El pirruris

* Peña Nieto sí que es simplemente un “pirrurris”, un invento de Televisa. Para nada estaba equivocado el maestro Luis Javier Garrido cuando apuntaba que en México “todos somos priistas hasta que no demostremos lo contrario”.

 

José Martínez

Los estigmatizó. Hoy, los jóvenes de la Universidad Iberoamericana se han cobrado la afrenta. En su seno ha nacido un movimiento estudiantil que ya se extiende a 54 universidades, incluida la UNAM, para cuestionar a Televisa y al PRI, almas gemelas, que emprendieron un amasiato para dar paso a la farandulización de la política. No es fortuita la relación de los aspirantes a la nueva pareja presidencial: Peña Nieto y la “Gaviota”. Mitad PRI-mitad Televisa.

Cuando Peña Nieto visitó la Ibero, exigió dos cosas: 900 lugares para sus “invitados” (acarreados para cosechar aplausos) y un telepromter. Los jóvenes se irritaron porque Peña Nieto pretendió convertir en un set de televisión a la universidad y, aún peor, incurrió en evasivas sobre la represión a los ejidatarios de Atenco durante su gobierno. Se confirmaba, pues, lo que ya antes advertía el influyente diario Los Ángeles Times que atinadamente lo había definido: “Peña Nieto es bello, pero superficial”.

Pero detrás de este movimiento de universitarios hay innumerables páginas en nuestra historia donde los estudiantes han sido protagonistas y es lo que Peña Nieto ignora, pues como lo demostró en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, está muy ajeno a la cultura y muy distante de los jóvenes.

Peña Nieto sí que es simplemente un “pirrurris”, un invento de Televisa. Para nada estaba equivocado el maestro Luis Javier Garrido cuando apuntaba que en México “todos somos priistas hasta que no demostremos lo contrario”.

Luis Javier Garrido fue un brillante escritor y maestro, integrante de una familia de destacados universitarios. Su padre, Luis Garrido Díaz, abogado y filósofo, ocupó la rectoría de la máxima casa de estudios en dos periodos consecutivos, de 1948 a 1953.

A propósito del movimiento universitario que se vive de cara a las próximas elecciones del 2012, recuerdo una de las obras del maestro Luis Javier Garrido, su célebre ensayo El Partido de la Revolución Institucionalizada. Reflexiono sobre el tema de los universitarios y el PRI porque hay un punto en común: la UNAM alcanzó su autonomía gracias al movimiento estudiantil de 1929 y el PRI nació ese mismo año bajo las siglas del PNR (Partido Nacional Revolucionario).

Aunque nos duela aceptarlo, por desgracia, muchas de las transformaciones del país han surgido a partir del PRI, como ahora donde ya suman 35 universidades del país, incluida la UNAM, en su rechazo al regreso del PRI al poder. No es fortuito que se sumen decenas de miles de estudiantes a este movimiento que salieron de las redes sociales a las calles para manifestar su indignación.

“Somos más de 132, somos miles, cantando, gritando, soñando, moviendo. Estamos despertando a los que permanecen dormidos, a los apáticos, a los corruptos, a los manipuladores, a los gobernantes que se quieren seguir hinchando los bolsillos de dinero. Es tiempo del cambio”.

Esas son las palabras de los asambleístas de 54 universidades reunidos el miércoles 30 de mayo en Ciudad Universitaria donde acordaron conformar 13 mesas temáticas para hacer un plan de acción de cara al proceso electoral del 1 de julio.

Junto con Argentina, México ha sido uno de los precursores de los movimientos estudiantiles en Latinoamérica. Justamente el 21 de junio de 1918 nació en Córdoba, Argentina, el primer movimiento estudiantil de gran importancia en América Latina.

La reforma universitaria, que más tarde se extendió por toda América Latina, significaba mucho más que un episodio estudiantil; su trasfondo fueron la Guerra Europea, la Revolución Rusa, aunque de menor importancia en América Latina en estos primeros años, y la Revolución Mexicana.

En cuanto a México, el año de 1929 constituyó un periodo especialmente crítico del gobierno revolucionario. México salía apenas de la etapa armada; los hechos y las ideas de la Revolución estaban frescos. En ese año se fundó el Partido Nacional Revolucionario, el PNR.

