Death Metal “Desangre”

* Desde el momento de la composición debes ser sincero, no usar palabras estúpidas, al estilo old school. Tienes que ser congruente con lo que dices, con lo que tocas y lo que vives. Somos estudiosos de la música contemporánea. Sin menospreciar, hay muchos músicos de conservatorio que son una verdadera plasta. De primera impresión podrán tocar bien pero es algo plano, hay cosas viscerales que suenan mejor, aunque no es una regla”, observa la banda de death metal toluqueña Desangre.

 

Juan Manuel Hernández León

Intérpretes de death metal, la banda toluqueña Desangre platica planes y vivencias. “El género te elige, para nosotros ha sido difícil porque no hay espacios ni existe interés por esta música”, señalan Alka y Athal, integrantes del grupo. El death metal, según la más elemental definición, es un subgénero del heavy y se caracteriza por ser más duro y pesado en su interpretación, con riffs de guitarra más pesados y con continuo uso del doble pedal de la batería, además, las voces son más guturales.

– ¿Por qué escogieron el death metal?

– El género te elige, para nosotros ha sido difícil porque no hay espacios ni existe interés y no hay aprecio para este tipo de música. También, cuando tienes que tocar, todos quieren entrar sin pagar porque te hablaron en otro lugar y quieren entradas. Es un ambiente malinchista, no hay mercado local ni nacional. Cuando se enteran de que son bandas extranjeras, te encuentras a todo mundo, aún cuando hay bandas de mejor calidad aquí. Eso me recordó cuando vino a tocar Sound Storm, de Italia. Tocó mucho mejor Divine Sword, de Cuernavaca, incluso los italianos felicitaron a los Divine Sword y reconocieron la calidad de esa banda mexicana- dice Alka, medio sonriendo. Pero Athal, su compañero, completa de inmediato.

– Otro ejemplo es Cenotaph, banda que migró y logró más reconocimiento del que ya tenía aquí en México. Las bandas emigran porque no hay apoyo de la gente. Te metes al Twitter o al Face y siempre te salen conque “ya pasó, chin, yo sí quería ir. Ahora para la próxima. ¿En la próxima va a venir banda extranjera?”.

– Respecto a Desangre, ¿cómo es la relación con la gente y sus seguidores?

Alka considera que “el compromiso existe y la relación es muy buena” y los dos coinciden en que, por otro lado, una banda recomendable puede ser “Rapture, del DF; realmente lo hace de manera profesional. Lo mejor de una banda es la sinceridad y Athal puntualiza que “el músico no es de computadora, es de años de práctica, estudio y ensayo”.

– ¿Y la música y el internet?

– El internet le ha dado en la torre a la música. Ya no quieren estudiar, todo lo buscan en tutoriales, es como si bajaras un tutorial para aprender a reírte. Por eso, ahora se dice mucho que hay más bandas que público. Desde el momento de la composición debes ser sincero, no usar palabras estúpidas, al estilo old school. Tienes que ser congruente con lo que dices, con lo que tocas y lo que vives. Somos estudiosos de la música contemporánea. Sin menospreciar, hay muchos músicos de conservatorio que son una verdadera plasta. De primera impresión podrán tocar bien pero es algo plano, hay cosas viscerales que suenan mejor, aunque no es una regla. Steve Vai es un gran guitarrista y combina ambas cosas.

Athal confiesa que practica seis horas diarias, mientras que su compañero, Alka, suma dos y media todos los días.

– ¿Es difícil compaginar la música con la familia?

Alka  cree que “depende, cada familia es especial. Hay cosas en las que no te entienden, te tachan de holgazán y te dicen que no vas a sacar provecho de eso que haces. Puedes hacer muchas cosas por lana pero no te van a llenar, no encontrarías la felicidad”.

