El Barco Ebrio

*

Jorge Hank está asustado. Pero más lo está la clase priista mexiquense, que sabe que el objetivo del gobierno federal se localiza en Toluca. No en balde desde las delegaciones federales se ha llevado a cabo una de las operaciones políticas más complejas para desacreditar a la administración peñista. Se están fijando en todo, hasta en los delincuentes. En la ciudad norteña del detenido, las fuerzas priistas se han movilizado para apoyarlo públicamente y por lo pronto los camiones urbanos estamparon la leyenda de “Estamos con Hank, respeten los derechos humanos”. Ohh, Hank es inocente esta vez, pero estará pagando otras cosas.

 

*

La PGR sabe que es usada por los gobernantes en turno para hacer todo tipo de trabajo Mal se ve diciendo lo contrario, como si nadie los conociera. Y es precisamente desde la PGR, pero en la delegación Estado de México desde donde se asestará otro golpe al candidato presidencial más aventajado del país. Una serie de llamadas que mencionan aquel nombre están registradas en documentos oficiales sobre investigaciones sobre narcos. La vida no es justa, deveras.

 

*

Quienes están invitados a participar en la campaña presidencial de Enrique Peña la piensan ahora tres veces. No será nada fácil atravesar el lodazal en el que se encuentra sumido su jefe, pero no pueden decirle que no por aquello de las lealtades políticas, tan quebradizas como él mismo. Algunos alcaldes mexiquenses, diputados y secretarios de Estado se rompen la cabeza en busca de un pretexto que los deje fuera de la anunciada campaña. Saben que puede ser su última actividad política.

 

*

El que no se preocupa es Arturo Montiel. Sigue muy quitado de la pena escribiendo a segunda parte de sus memorias en algún lugar del Estado de México. Al fin y al cabo, a él ya le tocó. Cuando llegue el momento, deberá tomar una decisión.

 

*

Las campañas políticas en la entidad aburrieron pronto. No tienen la chispa de otras ocasiones, cuando los aspirantes eran capaces de todo con tal de ganar notoriedad. En el terreno de lo serio, la mitad de los ciudadanos les cree un cacahuate a las promesas de los tres.

 

*

Eruviel Ávila sorprende cuando se le ve hasta en los balones que se usan en ligas de futbol, rurales. Parece que ha comprado todos los espacios disponibles y no se conforma con nada. Ahora ha alquilado a una compañía entera de lucha libre para que amenice mientras los acarreados esperan el aburrido mitin. Ya van varias plazas en las que instalan sus encordados. En algunos les incluye desde maratones de zumba hasta la trasmisión de partidos del Chicharito Hernández en pantallas gigantes.

 

*

Si no fuera por el dinero, a Eruviel se lo hubiera llevado la tristeza. Es de pena ajena verlo y escucharlo repetir sus diatribas y prometer lo innecesario, lo imposible o lo absurdo. Su equipo de campaña ha recurrido al artilugio de preguntar casa por casa si el PRD podrá mantener el nivel de vida de cada ciudadano, garantizar a empresarios de todos los tamaños los negocios que se hacen con el gobierno y respetar a la UAEM. Algunos se asustan. Otros se ríen.

 

*

El relanzamiento de la campaña del panista Luis Felipe Bravo Mena va en serio. Quizás no habrá cambiado el tono de sus discursos ni el fondo o la forma. Tal vez siga siendo el mismo aspirante sin ganas, nada más que rodeado de mucha gente pero lo que sí se le aplaude son los shows que presenta antes y después de cada mitin. Uno de ellos se puede ver en la dirección http://www.youtube.com/watch?v=-T2HeTze88A, donde una improvisada teibolera aprovecha el espacio electoral para montar un espectáculo digno de las campañas.

 

*

Mientras, Bravo sigue culpando a López Obrador por aquello de la alianza. Sabe que su campaña está perdida porque ahora el ridículo ante más personas, todas acarreadas como lo manda el librito. Dice en una discretísima declaración patrimonial que tiene dos casas y dos autos. Es una pena que no sepa para qué sirve el dinero.

 

*

Alejandro Encinas puede ganar a Eruviel la gubernatura del Estado de México, aunque su principal promotor, Andrés Manuel López Obrador se convierte a ratos en su peor enemigo. La crítica más común que se escucha contra el perredista es que sirve a los intereses de un hombre que perdió de vista el programa político del 2006. Pero si AMLO gobierna el Edomex, que se cuiden los demás.

 

*

La guapa alcaldesa de Cuautitlán Izcalli, Alejandra del Moral, ayuda como puede a Eruviel Ávila. Puso recursos humanos y económicos a su disposición y también le hace la talacha de difundir actividades proselitistas en correos web. Muy mañosa, pone a su equipo de Comunicación Social a trabajar para el PRI. También Aprovecha para mandar parte de su agenda cuando está prohibido difundir trabajo político. Como si nadie se diera cuenta.

 

*

La Marina mexicana tiene nuevos comerciales donde aparecen las lagunas del Nevado de Toluca y el Centro Ceremonial Otomí. Nada más falta que un barco ebrio aparezca navegando aquellas aguas.

 

*

Ernesto Cordero invitó de la manera más amable a debatir al gobernador Peña Nieto. Muchos le aplaudieron su valentía y caballerosidad, aunque le dicen que entre sus derechos está el de guardar silencio, que nadie lo obliga a abrir la boca. Al rato va a querer invitar a López Obrador, o tal vez se le haya olvidado. Unos anticipan un pacto de hielo para no tomarlo en cuenta en futuros encuentros.

 

*

Este Semanario felicita al poeta y traductor Guillermo Fernández, afincado en Toluca, por la obtención del premio Juan de Mairena.

 

Los cables sobre Petrocaribe y Haití

* Para el gobierno de Haití la ayuda en petróleo de Venezuela fue clave en la satisfacción de las necesidades básicas y los servicios de 10 millones de haitianos, al permitir un suministro garantizado de petróleo a precios estables y sentar las bases para la independencia energética de Haití respecto de Estados Unidos.

 

Dan Coughlin y Kim Ives/ The Nation/ Traducido por S. Seguí/ Rebelión

Cuando René Préval juró el cargo de presidente de Haití en una ceremonia celebrada en el Palacio Nacional de Port-au-Prince el 14 de mayo de 2006 estaba deseoso de disipar los temores de Washington de que no fuera un socio fiable. “El presidente quiere enterrar de una vez por todas la sospecha que existe en Haití de que Estados Unidos no se fía de él”, dijo la embajadora de Estados Unidos, Janet Sanderson, en un cable fechado el 26 de marzo 2006. “Está tratando de mejorar su posición a nivel nacional e internacional con una exitosa visita a Estados Unidos”.

