El consentido del presidente

* Las empresas de Juan Armando Hinojosa han acaparado los contratos más grandes otorgados por el gobierno del Estado de México. Cifras conservadoras aseguran que ha facturado unos 23 mil millones de pesos los últimos 12 años y su margen de ventas no disminuye, a pesar de que la muerte de su hijo, Armando Hinojosa, ensombreció por un tiempo sus relaciones públicas.

 

Miguel Alvarado

Lerma. La construcción de la carretera Toluca-Naucalpan está con concesionada al empresario consentido del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el magnate Juan Armando Hinojosa, quien hizo fortuna en los sexenios de Arturo Montiel Rojas y el propio Peña, entre 1999 y el 2005.

Aquella carretera ha arrojado ya 16 detenidos, otomíes del poblado de Xochicuautla, en el municipio de Lerma, quienes se oponen a la realización de la pista, pues supone perder su patrimonio al atravesar terrenos y casas. Y aunque los protestantes ya fueron liberados señalan a la empresa, Autovan, de  construir una obra que no se necesita, pues existen al menos dos vías de comunicación alternas, según se desprende de la carta enviada al presidente mexicano, por la investigadora de la UNAM, Elisa Lipkau Henríquez, para que “reconsidere su posición de continuar con el proyecto de la Autopista Toluca- Naucalpan por el bien de la comunidad de Xochi, de los habitantes del Distrito Federal, ya tan aquejados de falta de agua y sobre todo, de la ecología en nuestro país, ya de por sí sobreexplotado. Pensamos que esta autopista, además, no es necesaria, ya que existe la autopista México-Toluca y la autopista a Naucalpan que cubre con las necesidades de transportación entre Santa Fe y el aeropuerto de Toluca”

El aeropuerto de la capital mexiquense se ha convertido en pretexto para la construcción de nuevas vialidades que afectan Toluca pero también otros destinos, con la explicación superficial de hacer más rápida la conexión terrestre entre el aeropuerto del DF y el mexiquense, este último con un registro negativo de uso y derrama comercial que lo ubica como un elefante blanco, a pesar de los anuncios gubernamentales de la llegada de más empresas aeronáuticas. Lo cierto es que números oficiales indican una caída del 50 por ciento en el tráfico aéreo y del 45 por ciento en operaciones. Fue construido por la empresa española OHL, otra de los socios consentidos en la era de Peña Nieto, y tiene el 489 por ciento de las acciones de esa terminal.

Apenas el 20 de mayo, el gobernador mexiquense Eruviel Ávila aventuraba las cifras totales respecto a la funcionalidad del puerto aéreo: 15 destinos nacionales y tres internacionales y que ya incluían las nuevas rutas, Veracruz y Tijuana, además de la empresa Aeromar.

Las empresas de Hinojosa han acaparado los contratos más grandes otorgados por el gobierno del Estado de México. Cifras conservadoras aseguran que ha facturado unos 23 mil millones de pesos los últimos 12 años y su margen de ventas no disminuye, a pesar de que la muerte de su hijo, Armando Hinojosa, ensombreció por un tiempo sus relaciones públicas.

Según el sitio web http://indigenasdf.org.mx/, que mantiene la Asamblea de Migrantes Indígenas, el proyecto carretero es una de las promesas no cumplidas de Peña como gobernador del Edomex porque los campesinos no dejaron que se talara un bosque ubicado en la ruta de la vía, y que tiene carácter de sagrado. Así, en el 2012 la empresa Autovan había entendido que el proyecto se detendría si no conseguía una nueva forma de sacarlo adelante. Esta forma llegó gracias a un crédito por 5 mil millones de pesos que Banobras le extendió a Juan Armando Hinojosa, apuntalado con un decreto de expropiación, publicado por las autoridades mexiquenses el 6 de octubre del 2012, donde el bosque se le entregaba a Autovan debido a que representaba “un bene

