La última calavera de Calderón

Pudo la Muerte encontrar a Felipe

chupando tranquilo, con su Presidente.

Nada más verlo, la Parca le explica

que no por chaparro se lo lleva al averno.

Que se lo carga donde sus cuates están,

con el Mouriño, Francisco y 90 mil más.

 

Le dice Felipe a la Jija de la Jijurria:

“espérate un rato y échate un trago

que falta un mes ‘pa que venga el arrimado”.

La Muerte lo piensa y le da la razón

y se sirve su vaso, chapeado en limón.

 

Luego al Felipe lo mira de arriba a abajo

y le dice muy seria que no le haga al cuento.

“Mil decapitados mandaste

pero El Lazca no llegó, ni pronto ni tarde”.

 

Ya se va Calderón con la cola entre las patas

Y es que le falta la Mota, como a la cucaracha.

 

* Por Miguel Alvarado.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s