Es tan importante, que Préval “declinó invitaciones para visitar Francia, Cuba y Venezuela con el fin de visitar Washington en primer lugar,” señaló Sanderson. “Préval tiene estrechos vínculos personales con Cuba, donde recibió tratamiento para el cáncer de próstata, pero ha señalado a la Embajada (1) que manejará las relaciones con Cuba y Venezuela únicamente en beneficio del pueblo haitiano, y no basándose en ninguna afinidad ideológica hacia esos gobiernos.”

Pronto, sin embargo, quedó claro que la gestión de sus relaciones con los adversarios de EU “únicamente en beneficio del pueblo haitiano” sería suficiente para atraerse las iras de Washington, especialmente cuando se trata de la delicada cuestión del petróleo.

Inmediatamente después de su ceremonia de inauguración, Préval convocó a la prensa en una sala en el Palacio Nacional, donde firmó un acuerdo con el vicepresidente venezolano José Vicente Rangel para unirse a la alianza petrolera del Caribe promovida por Caracas, Petrocaribe. Con arreglo a los términos del acuerdo, Haití compraría petróleo a Venezuela, pagando sólo el 60 por ciento por adelantado y el resto en más de veinticinco años, a un interés del 1 por ciento anual.

Al mismo tiempo que se celebraba la conferencia de prensa, a sólo un kilómetro de distancia del Palacio Nacional, entraba en la bahía de Port-au-Prince un petrolero de Venezuela que transportaba 100 mil barriles de diesel y combustible sin plomo de Petrocaribe.

Este espectacular inicio de mandato le ganó a Préval la admiración de muchos haitianos, que se habían manifestado en contra altos precios del petróleo y la falta de electricidad. Sin embargo, marcó el comienzo de una batalla geopolítica de varios años entre Caracas, La Habana y Washington, sobre el suministro de petróleo a Haití y a quiénes beneficiaría.

Las revelaciones se han hecho públicas en un paquete de 1.918 del semanario haitiano Haïti Liberté por el grupo transparencia informativa WikiLeaks. Como parte de un acuerdo de colaboración con Haití Liberté, The Nation publica varios artículos en inglés basados en dichos cables.

El Departamento de Estado no respondió a una solicitud de comentarios sobre las revelaciones contenidas en el presente artículo.

Según los cables filtrados de la Embajada estadounidense, Washington y sus aliados, entre ellos grandes las grandes petroleras ExxonMobil y Chevron, maniobraron agresivamente entre bastidores para sabotear el acuerdo de Petrocaribe.

Para el gobierno de Haití la ayuda en petróleo de Venezuela fue clave en la satisfacción de las necesidades básicas y los servicios de 10 millones de haitianos, al permitir un suministro garantizado de petróleo a precios estables y sentar las bases para la independencia energética de Haití respecto de Estados Unidos.

Además, según señalaba la Embajada en un cable de 7 de julio de 2006, “Haití se ahorraría 100 millones de dólares por año con el acuerdo de pago aplazado”. Préval destinó estos fondos para hospitales, escuelas y la cobertura de necesidades de emergencia, tales como la asistencia en caso de desastre. Sin embargo, la Embajada de los EU se opuso al acuerdo.

“El Puesto [la Embajada] continuará la presión sobre Préval para que no se asocie a Petrocaribe”, escribió la embajadora Sanderson en un cable del 19 de abril 2006. “La Embajadora verá hoy al alto asesor de Préval Bob Manuel. En reuniones anteriores, ha reconocido nuestras preocupaciones y es consciente de que un acuerdo con Chávez podría causarles problemas con nosotros.”

En un cable enviado nueve días más tarde, el 28 de abril, Sanderson reconoció que Préval se encontraba bajo “una creciente presión para producir cambios inmediatos y tangibles en la desesperada situación de Haití.” Asimismo, señaló que “Préval ha expresado en privado cierto desdén hacia Chávez en reuniones con funcionarios de esta Embajada (…) Sin embargo, le ha sido imposible dejar pasar la oportunidad de ganar puntos políticos [ante el pueblo haitiano] y generar ingresos que pueda controlar personalmente.” Sanderson, que había sido nombrada embajadora en Haití por el presidente Bush, es ahora subsecretaria adjunta de Estado en el gobierno de Obama.

Para implementar el acuerdo con Petrocaribe, Haití tuvo que cumplir ciertas condiciones y reorganizar su mercado interno del petróleo. Como resultado, deberían pasar casi dos años antes de que el petróleo de Petrocaribe comenzara a fluir en Haití. Los principales obstáculos, sin embargo, siguen siendo la Embajada de Estados Unidos y las grandes petroleras, que controlan las redes de transporte y distribución de petróleo en Haití, según los cables de WikiLeaks.

“Las compañías petroleras internacionales están cada vez más preocupadas –Texaco y Esso se reunirán con la embajadora en un futuro próximo– por la posibilidad de tener que comprar su petróleo al gobierno de Haití”, escribió la embajadora Sanderson en un cable de 17 de mayo 2006, concluyendo que “vamos a seguir planteando nuestras preocupaciones sobre el acuerdo con Petrocaribe a los más altos niveles del gobierno”.

Christian Porter, gerente de ExxonMobil en Haití,”hablando en nombre de ExxonMobil y Chevron, hizo hincapié en que sus compañías no estarían dispuestas a comprar petróleo al gobierno de Haití ya que perderían sus márgenes comerciales off-shore y también debido a la reputación de poca fiabilidad de Petrocaribe en cuanto a la puntualidad de las entregas,” escribió Sanderson, a la vez que llegaba a la conclusión de que era una “propuesta dudosa que ni EU ni las compañías petroleras que operan en Haití, responsables de cerca del 45 por ciento de las importaciones de petróleo del país, ni tampoco Venezuela, para el caso, es probable que acepten”.

La embajadora estaba equivocada acerca de Venezuela, pero no respecto a las compañías petroleras. Un cable de 13 de octubre 2006 explica que ExxonMobil y Texaco/Chevron “se encontraban en estado de shock,” pero que no habían “informado al gobierno de sus preocupaciones”, lo que Sanderson les alentó a hacer.

Sanderson reiteró que a pesar de sus “numerosos intentos de hablar con el gobierno de Haití y tratar de persuadirlo de no seguir adelante con el acuerdo de Petrocaribe, el Gobierno insiste en que el acuerdo, aplicado en su totalidad, se traducirá en un beneficio para Haití”.

El embajadora de EU también detalló cómo las compañías petroleras estaban tratando de sabotear el acuerdo: “Tras la reunión del 27 de septiembre entre Préval y las cuatro compañías de petróleo (…) la asociación de la industria del petróleo (Association des Professionnels du Pétrole – APP) recibió una invitación para reunirse con representantes de la empresa petrolera venezolana que se encontraban de visita en Haití. Las cuatro compañías se negaron a asistir. Además, el 9 de octubre, las empresas recibieron cartas enviadas por el gobierno haitiano solicitando información por separado sobre la importación y distribución de petróleo. Hasta ahora, ninguna ha respondido.”

