Empate técnico

* Las campañas presidenciales han sido, hasta ahora, dirigidas a militantes y acarreados y pocos ciudadanos sin partidos se interesan en ellas. No hay necesidad cuando los tres aspirantes principales han sido vistos, leídos y escuchados hasta en la sopa. Nunca como antes los aspirantes presidenciales han sido promocionados e incluso sus rostros son ahora un lugar común, perdido  entre miles de publicidades callejeras que han absorbido el efecto deseado gracias a esa sobreexposición. De cualquier forma, Peña aprovecha localías.

 

Miguel Alvarado

Enrique Peña visitó Oaxaca en la campaña presidencial que le arma su partido el PRI, y que lo ubica hasta el momento en el primer lugar de las preferencias, según números de encuestas. Y como si se tratara de un espectáculo o de un experto entertainer, el aspirante anunciaba al menos  sus incondicionales, la presencia del ex gobernador de aquel estado, José Murat, quien cobijado por la sombra del mexiquense, hizo presencia el 11 de marzo en Guelatao. Allí, más de lo mismo. Las firmas y los compromisos aparecieron casi por arte de magia. El perfecto guión, en términos de lo político, no del lenguaje, fue incluso pensado para contrarrestar en lo que se pueda la anticampaña lanzada por panistas debido a los incumplimientos de Peña como gobernador. Ese video, que circula en diversos sitios de internet, cuenta lo que no se puede ocultar y apunta, entre otras cosas, el último lugar nacional en avance educativo cuando el priista era mandatario mexiquense y el número uno en delitos y secuestros, además de los casos de feminicidios no resueltos. El PRI responde al panismo de Josefina Vázquez en el mismo tono y ese enfrentamiento, si bien no cambia en mucho la percepción de los electores sobre un escenario de pacotilla y falso en los procesos, al menos desgasta a los rivales y anuncia el inicio de las campañas negras, que subirán de tono en las semanas siguientes.

Las campañas presidenciales han sido, hasta ahora, dirigidas a militantes y acarreados y pocos ciudadanos sin partidos se interesan en ellas. No hay necesidad cuando los tres aspirantes principales han sido vistos, leídos y escuchados hasta en la sopa. Nunca como antes los aspirantes presidenciales han sido promocionados e incluso sus rostros son ahora un lugar común, perdido  entre miles de publicidades callejeras que han absorbido el efecto deseado gracias a esa sobreexposición. De cualquier forma, Peña aprovecha localías y en la capital del Estado de México campea por encima de los demás. Líneas enteras de camiones urbanos, que pertenecen a la familia Alcántara, socios y parientes de Peña Nieto, circulan con el rostro del aspirante a la Andy Warhol. Lo mismo pasa en cada paradero de autobuses, donde Peña y sólo él acompaña al paciente pasajero mientras llega el camión.

Enrique todavía no se preocupa porque su ventaja es enorme en términos electorales y la cara que le da al gran público es la que dictan las encuestas. Una de ellas incluso sacó optimistas comentarios al parco Luis Videgaray, coordinador general de la campaña priista, quien dijo en el informal twitter que “la nueva encuesta de Parametría publicada por la OEM muestra ventaja de @EPN de 23 puntos. Muy alentador pero no es hora de confiarnos”. Y tiene razón. La Organización Editorial Mexicana es propiedad del megalómano Mario Vázquez Raña, que lo mismo vende periódicos que dirige al deporte amateur en toda América. Ha sido durante años aliado incondicional del priismo y sus gobiernos y nunca ha ido en contra de esos intereses. De cualquier forma la OEM, por mediación de sus “soles” y la mencionada Parametría, señalaba que hasta el 9 de abril Peña obtenía 52 por ciento de las preferencias, lo que significaba un avance de puntos. A Josefina, la panista, la colocaban en segundo lugar con 28 por ciento y el último lugar al perredista Andrés Manuel López Obrador, con 18 puntos. Todavía más allá, el imposible Gabriel Quadri del PANAL apenas escala hacia los 2 puntos.

Con dos semanas de iniciadas, las campañas pintarían bien para el aspirante priista, pues Parametría estaría prácticamente confirmando que las encuestas aplicadas durante años no han mentido o que la oportuna mercadotecnia de Peña le alcanza todavía para otro mes.

