Ayuntamientos flacos… elecciones gordas

* Como la mayoría de los 125 presidentes municipales son de extracción priista, en el marco de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo, durante el mes de marzo, culparon al gobierno federal de las incapacidades del recién estrenado y fontanero electoral, Eruviel Ávila Villegas, quien a pesar de haber comprado miles de votos, carece de una base social suficientemente fuerte para exigirle al gobierno federal los recursos que le corresponden al Estado de México.

 

Félix Santana Ángeles

Durante los primeros meses del 2012, varios presidentes municipales del Estado de México se quejaron de la dramática disminución de las partidas presupuestales que el gobierno del Estado les comenzó a aplicar. Su falta de liquidez alcanzó niveles alarmantes, a tal grado que no contaban con recursos ni siquiera para pagar la nómina para los trabajadores de menores ingresos o para comprar gasolina para los autopatrullas, ambulancias y camiones recolectores de basura.

Esta situación llevó a la parálisis administrativa a los gobiernos municipales, que ante la falta de recursosfinancieros, les sirvió de coartada perfecta para maquillar su constante incapacidad e ineficacia para brindar servicios públicos básicos.

Como la mayoría de los 125 presidentes municipales son de extracción priista, en el marco de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo, durante el mes de marzo, culparon al gobierno federal de las incapacidades del recién estrenado y fontanero electoral, Eruviel Ávila Villegas, quien a pesar de haber comprado miles de votos, carece de una base social suficientemente fuerte para exigirle al gobierno federal los recursos que le corresponden al Estado de México.

Por ejemplo, a municipios como Almoloya de Juárez, según el presidente municipal, le recortaron 27 millones de pesos, es decir el 80 por ciento de sus recursos; a Xonacatlán, de 13 millones que esperaban recibir, sólo les asignaron 6.7, es decir, la mitad del FISM. Temoaya, en el 2011, recibió 58 millones y para este año esperan recibir 44% menos, es decir, sólo 35 millones. O Naucalpan, que de 94 millones, sólo recibiría 45, según el diputado Carlos Iriarte.

Al hacer una revisión retrospectiva sobre el comportamiento financiero de las partidas presupuestales asignadas a los municipios de la entidad, no deja de llamar la atención la denuncia pública del senador Ricardo Monreal en contra del gobierno del Estado de México (GEM), por la eventual triangulación o utilización de recursos públicos para beneficiar al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Coincidentemente, los meses de mayor austeridad para los ayuntamientos mexiquenses, presentan una relación inversamente proporcional con la bonanza de la cuenta 03800806935 del banco Scotiabank a nombre del gobierno del Estado de México y presuntamente administrada por el coordinador de campaña de Peña Nieto y ex secretario de Finanzas del GEM, Luis Videgaray Caso.

Durante el mes de febrero, dicha cuenta recibió más de mil millones de pesos que fueron transferidos a otras cuentas el mismo día. Para marzo la misma cuenta recibió mil 600 millones de pesos. En abril, 2 mil 500 millones, en mayo tres mil millones y finalmente, durante el mes de junio 250 millones de pesos. Los movimientos ascienden a más de 8 mil 600 millones de pesos.

 

 

En cualquier país medianamente democrático, la presentación de estos indicios implicaría una profunda revisión de las cuentas origen y destino del candidato priista y ante las eventuales anomalías presentadas podría llevar a la privación de la libertad y sujeción de procesos penales de los implicados.

La denuncia penal presentada es por los cargos de lavado de dinero, evasión fiscal, delincuencia organizada y demás delitos que resulten por la eventual utilización de recursos públicos para financiar la campaña política del candidato del PRI.

Por su parte, la furibunda respuesta del GEM en voz de José Sierra Palacios, subsecretario de Asuntos Jurídicos, no desmiente las acusaciones y sólo se constriñe en solicitar la reparación del daño moral ocasionado por las declaraciones del senador Monreal y la solicitud a la PGR para investigar la procedencia de documentos presuntamente falsos. Delitos que eventualmente podrían llevar al denunciante a la cárcel.

En medio de un enrarecido clima postelectoral no se debe perder de vista lo fundamental que es la calificación de la elección presidencial, en la que el Movimiento Progresista encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ha solicitado se invalide el pasado proceso electoral por la utilización de recursos de procedencia ilícita, la actitud sesgada de algunos medios de comunicación beneficiando al candidato del PRI a través de encuestas en calidad de propaganda, el rebase de topes de gastos de campaña, la utilización de monederos electrónicos y tarjetas telefónicas para comprar votos, así como distribución de tarjetas bancarias Monex con dinero de procedencia ilícita.

El control de daños del equipo peñanietista ha sido más que previsible. Su elemental reacción ha dejado al descubierto las enormes fallas en la burda operación de compra de votos con recursos del erario, haber llevado la disputa legal a instancias legales, abrió un nuevo frente que el gobernador en turno no tenían contemplado y ha decidido no continuar con el litigio, pues los costos resultan más elevados para la actual administración estatal.

Quedaría al descubierto que la estructura administrativa del Estado de México, no es un aparato de gobierno, sino una enorme maquinaria creada, financiada y consagrada a ganar elecciones, en la que empleando a secretarios, subsecretarios y burocracia en general realizan trabajo político a favor del PRI, distribuyendo materiales de construcción, repartiendo becas o beneficios sociales que el Programa de Regionalización implementado por el GEM y utiliza en cada proceso electoral.

Asumir la defensa de lo indefendible pondría en riesgo la virtual estabilidad con la que las cúpulas del poder político-empresarial mexiquense, administran los más de 165 mil millones pesos de presupuesto anual.

 

* Hoja.viento@gmail.com

Anuncios

1 comentario

  1. no es raro, en la campaña de gobernador casualmente sucedio lo mismo, por eso hoy la suspicacia indica que se quedaron sin dinero por usarlo en la campaña del copeton un saludo.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s