El modelo Atenco

* La represión de estudiantes en Michoacán es modelo similar al de Atenco y tocará, por casualidad o inducido, resolverse en la administración federal del mismo Peña. Y si el trasfondo no implica un aeropuerto, sí un proceso de desaparición de las normales rurales y la privatización gradual de la educación, como apuntan los propios actores, que señalan que las normales se convertirán, primero en tecnológicos que enterrarán el rescate del idioma español y los étnicos. El gobierno de Michoacán matiza. Que los normalistas y estudiantes no aceptan estudiar inglés ni computación y los llaman intolerantes.

 

Miguel Alvarado

En San Salvador Atenco, los días previos al 5 y 6 de mayo del 2006, una gira del subcomandante Marcos arrancaba por el Estado de México. En una pequeña caravana, visitaba poblaciones minúsculas antes de recalar en el valle de México, precisamente en Atenco, donde era esperado para acompañar en un acto que presuponía la declaración de autonomía de aquel municipio. Marcos nunca llegó porque se atravesó aquella jornada cuando, con el pretexto de la venta de flores en un mercado de Texcoco, la policía desalojaba y agredía a comuneros. El Frente de Pueblos por la Defensa de la Tierra, que en el año 2000 había ganado una batalla, ni siquiera civil- al presidente panista Vicente Fox al gobernador mexiquense Arturo Montiel, tío de sangre de Enrique Peña Nieto, por la posesión de tierras donde se construiría el nuevo aeropuerto de la ciudad de México a costa del patrimonio de ejidatarios. El negocio era redondo para la clase política del Estado de México, que tasó las propiedades en 7 pesos por metro cuadrado y que los propios funcionarios o amigos de esa administración comenzaron a comprar. Así, personajes como el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, perdieron la oportunidad en un negocio que hoy está valorado en 14 mil millones de dólares. Seis años después, los líderes del FPDT como Ignacio del Valle fueron encarcelados con condenas de más de 200 años, que luego fueron canceladas y ellos liberados. Atenco, pequeño municipio priista pero fundamental por los terrenos libres que lo forman, ahora pierde su espacio de otra manera, pues la Conagua lo compra para formalizar un complejo ecológico.

La represión de estudiantes en Michoacán es modelo similar al de Atenco y tocará, por casualidad o inducido, resolverse en la administración federal del mismo Peña. Y si el trasfondo no implica un aeropuerto, sí un proceso de desaparición de las normales rurales y la privatización gradual de la educación, como apuntan los propios actores, que señalan que las normales se convertirán, primero en tecnológicos que enterrarán el rescate del idioma español y los étnicos. El gobierno de Michoacán matiza. Que los normalistas y estudiantes no aceptan estudiar inglés ni computación y los llaman intolerantes.

Las escuelas normales de Tiripetío, Cherán y Arteaga son las involucradas inicialmente. Cherán es un municipio autónomo donde sus habitantes no han podido asumir plenamente su gobierno debido, en parte, a la serie de matanzas que los ejidatarios han padecido. Estos municipios tienen  mayoría purépecha.

Las normales rurales son consideradas por los gobiernos de ultraderecha como escuelas para pobres, aunque fueron parte de un proyecto de reforma educativa. “Desde su primera instalación en 1922, las Escuelas Normales Rurales no fueron ajenas a las condiciones sociales y económicas particulares de cada lugar, y por ello los planes y programas de estudio fueron adecuados a la realidad asumiendo un papel de compromiso y solidaridad con los más necesitados. El principal requisito para ingresar a estudiar en una normal rural es no contar con los recursos suficientes como para aspirar a una educación en las universidades oficiales o estatales, en pocas palabras “ser pobre”. Así, estas escuelas también se caracterizan por formar maestros rurales con vocación de apoyo; un maestro rural es entre otras cosas,  agricultor, médico… las normales rurales fortalecieron su carácter politizador estimulando el proceso de transformación social a través de la enseñanza, adoptando el modelo de educación socialista propuesto por el gobierno de Cárdenas con la reforma al artículo 3 constitucional en el año de 1934”, apunta el diario en línea El Comienzo, en el sitio http://periodicoelcomienzo.blogspot.mx. No es casualidad que el 12 de diciembre del 2012, en Ayotzingo, Guerrero, la policía reprimiera a estudiantes normalistas de aquel lugar, con saldo de dos muertos.

La supresión del lenguaje propio en las comunidades indígenas, significa el comienzo de su desintegración. El modelo no es nuevo. Los norteamericanos lo aplicaron con éxito durante su propia guerra de exterminio, contra los indígenas que habitaron su territorio y los mexicanos que quedaron “atrapados” cuando los despojos territoriales en el gobierno de Antonio López de Santa Anna. Estudiantes e indígenas la mayoría, los normalistas rurales siempre han representado para los gobiernos mexicanos una alternativa social que debe ser suprimida. Normalistas eran Genaro Vázquez y Lucio Cabañas, quienes encabezaron movimientos armados en Guerrero. Vázquez era egresado de la normal de Ayotzinapan. Las normales rurales representan el corazón del México empobrecido, sojuzgado por años y al que no le alcanza para vivir, aunque trabaje más y mejor que otros. Los indígenas mexicanos, poco a poco exterminados, están representados en las normales, aunque deben luchar contra sindicalismos y factores externos como la desinformación, que les impide ser reconocidos y apoyados.

