El centro de la guerra

* La agresión mediática y militar contra Siria está directamente relacionada con la competencia mundial por los recursos energéticos, explica el profesor Imad Shuebi en el magistral artículo que les proponemos. En momentos en que asistimos al derrumbe de la eurozona, en que una grave crisis económica ha llevado a Estados Unidos a acumular una deuda que sobrepasa los 14,940 billones de dólares, en momentos en que la influencia estadounidense declina ante las potencias emergentes que conforman el BRICS, se hace evidente que la clave del éxito económico y del predominio político reside principalmente en el control de la energía del siglo XXI: el gas. Y Siria se ha convertido en blanco precisamente porque de halla en medio de la más importante reserva de gas del planeta. El petróleo fue la causa de las guerras del siglo XX. Hoy estamos viendo el surgimiento de una nueva era: la de las guerras del gas.

 

Red Voltaire/ Imad Fawzi Shueibi

Con la caída de la Unión Soviética, los rusos se dieron cuenta de que la carrera armamentista los había dejado exangües, sobre todo por falta del aprovisionamiento energético que todo país industrializado necesita. Estados Unidos, por el contrario, había logrado desarrollarse e imponer sin mucha dificultad su política internacional gracias a su presencia de décadas en las zonas petrolíferas. Los rusos decidieron entonces posicionarse en las fuentes energéticas, tanto en las que producen petróleo como en las productoras de gas. Considerando que, debido a su repartición internacional, el sector petrolero no ofrecía buenas perspectivas, Moscú apostó por el gas, por su producción, su transporte y su comercialización a gran escala.

La partida comenzó en 1995, cuando Vladimir Putin trazó la estrategia de Gazprom: partir desde las zonas gasíferas de Rusia hacia Azerbaiyán, Turkmenistán, Irán (para la comercialización), hasta el Medio Oriente. La verdad es que los proyectos North Stream y South Stream demostrarán ante la historia el mérito y los esfuerzos de Vladimir Putin por situar nuevamente a Rusia en la arena internacional y por desempeñar un papel importante en la economía europea, que durante las próximas décadas dependerá del gas como alternativa al petróleo o como complemento de este, dando la prioridad al gas por encima del petróleo. A partir de entonces, era urgente para Washington instrumentar el proyecto Nabbuco, como competidor de los proyectos rusos y con la esperanza de desempeñar un papel decisivo en la determinación de la estrategia y la política para los próximos 100 años.

El hecho es que el gas será la principal fuente de energía del siglo XXI, como alternativa ante la reducción de las reservas mundiales de petróleo y, al mismo tiempo, como fuente de energía no contaminante. El control de las zonas gasíferas del mundo por parte de las antiguas potencias y de las potencias emergentes es el elemento que da origen a un conflicto internacional con manifestaciones de carácter regional.

Es evidente que Rusia ha sabido leer las cartas y que ha aprendido las lecciones del pasado ya que el factor que provocó el derrumbe de la Unión Soviética fue precisamente la falta de control de los recursos energéticos globales, indispensables para inyectar el capital y la energía que necesita la estructura industrial. Rusia ha comprendido además que el gas está destinado a ser la fuente energética del próximo siglo.

 

Historia de la «partida de ajedrez» del gas

 

Una primera ojeada al mapa del gas nos revela que ese recurso se halla en las siguientes regiones, tanto en lo tocante a la situación de los yacimientos como al acceso a las zonas de consumo:

1. Rusia: Vyborg y Beregvya.

2. Anexo a Rusia: Turkmenistán.

3. En los alrededores más o menos inmediatos de Rusia: Azerbaiyán e Irán.

4. Arrancado a Rusia: Georgia.

5. Mediterráneo Oriental: Siria y Líbano.

6. Qatar y Egipto.

Moscú trabajó rápidamente sobre dos ejes estratégicos: el primero es la creación de un proyecto sino-ruso a largo plazo basado en el crecimiento económico del Bloque de Shangai; el segundo es garantizar el control de los recursos gasíferos. Se sentaron así las bases de los proyectos South Stream y North Stream, frente al proyecto estadounidense Nabucco, respaldado por la Unión Europea, que apuntaba al gas del Mar Negro y de Azerbaiyán. Una carrera estratégica por el control de Europa y de los recursos gasíferos se estableció entre los proyectos de ambas partes.

 

Los proyectos de Rusia

 

El proyecto North Stream conecta directamente a Rusia con Alemania a través del Mar Báltico, hasta Weinberg y Sassnitz, sin pasar por Bielorrusia. El proyecto South Stream comienza en Rusia, atraviesa el Mar Negro hasta Bulgaria y se divide pasando por Grecia y el sur de Italia, por un lado, y por Hungría y Austria, por el otro lado.

 

El proyecto de Estados Unidos

 

El proyecto Nabucco parte de Asia Central y de los alrededores del Mar Negro, pasa por Turquía –donde se sitúa la infraestructura de almacenamiento–, y recorre Bulgaria, atraviesa Rumania, Hungría y llega hasta Austria, desde donde se dirige hacia la República Checa, Croacia, Eslovenia e Italia. Originalmente debía pasar por Grecia, idea que se abandonó debido a la presión de Turquía.

Se suponía que Nabucco debía ser el competidor de los proyectos rusos. Nabucco estaba previsto para el 2014, pero diversos problemas técnicos provocaron su posposición hasta 2017. A partir de esa posposición, el proyecto ruso comenzó a ganar la batalla por el gas, pero cada parte trata siempre de extender su propio proyecto hacia nuevas zonas.

Lo anterior tiene que ver por una parte con el gas iraní, que Estados Unidos pretendía incorporar al proyecto Nabucco conectándolo al punto de almacenamiento de Erzurum, en Turquía. Y también tiene que ver con el gas proveniente del Mediterráneo oriental, o sea Siria, Líbano e Israel.

Pero en julio de 2011, Irán firmó varios acuerdos para el transporte de su gas a través de Irak y de Siria. Por consiguiente, Siria se convierte así en el principal centro de almacenamiento y producción, vinculado además con las reservas del Líbano. Se abre así un espacio geográfico, estratégico y energético completamente nuevo que abarca Irán, Irak, Siria y el Líbano. Los obstáculos que ese nuevo proyecto viene enfrentando desde hace más de un año dan una idea del grado de intensidad de la lucha que se está desarrollando por el control de Siria y del Líbano. Y al mismo tiempo aclaran el papel que ha venido desempeñando Francia, país que considera el Mediterráneo oriental como su propia zona de influencia histórica, destinada por lo tanto a satisfacer los intereses franceses, y donde Francia necesita recuperar el terreno perdido desde la Segunda Guerra Mundial. En otras palabras, Francia pretende desempeñar un papel en el mundo del gas donde, después de adquirir en Libia una especie de «seguro médico», ahora pretende obtener un «seguro de vida» a través de Siria y del Líbano.

Turquía, por su parte, se siente excluida de esta guerra del gas debido al retraso del proyecto Nabucco y porque no tiene nada que ver con los proyectos South y North Stream. El gas del Mediterráneo oriental parece escapársele inexorablemente a medida que se aleja del proyecto Nabucco.

 

El eje Moscú-Berlín

 

Gerhard Schroeder y Alexei Miller. El 30 de marzo de 2006, el ex canciller alemán fue nombrado a la cabeza de la construcción de North Stream. Para concretar sus dos proyectos, Moscú creó la sociedad Gazprom en los años 1990. Alemania, deseosa de liberarse de una vez de todas las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, se preparó para incorporarse a ambos proyectos, tanto en materia de instalaciones como de revisión del gasoducto norte o de las instalaciones de almacenamiento del conducto South Stream en su zona de influencia, principalmente en Austria.