Sanderson concluye un largo cable, de fecha 13 de octubre, explicando cómo había hecho hincapié en “el mensaje tan negativo que [el acuerdo de Petrocaribe] enviaría a la comunidad internacional [es decir, Washington y sus aliados] en un momento en que el gobierno haitiano está tratando de aumentar la inversión extranjera,” y lamentando que “el presidente Préval y su círculo íntimo hayan caído seducidos por el plan de pago [de Petrocaribe].”

 

Las compañías petroleras y la embajada estadounidense se hacen fuertes

 

Con la ratificación parlamentaria y los detalles técnicos resueltos, a principios de 2007 Préval pensaba que por fin tenía todo a punto para llevar el acuerdo con Petrocaribe a la práctica. Pero las compañías petroleras no habían cejado en sus intentos de socavar el acuerdo.

Michael Lecorps, nombrado por Préval a la cabeza de la Oficina de Monetarización del Gobierno de los programas de Ayuda y Desarrollo (formalmente conocida como Oficina PL-480), a cargo de los asuntos de Petrocaribe, comunicó a las compañías petroleras que tendrían que comprar petróleo de Petrocaribe al gobierno de Haití , pero las empresas estadounidenses se negaron. Rápidamente, se produjo un enfrentamiento.

Lecorps, “aparentemente enfurecido por la falta de cooperación de Chevron con el gobierno haitiano, subrayó que Petrocaribe no era negociable”, informó el encargado de negocios, Thomas C. Tighe, en un cable de 18 de enero 2007. También dijo que “ExxonMobil ha dejado claro que tampoco va a cooperar con el gobierno de Haití en relación con esta propuesta.”

“El gerente de Chevron para Haití, Patryck Peru Dumesnil, confirmó la posición de su compañía contraria a Petrocaribe y dijo que ExxonMobil, la otra compañía petrolera estadounidense que opera en Haití, ha informado al gobierno de que no va a importar productos de Petrocaribe”, escribió Tighe en el mismo cable.

“El agregado político de la embajada informó de que Chevron se niega a seguir adelante con las conversaciones porque sus representantes prefieren importar sus propios productos derivados del petróleo.”

Tighe añadía también que el gobierno haitiano estaba furioso de que una compañía petrolera que controla sólo el 30% de los productos petrolíferos de Haití “tuviera la osadía de tratar de eludir un acuerdo que beneficiaría a la población haitiana.”

El gobierno de Haití hizo hincapié en que “no sería rehén de las ‘actitudes capitalistas’ hacia Petrocaribe, y que si el gobierno de Haití no podía llegar a un compromiso con determinadas empresas petroleras, las empresas pueden tener que salir de Haití”, informó Tighe.

 

Hugo Chávez entra en escena

 

El presidente venezolano Hugo Chávez llegó el 12 de marzo de 2007 a Haití, donde recibió una espontánea bienvenida por decenas de miles de haitianos, que acompañaron a su comitiva desde el aeropuerto hasta el Palacio Nacional a la carrera junto al coche del dignatario. El presidente venezolano llegó con muchos regalos.

“Venezuela ha comprometido fondos para el mejoramiento de los aeropuertos provinciales y las pistas de aterrizaje del país (también anunciado previamente), así como expertos en planificación económica para ayudar a identificar las prioridades de desarrollo. Hay otros compromisos, como el de Cuba de llevar la cobertura médica a todos los municipios de Haití, la dedicación de técnicos en electricidad cubanos y venezolanos para mejorar la generación de energía, y la creación de una oficina de cooperación trilateral en Port-au-Prince,” escribió Sanderson.

En cables posteriores, Sanderson hace referencias cada vez más cínicas sobre la postura amistosa de Préval hacia Chávez, que considera claramente como poco sincera.

“Según el presidente René Préval, la visita del presidente venezolano Hugo Chávez a Haití el 12 de marzo fue una pesadilla logística y un engorro para el gobierno haitiano,” dice Sanderson en el resumen de este cable.

“Préval dijo a la embajadora, el 13 de marzo por la tarde, que Chávez era un huésped difícil” y que “no tenía una invitación del gobierno de Haití, pero insistió en venir a conmemorar el Día de la Bandera venezolana”.

Préval, al parecer, trató de tranquilizar a Sanderson. “En respuesta a la observación de la embajadora de que proporcionar a Chávez una plataforma para lanzar sus consignas antiestadounidenses era difícil de explicar dada nuestra estrecha relación y apoyo a Haití y al gobierno de Préval, en particular, Préval hizo hincapié en que había hecho todo lo posible para limitar al máximo la verborrea de Chávez”, escribe Sanderson. La embajadora informó de que Préval dijo que “el era sólo un pequeño burgués independiente poco favorable al teatro que Chávez practica. Haití necesita la ayuda de todos sus amigos, agregó Préval, y está seguro de que los EE.UU. entiende su difícil situación”.

En tono de frustración, Sanderson llega a la conclusión de que “en ningún momento ha dado Préval ninguna indicación de que esté interesado en asociar a Haití con el amplio programa revolucionario de Chávez”, pero también que “no forma parte de su carácter ni de sus intenciones repudiar Chávez, aunque el venezolano abuse de su hospitalidad en su propia casa”.

 

Los olvidos de Préval

 

A pesar de las reconvenciones de Sanderson y las garantías de Préval, el presidente haitiano siguió enojando a Washington. El 26 de abril de 2007, el alto asesor presidencial Fritz Longchamp comunicó al consejero político de la Embajada que “Préval asistirá a la reunión cumbre de ALBA [Alternativa Bolivariana para las Américas] de Venzuela [sic] como “observador especial” con el propósito específico de finalizar un acuerdo de asistencia trilateral entre Haití, Venezuela y Cuba, por el cual Venezuela financiará la presencia de médicos cubanos y otros técnicos en zonas rurales de Haití,” según un cable de Sanderson de ese mismo día.

Sanderson señaló que la reunión con la Embajada “tenía por objeto específico manifestar nuestro descontento con el viaje de Préval a Venezuela” y que “la reacción de Longchamp probablemente refleja el propio olvido de Préval del impacto y las consecuencias que su acercamiento a Chávez tiene en sus relaciones con nosotros”. Longchamp habría “traicionado un rasgo común de los funcionarios haitianos, al juzgar erróneamente la importancia relativa que los responsables de la política estadounidense conceden a Haití en relación con Venezuela y el impacto regional de Chávez”.

Los haitianos, en otras palabras, estaban excesivamente convencidos de su propia relevancia para comprender que la verdadera preocupación de Estados Unidos era detener la marea chavista. Sanderson sugirió que Estados Unidos “exprese nuestro descontento con las acciones de Préval al nivel más alto posible con ocasión de su próxima visita a Washington”.

