“Halcones” abandonan bandada ante amenaza de guerra

* “Con seguridad, un ataque contra Irán unirá al pueblo iraní alrededor de los mulá y hará que el líder supremo redoble los esfuerzos para obtener capacidad nuclear, solo que a mayor profundidad bajo tierra y sin inspectores internacionales”.

 

Jim Lobe/ IPS

El ensayista británico Samuel Johnson (1709-1784) escribió que, cuando un hombre sabe que va a ser ahorcado, logra concentrarse de una forma maravillosa. Lo mismo podría aplicarse a los “halcones” en Estados Unidos, cuando ven que la idea de una guerra con Irán se hace más real.

La amenaza de Teherán de bloquear el estratégico estrecho de Ormuz acrecentó los temores de un conflicto bélico, mientras Israel habla de atacar instalaciones nucleares iraníes y continúa la escalada de sanciones económicas internacionales contra la República Islámica.

La tensión aumentó también este mes con el asesinato –en un atentado al parecer orquestado por la agencia de inteligencia israelí Mossad– del científico iraní Mustafa Ahmadi Roshdan, quien supervisaba la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz. Se trató del quinto homicidio de un científico iraní en los últimos dos años.

Como si fuera poco, candidatos presidenciales del opositor Partido Republicano de Estados Unidos hicieron belicosas declaraciones contra Teherán, deseosos de mostrarles a los votantes fundamentalistas cristianos y judíos su amor por Israel, mientras la influyente revista Foreign Affairs publicó un artículo titulado “Hora de atacar a Irán. Por qué el ataque es la opción menos mala”.

El artículo fue escrito por Matthew Kroenig, quien acaba de terminar un periodo de anónimo analista estratégico en el Departamento (ministerio) de Defensa. En él aboga por una ofensiva aérea limitada y cuidadosamente calibrada contra las instalaciones nucleares iraníes y sus defensas antiaéreas.

Sin embargo, en el marco de la arenga a favor de una guerra, varias figuras de la elite de política exterior, incluidos varios destacados “halcones” (ala más belicista de Washington) que en su momento apoyaron la invasión a Iraq, ahora aconsejan a Estados Unidos e Israel frenar la escalada de amenazas.

“Otra vez tenemos esta terrible actitud”, escribió Leslie Gelb, presidente emérito del Consejo de Relaciones Exteriores, influyente centro de estudios en política exterior que publica Foreign Affairs, y llamó a realizar sesiones en el Senado para analizar las consecuencias de la guerra en Iraq.

“Como antes, estamos dejando que un montón de ignorantes, políticos torpes y especialistas en asuntos exteriores politizados hagan ultimátums. Como antes, estamos dejando que nos conduzcan rápidamente hacia una guerra”, dijo este arrepentido partidario de la invasión a Iraq, refiriéndose al coro de neoconservadores y otros halcones con quienes estuvo alineado.

Por su parte, el ex analista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) Kenneth Pollack, cuyas opiniones han sido frecuentemente citadas por los halcones, escribió en The New Republic que no solo había que frenar la escalada, sino que el camino de las sanciones seguido por el gobierno de Barack Obama y la Unión Europea estaba resultando contraproducente.

Pollack, de la Brookings Institution, es autor del libro “The Threatening Storm: The Case for Invading Iraq” (La tormenta amenazante: los argumentos para invadir Iraq), de 2002, obra de referencia para los halcones antes de la guerra contra ese país de Medio Oriente.

“El problema es que las sanciones (contra el Banco Central de Irán) tienen tanto potencial dañino que pueden ser contraproducentes”, escribió, mencionando su posible impacto negativo sobre las atribuladas economías de Occidente y la dificultad de mantenerlas si causaran una catástrofe humanitaria como la que sufrió Iraq desde 1992 y hasta la invasión de 2003.

“Cuanto más añadimos tensión con Irán, más responderá ese país, y la forma en que le gusta hacerlo puede derivar en una escalada no planeada. Sin duda, una guerra afectará mucho, mucho más a Irán que a nosotros. Pero también será dolorosa para nosotros, y puede durar más de lo que todos quieren”, añadió.

Otra influyente figura entre los halcones liberales, Anne-Marie Slaughter, profesora de la Universidad de Princeton, señaló en el sitio web Project-syndicate-org que Occidente e Irán estaban en un juego peligroso. Estados Unidos y la Unión Europea ponen a Teherán en la disyuntiva de “retractarse públicamente, cosa que no hará, o aumentar sus provocaciones”, sostuvo.

“Cuanto más amenace Occidente públicamente a Irán, más fácilmente los líderes iraníes podrán presentar a Estados Unidos como el Gran Satán frente a sectores de la población iraní que en los últimos tiempos han tratado de considerar a este país como su amigo”, escribió Slaughter, quien renunció como directora de planificación de políticas en la oficina de la secretaria de Estado (canciller), Hillary Rodham Clinton.

“Es hora de que prevalezcan cabezas más frías, con una estrategia que ayude a Irán a retroceder”, añadió, sugiriendo que podría reactivarse el abortado esfuerzo de mediación de Turquía y Brasil, de 2010.

Otro halcón que apoyó la guerra en Iraq, Bill Keller, columnista en el periódico The New York Times, arremetió contra el artículo de Foreign Affairs, asegurando a sus lectores que excolegas de Kroenig en el Pentágono “estaban bastante sorprendidos por lo que había escrito”

El artículo de Kroenig, sostuvo, “combina el alarmismo de una amenaza nuclear de Irán con la más optimista idea de que Estados Unidos es capaz de mejorar las cosas”.

A diferencia de los pronósticos de Kroenig, Keller escribió: “Con seguridad, un ataque contra Irán unirá al pueblo iraní alrededor de los mulá y hará que el líder supremo redoble los esfuerzos para obtener capacidad nuclear, solo que a mayor profundidad bajo tierra y sin inspectores internacionales”.

“En el Pentágono, a veces lo escuchas planteado de esta manera: Bombardear a Irán es la mejor forma de lograr exactamente lo que queremos evitar”, añadió.

En una respuesta a Kroenig titulada “No es hora de atacar a Irán”, Colin Kahl, quien trabajó hasta diciembre en el Pentágono como jefe de políticas para Medio Oriente, arguyó que el escenario de un conflicto limpio y calibrado era un espejismo. “Una guerra contra Irán sería extremadamente violenta y un desastre, con una cantidad significativa de consecuencias y de víctimas”, alertó.

