Cerrar filas

* En Campeche, el 7 de agosto del 2012, Ávila hacía un llamado a los mexicanos para que reconocieran de una vez por todas a Peña, y cerraran filas en torno a su triunfo. “Hoy, más que nunca, todos debemos cerrar filas en torno a Enrique Peña Nieto. Si bien soy respetuoso de las expresiones, yo creo que ya es momento de darle vuelta a la página, de ponernos a trabajar y respaldar a Enrique Peña Nieto”, dijo el de Ecatepec tras asistir al informe de gobierno de Fernando Ortega.

 

Miguel Alvarado

Para el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, el proceso electoral ha terminado y Enrique Peña es el nuevo presidente del país. El mexiquense, a quien señalamientos del PRD han acusado de operar a favor del priista desviando recursos y poniendo al servicio del equipo de campaña cuentas bancarias, aprovecha foros públicos para cabildear por quien en las oficinas de gobierno los funcionarios llaman el “Jefe de Jefes”.

En Campeche, el 7 de agosto del 2012, Ávila hacía un llamado a los mexicanos para que reconocieran de una vez por todas a Peña, y cerraran filas en torno a su triunfo. “Hoy, más que nunca, todos debemos cerrar filas en torno a Enrique Peña Nieto. Si bien soy respetuoso de las expresiones, yo creo que ya es momento de darle vuelta a la página, de ponernos a trabajar y respaldar a Enrique Peña Nieto”, dijo el de Ecatepec tras asistir al informe de gobierno de Fernando Ortega.

Ávila es mencionado con insistencia como uno de los posibles miembros del gabinete de Peña, que dejaría la entidad en manos de Ernesto Nemer, primo político del virtual ganador y actual secretario de Gobierno del Edomex. Ávila ganó la candidatura priista a cambio de apoyar la campaña peñista, obtener concesiones y alianzas comerciales como la que logró al lado de Carlos Slim y que les entrega concesiones para gasolineras, y de apoyar su propio capital político, apuntalado desde el valle de México.

Casi todo consiguió Eruviel diligentemente, aunque para ello debiera dejar de trabajar en su cargo público. Durante las campañas, Ávila desapareció de la escena pública. Sólo acudía a eventos programados de bajo perfil y al cierre de campaña del priista en Toluca, donde vaticinó su triunfo.

Ahora, entrampado por autorizar una cuenta bancaria a Luis Videgaray, pero que está a nombre de su gobierno, Ávila empieza desde cero un mandato que tiene ya seis meses de retraso y mientras intenta recuperar el tiempo perdido, se defiende como puede.

El secretario de Finanzas mexiquense, Raúl Murrieta, que trabajara junto a Videgaray en la administración de Peña, comenta oscuramente sobre Scotiabank y se apresura, en sus pausas de político- operador, a conjeturar sobre documentos que nunca podrán probarse en su total oficialidad, aunque contengan más certezas que palabras y según su vocabulario, analiza “emprender acciones legales  ante las falsas afirmaciones del senador Ricardo Monreal”.

Cree que hay dolo en el manejo de la información de los perredistas como el rompimiento del secreto bancario, que los datos mostrados son selectivos y cuestiona cómo accesaron a esa cuenta. La lógica indica que alguien del gobierno mexiquense, del banco, del equipo de Videgaray o de la Secretaría de Finanzas proporcionó la información.

La famosa cuenta, la 03800806935 de Scotiabank, recibe dinero de otra, la 132540061 de BBVA Bancomer, donde a su vez se depositan recursos federales.

La triangulación de dineros que proveniente de la Federación, encabezada por el panista Felipe Calderón y auditada por su propio equipo de trabajo, alimenta toda clase de conjeturas. La noche de la elección del primero de julio, Josefina Vázquez, quien se identificaba  como “La Diferente”, aceptó su derrota a cinco minutos de comenzado el conteo. Calderón felicitó a Peña con el 25 por ciento de los sufragios contabilizados. Allí comenzó la legitimación de un fraude que para los perdedores no puede ocultarse. Pero lo mismo cree la mitad del país, que señala a la otra de participar o solapar las actividades ilícitas. En realidad, la mayoría es espectadora desentendida que reflexiona a partir del modelo establecido por aquello sin forma denominado “sistema” y que concede que todavía existen caudillos, blancos o negros, que determinan ellos solos el destino de millones. Este determinismo crea escenarios fantasmales y obliga a quienes no se dan cuenta a reaccionar y circular en caminos que no llevan a ninguna parte. Son legales, pero inútiles.

La aceptación de esa alteridad causa todo y ningún beneficio se obtiene. La información oficial es falsa y todo lo que surge de ella también lo es. México es gobernado por un piso único de políticos, empresarios, narcotraficantes y curas que al mismo tiempo responden a alianzas extranjeras y un orden mundial que beneficia a pocos.

La realidad social mexicana, aun viviendo como ese piso de extrapoderosos ha decretado, echa olímpico relajo en Londres y aprovecha las redes sociales para manifestar repudio al mexiquense Peña y a su caterva de priistas a las afueras de Wembley, antes del partido de futbol entre México y Japón. Enmascarados de plata, robustos charros y una mujer bigotona con mensajes en inglés escritos sobre su cuerpo denunciado la falsedad de la democracia mexicana. Las redes sociales lo trasmitieron pero nada más.

Eruviel reconoció la existencia de la cuenta maldita de Scotiabank, después de reclamar a los banqueros el terrible descuido en el marco de los primeros cambios en su equipo de trabajo. Cumplió ya una parte de sus promesas de campaña. Pagó y ahora encara la renovación, la llegada de los montielistas que aseguran el control de la entidad para Peña y su fachada presidencial.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s