Este decreto dice, al pie de la letra, que “la autoridad municipal de Lerma, México certificó que los inmuebles a expropiar no cuentan con registro o antecedente alguno que los identifique con algún valor artístico, histórico o cultural” y pasó por alto las costumbres del pueblo Hñañhu, defensor y en quien recae el cuidado de esa región. La autopista se construye con capital privado y ello, dice http://indigenasdf.org.mx/, se opone a la Ley de Expropiación del Estado de México, que aclara en su artículo 2 que Artículo “en el Estado de México la propiedad privada sólo podrá ser expropiada por causa de utilidad pública y mediante indemnización”. En juego están más de 3 mil hectáreas que cuentan con propietarios que han acreditado su legítima posesión. Desde el 12 de mayo, una asamblea en el pueblo de Xochicuautla se realizó bajo la presión de agentes ministeriales, quienes intimidaron a los vecinos para que no asistieran. A los integrantes, se les presionó para decidir a favor de Autovan. Los habitantes denunciaron la presencia de policías que protegieron aquella asamblea e impusieron silencio a los pobladores. Así, se decidió a favor de la expropiación pero nunca se votó para ello. “Uno de los escrutadores de votos, José Luis Domínguez, se negó a firmar el acta de conformidad, denunciando diversas irregularidades, motivo por el cual fue secuestrado por una patrulla que lo mantuvo bajo custodia por unos minutos, aunque la presión de la comunidad permitió su liberación”, apuntan los habitantes. Ese convenio, dicen, no dice qué pasará con el agua que pasa por el terreno ni por qué los afectados directos no recibirían indemnización, al menos de inicio, pues se les negó información sobre eso.

Las empresas de Armando Hinojosa son muchas, pero destacan Grupo Higa; Aerotaxis Eolo; Constructora Teya- IGSA; Publicidad y Artículos Creativos; Autopistas de Vanguardia, S.A. de CV; Mezcla Asfáltica de Calidad; Señales y Mantenimiento, SA de CV, y Consorcio IGSA Medical del Perú, además de una red de amigos y conocidos, de estrecha relación con el primer círculo del presidente mexicano, y entre quienes se menciona a  José Luis Tinoco Gutiérrez, Juvenal Meléndez Arriaga, Ramón Salgado Vega, Raúl Alamo Naidar, y Carlos Acra.

Los terrenos otomíes afectados por el trazo de la Toluca-Naucalpan, que en realidad es una vía que llega a los centros de negocios de Sata Fe, son un caso más en la larga historia de despojo territorial en el Edomex. De maera general, la actividad empresarial de Juan Armando Hinojosa Cantú está relacionada con la obtención de contratos a través de la modalidad PPS, como la sobras del viaducto elevado y la obra y mantenimiento del Hospital Regional de Zumpango, que costó unos 7 mil millones de pesos al gobierno estatal. Ha realizado trabajos en conjunto con la familia Hank, como la autopista Durango-Mazatlán y acompañaba cotidianamente al ex gobernador Peña en sus viajes por el extranjero, con el fin de concretar negocios en otros países.

Juan Armando Hinojosa es un moderno Midas. No puede evitar cambiar en oro todos los negocios que hace, a pesar de la ayuda del Grupo Atlacomulco y el impulso inicial de Arturo Montiel Rojas, a quien le debe integrarlo a un grupo de 49 empresarios, en sus inicios, el Consorcio Integrador del Ramo de la Construcción. La trágica muerte de su hijo, quien estaba en una fiesta en el rancho Cantalagua, festejando el cumpleaños de Enrique Peña, no lo amedrentó más de lo normal. Ha sabido encontrar estómago de hierro y aprovechar las coyunturas. Que su mejor amigo sea presidente de México es una casualidad que le ha caído a las maravillas, y en cuento la Federación comience su programa de obras públicas, Hinojosa y Autovan estarán presentes.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s