Entre otras objeciones, Kahl, del neoconservador Center for a New American Security, advirtió que un ataque preventivo contra Irán podría derivar en una guerra regional, consolidar el apoyo popular al régimen y transformar el discurso popular de la Primavera Árabe en uno decididamente antiestadounidense.

Fantasmas sobre ruedas

* Sí, se necesitan más que ganas para ser motociclista en el Estado de México”. Esto lo dicen los integrantes del club Phantom, una agrupación de motociclistas que, además de presumir sus máquinas, hacen labor altruista en la capital del Estado de México. Fundado por René Santana, además presidente internacional, quien narra que empezó en la actividad hace 20 años, con una Toromex 250.

 

Juan Manuel Hernández

Transitar en una de las ciudades más frías de la república se convierte en un reto al corazón y para ser motociclista en Toluca, se necesita más que una chaqueta de piel. Es la convivencia diaria con los automovilistas, que carecen de alguna noción sobre manejo. Los automovilistas se molestan y no saben respetar un espacio de motocicleta, no conocen el reglamento de Tránsito pero ni siquiera existe una escuela pública que enseñe manejo o que aplique el examen correctamente. Ni siquiera saben que a una motocicleta se le debe tomar en cuenta con el mismo espacio que a un automóvil. Enfrentarse a las autoridades, en especial las de Metepec, equivale a ser expulsado de aquellas vialidades. Sí, se necesitan más que ganas para ser motociclista en el Estado de México. Esto lo dicen los integrantes del club Phantom, una agrupación de motociclistas que, además de presumir sus máquinas, hacen labor altruista en la capital del Estado de México. Fundado por René Santana, además presidente internacional, quien narra que empezó en la actividad hace 20 años, con una Toromex 250.

“Es recomendable comenzar con un motor pequeño. Hay países que te recomiendan una Scooter, aunque hay quienes se compran motos grandes. Sobre las reglas que debes seguir siempre, es no tomar. El exceso de velocidad está prohibidísimo. No es tenerle miedo a la moto, es respetarla.

– ¿Cuál fue tu experiencia decisiva en la moto?

– En Malinalco me salí de la carretera. Vi que la moto seguía funcionando y volví a la pista porque no podía dejar que me venciera.

Otro integrante es Alejandro Sánchez, quien está en el motociclismo desde 1977 y recuerda que había una pista de obstáculos frente a la Prepa 1. “Los primeros que empezaron fueron los San Juan. Ahora tienen un taller en la colonia Universidad”.

– ¿Y tus primeras motos?

– Una Carabela 100 Cross y una Honda 600.

– ¿Cómo se aprende a manejar en moto sin matarse en el intento?

– Aquí no hay de otra. Si desde que hueles la gasolina y escuchas el motor te llama, ya te atrapó. Todos aprendemos bajo la regla de los dos tipos de motociclistas: “el que se cayó y el que se va a caer”. Todos, en algún momento, nos hemos caído.

– ¿Existen cursos de manejo para motociclismo?

– Gratuitos no. Y los que dan las marcas son muy, muy caros. Vas aprendiendo con las rodadas de tu club (término que se le da a las salidas en motocicleta en grupo). El “capitán de punta”  dicta a qué velocidad vamos a ir, en qué formación, por cuál ruta. A él nunca se le rebasa y al que va hasta atrás se le llama barredora. Por lo regular es una moto que está en muy buena condición y de buena cilindrada para poder alcanzar la punta y avisar si hay algún contratiempo con algún miembro. Jamás se queda alguno.

Mario López inició desde muy pequeño, a los 8 años en una Carabela 100 Mini, y en recuento rápido dice que había dos marcas mexicanas, Carabela e Islo, de Isidro López en Monterrey, “y hoy en día sólo Marvis es la única que yo conozco. Cuesta a partir de 250 mil pesos en adelante.

– Cuando salen las motocicletas de menor cilindrada, ¿se quedan?

– No, la intención es que vayas aprendiendo y que adquieras experiencia en carretera y en cuidad. La intención es disfrutar el viaje, nunca nos vamos por pista, siempre es ir puebleando, vas conociendo gente… por eso el dicho de “un motociclista no debe usar reloj”. Si el motociclista no está en condiciones, no debe salir, debe contar con botas, pantalón de mezclilla, de piel, chamarra de piel. Todo esto tiene una función. En México no te lo exigen como debe ser, pero sabes que te salvan de muchos sufrimientos. Te accidentas y te salvas por el casco, las botas y en un arrastrón te llevas la piel de la chamarra y no tu piel.

– ¿Qué se necesita para entrar al club?

– Puedes entrar como acompañante o copiloto, pero lo más recomendable es entrar con una moto pequeña y sin pena. Es mejor un poquito de pena que matarte a la primera de cambios. Te vas acostumbrando a la vida de motociclista, que es cara, te gastas una lanita en cada salida. Cada biker también debe saber algo de mecánica.

– ¿Y para entrar al Phantom Club?

– Moto con papeles en regla, disposición, licencia, cumplir con el reglamento interno y de Tránsito, porque si te detienen por no cumplir, detienes a todo el contingente y si no traes licencia nos revisan a todos. En el Estado de México es lo más caro. Al año pagas de la moto como mil 300 pesos más tu licencia, 350 pesos y no gastamos el mismo metraje de pavimento ni contaminamos igual que un auto.

– ¿Ser motociclista exige poder, querer y tener?

– Sí, definitivo.

– ¿Han tenido problemas con la violencia en el país?

– Nosotros no, pero hemos escuchado cada vez más eso. Ya no se puede viajar de noche. A muchos compañeros los han extorsionado, golpeado, les roban en retenes falsos. Ya se convirtió en regla no viajar de noche entre ciudades. Ahora, para un viaje a Mazatlán nos estamos poniendo de acuerdo pues somos alrededor de doce clubes pero viajar va a estar peligroso.

– ¿Entre los clubes hay diferencias?

– No, nunca. Si encuentras a alguien tirado, de inmediato preguntas. Es una convivencia sana.

– ¿Hay pruebas malintencionadas para los miembros nuevos?

