El Barco Ebrio

*

En el Estado de México la figura de Enrique Peña es más o menos conocida. Luego de seis años con sus respectivos escándalos y sus 10 mil espectaculares, a Enrique se le identifica pero no se le reconoce. Nadie se traga la historia del príncipe azul que conquista a la damisela y luego gobierna el reino en paz

*

Es sabido que emergió de un grupo que la clase política local llamó los Golden Boy´s, jóvenes ávidos de poder que reconocían en Arturo Montiel a su impulsor y hacedor. Claro, Peña fue la creación mayor del de Atlacomulco. No es casualidad que ocupe la presidencia, aunque sí que haya nacido guapo, probablemente la mayor de sus virtudes. Ésa, y que obedece casi ciegamente.

*

Para el resto del país, Peña es solamente un político más, iletrado y tramposón, que compró la presidencia gracias a una televisora, un supermercado y la promesa a los gringos de abrir Pemex a la Iniciativa Privada. En México, quien empeña el tema del petróleo puede estar seguro de que recibirá el respaldo yanqui. La leyenda cuenta que los gringos mataron a Madero, por ejemplo, por apoyar a la Standar Oil, y nada más a ella, implementando impuestos para los competidores y afectando los intereses del resto de las empresas norteamericanas. El petróleo es, para algunos, sinónimo de muerte y, para otros, garantía de perpetuidad. Peña estudió bien su librito de texto y por elemental que sea, no desdeñó el tema. Su equipo hará los negocios de forma tal que la ciudadanía se entere lo menos posible.

*

Así son los Golden Boy´s a la mexiquense. Y eso es de llamar la atención. Nunca antes se había escrito tanto sobre un personaje que aportara tan poco en cualquier rubro. Peña lo ha conseguido. Ha revelado que detrás de su fachada hay algo tan productivo como un capítulo del Chavo del Ocho. Interesante, si acaso. Sin embargo, el entorno que le rodea es distinto, aquel donde Peña fue literalmente incubado. Y eso es precisamente lo que explorarán los periodistas interesados en el fenómeno de Enrique. Antes de que asuma el poder, su contexto será explicado.

*

La niña Daniela Patiño desapareció por casi 5 días. La encontraron sana y salva en el municipio de Ixtlahuaca, a unos 60 kilómetros de la ciudad, aunque no se saben los motivos del presunto rapto. De cualquier forma, algunas familias del rumbo, la colonia Del Parque en Toluca, entraron en pánico porque por esa zona se han registrado al menos 7 desapariciones de niñas similares a Daniela.

*

Las Ciénagas del río Lerma son escenario de una matanza sin razón de patos silvestres por parte de ejidatarios de San Pedro Tultepec. Ecologistas de la localidad envían un SOS a grupos civiles y gobierno para evitarla, aunque advierten que estas última san sido corrompidas y apapachan a quienes asisten para disparar a las aves. Los ecologistas de la Fundación Ret planean un sabotaje pacífico a esas actividades, aunque todavía no saben cómo se van a enfrentar a las escopetas de los cazadores.

*

Otra niña, Montserrat Loza, de 17 años, fue reportada como desaparecida en Toluca desde el 10 de octubre de este año. Si Daniela Patiño tuvo suerte al menos de salir viva de su aventura, sin conocer pormenores, hay otras que podrían no correr el mismo destino. Monserrat fue vista por última vez en las calles de González Arratia y Primero de Mayo. Mientras, la Procuraduría ofrece 300 mil pesos de recompensa a quien aporte pistas que lleven a la localización de María Bárbara Muñiz, desaparecida el 8 de agosto del 20011. En Toluca, dos mujeres fueron detenidas acusadas de trata de blancas. Una de sus víctimas tenía 19 años en cautiverio.

*

Las extorsiones telefónicas están a la orden del día. Haciéndose pasar por narcotraficantes o sicarios, exigen a quienes llaman el pago de tarjetas de teléfono o dinero en efectivo. Aceptan de todo, hasta 100 pesos, nada más porque, dicen, “somos amigos”. El golpe sicológico es casi inmediato. Amenazan con matar familiares si uno cuelga, pero lo que más llama la atención es que se identifican como comandantes de la policía municipal de Toluca, con la capacidad de enviar a tres camionetas con 15 policías para detener al extorsionado, a quien además citan a las puertas del ayuntamiento, donde se podrá “arreglar el problema”. Los extorsionadores saben que si se identifican como policía adscritos a algún cártel, su amenaza tendrá mayor credibilidad. Para quienes vive este tipo de situaciones, la Secretaría de Seguridad Ciudadana ha abierto el número 089, para denuncia anónima donde además explican cuándo se trata de una amenaza que puede cumplirse o cuándo es una extorsión que se resuelve colgando el teléfono.

*

Se avecina una temporada de represiones, dicen algunos cuando voltean a ver la nueva administración de Peña Nieto, quien recibe de manos de Calderón una de las peores y más tristes versiones de México. Lo peor es que es más fácil que empeore. Las represiones en Michoacán, Ayotzingo y Atenco son la muestra de que lo que les sucederá a quienes piensen distinto a quienes administran el poder. Los pretextos pueden ser flores en el mercado o clases de inglés y computación. El trasfondo es el control total, la sumisión absoluta y la enajenación de cualquier tipo de mercados, de cualquier oportunidad de crecimiento que no se genere en los círculos afines al poder. Algo estúpido, por donde quiera que se le vea, pero así ha sido casi siempre.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s