Amigos de lo ajeno

* El virtual presidente no desconoce los negocios. Tuvo seis años para practicar y seis más para aprender de su tío, Arturo Montiel, la razón de las cosas. Monex y Soriana representan lo que mejor saben hacer los del Grupo Atlacomulco. El poder público es un negocio. Así, funcionarios públicos y empresarios comparten los mismos afanes y unos y otros se benefician con contratos y apoyos para campañas políticas.

 

Miguel Alvarado

Dios anida en la Catedral de Toluca. Desde allí lanza arengas y prepara a la feligresía católica para el fin del mundo. Si el tema no es creíble, entonces voltea al final de las elecciones presidenciales y decide, toma partido, a riesgo de parecer todavía menos confiable. Pero si la transubstanciación es posible en pan y vino, no lo es en boletas electorales, ni siquiera por los milagrosos y documentados esfuerzos de las empresas Monex, Alkino, Soriana, Inizzia, Efra, Televisa, TV Azteca y Milenio, entre las más destacadas aliadas del virtual ganador presidencial Enrique Peña. Los votos no se transforman, sólo se sustituyen. Y Dios, en su inteligencia, eligió en Toluca a un vicario parlanchín, Guillermo Fernández Orozco, que cuestiona tenazmente cualquier manifestación contra los resultados del primero de julio. Fernández es muy cuidadoso cuando debe mencionar al priismo, al gobernador Eruviel Ávila y Peña. Para el vicario, el movimiento Yosoy132 ni siquiera respeta la edad, pues “¿de veras es juvenil?, porque hay gente (en ese movimiento) de más de 60 años, ¿son estudiantes?, no dudo que haya alumnos, pero hay algo que está al fondo de todo eso, que es la falta de oportunidad de obtener un trabajo”, confesaba a El Sol de Toluca, propiedad del oficioso Mario Vázquez Raña.

El sacerdote desubica sin vacilaciones los reclamos del perredista López Obrador y el Plan Nacional de Defensa de la Democracia. “Yo preguntaría cuál es el plan, porque lanzar unas cuantas ideas… eso no es plan, yo quiero ver el plan y emitir un juicio, yo creo que sí hay situaciones rescatables de lo que propone porque son cosas en las que todos coinciden”.

En una entidad donde la iglesia católica es pariente en grado de sangre de los políticos que la gobiernan, no es difícil comprender las posturas eclesiásticas y discernir que hasta lo que dice un vicario es importante. Así, la historia pública del Estado de México señala que el Grupo Atlacomulco ha colocado en cargos de primer nivel dentro del catolicismo a sus propios elementos. Uno, el más famoso a pesar suyo, fue el primer obispo de Toluca, Arturo Vélez Martínez primo-hermano del gobernado Alfredo del Mazo Vélez y a quien se le encomendó la construcción de la Catedral local. Vélez, el cura, organizaba rifas entre los fieles para allegarse de recursos pero cuando llegó la hora de la rendición de cuentas, faltaba el dinero. Un abogado del periódico Excélsior, que se hallaba entre los defraudados, comenzó la investigación y el pleito, que terminaron cuando el primo gobernador intervino y salvó al sacerdote de la cárcel, pues José López Portillo, en ese entonces apoderado legal del diario, no se andaba por las ramas.

Nadie sabe si Del Mazo Vélez pagó aquel descalabro con dinero de su bolsa o usó alguna partida pública. Lo cierto es que la Catedral fue terminada y el obispo se murió de viejo en su encargo, no sin antes desarrollar interesantes proyectos hoteleros que le dieron el control de esa actividad en el  valle de Toluca y junto con su familia regenteó el enorme Hotel del Rey, cadena que ahora domina en el Estado de México.

A diferencia de Raúl Vera, el único obispo en activo comprometido con causas sociales y que abiertamente denuncia al narcopoder que le espera a México, los vinculados con Peña callan penosamente mientras el reparto del país sucede.

El virtual presidente no desconoce los negocios. Tuvo seis años para practicar y seis más para aprender de su tío, Arturo Montiel, la razón de las cosas. Monex y Soriana representan lo que mejor saben hacer los del Grupo Atlacomulco. El poder público es un negocio.

Así, funcionarios públicos y empresarios comparten los mismos afanes y unos y otros se benefician con contratos y apoyos para campañas políticas. Uno de los empresarios favoritos del sexenio de Peña Nieto es Juan Armando Hinojosa, de quien el diario Alfa documenta contratos por más de 23 mil millones de pesos en menos de seis años y que tiene que ver con la construcción de obra pública. Ninguno como él se enriqueció tanto a la sombra del peñismo. Obtuvo, por ejemplo, la edificación del Viaducto Elevado y la obra y mantenimiento del Hospital Regional de Zumpango, en el 2011, y que costó 7 mil millones de pesos, que pagará el gobierno del Edomex en 25 años. También incursiona en la prestación de servicios y para ello formó una empresa de transporte aéreo, Eolo, que rentaba a peña las naves para giras y traslados personales con tarifas de hasta 3 mil 500 dólares la hora de vuelo. Hinojosa está relacionado con Jorge Hank Rhon a través del Grupo Hermes, otra empresa constructora.