– No, no tenemos reconocimientos para estúpidos. Hacer malos rebases, exceso de velocidad. Nunca pondríamos a alguien a tomar hasta quedar en coma, incluso estaría en tela de juicio si alguien hace eso u obliga a alguien, dentro o fuera del club.

– ¿Hay algún club u organización que esté haciendo algo importante por el motociclismo a nivel nacional?

– ¿Cómo se da la interacción con otros clubes?

– Pues ahorita gracias al Face te enteras de muchas cosas, como el accidente que tuvieron las Little Wings, club del Distrito Federal, que sufrieron una pérdida y el tipo no ha sido ni siquiera regañado ni detenido y la autoridad se está haciendo de la vista gorda. Estamos organizando una rodada para exigir que se haga justicia.

– ¿Cómo reacciona la ciudadanía ante las concentraciones de motos?

– Respetuosamente, incluso se detienen a platicar con uno, te auxilian o te piden ayuda.

– ¿Son fans de algún motociclista a nivel nacional o mundial?

– De Lorenzo y Valentino Rossi.

– ¿El tamaño de la moto hace la diferencia?

– Hemos conocido gente que tiene unas motos preciosas y están desperdiciadas. Hay quienes tenemos motos chicas y hemos rodado más que muchos. La persona hace la diferencia, la moto es importante, pero…

– ¿En qué más participa un club de motos?

– Regalamos juguetes en Día de Reyes y el Día del Niño. Nos cooperamos, los compramos y los llevamos a lugares muy lejanos y pobres. Ahora, en abril, les agradeceríamos que se pusieran en contacto para apoyarnos a regalar. A los niños los haces felices de un tamaño indescriptible.

– ¿Cuál es el próximo evento?

– En marzo, en Almoloya. No es recomendable ir con niños, es un excelente evento pero debes ir con tus reservas. Es para mayores de edad, el 18 febrero en el aniversario de Phantom Toluca y el de Mazatlán, de abril a mayo.

Engaño, amenazas y extorsión

* El ex gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto y el diputado federal regiomontano, Felipe Enríquez Hernández, embarcaron a Mario Villanueva Madrid en la compra-venta de un predio en la Zona Continental de Isla Mujeres y aprovecharon su condición de preso para pagarle parcialmente los 40 millones de dólares acordados en la negociación; hoy el equipo de abogados del también ex gobernador Villanueva ha sido presionado para que desista en su denuncia contra González Canto y Enríquez Hernández.

Agustín Ambriz/ Luces del Siglo (*)

Cancún, Quintana Roo. En la famosa lista de la OFAC (Oficina para el Control de Activos en el Extranjero, por sus siglas en inglés) figuran desde 2010 dos políticos priistas que dicen pertenecer al grupo cercano de Enrique Peña Nieto, precandidato del PRI a la Presidencia de la República: el ex gobernador Félix González Canto y el diputado federal Felipe Enríquez Hernández, a quienes las autoridades estadounidenses investigan por su relación de negocios con el ex gobernador Mario Villanueva Madrid, juzgado por delitos contra la salud en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

Los nombres de ambos personajes, que arrastran un negro historial de corrupción y que aspiran a obtener candidaturas en las próximas elecciones federales y en 16 estados de la República, surgieron a partir de la prolija correspondencia electrónica que Villanueva ha enviado desde hace 19 meses en que fue extraditado por las autoridades mexicanas con temas directamente relacionados con la compra-venta de 40 hectáreas en el paradisíaco predio conocido como Isla Blanca, al norte de Cancún, Quintana Roo, propiedad de Mario Villanueva y adquirido por Felipe Enríquez y Félix González en una torcida transacción que está a punto de estallar en los tribunales nacionales, debido al incumplimiento total del pago acordado en 40 millones de dólares.

El origen de esta truculenta transacción se remonta a diciembre de 2007, cuando Mario Villanueva, preso todavía en el Reclusorio Norte de la ciudad de México, recibió una llamada telefónica del entonces gobernador de Quintana Roo, Félix González, para preguntarle si conocía al señor Amador Ramos López dueño de una fracción de 19 hectáreas del predio de Isla Blanca.

Mario Villanueva le respondió que sí lo conocía y que el terreno era también de su propiedad, a lo que Félix González le respondió que le interesaba adquirirlo a través del señor Felipe Enríquez, originario de Monterrey. Así comenzaron todos los trámites notariales para que el señor Amador Ramos le cediera los derechos a Villanueva para que éste a su vez los pudiera vender al diputado Enríquez.

El 9 de abril de 2008, según consta en la bitácora del Reclusorio Preventivo Norte, el diputado Felipe Enríquez ingresó hasta la celda del ex gobernador donde se asumieron dos acuerdos: el diputado regiomontano no sólo tenía interés de adquirir las 19 hectáreas, sino también los dos predios aledaños, uno de ocho hectáreas perteneciente a la señora Sara Eugenia Pacheco, y otro de 13 hectáreas propiedad del señor Juan Ángel Valle Cárdenas, para sumar una superficie total de 40 hectáreas.

La petición de Felipe Enríquez fue que los tres predios debían concentrarse en una empresa creada por el propio Villanueva y, una vez esto, los predios se trasladarían a otra empresa propiedad del diputado federal regiomontano. Así se hizo, a través de su esposa, Isabel Tenorio de Villanueva, en marzo de 2008 se constituyó la empresa Desarrollos IM S.A. de C.V., la cual procedió a adquirir los lotes que posteriormente fueron trasladados a GLS-4 Corporativo S.A. de C.V.

Para tal efecto se firmaron los contratos de promesa de compraventa de las 40 hectáreas. Entre las cláusulas se estableció claramente que la posesión material no podía ser otorgada a la empresa compradora, en virtud de que los predios se encontraban invadidos por personas armadas al servicio del señor Arturo Bojórquez León, quien reclama también la titularidad de los mismos. Por ello se acordó que la compra-venta se finiquitaría cuando se recuperara la posesión de los terrenos con apoyo del gobernador Félix González, quien se comprometió al desalojo por parte de la Procuraduría General de Justicia. La fecha de plazo pactada entre ambas partes fue el 1 de agosto de 2008.

