Censura “made in” Televisa

* Con el nuevo acuerdo sobre la cobertura mediática la Iniciativa México y Televisa han pasado de tratar de manipular en forma activa a la opinión pública a la censura de la realidad de la violencia de la guerra contra las drogas al ojo público.

 

Erin Rosa

The Narco News Bulletin

Las compañías mexicanas de medios de comunicación cocinaron un acuerdo para regular la forma en que los periodistas reportarán la guerra contra las drogas, proponiendo métodos para restringir tanto las imágenes como las palabras en los noticieros. Detrás de este acuerdo se encuentra la Iniciativa México, masiva campaña de relaciones públicas que ha sido acusada de utilizar a los medios para tratar de acabar con la insatisfacción y rebelión pública.

En 2010, Televisa, la corporación de medios más grande del país, creó la Iniciativa México previo a las celebraciones del Bicentenario. Aliándose con su principal rival, TV Azteca y decenas de radiodifusoras, periódicos y empresas, la iniciativa se convirtió en un consorcio de los controladores de información más ricos y poderosos. Combinaron sus recursos para lanzar un bombardeo de anuncios en tele, radio y espectaculares alentando a que los mexicanos “enterraran sus complejos” y “evolucionaran”. Luego de desaparecer con el fin de las festividades bicentenarias la Iniciativa México ha regresado con un acuerdo que algunos legisladores proponen como nueva ley.

Los impulsores de la iniciativa celebraron una conferencia de prensa en el Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México para desplegar el acuerdo de diez puntos de la Iniciativa México 2011 sobre la cobertura de los medios en la guerra. “La Iniciativa México no puede ignorar la violencia que diariamente nos acompaña a los mexicanos en todos los ámbitos de nuestra vida”, dijo Sergio Sarmiento, columnista y presentador en la conferencia, al presentar el acuerdo. “México vive una situación sin precedentes por los niveles y las formas que ha adoptado la violencia que proviene de la delincuencia organizada. Esta situación ha puesto a prueba la capacidad del Estado para combatir a los grupos que han hecho del terror su modo de operar.”

El acuerdo de la Iniciativa México pide la creación de mecanismos para regular las imágenes y fotografías que muestran “actos de violencia” incluyendo dónde, cómo y cuántas veces son publicadas. Los periodistas deben “evitar el lenguaje y la terminología empleados por los delincuentes” y nunca mostrar a los criminales o supuestos criminales como “víctimas” o “héroes.” Con el fin de proteger a los periodistas en zonas peligrosas, la iniciativa recomienda que los reporteros no reporten en vivo desde las “zonas más violentas.” Los reportajes que puedan poner en peligro a operaciones policiacas o militares en contra del crimen organizado no deben ser difundidos. El acuerdo no revela exactamente quién decidirá qué es violento, qué constituye la terminología criminal y qué tipo de contenido puede considerarse una amenaza a la seguridad nacional.

El presidente Felipe Calderón, el jefe de Estado conservador que le declaró la guerra a los grupos narcotraficantes cuando inició su mandato en 2006, publicó su apoyo al acuerdo en un comunicado de prensa. Los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) de Calderón aplaudieron el acuerdo, mientras sus rivales del PRI en el Senado dijeron que trabajarían para hacer que el acuerdo se apruebe como ley para que todos los medios de comunicación sean obligados a adherirse. En los Estados Unidos no hubo mención de la participación de la Iniciativa México en el acuerdo.

A pesar de los disidentes, los analistas de la industria estiman que la Iniciativa México representa el 90 por ciento de la industria mediática en México. El texto del acuerdo muestra que Televisa y sus socios están decididos a apoyar las políticas del gobierno, incluso si la violencia por la guerra continúa creciendo.

 

Negando la realidad de la vida cotidiana

 

El acuerdo de Televisa comienza señalando que las “libertades fundamentales” como la “posibilidad de expresarse libremente” y la “libertad de prensa” están siendo amenazadas por el crimen organizado. El documento alienta a los firmantes para llegar a un estricto criterio para censurar los noticieros y las imágenes con el fin de producir reportajes que “promuevan el respeto a la legalidad.”

De acuerdo con la lógica de los miembros de la Iniciativa México, debido a que la violencia de los narcotraficantes pone en riesgo las vidas de los periodistas y es utilizada para manipular a los medios, la estrategia debe ser diseñada para controlar lo que es transmitido como noticia. “Recientemente se ha iniciado un intercambio de puntos de vista entre varios medios para compartir experiencias en este tema”, dice el acuerdo. Mientras el documento brevemente afirma que la prensa tiene el derecho a criticar las políticas del gobierno, también afirma que el gobierno está obligado a luchar contra los grupos narcotraficantes, lo que es una obligación que “no puede ni debe estar sujeta a compromisos o negociaciones”.

Mientra las acciones de fuerza policial están determinadas a estar “en la legalidad”, entonces está claro que cualquier violencia que ocurra es “producto de un grupo criminal.” El término “en la legalidad” es particularmente confuso considerando la larga lista de denuncias por abusos a los derechos humanos en contra de fuerzas militares y policiales, y a la incapacidad del gobierno de llevar a los perpetradores de tales crímenes ante la justicia. Justo antes de que Televisa anunciara el acuerdo, la Suprema Corte de Justicia declaró ante las Naciones Unidas que la Comisión Nacional de Derechos Humanos carecía de los “dientes legales” para hacer su trabajo.

Otra regla en el acuerdo obliga a los medios de comunicación a suponer que los policías sospechosos son inocentes hasta que sean condenados o confiesen. En México existen innumerables casos de policías torturando gente para sacar una confesión. Hay muchos ejemplos de funcionarios adulterando evidencias para acusar a chivos expiatorios. Todo esto, junto con la realidad de la guerra contra las drogas —sobornos a funcionarios judiciales, policiales y militares trabajando para grupos narcotraficantes— significa que ser acusado de un crimen y confesarlo son malos indicadores de la culpabilidad de un individuo.

Los medios de comunicación que se adhieren al acuerdo se encargarán de averiguar la manera que los reporteros sigan las reglas. El acuerdo también menciona la creación de un “órgano ciudadano” que observará y hará juicios sobre los reportajes para confirmar que el acuerdo sea respetado. No queda claro quién será miembro del comité o cómo se elegirá a sus miembros. El acuerdo señala que más información sobre el órgano estará disponible en los próximos treinta días.

Para acercar al público, Televisa diseñó una página en el sitio de la Iniciativa México en donde la gente pueda añadir su nombre en una petición en línea a favor del acuerdo. (Hasta ahora supuestamente la han firmado 2 mil 487 usuarios). La guerra contra las drogas se está librando, de acuerdo con el documento, sabiendo “de que sólo en el marco de este Estado es posible la vida democrática y el goce lleno de las libertades fundamentales que consagra nuestra Constitución.”

