Universidad de La Habana, quien dirigió una investigación sobre la noche en la calle G.

Durante un espacio de debate promovido por la revista cubana Temas, Pañellas no compartió la clasificación de tribus para estos grupos, “en términos de una ideología sólida, que movilice un proyecto social particular”, a excepción de los rockeros, grupo articulado desde finales de los años 60.

Alrededor de dos mil jóvenes pululan las noches de viernes a domingo, y ya tienen sus espacios marcados: primero los rockeros, luego los reparteros y mikis y cierran los emos, que suelen despreciar los otros grupos por su tendencia a la melancolía y los sentimientos, tanto en mujeres como en hombres.

De acuerdo con el estudio académico, de más de 400 entrevistas, mikis, reparteros y emos se unen en esencia por preferencias estéticas, musicales y de entretenimiento. Mientras, la afición al rock acumula años de resistencia frente a la política oficial que durante años los consideró “desviados ideológicos” y “contrarrevolucionarios”.

“Nos diferenciamos de todos los demás: en filosofía, vestuario, género musical, la forma de hablar y de comportarse ante la sociedad”, precisó Alejandro, rockero y estudiante de electrónica de 17 años. Tenemos “una filosofía más calmada, menos conflictiva y más centrada en nosotros mismos”, amplió.

Algunas de las principales ciudades cubanas también viven a diferente intensidad el fenómeno de las tribus urbanas: Matanzas, en occidente, Santa Clara, en el centro, y Holguín y Santiago de Cuba, al oriente del país.

En 2008 recaló en G una estética futurista, de cabellos lisos, negros, rubios o rojos, amoldados en un largo cerquillo que cubre la mitad del rostro y, en algunos casos, los dos ojos. En Cuba le llaman bistec a ese peinado, y pocas personas emo lo usan demasiado largo, a causa del caluroso clima tropical.

“Nos basamos en los sentimientos. Somos muy unidos y hacemos de la amistad una hermandad. Los varones emo son más mal vistos en la sociedad. Dicen que son flojitos (homosexuales), pero, para nada”, detalló Lila, una emo de 18 años, sobre una de las posibles causas del rechazo hacia su grupo por tribus como los reparteros.

Esta cultura misantrópica y de autoflagelación de la Europa de la década de los 80, se matiza con la identidad cubana de “una persona alegre, optimista, un poco machista, conquistadora”, según la psicóloga Yessabel Gómez Sera.

Gómez Sera, autora de la investigación “¿Cómo son los emos cubanos? Un estudio exploratorio con un grupo de adolescentes emos”, realizada en 2009, explica que “no todos se cortan: sencillamente se arañan, y se percatan rápidamente que se puede ser emo sin necesidad de hacerlo”.

Los mikis de Cuba se asemejan a los que en otros países se denominan fresas, pijos o “chetos”. Según Ángel, que cursa la enseñanza media y se reconoce miki, su tribu se caracteriza por ser muy alegre, “pasarla bien” y tener “mucho proyecto de presente y de futuro”. Lamenta que sean calificados de consumistas y superficiales.

De raíces más autóctonas, los reparteros surgieron con la timba, género rápido y violento dentro de la salsa que simbolizó la producción musical cubana de finales de los 90. Escuchan “ritmos bailables, contagiosos, pegajosos, ricos” y “están muy ligados a las modas”, indicó a IPS un joven que no quiso dar su nombre.

Hace poco los reparteros llegaron a G. “Es cosa de gente humilde, que viven en barrios marginales, donde no hay tanta cultura”, abundó, sobre un grupo estereotipado como violento y conflictivo.

Sin embargo, la agresividad simbólica o física centra a toda la diversidad de tribus en Cuba y se refleja en sus estéticas: reivindicadoras de la raza negra en los rastafaris, oscuras e imponentes de rockeros, irrevocablemente andrógina en los emos, sobresaliente para los reparteros, y a través del dibujo clandestino de los grafiteros.