Pero el 10 de abril de 2008, el señor Bojórquez León promovió un juicio ordinario civil de interdicto para retener la posesión de los predios, situación que fue tomada como pretexto por Felipe Enríquez para pretender reducir el valor de los predios (de 40 millones a 27 millones de dólares). El 31 de mayo de ese mismo año, Felipe Enríquez visitó por segunda ocasión a Mario Villanueva en el área de ingresos del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, acompañado de su abogado Benjamín Rodríguez Anzures, por parte de la empresa GLS-4 Corporativo, y por parte de Desarrollos IM, los representantes Jesús Horacio García Vallejo, Leticia Vergara Ortiz, Juan Manuel Ramírez Pacheco, Enrique Romero Cervera, Leopoldo Betancourt Pacheco y Rafael Galván.

En esa reunión, de la que también quedó constancia en la bitácora oficial, se acordó presentar una denuncia por despojo en contra de Arturo Bojórquez con el objetivo de que la Procuraduría General de Justicia, a cargo en ese entonces de Bello Melchor Rodríguez Carrillo, tuviera fundamentos para ejecutar el desalojo. Sin embargo, a partir de esta reunión, trascurrió el tiempo entre falsas promesas para cumplir con el desalojo por parte del gobierno del estado, amenazas contra Villanueva de parte del diputado Enríquez y un intento de extorsión por parte del procurador Bello, quien a través de su comisionado especial para el caso, Luis Armando Pech Gómez, exigió la cantidad de 350 mil dólares, para que con 50 elementos de la policía judicial pudieran ejecutar el desalojo.

Ante el incumplimiento de los acuerdos, Villanueva comenzó los reclamos epistolares contra el ex gobernador Félix González, como la siguiente carta:

“Accedí a lo anterior pues mi situación económica era sumamente difícil y tenía participación directa del Gobernador del Estado. La creación de la empresa y la adquisición de los terrenos, me generó considerables compromisos económicos con la firma de pagarés y grandes adeudos que sólo podía yo finiquitar, el primero de agosto de 2008.

Me endeudé confiado en que el Gobernador cumpliría su palabra de llevar a cabo el desalojo de los terrenos antes de la fecha del finiquito, y que el señor Felipe Enríquez colaboraría para realizar dicho desalojo. El Gobernador conocía perfectamente la precaria situación económica en la que nos encontrábamos, mi familia y yo, que dependíamos de la venta de los terrenos para el pago de adeudos, cubrir el costo de los abogados, que participan en mi defensa, y tener lo necesario para subsistir”.

Y en otra carta manuscrita, enviada en febrero de 2009, Villanueva le vuelve a reclamar acremente a González Canto:

“Llevamos seis meses esperando que se realice el operativo de desalojo. El Procurador, quien supuestamente tiene órdenes tuyas de llevarlo a cabo, se ha negado a hacerlo y su comisionado el Lic. Luis Pech, ha insistido en que no tiene tiempo, pues le han encargado atender asuntos del señor Renán Castro, por lo que nos daría el nombre de otro abogado para que atendiera este asunto, lo que por cierto, no hizo.

Por sus actitudes, no podemos confiar en el Procurador y siento que me están dejando solo con el problema, aun cuando acordamos que lo atenderíamos las tres partes (el Gobernador, el señor Felipe y yo).

Si el gobierno tiene algún inconveniente, necesito saberlo. La solución es relativamente sencilla y no entiendo por qué razón no se ha hecho el operativo si supuestamente el Procurador tiene órdenes tuyas.

No es correcto que me dejen solo con este problema, pero si de esto se trata, seguramente entraré en conflicto con el Gobernador, con el Procurador y con el señor Felipe Enríquez. Espero una decisión del Gobernador”.

Los días transcurrieron hasta el 8 de mayo de 2010 cuando la justicia mexicana decidió extraditar a Villanueva Madrid para ser juzgado por presuntos delitos contra la salud en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

Todos estos hechos, según interpretó el propio Villanueva, constituyen diferentes responsabilidades administrativas y delitos por “daño patrimonial” en su contra, ya que de los 40 millones de dólares originalmente pactados, sólo le dieron 18 millones de dólares. Esta es la litis de una denuncia que Villanueva intentó promover ante la justicia estatal a principios de 2010, la cual actualmente está sujeta a negociación con la señora Isabel Tenorio y su hijo Mario Villanueva, quienes han sido sistemáticamente presionados para que se desistan.

Inclusive ha trascendido que el diputado regiomontano Felipe Enríquez tiene amenazado a Villanueva bajo el argumento de ser parte del grupo cercano al precandidato priista Enrique Peña Nieto, quien supuestamente lo está apoyando para la candidatura a la presidencia municipal de Monterrey en julio entrante. En tanto, Félix González –también compadre de Enríquez– espera ser el candidato al Senado de la República por Quintana Roo.

En la famosa lista de la Oficina para el Control de Activos en el Extranjero (OFAC) se encuentran todos aquellos presos en cárceles de Estados Unidos, relacionados con delitos contra la salud. Cada movimiento de Mario Villanueva, toda comunicación que él tenga vía internet hacia el exterior, es permanente supervisada por esta dependencia, que igualmente investiga a todas aquellas personas que tengan conexión con el preso y sean sus socios en el exterior.

La intimidación

*Titulado “La violación sistemática de derechos humanos como política de Estado”, se enfoca exclusivamente en la entidad gobernada hoy por Eruviel Ávila Villegas, el informe se convierte en un viaje de 103 puntos por los casos más importantes de represión en la administración peñista y recoge las historias de San Salvador Atenco, del luchador social Santiago Pérez Alvarado, los feminicidios y obras públicas que han afectado patrimonio de particulares, entre otros puntos, recordando además índices de pobreza y el dinero destinado a la procuración de justicia y sus resultados, además de las recomendaciones emitidas por la estatal Comisión de Derechos Humanos. En este espacio serán recordados, uno por uno, los ejemplos con los que fue elaborado el trabajo y cada semana será publicado íntegramente.