 

Problemas de transparencia y críticas marcan la campaña de Televisa

 

Antes de que se revelara que la Iniciativa México era una idea de Televisa, aquellos que integraban el proyecto y las finanzas detrás de él no eran públicos. Cuando la campaña fue llevada por primera vez a las ondas radiales en 2010, su sitio no incluía dirección o número telefónico. Fue sólo hasta buscar quién había registrado el dominio del sitio que Narco News pudo determinar que Televisa había creado el sitio. “Tenemos un consejo consultivo conformado por los 40 medios más importantes del país y cada medio está aportando recursos, está abriendo tiempos y espacios en sus plataformas. En realidad no ha sido un gasto,” dijo la directora de la Iniciativa México, Tania Esparza Oteo en una entrevista exclusiva.

Para entonces, México conmemoraba su Bicentenario, celebrando tanto la independencia de España de 1810 como los 100 años de la Revolución de 1910. Durante las celebraciones, la Iniciativa México comenzó a difundir anuncios casi cada quince minutos en cada canal de televisión (incluyendo en cable) y cada estación de radio del país. “Habrá que enterrar al México de los complejos y alumbrar al México de los hombres y mujeres seguros de sí mismos”, decía a la audiencia en un anuncio el entonces entrenador de la selección mexicana de futbol, Javier Aguirre. En otro, la actriz Salma Hayek sermoneaba que “una mejor nación está hecha de mejores individuos. Es hora de romper nuestras inercias y evolucionar”. Ambos anuncios avivaron las críticas del público, especialmente por el hecho que ambas celebridades eran mexicanos que no viven en México.

Además de tratar de influir en la opinión pública, la Iniciativa México patrocina un programa de televisión parecido a “American Idol” que le ofrece publicidad a mexicanos que tienen ideas para “hacer del país un lugar más seguro”. A los espectadores se les insta a hacer propuestas en cinco categorías diferentes y al final de la temporada se elige un ganador. Este año el programa regresa. Televisa, el cerebro detrás del programa, es propiedad de Grupo Televisa, el segundo medio corporativo más grande de América Latina.

Con el nuevo acuerdo sobre la cobertura mediática la Iniciativa México y Televisa han pasado de tratar de manipular en forma activa a la opinión pública a la censura de la realidad de la violencia de la guerra contra las drogas al ojo público. Es verdad que en México la violencia está aumentando. Desde que Calderón le declarara la guerra a narcotráfico, 34 mil personas han muerto, siendo el 2010 el año más mortífero. Desde que Calderón pusiera a los militares y federales a patrullar las ciudades, las quejas por extorsión y corrupción han crecido. El intento de la Iniciativa México de negar estas realidades no hará al país “más seguro” o un “mejor lugar.” La violencia y la inseguridad—junto con la indignación de la gente—no se irán solo por pretender que no existen.

 

IEEM: el agasajo

* ¿Cuánto ganan los consejeros del IEEM? ¿Por qué se compraron tarjetas de 600 pesos para una fiesta de fin de año? ¿Cuánto gasta el Consejo en alimentos? ¿Qué relación tiene el IEEM con la vinatería La Europea? ¿Quién paga los gastos de la democracia?

 

Elpidio Hernández

El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), cumplió sus primeros quince años de vida en medio de serios cuestionamientos cuando está a punto de organizar, vigilar y sancionar los comicios donde se renovará la gubernatura mexiquense y las dudas sobre su imparcialidad envuelven a cuatro de los consejeros electorales, Policarpo Montes de Oca, Juan Carlos Villareal, José Martínez Vilchis y Jesús Jardón Nava señalados por legisladores panistas y perredistas de favorecer al PRI. Desde su fundación, la historia del órgano electoral no ha estado ajena a escándalos como el de la empresa Cartonera Plástica, que en 2005 dejó varios damnificados, entre ellos los siete consejeros que tuvieron que renunciar en masa cuando se hizo público que fueron sobornados por la empresa que recibió 64 millones de pesos por la elaboración de las urnas y mamparas más costosas en la historia electoral de nuestra entidad.

En las entrañas del IEEM los llamados de austeridad han encontrado poco eco entre los consejeros, pues además de contar con salarios de 75 mil 554 pesos mensuales y múltiples prebendas, los árbitros electorales se consienten con ostentosos detalles con cargo al erario público. Una cifra conservadora calcula que la fiesta de Fin de Año del 2010 que se organizó para los empleados del IEEM en diciembre pasado costó a los contribuyentes mexiquenses más de un millón de pesos, y es que los consejeros –publica el portal de Transparencia- adquirieron ocho “I-pads” por un valor total de 120 mil 909.04 pesos. Compraron también 497 tarjetas de regalo por 347 mil 900 pesos, mientras que en la renta de salón, banquete y ambientación musical, “para el evento de Fin de Año” se gastaron 269 mil 350 pesos; la adquisición de insumos, regalos y despensas para la ocasión fue por 367 mil 581.95 pesos.

Los derroches no son exclusivos del Consejo General, que entró en funciones el 5 de septiembre de 2009. El portal de Transparencia del órgano electoral reporta que para los “insumos de Fin de Año” en 2008 (música, salón, banquete y regalos) el IEEM gastó un millón 147 mil 707 pesos. En vinos se pagaron 79 mil 304.70 pesos a La Europea (la principal cadena de tiendas de vinos y licores en nuestro país), Empacadora El Fresno facturó 12 mil 494.50 pesos; Walmart, 313 mil 600 pesos, Servicios Espectaculares cobró 92 mil pesos por el grupo musical, Sear’s Roebuck facturó 347 mil 338 pesos, Alberto Moreno Velázquez vendió 29 mil 672 pesos, mientras que por la renta de la Hacienda El Serratón, donde se organizó el jolgorio, la empresa Zoseve facturó 273 mil pesos.

El Consejo Electoral, encabezado por Jesús Castillo Sandoval, no quiso quedarse atrás y en diciembre del 2009 organizó su primer convivio que le costó a los contribuyentes mexiquenses 521 mil 491.08 pesos. La página de Transparencia reporta que para amenizar la fiesta contrataron los servicios del grupo musical El Olimpo, que cobró 40 mil 250 pesos. Comercializadora Passat, dedicada a ofertar despensas se llevó 9 mil 872.34 pesos; Sear’s Roebuck facturó 67 mil 754.59 pesos; Walmart 280 mil 938.35 pesos; los vinos corrieron por cuenta de La Europea que facturó 19 mil 900 pesos, mientras que Vinos y Licores Naucalpan vendió 6 mil 332.80 pesos. Micro House, tienda especializada en equipos de cómputo se llevó 84 mil 838 pesos, tiendas Soriana cinco mil 480 y Anfosa, dedicada al negocio mueblero, facturó seis mil 125 pesos.