Hombres del lustre de Justo Sierra propusieron generar una Universidad Nacional que fuera también autónoma, pero fue el movimiento estudiantil de 1929, el que obligó al gobierno del presidente Emilio Portes Gil a otorgar la autonomía universitaria.

“La Universidad se hizo autónoma por la revolución de nuestra palabra, nuestra huelga y nuestra sangre”, dijo Alejandro Gómez Arias –presidente del Comité de Huelga del movimiento estudiantil de 1929 por la autonomía universitaria–, palabras que quedaron grabadas en el Palacio de la Autonomía desde 1929 como referencia a la protesta protagonizada por aproximadamente dos mil estudiantes, cuyas bases ideológicas se sustentaron en propuestas de varios pensadores mexicanos, entre ellos, el maestro Justo Sierra.

Queda claro que los movimientos estudiantiles son grandes transformadores de nuestras sociedades, esa es la herencia que recogen hoy los estudiantes de la Primavera Mexicana, que buscan incidir en los cambios que reclama el país. Por eso deseo concluir, que es un honor ser 132.

 

* Periodista y escritor. Es Consejero de la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex). Es autor del libro Carlos Slim, Los secretos del hombre más rico del mundo, y otros títulos, como Las enseñanzas del profesor. Indagación de Carlos Hank González. Lecciones de Poder, impunidad y Corrupción y La Maestra, vida y hechos del Elba Esther Gordillo.

Los contratos de Calderón

* Más de 40 mil soldados que hoy ocupan las calles de México bajo el mando de Calderón no se dedican exclusivamente a mantener la paz. Los militares están entrenados para matar, y lo han hecho cientos de veces, si no miles, en los últimos cinco años mientras servían en la “guerra contra las drogas”. Las ejecuciones extrajudiciales se han convertido en un procedimiento operativo estándar y el ejército se ha hecho conocido por mutilar los cuerpos de sus víctimas, en clara violación del Estatuto de Roma.

 

Bill Conroy/ Narco News Bulletin

El gobierno de Felipe Calderón ha contratado a una agencia de publicidad y de relaciones públicas en los EEUU para promover la agenda política y económica del presidente mexicano previo a la Cumbre del G20, que tendrá lugar en Los Cabos, México, tan sólo unas semanas antes de las elecciones nacionales del 1 de julio.

La medida plantea serias dudas sobre si Calderón está sorteando, incluso posiblemente violando, una disposición constitucional, el artículo 41, que prohíbe al gobierno mexicano participar en la promoción y publicidad política y antes de una elección nacional.

Este año, el Grupo de los 20 (G20), una reunión de los líderes de las economías globales dominantes, será presidido por México, y se llevará a cabo en Los Cabos, ubicado en el extremo sur de la península de Baja California a mediados de junio en un lujoso centro de convenciones construido para la ocasión por el gobierno mexicano, a un costo superior a los 100 millones de dólares. El gobierno mexicano también está pagando unos 47 millones de dólares para organizar y promover la convención misma.

La empresa de marketing que ha sido contratada por el gobierno de Calderón es R&R Partners con sede en Las Vegas. Dicha compañía tiene profundas conexiones con la realeza política de Nevada y saltó a la fama por haber acuñado el lema: “Lo que aquí pasa, aquí se queda” -como parte de una campaña de promoción de la Convención de Autoridad y Visitantes de Las Vegas.

R&R, de acuerdo con una copia del “plan de medios” obtenido por Narco News a través del Registro de Agentes en el Extranjero, “se ha comprometido a ayudar al gobierno mexicano con la promoción de los objetivos del Presidente Calderón para el G20, así como el desarrollo de las reuniones previas y durante la cumbre a través de los servicios de consulta para los medios fuera de México, medios de comunicación social y el sitio web del G20.

El contrato con R&R Partners por cinco meses ha sido suscrito para promover los logros políticos y económicos de Calderón, por un total de 500 mil dólares, de acuerdo a los registros de FARA.

Esa “promoción” incluye presentar “a México y su progreso… en particular, durante el gobierno de Calderón,” utilizando, en parte, “voceros,” sacados de las embajadas y consulados mexicanos, así como de Los Pinos- la oficina y residencia oficial del presidente de México.