Préval, regresó de Caracas con la promesa de Chávez de proporcionar un total de 160 megavatios de electricidad a Haití, “después de que Préval desfilara junto a Chávez ante la galería de villanos [sic] líderes del ALBA”, se lamentó Sanderson en un cable de 4 de mayo 2007.

La embajadora describe la esencia del paquete de ayuda cubano-venezolano: “Los cubanos reemplazarán dos millones de bombillas en todo Port-au-Prince por bombillas de bajo consumo. La iniciativa costará cuatro millones de dólares pero permitirá al país ahorrar 60 megavatios de electricidad, que le cuestan 70 millones de dólares al año. Venezuela se comprometió a reparar la planta de energía de Carrefour, con lo que se generarán 40 megavatios adicionales de electricidad. Además, Venezuela construirá para diciembre de este año nuevas centrales eléctricas en todo el país, para agregar 30 megavatios a la red eléctrica de Port-au-Prince y 15 megavatios adicionales a Gonaïves y otros tantos a Cap Haïtien, para todo lo cual se utilizará fuel pesado venezolano, una alternativa más eficiente y menos costosa que el diesel”.

Mientras este amplio paquete energético tomaba forma, las tensiones sobre Petrocaribe seguían en aumento.

El 4 de mayo, Sanderson envió un segundo cable que explica que “el jefe de la oficina de Petrocaribe en Haití, Michael Lecorps, dio a las cuatro empresas petroleras que operan en Haití un plazo hasta el 1 de julio para firmar el contrato del gobierno haitiano sobre Petrocaribe,” en la esperanza de que “las cuatro empresas firmarán el acuerdo de forma voluntaria, en lugar de aprobar una legislación que obligue a las empresas petroleras que operan en Haití a participar en el acuerdo de Petrocaribe”.

Después de hablar con el gerente de ventas para el Caribe de ExxonMobil Bill Eisner, la Embajada informó de que Eisner “se sorprendió cuando se dio cuenta de que Lecorps esperaba que la industria petrolera coordinara el acuerdo de Petrocaribe en nombre del gobierno de Haití”, lo que “haría prisionera a la industria petrolera de dos gobiernos incompetentes, Haití y Venezuela”.

El presidente Bush abordó la cuestión de la relación de Préval con Chávez durante la visita de primavera de 2007 del presidente de Haití a Washington, después de la cual Sanderson expresó su “esperanza de que el claro mensaje claro del presidente Bush sobre Venezuela haya sido comprendido, pero sólo el tiempo lo dirá”.

Dos semanas después del regreso de Préval, los días 12 y 13 de junio de 2007, una huelga de transporte “se apoderó de las principales ciudades de Haití, y puso de manifiesto la creciente crisis por los precios del combustible, que han aumentado casi un 20 por ciento en sólo dos semanas”, informó Inter Press Service en el momento. Muchos creían que la incorporación de Haití a Petrocaribe aliviaría la pesada factura de la gasolina, y corría el rumor de que las dos grandes empresas petroleras estadounidenses que exportaban a Haití habían bloqueado las negociaciones de aplicación de Petrocaribe. El 1 de julio, fecha límite para la puesta en funcionamiento de Petrocaribe, se acercaba rápidamente.

La disputa sobre Petrocaribe continuaría durante todo 2007, con Chevron como empresa más reticente a operar en el marco de Petrocaribe. Y Haití necesitaba a Chevron para transportar el petróleo desde Venezuela.

“Era una situación ridícula, ya que ellos habían comprado y transportado productos derivados del petróleo de Venezuela durante 25 años”, dijo Lecorps, el funcionario haitiano supervisor de Petrocaribe, al semanario Haïti Liberté. “Ya sabe, Chevron es una empresa estadounidense, así que tal vez haya habido movimientos políticos detrás de todo esto, tal vez por tratarse de Venezuela y Chávez. Pero Chevron nunca dijo nada al respecto”.

Las sospechas de Lecorps de que Chevron tenía reparos políticas estaban justificadas.

A su regreso a Haití el 22 de diciembre de 2007 de una cumbre de Petrocaribe, Préval anunció que las negociaciones con Chevron llegaban a su fin. “Vamos a firmar con Chevron y luego vamos a comenzar a pasar los pedidos de petróleo”, dijo en el aeropuerto, según Associated Press, y añadió que los técnicos de Venezuela visitarían Haití para consultar sobre el proyecto.

Pero, como Sanderson se señala en un cable de 15 de febrero 2008, “la dirección de Chevron en EU no quiere hacer mucho ruido sobre el acuerdo porque no desea que parezca que apoyan a Petrocaribe”.

Sanderson explicó que el acuerdo fue firmado cuando “Chevron obtuvo finalmente las condiciones que exigía al gobierno de Haití,” según los cuales la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) “va a vender petróleo a los operadores privados, que a su vez venderán a las petroleras privadas que operan en Haití, para la distribución (…) Chevron también acordó enviar la gasolina refinada en uno de sus buques. El gobierno de Haití espera recibir un envío de Petrocaribe a finales de febrero o principios de marzo.”

Y efectivamente, los envíos de Petrocaribe, que cubrían todas las necesidades de combustible de Haití, se iniciaron el 8 de marzo de 2008, una victoria para Venezuela y Haití en la superación de los obstáculos planteados por la Embajada de EU y las grandes petroleras.

La extraordinaria historia que los cables de WikiLeaks-Haití nos cuentan de la campaña de la Embajada de EU contra Petrocaribe –que ofrece unos evidentes beneficios a Haití– pone al descubierto las verdaderas prioridades del “socio bilateral más importante y digno de confianza de Haití”, como Sanderson califica a Estados Unidos.

En cuanto a Préval y sus funcionarios, los cables indican que, ante el poderío de Washington, emplearon una de las formas preferidas de resistencia haitiana, que se remonta a los tiempos de la esclavitud, conocida como marronage, según la cual se hace como si se estuviese de acuerdo con algo, para hacer lo contrario. Esta dinámica de la presión de EU y la sutil reacción de Haití se ha mantenido bajo el gobierno Obama, que ha tomado medidas para marginar Inité, el partido político de Préval, en favor del nuevo presidente Michel Martelly y su grupo de hombres de negocios haitianos proestadounidenses.

Bajo la presidencia de Martelly, el destino de Petrocaribe es poco claro. Pero aquellos que aprecian lo que el programa ha hecho por Haití ven motivos de preocupación. Mientras Préval trató de mantener una equidistancia entre Washington y la alianza ALBA, Martelly celebró una reunión previa a la toma de posesión no con el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, sino con el de Colombia, cuyo plan de desarrollo neoliberal ha asegurado que va a imitar.

 

NOTA

 

(1) Cuando en este texto se hable de la Embajada, nos referimos a la estadounidense (N. del t.)