 

Nuestro Tiempo

De acuerdo con lo manifestado por la CIDH en su Informe sobre la situación de los defensores de los derechos humanos en las Américas, una de las formas de inhibir su trabajo lo constituye la ejecución de procesos penales en su contra por hechos cometidos en el marco de la protesta social: la CIDH observa con preocupación que, en algunos casos, las respuestas institucionales a los hechos mencionados (movilizaciones en defensa de derechos económicos, sociales y culturales), se han caracterizado por la criminalización de la protesta social a través de la represión policial y persecución penal a las personas involucradas, desvirtuando la aplicación de las leyes punitivas del Estado y violando los tratados interamericanos de protección de los derechos humanos, que protegen los derechos a la vida, la integridad física, la libertad de expresión, reunión y asociación, entre otros.

El procesamiento de Santiago Pérez Alvarado presenta diversas inconsistencias jurídicas que, en conjunto, nos permiten afirmar que el sistema de justicia en el Estado de México fue utilizado con una intencionalidad extrajurídica con el fin de disuadir su activismo a favor del medio ambiente y los recursos naturales. Santiago Pérez ha sido también asesor legal del movimiento de mujeres mazahuas y participó en la defensa de las tierras contiguas al Nevado de Toluca.

De acuerdo con el marco jurídico de nuestro país es permisible que las autoridades ministeriales ejecuten una orden de aprehensión y las autoridades judiciales sujeten a proceso a un ciudadano hasta en tanto el delito por el cual se persigue no prescriba. No obstante, la autoridad ministerial no tuvo ninguna causa justificada para ejercer la acción penal en contra de Santiago Pérez a ocho años de los hechos; pues ésta no recabó elementos probatorios distintos a los ofrecidos durante el proceso, al cual estuvieron sometidos el resto de los coprocesados. Santiago, por su parte, no se sustrajo de la acción de la justicia al continuar realizando sus actividades a favor del medio am­biente entre las mismas comunidades del Estado de México. De ahí que sea injustificado el hecho de que las autoridades del Estado de México hayan so­metido a juicio penal a Santiago Pérez Alvarado. Por otra parte, a diferencia de lo ocurrido con los 22 detenidos en 1999, ni el Ministerio Público ni la juez del conocimiento reclasificaron el delito de secuestro equiparado al de priva­ción de la libertad. Sin embargo Santiago fue sujeto a proceso por el delito de secuestro equiparado en contra de las mismas personas y los mismos hechos que sus coprocesados en la causa penal. Es evidente que la autoridad actuó con un criterio discriminatorio en contra de Santiago Pérez Alvarado.

La situación actual del Estado de México es consecuencia de procesos políticos viciados que, históricamente, han respondido al interés económico de unos cuantos por encima de los beneficios sociales de la comunidad que es gobernada. En este sentido, las vivencias cotidianas no parecen ser distintas a las que sufre el resto del país, sumido en la pobreza extrema, con una corrupción e impunidad que han minado profundamente la confianza en la ciudadanía y con una violencia que crece ante un autoritarismo incapaz de cambiar de perfil.

La lógica clientelar, en donde el gobierno sirve para defender los intereses de las empresas nacionales y transnacionales en detrimento de políticas públicas de justicia y equidad, trae como consecuencia violaciones graves, masivas y sistemáticas. De esta forma, la integralidad de los derechos humanos se ve afectada en su totalidad, pues no existen mecanismos que garanticen la vigencia ni de los derechos civiles y políticos ni de los económicos, sociales, culturales y ambientales.

La fabricación constante de delitos en los ministerios públicos del Estado de México es una práctica que debe terminar; sin embargo, este problema no puede resolverse de forma aislada. El sistema judicial debe estar construido en función de la protección de los derechos de las y los ciudadanos, atendiendo principalmente a las víctimas de delitos, a los derechos de los procesados y con ello garantizar el acceso a la justicia de todas las partes. Por lo tanto, quienes conforman esta institución deberán investigar y perseguir los delitos no desde la simulación que ahora pervive, sino desde el interés de salvaguardar y preservar los derechos humanos.

El sistema autoritario y corrupto, con un poder Ejecutivo sobre empoderado, permitió la perpetuación de tortura y distintas formas de agresiones sexuales en contra de las mujeres en el Operativo Atenco del año 2006. Es cierto que los policías estatales y federales que delinquieron deben ser sancionados; sin embargo, el castigo individual no transformará la estructura institucional. Es necesario que se ejecuten acciones encaminadas a cortar con la cadena de impunidad que existe y se reproduce cada día en todos los ámbitos de la vida pública. La no repetición de los hechos será posible en la medida en que la ciudadanía guarde la memoria colectiva y actúe en consecuencia, de tal forma que demande sin cansancio justicia para las víctimas y garantías de seguridad para todas las personas. Las autoridades responsables de los crímenes de Estado del presente y del pasado tienen nombres y apellidos; son rostros visibles que deben responder por sus actos ante los tribunales correspondientes.

El cambio que tanto la ciudadanía como las organizaciones de la sociedad civil anhelan está sustentado en una transformación en las condiciones de vida y, forzosamente, tendrá que redundar en un cambio en las políticas económicas. La forma de distribución de la riqueza debe permitir el acceso a una vida digna y decorosa. Conservar los bosques y las formas tradicionales de vida comunitaria por encima de la construcción de megaproyectos es fundamental para el respeto a los derechos humanos de los pueblos y de los colectivos. Solidarizarse con la lucha de la ciudadanía en contra de los fraudes y estafas que el gobierno comete para beneficiar a constructoras negligentes es apoyar una causa que, en un futuro no muy lejano, podría ser también la nuestra. Permitir que hombres, mujeres, niños y niñas vivan cerca de un basurero, es perpetuar la impunidad sin respeto alguno al derecho a la vida.

Por último, vale recuperar y revalorar la labor que las defensoras y los defensores de derechos humanos llevan a cabo desde sus respectivos pueblos y comunidades, todas y todos, porque fueron víctimas, tomaron conciencia de la necesidad de resarcir sus derechos y, yendo más allá, buscan garantías de vigencia de derechos humanos también para sus vecinos y vecinas, pueblos y comunidades. Ni las amenazas contra su vida y su integridad ni la falta de funcionalidad de las medidas cautelares han sido obstáculo para continuar con el compromiso de defender los derechos humanos, aún cuando esto representa poner en riesgo su propia vida o la de sus familiares. Es por esto que las y los defensores de derechos humanos del Estado de México deben contar con el apoyo solidario de las demás organizaciones y colectivos que, de la misma forma, luchan por la preservación de la vida. Únicamente siendo copartícipes y corresponsables de las luchas de las y los otros, podremos ir transformando nuestro espacio y nuestro tiempo.