La empresa Gazprom fue fundada con la cooperación de Hans-Joachim Gornig, un alemán conocido en Moscú, ex vicepresidente de la compañía alemana de petróleo y de gas industrial que supervisó la construcción de la red de gasoductos de la RDA. Hasta octubre de 2011, el director de Gazprom fue Vladimir Kotenev, ex embajador de Rusia en Alemania.

Gazprom firmó numerosas transacciones con empresas alemanas, en primer lugar con las que cooperan con el proyecto North Stream, como los gigantes E.ON, del sector de la energía, y BASF, del sector de los productos químicos. En el caso de E.ON existen cláusulas que garantizan tarifas preferenciales en caso de alza de precios, con lo cual Rusia concede una especie de subvención «política» a las empresas del sector energético alemán.

Moscú aprovechó la liberalización de los mercados europeos del gas para forzarlos a desconectar las redes de distribución de las instalaciones de producción. Ya superados los antiguos enfrentamientos entre Rusia y Berlín, se abrió una fase de cooperación económica basada en aligerar la enorme deuda que pesaba sobre los hombros de Alemania, la de una Europa excesivamente endeudada por el yugo estadounidense. Se trata de una Alemania que considera que el espacio germánico (Alemania, Austria, la República Checa y Suiza) está destinado a convertirse en el centro de Europa, sin tener que soportar las consecuencias del envejecimiento de todo un continente, ni las de la caída de otra superpotencia.

Las iniciativas alemanas de Gazprom la empresa conjunta (joint venture) de Wingas con Wintershall, una filial de BASF, que es el mayor productor de petróleo y de gas de Alemania y controla el 18% del mercado del gas. Gazprom otorgó a sus principales socios alemanes participaciones en sus activos rusos nunca vistas anteriormente. De esta forma BASF y E.ON controlan cada una cerca de la cuarta parte de los campos gasíferos de Lujno-Rousskoie que alimentarán en gran parte el circuito North Stream. Y no se trata de una simple coincidencia si la equivalente alemana de Gazprom, llamada «la Gazprom germana», llegará a ser dueña del 40% de la compañía austriaca Austrian Centrex Co, que se especializa en el almacenamiento de gas y que está destinada a ampliarse hacia Chipre.

Esta expansión no es ciertamente del agrado de Turquía, país muy necesitado de participar en el proyecto Nabucco. Esa participación consistiría en almacenar, comercializar y transportar un volumen de gas que alcanzaría los 31,000 millones de metros cúbicos de gas al año, cifra que se elevaría posteriormente a 40 mil millones al año, un proyecto que hace que Ankara sea cada vez más dependiente de las decisiones de Washington y de la OTAN, sobre todo teniendo en cuenta los repetidos rechazos a sus pedidos de incorporación a la Unión Europea.

Los vínculos estratégicos que determina el gas son cada vez más decisivos en el plano político debido al cabildeo de Moscú en el Partido Socialdemócrata Alemán en Renania del Norte-Westfalia, importante base industrial y centro del conglomerado alemán RWE, proveedor de electricidad y filial de E.ON.

Hans-Joseph Fell, responsable de políticas energéticas de los Verdes, ha reconocido la existencia de esa influencia. Según el propio Fell, las 4 empresas alemanas vinculadas a Rusia tienen un importante papel en la definición de la política energética alemana. Estas empresas se apoyan en el Comité de Relaciones Económicas de Europa del este –o sea, en empresas que mantienen contactos económicos muy estrechos con Rusia y con los países del antiguo bloque soviético–, Comité que dispone a su vez de una red muy compleja de influencias sobre los ministros y la opinión pública. En Alemania, sin embargo, la discreción es la regla en lo tocante a la creciente influencia de Rusia, en base al principio de que es altamente necesario mejorar la «seguridad energética» de Europa.

Es interesante subrayar que Alemania considera que la política de la Unión Europea destinada a resolver la crisis del euro puede llegar a obstaculizar las inversiones germano-rusas. Esta razón, entre otras, explica el desgano de Alemania ante el salvamento del euro, moneda ya muy lastrada por las deudas europeas, a pesar de que el bloque germánico podría soportar esas deudas él solo. Además, cada vez que los europeos se oponen a su política hacia Rusia, Alemania afirma que los utópicos planes de Europa no son realizables y que incluso pudieran llevar a Rusia a vender su gas en Asia, lo cual pondría en peligro la seguridad energética europea.

Este matrimonio de intereses germano-rusos tiene sus bases en la herencia de la guerra fría, a raíz de la cual 3 millones de rusoparlantes viven actualmente en Alemania, conformando así la mayor comunidad extranjera en ese país, sólo después de la comunidad turca. Putin también era favorable a la utilización de la red de ex responsables de la RDA, que favorecieron los intereses de las compañías rusas en Alemania, sin entrar a mencionar el reclutamiento de ex agentes de la Stassi, como los directores de personal y finanzas de Gazprom Germania, así como el director financiero del Consorcio North Stream, Warnig Matthias quien, según el Wall Street Journal, ayudó a Putin en el reclutamiento de espías en Dresde en la época en que el propio Putin era agente del KGB. Hay que reconocer, sin embargo, que el uso que Rusia ha dado a sus antiguas relaciones no ha sido perjudicial para Alemania, ya que los intereses de ambas partes se han visto beneficiados sin favoritismo para ninguna de las dos.

El proyecto North Stream, principal vínculo entre Rusia y Alemania, fue inaugurado recientemente con una conductora que costó 4 mil 700 millones de euros. Aunque esa conductora conecta a Rusia con Alemania, dado el reconocimiento por parte de los europeos del hecho que ese proyecto garantizaba la seguridad energética de Europa, Francia y Holanda se vieron obligadas a declarar que se trataba, en efecto, de un proyecto «europeo». Es importante mencionar en ese sentido que el señor Lindner, director ejecutivo del Comité Alemán para las Relaciones Económicas con los Países de Europa del Este declaró, con toda la seriedad del mundo, que se trataba efectivamente de «un proyecto europeo y no de un proyecto alemán y que [el proyecto] no encerraría a Alemania en una mayor dependencia con respecto a Rusia». Esa declaración subraya la inquietud que suscita el incremento de la influencia rusa en Alemania. Lo cierto es que el proyecto North Stream es, por su estructura, moscovita y no europeo.

Los rusos pueden paralizar a su antojo la distribución de energía en Polonia y en varios países más y estarán en condiciones de vender el gas al mejor postor. Sin embargo, la importancia que Alemania reviste para Rusia reside en el hecho que Alemania es la plataforma que Rusia necesita para desarrollar su estrategia continental, sobre todo teniendo en cuenta que Gazprom Germania posee partes en 25 proyectos cruzados, en países como Gran Bretaña, Italia, Turquía, Hungría, entre otros. Lo anterior nos hace decir que Gazprom está destinada a convertirse, en algún tiempo, en una de las empresas más importante del mundo, si no se convierte en la más importante.

 

Un nuevo mapa de Europa, y después un nuevo mapa del mundo

 

Los dirigentes de Gazprom no sólo han desarrollado su proyecto sino que también se las han arreglado para contrarrestar el proyecto Nabucco. Gazprom posee el 30% del proyecto consistente en la construcción de una segunda línea conductora de gas hacia el este, siguiendo más o menos el mismo trazado que Nabucco. Los propios partidarios de esa segunda conductora confiesan que se trata de un proyecto «político» destinado a proporcionar una demostración de fuerza al frenar, e incluso bloquear, el proyecto Nabucco. Moscú se esforzó además por comprar gas en Asia central y en el Mar Caspio para enterrar ese proyecto y ridiculizar a Washington políticamente, económicamente y estratégicamente.

