El discurso y el poder

* La propuesta del SUMAEM no fue aceptada en el periodo gubernamental estatal del ahora candidato presidencial; por esas vicisitudes de los caminos de su política, sostuvimos posiciones y visiones no sólo discrepantes, sino incluso confrontadas. Inclusive, en el momento oportuno ofrecimos la experiencia para su uso en el gobierno del Estado de México, pero…

 

Luis Zamora Calzada

Es típico en los gobernantes asumir una actitud muy distinta, en tiempos de campaña, al de los años de ejercicio del poder público otorgado por el pueblo. Por ello llama fuertemente la atención la columna del periodista José Fonseca en la edición de “El Economista” del 24 de mayo del 2012 año al afirmar que “…en el jelengue electoral ha pasado casi inadvertido el anuncio del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, de crear un marco legal que le dé a los agremiados a un sindicato el poder de fiscalizar las cuentas de sus dirigencias…”.

Y que el mencionado candidato en su encuentro con los “300 líderes más influyentes de México”, al referirse en el rubro de rendición de cuentas respecto a los sindicatos, expresara que “…en cuanto a los sindicatos, estoy a favor de profundizar su democratización, siendo respetuoso de la autonomía sindical. También estoy a favor de la transparencia y rendición de cuentas -hacia los agremiados sindicales- del uso de los recursos sindicales, que no son públicos…”.

Eso implicaría la intromisión en la vida interna de las organizaciones, que por ley les está prohibido a las autoridades. Sin embargo, el Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México (SUMAEM), ha mantenido esta propuesta como parte de los planteamientos de origen, sobre todo respecto a la transparencia total en la gestión sindical, que nuestra organización gremial ha sostenido como uno de los principios fundamentales para un nuevo sindicalismo en el siglo XXI, y que no ha quedado en eso, sino que constituye uno de los ejes torales de nuestra vida sindical, en cuyo contexto todos los que formamos parte de la directiva hemos depositado nuestra declaración patrimonial, la cual está disponible para ser consultada sin restricciones por cualquiera de nuestros agremiados, al igual que los movimientos y estados financieros que se generarán en un futuro, así como la distribución de los beneficios sindicales.

La propuesta del SUMAEM no fue aceptada en el periodo gubernamental estatal del ahora candidato presidencial; por esas vicisitudes de los caminos de su política, sostuvimos posiciones y visiones no sólo discrepantes, sino incluso confrontadas. Inclusive, en el momento oportuno ofrecimos la experiencia para su uso en el gobierno del Estado de México, recibiendo a cambio:

– Amenazas, despidos injustificados y suspensión de salarios contra los fundadores, que fueron revocados por la protección de la justicia federal en diversos amparos directos.

– Cierre de apertura al diálogo de las instancias de gobierno, que continúan con su cerrazón hasta la fecha.

– Actuaciones contrarias a derecho del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje para evitar la emisión del registro sindical y la toma de nota respectiva, dictadas finalmente por cumplimiento de sentencias de los Tribunales Colegiados y Juzgado federales.

– Intimidación al profesorado para evitar ejercer la libertad sindical que garantiza el artículo 123 constitucional, por la estructura de la instancia educativa local y el sindicato que inexplicablemente defienden.

Durante nuestra larga, en ocasiones amarga y sufrida, pero al final exitosa lucha por el otorgamiento del registro sindical y la toma de nota para nuestra organización, que logramos al ejercer al pie de la letra lo que establece la Ley, se ratifica la validez de otro de nuestros principios en el sentido de que el maestro debe proyectar los caminos para los cambios sociales.

Otra propuesta que hemos sostenido y experimentado en nuestra corta existencia es el Sindicalismo con Responsabilidad Social, el cual plantea el rechazo a la perturbación a la sociedad en la lucha por la defensa de los derechos laborales. Tal y como consta, a pesar de las condiciones adversas que nos impusieron las instancias gubernativas locales, jamás se causó ninguna perturbación que perjudicara a la ciudadanía.

Así mismo, sostenemos la propuesta de una Educación Pública para la Competitividad, reconociendo la irreversible realidad de la inmersión de nuestro país en un contexto de globalización mundial, con las implicaciones de nuevas formas, incluidos procesos de fortalecimiento y evaluaciones adecuadas.

El dilema es diferenciar entre el discurso y la actuación ejercida de una propuesta, quizá atrayente en este momento, que puede anunciar intromisiones no permitidas en la ley a la vida interna de los sindicatos y el menosprecio mostrado por un gobierno estatal ante la misma propuesta en tiempos pasados.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s