 

Fuente: http://www.thenation.com/article/161056/wikileaks-haiti-Petrocaribe-files

 

 

Petróleo, fertilizantes y tabaco radiactivos

* En México se fuman 2 mil  500 millones de paquetes de 20 cigarrillos al año, y unos 11 millones de fumadores, en un país de 112 millones de habitantes, consumen un promedio diario de 5,4 unidades, según el informe de 2010 “La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México”, elaborado por expertos estadounidenses y mexicanos.

 

Emilio Godoy/ IPS

La emisión de materia radiactiva por la quema de combustibles fósiles y la producción de fertilizantes químicos es un motivo más para buscar alternativas sustentables, indican expertos.

Hay materias primas que contienen radiactividad natural. Su tratamiento a gran escala puede concentrar esa radiactividad en productos o desechos. Eso sucede con la elaboración de fertilizantes fosfatados artificiales y con la explotación de petróleo y gas.

El desastre atómico que se desarrolla en Japón desde que el tsunami de marzo hizo colapsar la central de Fukushima ha generado un alerta mundial por los peligros de la generación electronuclear y, en general, una renovada atención a todas las fuentes de radiación.

Pero para el 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, las Naciones Unidas decidieron poner sobre la mesa otro asunto: la protección de los bosques.

La extracción y quema de crudo, gas y carbón ‒principales fuentes mexicanas de energía‒ liberan a la atmósfera radón 220 y 222, plomo 210, polonio 210, radio 226 y 228, torio 232 y uranio 238. Pero no hay estudios sobre los efectos de esos radionúclidos en el ambiente y la salud humana.

“Se sabe poco sobre el efecto de esas emisiones. El carbón es el más fuerte. Quitarle el uranio es casi imposible”, dijo a IPS el miembro de la Academia de Ingeniería de México, Miguel Medina.

En este país, 93 por ciento de la energía generada procede de combustibles como el gas y el carbón.

Además, México lanza a la atmósfera unas 710 millones de toneladas de dióxido de carbono por año, procedentes sobre todo de la generación de energía y el transporte. La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) extrae diariamente 2,5 millones de barriles de crudo y 6,8 millones de pies cúbicos de gas natural.

La también estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) opera tres centrales eléctricas a carbón que generan 678 de los 52 mil megavatios que se producen en el país.

La generación de un gigavatio eléctrico quemando carbón libera al ambiente mundial unas 5 mil toneladas de uranio y 8 mil de torio, según el científico Murdoch Baxter, quien dirigió entre 1990 y 1997 el Laboratorio del Medio Ambiente Marino de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

“La contribución de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) al incremento de la radiactividad natural es la que mejor se conoce, aunque quizás no se aprecie aún en toda su magnitud”, escribió en 1993 Baxter, fundador del Journal of Environmental Radioactivity, en un artículo titulado “Contribuciones de la industria a la radiactividad ambiental”.

El gobierno mexicano del conservador Felipe Calderón asumió la meta voluntaria de reducir las emisiones contaminantes en 50 millones de toneladas para 2012, en la cual Pemex y la CFE juegan un rol preponderante.

Pero el monopolio eléctrico demandará unos 25,6 millones de toneladas de carbón en 2024, y las tres generadoras térmicas descargan unos 20 millones de toneladas de dióxido de carbono por año.

“La solución es disminuir el consumo de combustibles fósiles. No basta con el desarrollo tecnológico para reducir las emisiones”, planteó Medina.

La producción y uso de fertilizantes químicos libera al ambiente polonio 210, muy radiactivo y tóxico y que se fija, por ejemplo, a las hojas de la planta de tabaco y culmina ingresando a los pulmones de los fumadores en el humo de los cigarrillos.

La presencia de ese radionúclido en el tabaco es bien conocida por la industria y los expertos desde 1960. El polonio 210, muy volátil y de manejo peligroso, aparece en los fertilizantes fosfatados aplicados en las plantaciones de tabaco, sobrevive al secado y procesamiento y, cuando es inhalado, permanece en los bronquios.

Este isótopo ganó notoriedad en noviembre de 2006, cuando el ex oficial de la KGB soviética Alexander Litvinenko cayó enfermo y murió en Londres. Los exámenes que se le practicaron demostraron presencia de polonio 210.

“El tabaco tiene pequeñas dosis de polonio 210. La ley obliga a los fabricantes a incluir todos los componentes del cigarrillo cuando solicitan una licencia sanitaria. Estamos ante un producto químico que contiene muchas cosas”, dijo a IPS Gustavo Soñora, asesor legal en México de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias.

La Ley General para el Control del Tabaco estipula en México que los productores, fabricantes o importadores de tabaco, deben anexar, al solicitar la licencia sanitaria, la información sobre componentes, aditivos, residuos y otras sustancias utilizadas en su fabricación, así como los límites permitidos y los riesgos conocidos o potenciales.

México produce casi un millón de toneladas de fertilizantes, especialmente de fosfatos y potasio, y consume aproximadamente cuatro millones. La diferencia se cubre con importaciones, sobre todo de nitrogenados, según los gubernamentales Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura.

Además, produce unas 7 mil 800 toneladas de tabaco en casi 4 mil 300 hectáreas, con fertilizantes de nitrógeno y potasio, según la Secretaría (ministerio) de Agricultura. Los principales estados cosechadores son Nayarit, Veracruz y Chiapas.

En México se fuman 2 mil  500 millones de paquetes de 20 cigarrillos al año, y unos 11 millones de fumadores, en un país de 112 millones de habitantes, consumen un promedio diario de 5,4 unidades, según el informe de 2010 “La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México”, elaborado por expertos estadounidenses y mexicanos.

Los envases contienen mensajes de advertencia sobre la presencia de polonio 210 y cadmio, un metal nocivo. Fumar cuesta la vida a entre 25 mil y 60 mil mexicanos por año.

“Los más grandes productores de tabaco descubrieron que el polonio era parte del tabaco y su humo hace más de 40 años e intentaron, pero fallaron, remover esa sustancia radioactiva de sus productos”, afirma la investigación “Despertando al gigante dormido: la respuesta de la industria del tabaco al tema del polonio-210”, publicada en septiembre de 2008 en la revista estadounidense American Journal of Public Health.

Los científicos estadounidenses Monique Muggli, Jon Ebbert, Channing Robertson y Richard Hurt concluyeron que “documentos internos de la industria revelan que las compañías suprimieron la publicación de su propia investigación interna para impedir el fortalecimiento de la conciencia del público de la radiactividad en los cigarrillos”.

Las transnacionales Philip Morris y British American Tobacco, que monopolizan el mercado del tabaco mexicano, no respondieron a la consulta de IPS.

 

El más broncudo

* Era del América. Amigo del “Cuau”. Jugaba de defensa. Tiene un récord nacional de expulsiones, junto con Darío Franco y Pablo Lavallén. Odia al Guadalajara y tuvo un accidente que lo marcó de por vida. ¿Qué fue de Isaac Terrazas?