Así, las jornadas violentas del 15 al 16 de octubre arrojaron 220 estudiantes y maestros detenidos, acusados del secuestro y quema de 50 vehículos. Las versiones de los propios detenidos señalan que los policías eran militares encubiertos.

El sitio web zapateando.wordpress.com recoge algunos testimonios, como el de una estudiante de Tiripetío, el 16 de octubre: “en ese momento me informan que faltan compañeras… una compañera y yo empezamos a buscarlas. Corrí, no medí las consecuencias y cuando corría en el balcón, desde abajo, los policías comenzaron a dispararme muchas balas, eran bastantes policías disparando. Ya no pude resistir más y me arrinconé. Cerca de cuatro federales me agarraron y empezaron a insultarme. Primero, un policía me golpeó en las costillas y yo le dije, ¡aguante! Él me dijo, “aguante qué, puta, querías andar de valiente, pues ahora vas a ver lo que se siente, hija de la chingada, andas aquí de puta de éstos, ahora vas a ser mi puta”. Y entre otros cuatro, cuando iba pasando, me daban macanazos en las piernas, y yo lo único que decía era, aguante, aguante, espere. Tenía mucho miedo de que me hicieran algo más. Cuando iba bajando las escaleras, lo único que sentí fue que un policía me tocó, y yo manoteé y otra vez comenzaron a decir, “viejas hijas de la chingada, querían andar aquí, ahora se aguantan, van a ver lo que les pasa por andar de putas…”.

Las desapariciones también fueron practicadas y el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, denunció la de Salvador Toribio Pérez, de 18 años, originario de Sirio y estudiante de la Normal indígena de Cherán, detenido por la Policía Federal a las 4 de la madrugada del 15 de octubre. Las autoridades niegan tenerlo.

La información está disponible en internet, en medios de comunicación autogestivos e independientes, que cronican el otro lado de las versiones de Televisa. Milenio o El Universal, medios. Así, mientras los “reconocidos” señalaban 12 mil manifestantes en el centro de Morelia exhibiendo libertad para los normalistas, los otros apuntan 40 mil. Los números son los de menos, pero comprueban la facilidad con la que los escenarios se transforman. En México existe una red de contra-información poco utilizada que reportea las mismas noticias desde otro punto de vista. Y México, el que surge de aquello, es totalmente distinto.

Michoacán es uno de los estados más afectados por el narcotráfico y la pobreza. Algunos analistas consideran que se realiza la misma pantomima que se montó en Atenco. Mientras La Gaviota discute en París el tema de la libertad de Florence Cassez, el gobernador michoacano, Fausto Valle, de extracción priista a y quien se le señala con una enfermedad terminal, prefiere el enfrentamiento con los estudiantes como respuesta a la presión pública y política a la que fue sometido. Michoacán es un ensayo largamente llevado a cabo y que deberá culminar, dice el periodista Julio Hernández de La Jornada, en la imposición de proyectos nocivos. “En torno al petróleo nacionalizado por Lázaro Cárdenas en 1938, los partidarios de la defensa de ese recurso natural no renovable en manos del Estado y bajo su pleno control, preparan una batalla frente al intento de una nueva reforma al sector energético del país, que el futuro presidente Enrique Peña Nieto se niega a llamar privatización e insiste en que sólo se trata de un modelo de asociación con capital principalmente extranjero”, señala el analista Salvador del Río, en torno a lo que se espera que Peña Nieto haga al frente de la administración federal.

Vallejo, en contraparte, ha anunciado un fondo para donar 40 millones de pesos anuales al Teletón, fundación de Televisa cuestionada por deducir impuestos con el dinero de otros.

Anuncios

2 comentarios

  1. 4. Los estudiantes de la UNAM y del Yo soy 132 realizaron ayer viernes en la ciudad de México – demostrando con ello un alto nivel de conciencia- acciones de apoyo a la lucha de los michoacanos bloqueando la avenida insurgentes sur y propagando con ese hecho la necesidad de realizar más acciones de apoyo para que los ocho estudiantes de las normales rurales salgan de las mazmorras del gobierno PRI-PAN. ¿Cuál es la acusación que les endilgan? No puede ser otra que la que quieran inventar el gobierno, los abogados y los jueces: robos, asaltos, pandillerismo, desobediencia a la autoridad, uso de mariguana, etcétera. Pero lo que nunca reconocerán las autoridades es que los estudiantes piensan y nunca aceptarán las imposiciones; y para defenderse y abrir el “diálogo” tendrán que hacer lo necesario, hasta secuestrar camiones.

  2. Célula Julio Antonio Mella del Partido Comunista de México. México, D.F., 22 de octubre de 2012. En demanda de la libertad inmediata de los normalistas presos de Michoacán, el día de hoy lunes 22 de Octubre, a partir de las 9:00 hrs, la célula Julio Antonio Mella del Partido Comunista de México realizó una brigada informativa entre trabajadores y estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, en el Distrito Federal. Entre estudiantes y trabajadores que asistían al comedor, caminaban por los pasillos, se reunían en jardines y estudiaban en la biblioteca, nuestros militantes repartieron el documento En solidaridad con los normalistas michoacanos. Declaración del Partido Comunista de México (disponible en este mismo blog). De la misma forma, hicieron otras labores de propaganda como pegar carteles y hablar con la gente sobre el tema de las normales michoacanas, además de vender nuestro Periódico 30-30 entre los integrantes de la comunidad universitaria.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s