Un inmenso resplandor metálico

* “Empecé con una banda que se llamaba Campo Corteza, era cuando estaba el rollo de Hangar Ambulante, Tinta Blanca, Poncio Pilatos. A lo mejor para la nueva generación no dice gran cosa pero los metaleros de la vieja escuela fácilmente los pueden identificar. Del tiempo de las Insólitas Imágenes de Aurora, Sombrero Verde… con todos ellos tocábamos y rolábamos en esos tiempos. Dejé la banda y me fui a Estados Unidos, a Hollywood, California, al BIT. Allí estudié en forma el bajo, especialmente dirigido al heavy Metal. Anteriormente había estado en la Escuela Libre de Música y formé una banda. Estuvimos en un lugar que se llamaba el Whiskey, de teloneros de Gun’s and Roses, antes de que empezaran a ser famosos, cuando empezaban a tocar. Regresé a México y me integré a Branda. Con esa agrupación teloneamos a Iron Maiden en el 92”, narra Ozzy, bajista de Heavy Blaze, una nueva banda del DF que al mismo tiempo es ejemplo para las nuevas generaciones de metaleros.

 

Juan Manuel Hernández León/ Fabiola Díaz

En el Distrito Federal encontramos a Heavy Blaze, una experimentada banda de heavy metal con una formación de gran talento que, combinada con la irrupción de la nueva generación, defienden el metal. Entre cervezas y cigarros descubrieron su historia. Propietarios de la disquera Allory Studios, apoyan a nuevos grupos porque, dicen, “la sangre llama y el metal ordena”. A pesar de tener años en la escena musical del DF, Heavy Blaze fue fundada apenas, el 3 de junio del 2010. Con Richard G. Álvarez en la guitarra, Steve Sheepers como la voz, Ozzy Lovecraft en el bajo y los coros, Andrew Friedman en la lira y Alex Bittner como batería, narran que su primera tocada fue en el Metal Fest on the Street, en Tláhuac.

– Primero la banda se llamó Heavy Blade y se consolidó en el 2010. En ese tiempo estaba otro guitarrista y el nombre era suyo. Por discrepancias, hace 4 meses nos separamos y le cambiamos el nombre, pues era del otro. Blaze es resplandor, es algo que brilla muchísimo, el inmenso resplandor pesado.

– Ozzy, ¿cuánto tiempo tienes en la música?

– Como desde el 84. Empecé con una banda que se llamaba Campo Corteza, era cuando estaba el rollo de Hangar Ambulante, Tinta Blanca, Poncio Pilatos. A lo mejor para la nueva generación no dice gran cosa pero los metaleros de la vieja escuela fácilmente los pueden identificar. Del tiempo de las Insólitas Imágenes de Aurora, Sombrero Verde… con todos ellos tocábamos y rolábamos en esos tiempos. Dejé la banda y me fui a Estados Unidos, a Hollywood, California, al BIT. Allí estudié en forma el bajo, especialmente dirigido al heavy Metal. Anteriormente había estado en la Escuela Libre de Música y formé una banda. Estuvimos en un lugar que se llamaba el Whiskey, de teloneros de Gun’s and Roses, antes de que empezaran a ser famosos, cuando empezaban a tocar. Regresé a México y me integré a Branda. Con esa agrupación teloneamos a Iron Maiden en el 92, en el Palacio de los Deportes, y allí formé la agrupación Arkham, fieles del heavy y la influencia del oscurantismo de Howard Phillips Lovecraft… siempre he sido admirador de Lovecraft. En el 96 me retiré por problemas personales y apenas hace unos años regresé, pero no encontraba lo que yo quería, hasta Heavy Blaze.

– Steve, ¿cómo llegaste a la formación?

– Llevo como vocalista cuatro años. Todo empezó con Laning Forze… o algo así. Logramos pequeñas cosas. Llevábamos 2 años y 4 canciones, así que decidí emigrar. Entré al Myspace y me topé con un amigo de Sanctuary, que andaba buscando vocal. Llamé a Andrew, checamos por teléfono, yo chequé la banda, ellos mi trabajo y desde entonces estuvimos juntos. Nos faltaba un guitarrista y me traje a Kris. Yo conocí el metal con una banda que a nadie le gusta, Mago de Oz. Escuché Fiesta Pagana y Molinos de Vientos. Fue cuando dije “ah, qué chido, quiero cantar así”. En alguna ocasión tenía puesto a Mago, jugando Play Station, y canté un agudo sin darme cuenta, por inercia. Mi hermana volteó y me dijo muy sorprendida que “no manches, te salió igualito”. Después empecé a grabarme yo solito, así, sin dejar que nadie las escuchara. Eso fue lo que me ayudó en ese tiempo. Ahora escucho mis grabaciones con Heavy Blaze y nada que ver, incluso digo que qué vergüenza de lo que cantaba. Mis covers eran de Rata Blanca, Mago y después conozco o escucho a Tobías Sammet, de allí empiezo a tomar escuela de varios cantantes más, aunque los que me conocen inmediatamente dicen que Tobías es mi influencia. Me gusta su vibrato y cómo puede matizarlo. Inclusive digo que no tiene problema en cantar black por su facilidad del gutural. Hay otros, como Rob Halford, de Judas Priest y Michael Kiske de Helloween.

– Para Alex las cosas fueron distintas, ¿no?

– Sí. Mi papá me inculcó la música, es mi influencia más cercana. Tocó con Andrés en una banda, los Tuboxs y de cierta manera me quiso influenciar, pero a mí me llamaba la atención la batería. Después de una larga búsqueda nos quedamos en Heavy Blaze.

– Andrew, ya muchos años en el metal…

– Pues sí, siempre aguantando plomo. Empezó como hobby tocando con el papá de Alex en Tuboxs, pero por azares del destino no se continuó el proyecto, yo buscaba algo diferente y en ese tiempo estaba estudiando Ingeniería y se me complicó todo. Termino la carrera y formo Allory Studios para sentirme cerca de la música. Ahorita estamos trabajando el material del disco y nos va muy bien.

– ¿Cuál es la historia de Richard?