Un hijo del empresario, Juan Armando Hinojosa García, estuvo casado dos años con Rosa Herrera Borunda, hija del ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

Otro beneficiado por Peña es el abogado Juan Collado Mocelo, abogado de Carlos Salinas y su familia y de personajes públicos acusados por delitos de alto impacto. Representó a Raúl Salinas cuando el homicidio de Francisco Ruiz y por lavado de dinero.  Se le considera enlace entre Peña, Salinas y el grupo del ex procurador de Justicia mexiquense y actual diputado federal, Alfonso Navarrete Prida. Sus propiedades en Miami fueron centro de reunión para ese grupo, que también ha verificado juntas en hoteles de Madrid, entre el 2010 y el 2011. Es socio de la Inmobiliaria Collado-Mocelo, del Grupo Inmobiliario Futor, S.A. de C.V, de la Inmobiliaria CM, de la Inmobiliaria Collado y Asociados y del Residencial Bosque Huixquilucan.

Monex, la empresa que trianguló monederos electrónicos pagados por el PRI, tiene como accionistas principales a Héctor Pio Lagos Dondé, Héctor Lagos Cue y Monex, Grupo Financiero.

Lagos Dondé y Luis Videgaray Caso estudiaron en el ITAM. Los accionistas de Monex trabajaron para el gobierno de Fidel Herrera en el 2006, proveyendo servicios financieros para Veracruz, operación de sucursales bancarias, fondos de inversión, fondos de reserva ecológica y apoyo a comunidades afectadas por la migración a través de una fundación. Héctor Lagos Cué, fundador de Monex fue operador bursátil y uno de los fundadores de Inversora Bursátil de Carlos Slim Helú.

Sobre la actual esposa de Peña, Angélica Rivera, se sabe que posee una casa en Avenida Paseo de las Palmas No. 1335, colonia Lomas de Chapultepec, comprada el 14 de diciembre del 2010 por 27 millones 651 mil 744, a través de la Fideicomisaria Televisa Talento, S.A. de C.V. Rivera Hurtado se unió a Peña el 27 de noviembre de 2010. La madre de la actriz de Televisa, María Eugenia Graciela Hurtado Escalante, apareció en eventos públicos representando a Peña en el 2010 y rentaba un inmueble en el fraccionamiento Huixquilucan Country Club, propiedad de Pablo Funtanet Real, miembro de la familia Funtanet, políticos y empresarios que trabajaron con Peña Nieto y Arturo Montiel.

Otros beneficiados fueron los integrantes de la empresa Carson and Brasch Pyme, S.A. DE C.V, ubicada en Masaryk 188, en  Bosques de Chapultepec del DF. Su sede, adquirida el 3 de abril de 1998 y que cuenta con 450 metros cuadrados, costó 2 millones 350 mil dólares. Sus socios principales, según la escritura pública 33909, Folio Mercantil 356452, son José Manuel Cadena Ortiz de Montellano (18 mil 20 acciones), Carlos Alberto Cadena Ortiz de Montellano (15 mil 80 acciones), María Eugenia Cadena Ortiz de Montellano (2 mil 100 acciones), Carlos Sebastián Hernández Padilla (700 acciones), Rodolfo Antonio Reyes Villareal (5 mil acciones), Octavio Dueñas Islas (4 mil 150 acciones), Jesús Tiberio Bustamante Monroy (4 mil 150 acciones) y Guillermo Álvarez Domínguez (800 acciones). Manuel Cadena Morales, ex secretario de Gobierno de Arturo Montiel y operador político de Carlos Salinas, es el padre de los Cadena Ortiz de Montellano. Uno de ellos, Carlos Cadena Ortiz, es secretario del Medio Ambiente en el gobierno mexiquense de Ávila Villegas y sería nombrado, en días pasados, presidente de la Asociación Nacional de Autoridades Ambientales. Su padre, Manuel Cadena, perdió las elecciones recientes para la presidencia municipal de Texcoco, con lo que se considera que su carrera pública está terminada. Este personaje mantuvo pláticas con el PRD estatal para convertirse en candidato a la gubernatura del Edomex en el 2011. Puso un periódico, Despertar de Oriente, que desató la furia de Mario Vázquez Raña, dueño de El Sol de Toluca, pues competiría por las publicidades que generan los municipios del valle de México. Vázquez consiguió que se cambiara el nombre de aquella publicación y de paso publicó reportajes en contra de Cadena.

Lo anterior es apenas parte de una larga lista de beneficiarios, figuras políticas que desempeñan también el rol de empresarios y sacan partido de posiciones y relaciones. Pero hay d etodo. L atienda Soriana, por ejemplo, vendió apenas este año 595 millones de pesos al gobierno de Eruviel Ávila, documentaba el diario local Alfa.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s