Un año después, en diciembre del 2010, el IEEM erogó más de un millón de pesos en la fiesta de fin de año; y es que por la renta del salón y el banquete le pagaron al Hotel del Rey 176 mil 550 pesos. La música la contrataron con Servicios Especializados que cobró 92 mil 800, aunque no detalla qué orquesta amenizó el evento; en Walmart compraron 497 “tarjetas de regalo” que se cotizaron en 347 mil 900 pesos, a un precio unitario de 698 pesos cada una; la “adquisición de insumos, regalos y despensas” a varias empresas costó 367 mil 581.95. Para cerrar con broche oro a Micro House se le compraron ocho “I-pads” de última generación por un total de 120 mil 909.04 pesos, a un precio de quince mil 113 pesos cada uno.

Los consejeros también se dan tiempo para viajar y comer con cargo a las arcas del IEEM. Entre enero y octubre del 2010, los árbitros electorales pagaron con recursos del erario público gastos de viaje y alimentación por 193 mil 665.08 pesos. El consejero presidente Jesús Castillo fue el más dispendioso de todos, con cuarenta mil 548 pesos gastados. En sus gastos se enumera un vuelo a Chiapas que realizó en febrero para reunirse con los consejeros electorales de todo el país; el viaje tuvo un costo oficial de seis mil 7 pesos, mientras que uno a San Luis Potosí en octubre costó cuatro mil 545 pesos. En lo referente a alimentos, en marzo el consejero presidente reportó cuatro mil 909 pesos, seis mil 805.49 en abril, mil 438.79 en mayo, cinco mil 60.40 en junio, tres mil 118 en julio, mil 262 en agosto, seis mil 9 en septiembre y dos mil 433.50 pesos en octubre.

El consejero Arturo Bolio Cerdán en 2010 desembolsó 37 mil 240.06 pesos. Para viajar al Congreso Internacional de Derecho Electoral y Democracia celebrado en agosto pasado, en Morelia pagó cuatro mil 647.49. El resto lo ejerció en alimentos: tres mil 919 pesos en marzo; seis mil 771.50 en abril, cuatro mil 131 en mayo, tres mil 826.49 en julio, cinco mil 346.36 en agosto, tres mil 656 en septiembre y cuatro mil 942.22 pesos en octubre.

Policarpo Montes de Oca dispuso de 28 mil 936.67 pesos, todo en comidas pues no reporta salidas: cuatro mil 918 pesos los facturó en marzo, cuatro mil 618 en abril, cinco mil en mayo, cuatro mil 792 en junio, cuatro mil 436 en julio y cinco mil 172.67 pesos en agosto.

Los gastos de alimentación de Abel Aguilar Sánchez ascendieron a 23 mil 814.47 pesos durante 2010: cuatro mil 776.50 los empleó en marzo, cinco mil 408 en mayo, cuatro mil 140 en julio, cuatro mil 395.97 en agosto, dos mil 563 en septiembre y dos mil 531 en octubre.

El ex rector de la UAEM José Martínez Vilchis aunque no salió de la entidad y facturó 22 mil 759.83 pesos en comidas: tres mil 593.82 en marzo, once mil 512 en los meses de abril, mayo y junio, tres mil 960.30 en agosto y tres mil 693.60 pesos en octubre.

El consejero Juan Carlos Villarreal dispuso de 21 mil 698 pesos para alimentos: tres mil 934.26 en marzo, cinco mil 138.41 en mayo, mil 170.82 en julio, cuatro mil 403.18 en agosto, tres mil 317 en septiembre y tres mil 734.45 pesos en octubre.

El consejero Jesús Jardón Nava dispuso de 18 mil 667.93 pesos para sus gastos de alimentación: dos mil 563 en febrero, dos mil 987.22 en abril, cinco mil 604.17 en mayo, cinco mil 488.44 en agosto, y dos mil 025.10 en septiembre.

Los derroches en el Instituto Electoral mexiquense no sólo alcanzan para fiestas, comidas y viajes, también para empresas que ya por adjudicación directa o licitación pública se llevan jugosos contratos. Al Club Deportivo Toluca le pagan doscientos mil pesos por la renta de un predio ubicado a un costado del edificio y que empleados y visitantes utilizan como estacionamiento alterno, como lo revela la Adjudicación Directa IEEM/CAE/AD/26/2010 con fecha 17 de diciembre del 2010. En invitación restringida se otorgan contratos de hasta un millón 299 mil 976.65 pesos como el que le entregaron a Efectivale SA de CV el 10 de diciembre del 2010 por la “adquisición de vales de combustible y lubricantes”.

En enero del 2010 la empresa Maquinaria y Equipos Industriales de Toluca, se adjudicó de manera directa un contrato por 371 mil 80 pesos por “rentar una bodega para el parque vehicular”. El contrato de un millón 790 mil pesos para asegurar la flotilla de autos fue para Qualitas Compañía de Seguros. La empresa Limpieza Inmediata Especializada se llevó uno de los contratos más jugosos del 2010, más de tres millones 406 mil 202 pesos por la “contratación del servicio de limpieza de bienes muebles e inmuebles y lavado y desmanchado de cristales”.

En agosto del 2010 editorial Jano que imprime el diario Portal se llevó 102 mil 373 pesos por la impresión de libros. La familia Hank no ha sido olvidada, Aseguradora Interacciones en julio de 2010 se llevó un contrato por 474 mil 691.62 pesos por concepto de Contratación de los Seguros de Gastos Médicos Mayores, de todo riesgo para bienes muebles e inmuebles y de flotilla para vehículos del IEEM”.

La terna

* ¿Para qué sirven las precampañas políticas? ¿Lleva el priista Ávila ventaja sobre sus adversarios? ¿Cómo llegó el alcalde de Ecatepec a la candidatura tricolor? ¿Puede Encinas contrarrestar la aplanadora oficial? ¿De qué le sirve al panista Luis Felipe Bravo Mena ser amigo de Felipe Calderón? ¿El presidente de México decidirá sobre la alianza en la entidad?

 

Elpidio Hernández

Las miradas de las fuerzas políticas de todo el país se han volcado al Estado de México, que cuenta con el padrón electoral más grande de la república (10 millones 545 mil 725 votantes) y considerado por muchos el gran laboratorio político-electoral del país. Los resultados que se obtengan el próximo 3 de julio en territorio mexiquense serán preámbulo de lo que pasará en la elección presidencial de 2012.

El proceso para seleccionar al sucesor de Enrique Peña Nieto quedó formalmente abierto con el inicio de las precampañas electorales el lunes 28 de marzo y terminarán el 10 de abril cuando los nombres de los candidatos estarán definidos. La terna cerró con sorpresas. Fuera del PRI muy pocos imaginaban que Eruviel Ávila Villegas superaría a políticos tan cercanos a Peña como el primo Alfredo del Mazo, Ernesto Nemer, Luis Videgaray y Ricardo Aguilar Castillo. En el Partido de la Revolución Democrática los nombres de Yeidckol Polevnsky, Horacio Duarte y Alejandro Gertz Manero fueron borrados para dar paso a perfiles subterráneos como Jaime Enríquez Félix, Plácido López, Ramón Ojeda Mestre y José Guadalupe Luna. José Luis Gutiérrez Cureño y el legislador federal Alejandro Encinas, perfilado como virtual candidato del sol azteca, están muy por encima.

El Partido Acción Nacional cerró registros sin mayores sorpresas. Luis Felipe Bravo Mena, José Luis Durán Reveles y el senador Ulises Ramírez fueron los tres que se inscribieron pero la precandidatura quedó en manos del primero.

En el Partido del Trabajo (PT), el único “valiente” fue el ex alcalde de Metepec, Óscar González, sin ninguna posibilidad pero dispuesto a escuchar cualquier oferta.

Aunque el 76 por ciento de quienes votaron en la consulta ciudadana aceptaron alianza entre panistas y perredistas, la elección del próximo 3 de julio tendrá un escenario muy similar al de 1993 cuando los candidatos fueron Alejandro Encinas por el PRD, Luis Felipe Bravo Mena por el PAN y Emilio Chuayffet Chemor por el PRI. Encinas y Bravo repetirán mientras que Eruviel entra por Chuayffet, quien en 1993 se impuso con cómoda ventaja. En aquella elección el priista obtuvo 62.36 por ciento de los votos, seguido del panista, quien alcanzó 17.82 por ciento y en tercer lugar quedó Encinas, con 8.7 por ciento.

El PRI se alista para seguir seis años más en el poder y aunque Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Encinas hagan presunción de tener el capital político suficiente para detener la aplanadora, la realidad es que ni sumando el capital político de Marcelo Ebrard sería suficiente para contrarrestar imagen y votos que Peña heredará.

Una alianza PAN-PRD emparejaría el terreno electoral, máxime si la encabezara el diputado federal Alejandro Encinas respaldado por la triada Obrador-Ebrard-Calderón; y aunque se demostró que son viables para derrocar cacicazgos como sucedió en Puebla, Oaxaca, Sinaloa y Guerrero, AMLO es reacio en aceptarla bajo el argumento de que apoyar a un panista sería reconocer a Felipe Calderón como presidente de la república.

Eruviel Ávila Villegas tiene amplia ventaja en la carrera por la gubernatura mexiquense; mientras en el PRD hay una fractura entre proaliancistas y los contraaliancistas y en el PAN están a la espera de que se concrete, el precandidato priista ya exhibió su músculo político en cuatro actos. Primero en su registro como precandidato, donde congregó a más de 10 mil simpatizantes. Luego, durante la entrega de la constancia de su precandidatura, donde abarrotó el auditorio priista y después en el inició formal de su precampaña, que arrancó en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones del Estado de México (Ciecem), donde hubo poco más de cinco mil simpatizantes y que se extendió más tarde a la capital mexiquense.

Además de haber arrancado primero, Ávila Villegas cuenta con el respaldo político de Peña, el gobernador más popular de todo el país; del apoyo de su protector, el obispo Onésimo Cepeda y del presupuesto gubernamental más obeso del país, del que echarán mano para llevar votos a su partido como se pulsó hace unos días en el Valle de Chalco donde se grabó a funcionarios priistas ofreciendo despensas a cambio de votos.

El gobernador mexiquense y principal aspirante presidencial supo manejar tiempos en las entrañas de su partido, evitó rupturas y nombró un candidato de unidad por encima de los intereses del Grupo Atlacomulco, por las buenas o no. Al final el miedo a la división quedó conjurado y los aspirantes se disciplinaron lanzando estoicos discursos pero poco creíbles, como el del diputado federal Luis Videgaray Caso, quien el 24 de marzo anunciaba que no se registraría para competir porque sus actividades en la Cámara federal necesitaban de atención. Más tardaba en decirlo que en solicitar licencia para sumarse a la campaña eruvielista como coordinador general.    

Aunque el PRD tiene sólo un candidato con posibilidades reales y otros cinco de relleno, no ha podido ponerse de acuerdo. Hay dos grupos polarizados: los proaliancistas, encabezados por la dirigencia nacional de Jesús Zambrano y la dirección estatal de Luis Sánchez Jiménez; y los contraaliancistas, liderados por Andrés Manuel López Obrador, Encinas y la secretaria general Dolores Padierna.

Encinas, licenciado en Economía por la UNAM, con especialización en Desarrollo y Planificación, es la carta fuerte del PRD, aunque sólo está dispuesto a competir representando a las izquierdas, pero nunca a la alianza. Ha sido investigador en la Universidad Autónoma de Chapingo, consultor de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura de la OEA. Fue diputado federal suplente en la LIII Legislatura (1985-1988) y diputado federal propietario en la LV (1991-1994). En el gobierno del DF fue secretario del Medio Ambiente, secretario de Desarrollo Económico, subsecretario de Gobierno, secretario de Gobierno, jefe de Gobierno y hace unos días coordinador del PRD en la Legislatura federal, donde llegó por representación proporcional.

El próximo 10 de abril el PRD definirá a su candidato a través del voto directo y secreto del Consejo Electivo; además de Encinas Rodríguez podrán ser votados Jaime Enríquez Félix, Plácido López, Ramón Ojeda Mestre, José Guadalupe Luna y José Luis Gutiérrez Cureño.  

En el PAN oficialmente se inscribieron tres: el ex alcalde de Naucalpan, José Luis Durán Reveles; el senador Ulises Ramírez Núñez y Luis Felipe Bravo Mena, ex secretario particular del presidente de la república. La semana de las definiciones no comenzó nada bien para Ramírez, acusado por Rubén Mendoza Ayala de corromperse en la elección de 2005 cuando fue coordinador de su campaña.

Entrevistado por la revista Proceso, el ex Candidato Feo aseguró que en marzo de 2005, al final de un debate radiofónico, el entonces candidato Peña se le acercó en los baños de la estación a Mendoza Ayala, candidato por el PAN, su principal contendiente y le propuso:

– Vamos a reunirnos en casa de Enrique Jacob Rocha para ponernos de acuerdo, ¿no?

Mendoza recuerda que nunca asistió a esa reunión, “pero luego me enteré que sí asistió mi coordinador de campaña”.

El martes 29 de enero el dirigente nacional panista, Gustavo Madero, hizo público que con la declinación de Ramírez y Durán Reveles el precandidato de AN sería Bravo Mena, quien ha manifestado su abierto apoyo a una alianza con el PRD. 

Bravo nació el 28 de septiembre de 1952 en León, Guanajuato, aunque ha vivido prácticamente toda su vida en Naucalpan, donde radica. Es abogado y tiene una especialidad en Filosofía Política en la Universidad Panamericana. En 1988 fue integrante del Comité de Campaña de Manuel Clouthier por la presidencia de la república y un año después fue secretario ejecutivo del Gabinete Alternativo. Fue aspirante a presidente municipal de Naucalpan y a gobernador del Estado de México en 1993. En 1991 fue electo diputado federal y tres años después senador. En 1999 fue presidente nacional del PAN y reelecto para un siguiente periodo, el cual concluyó en 2005. Bajo su presidencia el PAN ganó Los Pinos en el 2000. En noviembre de 2008 fue nombrado secretario particular de Felipe Calderón, cargo que abandonó para preparar su candidatura.  

A partir del 28 de marzo los siete partidos políticos tendrán acceso a 12 minutos diarios de tiempos oficiales para la transmisión de sus mensajes, distribuidos en anuncios de treinta segundos que serán divulgados en 27 estaciones de radio y cinco canales de televisión. Cada partido podrá gastar en las precampañas 32 millones 514 mil 105 pesos.

 

En manos del MP

* Feminicidio: “privación de la vida asociada a la exclusión, subordinación, discriminación o explotación; cuando ocurra con una persona con quien se haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza laboral o escolar; cuando el agresor haya ejecutado conductas sexuales crueles o degradantes o mutile a la víctima, o cuando existan con antelación actos que constituyan actos de violencia familiar del ofensor hacia el ofendido”.

 

Guadalupe Cruz Jaimes/ Cimac

La reforma a los códigos Penal y de Procedimientos Penales mexiquenses, aprobada por el Congreso estatal el pasado 17 de marzo, define el delito en términos académicos y no jurídicos, que vuelven “casi imposible” la acreditación de este tipo de violencia contra las mujeres y en consecuencia la sanción a los responsables, señaló a Cimacnoticias David Peña, uno de los abogados que litigó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, uno de los tres casos de feminicidio del Campo Algodonero, en Ciudad Juárez.

La definición de feminicidio quedó como la “privación de la vida asociada a la exclusión, subordinación, discriminación o explotación; cuando ocurra con una persona con quien se haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza laboral o escolar; cuando el agresor haya ejecutado conductas sexuales crueles o degradantes o mutile a la víctima, o cuando existan con antelación actos que constituyan actos de violencia familiar del ofensor hacia el ofendido”.

Así, la tipificación “deja a la interpretación de los jueces si el asesinato fue por razones de género, es decir si hubo subordinación, exclusión… condiciones difíciles de probar, pues no se tiene el testimonio de la víctima”, señaló.

El abogado añadió que este tipo penal es “político, no jurídico, toda vez que tiene un efecto político: invisibilizar el feminicidio en el Estado de México para proteger a Enrique Peña Nieto”.

Argumentó que el Ministerio Público deberá probar que la muerte fue por razones de género y acreditar la “discriminación y explotación…”.

Por la complejidad de esta tarea —abundó David Peña— “es posible prever que en vez de indagar esas ‘situaciones’, lo califiquen como un homicidio más y no lo registren como feminicidio”.

Esta circunstancia “facilita la disminución de las cifras del feminicidio, pues serán acreditados como homicidios”, lo cual, además de “limpiar” la imagen del gobierno del estado, derivará en la permanencia de la impunidad de los casos de violencia extrema contra las mexiquenses.

Durante el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, del 2005 a la fecha, 922 mujeres fueron asesinadas. En 523 de esos homicidios se desconoce quién es el asesino, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, a partir de información de la PGJEM.

Con la reciente tipificación de este delito, el panorama no mejorará pues incumple criterios internacionales que indican que la determinación debe basarse en los propios hechos, tales como “las lesiones, mutilaciones y evidencia de violencia sexual”, opinó Ana Yeli Pérez Garrido, abogada de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Sostuvo que de poco sirve que se le considere un delito grave y se establezcan sanciones de 40 a 70 años de prisión, si debido a la complejidad para determinar que fue feminicidio, los responsables reciben una sanción de homicidio doloso que reduce la pena a la mitad, señaló.

Pérez Garrido se pronunció porque el gobernador mexiquense vete la reforma con el fin de que se pueda adicionar.

Por la premura de su aprobación, que a decir de la abogada responde a una “urgencia política”, resultó una “mala tipificación, que impedirá perseguir el delito”.

El Observatorio de Feminicidio advirtió que para acreditar el delito el MP tendrá que comprobar otros como violencia previa al homicidio o violación sexual.

Por ejemplo, para determinar como feminicidio el asesinato de una mujer a manos de su pareja o ex pareja debe haber registro de violencia previa, “cuando el hecho de que la persona con quien mantenía una relación sentimental la haya asesinado, es suficiente para considerarse feminicidio, pues evidencia una relación desigual de género”, explicó la organización.

Pérez señaló que en la tipificación debieron incluirse otras circunstancias que determinan si un asesinato puede considerarse feminicidio, como arrojar el cuerpo en la vía pública y cuando las mujeres son incomunicadas antes del homicidio.

El asesinato de Nadia Alejandra Muciño, registrado en el municipio mexiquense de Villa Nicolás Romero, en 2004, encuadra en la definición de feminicidio, pues fue asesinada por su pareja, hay antecedentes de violencia previa y de que estuvo incomunicada, no obstante, el caso sigue impune como el 56.7 por ciento de los homicidios de mujeres en ese estado.

Según el testimonio de los hijos de Nadia, la mexiquense de 24 años de edad fue asesinada por su esposo, Bernardo López Gutiérrez, y su cuñado Isidro.

El primero está prófugo desde el día del homicidio, mientras que el segundo acusado fue condenado a 42 años de prisión en febrero de 2010; él apeló la sentencia y cuatro meses después fue absuelto por falta de pruebas por el Tribunal Superior de Justicia del Edomex, que junto con Guerrero y Veracruz, han tipificado el delito en sus códigos penales, mientras que en el DF la iniciativa de reforma se discute en la ALDF.

 

 

Los gitanos del átomo

* ¿Por qué los obreros de las centrales nucleares son calificados como desechables? ¿Es verdad que los japoneses preferían contratar a negros norteamericanos para trabajos de alto riesgo? ¿Cuánto cobra un obrero que labora con energía nuclear? ¿En qué se parecen los trabajadores japoneses a los mexicanos? ¿El dinero vuelve retrasados a los dueños de las empresas?

 

Pio D’Emilia/ Il Manifesto/ Traducido para Rebelión por Susana Merino

Tepco “sabía” que en el radiador 3 de Fukushima había agua radiactiva pero no lo dijo, admite un portavoz. La radiactividad obstaculiza las tentativas de refrigerar el combustible. Pero los verdaderos “héroes” de las centrales nucleares son obreros transitorios y precarios a quienes se les confía el trabajo sucio.

