El Barco Ebrio

*

Televisa y TV Azteca andan muy preocupadas porque se acaban de enterar que el presidente electo de México, Enrique Peña, es muy violento, al menos en su vida privada. Reuniones entre directivos de las televisoras, que afinan formas y fondos con los que abordarán el próximo periodo presidencial, comentan entre divertidos y escandalizados sobre la vida privada del nuevo Ejecutivo federal. Y es que al menos en TV Azteca se sabe de dos viajes a Houston de la nueva Primera Dama para atender golpes y contusiones en el avión privado de Ricardo Salinas Pliego, amigo personal del presidente electo, dicen los que los conocen, y no generar escándalos. Hace meses, las redes sociales dieron cuenta de algunas noticias relacionadas, aunque aquel rumor pronto fue desmentido por la propia Angélica Rivera y se mostro en público como si nada.

 

*

Al grupo de transición que le eligieron a Peña ya le llaman algunos “El Equipito”, pues apuntan que saben muy bien su chamba y que la demostraron en el proceso electoral pasado armando los tinglados desde los oscurito, pero que sin dinero o apoyo oficial son prácticamente inoperantes. Les dicen aldeanos y a algunos cuestionan no sólo su integridad moral, sino la evidente capacidad que se necesita para administra un país. Harán su trabajo, indudablemente, pero nadie sabe qué resultados entregarán.

 

*

En lo público, El Equipito es frágil por donde quiera que se le analice. Un simple vistazo a los primeros nombres encuentra que están involucrados en escándalos por fraudes millonarios y dudosos desempeños en sus anteriores encargos. Pero eso es precisamente lo que se tomó en cuenta para elegirlos. El sistema funciona, pero sólo para unos cuantos, tal como está planeado.

 

*

A Peña se le vio tranquilo y relajado, luego de saberse el ganador absoluto y oficial de la jornada del primero de julio pasado. Pero sus patrocinadores, Arturo Montiel y Carlos Salinas todavía no saben cómo contrarrestarán la oposición popular que se presentará en actos públicos como las festividades patrias, la asistencia a estadios y, en fin, cualquier evento de puertas abiertas.

 

*

Eruviel es un hombre inteligente pero un político gris. Cumple, acartonado, con cualquier actividad pública y en privado, dicen sus colaboradores, es duro y obstinado, aunque sensato. Como todos, toma algunas decisiones por capricho o sin tener elementos suficientes pero son las menos. Tiene una meta bien definida sobre su carrera política y aspira, algún día, a sentarse en la silla que le espera a Enrique Peña. Par eso deberá esperar todavía mucho, pues el siguiente en la sucesión es el gobernador electo de Chiapas, Manuel Velasco Coello, a quien Televisa ya le puso una novia, la cantante Anahí, y le construye una historia idéntica al sobrino de Montiel Rojas.  Eruvie, por lo pronto, cumple con sus jefes y sostiene un esfuerzo personalísimo que no afecta la vida social y económica de la entidad, que avanza por inercia. No se mete con el narcotráfico pues en su agenda el tema depende de otros.

 

*

Eruviel tomó por costumbre negar la violencia en el Estado de México, como si el ciudadano fuera estúpido y no la viviera en carne propia. Algunos sectores tal vez lo sean, pero los ojos cerrados del mandatario no ayudan en nada a nadie. Si él quiere creer que vive en un lugar maravilloso como el de Alicia, tiene todo el derecho a hacerlo, pero como gobernador se ubica, él solo, al nivel del emperador aquel de los cuentos que vestía un traje invisible pero que nadie se atrevía a no ver, por temor a la ira del rey.

 

*

Eruviel da de qué hablar precisamente porque no hay nada qué decir acerca de él. Un año marcado por las elecciones de su jefe, Peña Nieto, lo convirtió en una figura pública muy asidua a labores de beneficencia, todo lo contrario a un estadista, si es que eso existe entre la clase política mexicana.

 

*

Un conflicto laboral y de intereses editoriales se libra en la gubernamental Radio Mexiquense, por años una estación desdeñada por el gran consumidor pero seguida por un sector muy particular de la población, intelectuales orgánicos y artistas independientes. La razón es que la nueva directora del sistema de Radio y Televisión, Mariana Martínez Díaz, le ha impreso un sello más comercial y poco a poco las canciones de Kabba sustituyen a las rolas del Tri. Cierra o modifica espacios culturales y coloca ofertas similares a las de la radio comercial, pero sin comerciales y por último cambia conductores y programadores, algunos muy populares, por otros cuya función específica es entretener.

 

*

Radio Mexiquense es o era una estación con propuestas radicalmente opuestas a las de la iniciativa privada en Toluca, pero siempre en manos del gobierno del Edomex, aquel que encabezó César Camacho, Arturo Montiel y Enrique Peña.

 

*

¿Por qué Radio Mexiquense se mantuvo como un espacio plural para la cultura? ¿Se podía criticar desde allí a las administraciones? ¿Era contrapeso del poder? ¿Le daba voz a quien no la tenía? ¿La cultura es nada más literatura, una cartelera de actividades semanales? ¿Invitaba a la reflexión? ¿Informaba como la revista Proceso o como El Sol de Toluca? ¿Era un espacio con ciertos límites, como todos los empeños gubernamentales? ¿Quién paga a los trabajadores de ese Sistema? ¿Es autocrítica esa propuesta? ¿Lograrán las buenas conciencias rescatar su espectro radiofónico, la propuesta original con la que los trabajadores, al menos los locutores y programadores estaban de acuerdo? Este espacio espera que así sea.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s