– Estoy en un proyecto alterno… este mundo del metal es chico. No quiero ser un músico más pasando por una banda más. Pero en este proyecto soy músico de tiempo completo y quiero marcar algo. Me gustó y me cautivaron, es una banda que está haciendo buena música.

– Ozzy, ¿qué quieren?

– La comunicación con el público es lo que queremos, queremos seguir con la flama del heavy metal. Es nuestra intención.

– Steve, ¿cómo ve tu familia a tu música?

– Le llegó a mi abuelo el rumor de que yo tocaba y me manda llamar. Fue muy curioso. “¿Qué cantas? dijo el abuelo. Yo también canté, ¿qué te parece si cantamos una juntos? Ese día me pareció uno de los mejores días. También hay comentarios chistosos, como el de una tía que cada que me ve me dice si ya me rapa. Es peluquera, así que imagínate. Mis padres me han apoyado mucho, aunque me dicen directamente que el género no les gusta pero la banda sí. Mi hermana es rastafari, no le gusta el heavy pero le gusta mi banda. Yo muero en un escenario.

– ¿Quién es para Alex el mejor baterista?

– Hay un buen, pero a me gustan Jason Bittner, Nicko McBrain de Iron Maiden, Scott Travis de Judas Priest. Lo ves y es magia. Felipe Chacón, dentro del metal nacional, es uno de los bateristas más conocidos.

– ¿Dónde ubicas tus influencias, Ozzy?

– Sympathy for the Devil, de los Rolling Stones fue la primera canción que aprendí a tocar y después la trova. Me compré mi primer bajo en la secundaria, trabajando de lavacoches. Empecé con el hard y después el progresivo, Phill Collins. Luego escucho a Black Sabbat y descubro lo que me identifica y conozco a Ozzy Osburn. Mi primera influencia fue John Entwistle, bajista de los Who. Antonio Castro, de La Caja de Pandora, que después se llamó La Caja es un gran bajista pero con Iron Maiden me doy cuenta de que el bajo es una chingonería. Harris es Iron Maiden. Pero toqué de todo, incluso salsa, que es un ritmo muy difícil.

– ¿Han tenido una peor experiencia?

– La del bar Blue Factor, porque el audio no nos ayudó. Subimos, nos pusimos a tocar. Steve cantó en ruso, cada quién iba a su tiempo. Total, todo salió mal.

– Qué sugieren a las nuevas bandas, Ozzy?

– Casarte con lo que haces y comprometerte, ser humilde y aprender de los demás.

Richard considera que “todos los géneros vienen de la misma base, el rock parte de un punto. Sería estúpido incluso opinar mal de la música clásica. Cuando eres honesto contigo, tocas lo que te gusta y la música clásica no interfiere con el Brutal”.

Andrew recuerda que “mi mamá tenía un disco de los Hollies. Cuando los escuché supe que era lo mío. Tenía ocho años. Pido mi guitarra a los Reyes, empecé a tocar y sonó horrible. Mi madre me dijo que tenía que aprender primero. Cuando muere Lennon, descubro a los Beatles pero “Corriendo Libre”, de Iron Maiden, me identificó con el metal… me metí a estudiar la clásica y me gustan Julio Revueltas, Joe Satriani, Marty Friedman. Megadeath, Marco Ángelo.

– ¿Qué sigue para la banda?

– El primer disco, sacaremos un EP que saldrá para finales de febrero.

El Barco Ebrio

*

Todavía no empiezan las campañas y hasta Hitler está enojado con Peña Nieto. Las redes sociales se han encarnizado de más con el aspirante mexiquense, quien llama más la atención que cualquier otro candidato. Lo malo para Peña es que los usuarios se han dedicado a escarbar en las profundidades de la red y encuentran de pronto tesoros que ni el payaso Platanito tiene en su colección, como el video donde el sobrino de Montiel aparece pronunciando un discurso en inglés. Si alguien se preguntaba si Peña sabía otro idioma, ya tiene una respuesta.

*

Pero si los chistes abundan, también las cosas serias. Justo es decir que cualquier cosa que se relacione mínimamente con el candidato priista será apropiada por sus detractores para hacerle perder puntos o al menos la paciencia y el copete.  Primero, el último día de enero, el 31 a las 5 de la tarde, el Instituto Electoral del Estado de México albergará en su auditorio la presentación del libro testimonial de Alejandro Encinas, ex candidato perredista que perdió la gubernatura contra Eruviel Ávila en el 2011 pero que ahora quiere ser senador. Encinas aprovechó la doble experiencia que vivió en el Edomex, pues ya fue derrotado dos veces y decidió escribir venturas y desventuras en un compendio llamado “Dinero, Simulación e Impunidad, memoria de la elección de gobernador en el Estado de México 2011”. Encinas promete explicar desde su perspectiva por qué perdió cuando en los debates se observaba otra cosa. Tratará de demostrar la participación del Estado en aquellos comicios y si lo logra, Peña se verá metido en más señalamientos. Con él, comentarán el libro Bernardo Barranco, José Luis Jaime, Jenaro Villamil y Fermín Carreño.  A ver qué tal.

*

Luego, el ex gobernador mexiquense ha visto cómo un pequeño municipio del sur del país, Isla Mujeres, comienza a darle lata. Mujeres para variar. Pero allí se le señala de que sus cuates empresarios obtuvieron jugosos negocios cuando lograron la aprobación de modificaciones a reglamentos ambientales y programas de desarrollo. El territorio llamado Isla Blanca sería entonces la sede para desarrollar un megaproyecto llamado Soto Lindo, en el cual participaría Peña como socio o inversionista. El proyecto cuesta mil 400 millones de dólares y ocupa un área de 221.53 hectáreas para 25 mil cuartos de hotel. En el bisne se menciona a Hugo Flores Toba, cuñado de Felipe Enríquez, compadre y amigo del aspirante presidencial. Eso es nada más uno de los tantos negocios privados en los que se involucró Peña como gobernador y sobrino de Montiel. Pronto habrá una lista de los más importantes y de los funcionarios públicos que lo acompañan.

