Invasión invisible

* Las revelaciones hechas en los correos electrónicos obtenidos por WikiLeaks parecen indicar que un funcionario mexicano de alto nivel negociaba secretos nacionales de su país con entidades de EU. No está claro si el acto, por su diseño, era parte de una operación de inteligencia mexicana o un caso de traición, pero el hecho de que estos correos electrónicos son ahora públicos, disponibles en internet, probablemente significa que la cuestión tendrá que ser abordada dentro de los gobiernos de México y EU.

 

Bill Conroy/ Narco News

Soldados estadounidenses están operando en México como parte de la guerra contra las drogas y el gobierno mexicano ha proporcionado inteligencia fundamental para agentes estadounidenses en la ahora desacreditada operación de contrabando de armas Rápido y Furioso, afirma un diplomático mexicano en correos electrónicos con una firma de inteligencia privada con sede en Texas.

Los mensajes de correo electrónico, obtenidos y hechos públicos por la organización sin fines de lucro WikiLeaks, también dan a conocer los detalles de una reunión secreta entre funcionarios estadounidenses y mexicanos, celebrada en 2010 en Fort Bliss, instalación del ejército de EU situada cerca de El Paso, Texas. La reunión fue parte de un intento por crear una mejor comunicación entre los agentes estadounidenses encubiertos en México y la Policía Federal mexicana, revela el diplomático mexicano.

El diplomático expresa su preocupación porque la reunión de Fort Bliss fue infiltrada por los “cárteles”, y sostiene que han “penetrado tanto los organismos de EU como los mexicanos”.

En algunos de los correos obtenidos por WikiLeaks, el diplomático mexicano es identificado como “MX1” y en algunos otros es identificado por su nombre.

La descripción de MX1 en los correos electrónicos coincide con la información pública de Fernando de la Mora Salcedo, funcionario del Servicio Exterior Mexicano que estudió Derecho en la Universidad de Nuevo México, trabajó en el Consulado de México en El Paso, Texas, y actualmente está destinado en el Consulado de México en Phoenix.

Las revelaciones hechas en los correos electrónicos obtenidos por WikiLeaks parecen indicar que un funcionario mexicano de alto nivel negociaba secretos nacionales de su país con entidades de EU. No está claro si el acto, por su diseño, era parte de una operación de inteligencia mexicana o un caso de traición, pero el hecho de que estos correos electrónicos son ahora públicos, disponibles en internet, probablemente significa que la cuestión tendrá que ser abordada dentro de los gobiernos de México y EU.

Los correos electrónicos entre el diplomático mexicano y la empresa de inteligencia privada con sede en Austin, Texas llamada Stratfor, se redactaron entre 2008 y 2011.

Stratfor, que se describe como una empresa privada “que proporciona análisis geopolítico en base a suscripciones”, en los medios ha sido llamada “la sombra de la CIA”. Presta servicios a clientes corporativos como gubernamentales, incluyendo organismos de inteligencia y de aplicación de la ley de EU y también ha cultivado una vasta red en el mundo empresarial y del gobierno, que cruza las fronteras internacionales. Stratfor también comparte información con esas fuentes.

Stratfor, luego de ser contactada por Narco News, no proporcionó ningún comentario sobre los correos electrónicos recientemente revelados por WikiLeaks. A principios de año, la empresa emitió una declaración pública refiriéndose a los correos electrónicos filtrados -conocidos por WikiLeaks como los Archivos de Inteligencia Global:

“Algunos de los correos electrónicos pueden ser falsificados o alterados para incluir imprecisiones; algunos pueden ser auténticos”, señala el comunicado de prensa emitido por Stratfor. “No vamos a validar ninguno. Tampoco vamos a explicar las opiniones en ellos. Luego de que nuestra propiedad privada ha sido robada, no vamos a ser víctimas dos veces al ser cuestionados por ellos (los correos)”.

 

Detrás de las máscaras

 

En la investigación de los correos es evidente que la correspondencia entre el diplomático mexicano y los analistas de Stratfor se llevó a cabo con el propósito de recopilar inteligencia. El contenido se correlaciona en intrincados detalles, tanto entre los mensajes de correo electrónico y con fuentes externas, en el transcurso de varios años a partir de 2008.