Gazprom está explotando instalaciones vinculadas al gas en Austria, o sea en el entorno estratégico de Alemania, además de alquilar instalaciones en Gran Bretaña y Francia. Son, sin embargo, las importantes estructuras de almacenamiento en Austria las que servirán para rediseñar el mapa energético de Europa, ya que alimentarán a Eslovenia, Eslovaquia, Croacia, Hungría, Italia y Alemania. A esas instalaciones hay que agregar el centro de almacenamiento que Gazprom está construyendo en Katrina con la cooperación de Alemania, para poder exportar el gas hacia los grandes centros de consumo de Europa occidental.

Gazprom creó una instalación común de almacenamiento con Serbia para proporcionar gas a Bosnia-Herzegovina y a la propia Serbia. También se han realizado estudios de factibilidad sobre métodos de almacenamiento similares en la República Checa, Rumania, Bélgica, gran Bretaña, Eslovaquia, Turquía, Grecia et incluso en Francia. Gazprom fortalece así la posición de Moscú, proveedor del 41% del gas que se consume en Europa. Esto representa un cambio sustancial en las relaciones entre el este y el oeste a corto, mediano y largo plazo. Presagia además un declive de la influencia estadounidense, representada por los escudos antimisiles, y se avizora el establecimiento de una nueva organización internacional cuyo pilar fundamental será el gas. Para terminar, todo esto explica la intensificación de la lucha por el gas, desde la costa oriental del Mediterráneo hasta el Medio Oriente.

 

Nabucco y Turquía en dificultades

 

Se suponía que Nabucco transportaría gas hacia Austria a través de 3 mil 900 kilómetros de territorio turco y estaba concebido para proporcionar anualmente a los mercados europeos 31 000 millones de m³ de gas natural proveniente del Medio Oriente y de la cuenca del Caspio. El apuro de la coalición OTAN-Estados Unidos-Francia por eliminar los obstáculos que se oponían a sus intereses en materia de aprovisionamiento en gas en el Medio Oriente, esencialmente en Siria y Líbano, reside en la necesidad de garantizar la estabilidad y el consentimiento del entorno cuando se habla de las infraestructuras e inversiones que exige la industria del gas. La respuesta siria fue firmar un contrato para trasladar el gas iraní hacia su territorio, pasando por Irak. La batalla se focaliza, por lo tanto, alrededor del gas sirio y del gas libanés. ¿Alimentará a Nabucco o a South Stream?

El consorcio Nabucco se compone de varias empresas: la alemana REW, la austriaca OML, la turca Botas, la búlgara Energy Company Holding y la rumana Transgaz. Hace 5 años, los costos iniciales se estimaban en 11 mil 200 millones de dólares, pero de aquí al año 2017 podrían elevarse a 21,400 millones. Esto plantea numerosas interrogantes en cuanto a su viabilidad económica ya que Gazprom ha logrado contratos con varios países que debían alimentar a Nabucco, que no podrá contar ya con los excedentes de Turkmenistán, sobre todo luego de los infructuosos intentos por apoderarse del gas iraní. Este último factor es uno de los secretos que se desconocen sobre la batalla por Irán, país que traspasó la línea roja en su desafío a Estados Unidos y Europa al escoger Irak y Siria como trayectos para el transporte de una parte de su gas.

Así que la mayor esperanza de Nabucco es aprovisionarse con el gas de Azerbaiyán y el yacimiento de Shah Deniz, convertido en casi la única fuente de aprovisionamiento de un proyecto que parece haber fracasado sin haber comenzado. Eso es lo que se desprende, por un lado, de la aceleración de la firma de contratos que Moscú ha concluido para la compra de fuentes inicialmente destinadas a Nabucco y de las dificultades surgidas, por otro lado, al tratar de imponer cambios geopolíticos en Irán, Siria y Líbano. Y todo esto se produce en momentos en que Turquía reclama su tajada en el proyecto Nabucco, ya sea mediante la firma de un contrato con Azerbaiyán para la compra de 6 mil millones de metros cúbicos de gas en 2017 o a través de la anexión de Siria y del Líbano, con la esperanza de obstaculizar el tránsito del petróleo iraní o de recibir parte de la riqueza gasífera de Líbano y Siria. Parece que la posibilidad de hacerse de un lugar en el nuevo orden mundial exige prestar cierta cantidad de servicios, que van desde el apoyo militar hasta servir de base al dispositivo estratégico del escudo antimisiles.

Lo que quizás sea la principal amenaza para Nabucco es el intento ruso de hacerlo fracasar mediante la negociación de contratos más ventajosos que los suyos a favor de Gazprom para North Stream y South Stream, lo cual invalidaría los esfuerzos de Estados Unidos y de Europa, disminuiría la influencia de ambos y perturbaría la política energética de esos contendientes en Irán y/o en el Mediterráneo. Además, Gazprom podría convertirse en uno de los inversionistas u operadores más importantes de los nuevos yacimientos de gas en Siria y Líbano. No por casualidad el ministro sirio del Petróleo anunció, el 16 de agosto de 2011, el descubrimiento de un pozo de gas en Qara, cerca de Homs, cuya capacidad sería de 400 mil metros cúbicos diarios (146 millones de metros cúbicos al año), por no mencionar la importancia del gas existente en el Mediterráneo.

Los proyectos North Stream y South Stream han reducido, por lo tanto, la influencia política de Estados Unidos, que ahora parece haberse rezagado. Los síntomas de hostilidad entre los Estados europeos y Rusia se han atenuado, pero Polonia y Estados Unidos no parecen dispuestos a renunciar. A finales de octubre de 2011, estos dos países anunciaron la modificación de su política energética como consecuencia del descubrimiento de yacimientos europeos de carbón que deberían disminuir la dependencia con respecto a Rusia y al Medio Oriente. Ese parece ser un objetivo ambicioso, pero sólo posible a largo plazo debido a los numerosos pasos previos que exige la comercialización ya que se trata de un tipo de carbón hallado en rocas sedimentarias a miles de metros bajo tierra, por lo cual exige el empleo de técnicas hidráulicas de fractura a altas presiones para liberar el gas, y eso sin entrar a considerar los riesgos para el medio ambiente.

 

La participación de China

La cooperación chino-rusa en el campo energético es el motor de la asociación estratégica entre los dos gigantes. Según los expertos, constituye incluso la «base» de su reiterado doble veto a favor de Siria.

Esta operación no tiene que ver únicamente con el aprovisionamiento de China en condiciones preferenciales. China está llamada a vincularse directamente con la distribución del gas a través de la adquisición de activos y de instalaciones, además de un proyecto de control conjunto de las redes de distribución. Paralelamente, Moscú da muestras de su flexibilidad en cuanto a los precios del gas, a condición de que se le conceda acceso al muy provechoso mercado interno chino. Se ha acordado, por lo tanto, que los expertos rusos y chinos trabajen juntos en los siguientes campos: «La coordinación de estrategias energéticas, la previsión y la prospección, el desarrollo de los mercados, la eficacia energética y las fuentes alternativas de energía».

Otros intereses estratégicos comunes están vinculados a los riesgos que representa el proyecto estadounidense de «escudo antimisiles». Washington no sólo ha implicado a Japón y Corea del Sur sino que, a principios de septiembre de 2011, también invitó a la India a sumarse al proyecto. Esto trae como consecuencia que las preocupaciones de los dos países se cruzan en momentos en que Washington trata de reactivar su estrategia en Asia central, o sea en la Ruta de la Seda. Y esa estrategia es la misma que George Bush había emprendido (el proyecto Gran Asia Central) con vistas a contrarrestar –con la colaboración de Turquía– la influencia de Rusia y China, resolver la situación en Afganistán de aquí al año 2014 e imponer la fuerza militar de la OTAN en toda la región. Uzbekistán ya ha dado a entender que podría acoger a la OTAN, y Vladimir Putin ha estimado que lo que pudiera hacer fracasar la intrusión occidental e impedir que Estados Unidos perjudique a Rusia sería la expansión del espacio Rusia-Kazajstán-Bielorrusia, en cooperación con Pekín.