El plan de medios muestra algunos de los puntos a ser utilizados:

– El éxito del G20 y el legado del presidente Calderón están indeleblemente ligados, durante junio;

-México y su progreso en los últimos 10 años -y, en particular durante el gobierno de Calderón;

-El Presidente Calderón es el portavoz ideal en este momento en la historia…;

-México tiene una oportunidad sin precedentes para decirle al mundo acerca de sus grandes éxitos en: educación pública, servicios de salud accesibles, inversión en infraestructura (escuelas, universidades, carreteras, puertos, fabricación, exportación, y responsabilidad social).

 

La ciudad del pecado

 

R&R Partners juega en ambos lados de la política estadounidense, con uno de sus directores, Billy Vassiliadis, con estrechos lazos con el senador demócrata de Nevada Harry Reid. Pero, parece que el pacto sobre medios firmado con el gobierno de Calderón está siendo ejecutado por el lado republicano de R&R.

Peter Ernault es el ejecutivo de R&R encargado de supervisar la campaña de la Cumbre del G20 para el gobierno de Calderón, según documentos federales obtenidos por Narco News. Ernault, es un ex diputado republicano de Nevada por tres periodos con estrechos vínculos con el ex senador republicano John Ensign -sirvió como jefe de su campaña en las elecciones al senado del 2000 y 2006.

Ensign renunció a su cargo en 2011 a raíz de un escándalo sexual (tenía un romance con la esposa de un miembro del personal) y su posterior encubrimiento, que involucraba a un ejecutivo de R&R -mientras él se desempeñaba como jefe de personal de Ensign, antes de unirse a R&R.

Aunque Ernault nunca fue acusado de algún delito en el asunto, fue citado para declarar sobre el escándalo por el Comité de Ética del Senado.

Otro ejecutivo de R&R, subordinado a Ernault en Washington DC, como director de asuntos públicos y gubernamentales, es Michael Pieper. Él proporciona el alcance de R&R dentro del Capitolio -habiéndose previamente, de acuerdo a su página de LinkedIn, desempeñado como presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores Republicanos. Pieper también trabajó por un corto tiempo (2007-2008) en el Comité de Finanzas para la asociación Romney para Presidente -durante la campaña presidencial de Mitt Romney en el ciclo electoral de 2008.

R&R, que cuenta con ingresos superiores a los 40 millones de dólares, ha trabajado para una larga lista de clientes, incluyendo grandes corporaciones estadounidenses como NV Energy, Newmont Mining y Western Lithium Corp. Sin embargo, su sitio web no menciona los clientes internacionales y Narco News no pudo encontrar evidencia de que la empresa previamente haya trabajado para el gobierno mexicano. Así que no queda claro por qué Calderón contrató a R&R para su campaña.

Narco News contactó a Ernault, para verificar, entre otras cosas, que R&R no ha trabajado en el ámbito internacional con anterioridad y para obtener una explicación clara de por qué fue elegido para el contrato promocional del G20 en México -sabiendo que hay muchas compañías mexicanas de publicidad que podrían hacer el trabajo.

Ernault respondió por correo electrónico la siguiente respuesta críptica: “Lo vamos a manejar. Gracias”.

Narco News también se contactó con Ricardo Alday González, portavoz de la Embajada de México en Washington, DC, para buscar algún comentario, pero hasta el cierre de esta edición no había respondido.

Sin embargo, para John Ackerman, profesor del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como columnista para el diario mexicano La Jornada y la revista Proceso, parece claro cuáles son las intenciones de Calderón en la Cumbre del G20.

En una columna que escribió para el diario británico The Guardian en noviembre del año pasado, Ackerman dijo lo siguiente:

El G20 cometió un gran error al poner al frente a un criminal de guerra, quien está en medio de una intensa batalla electoral en su país.

…Calderón ya convenció al G20 para mover su cumbre a Los Cabos, para que tenga lugar unas semanas antes de las elecciones presidenciales del 1 de julio. El presidente mexicano espera utilizar la presencia de líderes internacionales para impulsar su poca credibilidad y superar la debilidad de su partido en las encuestas.

…Calderón está especialmente desesperado por reconocimiento internacional, ya que el 25 de noviembre de 2011, un grupo de abogados, periodistas, activistas y académicos, encabezados por Netzaí Sandoval, llevarán una petición formal a la Corte Penal Internacional (CPI) para investigar a Calderón por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

…Más de 40 mil soldados que hoy ocupan las calles de México bajo el mando de Calderón no se dedican exclusivamente a mantener la paz. Los militares están entrenados para matar, y lo han hecho cientos de veces, si no miles, en los últimos cinco años mientras servían en la “guerra contra las drogas”. Las ejecuciones extrajudiciales se han convertido en un procedimiento operativo estándar y el ejército se ha hecho conocido por mutilar los cuerpos de sus víctimas, en clara violación del Estatuto de Roma.

