¡Aguanta vara!

* Uso este espacio para felicitar a los estudiantes de la Ibero que usaron el momento para expresarse. Hubo gente del PRI, entre ellos el coordinador de la campaña de su candidato, que declaraba que estuvieron “organizados” por gente de otros partidos. Pregunto: ¿es acaso malo el que estudiantes de una universidad se organicen?

 

Jaime Garduño

Dice Eugenia León en su canción Tierra Luna, cuya letra musicalizada es un poema de Mario Benedetti, que “… y con el tímido derroche de una paciencia vengadora, tendré las dudas de la noche, sin las respuestas de la aurora. Cuando me canse la rutina, de que me ultrajen y me roben, cuando me canse de esta ruina, me mudaré a la luna joven…”. Más adelante apunta que “… mi triste y cándido planeta, que se creyó civilizado. Ah, tierra luna, tierra luna, mundo caótico y podrido, desde aquí arriba me despido. Adiós”.

Anoto solamente estos párrafos porque ilustran la gran decepción que sentimos muchos, miles, millones de mexicanos. El Instituto Federal Electoral únicamente ha hecho. Y Solamente eso, le ha faltado capacidad para proponer nuevas y mejores formas para evitar que todos los que vivimos en este país, seamos bombardeados por publicidad de mala calidad. Y no me refiero a la calidad de producción, sino a la mala calidad en contenido.

En todas las campañas, desde su inicio hasta la primera quincena de mayo, no hemos visto ni oído, propuestas, planes de trabajo ni nada que se le parezca. Todos los candidatos se han dedicado a atacar y defenderse como la única forma de hacerse notar.

Después de días aburridos de campañas políticas, “el único circo de cuatro pistas”, como así lo presenta Jacobo Zabludovsky en su programa de radio, la gran nota hasta el momento la dio nada menos que la Universidad Iberoamericana, considerada y catalogada para juniors. De ellos se esperaba poco ante lo que todos consideraban sería solamente una exposición y pasarela para el candidato del PRI, una gran pasarela. La Universidad sólo había donado el espacio.

Formados desde las 7 de la mañana en la puerta del auditorio, fueron ingresando únicamente estudiantes de esa institución. No se permitieron invitados ni gente ajena a la Ibero.

Llegó el candidato del PRI y al poco tiempo, conforme avanzaba su exposición, los gritos fueron en aumento. Aparecieron pancartas, protestas en contra del candidato tricolor. Los ánimos se fueron caldeando. Dicen los que ahí estuvieron que lo sacaron sus guaruras “como tapón de sidra”.

El PRI ha exhibido un video muy arreglado para bajar la tensión y cambiar la imagen que se generó de su presencia en la ibero.

La gran inquietud no es lo ahí sucedió. Para mí, la parte que nos debe atender es sobre los elementos que lo suscitaron. Estoy seguro, para quienes hemos tenido el enorme orgullo de haber sido universitarios, que ante todo debemos ser universales, lo que no lleva a ser críticos, con una clara conciencia social. Los universitarios, todos, tenemos la obligación y el compromiso de trabajar para el bien común.

Hay quienes ya egresamos, otros no. No importa, somos universitarios. Porque ser universitarios es eterno, es para siempre y después, cuando nuestro momento haya terminado, en nuestros hechos debemos dejar huella de universitario.

El universitario, hoy más que nunca, debe romper moldes, esquemas pero al mismo tiempo debe proponer y crear. Debe ser agente de cambio. Entendiendo que el cambio es permanente.

Uso este espacio para felicitar a los estudiantes de la Ibero que usaron el momento para expresarse. Hubo gente del PRI, entre ellos el coordinador de la campaña de su candidato, que declaraba que estuvieron “organizados” por gente de otros partidos. Pregunto: ¿es acaso malo el que estudiantes de una universidad se organicen?

Aquí hay dos puntos de vista acerca de organizarse.

1.- Desde el punto de vista de la gente del PRI, da la impresión que los estudiantes estuvieron influenciados, comprados, corrompidos en su pensar y en su hacer.

2.- El otro punto de vista, que vemos muchos, es que organizarse fue haber expresado su pluralidad.

En fin, parece ser que lo que vimos dependía de una postura política. Pero eso sí, nuevamente como universitario felicito ese comportamiento porque no solo estuvieron los inconformes, también los que lo apoyaron, menos quizás, pero ahí estuvieron y no hubo nada, no les pasó nada. Ahí se hizo valer su libertad de expresión y que lástima que en vez de aprender y reconocer la gente del tricolor este descalabro, se dedique a presumir que la gente por estar “organizada” no pensó y se dejó llevar.

Recordemos hace muchos años, cuando Luis Echeverría Álvarez recibió un golpe en la cabeza, o años después, cuando al entonces candidato a la presidencia, Diego Fernández de Cevallos le estrellaron y le llovieron huevos, ambos hechos precisamente en universidades públicas.

¿Qué pasará cuando en estos momentos de crisis política, cualquiera de los cuatro candidatos se presente en esta o en otras universidades públicas o privadas? Creo que la respuesta es sencilla, aprender y entender que es reflejo de la insatisfacción de la gente y sobre todo, aguantar vara.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s