¿Delincuencia educativa?

* En la sesión del 12 de julio los diputados locales determinaron sancionar con cinco a diez años de cárcel y multa de mil a mil 500 días de salario mínimo a quienes incurran en este delito. Así, el texto aprobado señala que “al que preste servicios educativos que conforme a la ley requieren autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios y no los haya obtenido, se le impondrá de cinco a diez años de prisión y una multa de mil a mil 500 días. En caso de reincidencia, la pena se incrementará de una a dos terceras partes. La situación de trámite de la incorporación no libera de la responsabilidad…”.

Luis Zamora Calzada

La versión aprobada del artículo 148 del Código Penal del Estado de México tipifica como delito brindar el servicio educativo sin el reconocimiento de validez oficial (REVOE), en un claro ataque a las llamadas escuelas de organización social, que proliferaron con la complacencia de diversas instancias gubernamentales, inicialmente en la parte oriente de la entidad; organizaciones que fueron adquiriendo fuerza y posiciones desde diferentes colores partidistas, logrando colocar en diversas jornadas electorales a sus líderes en diputaciones locales, federales e incluso presidencias municipales.

En la sesión del 12 de julio los diputados locales determinaron sancionar con cinco a diez años de cárcel y multa de mil a mil 500 días de salario mínimo a quienes incurran en este delito. Así, el texto aprobado señala que “al que preste servicios educativos que conforme a la ley requieren autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios y no los haya obtenido, se le impondrá de cinco a diez años de prisión y una multa de mil a mil 500 días. En caso de reincidencia, la pena se incrementará de una a dos terceras partes. La situación de trámite de la incorporación no libera de la responsabilidad…”.

Agrega que cuando esté involucrado un servidor público de educación, exclusivamente de este ramo, la sanción aumentará y será destituido e inhabilitado del servicio público. Desde este texto se deja sin castigo a funcionarios de otras instancias gubernativas, que pudieran incurrir en este delito.

Muchas marchas y cierre de calles, realizadas por las organizaciones en Toluca a lo largo de los años, tuvieron como meta negociar con el gobierno el otorgamiento del REVOE y del salario de los maestros que prestan sus servicios en sus escuelas; todo “funcionaba bien”, hasta que al parecer surgieron conflictos en diferentes actores, que “inspiraron” al diputado del Partido Nueva Alianza, para promover la iniciativa que hoy criminaliza a los líderes que impulsan educación desde sus organizaciones.

La reforma al artículo 148, colateralmente, generará problemas laborales a los docentes que vienen trabajando con nombramientos por tiempo determinado en estas escuelas. Seguramente las demandas por despido injustificado en contra de la Secretaría de Educación están a la vuelta de la esquina. Los maestros que laboran en las escuelas de organización no son culpables de las probables diferencias entre las “cúpulas”, pero sí son los primeros afectados, junto con los alumnos que perderán su oportunidad educativa en nuestra entidad.

 

 

Cartilla de educación básica

 

 

La boleta de calificaciones que otorgaba la escuela, anualmente, en cada grado, denominada en la actualidad “Cartilla de Educación Básica”, provocó crisis en miles de maestros por los apartados que incluye, en particular, la responsabilidad de determinar el “nivel de desempeño” del alumno desde cuatro estándares: destacado, satisfactorio, suficiente e insuficiente, ubicados del inciso A al D, respecto a “los aprendizajes relacionados con las competencias que se favorecen en el campo formativo” en preescolar.

“En los aprendizajes que se esperan en el bloque” en primaria y secundaria, D equivale a 5; C a 6 ó 7; B a 8 ó 9 y D a 10. Como se observa, del 6 al 9 hay una verdadera devaluación, ya no valen igual que antes. El valor numérico se ha depreciado en educación y se incurre en determinar una falacia en el sistema de numeración decimal, en donde 6 es igual a 7 y 8 igual a 9, lo cual no es comprensible aritméticamente.

La cartilla establece los 12 años que comprende la educación básica, dividida en cuatro periodos, el primero en preescolar; el segundo de primero a tercero de primaria; el tercero los tres últimos grados de ese nivel, el cuarto abarca la secundaria.

El maestro debe seleccionar el tipo de “colaboración” que necesita el alumno, optando de los siguientes: “para conservar el nivel es necesario mantener el apoyo que se le brinda; necesita apoyo adicional para resolver las situaciones en las que participa; requiere apoyo y asistencia; y requiere apoyo, tutoría y acompañamiento diferenciado permanente para resolver las situaciones en las que participa”, anotando el correspondiente a cada alumno, en el reverso de su cartilla.

Lo verdaderamente traumático fue el llenado de los alveolos en todos los niveles, con la indicación tajante de que fuera a mano, sin permitir el uso de ningún recurso tecnológico, complementado con la incorporación del dato numérico en primaria y secundaria.

Lo lamentable, es que la Cartilla hoy descansa en miles de fólders, que no han sido abiertos desde el día en que se recibieron de la escuela, mucho menos se han leído los apartados que la integran y los alveolos llenados jamás pasarán por un lector óptico.

El esfuerzo y tremendo trabajo del docente para su llenado fue inútil, la irracionalidad burocrática y administrativa venció una vez más al profesorado.

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s