El diplomático mexicano se describe en uno de los correos a Stratfor como “moldeado para ser la ‘punta de lanza’ mexicana en los EU”.

Del correo electrónico de Stratfor redactado el 16 de diciembre de 2010:

“Es el más joven del FSE (funcionario del Servicio Exterior) en la reciente historia mexicana… y ha sido designado como el hombre clave del GM (gobierno de México) en la SB 1070 (la legislación anti-inmigrantes aprobada por el estado) de Arizona, que es básicamente como el FSE de EU a cargo de Afganistán en Kabul.

“El GM pagó su tiempo en la Facultad de Derecho de la UNM (Universidad de Nuevo México) para prepararlo para una mayor interacción con la aplicación de la ley de EU y los legisladores. También se le está dando carta blanca para hablar con funcionarios de EU y pienso que también colabora con el CISEN (equivalente mexicano de la CIA), pero él no me lo dirá, cosa que entiendo. Pero sus contactos en la inteligencia y organismos mexicanos son demasiado grandes para alguien que -a esa edad- debe sellar pasaportes”.

Como prueba de las conexiones que MX1 supuestamente tuvo con el CISEN, en otro correo del 2 de abril de 2008 Stratfor ofrece esta visión acerca de él:

“Él (MX1) pensó que sería útil ponernos en contacto con el jefe de Inteligencia mexicano en El Paso (tienen uno, un nuevo desarrollo -creo que reporté esto hace unos meses en uno de mis informes). Fernando (MX1) dice que si quieres ir a El Paso y reunirte con ellos, él puede armar una cita. Ese sería el jefe de la Oficina del CISEN en El Paso”.

Y en otro correo electrónico Stratfor, con el asunto “Fwd: Otra pregunta para MX1”, los analistas de Stratfor dirigen una pregunta a MX1 y su nombre real se revela como Fernando de la Mora.

Un directorio de 2012 publicado por el Departamento de Estado de EU, que enumera todas las oficinas consulares extranjeras allá y sus funcionarios principales, muestra que Fernando de la Mora Salcedo sirve como “cónsul” en la oficina de Phoenix del Consulado de México en Arizona. Un artículo de 2010 en el sitio web de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nuevo México también indica que Fernando de la Mora, “un funcionario del Servicio Exterior Mexicano, recibió un certificado por completar un programa de un año de duración sobre estudios legales en EU como estudiante visitante en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nuevo México”.

En otra serie de correos electrónicos de Stratfor obtenidos por WikiLeaks, se discute la planeación de una reunión en marzo 2009 entre Fred Burton, vicepresidente de inteligencia de la empresa y ex agente especial del Departamento de Estado y Agustín Maciel, quien aparece en el directorio de las oficinas consulares extranjeras del Departamento de Estado como “cónsul” en el Consulado de México en El Paso.

Maciel, en base al registro de los correos, fue inicialmente presentado a los analistas como “Fernando”.

Aquí la descripción de Maciel en el correo Stratfor:

“La versión corta de la biografía de este hombre es que está a cargo de Asuntos Políticos del Consulado General de El Paso. Eso quiere decir que supera a Fernando. Es muy inteligente. Su especialidad es los EU. Estuvo involucrado en la redacción de la Iniciativa Mérida del lado mexicano. Es un académico, creo que tuvo una temporada en Georgetown, pero estaba dando clases en alguna pequeña universidad en México cuando el gobierno le pidió ayuda. Él es sin duda del CISEN.

“Nosotros, por supuesto no sabemos nada de lo anterior. Sólo sabemos que es de Asuntos Políticos en el Consulado [en El Paso] y que él conoce a Fernando y que tomó unos tragos conmigo en el departamento de Fernando hasta altas horas de la noche (hace tiempo envié detalles sobre esto).

“Por cierto, Fernando dice que Augusto puede tener una propuesta interesante para Stratfor. No está seguro de los detalles pero le permitirá que Augusto diga… pero podría ser bueno para nosotros. Por otra parte, Fernando le dirá el jueves si Augusto querrá tener más reuniones cuando esté en Austin entre el 2 y 4 de marzo (de 2009)”.

Narco News contactó y dejó un mensaje en el Consulado de México en El Paso en un intento de obtener un comentario de Maciel, pero no regresó la llamada.