El gobierno de Calderón niega las acusaciones planteadas en noviembre pasado en la petición presentada ante la Corte Penal Internacional (CPI) después de haber sido firmada por unas 20 mil personas, incluyendo académicos, abogados, periodistas y activistas de derechos humanos. También amenazó con emprender acciones legales contra los que presentaron la queja.

De un comunicado de prensa emitido por el gobierno de Calderón:

“Las imputaciones al gobierno de México son claramente infundadas e improcedentes, como lo señalan ya las voces más autorizadas en la materia. Sin embargo, constituyen en sí mismas verdaderas calumnias, acusaciones temerarias que dañan no sólo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México.

Por lo cual, el gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales”.

 

El lustre de Los Pinos

 

Según un reporte del servicio de noticias Bloomberg del 2 de mayo, la gigantesca compañía estatal de petróleos Pemex, recientemente “canceló un encuentro trimestral con analistas e inversores, citando una ley electoral que prohíbe al gobierno la promoción de los logros obtenidos durante una campaña.”

Actualmente, un número de páginas web del gobierno mexicano que anteriormente eran públicas están bloqueadas, desplegándose un anuncio que indica que debido a disposiciones del Artículo 41 de la Constitución, del 30 de marzo al 1 de julio de este año, se “suspenderá” el acceso a secciones de los portales por contener difusión de programas, acciones, obras o logros del gobierno.

Así que, al parecer, algunos en el gobierno mexicano toman en serio la obligación de cumplir con el artículo 41 durante el desarrollo de una elección nacional. Y ese artículo de la Constitución Mexicana parece bastante claro en sus instrucciones:

Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del distrito federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia.

Con su partido, el Partido Acción Nacional, o PAN, quedándose atrás en las encuestas presidenciales por amplio margen, y el control del Congreso mexicano en la cuerda floja, al parecer Calderón tiene todos los incentivos para usar cualquier medio a su disposición no sólo para preservar su “legado”, sino para asegurar que el PAN mantenga, en la medida posible, su base de poder en el país.

Al acudir a una compañía de publicidad y cabildeo (sin anteriores vínculos conocidos cuyo cargo es promover a Calderón y los logros de su gobierno “fuera de México”), parece que Calderón ha encontrado el vehículo perfecto para evadir la prohibición de la publicidad y propaganda del gobierno durante un ciclo electoral, una prohibición establecida en la Constitución Política Mexicana.

Pero claramente hay algunos agujeros en esa línea de racionalización. Entre ellos se encuentra el hecho de que vivimos en un mundo mediático globalizado, y cualquier cobertura de los medios principales o publicidad relacionada con la próxima cumbre del G20 que se celebrará en México en junio (incluso si esa propaganda es publicada o transmitido por los medios de comunicación fuera de México) seguramente estará presente en el país y circulará en el mismo.

Muchos mexicanos tienen televisión por cable, conexión a internet y ven Univision, CNN en español e incluso canales en inglés. Además, los mexicanos que viven a lo largo de la frontera con EU, en lugares como Ciudad Juárez, Tijuana o Nuevo Laredo, ven programas de televisión emitidos en los Estados Unidos.

La campaña mediática de R&R Partners para el gobierno de Calderón también está utilizando las redes sociales, como Facebook y Twitter, que fluyen fácilmente a través de las fronteras internacionales.

Así que parece haber una fina presunción para afirmar que la campaña mediática de R&R (que también está empleando funcionarios y voceros de Los Pinos y embajadas mexicanas) no está violando el espíritu, si no la letra, del artículo 41 de la Constitución mexicana.

Independientemente de que los juristas mexicanos logren su cometido, está claro que la campaña mediática de R&R y los más de 150 millones de dólares que Calderón está gastando en ser anfitrión y en la promoción de la Cumbre del G20, para encubrir una fea realidad que perdurará en México independientemente de los resultados de las elecciones de julio. Y esa realidad es la actual guerra contra las drogas, que se intensificó por Calderón al asumir el cargo en 2006, y hasta la fecha ha cobrado más de 60 mil vidas en México y resultó en cientos, si no miles, de violaciones a los derechos humanos desde que asumió el cargo.