Este panorama de los mecanismos de la actual lucha internacional da una idea del proceso de formación del nuevo orden internacional, basado en la lucha por la supremacía militar y cuyo elemento central es la energía, con el gas en primer lugar.

 

El gas de Siria

 

La «revolución siria» es una pantalla mediática que esconde la intervención militar occidental para la conquista del gas. Cuando Israel emprendió la extracción de petróleo y gas, a partir de 2009, estaba claro que la cuenca del Mediterráneo se había sumado al juego y que había dos posibilidades: o bien Siria iba a ser objeto de un ataque o toda la región lograría vivir en paz, ya que se supone que el siglo XXI sea el siglo de la energía limpia.

Según el Washington Institute for Near East Policy (WINEP, el think-tank del AIPAC), la cuenca del Mediterráneo encierra las mayores reservas de gas y es precisamente en Siria donde se hallan las más importantes. Ese mismo instituto ha emitido también la hipótesis de que la batalla entre Turquía y Chipre se intensificará porque Turquía no puede aceptar la pérdida del proyecto Nabucco (a pesar del contrato firmado con Moscú en diciembre de 2011 para el transporte de gran parte del gas de South Stream a través de Turquía).

La revelación del secreto del gas sirio da una idea de la enorme importancia de lo que está en juego. Quien tenga el control de Siria podrá controlar el Medio Oriente. Y a partir de Siria, puerta de Asia, tendrá en sus manos «la llave la Casa Rusia», como decía la emperatriz rusa Catalina la Grande, y también la de China, a través de la Ruta de la Seda, lo que le permitirá dominar el mundo ya que este siglo es el Siglo del Gas.

Es por esa razón que los firmantes del acuerdo de Damasco, que permite que el gas iraní pase a través de Irak y llegue al Mediterráneo, creando un nuevo espacio geopolítico y cortando la línea vital de Nabucco, declararon en su momento que «Siria es la llave de la nueva era».

El discurso y el poder

* La propuesta del SUMAEM no fue aceptada en el periodo gubernamental estatal del ahora candidato presidencial; por esas vicisitudes de los caminos de su política, sostuvimos posiciones y visiones no sólo discrepantes, sino incluso confrontadas. Inclusive, en el momento oportuno ofrecimos la experiencia para su uso en el gobierno del Estado de México, pero…

 

Luis Zamora Calzada

Es típico en los gobernantes asumir una actitud muy distinta, en tiempos de campaña, al de los años de ejercicio del poder público otorgado por el pueblo. Por ello llama fuertemente la atención la columna del periodista José Fonseca en la edición de “El Economista” del 24 de mayo del 2012 año al afirmar que “…en el jelengue electoral ha pasado casi inadvertido el anuncio del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, de crear un marco legal que le dé a los agremiados a un sindicato el poder de fiscalizar las cuentas de sus dirigencias…”.

Y que el mencionado candidato en su encuentro con los “300 líderes más influyentes de México”, al referirse en el rubro de rendición de cuentas respecto a los sindicatos, expresara que “…en cuanto a los sindicatos, estoy a favor de profundizar su democratización, siendo respetuoso de la autonomía sindical. También estoy a favor de la transparencia y rendición de cuentas -hacia los agremiados sindicales- del uso de los recursos sindicales, que no son públicos…”.

Eso implicaría la intromisión en la vida interna de las organizaciones, que por ley les está prohibido a las autoridades. Sin embargo, el Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México (SUMAEM), ha mantenido esta propuesta como parte de los planteamientos de origen, sobre todo respecto a la transparencia total en la gestión sindical, que nuestra organización gremial ha sostenido como uno de los principios fundamentales para un nuevo sindicalismo en el siglo XXI, y que no ha quedado en eso, sino que constituye uno de los ejes torales de nuestra vida sindical, en cuyo contexto todos los que formamos parte de la directiva hemos depositado nuestra declaración patrimonial, la cual está disponible para ser consultada sin restricciones por cualquiera de nuestros agremiados, al igual que los movimientos y estados financieros que se generarán en un futuro, así como la distribución de los beneficios sindicales.

La propuesta del SUMAEM no fue aceptada en el periodo gubernamental estatal del ahora candidato presidencial; por esas vicisitudes de los caminos de su política, sostuvimos posiciones y visiones no sólo discrepantes, sino incluso confrontadas. Inclusive, en el momento oportuno ofrecimos la experiencia para su uso en el gobierno del Estado de México, recibiendo a cambio:

– Amenazas, despidos injustificados y suspensión de salarios contra los fundadores, que fueron revocados por la protección de la justicia federal en diversos amparos directos.

– Cierre de apertura al diálogo de las instancias de gobierno, que continúan con su cerrazón hasta la fecha.

– Actuaciones contrarias a derecho del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje para evitar la emisión del registro sindical y la toma de nota respectiva, dictadas finalmente por cumplimiento de sentencias de los Tribunales Colegiados y Juzgado federales.

– Intimidación al profesorado para evitar ejercer la libertad sindical que garantiza el artículo 123 constitucional, por la estructura de la instancia educativa local y el sindicato que inexplicablemente defienden.

Durante nuestra larga, en ocasiones amarga y sufrida, pero al final exitosa lucha por el otorgamiento del registro sindical y la toma de nota para nuestra organización, que logramos al ejercer al pie de la letra lo que establece la Ley, se ratifica la validez de otro de nuestros principios en el sentido de que el maestro debe proyectar los caminos para los cambios sociales.

Otra propuesta que hemos sostenido y experimentado en nuestra corta existencia es el Sindicalismo con Responsabilidad Social, el cual plantea el rechazo a la perturbación a la sociedad en la lucha por la defensa de los derechos laborales. Tal y como consta, a pesar de las condiciones adversas que nos impusieron las instancias gubernativas locales, jamás se causó ninguna perturbación que perjudicara a la ciudadanía.

Así mismo, sostenemos la propuesta de una Educación Pública para la Competitividad, reconociendo la irreversible realidad de la inmersión de nuestro país en un contexto de globalización mundial, con las implicaciones de nuevas formas, incluidos procesos de fortalecimiento y evaluaciones adecuadas.

El dilema es diferenciar entre el discurso y la actuación ejercida de una propuesta, quizá atrayente en este momento, que puede anunciar intromisiones no permitidas en la ley a la vida interna de los sindicatos y el menosprecio mostrado por un gobierno estatal ante la misma propuesta en tiempos pasados.

El estigma de la influenza

* El caso de Julieta se remonta a febrero pasado cuando surgió el rumor de que la profesora de la Universidad de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, y también columnista del diario El Financiero, supuestamente padecía influenza AH1N1, diagnóstico que resultó falso tras realizarse exámenes en el sector salud. El hecho provocó que Julieta sufriera atropellos en su lugar de trabajo.

 

Anayeli García Martínez/ CIMAC

Ricardo Bucio, presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), rechazó que en el caso de la periodista y profesora Julieta Buendía Hernández –quien argumenta ser víctima de discriminación– el organismo que preside haya sido omiso, y enfatizó que hasta ahora no puede determinar si hubo discriminación o no en ese asunto.

El caso de Julieta se remonta a febrero pasado cuando surgió el rumor de que la profesora de la Universidad de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, y también columnista del diario El Financiero, supuestamente padecía influenza AH1N1, diagnóstico que resultó falso tras realizarse exámenes en el sector salud.

El hecho provocó que Julieta sufriera atropellos en su lugar de trabajo, pues sin explicación alguna fue removida de los grupos donde daba clases y confinada a un cubículo de la biblioteca de la universidad, lo que ella calificó como actos de discriminación en su contra (Cimacnoticias 29 marzo 2012).

En su momento, Buendía aseguró que la supuesta enfermedad no sólo provocó una alarma en la institución educativa –que incluso cerró durante tres días por una posible epidemia de influenza–, sino también el desprecio de autoridades universitarias, padres de familia y conocidos en contra de ella.