*

Las redes sociales son usadas hasta para dar a conocer la historia de los hijos fuera del matrimonio de Peña. Hábiles, algunos pescaron aquello y pronto la cuestión dio la vuelta en el mundillo del chisme y la política. Maritza Díaz una de las madres damnificadas por la galantería del ex gobernador, lo critica por no ser el padre que dice en público. A estas alturas Peña es el candidato más conocido de América Latina pro nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que propone ni por qué se debería votar por él. Su vida privada ha ocupado el lugar de las propuestas serias y eso apenas es la punta de una sumergida montaña que le dará quebraderos de cabeza casi gratuitos. Entre hijos, islas y metidas de pata, el priista ha pedido un par de días para reflexionar sobre el grado de estrés que le ha generado una campaña que todavía no ha empezado. Mientras, Peña se ha ido de viaje a Davos, en Suiza, a una reunión donde viejos y nuevos oligarcas se reúnen cada año a contar chistes sobre la globalización y ponerse de acuerdo para esquiar o jugar al golf en alguna canchita discreta en otra locación. Peña ha ido habitualmente a esas reuniones, donde acuden presidentes al estilo de Calderón y Obama. Incluso fue nombrado líder mundial joven. Del mundo de Justin Bieber, claro.

*

El diario toluqueño Alfa recuerda el sitio web “El Lagarto”, creado en el 2005 durante las campañas para gobernador del propio Peña. Ahí, dice la publicación, se ventiló la vida privada de Peña pero, sobre todo, de Montiel y Maude Versini. Hoy otro sitio hace lo mismo con el ex góber, pero no tiene necesidad de sacar a la luz la vida privada del priista menos feo del país. Nada más publica todo lo que sale sobre su figura y el resultado es un panorama sacado del laboratorio del doctor Moreau. El sitio se llama http://www.el5antuario.org/ y observa la vida política del país. Panistas y perredistas caben en sus recopilaciones que ofrecen los distintos puntos de vista de los medios de comunicación.

*

Una empresa toluqueña de mucha tradición, La Moderna, que fabrica pastas y galletas, se encuentra en quiebra, dicen los empleados. Primero propiedad de Luis Gutiérrez Dosal, hace más de 50 años presidente del Deportivo Toluca, la fábrica pasó a manos de la familia Monroy, que la ha explotado lo mejor que ha podido. Esa familia Monroy es la misma de Carolina Monroy, prima-hermana del sobadísimo Peña. ¿Será cierto?

*

En Chimalhuacán se construía alegremente una cosa llamada Mexibús. Por un tiempo, cuatro empresas se hicieron cargo de aquello hasta que a mediados de enero se quedaron sin recursos. Aquel ayuntamiento denuncia que las empresas Cemex, Transconsult, Citusa y Gutsa apenas dejaron un avance del 40 por ciento pero también señala que hay otras obras que datan del 2008 que no se han podido concluir. Las obras deberían tener financiamiento del gobierno estatal y ya se preparan algunos para ir a reclamarle al gobernador Ávila sobre los recursos destinados. Eruviel no se mueve en lo público, pero tampoco en lo privado. Tal vez sería mejor que quienes tuvieran algo que decirle al gobierno, busquen a Ernesto Némer. Es igual, pero no es lo mismo.

Isla Blanca

* Alicia Ricalde, ex presidenta municipal de la isla se deslinda de los cambios en el uso de suelo del área de 221.53 hectáreas, donde se creará un centro turístico de mil 400 millones de dólares con 25 mil cuartos de hotel. Esto, después de que el semanario Proceso publicara una investigación que acusa a la panista de permitir este negocio a empresarios ligados al priismo del aspirante del tricolor a Los Pinos, Enrique Peña Nieto.

 

Juan Manuel Coronel * / Luces del Siglo

Cancún, Q. Roo. Durante el trienio de la priista Manuela Godoy González como presidenta municipal de Isla Mujeres, se aprobaron modificaciones a los lineamientos ambientales y a los programas de desarrollo en la zona continental, con los cuales se abrió la puerta para que en el territorio de Isla Blanca se desarrolle el proyecto multimillonario Soto Lindo, en el que presuntamente tiene intereses el precandidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto.

Ahora, Alicia Ricalde, ex presidenta municipal de la isla se deslinda de los cambios en el uso de suelo del área de 221.53 hectáreas, donde se creará un centro turístico de mil 400 millones de dólares con 25 mil cuartos de hotel. Esto, después de que el semanario Proceso publicara una investigación que acusa a la panista de permitir este negocio a empresarios ligados al priismo del aspirante del tricolor a Los Pinos, Enrique Peña Nieto.

“La razón por la que soy citada en la investigación es por un mero error, me confundieron con Manuela Godoy… tengo a todo mi Cabildo para demostrar que yo no tuve que ver en el manejo de esos terrenos, e independiente de la telenovela que cuentan con actores del PRI, la responsable es Manuela Godoy”, detalla la precandidata a una diputación federal por el PAN.

De acuerdo al Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, el 9 de abril del 2008, el Programa de Ordenamiento Ecológico Local del Municipio de Isla Mujeres (POEL) se publicó un día antes de que Alicia Ricalde tomara protesta como alcalde. Previamente, en el 2007, se aprobó el Plan de Desarrollo Urbano de la Península (PDU). Estos dos programas fueron las herramientas, urbanas y ambientales que permitieron la creación del proyecto.

Proceso detalla que la trama de los terrenos en Isla Mujeres comienza cuando el ex gobernador, Mario Villanueva Madrid, vende 19 hectáreas de su propiedad en Isla Blanca por 169 millones de pesos a Hugo Flores Toba, cuñado de Felipe Enríquez, quien es compadre y amigo del aspirante presidencial priísta Enrique Peña Nieto.

“Este proyecto es posible porque todo está en manos de particulares, ahí no hay tierra del municipio y no se cometió ninguna irregularidad”, explica la panista, y agrega que ella no tenía atribuciones para cambiar el POEL y el PDU aprobados en la anterior administración, pues tenían un candado de dos años. Aun así, Alicia Ricalde está a favor del centro turístico aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Materiales (Semarnart ) y asegura que la depredación al ecosistema será mínima.

En estos momentos se están esperando las solicitudes para las licencias de construcción para que el desarrollo se lleve a cabo y el gobierno del municipio invita a las organizaciones ambientales para que acudan a los canales jurídicos o impongan una denuncia.

 

* Web de la revista Luces del Siglo: http://www.lucesdelsiglo.net