El Barco Ebrio

*

El gobierno federal de Enrique Peña empieza a tambor batiente. El presidente priista se pasea por todo el país, como acostumbraba cuando su época de gobernador en el Edomex, en pasarelas preparadas para el lucimiento. Peña o quienes lo asesoran saben que deben agradar, antes incluso que ser efectivos. Paralelamente, han subido la gasolina y algunos productos básicos. En el Edomex se espera que el transporte público también experimente aumentos. Una de las cifras que más impacta es que, luego de un mes de ejercer, la violencia ha pegado con todo. De nada sirve aquel escrito de buenas intenciones en que se ha convertido su plan nacional de seguridad, una especie de pantomima mediática que promete mucho aunque no dice cómo. El número de ejecutados durante el primer mes del peñismo es de más de 800 muertos. Nada mal si se considera que hasta vacaciones hubo y que algunos sicarios no laboran en días festivos.

 

*

La priista Martha Hilda González es ya la nueva alcaldesa  de Toluca, que recibe de manos de otra mujer, María Elena Barrera. Las dos, peñistas hasta los tuétanos. González no tendrá problemas en gobernar una ciudad en donde todavía se vive el triunfo del ex gobernador y cree, como dios le da a entender, que la derrama económica más importante del país comenzará aquí, en la capital mundial del chorizo. Por lo pronto Martha Hilda, apuntan algunos diarios locales, ha organizado su equipo en la filosofía del montielismo. Y no es que el montielismo sea una forma de pensamiento cósmico, pero la alcaldesa considera que quienes trabajaron con el tío de Enrique Peña todavía pueden aportar mucho a la función pública. Otros señalan, muy acertadamente, que el montielismo es solamente comparable con el lapuentismo o el americanismo. Exociencia pura, nos queda claro.

 

*

Otra que anda por las mismas es la alcaldesa de Metepec, Carolina Monroy, esposa de Ernesto Nemer y prima del propio Peña. Con todo el punch del peñismo llega la ex directora de Radio y Televisión Mexiquense al municipio del barro. Ojalá sirva de algo… bueno, son inicios de año. Se vale soñar.

 

*

Y en Toluca la gente sigue en la idea de que el dinero llegará sólo porque Peña es presidente. Pero también porque los 500 funcionarios que se llevó a su administración son, al mismo tiempo, los dueños de algunas de las empresas o negocios más prósperas del Estado de México. Eso significa que obtendrán todo el crédito de la Federación. Lo malo es que los empresarios locales se gastan su dinero en otro lado. La derrama económica será buena, pero que no exageren.

 

*

Al cierre del año, una gran movilización de ciudadanos en Zinacantepec causó extrañeza a la policía de aquel municipio. Al llegar, los uniformados se enteraron de que en una de las colonias más pobres de la cabecera un grupo de hombres había secuestrado a tres niños y escapado rumbo a los cerros aledaños. La población se había organizado para cazar a los delincuentes, pero los policías no permitieron que los iracundos ciudadanos implementaran el rescate y los desarmaron. Les dejaron solamente un par de palos y unas cachiporras. Los habitantes les pidieron entonces que fueran ellos por los niños, pero los policías, tres a bordo de una patrulla, argumentaron que debían esperar por órdenes y refuerzos. Y así lo hicieron. Mientras la gente iba en busca de los plagiados, los uniformados esperaron pacientemente por refuerzos y órdenes. Los primeros nunca llegaron y las segundas tampoco. Los niños permanecen en calidad de desaparecidos.

 

*

La delegación de San Pablo Autopan creció a ritmos insospechados. Pero como en todos lados, ese desarrollo no es parejo. Mientras que el antiguo pueblo creció pero nunca superó la pobreza y más aún la promovió, las orillas rurales de Autopan experimentaron la llegada de colonos que llevaron dinero y generaron urbanización, a costa de los espacios agrícolas. En estas grandes extensiones algunos políticos y funcionarios compraron a precio de ganga enormes terrenos donde fincaron sus residencias. Una de ellas es la de la familia Manzur, donde su casa, semejante a una hacienda, tiene hasta una capilla para recibir a dios en la comodidad del hogar. Otra es la del ex líder magisterial, Fernando Zamora, quien ha levantado la casa más grande del lugar, una mansión con enormes bardas de más de 3 metros de altura en más de mil metros de terreno. La casa es impresionante y se observa a un par kilómetros a la redonda, debido a su exagerado tamaño. Para tener a los vecinos contentos, Zamora ha pagado, dice que de su bolsillo, pavimentación y arreglo a las calles aledañas. En fin, el ex líder de los maestros del Estado de México aprendió a vivir como la sociedad manda, aunque todavía gusta de recordar cómo de chico debía ir a la escuela sin zapatos. La perseverancia lo es todo y más si se mide desde la óptica de un sindicato o de una curul.

 

*

Una que vende su casa es la ex candidata panista a la presidencia, Josefina Vázquez Mota, quien tiene su dirección en la zona más cara de Satélite. La mansión, vacía desde hace unos meses, ostenta un discreto letrero donde se anuncia que la señora que le pide a dios convertirse en viuda, ya no quiere vivir allí. La militancia panista del Estado de México vive una desbandada, pues además de que la mitad de los azules no renovaron su amor por el partido que alguna vez les dio de comer, y dejan con apenas 10 mil miembros a su institución, muchos se van del territorio mexiquense.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s