En cuanto al tema de la guerra contra las drogas, el “plan de medios” de R&R Partners para el gobierno mexicano incluye sólo unas pocas palabras -recogidas en una sección para la preparación de “hojas informativas”, o puntos de discusión:

– Crimen y seguridad (con fines de reacción, si es necesario).

En otras palabras, no se dirá nada acerca de la guerra contra las drogas a menos que la cuestión sea abordada por alguien que no está en el guión.

Pero a pesar de los esfuerzos del gobierno de Calderón para lustrar el baño de sangre de la guerra con la ayuda de una empresa profesional de propaganda, o su aparente disposición a evadir la Constitución mexicana, en un esfuerzo para ayudar a limpiar la tragedia de todo esto, la verdad de la guerra contra las drogas seguirá siendo expuesta a diario, con cada bala disparada.

Lo que pasa en Los Pinos puede quedarse en Los Pinos -en lo que respecta a las manipulaciones inventadas en el círculo interno del gobierno.

Desdén oficial

* Amparo Vargas es madre de Eva Cecilia Pérez Vargas, de 16 años, víctima de “El Coqueto” –feminicida detenido en febrero pasado–. La adolescente desapareció el 26 de noviembre de 2011. No regresó a su casa y no contestó su teléfono después de subir a un microbús de la ruta 2 que la llevaría a su casa en Tlalnepantla, Estado de México.

 

Gladis Torres Ruiz/ Cimac

“Yo misma he tenido que buscar a mi hija; las autoridades solamente me dicen: ‘No se preocupe, señora, su hija a lo mejor anda en Acapulco o se fue con su novio’”, relata Leticia Mora Nieto, madre de Georgina Ivonne Ramírez Mora, una de las 600 jóvenes desaparecidas en el Estado de México durante 2011.

Georgina Ivonne, de 21 años, desapareció la tarde del 30 de mayo de 2011 en el municipio de Atizapán de Zaragoza, luego de que salió de compras a un mini súper.

Leticia Mora lleva un año de búsqueda sin que las autoridades mexiquenses le den respuesta. Ella ahora encabeza una red de madres de niñas y jóvenes desaparecidas en la entidad que esperan se les haga justicia.

“Ya pasé el momento de pedir… iba humildemente a pedir que buscaran a mi hija aunque me cerraran las puertas. Yo seguía tocando puertas muy humildemente. Creo que ya no es momento de pedir, es momento de exigir que nos regresen a nuestras hijas”, dice a Cimacnoticias.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) ha reportado que tan sólo en 2011, en el Estado de México, hubo 600 desapariciones de mujeres de entre 10 y 20 años de edad.

De acuerdo con las familias de mujeres y niñas desaparecidas y asesinadas en el Edomex, las autoridades judiciales se han caracterizado por su negligencia para resolver los casos.

Las madres de las víctimas denuncian que hasta han tenido que pagar la gasolina, comida y los saldos de los celulares de los policías ministeriales que son asignados en la búsqueda de las jóvenes.

 

Burla

 

Amparo Vargas es madre de Eva Cecilia Pérez Vargas, de 16 años, víctima de “El Coqueto” –feminicida detenido en febrero pasado–. La adolescente desapareció el 26 de noviembre de 2011. No regresó a su casa y no contestó su teléfono después de subir a un microbús de la ruta 2 que la llevaría a su casa en Tlalnepantla, Estado de México.

Amparo recuerda que ella misma dijo a las autoridades que quien plagió a su hija podía estar en la ruta de microbuses, ya que la última vez que se le vio fue al abordar la unidad de la ruta 2 que, después se supo, manejaba “El Coqueto”. Los ministeriales nunca investigaron esa hipótesis.

La mamá de Eva Cecilia cuenta que en la búsqueda de su hija, la Procuraduría de Justicia estatal le asignó dos agentes, a quienes les pagó la gasolina y en ocasiones también el crédito de sus celulares.

Los ministeriales “la acompañaban” a las direcciones donde podría estar su hija, sin embargo la esperaban en el auto y ella era quien entraba a las casas a buscarla arriesgando su seguridad.