Un reportaje de la periodista Blanche Petrich advierte sobre el fenómeno de las encuestas, una construcción sobre la cual se planteó el crecimiento de Enrique Peña, una extraña personalidad a la que su grupo de poder ha sabido sacarle el máximo provecho a pesar de entender que el producto no es el mejor pero cuenta con el envase más atractivo.

Petrich recuerda que Estados Unidos había advertido sobre las campañas anticipadas del priismo desde el 2009. “Para el aspirante del tricolor a la Presidencia mejor posicionado, Enrique Peña Nieto, operar en modo campaña incluye la transgresión de algunas normas que se registran en el cable diplomático 09MEXICO212, como el pago bajo la mesa a medios de comunicación a cambio de coberturas favorables y el financiamiento a empresas encuestadoras que ofrezcan resultados favorables al PRI mexiquense. Para conseguir su meta –según un análisis de la entonces encargada de negocios de la embajada estadunidense, Leslie Bassett, en un cable para el Departamento de Estado–, el gobernador del Estado de México “tenía que demostrar que era capaz de traducir su enorme popularidad personal en resultados electorales” (para las elecciones legislativas y municipales de julio de 2009)”, escribe la periodista.

Los números de Parametría resultarían una fotografía de un momento determinado, como define el propio Peña al fenómeno de las encuestas y tendrían que cambiar necesariamente pasado el tiempo.

Mientras el gobierno federal prepara una partida de 13.8 millones de pesos para recordar a los militares caídos en la lucha de Calderón contra el narco, Peña, Vázquez y Obrador escuchan las predicciones del desaforado Vicente Fox, quien orondo opina desde donde sea que sería un milagro que el PAN no perdiera la presidencia.

Un sitio web, elmenospeor.com, reúne un esfuerzo ciudadano para medir, fuera de las encuestadoras oficiales, cuál sería una tendencia menos manipulada en el ciudadano, al menos el que usa internet de manera regular. Y sus resultados son diametralmente opuestos desde que iniciaron los conteos. Allí, luego de una breve semblanza de cada uno de los tres principales competidores, se contabiliza que el perredista Obrador tiene 64 por ciento de los votos en internet; que la panista Josefina apenas llega a 26 puntos y que el priista Peña es el último lugar con 10 por ciento. ¿Por qué la disparidad? Nadie lo responde rotundamente, y lo único que se opone a esos números es otra encuesta, esta vez elaborada por GEA-ISA y allí se rompe el paradigma que se observó por meses. Por primera vez Obrador ha empatado a la panista Vázquez técnicamente y refleja 21.9 por ciento contra 23.9 por ciento de la mujer con los pantalones bien puestos. Peña, sin embargo, arrasa nuevamente y ahora se le ubica con 53.2 por ciento. También dice que los indecisos se ubican hoy en 24 puntos contra los 33 de hace tres semanas.

Los milagros electorales existen y algunos se han fabricado en el Estado de México. Peña ha sido uno de los alquimistas que han logrado revertir hasta 20 puntos de ventaja. Lo hizo en la elección del 2005, cuando derrotó al “panista feo”, Rubén Mendoza y con ello obtuvo la gubernatura mexiquense. Pero por si los actos de fe no bastaran, el clero prepara ya su entrada pública en los comicios y la iglesia católica ha anunciado sendas entrevistas con los aspirantes. Uno por uno, hasta Quadri, serán preguntados por los obispos en la sede de la CEM en el Lago de Guadalupe, en Cuautitlán Izcalli. Allí, se cree que los candidatos expondrían su plan de trabajo ante los representantes de Dios pero también estarán por allí el gobernador mexiquense Eruviel Ávila y el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

El empate técnico coloca a Vázquez a un paso del tercer lugar y con ello las predicciones de un tipo como Fox se harían realidad. Vázquez, para salir del apuro publicitario que la encuesta le representó, en una posterior conferencia señalaba que ella tenía sus propias numeralias, las cuales indicaban que estaba a un punto de Peña pero que prefería basarse en los escenarios de catástrofe. Quadri, por su lado, celebró que se le adjudicara el 2 por ciento de las preferencias, pues si eso es real, habrá mantenido el registro del partido dirigido por Elba Esther Gordillo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s