“¿Miedo? ¡No, qué va! Pero sí preocupados… porque desde la semana próxima no se venderán más cigarrillos en el Japón… ¿te das cuenta? Si nos quitan el cigarrillo, ¡estamos listos!”, ríen los obreros de Onegawa, “héroes” -por ahora- de otra central nuclear construida, vaya a saber por qué, en la costa de más alto riesgo sísmico del mundo. Un día los japoneses nos explicarán por qué decidieron concentrar todas las centrales en este lugar y no junto al más tranquilo Mar del Japón. Ha sido una pésima elección. Y no ha sido la única.

Los encontramos, por casualidad, al finalizar su turno, en una de las pocas tabernas abiertas en esta ciudad famosa por sus hermosas playas blancas –una rareza en Japón- y ahora devastada por el tsunami. La mitad de la ciudad y la mitad de la población han desaparecido. Está el que encontró su casa a un par de kilómetros de distancia, sobre tierra firme. Otros merodean, a dos semanas del Apocalipsis entre los escombros, buscando a alguien o al menos alguna cosa.

Los “gitanos”, trabajadores “estacionales” de la central nuclear se reconocen rápidamente. Son alegres, fanfarrones, fuman continuamente y sobre todo no hablan bien el tohoku, el dialecto local, tan incomprensible para nosotros como para la mayor parte de los japoneses del sur. No quieren hablar de trabajo, de peligros, de radiaciones. Cosas lejanas para ellos. Tienen otros problemas inmediatos que resolver.

El cheque de pago al que siempre le falta algo. Los bancos que han suspendido o demoran los trámites haciendo cada vez más difícil el envío de remesas a la familia. Y ahora la prohibición de los cigarrillos, anunciada recientemente por el monopolio del Estado (uno de los pocos que quedan en el mundo): las empresas que proveen los filtros están concentradas en Tohoku y no pueden suministrarlos.

Luego de haber roto el hielo con Nagatomo y con Zaccheroni que está organizando por primera vez el “partido del corazón” para ayudar a las víctimas del terremoto, tratamos de insistir. ¿Cómo va todo? ¿Se terminó la emergencia? “Bah, dicen que todo está tranquilo aquí. Tuvimos una emergencia del 13 de mayo, dos días después del tsunami, la radiactividad se había disparado hasta 21 milisiveres por hora. Pero diez minutos después todo se había normalizado. Dijeron que el aumento se debía al desperfecto de Fukushima, no a nuestra central”.

Dicen. Palabra mágica de estos tiempos. Dicen. Dicen –y se sienten– de todos los colores. Con los medios locales y extranjeros, que amplifican, distorsionan y a veces inventan. No solo en Fukushima, sino también en Onagawa, doscientos kilómetros más al sur, en el norte devastado, humillado y un poco olvidado, la única fuente oficial es la premiada Tepco, una sociedad repetidamente involucrada en el pasado reciente en errores, violaciones y omisiones. Entre 1986 y 1991 como lo admitió en una sesión pública de la Comisión nacional para la Seguridad Nacional, esta sociedad cometió 16 graves violaciones de las normas de seguridad. Violaciones por las que fue repetidamente amonestada y multada. Sin contar el incidente de Tokaimura en 1999 que se mantuvo oculto y luego se manipuló fraudulentamente durante varias semanas.

Fue en aquella oportunidad cuando, por primera vez, se puso de manifiesto la triste, trágica realidad del “genpatsu gypsies”, los “gitanos del átomo”. De los casi 70 mil trabajadores del sector –explica Kenji Higuchi, un colega japonés que sigue con atención este fenómeno– cerca de 63 mil son trabajadores precarios, contratados estacionalmente o mensualmente para realizar tareas de mantenimiento o actuar en las emergencias. Se trata de trabajadores originalmente reclutados en los guetos de Sanya en Tokio y Kamagasaki en Osaka, sin ninguna especialidad, pero que con los años al precio de grandes contaminaciones se han convertido, de algún modo, en expertos. Constituyen casi el 90% de la fuerza laboral y se les paga, al fin de cuentas para contaminarlos”.

Ryu, nombre falso, es uno de ellos. Trabaja desde hace dos meses en Onagawa, donde se ocupa de tareas tan simples como “peligrosas” como limpiar uniformes, aspirar el polvo y secar eventuales pérdidas de agua. Trabajó en otras centrales en el pasado, incluida la de Fukushima, que conoce al dedillo. ¿Sigues en contacto con amigos, compañeros de trabajo? “Al principio sí, nos telefoneábamos, luego nada. No sé qué habrá pasado que no pude comunicarme más” ¿Cómo es la vida de un “gitano del átomo”? ¿Les pagan bien? ¿Saben a qué riesgos se exponen? “El salario es lo que hay, cobramos un máximo de 10 mil yenes diarios (90 euros), en cuanto a las radiaciones… bah, nos hemos acostumbrado”.

Según Ryu, hablar de “50 héroes” no tiene sentido Los “forzados” del átomo son en realidad centenares, entre los que hay que contar cientos de bomberos literalmente amenazados por el gobierno (“no se hagan los conejos”, tronó en días pasados el ministro de Economía Banri Kaieda frente a la vacilación de algunos de ellos, amenazándolos con despedirlos aunque después de haber sido criticado por el primer ministro Naoto Kan se excusó en directo por tele). Trescientos, tal vez más. Cincuenta es sólo la cantidad de los que entran por turno en la central maldita para literalmente tapar agujeros, porque ahora parece que existen verdaderas y auténticas grietas en la “camisa” del reactor y enfriarlo.

Un trabajo pesado, fatigoso y estresante. Un trabajo “sucio” para hombres descartables. Tanto es esto verdad que en el pasado, a finales de los 80, la Tepco había recurrido incluso a “gitanos negros”, obreros estadounidenses de color “enviados” por la General Electric, un asunto denunciado en su momento por otro colega japonés, Kunio Horie, que se hizo contratar en una central (siendo él mismo víctima de las radiaciones) y es autor de un terrorífico documento sobre el universo nuclear japonés.

Un sacrificio, por lo tanto, sólo aparentemente “voluntario” pero de hecho inducido y provocado por la desesperación, por la necesidad de llegar a fin de mes a cualquier precio. Una situación de la que es responsable el gobierno, dado que en el momento en que se precipitó la crisis (el pasado 13 de marzo) elevó imprevistamente el límite máximo de exposición diaria llevándolo de 100 a 250 milisiveres. Límite que debe ser regularmente superado dado que en días pasados por lo menos una veintena de trabajadores debieron ser hospitalizados de urgencia, tres de ellos en estado muy grave.

Mientras saludo a los “gitanos” de Onagawa, recuerdo a Mitsuo (otro seudónimo) a quién encontré un día en Kawamata, a la entrada de la zona evacuada, en el centro de acogida. Hoy tendría que haber vuelto a trabajar a Fukushima. Recuerdo que estaba tan aterrorizado como resignado. Como lo estarán, algunos más, otros menos, los obreros de la fábrica Nissan de Iwaki, ubicada a unos 60 kilómetros de la central. A diferencia de Honda y Toyota que han postergado la reapertura de sus fábricas (obligando obviamente a sus trabajadores a tomarse “vacaciones”) la Nissan ha quemado a todos. Todos a trabajar. Por otra parte ahora somos todos “gitanos”. Del trabajo.

