El Trío Galaxia

* Un equipo de ilustradores de Toluca con los pies en las nubes y con las manos en los pinceles reivindica la historieta que se realiza en la ciudad. Aunque esa actividad es una de las menos favorecidas por la industria en la capital mexiquense, Hernán Eduardo Aguirre, Rommel Castañeda y Luis Alonso Torres han descubierto que forman una especie de Trío Galaxia que sorprende por la calidad de historias y trazos que proponen. Como parte del incipiente grupo de historietistas Ébola, creen que pueden despertar el interés por su actividad en una ciudad que tradicionalmente no abre los ojos a ciertas expresiones.

 

Miguel Alvarado

– Hernán, ¿por qué escogiste dibujar?

– En mi familia muchos tienen la habilidad, pero es algo que me desestreza. Dibujo de todo un poco. Uno empieza copiando para formarse una base. Me gustaba ver las caricatura de los periódicos y copiarlas o de las cartas de Yu-Gi-Oh.

– ¿Qué te ofrece una ciudad como Toluca?

– No hay un espacio para publicar historias ni dibujarlas, pero me da el soporte vital, el lugar. No sé si seamos los únicos pero tenemos un paso dado con Ébola. Ya tenemos una publicación.

– Rommel, ¿de qué color es la ciudad?

– Un poco verde. La ciudad se me hace gris. Desde niño nunca me gustó el centro porque penaba que los edificios se me van a caer encima.

– ¿Cómo defines tu dibujo?

– Versátil. Puedo adaptarlo dependiendo de las condiciones que sean necesarias. Tengo inspiraciones de Salvador Dalí, porque crea mundos inexistentes.

– ¿Crees en dios?

– Creo que hay una fuerza que hace que, si no que todo funcione, hizo que ahora corra por su cuenta. Estudio química y pienso en dios como en un diseñador, en alguien que le dio cuerda desde un principio… como en una programación. En arte gráfico, juegas a ser dios. Es igual a crear pero el mismo dibujo se va desarrollando de tal manera que se decide por sí mismo. El dibujo puede hacerte cambiar de opinión. Yo me he vuelto muy tolerante, estético.

– Luis, ¿en qué ocupas tu tiempo libre?

– Soy romanófilo, pero realmente no sé, de pronto se me pierde la noción. De pronto creo dibujar 5 minutos pero han pasado 5 horas.

– ¿Dónde ubicas tu dibujo?

– Me falta todo, es apenas un comienzo pero busco la calidad que se requiera para ser competitivo. Debo madurar en mi forma de percibir al mundo.

– Hernán, ¿estás de acuerdo con las historias de superhéroes?

– A veces crear un superhéroe es idealizarse. Para algunos es una motivación. Sabemos que es irreal pero pronto a lo mejor alguno aparecerá debido a los avances tecnológicos. Se puede ser “super” de otra manera y como en esto uno juega a ser dios… Hay un cómic que se llama Kick Ass, donde el protagonista no tiene poderes. El Santo nada más luchaba y lo ficcionaron. No estoy de acuerdo con el mensaje de los superhéroes, “yo soy grande y poderoso y tú no”.

– Rommel, ¿qué es el tiempo?

– Me parece un tema interesante pero no es una obsesión en mí. Mi historia gira en torno al espacio, pero necesito al tiempo para saber que somos reales, que estamos en un momento.

– ¿Cómo hacer para que un concepto se transforme en una historia?

– Lo subjetivo debe tener un cuerpo. Sale de la imaginación pero a su vez se nutre de los elementos que tengo a la mano. El tiempo podría ser un sistema, un mecanismo. Los que dibujamos tenemos el mecanismo de la inspiración. A mí me gusta crear algo que sea agradable pero desde cero.

– Luis, ¿tomas en cuenta al lector cuando haces algún trabajo?

– Sí, porque no tendría caso no compartirlo. Me gustaría hacer películas animadas. A mí me gusta lo que hace Pixar.