El contrato laboral de Julieta no fue renovado, por lo que el pasado 19 de abril fue su último día en la universidad.

Julieta denunció los hechos ante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y el Conapred –ambas instancias dependientes de la Secretaría de Gobernación–. Las dos se comprometieron a dar seguimiento a su caso.

Tiempo después, Buendía Hernández cuestionó la razón de ser del Conapred, pues lejos del apoyo solicitado, la instancia la excluyó de una reunión de mediación que como quejosa solicitó entre las autoridades universitarias y personal del consejo.

 

Versión oficial

 

En entrevista con Cimacnoticias, Ricardo Bucio sostuvo que no hubo omisión del Conapred en el análisis del expediente de Julieta Buendía, y que hasta ahora no se puede afirmar si hubo o no discriminación contra la profesora y periodista.

Argumentó que esa es una conclusión que se dará a conocer una vez que esté cerrada la investigación, y aseguró que hasta el pasado 22 de mayo –día en que se realizó esta entrevista– el expediente del caso no se había concluido.

“Aún no está cerrado, pero se va a concluir por no sometimiento”, dijo el funcionario, quien explicó que este concepto es una causal de cierre que determina la ley y se refiere a la falta de voluntad y aceptación del particular para conciliar con la o el peticionario que presentó la queja. En este caso, precisó Bucio, no se logró un acuerdo porque la universidad no quiso.

Al cuestionarle si en este caso el Conapred “no pudo” lograr la conciliación entre la quejosa (Julieta Buendía) y el particular (la Universidad de Cuautitlán Izcalli), el funcionario respondió: “No. Eso tal cual es un énfasis equívoco. La institución no quiso conciliar. Es muy distinto. Es distinto decir que el policía no pudo detener al coche que se pasó el alto, a decir el particular se pasó el alto. El responsable no es el policía, el responsable es el particular”.

En su opinión, la institución a su cargo actuó conforme a los lineamientos establecidos en el estudio y trámite de una queja de esta naturaleza, y tomó en cuenta los argumentos de ambas partes. Sin embargo consideró que fueron las autoridades de la universidad quienes no llegaron a un acuerdo con la periodista.

“Conapred habló con las autoridades (universitarias); las autoridades están de acuerdo con unas cosas y no están de acuerdo con otras. Pero al final con lo que no están de acuerdo es con conciliar con la peticionaria”, explicó Ricardo Bucio.

Si bien no se logró la conciliación, se le preguntó al presidente del Conapred si la situación vivida por Julieta en su lugar de trabajo y que se extendió a su vida privada por haber sido estigmatizada de padecer influenza AH1N1, podría ser considerada como discriminación, a lo que respondió: “No lo podemos catalogar antes de (investigar) como ella dice que está sufriendo un acto de discriminación. Nosotros la buscamos para hacer la valoración, no podemos catalogar. Yo creo que eso no lo puede hacer ninguna institución pública responsable a partir de una nota periodística”.

 

Contradicciones

 

Sin embargo, Bucio aclaró que fue el propio Conapred el que buscó a Julieta tras leer la información publicada en algunos diarios sobre el caso de la profesora.

“Nosotros leemos el artículo y nosotros la buscamos. En el artículo ella nombra al consejo –nosotros eso lo monitoreamos–. Yo leo el artículo y le pido al área de Quejas que la busque para ver si quiere presentar una queja por discriminación”, abundó.

Cabe recordar que en recientes declaraciones a Cimacnoticias, Julieta Buendía afirmó que fue ella la que acudió a pedir apoyo al Conapred e interponer una queja por discriminación, en contraste a lo señalado por Ricardo Bucio.

Lo que hace el Conapred –prosiguió el funcionario– “después de llamarle a Buendía” es abrir el expediente de quejas y ponerse en contacto con la universidad. Bucio insistió en que si no hay un convenio de conciliación, es muy complicado determinar si hay o no discriminación.

“Es como decir que el juez determina que alguien es culpable porque alguien lo leyó; puede presuponer que hay un delito, incluso quienes son los responsables, pero no puede determinar que hay un delito”, agregó.

A la pregunta de por qué Julieta fue excluida de la reunión entre abogadas del Conapred y el rector de la Universidad de Cuautitlán Izcalli, Juan Manuel Gutiérrez, Bucio respondió: “no creo que haya sido así. Nosotros tenemos un procedimiento de defensa”.

El funcionario reiteró que el Conapred sólo puede hacer lo que la ley le obliga, y que queda en manos del Legislativo otorgarle más atribuciones. “Por eso queremos que la ley nos permita más, por eso impulsamos esta iniciativa, por eso esperamos que haya una solución favorable”, sostuvo.

“Faltan reformas legales para mejorar las posibilidades de defensa de la ciudadanía”, concluyó Bucio al explicar que la institución recibe todos los casos de discriminación que le llegan, y que no sólo tiene interés en asuntos mediáticos o relacionados con grupos vulnerables.

 

¿Qué dice la ley?

 

El Conapred surgió a raíz de la promulgación el 11 en junio de 2003 de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación. El objetivo del organismo es “contribuir a que toda persona goce sin discriminación de todos los derechos y libertades”.

De acuerdo con la ley, el Conapred debe implementar las acciones de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo federal en materia de prevención y eliminación de la discriminación, y “proteger a todos los ciudadanos de toda distinción o exclusión”.

De acuerdo con el Estatuto Orgánico del Conapred una queja es la denuncia o petición formulada por conductas presuntamente discriminatorias atribuidas a particulares (en el caso de Julieta Buendía, la instancia particular es la Universidad de Cuautitlán Izcalli).

Según la misma normatividad, una reclamación es la denuncia o petición formulada por conductas presuntamente discriminatorias atribuidas a autoridades o servidores públicos.

Sobre los servidores públicos, el artículo 95 del estatuto estipula que si el consejo “comprueba que los servidores públicos o autoridades federales denunciadas cometieron alguna conducta discriminatoria, formulará la correspondiente resolución por disposición (recomendación)”.

Respecto a los particulares que cometan actos de discriminación, la  Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación en su artículo 81 establece que si cualquiera de las partes en conflicto o ambas no aceptan el procedimiento conciliatorio del Conapred, éste “atenderá la queja correspondiente y brindará orientación al quejoso para que acuda ante las instancias judiciales o administrativas correspondientes”.

Dolores y esperanzas

* Las manifestaciones juveniles son un licuado de reclamos legítimos. Ahora, el peligro encarnado en Enrique Peña. Para estas fechas se continúa con un movimiento muy fuerte gestándose en las redes sociales (Facebook y twitter, principalmente). Este fenómeno tiene puntos que lo hacen muy especial.

 

Jaime Garduño

Han transcurrido varios días desde lo que parecía un intrascendente abucheo en la Ibero. Al paso del tiempo, se ha venido convirtiendo en un escenario molesto y hasta peligroso para las cúpulas del poder, representadas por Enrique Peña Nieto.

Las repeticiones y réplicas además en el ITAM, la Anáhuac, el Poli y la UNAM en el DF y otras en por lo menos 16 ciudades más, nos vuelve a cuestionar si los jóvenes pueden hacer el cambio. Los priistas nunca se habrían imaginado que el pic–nic o pasarela que tendría Peña en la Ibero se convertiría en un dolor que lleva ya semanas. Con una monumental manifestación de 46 mil personas en el Paseo de la Reforma (según la SSP del DF), contraria para su imagen y para quienes han construido durante más de cinco años su figura pública: la televisión, el “nuevo PRI” y hasta su relación con Carlos Salinas de Gortari y Arturo Montiel.

Las manifestaciones juveniles son un licuado de reclamos legítimos. Ahora, el peligro encarnado en Enrique Peña.