Narco News también contactó a Socorro Córdoba, vocera de prensa de la red de consulados de México en Arizona, en busca de un comentario de De la Mora en relación con los mensajes de correo electrónico Stratfor. Córdoba dijo a Narco News que iba a pasar el mensaje al “Cónsul General”, pero nadie del Consulado de México se ha puesto en contacto con Narco News.

 

Dentro de la Bestia

 

Las revelaciones contenidas en los correos electrónicos Stratfor ofrecen algunas ideas importantes sobre el funcionamiento interno de la guerra contra las drogas en lo que respecta a las operaciones de EU/México y también confirman reportajes anteriores de Narco News acerca de fuerzas especiales de operaciones estadounidenses dentro de México.

En junio de 2010, Narco News reportó que “un grupo de tareas de operaciones especiales bajo el mando del Pentágono se encuentra actualmente en territorio mexicano proporcionando asesoramiento y entrenamiento al ejército mexicano en recopilación de inteligencia, infiltración y, de ser necesario, conducir acciones directas en contra de organizaciones del narcotráfico”.

Un seguimiento de este reportaje publicado por Narco News el 5 de junio de 2011, informó que “un documento del Pentágono que ha salido a la luz confirma que EU han desplegado tropas de operaciones especiales en territorio mexicano mientras la guerra contra las drogas continúa escalando”.

Estos reportajes fueron recibidos con un silencio ensordecedor de los principales medios de comunicación de EU y con negaciones absolutas por el gobierno mexicano.

Sin embargo, correos electrónicos de Stratfor obtenidos por WikiLeaks parecen confirmar los reportajes de Narco News sobre las operaciones de las tropas estadounidenses.

Esto es lo que MX1 (Fernando de la Mora) tiene que decir sobre el tema de las tropas estadounidenses que operan en México, según un correo electrónico Stratfor obtenido por WikiLeaks:

“La información sobre la participación militar de EU en México sólo se proporciona como una necesidad de conocimiento. Los estadounidenses han sido inflexibles acerca de esto, y estamos más que de acuerdo. Por lo tanto, puedo confirmar que hay presencia de marines, pero no sé si se trata de la MFR (Marine Force Recon).

“…por otra parte, se ha llevado a cabo coordinación operativa y ejercicios conjuntos, y quedan más en las etapas de planificación. En efecto, tenemos presencia militar de EU en México como parte de la oficina de coordinación de la IM (a pesar de que a veces están bajo la cubierta oficial del DE (Departamento de Estado)… Hay asesores y agentes de inteligencia que trabajan en el nivel táctico con sus contrapartes mexicanas…

Otra importante revelación por la fuente diplomática mexicana de Stratfor es que el gobierno mexicano parece haber estado involucrado de alguna forma, al menos en términos de intercambio de inteligencia, con la operación fallida de ATF (la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de los EU) Rápido y Furioso. Hasta la fecha, ha afirmado que no tenía conocimiento de la operación.

Narco News ha cubierto ampliamente las consecuencias de Rápido y Furioso y en un reportaje se examinó las huellas de inteligencia del organismo en la operación Rápido y Furioso.

A principios de febrero de 2011, en un correo a Stratfor MX1 proporcionó un análisis sobre Rápido y Furioso -una operación de la ATF que permitió que decenas de “testaferros” compraran armas de forma ilegal en EU y las entregaran a través de la frontera a organizaciones del narcotráfico, con el supuesto objetivo de identificar y armar casos judiciales contra los miembros de más alto rango de los “cárteles”. Como resultado de Rápido y Furioso, miles de armas de fuego fueron puestas en manos de los violentos criminales en México, dando como resultado la muerte de cientos o miles de personas, muchas de ellas inocentes.

El correo Stratfor parece confirmar que el objetivo principal de Rápido y Furioso, por lo menos desde la perspectiva del diplomático mexicano, fue la recopilación de inteligencia y no aplicación de la ley.

“Un ejemplo de cómo una sofisticada y generalizada red (de armas de contrabando]) puede ser armada a través de la reciente operación “Rápido y Furioso”, ejecutada el 25 de enero  20 personas detenidas y 34 procesamiento en total. Un gran golpe.

