“La verdad es que no me gusta leer”

* La supuesta unidad tricolor es como el aspirante mismo. Detrás de la apariencia Pedro Joaquín y Manlio Fabio tienen todavía algunas sorpresas reservadas para el Grupo Atlacomulco. Coldwell es hechura del profesor de Santiago Tianguistenco, Carlos Hank y junto él exploró todos los negocios habidos y por haber que el ramo turístico les ofreció, ya en el sur mexicano como en el norte de Beltrones.

Miguel Alvarado

De joven, Enrique Peña siempre fue un joven melancólico. Quienes lo trataron hace más de 20 años recuerdan de él su buen carácter y su proclividad para servir a los demás pero también su creciente melancolía, que lo obligaba a separarse de los grupos que se formaban en las reuniones familiares en Atlacomulco, donde acudían las familias Montiel, Del Mazo, Peña y Monroy, entre otras. Pero el tiempo y el ambiente estudiantil cambiaron el carácter del hoy aspirante presidencial y poco a poco lo fueron acostumbrando a los apegos del poder y el dinero. La carrera política de Enrique Peña no sería la misma si no perteneciera al Grupo Atlacomulco, una asociación de personajes que incluye a Isidro Fabela, Carlos Hank y casi todos los grupos del valle de Toluca en una invisible pero palpable organización que, según el investigador Jorge Toribio Cruz, experto en el tema, puede comprobarse por tres tipos de relaciones entre los presuntos militantes: empresarial, de parentesco y de compadrazgo. Se sabe que el padre del presidenciable, Gilberto Enrique Peña del Mazo, desaprobaba que el hijo se involucrara laboralmente con el grupo de Montiel Rojas pero aceptaba las decisiones del vástago.

Como funcionario público y diputado, Peña pudo probar su arrastre como figurín en eventos públicos y reuniones de Estado. Se dio cuenta de que su atractivo personal sustituía en lo inmediato otras capacidades. Su tío también se dio cuenta y le propuso trabajar para conseguir, si se podía, la aspirantía presidencial. El cambio, al menos en lo exterior, fue notable y en ello tuvo que ver el enorme presupuesto que el gobierno del Edomex destinó a la publicidad que sobre todo recayó en Televisa. Hoy, con la candidatura en sus manos, al ex gobernador del Estado de México le cuesta mucho lidiar con aquello que no tenga que ver con su imagen ni con los guiones establecidos desde que administraba la entidad. Pero eso es un problema menor cuando a Humberto Moreira la Federación lo investiga por la deuda pública que le dejó a Coahuila; cuando el reemplazo de aquel al frente del partido se llama Joaquín Coldwell y junto con él asciende Jesús Murillo Karam; cuando Manlio Fabio Beltrones guarda prudente silencio en un falso retiro que aprovecha para visitar a empresarios del Edomex y en giras privadas por el país; cuando la sombra de Carlos Hank se cierne de nueva cuenta sobre Montiel y le recuerda derechos y obligaciones y cuando el propio Enrique se encarga de tirar a la basura los años dorados de cuando todo le era perdonado.

Moreira ganó todo, dice Peña en su descargo, refiriéndose a las elecciones estatales que le tocaron luego de dejar la deuda por 34 mil millones de pesos en su territorio. La presidencia de Moreira fue impulsada por el propio Montiel, quien vio en él un aliado pero no se molestó en hacer el elemental repaso del pasado político inmediato, como tampoco lo hizo con su sobrino. Montiel olvida que meses antes de buscar él mismo la candidatura priista para suceder a Fox, tuvo que reunirse con la cúpula, configurada por la familia Hank, Manlio Fabio Beltrones y Coldwell. Y en esa reunión se le dijo claramente a Arturo que nadie lo apoyaría pero que si quería ir por la libre, respetarían eso. Y así sucedió. Tomó el riesgo y al final fue destrozado en lo político y lo legal. Parecía que Peña corría con otra suerte, que sus negociaciones iban a buen puerto, que la historia del tío no se ensañaría en su candidatura pero no es así. La supuesta unidad tricolor es como el aspirante mismo. Detrás de la apariencia Pedro Joaquín y Manlio Fabio tienen todavía algunas sorpresas reservadas para el Grupo Atlacomulco. Coldwell es hechura del profesor de Santiago Tianguistenco, Carlos Hank y junto él exploró todos los negocios habidos y por haber que el ramo turístico les ofreció, ya en el sur mexicano como en el norte de Beltrones. Coldwell no apoyó nunca las aspiraciones mexiquenses por Los Pinos y dejó de lado a Alfredo del Mazo cuando buscó su oportunidad, para ir con Carlos Salinas, quien ahora termina por demostrar quién controla el PRI nacional. Si las cosas le salen mal a Peña, Montiel y Moreira, como se plantea en un escenario, Manlio deberá entrar al quite y las encuestas, pagadas o no, dicen que de todas maneras el tricolor gana. Jesús Murillo Karam, ex presidente estatal del PRI cuando el triunfo de Peña en el 2005, será presidente de la Comisión de Procesos Internos en su partido. Le toca hacerla de árbitro. El PRI tiene todo para ganar, incluso de manera legal: la estructura, los militantes, hasta propuestas e ideas y el dinero pero le falta candidato. Y Beltrones se ha encargado de recordarlo. Recientemente en Segundo Foro de la Democracia Latinoamericana, en el Colegio de San Ildefonso, dijo que “medios de comunicación sin control y sin idea son tan peligrosos como un político sin idea de lo que quiere hacer si gana las elecciones”.

Las diferencias en las encuestas siguen cerrándose. Antes, incluso que la debacle de Guadalajara alcanzara a Peña, en algunos ejercicios el ganador ya resulta el perredista López Obrador. Esto sucedió con la propuesta de El Diario, publicación de Ciudad Juárez, que registró 39 por ciento de votos para AMLO, 32 por ciento para la panista Vázquez y 29 por ciento para Peña. Todo esto el 15 de noviembre.

Y de Peña era bien sabido que no le gusta leer, como lo recuerda el periodista de Proceso, Álvaro Delgado, cuando narra un encuentro con Manuel Espino, ex presidente nacional del PAN, cuando a Enrique le regaló su libro, “Señal de Alerta”, que habla sobre el lado sórdido de Beltrones. “La verdad es que no me gusta leer. Voy a pedirle a mis asesores que me hagan unas tarjetas con lo más importante”, respondió Peña.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Calendario

    • diciembre 2011
      L M X J V S D
      « Nov   Ene »
       1234
      567891011
      12131415161718
      19202122232425
      262728293031  
  • Buscar