 

Fuente: http://www.esserecomunisti.it/index.aspx?m=77&f=2&IDArticolo=34901〈=ita

 

¿Qué fue de Antonio Taboada?

* ¿De verdad alguien sabe quién fue Antonio Taboada? ¿Pueden los futbolistas grises dejar recuerdos gratos en la liga? ¿Por qué luego de retirados, las estadísticas marcan logros que no concuerdan con el recuerdo del aficionado? ¿Y qué fue de Antonio Taboada?

 

Marco Damián García

El de hoy es un jugador que me han pedido varios lectores por ahí. Un mediocampista sobrio, que nunca hizo mucho ruido en la liga y sin embargo siempre estuvo presente, jugando con mucho peso en la lateral izquierda de los equipos donde militó. Nacido en el Distrito Federal, chilango de toda la vida, nuestro protagonista encontró en la cercana Toluca el club que lo llevaría a tocar el cielo con el campeonato nada más tres veces. Con ustedes, Antonio de Jesús Taboada Herrera.

 

¿Quién era?

 

Un mediocentro zurdo, mexicano que jugó durante los noventas y hasta principios de esta década.

 

¿Por qué se le recuerda?

 

Por aportar a la creación del juego, especialmente con los escarlatas, donde influyó en la obtención de sus tres campeonatos. Un poco también por ser de esos que de jóvenes ya mostraban una curiosa calva estilo fraile.

 

¿Cómo fue su carrera?

 

La comenzó en las fuerzas básicas del Cruz Azul, allá se formó durante todo el proceso juvenil y su debut profesional, que llegó en la temporada 91/92 entrando de cambio contra Atlante. En esa primera liga empezó a ganar minutos e incluso alineó partidos completos. Para las siguientes temporadas se empezó a consolidar en el equipo y en el 94/95 jugó su primera final de liguilla y aunque el título no llegó, para la 95/96 ya se le consideraba titular indiscutible. Aun así salió de La Máquina rumbo a Toluca, pues Cruz Azul había preferido reforzarse en busca del ansiado campeonato a continuar trabajando su base, así que lo dejó ir junto a otro canterazo, Víctor Ruiz.

A su llegada al Toluca empezó a formar una buena pareja de laterales con Efraín El Cuchillo Herrera, aunque ese Invierno ’96 no lo jugó completo por lesión. Para el Verano ’98, con la recuperación de otros jugadores importantes, Toluca finalmente cuajó y llegó a la final contra Necaxa. En ella Taboada marcó uno de sus goles más importantes, pues fue el primero para su escuadra en el partido de vuelta, cuando el marcador global era de 4-1 en contra. Finalmente la espectacular remontada llegó y alzó uno de sus primeros tres trofeos. Luego de aquel triunfo se mantuvo como titular hasta el Invierno ’99 y en el ’00 empezó a alternar con la banca.

Para el Verano ’01 buscó suerte en Irapuato, donde estuvo por dos torneos antes de que el equipo desapareciera y se convirtiera en Veracruz, con todo y plantel. Con el cambio de equipo el jugador no entró en planes y se marchó por una temporada a Querétaro, en la Primera A, durante el Verano ’02, el último que jugó como profesional.

 

¿Qué fue de él?

 

Tan pronto pudo regresó al futbol como auxiliar y director técnico, colaborando con equipos como el Irapuato en Primera A, los Libertadores de Pénjamo y el Club de Futbol Salamanca, en la Tercera División. Actualmente es el director técnico del Cruz Azul Irapuato, equipo que juega en el Torneo Juvenil de Guanajuato, que viene siendo la Cuarta División del Bajío.

 

Algunos Datos

 

Además del ya narrado, también anotó gol en dos finales más, aunque fueron en tanda de penales contra Morelia y Atlas. En total disputó 5 finales y ganó tres. En todas ellas jugó, aunque curiosamente contra Monarcas no lo hiciera ni un minuto porque entró de cambio sólo para los penales. Perdió una en Cruz Azul contra Necaxa y la otra justamente ésa, en la que se coronó Morelia. Por culpa de su alineación indebida, en la primera campaña con Toluca su equipo perdió un partido de Copa México en la mesa, contra el mismo Morelia. Aquella ocasión Toluca argumentó que fue un descuido alinearle, aún así la Federación multó al jugador con 50 mil pesos.

En un partido contra Tigres la expulsión del portero Mario Albarrán, al minuto 87, obligó a Taboada a ponerse los guantes por falta de cambios y el zurdo se dio el lujo de salvar a su equipo con gran atajada a un cañonazo de tiro libre del Matador Hernández.

Sobre ese día, Antonio comentó que nunca había entrenado como portero en los interescuadras, pero que siempre le ha gustado hacerlo en cascaritas con los cuates.

Su hijo y homónimo, Antonio Taboada, se encuentra jugando en el equipo sub-15 de Cruz Azul. Ya hemos hablado de la eliminación en cuartos de final de Cruz Azul contra América de la 93/94, pues resulta que en el partido de ida las Águilas empataron gracias a un autogol del mismo Taboada.

Un año después de haber perdido la final contra Necaxa, se volvió a enfrentar a los entonces bicampeones rayos vistiendo una improvisada playera, blanca con naranja, del Combinado de Estrellas de la liga, en un cuasi-espectáculo al que llamaron Día del Campeón, que nadie peló, no llenó las gradas y sólo sirvió para humillar a Necaxa 5-0, que llegó frío y sin pretemporada al chou. Ni él se ha de acordar, pero esa generación de Toluca también ganó la Copa Orgullosamente Mexiquense y el Cuadrangular Internacional de Singapur.

 

Estadísticas

 

En Primera jugó 285 encuentros, alineó de inicio en 215, marcó 5 goles y registró 6 asistencias. Sus números de tarjetas se quedaron en 24 amarillas y 3 expulsiones. Clubes. 91/92 a 95/96 Cruz Azul, Invierno ’96 a Invierno ’00 Toluca, Verano ’01 e Invierno ’01 Irapuato, Verano ’02 Querétaro.

 

* Aviador de profesión y estudiante de Gestión Cultural. Nací en 1984 en la Ciudad de México, actualmente resido en algún lugar entre la misma y el Aeropuerto Internacional de Toluca. Mi afición declarada al futbol data de la final del Verano ’97, desde entonces veo todos los partidos que puedo, hasta los del balonmano por el parecido. Me dedico a desempolvar nuestra liga, en búsqueda de jugadores y momentos que, lejos de los reflectores, viven en la memoria del aficionado.