“Cuando salía, los agentes únicamente me preguntaban ‘¿qué pasó? ¿la encontró?’”, narra Amparo Vargas. Por ello, advierte, decidió integrarse a la lucha de las madres de mujeres desaparecidas en el Edomex, para exigir justicia.

 

Feminicidio en la entidad

 

Entre 2005 y 2011, durante la gubernatura del ahora candidato presidencial por el PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto, fueron asesinadas 922 mujeres, registra el OCNF.

La mayoría de los crímenes ocurrieron en los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco y Cuautitlán.

Araceli Estrada también forma parte de la recién creada red de madres en la entidad. Su hija es Viviana Lizbeth Vázquez Estrada, joven de 19 años que desapareció el 22 de noviembre de 2011, en el municipio de Cuautitlán de Romero Rubio.

En entrevista con Cimacnoticias, recuerda que las autoridades antes de buscar a Viviana le dijeron que probablemente “se había ido con su novio y que ya regresaría”.

“La autoridad no investiga y encima de todo niega los casos, como si no existieran. Una vez fueron dos policías ministeriales a mi casa para preguntarme si no tenía noticias, porque ellos no encontraban nada. Me dijeron que mi hija es la única desaparecida en el Estado de México, que no hay más, cuando yo sé que no es cierto porque hay muchas mamás que están buscando a sus hijas”, denuncia Araceli.

Claudia Rojas es madre de Daniela Xóchitl Elizarrarás, de seis años. La niña fue vista por última vez en 2006 cuando jugaba en el jardín de su casa, en un fraccionamiento “cerrado” de Arcos de Tultepec, en el municipio del mismo nombre.

Su madre señala que a pesar de las pistas que indican que la niña, ahora de 12 años, pudo ser llevada a Carolina del Norte, Estados Unidos, o a Catemaco, Veracruz, hasta ahora la policía sigue sin localizarla. La mujer que cuidaba a su hija, de nombre Alicia Martínez y originaria de ese municipio veracruzano, fue detenida y al poco tiempo liberada porque, según su versión, ella no supo qué pasó con Daniela.

La red de madres de jóvenes desaparecidas en el Edomex está en proceso de creación y es acompañada por la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina, encabezada por Teresa Ulloa, quien informa que actualmente llevan 20 casos de desapariciones en la entidad.

La “barrera” de Martha Hilda

* Los últimos 20 días serán los más vistosos para el mexiquense, quien de buenas a primeras observará cómo el voto duro se volcará a las calles para marchar por él. De buenas a primeras, el rapel de Peña encontrará terreno firme y llegará al día de la elección al menos en empate técnico, decretado a los cuatro vientos.

 

Miguel Alvarado

La lucha electoral por la alcaldía de Toluca, capital mexiquense, se centra en las candidatas Mónica Fragoso y Martha Hilda González, del PAN y PRI, respectivamente y que compiten en un clima completamente ajeno a lo que sucede con los aspirantes presidenciales. En suma, las campañas locales en el Edomex no son influenciadas por el Efecto Peña, que desbarranca al PRI a nivel federal cada vez que su aspirante presidencial acude a alguna escuela, dice, calla o alguien lo apoya. Pero tampoco aplica la escalada, en la subcultura de las encuestas, del perredista López Obrador, a quien ejercicios autónomos sobre preferencias le dan hasta 85 por ciento sobre el PRI y Josefina Vázquez, una mujer que se equivocó de estrategia cuando pretendió, con solamente los méritos de género, legitimar el proyecto panista que encumbró a Felipe Calderón hace seis años.

En Toluca pasan de noche los candidatos a alcaldías y diputaciones federales y locales. Las campañas parecen de fabricación casera. Todos los recursos, del partido que sean, han sido destinados para la rifa del tigre, que incluye 88 mil muertos y un pacto infame para que el narcotráfico perdone la violencia contra los ciudadanos. Los 260 mil desplazados por razones de seguridad en el país podrán regresar a sus lugares de origen si están dispuestos a convivir con la entelequia llamada crimen organizado y a entender que la economía nacional no funciona si no es con dinero ilegal.