Para estas fechas se continúa con un movimiento muy fuerte gestándose en las redes sociales (Facebook y twitter, principalmente). Este fenómeno tiene puntos que lo hacen muy especial:

– El candidato priista se queja de que esto es una acción contra él. ¿Será un complot? Pero está inutilizado para usar esta palabra por sus consecuencias políticas.

– Hasta este momento, nunca antes se había presentado que ningún candidato hubiera generado tantas conductas adversas en su contra. Tanto, que ha llevado multitudes, mítines contrarias a su imagen y su campaña.

– Es un político joven. Sin embargo, la propaganda negra es una lista enorme contra él. Sus opositores se ven lejos de él en este sentido. Basta recordar dos lemas en dichas manifestaciones: “¡Fuera!” y “¡asesino!”, acusaciones serias y muy fuertes.

– Se le ha visto y se sabe que ha tenido relaciones con personas que han venido ennegreciendo y manchado aún más la imperceptible imagen del llamado “nuevo PRI”.

– A tal grado ha sido la presión que los llamados “Yosoy132”, exhibieron a las dos televisoras del país: TV Azteca y Televisa. La primera prefirió transmitir un partido de futbol con argumentos estúpidos, atendiendo sus intereses económicos y la segunda, por la clara tendencia en sus programas a favor del candidato del PRI. Para ello basta un ejemplo: el programa “Tercer Grado”. Allí acudió como invitada la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, quien fue exhibida en un interrogatorio, más que entrevista, con ataques permanentes. Carlos Marín, López Dóriga, Víctor Trujillo, Carlos Loret, Ciro Gómez, Adela Micha fueron hasta agresivos y muy duros, amén de las constantes interrupciones cuando iba a contestar. En cambio, el mismo mes, quince días después, el 23 de abril ante la presión a Televisa por las marchas y el reclamo directo a la televisora, “Tercer Grado” entrevistó al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto. Ese día lo único que se vio fue que pusieron sus barbas a remojar. En todo el programa, en vez de respuestas concretas, encontramos un monólogo. Curiosamente, ahora ni fueron agresivos en su entrevista ni mucho menos lo interrumpieron. Para mí la parte más fuerte, si así se le puede decir, fue cuando él hablaba del nuevo PRI y los periodistas. Los mismos que estuvieron quince días atrás le cuestionaron cuáles personas representan o son ese nuevo PRI. La respuesta no llegó, aunque le volvieron a preguntar sobre nombres de ex gobernadores de Coahuila, Veracruz, Puebla y personajes como Montiel y Salinas.

Aquí me detengo para hacer una reflexión:

¿No será que además de los jóvenes, hay otros sectores de la población que se dan cuenta de que a pesar de que el PRI controla el país a través de varias gubernaturas, incontables municipios y un número importante de curules en la Cámara de Diputados y Senadores, la sociedad no ha visto un cambio, una mejora en sus áreas de influencia?

Será que este nuevo PRI, está lejos de la gente.

Será que este llamado nuevo PRI se contradice cuando ve que opera igual que en siglo pasado, con las mismas mañas y trucos.

Este mal llamado PRI ha dejado un amargo, muy amargo sabor de boca.

Finalmente quiero concluir diciendo que el movimiento ya tiene nombre, no es un movimiento estudiantil es “Somos132”, que la prensa internacional ha dado por llamar la Primavera de México.

Hasta este momento ya se anotó su primer tanto, lograr que las televisoras monopólicas transmitan en sus canales estelares el debate. No es cualquier logro, es un gran triunfo por lo que creo que seguirá con reclamos cada vez más justos y más sociales. Invito a que los sigamos muy de cerca, observándolos y replicando su despertar.

Entre abogadas

* En el PRI no se refleja la actividad casi febril de los candidatos locales, menos la de la aspirante a la alcaldía de Toluca, Martha Hilda González Calderón, una experimentada operadora política. Por años trabajó para el PRI y aunque su perfil no impresiona, sus resultados dicen otra cosa.

 

Miguel Alvarado

Enrique Peña da la bienvenida a empleados y visitantes, parado en la puerta principal, justo detrás de dos guardias, muy trajeados, que ocupan sus radios de bolsillo para platicar con sus compañeros de oficio y de tanto en tanto sonríen mientras planean la hora de la comida.

Peña, el aspirante presidencial priista es aquí un adorno más, como siempre lo deseó. Y aquí es la sede estatal del PRI, en el Estado de México, un enorme galerón blanco con tres pisos de democrática actividad, al menos hasta donde se alcanza a ver. Peña, un muñeco de cartón de tamaño natural es un emblema que no puede pasar desapercibido para los empleados que, a las 11 de la mañana, resuelven sus apuraciones con un jugo de verduras mientras esperan a la señora de las tortas, quien en un carrito de mandado lleva hasta cocteles de frutas para fortalecer las trincheras del priismo. La actividad en la sede tricolor, sin embargo, no es la misma que hace un año, cuando Eruviel Ávila, actual gobernador, se aprestaba para la competencia.

– Ahí vamos, ahí vamos –dice uno de los trabajadores, mirando de pronto al muñeco de Peña, parado allí, unidimensional y a todo offset– pero la verdad es que muchos están desilusionados porque piensan que podemos perder –confiesa mientras busca con la mirada la tienda donde se reparten los chalecos cafés para las giras.

Una salita de espera, en Comunicación Social, exhibe decenas de diarios con propaganda priista. Uno de ellos, el semanario La Opinión, dirigido por Rosalinda García Mendoza, publica a todo color 44 páginas de publicidad electoral, la totalidad de su contenido. A veces, en esas páginas, se cuela uno que otro panista o perredista pero en realidad es una fiesta del priismo desbordado, que espera que su candidato lo impulse para de una vez ganar todo el Estado de México.

– No será tan fácil –vuelve a decir aquel hombre, mientras toma un respiro afuera de su oficina, un pequeño cubículo encargado de algo llamado “sector agrario”- Y es que en una encuesta que hicieron los del PRI del DF sale que el candidato aparece en último, nomás arriba del Quadri. Pero falta el final, el mero día, ya sabemos que todo puede pasar, hasta que Obrador quede en último.

No importa que el perredista reciba ahora su dosis de antipatía. Las redes sociales lo han ayudado pero ya le dan la vuelta. En realidad, se considera que Obrador es más peñista que Peña Nieto y de ganar, nada cambiaría. Por lo pronto, enfrenta las evidencias de la telecracia y paga las indiscreciones de sus asesores, como Luis Costa Bonino, a quien se le hace fácil exigir seis millones de dólares a los amables empresarios de la izquierda mexicana que lo mismo leen sobre la muerte del hermano del tabasqueño, un asesinato, dicen los contrarios, que sobre las 700 personas que apenas reunió AMLO en Ixtlahuaca, Estado de México. El caso es que si Peña tiene sus oscuridades, Obrador le compite en cualquier terreno.

El empleado aquel del PRI termina su descanso y regresa al trabajo, donde todavía lo duro no comienza. En el PRI no se refleja la actividad casi febril de los candidatos locales, menos la de la aspirante a la alcaldía de Toluca, Martha Hilda González Calderón, una experimentada operadora política. Por años trabajó para el PRI y aunque su perfil no impresiona, sus resultados dicen otra cosa.

Las campañas locales para alcaldes, vehemente oasis de tranquilidad comparada con los tumultos presidenciales, en Toluca se reducen a los núcleos del PAN y el PRI. El diario local Alfa considera que “en el balance de la primera semana de campaña… la candidata del PAN ganó ventaja a la del PRI. La estrategia de comunicación de Mónica Fragoso ha sido más innovadora y eficaz. El uso de las nuevas tecnologías como internet, en lo general, y las redes sociales en lo particular le han funcionado de maravilla para lo que los mercadólogos llaman reconocimiento de marca y difusión de mensaje básico. Fragoso está llegando a los nuevos electores, sobre todo jóvenes. Por el contrario, Martha Hilda se está apoyando en los medios tradicionales, como la propaganda monumental estática y medios impresos con cada vez menos lectores y credibilidad. Está haciendo las cosas a la antigüita. El primer round, sin duda, es para Mónica”.