 

http://www.gloriaspasadas.com

https://twitter.com/GloriasPasadas

damian.marco@hotmail.com

damianmarco@gloriaspasadas.com

Un enemigo radiactivo planea sobre comunidades mexicanas

* ¿Puede México enfrentar riesgos nucleares? ¿Dónde está Laguna Verde? ¿Cómo funciona esa planta nuclear? ¿Hay víctimas mortales por la radiación en aquel lugar? ¿Es una planta vieja?

 

Emilio Godoy/ IPS

La mexicana Brenda Mancilla, de 23 años, padece desde los cinco meses de nacida esclerosis tuberosa, un trastorno neurocutáneo progresivo consistente en la aparición de tumores benignos en los órganos del cuerpo.

“Es algo desesperante, muy triste. La enfermedad va acabando con la persona. Sé que algún día la matará”, dijo a IPS Georgina López, hermana de Brenda y quien la cuida en la comunidad de Emilio Carranza.

Su caso es uno de los 98 expedientes sanitarios recopilados por la alcaldía de Vega de Alatorre, un municipio de 18 mil 507 habitantes perteneciente al estado de Veracruz, ubicado 290 kilómetros al sudeste de la ciudad de México y cercano a la planta nuclear de Laguna Verde.

Ese censo, ordenado por la presidenta municipal Leticia Rodríguez, incluye diversos tipos de cáncer, cuadriplejías, paraplejías, síndrome de Down y otros padecimientos. La funcionaria, las víctimas y activistas apuntan sus acusaciones hacia la central, propiedad de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que empezó a operar en 1990.

“Sí, nos preocupa, es algo crítico. Nos dicen que la planta funciona bien, pero la gente tiene sus dudas. Nadie nos ha escuchado, nos hace falta más información de la autoridad”, declaró a IPS Rodríguez, quien asumió el 1 de enero y gobierna por el conservador Partido Acción Nacional, del cual es uno de los líderes el presidente de México, Felipe Calderón.

Afectados por alguna variedad de cáncer, ya han muerto 33 personas desde 2008 en la zona, tres de ellas este año. Aproximadamente 60 mil personas fallecen en esta nación latinoamericana a causa de esa dolencia, lo cual la convierte en la tercera causa de fallecimientos en el país.

Laguna Verde, que posee dos reactores con una capacidad instalada de casi mil 400 megavatios y se moviliza por el consumo de uranio enriquecido, produce electricidad mediante el esquema de agua en ebullición.

El funcionamiento de la instalación no ha estado exento de polémica. En una auditoría realizada en 1999, la Asociación Mundial de Operadores Nucleares (WANO, por sus siglas inglesas) encontró proliferación de apagados seguros del reactor, que debilitan los sistemas operativos, falta de preparación del personal y de gestión y organización del trabajo, además de equipo obsoleto.

En 2009, la WANO, basada en Londres y fundada en 1989 por los operadores nucleares del mundo, practicó otra evaluación, cuyos resultados no han sido revelados por la CFE.

“Queremos una evaluación independiente. Saben que sí hay un impacto en la salud, pero se niegan a hacer el monitoreo”, reclamó ante IPS Claudia Gutiérrez de Vivanco, una de las fundadoras de la no gubernamental Grupo Antinuclear de Madres Veracruzanas, surgido en 1987.

Las autoridades estatales y la CFE han descartado que la aparición de enfermedades en la región guarde nexo con la central Laguna Verde y han asegurado que ésta trabaja bien, aunque sin aportar datos duros como la cantidad de incidentes registrados en 2010 o de días en los que se detuvieron los reactores y las razones de ello.

Pero mujeres como Georgina López y Guadalupe Hernández, un ama de casa cuyo padre sufre de cáncer cerebral desde 2003, se sentirían más tranquilas si no existiera un riesgo atómico a su alrededor.

“Dicen que afecta, pero vaya usted a saber. Nos da miedo que opere la planta. Las autoridades nunca han informado que esté trabajando bien y que no nos afecta la salud. Sólo los que trabajan ahí saben”, expresó ante IPS Hernández.

Sin antecedentes familiares cancerígenos, Melesio Hernández, de 68 años de edad, empezó a sentir dolores de cabeza, luego de su diagnóstico fue intervenido quirúrgicamente y en 2009 padeció una embolia.

Al menos dos decesos aparecen vinculados con la central atómica. Félix Rafael Ortega Domínguez, quien trabajó durante 10 años en el laboratorio químico de la generadora, falleció en agosto de 1996 de cáncer renal, según su expediente clínico.

Historia similar es la de José Luís López Islas, fallecido en 1997 por fibrosis pulmonar y cuyo puesto fue “ayudante de operador de desechos radiactivos” de la planta. La CFE no ha querido reconocer que la dolencia de esta persona pudo provenir de su trabajo en el complejo.

“Es necesario un estudio independiente para determinar si la radiación afecta la salud. Cabe suponer que sí perjudica”, indicó a IPS Bernardo Salas, director del Laboratorio de Análisis Radiológicos de Muestras Ambientales de la Facultad de Ciencias de la estatal Universidad Nacional Autónoma de México.

Entre 2007 y 2009, Salas, quien fue despedido de CFE por denunciar anomalías en Laguna Verde, encontró rastros de los elementos radiactivos cesio-137 y cobalto-60, sinónimo de eventual polución, en tres puntos contiguos a la central, en el marco de un proyecto de análisis radiológico desde el Golfo de México hasta el sudoriental estado de Quintana Roo, en el sudeste mexicano.

El reactor 2 de Laguna Verde estuvo fuera de control el 8 de febrero de 2006 debido a una falla eléctrica, por lo cual estuvo en riesgo de fundirse, según Salas.

Un accidente nuclear podría golpear a 80 por ciento del territorio mexicano, según un reporte de simulacro de 2008 del Comité Inter-Agencia sobre Respuesta a Accidentes Nucleares, adscrito a la Agencia Internacional de Energía Atómica, con sede en Viena.

“¿Qué seguridad se puede tener cuando uno ve lo de Japón? No sabemos qué puede pasar mañana”, sostuvo Rodríguez, en cuyo municipio las principales actividades son la siembra de maíz, fríjol, ají y sandía y la producción ganadera.

El Senado ya pidió al gobierno información sobre la operación de la instalación y los planes de contingencia en caso de accidente. Además, un grupo de senadores organiza una visita a la planta para el próximo 6 de abril, gira que los activistas no quieren que se convierta en “un tour nuclear”.

“La decisión del gobierno no nos va a dar tranquilidad. Una visita no sirve para garantizar que la planta funciona bien. Se tiene que hacer un estudio serio y profundo”, resaltó Gutiérrez de Vivanco.

“Es una planta vieja. No tenemos información ni estamos preparados para un desastre”, se lamentó Georgina López, cuya hermana ingiere tres medicamentos cada ocho horas para poder llevar su enfermedad.