Cierre de año

* Eruviel Ávila mantiene extravagancias que cuestan dolores de cabeza a sus colaboradores personales. Debido a que tiene la piel demasiado sensible, el gobernador usa cremas especiales para protegerse de los climas extremos del Estado de México y en la Coordinación de Servicios Aéreos padecen para tener listos los productos, que se facturan por fuera, para preservar la salud del gobernador. Esta Coordinación, cuyos servicios específicos son las “operaciones de transportación aérea en apoyo a servicios de seguridad pública, tránsito vehicular, protección civil, emergencias médicas y traslados del C. Gobernador y gabinete”, cuestan a los mexiquenses 96 millones 705 mil 341 pesos al año.

 

Miguel Alvarado

Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, cierra el peor año de su vida pública. Con un gabinete desmantelado por el llamado desde la Federación a más de 400 funcionarios, enfrenta ahora un equipo totalmente armado desde la perspectiva de Enrique Peña y Ernesto Nemer, quien se perfila como el sucesor del actual Ejecutivo estatal, que mientras tanto entiende el papel secundario que desempeña.

Ávila, un ex alcalde de Ecatepec y militante sumiso del montielismo, tuvo su premio económico cuando ganó las elecciones del Estado de México, que generalmente garantiza una carrera política a la sombra del erario. Ana Lilia Herrera, otra montielista, obtuvo una senaduría pero también proyección pública para contender, dentro de cinco años, por el lugar que ahora ocupa Eruviel. Lo mismo sucede con otros mexiquenses. Alfredo del Mazo Maza, Alfonso Navarrete Pria y hasta Emilio Chuayffet y César Camacho fueron nuevamente resucitados para la actividad nacional. El equipó que se le diseñó a Peña promueve un perfil que pondrá a México en la misma situación de 1994. Mientras eso sucede, el nuevo presidente se placea y luce con quien puede, como ocurre con el boxeador Juan Manuel Márquez, emocionado hasta las lágrimas cuando el presidente le levantó la mano, en una mefistofélica reunión donde hasta el secretario de Educación aparece, todo sonrisas, mientras el vapuleado deportista observa embobado a uno de sus máximos patrocinadores.

Eruviel Ávila hace lo mismo pero no le resulta igual. Aparece en todas las reuniones políticas importantes. Envía mensajes contra la delincuencia y hasta se preocupa por temas sociales como el encendido del árbol de Navidad en el Difem. Nada le resulta. Paga la misma cuota de publicidad que Peña en sus tiempos y aunque lo colocan en primera plana, nada más no luce.  Toma protesta a los alcaldes priistas y se congratula, de vez en cuando, por los aciertos del llamado “jefe de jefes”, como se le conoce al sobrino de Arturo Montiel.

Ávila promueve la economía dese su muy particular estilo peor lo cierto es que el Estado de México no ha experimentado un buen año. La derrama económica llegará, pero tarde y para las micro y medianas empresas tal vez signifique más que atrasarse en pagos. Un ejemplo se encuentra en un negocio propiedad del esposo de la productora de Televisa, Carla Estrada, Óscar del Toro, ubicado en Toluca. Primero se llamó Brothers and Sisters y luego Estrellas B&S, dedicadas a vender artículos por catálogo. Desde el 2010, Del Toro había sido demandado por deudas de hasta 40 millones de pesos con sus proveedores y por impagos con sus trabajadores. Tiene como socios a empleados de Televisa como el presentador Xavier López “Chabelo” o los cómicos Jorge Ortiz y Polo Polo. Desde sus inicios presentó incumplimientos y hasta los mismos empleados la señalan como una empresa estafadora. Señalan a los socios como culpables por no dar la cara. Ellos, por su lado, alegan que Del Toro los ha estafado y ni siquiera la intervención del Grupo Interacciones, que compraría la empresa, ha generado calma en los más de 20 proveedores que no han recibido pagos. Algunos pequeños empresarios han quebrado totalmente, pues las ventas a la empresa del esposo de Estrada representaban el total de sus ingresos. Las empresas de Del Toro carecen de activos fijos y operan mediante terceros. Las demandas no han prosperado porque el empresario presume de amistad con los funcionarios.

El gobierno del Edomex ha dado facilidades a empleados de Televisa y a la misma compañía para establecer empresas en la entidad pero los resultados no son satisfactorios. De hecho, el gobierno del Edomex es el principal consumidor en esos negocios. La derrama, pues, no se cumple.

El caso de Del Toro es apenas uno en una entidad que no reporta huelgas anuales pero oculta las condiciones de obreros y trabajadores de la IP. Eruviel y Peña no tiene nada de qué presumir cuando la mitad de la población mexiquense vive en alguna clase de pobreza. Quienes aplicaron las políticas para que ese panorama se presente en la entidad están hoy al lado del presidente.

Eruviel, por otra parte, mantiene extravagancias que cuestan dolores de cabeza a sus colaboradores personales. Debido a que tiene la piel demasiado sensible, el gobernador usa cremas especiales para protegerse de los climas extremos del Estado de México y en la Coordinación de Servicios Aéreos padecen para tener listos los productos, que se facturan por fuera, para preservar la salud del gobernador. Esta Coordinación, cuyos servicios específicos son las “operaciones de transportación aérea en apoyo a servicios de seguridad pública, tránsito vehicular, protección civil, emergencias médicas y traslados del C. Gobernador y gabinete”, cuestan a los mexiquenses 96 millones 705 mil 341 pesos al año.

Eso, y que en el Estado de México no se paga tenencia pero sí refrendo de placas, es lo más importante del gobernador del Estado de México, un hombre plegado ante las órdenes de la Federación y que ha entendido, todavía por las buenas, que su carrera política no depende de su inteligencia. Las manos de Peña Nieto se verán a partir del próximo año en los presupuestos que experimentará el Estado de México. No en balde sus colaboradores cercanos son también los dueños de las empresas en la entidad y serán ellos quienes manejen los dineros del país. Mientras Jenni Rivera, cantante grupera de Televisa, se calcinaba hasta los huesos en un accidente aéreo y su empresa aprovechaba la ocasión para hacer programas especiales casi inmediatos, Peña proponía recortar 37 por ciento al presupuesto de Conaculta y mandar a volar a los intelectuales orgánicos, pero también a los que trabajan por las actividades y promociones.

La pérdida del sentido común se retrata en las calles de la ciudad cuando los camiones urbanos son secuestrados por asaltantes que además violan a las pasajeras y en la postura de las autoridades de ocultar información, pues la unidad plagiada el 5 de diciembre, con 35 pasajeros a bordo y que por más de cuatro horas transitó por las calles de la ciudad sin que nadie se diera cuenta de nada. El evento no era el único, pues ya se había denunciando tres casos similares sucedidos en menos de un mes.

El Edomex de Peña Nieto no necesita del narcotráfico para desnudar impunidades y desaseos. La experiencia cotidiana es suficiente para entender que el gobierno de Eruviel piensa en grande. Y nada más.

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Calendario

    • diciembre 2012
      L M X J V S D
      « Nov   Ene »
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar