Seis años

* Claudia Rojas recuerda que el último día que vio a su hija fue como cualquier otro: “nos levantamos, nos arreglamos para llevar a las niñas (la mayor tenía 10 años; Daniela, 6; otra de 5 años y la menor de 3), a la primaria Adolfo López Mateos, la cual está a tres minutos de la casa y dentro del mismo fraccionamiento”.

 

Gladis Torres Ruiz/ CIMAC

Claudia Rojas Álvarez y Noé Elizarrarás Ríos llevan seis años buscando de manera incesante a su hija Daniela, quien desapareció el 31 de mayo de 2006, en Tultepec, Estado de México.

El padre y la madre de la niña cuentan a Cimacnoticias que han realizado denuncias, mítines, marchas, conferencias de prensa, pero la respuesta de las autoridades mexiquenses siempre es la misma: no hay pistas.

Daniela Xóchitl Elizarrarás Rojas fue vista por última vez en 2006, cuando tenía seis años y jugaba en el jardín de su casa, en el fraccionamiento Arcos de Tultepec.

Claudia Rojas recuerda que el último día que vio a su hija fue como cualquier otro: “nos levantamos, nos arreglamos para llevar a las niñas (la mayor tenía 10 años; Daniela, 6; otra de 5 años y la menor de 3), a la primaria Adolfo López Mateos, la cual está a tres minutos de la casa y dentro del mismo fraccionamiento”.

Sin embargo ese día algo llamó la atención de Claudia: en el momento en que arreglaba a las niñas y desayunaban, la señora Alicia Martínez Patiño, de unos 65 años de edad –quien ayudaba en los quehaceres de la casa–, hacía muchos comentarios sobre su hija Daniela.

“Me dijo que no había hecho tareas el día anterior, que había perdido sus cosas de la escuela, que no la obedecía, por lo que Dany se defendía diciendo: ‘Eso no es cierto seño, sí hice tareas y no perdí mis cosas’”, relata Claudia.

 

Misteriosa desaparición

 

La madre de Daniela narra que alrededor de las 13:30 desde su lugar de trabajo se comunicó con Alicia. “Le pregunté por mis hijas y ella respondió: ‘aquí están, casi vamos llegando de la escuela. Ya les voy a dar de comer’”.

Claudia se volvió a comunicar con Alicia como a las 18:15 para saber cómo estaban sus hijas. “Están bien, están aquí afuerita (en el jardín del condominio)”, fue la respuesta de la mujer.

A los pocos minutos Claudia Rojas volvió a llamar a su casa ante el presentimiento de que Alicia le quería decir algo más. Ella dijo que no y que Daniela estaba llorando.

“Le dije: ‘por favor vea qué le pasa a la niña. Yo me comunico en cinco minutos’. Así lo hice, me comuniqué y le pregunté por qué llora la niña. Me dijo: ‘No está Daniela; me están ayudando las vecinas a buscarla, pero no aparece’”, cuenta la madre con angustia al recordar el momento.

“Voy para allá”, platica Claudia que atinó a decir. Se siguió comunicando de manera constante para preguntar por Dany, pero la respuesta fue la misma: “no aparece”. La madre comenta que nunca notó que Alicia estuviera preocupada por la desaparición de la niña.

Claudia Rojas y Noé Elizarrarás dicen que Daniela fue vista por última vez por una vecina, quien se dio cuenta que la niña lloraba sentada en un montón de grava. La mujer fue citada a declarar por las autoridades hasta febrero de 2007, y sólo ratificó que vio a Dany llorando.

La madre de la niña explica que la llegada ese mismo día de un hijo de Alicia podría estar vinculada con la desaparición de Dany.

Víctor Manuel Guzmán Patiño, de 27 ó 28 años de edad, llegó de Catemaco, Veracruz, para comprar una camioneta para trabajar. Según dijo Alicia, su hijo se quedó con una hermana de ella en Tlalnepantla.

Claudia narra que en febrero de 2006, Alicia Martínez le notificó que ya no trabajaría para ellos porque deseaba irse a su casa en Catemaco.

“En la Semana Santa de 2006, Alicia se fue de vacaciones a Catemaco. Cuando regresó, le dijo a Danielita: ‘ahora que salgas de la escuela y que estés de vacaciones te voy a llevar a mi casa de Veracruz’. Dany le respondió: ‘no voy porque mis papás no me van a dar permiso’”, relata la madre, quien estuvo presente en esa conversación

Esa charla forma parte del testimonio de los padres de Daniela ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM). La denuncia por desaparición CUA/11/2931/2006-05 se presentó ante el Ministerio Público de Cuautitlán “contra quien resulte responsable”. El caso de Daniela Xóchitl Elizarrarás Rojas está asignado en el expediente 312/EXT/2006.

 

Conexión Catemaco-EU

 

Claudia Rojas comenta que durante la búsqueda de Dany, ese mismo día, se encontró con Víctor Manuel Guzmán –el hijo de Alicia Martínez– acompañado de un hombre que atiende una recaudería ubicada en la salida del fraccionamiento Arcos de Tultepec.

“Cuando me vio, se escondió detrás de esa persona y estaba pálido. Le dije: ‘¿Que sabes de mi hija?’, y titubeó. Sólo respondió: ‘Yo no sé nada, señora’. Le insistí: ‘¿Estás seguro?’. Dijo sí y se fue”, narra la mamá de Dany.

Agrega que días después ella fue a la recaudería a hacer unas compras, y que el sujeto que estaba con Víctor (encargado de ese negocio) le dijo: “Ya no busque a su hija, nunca se la van a dar, además ya está muy lejos”. Claudia le contestó: “¿Por qué dices eso?”, a lo que el hombre sólo alcanzó a decir: “Nada más se me ocurrió decirle eso”. Este hombre nunca fue investigado, denuncia la madre de Dany.

Claudia señala que la Policía Ministerial investigó a más de 30 personas de diferentes casas del condominio donde vive la familia Elizarrarás Rojas, pero que no encontró ninguna pista.

Sólo Alicia Martínez y su hijo, Víctor Manuel Guzmán, fueron arraigados en una casa de seguridad durante 28 días y al final liberados. “Los ministeriales únicamente nos dijeron: ‘no les sacamos nada’”, lamenta Rojas Álvarez.

Durante un par de años, Alicia continúo entrando al fraccionamiento para recoger ropa que le planchaba a algunas vecinas.

Los padres de Dany sospechan también que su hija podría estar incluso en Raleigh, Carolina del Norte, Estados Unidos, toda vez que allá vive una hija de Alicia Martínez, de nombre María de Jesús Guzmán Martínez, quien se fue a alcanzar a su pareja a finales de febrero o inicios de marzo de 2006, unos meses antes de la desaparición de la niña.

Anuncios

2 comentarios

  1. Bueno, es obvio que aqui no van a hacer nada, en México todo es posible pero tratandose de justicia es imposible. Sabemos que en Estados Unidos encuentran porque encuentran al delincuente asi se gaste el dinero que aqui se gasta en…(otras cosas) se debería tener alguna forma de reportarla en USA; alla es otra cosa y lo sabemos.

  2. mas claro ni el agua esa gente se la robo y la “justicia mexicana ” lo sabe… hay que buscarla en USA


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s