 

Marco Damián García

Ahora recordamos a un futbolista que salta a la memoria del aficionado tan pronto se habla de jugadores violentos y broncudos, que además es efigie del americanista ideal. Un jugador aguerrido que profesó su amor por el equipo de Coapa en todas las canchas que pisó y quien defendió su pasión como mejor lo sabía hacer con futbol, golpes, patadas, escupitajos, barridas, duros marcajes y hasta goles. Seleccionado nacional y mundialista durante la época de Lapuente, el de hoy es uno de los jugadores más malencarados que se han visto por estos rumbos: Isaac Terrazas García.

 

¿Quién era?

 

Un defensor nacido en el Estado de México, estuvo activo durante toda la década de los noventas y hasta mediados de la anterior.

 

¿Por qué se le recuerda?

 

Por su incorruptible amor al América, por su fiereza, como lo describió Germán Dehesa, por su pinta de pocos amigos y por su natural rudeza en el juego.

 

¿Cómo fue su carrera?

 

La comenzó jugando en un barrio de Naucalpan, de donde es originario. Logró entrar a las inferiores de América a los 13 años y desde entonces jugó en las reservas  y divisiones inferiores (como el América Zitácuaro) hasta 1990, cuando debutó en la extinta Copa México a los 17 años. Su debut en liga se daría en la siguiente temporada, la 91/92, donde jugaría algunos partidos como suplente. Luego de tres años en la banca el club lo cedió a préstamo a los Halcones de Aguascalientes en la Primera A, donde jugó la 94/95 y logró aportar lo suficiente para salvar del descenso a los hidrocálidos. Luego de aquella experiencia regresó al Nido con mejores cartas y para el Invierno ’96 logró ganarse la titularidad, la cual mantuvo en condición de indiscutible hasta el Invierno ’99.

Durante ese periodo estuvo en dos semifinales con las Águilas, en la liga y una más de Copa Libertadores. Vistió el gafete de capitán y también viajó con la selección al Mundial de Francia ’98 donde no jugó, a la Copa América Paraguay ’99, donde marcó un tanto a Brasil y otro a Perú (e incluso alineó como delantero) y a la Copa Confederaciones ’99, en la que salió campeón con México.

Para el Verano ’00 con la llegada de Pérez Teuffer a la presidencia del América se le consideró menos, pues al parecer mostró preferencia por el recién destituido Raúl Quintana. Al siguiente año salió de la institución junto a otros americanistas como Raúl Gutiérrez y se fue al Irapuato, donde también sería titular durante los tres torneos que duró la franquicia, pues para el Verano ’02 el equipo se fue vendido con jugadores, directiva (encabezada por el mismo Quintana) y cuerpo técnico a Veracruz. En el Puerto alcanzó las semifinales del Clausura ’03 y tras un par de torneos regulares, antes de comenzar el Apertura ’05, los Tiburones Rojos decidieron negar su relación laboral con él, marginándolo del equipo y los entrenamientos, por lo que decidió retirase siendo el Clausura ’05 su último torneo jugado.

 

¿Qué fue de él?

 

Se quedo a residir en el Puerto y contrario a lo que se podría pensar, su relación con Veracruz no sufrió daños, por lo que eventualmente fue presentado como director deportivo en el mismo club, cargo que mantuvo hasta que decidió embarcarse a la aventura de dirigir al Ficumdep, un equipo de Segunda División de Veracruz que ha alternado sede en Xalapa y Cempoala. Además sigue siendo asesor de los escualos y también se le ha visto jugando en equipos de veteranos como el Deportivo Marín o colaborando en empresas amateurs del mismo estado como el Circuito Veracruzano de Futbol.

 

Algunos datos

 

Su número de expulsiones es bárbaro y ostenta récord de liga con 12, empatado con Darío Franco y Pablo Lavallén, claro, sin contar las que se ganó en partidos de Libertadores, pre-Libertadores y hasta amistosos.

Entre esas expulsiones encontramos razones que le ganaron la roja (o que debieron haberlo hecho) como arrancarle el balón a un árbitro durante un Pumas-América, taclear a un jugador que encaraba a Blanco en un Atlas-América, insultar al silbante en otro partido entre los mismos equipos, golpear a un jugador por la espalda en un América-León, festejar un tanto de forma grosera en un Tigres-América, lanzar un escupitajo a un jugador en otro América-Pumas, ganarse dos amarillas en 18 minutos en un Tecos-América, hacer señas obscenas al público contrario en varias ocasiones, jalar de la melena a un jugador en un Irapuato-América (defendiendo a los freseros) o armar la campal luego de agredir, junto a Cuauhtémoc, a un fotógrafo.

De ese escupitajo en el partido contra Pumas, recuerdo que durante la transmisión el lamentable comentarista Perro Bermúdez se atrevió a defender al jugador, incluso ante la sorpresa de sus compañeros de micrófono, en uno de sus clásicos desplantes como narrador.

Como es de suponer el jugador tuvo pique con medio mundo. Fabián Prátola, Víctor Santibáñez, Sergio Zárate e Iván Zamorano, entre muchos. Pero sobre todo contra el gran enemigo, las Chivas de Guadalajara, a quienes les tenía especial odio deportivo, los tildaba de jalisquillos, les anotó en un par de clásicos y nunca les intercambió una playera o regresó el saludo.

De hecho, antes de ser puesto transferible de América, la extinta promotora sinvergüenza de Chivas le ofreció un contrato, al que respondió tajantemente que no. Luego, en entrevista, diría que para él (hablando sobre las playeras) la del América es de seda y la de ellos, de poliéster. Con esa ideología, aunque en menor medida, también se rehusó a jugar para Necaxa.

Cuando estuvo en Veracruz vivió uno de sus peores momentos como futbolista, además se involucró en un accidente automovilístico en el que fue detenido por la policía tras provocar la muerte de un menor de edad y graves heridas a otro, cuando chocó su BMW contra una bicicleta que se le cruzó en la carretera.

Siempre se consideró un jugador de raíces humildes, de barrio, orgulloso porque entró al América tras burlar la seguridad del plantel y pedir una prueba a los entrenadores. Esa experiencia y origen le ganó motes como El Cuate Barrio o El Bravo de Naucalpan, además de ser emblema de la afición a la fecha.

Su descubrimiento como jugador se lo debe a Miguel Ángel Cocas González, quien le dio la oportunidad en América. Este famoso visor también es responsable por reclutar a su entrañable amigo, Cuauhtémoc Blanco, entre otros jugadores.

Sobre El Ídolo de Tepito comenta que son grandes amigos desde los 15 años, entraron a las reservas del primer equipo juntos e incluso se pelearon a golpes en los vestidores a los 17 años, “aunque después nos dimos la mano y lloramos”.