González, sin embargo, no es una improvisada. Diputada local, federal y alcaldesa suplente en el actual gobierno que administra el PRI, también fue subprocuradora de Justicia y secretaria de Ecología, además de secretaria general en su partido. Obtener la aspirantía la enfrentó con otro priista, Alfonso Gómez Aguirre, líder del furibundo Frente Nacionalista Revolucionario 3, un brazo del propio partido que ni a sus propios creadores conviene. De cualquier manera, impugnó aquella designación porque González no quiso ocupar el cargo de presidenta municipal cuando la titular, María Elena Barrera, una exitosa ex secretaria particular de Enrique Peña, cambiaba sus municipales obligaciones por una senaduría. El FNR3, dedicado a ejercer presión como lo hizo recientemente contra el gobernador mexiquense Eruviel Ávila por una olvidada promesa de campaña, la activación de la tarjeta de ayuda La Efectiva, dice gestionar “programas de gobierno para personas que lo necesiten”. Organiza plantones y cobra cuotas, que administra el propio Aguirre. Pequeño como es el FNR3, a Aguirre no le alcanzó ni para encontrar entrevista con el presidente del PRI, Raúl Domínguez. El poder es un lujo que Aguirre no puede pagar, aunque haya sido invitado para observar a otros.

Esa opulencia, motivación suficiente para echar a perder la vida en causas de arrabal, tiene para González carácter de obligación. Su grupo, el de Atlacomulco, una inexistente organización en México que está a punto de obtener la presidencia del país, se dedica a eso con pública alegría. Toluca, la capital de un estado que aportará 10 millones de votos a las elecciones no debe ser obviada. Martha Hilda es, después de todo, parte de aquella franquicia que ha sabido encontrar equilibrio en el terremoto que significa la política. Hija del médico Jacinto González, su familia encuentra raíces en San Miguel Chapultepec, minúsculo poblado que la aspirante pronto contrastó con la inglesa niebla londinense, donde estuvo un tiempo, aparentemente alejada de la actividad pública. Colaboradora del ex gobernador Arturo Montiel, la fuerza de González radica en la total fidelidad que le guarda al montielismo y sus ramificaciones. “Parece que fue ayer cuando vivía con sus padres en un edificio de González y Pichardo, cuando decidió abrazar la carrera política de manos del ahora notario Gabriel Ezeta Moll”, recuerda de ella el columnista local Guillermo Garduño. Operadora política de penumbras y reflectores al mismo tiempo, sin embargo se guarda muy bien de no hacer públicos deslices o desplantes. Poco tendrán que reclamarle sus adversarios políticos y mucho que agradecer los de Peña, pues es a él a quien empuja desde sus campañas. Y está bien, los jueces lo permiten pero algunos le han preguntado qué hará con Barrera, la alcaldesa de permiso, pues se le imputan señalamientos como el desvío de recursos para la campaña presidencial -algo tan común y hasta vano que parece que si no es cierto, debió serlo, aunque se involucren 2 mil millones de pesos- y la contratación de un jefe del narcotráfico en la policía municipal. Esto último ha sido criticado precisamente por la rival más fuerte de la priista, Mónica Fragoso, una diputada local del PAN que intenta aprovechar la inversa popularidad de Enrique Peña en los últimos tiempos y regresar a su partido el control de Toluca, un municipio que gobernó 12 años, durante los cuales la escalada de grupos criminales se incrementó notablemente. Uno de aquellos alcaldes, Juan Rodolfo Sánchez, compadre y amigo de Enrique Peña, fue señalado de contribuir para la pérdida del bastión. Una parte del panismo no perdona aún a aquel hombre disfrazado de azul pero con el discurso en tres colores. Otra, le aplaude sinceramente.

Jael Mónica Fragoso Maldonado recorrió el mismo camino que su rival priista pues también su designación fue impugnada. La pista de circo en la que se convirtió el PAN municipal aún no se despeja totalmente, pues 5 de los aspirantes derrotados en lo interno, negaron luego el apoyo a la campaña de la legisladora, barrunto condicionado a que Fragoso les ruegue por ayuda. No los necesita, al menos no para sus giras ni para el debate que González rechazó apenas supo que podría suceder. Identificada con la defensa de las mujeres y grupos vulnerables, la panista al menos levantaba voces y presentaba cifras, cuando denunciaba desde su curul, como sucedió al encabezar a quienes buscaban una cabeza, la del ex procurador Alberto Bazbaz durante el lejano caso de la niña Paulette. Identificada con el grupo del ex alcalde panista Juan Carlos Núñez, quien perdió su segunda elección hace tres años, a Fragoso parece no importarle su relación casi familiar con ese personaje, pues es su cuñada y si Peña representa a la vieja familia feudal, Fragoso lo hace como la última generación de una comodina burguesía política que lo mismo tiene flotillas de taxis que administra capitales públicos como bienes privados. Ese parentesco sembrará la duda para siempre sobre si Mónica lo habría conseguido sola. La historia, esa que es diferente cuando más de dos narran lo mismo, da cuenta del valor de la familia cuando se trata de la democracia, de los cargos de elección popular.

Y por el lado de lo importante, porque también lo hay, las propuestas de las dos abogadas son las mismas, las de siempre, las que a fuerza alcanzan porque nunca se cumplen. Más empleos, seguridad, turismo, impulso a las pequeñas y medianas empresas, transporte. Honestidad. Justo paquete de ilusiones que cada proceso electoral vuelve más pragmático en función del día de las elecciones. Luego, se desvanece alegremente cuando se aborda como proyecto personal y se paga lo que se debe.

El tercero en discordia es el perredista Gilberto Ortiz Torres, salido de alguna parte entre las llamadas tribus de la izquierda que no son, ni siquiera, lo que podrían aparentar. Así, han elegido a un miembro del sindicato de telefonistas que encabeza, para variar, un diputado, Francisco Hernández Juárez.

De Ortiz se sabe poco, y tal vez lo más relevante sea su afición por las botargas con personajes de Walt Disney, que lo acompañaron en candoroso desfile por las calles de la ciudad cuando inició su campaña. Ilustre desconocido, ni siquiera tiene la ventaja de la televisión, que arruina al más popular pero hace la lucha. Dice que tiene 51 años y nació en la colonia Sánchez, un barrio de clase media en la ciudad. “He  nacido en cuna humilde y ha sido gracias a mi trabajo y dedicación que he logrado desarrollarme en diferentes ámbitos de la vida sindical de nuestro municipio”, observa una autobiografía que detalla que ha sido coordinador de campaña de Alejandro Encinas, derrotado en el 2011 por el priista Eruviel Ávila en la contienda por la gubernatura mexiquense.

Herida abierta

* “Eres responsable de dos asesinatos y del actuar de una banda de violadores… tú ordenaste el operativo contra nuestro pueblo, la violencia la provocó tu gobierno”, le encaró a Peña Nieto la esposa de Ignacio del Valle, preso político de Atenco recluido cuatro años en una cárcel de máxima seguridad.

 

Gladis Torres Ruiz/ CIMAC

María Trinidad Sánchez, doña Trini, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, recriminó al priista Enrique Peña Nieto que sus “credenciales para llegar a la Presidencia” sean dos asesinatos y 26 mujeres violadas sexualmente en operativos en esa localidad mexiquense en 2006, cuando él gobernaba la entidad.

Doña Trini enfrentó el 28 de mayo al candidato presidencial por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), durante “Los Diálogos por la Paz” entre los aspirantes a Los Pinos y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), en el Alcázar del Castillo de Chapultepec.

