Impunidad

* Eruviel Ávila ganó sin discusión la gubernatura estatal, incluso a pesar de él mismo pero se irá de ella tal como llegó. Es un funcionario más al servicio del equipo de Peña Nieto. Administra una entidad de 15 millones de habitantes con graves problemas de inseguridad, desigualdad social, pobreza, desempleo e impunidad. La entidad es escenario de luchas entre el narco y recientemente, de una serie de detenciones de narcotraficantes del cártel de La Familia, que se interpreta como la llegada de un nuevo grupo para hacerse cargo de una de las plazas más disputadas del país. En México hay 52 millones de pobres, de los cuales 7 millones corresponden al Estado de México, población susceptible para trabajar en la ilegalidad y la informalidad. Este año, el país generó 3.2 millones más de pobres.

 

Miguel Alvarado

Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, dedica los últimos días del año a actividades públicas de alto perfil pero de escaso provecho. El 15 de noviembre del 2012, inauguraba en el aeropuerto de Toluca una conexión con Las Vegas, proveído por la empresa Interjet, propiedad del Grupo Alemán, encabezado por Miguel Alemán Magnani, heredero de un clan político que apareció en 1929 y que desde entonces gobierna en México. Fundadores del priismo como se conoce ahora, los Alemán invierten dinero y esfuerzos en la aviación y encontraron en el Estado de México una pequeña mina de oro que todo lo que necesita es paciencia. Alemán fue, por un tiempo, accionista de la Televisa de los Azcárraga, la principal aliada mercantil de Enrique Peña Nieto, presidente electo de México.

El aeropuerto internacional de Toluca, que tuvo un costo de 600 millones de pesos nada más en aportaciones federales, como negocio ha resultado toda una incógnita. Funcionan cuatro líneas aéreas de bajo costo con servicios regulares, vuelos charter y de carga. Sin embargo, la afluencia es paupérrima.

En febrero del 2012, la Secretaría de Comunicaciones mexiquense reportaba una baja del 50 por ciento en el número de pasajeros y señalaba que una de las razones era que varias aerolíneas se habían trasladado al DF para paliar la ausencia de Mexicana de Aviación, llevada a la quiebra por Gastón Azcárraga, pariente del dueño de Televisa. Mexicana había sido fundada por Miguel Alemán, padre del dueño de Interjet.

Según el gobierno del Edomex, en la terminal de Toluca hubo hasta 4.2 millones de pasajeros antes del 2009. Luego, las operaciones rondaron los 60 mil vuelos privados por año y 20 mil comerciales. Eruviel Ávila vaticina grandes proyectos para el aeropuerto, durante los próximos diez años, luego de aceptar que mantener esas instalaciones cuesta 30 millones de pesos cada año.

Ávila no olvida que por toda la entidad se encuentran regados pedazos de sus promocionales. El eslogan “Piensa en Grande” se ha convertido en un dolor de cabeza, pues la ciudadanía le recuerda que nadie, sólo él y su equipo, vive del pensamiento. La ausencia de obras propias, de discursos coherentes, políticas públicas y privadas que le permitan tomar decisiones propias forman parte de los problemas medulares del gobernador. Hace, o dice que hace, pero son obras de otros. Gobierna, pero con órdenes impuestas desde Atlacomulco.

Ávila ganó sin discusión la gubernatura estatal, incluso a pesar de él mismo pero se irá de ella tal como llegó. Es un funcionario más al servicio del equipo de Peña Nieto. Administra una entidad de 15 millones de habitantes con graves problemas de inseguridad, desigualdad social, pobreza, desempleo e impunidad. La entidad es escenario de luchas entre el narco y recientemente, de una serie de detenciones de narcotraficantes del cártel de La Familia, que se interpreta como la llegada de un nuevo grupo para hacerse cargo de una de las plazas más disputadas del país. En México hay 52 millones de pobres, de los cuales 7 millones corresponden al Estado de México, población susceptible para trabajar en la ilegalidad y la informalidad. Este año, el país generó 3.2 millones más de pobres.

El Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad, publicaba en el 2010 una encuesta que aseguraba que por cada 100 mil personas, en el Edomex, se registran 15 mil 800 delitos. Novecientos veintidós feminicidios sin aclarar desde el 2005, primer lugar en robo de autos, más de la mitad de los ciudadanos viviendo en zozobra, primer lugar en secuestros y con casi 300 pesos anuales invertidos para cada habitante, eran algunas de las cifras entregadas por Peña en el 2010. A la fecha, casi nada ha cambiado.

Los ejemplos que corroboran lo anterior se inscriben en el ámbito de lo cotidiano. La impunidad en el territorio mexiquense comienza con la liberación de ladrones locales, como sucede con los casos de 3 de ellos, capturados a finales de julio del 2012. Uno de ellos, armado con una Escuadra 9 mm, operaba en Metepec. Francisco Javier Herrera Muñoz amagaba peatones para robarlos. Otros dos, Amadeo César López y Diana Belén Gracia, asaltaban en Infonavit San Francisco. Detenidos los tres, cuatro meses después están libres. Lo mismo sucedió con secuestradores que mantenían una casa de seguridad en la colonia Granjas, en la capital mexiquense y detenidos en el 2011, ahora están libres y deambulan por las calles.

Un Índice del Delito, propuesto por el no gubernamental Centro de Investigación para el Desarrollo ubica al Estado de México en el lugar 23 a nivel nacional, con un grado de afectación del delito de 76.5 por ciento. El grado de impunidad para el país es de 91 por ciento y en la entidad el secuestro, lesiones con arma blanca, robo de vehículos y asalto a peatones son delitos calificados en el grado de afectación severa.

Paras el 2012, el secuestro ubicaba a la entidad en el lugar 25, donde el primero es el menos afectado y el último el más problemático; en el 13 en el rubro de homicidios relacionados al crimen organizado; en el 16 por lesiones dolosas con arma blanca; en el quinto, en extorsiones; en el 30 en robo a peatón con violencia; en el 31 en robo a peatón sin violencia; en el 32 en robo de autos con violencia y en el 28 en robo de auto sin violencia. Las estadísticas anteriores dieron a Oaxaca como el estado más inseguro del país, según el CIDAC.

Mientras, el PAN organiza su propia encuesta para saber si la marihuana debe legalizarse. En el sitio web  http://www.pan.org.mx/cen/ ofrece las opciones “sí debe legalizarse, porque disminuiría la inseguridad”; “no, porque incrementaría la violencia y las adicciones en el país” y “se debe someter a una consulta ciudadana”. Todavía reciente en la web, muestra una tendencia, que indica que el 52 por ciento dice que no debe legalizarse mientras que 28 por ciento dice que sí y 18 por ciento va por la tercera opción sobre la consulta pública.

La impunidad, en todo caso, no depende de la legalización de una droga o sustancia.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s