Su primogénito, Aarón Terrazas Morales, en lo que parece una excepción al viejo dicho de tal árbol tal astilla, se dedica a un deporte de lo más tranquilo, el golf, donde ha cosechado ya grandes éxitos como la medalla de oro en la Olimpiada Nacional o el hecho de disputar mundiales de la especialidad en los EU. Aunque, quién sabe, puede que el chico sea el John McEnroe del green, onda Adam Sandler en Happy Gilmore.

 

Estadísticas

 

En la liga marcó 29 goles en 252 partidos, de los cuales completó 181, acumuló 95 amarillas y 12 rojas y puso 5 asistencias registradas de gol.

 

Clubes

 

 90/91 a 93/94, América; 94/95, Halcones de Aguascalientes; 95/96, a Verano ’00 América; Invierno ’00 a Invierno ’01, Irapuato; Verano ’02 a Clausura ’05, Veracruz.

 

* Aviador de profesión y estudiante de Gestión Cultural. Nací en 1984 en la Ciudad de México, actualmente resido en algún lugar entre la misma y el Aeropuerto Internacional de Toluca. Mi afición declarada al futbol data de la final del Verano ’97, desde entonces veo todos los partidos que puedo, hasta los del balonmano por el parecido. Me dedico a desempolvar nuestra liga, en búsqueda de jugadores y momentos que, lejos de los reflectores, viven en la memoria del aficionado.

 

http://www.gloriaspasadas.com

https://twitter.com/GloriasPasadas

damian.marco@hotmail.com

damianmarco@gloriaspasadas.com

 

Los equívocos

* ¿Cuál es la relación de la familia Hank con el Estado de México? ¿Por qué son tan poderosos? ¿Son más inteligentes que los demás? ¿Qué negocios mantiene el clan en  territorio estatal? ¿Qué significa la detención de Jorge Hank?

 

Miguel Alvarado

La familia Hank está considerada como una de las columnas económicas y políticas de la entidad y se le relaciona sin ningún titubeo con el Grupo Atlacomulco, aunque la clase priista gobernante niega por sistema la existencia de éste.

Jorge Hank Rhon, ahora detenido y uno de los hijos del autollamado profesor Carlos Hank González, siempre fue la oveja más negra de aquella familia. De nada valieron súplicas ni regaños del patriarca del fantasmal clan. A Jorge le gustaba el peligro pero también el dinero y desde siempre vivió al borde, cínico como los demás pero despreocupado, casi rayano en el descuido. Desde el día que nació era ya una nota, discreta y tierna, pera los periódicos, como consignaba El Sol de Toluca el 29 de enero de 1956, perdida entre las páginas casi pasquineras de aquellos años. “En conocido sanatorio de esta ciudad vio la luz primera el tercer vástago del profesor Carlos Hank González, presidente municipal, y de su distinguida esposa, la señora Guadalupe Hank de Rhon. El arribo del pequeño se realizó con toda facilidad y tanto él como su dichosa mamá gozan de perfecta salud. Los felices padres del nuevo ciudadano han dispuesto llamarlo Jorge, por lo que en breve fecha será registrado con ese nombre”.

Allí estaba la víctima política de Felipe Calderón, como ya se le conoce hoy día, en medio de la algaraza de sus padres. Uno, alcalde de Toluca y en camino de convertirse en uno de los hombres más poderosos del país y la otra, abnegado tronco de un clan que no siempre la tuvo entre sus prioridades.

Santiago Tianguistenco es todavía la morada de algunos de los Hank. Una enorme hacienda que da trabajo a pobladores de aquel municipio a veces guarda ante sus puertas enormes camiones con el logotipo de “Caliente”, estacionado a la vera entre la entrada principal y la pequeña pista de carreras, enclavada en campos perfectos donde pastan caballos y helicópteros.

Años después, aquel Jorge aventurero se convertía en alcalde de una de las ciudades más violentas del país, pero también en accionista mayoritario del corporativo Caliente, centro de apuestas que se extendió por todo México con la mayor facilidad.

Hasta hace un año, aquella empresa era una de las 25 permisionarias que tiene inscritas la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS), “permisos que según consta en los archivos de la Secretaría de Gobernación le fueron concesionados entre el 17 de agosto de 1973 y el 29 de diciembre de 1993, en el apogeo político y empresarial de su padre”, narra una crónica de este Semanario.

Pero en este momento la detención de Hank y el camino que eligió para fortalecer su fortuna personal son meros detalles, circunstancias que adornan el verdadero mensaje enviado al Grupo Atlacomulco en el Estado de México y que nunca como hoy tiene más posibilidades de ganar Los Pinos con la figura del gobernador mexiquense, Enrique Peña.

Este funcionario tuvo que dar la cara  al público y aceptar que la detención deberá resolverla la PGR, pero enrarece el clima electoral. “No quiero entrar en polémicas. Espero que no haya una intención distinta de lo que es la estricta aplicación de la ley. Esto corresponde a las instituciones y a las partes involucradas. Sobre el tema nos mantenemos al margen”. Luego descalificó las versiones que apuntan a ligas económicas y ayuda personal para el detenido, como los agentes de la ASE que supuestamente trabajaban con Hank como escoltas privadas. Ya antes otros policías mexiquenses trabajaron con personajes ligados al crimen organizado como “El JJ”, agresor de futbolistas.

Pero quienes patrocinan a Peña conocen las teorías de la comunicación. El medio es el mensaje, manido lugar común en libros y redacciones se aplica sin embargo con toda exactitud al caso. Hank detenido y la versión de que la Federación investigará a ex gobernadores priistas por nexos con el narco no pueden minimizarse. De lectura rápida pero acertada, Peña sabe que quien administra la Federación le ha dicho que es tiempo de negociar, que el camino a Los Pinos no será lo que ha sido hasta hoy y que las elecciones en el Edomex tampoco están decididas. Lo que los priistas hicieron durante 70 años los panistas lo han puesto en práctica.

El relanzamiento de la campaña mexiquense del panista Luis Felipe Bravo Mena es otro ingrediente al coctel resultante de la detención. En el caso de Hank, es más difícil hablar bien de él que lo contrario. Calderón ha demostrado ser práctico en el uso de la justicia. La aplica y hace que funcione donde le conviene. Ni siquiera el PRI puede aprovechar la situación para aparentar linchamiento. Hace acopio de leguleyos y apela a los derechos humanos, las ilegalidades. San Salvador Atenco, escuela práctica de la barbarie, se mofa discreto de la política kármica de Peña Nieto. ¿Cómo podrían responder Sainas y Montiel? ¿Cómo defenderse ante el poder policiaco, que alguna vez ellos detentaron?

Jorge Hank maneja, después de todo, 82 de los 213 centros de apuestas remotas y 79 de las 201 salas de sorteos de números que funcionan en el país. Controla 60 por ciento de las apuestas en México y en el Estado de México al menos hay una docena de estos centros instalados. En 2008 generaron ingresos por más de 14 mil millones de pesos.