“Eres responsable de dos asesinatos y del actuar de una banda de violadores… tú ordenaste el operativo contra nuestro pueblo, la violencia la provocó tu gobierno”, le encaró a Peña Nieto la esposa de Ignacio del Valle, preso político de Atenco recluido cuatro años en una cárcel de máxima seguridad.

Doña Trini criticó los dichos del candidato presidencial el pasado 11 de mayo en la Universidad Iberoamericana, donde las y los alumnos lo llamaron “asesino” y echaron del plantel.

Ese día, Peña Nieto dijo que por el caso Atenco tomó la decisión de usar la fuerza pública para restablecer el orden público, ya que es un derecho y obligación del Estado, y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló el operativo policial.

La integrante del FPDT le reprochó al ex gobernador del Estado de México su actuar en los hechos del 3 y 4 de mayo de 2006, cuando un grupo de floricultores fue desalojado violentamente en Texcoco, y cuyo resultado fueron dos muertos, varios heridos y 211 detenidos, entre ellos 47 mujeres. De las aprehendidas, 26 fueron violadas sexualmente.

Once de esos casos de abusos sexuales son analizados en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y eventualmente pasarían a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), lo que podría derivar en una nueva sentencia contra el Estado mexicano por violar las garantías humanitarias.

 

Herida abierta

 

La madre de América del Valle, joven que tuvo que dejar el país al ser perseguida por su activismo en el FPDT, le espetó a Peña Nieto: “esto es lo que representa el PRI, un gobierno prepotente y violento”.

Abundó: “estoy aquí porque traigo la voz de mi pueblo, Atenco, donde la herida sigue abierta”. Sostuvo que organizaciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos (DH) señalan que en el operativo policial se cometieron excesos.

El candidato del PRI-PVEM nuevamente aceptó su responsabilidad en los hechos de Atenco y también que hubo excesos, pero aclaró que la lección aprendida es que en el uso de la fuerza pública “debe haber protocolos”.

De igual manera se retractó de su declaración en la Universidad Iberoamericana sobre que la SCJN acreditó el operativo en San Salvador Atenco en 2006.

El poeta y activista Javier Sicilia le respondió: “no escucho su corazón, escucho un discurso al viejo estilo PRI, cuando su partido está impulsando una Ley de Seguridad Nacional que pretende legalizar la guerra contra el crimen organizado”.

En el encuentro, mujeres, familiares y víctimas de la violencia emplazaron a la candidata y los tres candidatos a la Presidencia a que de llegar al cargo pongan fin a la guerra contra el narco, y desmilitaricen en breve al país.

Les reprocharon el actuar de sus partidos en la lucha contra el crimen, la violencia en el país y la reiterada violación a los DH de las y los ciudadanos y les cuestionaron qué harán para restablecer la paz ante el estado de emergencia en el que se encuentra la nación.

Diversas víctimas los llamaron a comprometerse con cuatro puntos referentes a la prevención, justicia y garantía de no repetición de la violencia, así como a realizar un “acuerdo de unidad nacional” antes del segundo debate presidencial programado para el próximo 10 de junio.

A la candidata del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, Sicilia le reprochó la política que ha implementado su partido desde hace 12 años. La panista se limitó a “pedir perdón” a las víctimas.

El MPJD calificó al aspirante por la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, de “autoritario” por supuestamente no admitir críticas a su proyecto de nación.

“Es justicia lo que ustedes piden y es justicia la que yo estoy buscando”, les respondió el perredista. Aseguró que las y los integrantes del MPJD tienen razón en sus demandas, por lo que se comprometió a apoyar sus propuestas.

Finalmente, el abanderado por el partido Nueva Alianza, Gabriel Quadri, dijo estar harto de la violencia en el país.

Definiciones de #YoSoy132

* El consorcio presidido por Emilio Azcárraga Jean persiste en la conducta de apertura ante el movimiento que lo impugna frontalmente, a la vez que lincha sin recato a los maestros de la oaxaqueña Sección 22. Y la mayoría de los intelectuales aliados a Peña desobedecen su línea incluyente que sostiene desde el día 12 y hasta el 25 en que la defendió ante los 862 integrantes del Consejo Político. Marcó, también, que “éste es el tiempo de romper con el pasado” y terminó por deslindarse de su origen y su presente, de sí mismo: “En el México que queremos no tendrán cabida ni la corrupción, ni el encubrimiento y mucho menos la impunidad”.

 

Eduardo Ibarra Aguirre/ Forumenlinea

El creciente e imaginativo movimiento conocido como #YoSoy132 que comenzó en la Universidad Iberoamericana el 12 de mayo, entró a su tercera semana de vida con una importante definición que hacía falta explicitar ante conductas erráticas, para decirlo suavemente, de Josefina Vázquez Mota y de Paco Ignacio Taibo II: “Es un movimiento apartidista y plural, pero no apolítico”.

Definición que fue ratificada por la Coordinadora Universitaria que representa a estudiantes de 17 universidades privadas y públicas como la Iberoamericana, La Salle, Anáhuac, Del Valle de México y Panamericana; así como de los institutos Tecnológico Autónomo de México y Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. También de las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana, Pedagógica Nacional y Autónoma de la Ciudad de México, así como de El Colegio de México, el Instituto Politécnico Nacional y del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados, además de escuelas de artes. Es decir, estamos ante una articulación de voluntades muy diversas.

“No queremos que llegue el PRI para gobernar México, eso lo tenemos muy claro, pero tampoco queremos hacerle la chamba a ningún partido: PRD, PAN o Panal. Creemos en el voto informado y en la participación ciudadana a través del sufragio”, aclararon los coordinadores del movimiento que impugna la candidatura de Enrique Peña y que busca “evitar que se concrete la imposición del duopolio mediático de Televisa y TV Azteca”.

El consorcio presidido por Emilio Azcárraga Jean persiste en la conducta de apertura ante el movimiento que lo impugna frontalmente, a la vez que lincha sin recato a los maestros de la oaxaqueña Sección 22. Y la mayoría de los intelectuales aliados a Peña desobedecen su línea incluyente que sostiene desde el día 12 y hasta el 25 en que la defendió ante los 862 integrantes del Consejo Político. Marcó, también, que “éste es el tiempo de romper con el pasado” y terminó por deslindarse de su origen y su presente, de sí mismo: “En el México que queremos no tendrán cabida ni la corrupción, ni el encubrimiento y mucho menos la impunidad”.

Los estudiantes en movimiento someten a prueba los cansados reflejos de buena parte de la sociedad de adultos mayores que pone a su generación como ejemplo de rebeldía social y política, y a los jóvenes de hoy como alienados por el individualismo a ultranza del capitalismo salvaje que tanto deifican los dueños de México. Pero al irrumpir en las redes sociales y en las calles, los descalifican con la elemental “teoría de la conspiración” donde los señores que “mecen la cuna” resultan ser Carlos Slim en su disputa con Azcárraga III, las “huestes del perverso señor López”, el infaltable imperio del norte que busca “dividir a los mexicanos” para que no tengan en Peña “al mejor presidente de los últimos 100 años…”.

Por fortuna los universitarios asumen mayores compromisos que definen campos y espacios. Expresan adhesión a la lucha que encabezan familiares de las víctimas del feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua, el Estado de México y el país. Apoyan las demandas de San Salvador Atenco, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad –que encabeza Javier Sicilia, asistente a la concentración de la Estela de Luz “como uno más”– y las manifestaciones juveniles reprimidas en cualquier parte del país.

Los jóvenes llaman a nuevas manifestaciones para este lunes y martes, apoyan a los pueblos indígenas en resistencia, a los periodistas alcanzados por la violencia y a los obreros y campesinos que son explotados. Además defienden los derechos de las minorías sexuales acalladas por el oscurantismo.

Con tales definiciones hacen camino al andar.