– Hernán, ¿la ilustración es cosa seria?

– Muchos dicen que sólo hacemos monitos. Pero yo digo que sí es cosa seria. Me importa mucho que a la gente le agrade lo que hago. Cada uno crece con diferentes ideas pero trato de ser positivo. Necesito la crítica para crecer. De mi trabajo espero que se conozca.

– Rommel…

– Yo creo que es necesaria la existencia del ilustrador y del público, porque uno no puede ser sin el otro. La opinión de los demás nos da un punto, una medida para saber. Pero a lo mejor, como dices, todo está mal porque todo es editable. Por eso se procura hacer un buen trabajo, sea cual sea la finalidad. A mí me gusta el realismo mágico, García Márquez. Me gusta declamar, toco la guitarra, estuve en una ingeniería.

– ¿Te gusta mirar?

– Sí, me gusta apreciar.

– ¿De qué color es la pulsera de Hernán?

– Azul… no… era negra.

– ¿Qué estás leyendo ahora?

– Alguien voló sobre el nido del cuco, de Ken Kesey. Es una historia que se desarrolla en un manicomio. Creo en la locura, para bien y para mal, siempre la he visto como un escape. La gente que se considera loca es porque está fuera de los estándares normales. Nuestro trabajo, diferente, un mundo creado, es parte de cierta locura.

– ¿Prefieres a Van Gogh o a Frank Miller?

– Son dos de mis autores favoritos, pero elijo a Van Gogh porque me gusta su estilo. No sabía que eran producto de una locura, me gustó sin saberlo. Miller tiene un estilo muy padre pero me quedo con el otro…

– Luis, ¿de dónde obtienes inspiración?

– De la música clásica, pero me gusta Deep Purple, Iron Maiden porque está estructurado. Tiene una marca muy suya. Yo estructuro mi ilustración de una forma sencilla. Peor por ejemplo, no tengo problemas con la hoja en blanco. A veces tengo bloqueos pero el dibujo mismo me libera.

– Rommel, ¿cómo sería un cómic dibujado bajo la influencia de Bronco?

– Pues algo rudo.

– Luis y Hernán, ¿ustedes podrían vivir sin dibujar?

– ¿Y Rommel?

– Diría que no puedo vivir sin expresarme, el dibujo es una de mis expresiones, me sería difícil peor no es algo vital. Lo vital sería la música, es más importante que lo visual. He tocado en cafés, bares, con los amigos, he subido a los camiones pero a nivel profesional… lo vería como una obligación y no me gustaría desarrollar una carrera.

– Hernán, ¿qué significan las elecciones?

– Me causa conflicto elegir. De las presidenciales, no me gusta eso y a fin de cuentas, elijas al que sea, de todas maneras perdemos.

– Rommel, ¿López Obrador?

– Socialista… mmmh… no he investigado mucho la vida ni la carrera de Obrador, pero por lo visto en las noticias…

– Sí, se nota…

– …quiere equidad para los sectores más bajos. Si gobernara, creo que haría algo diferente a lo que se está haciendo.

– Luis, ¿narcotráfico?

– Con eso el Estado podría mantener su economía. Pero es peligroso porque no tiene control. Se debería estructurar, sindicalizar…

– Un sindicato de sicarios…

– Se oye chistoso pero no lo es. México tiene una narcoeconomía pero podría obtenerse más si se legalizara alguna actividad de esas.

– Hernán, ¿Televisa?

– La televisión a todos nos controla.

– Rommel, ¿el futbol?

– El circo del pueblo. A mí no me gusta porque… me gusta jugarlo y competir, pero… me aburre ver corretear una pelota. Algunos a los que les gusta el futbol son muy simples, aunque hay algunas cultas.

– Luis, ¿la muerte?

– El fin de todo, del mundo material. Es absoluta. No me da miedo, me da pánico pensar que un día me va a tocar.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s