El padre, aquel presidente municipal de Toluca cuyo origen alemán era motivo de preocupación para él mismo, es recordado por el autor del libro Negocios de Familia, Francisco Cruz, de esta manera: “excéntrico fue Hank, y atribuida su excentricidad a penurias familiares de sus primeros años de vida o hasta los 20 años de edad, así como a las interrogantes sobre su nacimiento y su padre real. Sus primeros dos años de vida son un misterio. Relegado a vivir en un pequeñísimo barrio de su pueblo, fue hijastro de Trinidad Mejía Ruiz, un zapatero remendón de Santiago Tianguistenco, e hijo de Julia González Tenorio, pero se desconoce quién fue el padre, si lo abandonó, murió o ninguna de esas dos situaciones. Los Hank insistieron siempre en el nombre de Jorge Hank Weber, militar en retiro alemán, ex combatiente de la Primera Guerra Mundial, quien llegó a México y perdió la vida en un accidente de motocicleta en un paraje conocido como río Hondo”, en crónica publicada en este Semanario.

La influencia del padre de Jorge todavía tuvo fortaleza para mandarle a hacer una enorme estatua, que se ubica en Paseo Tollocan y que el día de su inauguración ganó el mote que todavía le identifica. El Monumento al Ladrón, como la conocen los ciudadanos, es resguardado día y noche por una partida policiaca, que se instala a sus pies mientras un juego de luces la envuelve en una gama de rojos sombríos y tenebrosos morados.

El dinero hace la vida más fácil. Otorga poder y negocia la impunidad. Los Hank siempre vivieron entre aquello y están acostumbrados al acoso. Desde el caso de narco llamado en Estados Unidos “Tigre Blanco” hasta las aficiones a animales exóticos y el comercio ilegal de arqueología; tráfico de influencias, nepotismo, rumores sobre asesinatos, cacicazgos, crimen organizado, todo se revuelve en un solo crisol del que ya es difícil desprender algo que no tenga visos fantásticos. Sólo un sistema como el mexicano permitiría a un humilde maestro de primaria hacer de tripas corazón y hacer lo que fuera para obtener lo que quería.

“De Hank es muy fácil rastrear el origen de su fortuna y aclarar algunas dudas. Y lo han hecho periodistas como José Martínez en su libro Las enseñanzas del profesor: indagación de Carlos Hank González, lecciones de poder, impunidad y corrupción, publicado por editorial Océano en 1999, pero dudas eternas hay, y habrá para siempre muerto él, sobre sus orígenes familiares paternos. Ese lugar lo ocupa todavía su abuelo Catarino González Benítez”, recuerda Cruz.

Dos días después de la detención de Jorge, todavía realizaban cateos en su casa. Los agentes del MP usaban perros para encontrar cualquier cosa y mientras se especula acerca de la suerte del empresario, se recuerda que este mismo Hank trajo a Keiko, la ballena que Televisa hizo estrella de la tele, en los años 80, y que su traslado estuvo repleto de irregularidades. Y el aspirante priista para la gubernatura del Edomex, Eruviel Ávila, deberá aprender nuevos párrafos en el fastidioso discurso de las seis mil promesas para desmentir que el dinero de los Hank no patrocina su campaña. Ya lo dijo Videgaray en palabras tan desgastadas como él mismo, pero tendrá que convencer.

La familia Hank ha tenido, desde la década de los años 50, una participación total en las administraciones estatales, ya como figuras principales o como actores de la tenebra. En el sexenio de Peña Nieto, por ejemplo, este Semanario documentó, en octubre del 2009,

“La cuestionada autopista Lerma-Tres Marías fue concesionada a la empresa Lerma-Santiago, propiedad de Carlos Hank. Para esta obra se estimó una inversión de 2 mil 894 millones de pesos, aunque se ha enfrentado a la oposición de los grupos ambientalistas. Es tal el interés de los Hank por el negocio de las carreteras que han llegado a enfrentarse con los consorcios españoles OHL, Caja de Madrid, Santander, a su propio socio en algunos contratos, Carlos Slim Helú y a la empresa ICA para tratar de adjudicarse por 30 años la concesión de 548 kilómetros de carreteras operadas por el gubernamental fideicomiso de Apoyo al Rescate de Autopistas concesionadas FARAC, paquete que finalmente obtuvo el consorcio empresas ICA-Goldman Sachs, que ofreció pagar poco menos de 4 mil millones de dólares. Interacciones ha participado en los paquetes de financiamientos de obras como la autopista Viaducto-La Venta, Punta Diamante en Guerrero, la Autopista Atlixco- Jaltetenco que abarca territorio de Puebla y Morelos y la Autopista Santa Ana-Altar en Sonora. El millonario negocio de infraestructura carretera se multiplicó con el llamado Fondo Nacional de infraestructura que anunciara Felipe Calderón en 2008. Tan sólo en obras de infraestructura carretera, puertas y obras hidráulicas, el gobierno federal invirtió poco menos de 5 mil 950 millones de dólares, 50 por ciento más con respecto al año 2007”.

Hank Rhon también tiene el cargo de presidente y director general del Grupo Hermes, líder en el ramo industrial en México. A través de Hermes se tiene participación en proyectos de manufactura, construcción y energía. Las subsidiarias de Grupo Hermes son Cerrey, HECO, Hermi Ingenieria, Babcock & Wilcox de México y AES Mérida III.

Las obras de alto impacto social, especialmente en materia de infraestructura urbana o carretera, están y estarán financiadas por los grupos de poder que operan en torno al proyecto político del gobernador en turno. Según información de la página Compranet del gobierno federal, los contratos con la familia Hank Rhon por seguros a bienes del gobierno mexiquense ascienden a 120 millones de pesos. Eso sin contar el proyecto de privatizar las cárceles del estado, en el que está involucrado Hank Rhon, así como en la construcción de cuatro penales.

En los últimos años la aseguradora de la familia Hank ha logrado ganancias millonarias por más de 200 millones de pesos con la firma de contratos con el sector central del gobierno estatal y dependencias descentralizadas.

El primer contrato, por 12 millones 391 mil 388 pesos, fue por el servicio de aseguramiento de autos asignados a varias dependencias de la Secretaría de Finanzas. El segundo, por dos millones 989 mil 89.50 pesos, fue para el aseguramiento de vehículos de carga, pasaje y motos del gobierno mexiquense.

El tercer contrato ascendió a seis millones 668 mil 333.95 pesos por el aseguramiento de las aeronaves propiedad del gobierno estatal.

Un cuarto contrato fue por el monto de 144 mil 405.50 pesos por concepto de “póliza de seguro de efectivo y valores”.

Nadie le resta méritos comerciales o políticos a la familia Hank. Pero es tiempo de equívocos, y hasta Jorge puede resultar inocente.