Para Athal “es difícil. En la cultura que crecimos relacionan mucho el rock con agresión, nos llaman locos. Incluso tan sólo por los tatuajes, no ponértelos o atreverte por complacer a gente que ni siquiera conoces. En esta música te arriesgas pero lo haces. Hay que armarse de güevos para hacer las cosas y muchos se escudan en criticar a quienes tuvieron el valor de hacerlas.

– ¿Solteros?

Alka de inmediato contesta que “sí, nada de matrimonio todavía” y Athal opina que “matrimonio no, todavía no, es mucha responsabilidad tener niños. La responsabilidad es parte de ser músico, se vuelve un modo de vida. No está chido andar en las presentaciones sabiendo que tu hijo no tiene para comer y ese tipo de cosas”. Alka complementa que “se refleja en lo que tocas, tienes que estar equilibrado en tu vida. Vamos a hacer las cosas bien”.

– ¿Discografía?

– Un disco a finales del 2008, principios del 2009 y el segundo demo para el verano del 2012.

– ¿Quién compone las canciones?

– Athal compone y Alka le pone la letra. En realidad ambos colaboramos, escuchamos la idea completa y la cambiamos si es necesario, pero en sí, la idea principal es de Athal.

– ¿Cuál es la finalidad de su música?

– Veo al mundo con mis propios ojos, siempre puedes ver las cosas como te las da la vida o engañarte solo, cada quién interpreta las cosa como las ve: qué tan animales somos, qué tan viscerales, qué tanto la muerte mueve a las personas. Hay una canción que habla de un hombre que encuentra a su mujer con otro y los mata, pero en el ínter del asesinato se da cuenta de que lo disfruta. Comienza a sentir gozo y excitación. Esto no significa que creamos que ir matando gente esté bien, este tipo de música es sólo para expresar tu enojo en gritos y demás, son cosas reales, son anécdotas reales, es el humor mexicano, nos burlamos hasta de la muerte. Es conservar la raíz mexicana- dice Athal, mientras que para Alka, todo radica en que el mensaje llegue a la gente, pero además que sea “un buen mensaje, nos veríamos estúpidos hablando pendejadas, damos nuestra opinión de las cosas con un sentido de concepto personal, no es un tabú ni queja social, somos neutros, cada quién se forma su opinión. Es un momento para sacar a flote la vida”.

Athal recuerda que una anécdota simpática les sucedió en Texcoco, en una presentación, cuando se enteraron de que tenían un club de fans y que incluso hicieron fila. “Cuando estás tocando, sube la adrenalina bien cabrón. En El Chopo también nos pasó. Nos reconocieron en plena calle, intercambiamos playeras y aunque no lo hacemos por buscar fama, es muy chido, lo hacemos porque nos llega. Los obsequios que te dan no tienen precio porque es lo que le nace a la banda. En ese momento todo esto vale la pena sólo por saber que influyes en la gente y te retroalimentan, es gente que te sigue a las presentaciones, les compartes que estás feliz, no importa el género, lo que importa es la conexión que logras con el público, la vibra. Como músico, debes recordar que todos somos humanos, todos sentimos y podemos expresarlo.

– ¿Cuándo es la siguiente presentación?

– En abril, todavía hay que confirmar el lugar.

Mientras aquello ocurre, Athal confiesa que su bebida preferida es el búnker pero Athal prefiere la cerveza y “el refresco de la ola”.

– ¿Tienen alguna canción culposa, que nadie sepa que escuchan?

– Sí, contesta uno, “Lilly Allen”, y el otro mejora la respuesta: “Vanilla Ice, lo cantaba mucho cuando salió”. No diremos a quién le gusta cuál, y quedará como adivinanza para los fans.

“Tocar y divertirte, no enajenarte con la letra de la música. A fin de cuentas es la expresión de un momento en la vida, debes ser concentrado y disciplinado. Dénse la oportunidad de escuchar otros géneros, tengamos tolerancia, no hay que minimizar porque toma años ser músico”, concluye esta banda desde la capital del Estado de México.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s