La investigación se inició gracias a la inteligencia que compartimos con la ATF. Los datos de 195 confiscaciones en México y 372 en Arizona fueron compartidos con la ATF. En el transcurso de muchos, muchos meses, se hizo evidente que (una) tienda de armas en Phoenix podría estar vinculada a un número inusual de rastros de armas del crimen en México. De todos modos, lo mejor es que muchas de estas personas fueron detenidas. De hecho, no importará demasiado, dado que en EU estos delitos no sólo son casi imposibles de procesar, sino extremadamente difíciles de condenar… lo mejor de Rápido y Furioso es el Modus Operandi de la red que ATF estaba persiguiendo…”.

La cobertura de la guerra contra las drogas de Narco News, a menudo ha golpeado contundentemente en el predominio de la corrupción dentro de las agencias estadounidenses y mexicanas. Por ejemplo, en la serie de la Casa de la Muerte, Narco News documentó el uso de un informante de EU dentro de México, al que se le permitió participar en múltiples asesinatos mientras estaba bajo vigilancia de agentes y fiscales de los Estados Unidos.

La naturaleza torcida de la pretensión de la guerra contra las drogas se esclarece en otro intercambio de correos del 1 de marzo de 2010 entre el diplomático mexicano, MX1, y los analistas de Stratfor.

El correo electrónico analiza los objetivos la lucha contra el narcotráfico y el intercambio de información en una reunión clandestina entre funcionarios estadounidenses y mexicanos realizada en la primavera de 2010 en una base militar en Texas. El correo también señala las preocupaciones de la “fuente” de Stratfor, MX1, acerca de que la reunión en Fort Bliss había sido infiltrada por operadores del “cártel.”

“Asunto: Más de MX1: Importante reunión en Fort Bliss.

“NO SE PUBLICA (sonaba demasiado serio al respecto).

“Se acaba de llevar a cabo una importante reunión en Fort Bliss (cerca de El Paso, Texas)… (la fuente [MX1] no dijo si él fue parte, pero por sus movimientos sé que el fin de semana estaba en El Paso) la primera en su tipo.

“Incluyó al gobierno mexicano y estadounidense trabajando en formalizar el proceso por el cual agentes estadounidenses encubiertos en México… operando al sur de la frontera (de EU) pueden contar con la Policía Federal mexicana.

“… La fuente dice que los agentes encubiertos de EU ahora podrán comunicarse con la Policía Federal mexicana. Por otra parte, la policía podrá contar con agentes encubiertos de EU para un mayor intercambio de inteligencia.

“La fuente dice que hasta el momento el problema para los agentes mexicanos de inteligencia ha sido adaptarse para perseguir cárteles. Ellos no tienen la experiencia institucional en eso. La fuente dice que una gran cantidad de inteligencia mexicana le ha contado cómo fueron entrenados para perseguir a disidentes políticos y que necesitan la ayuda de la DEA y FBI sobre cómo tratar con cárteles de la droga.

“Por lo tanto, hay un nuevo espíritu de la interoperabilidad entre ambos en la frontera cuando se trata de agentes estadounidenses encubiertos.

“El problema es, indica MX1, que no está seguro de que la reunión de Fort Bliss haya sido segura. Teme que los cárteles están por todas partes y que han penetrado tanto los organismos mexicanos como estadounidenses…”.

En junio de 2010, cuando Narco News reportó presencia de un grupo de operaciones especiales de EU desplegado dentro de México, una fuente, el ex agente de la CIA Tosh Plumlee, indicó que los miembros del grupo de trabajo temían que su misión hubiera estado comprometida debido a las filtraciones y a la corrupción dentro del gobierno mexicano.

“Debido a que las operaciones del grupo de tareas ya han sido expuestas, al menos en la medida en que las organizaciones narcotraficantes están conscientes de su presencia en México, Plumlee dice que dar a conocer en EU la información sobre el Grupo de Tareas 7 puede ayudar a proteger a sus miembros, a través del conocimiento público, a pesar de la vergüenza diplomática que pudiera provocar (a ambos gobiernos)”.

Narco News tuvo acceso a los correos de Stratfor a través de un acuerdo organizado por WikiLeaks que incluye a periodistas, académicos y organizaciones de derechos humanos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s