Por lo pronto un aspirante, el perredista Jorge Hidalgo, recorre a pie las calles de la granizada Toluca. Alto, de unos 45 años, sabe que el valor de la campaña, de la suya al menos, radica en dar la cara. Pero el clima no es benevolente con su equipo, un reducido grupo de cuatro personas que a pesar de todo mantienen la esperanza de una curul en San Lázaro. Mientras dos mujeres adelantan la caminata del candidato para entregar una discreta propaganda amarilla, impresa en papel revolución, con los logros del grupo parlamentario del PRD, Jorge Hidalgo mide con habilidad de atleta el momento oportuno para entrar. Las tiendas comerciales de la calle Venustiano Carranza, en el distrito 34, son ahora los objetivos primarios del suplicante, quien envuelto en una chamarra antirráfagas y con sus ojos muy azules y abiertos como plato, se presenta muy amable y ante quienes quieran escucharlo. Pero la política es también entertainment, un poco de clowner y alguna dosis, no muy severa, de profeta embaucador. Hidalgo y el clima no reúnen esos requisitos y el desinterés no es tan fácil de vencer. Además, el signo de los tiempos es pretender una verdad, al menos una certeza. Hidalgo le dice al muy ocupado dependiente de una papelería que “gracias… psss… necesitamos un cambio, ¿no? Ayúdenme a llegar a la Cámara federal. Estamos comprometidos… pssss…”. Eso, y nada más. Ni siquiera un lápiz que ayude a levantar la vista o un discurso pequeño pero emotivo. Por su parte, Gilberto Ortiz, el militante del sindicato de telefonistas que intenta la alcaldía para el PRD, tiene un auto compacto con una bocina para trasmitir pequeñas cápsulas, inentendibles por la premura del conductor pero que ponen ruido en la desangelada ciudad.

El ejemplo perredista es el mismo para casi todos los municipios, excepto Ecatepec, Neza y algunos otros conurbados, donde el triunfo es una obligación debido a la cantidad de electores que aportan. Pero la estrategia no es igual para todos los partidos. Los priistas, por ejemplo, saben del tobogán indetenible en el que se ha subido la campaña presidencial. Ahora, cada sede estatal en todo el país tiene la obligación de cerrar filas, lo que significa aportar dinero en efectivo y suministros para el presidenciable. Desde Puebla, por ejemplo se tramita la impresión de 150 mil mantas. En Jalisco, se han pedido 5 millones de servilleteros, 3 millones de playeras blancas y dos de cajas de cartón. Los pagos son inmediatos y de contado, sin factura y sin preguntas.

Los últimos 20 días serán los más vistosos para el mexiquense, quien de buenas a primeras observará cómo el voto duro se volcará a las calles para marchar por él. De buenas a primeras, el rapel de Peña encontrará terreno firme y llegará al día de la elección al menos en empate técnico, decretado a los cuatro vientos.

Para Toluca, donde dos tercios apoyarían al PRI y el resto al panismo de Mónica Fragoso, algo significó una encuesta que una empresa llamada SIMO, a quien relacionan con la vocera presidencial, Alejandra Sota, sin que esto haya sido confirmado, reprobara la anterior administración del PRI.

SIMO en Toluca afirma que la alcaldesa priista, María Elena Barrera, con permiso porque contiende por una senaduría, ha sido reprobada por los habitantes, donde apenas el 42 por ciento respalda su administración. SIMO señala que apenas el 47 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 22 años están a favor de Barrera. Cuarenta y dos por ciento de las mujeres la aprueban pero apenas obtiene 5.68 por ciento en el difícil arte de cumplir lo que prometió. Los adultos jóvenes la reprueban con 60 por ciento y aseguran que el gran reclamo en la capital es la inseguridad y el desempleo.

Barrera dejó el encargo pero la presidenta suplente era Martha Hilda González, quien decidió que las obligaciones de un presidente municipal pueden venderse a niveles elementales y pasar como propuestas de campaña. Barrera, una antigua secretaria particular de Peña Nieto y ex secretaria del ISEM que alcanzó la presidencia de Toluca luego de 9 años de administraciones panistas, intenta no perder la ciudad, pero poco importará si no se consigue Los Pinos.

Toluca es leal con su ex gobernador y la estructura lo arropará. Pero la ciudad no es representativa en términos electorales. El movimiento “Yosoy 132” en esta ciudad es apenas pocos menos que espontáneo, aunque sincero. En un principio desligado del original, en la ciudad de México, comprendió que solo no podrá, ni siquiera, marchar en contra de una corrupción institucionalizada por décadas. Luego de buscar objetivos, la marcha toluqueña deberá entender que no es necesario ir al DF para encontrar a Peña o la corrupción que su partido representa.