Creencias y realidades

* No sólo compra tapetes para yoga, aun cuando la ley le prohíba. También “sugiere” convocar a alumnos y padres de familia a través de los maestros para ver informes, se cierra al diálogo y para colmo el secretario del ramo educativo ignora las movilizaciones de maestros que ocurren los sábados, quizá porque no sean días laborables. Para él no son realidades, pero como dice el dicho popular, “el pez por su boca muere”.

Luis Zamora Calzada

Qué rápido se desmintió al secretario de Educación del Estado de México, quien aseveró  que no había maestros de nuestra entidad manifestándose en contra de la Reforma Educativa. Alfa Diario publicó el viernes 27 las creencias del funcionario, quien dijo que “… no hay un grupo de maestras manifestándose en las calles contra la Reforma Educativa o cosas así. Tengo la firme convicción de que los papás y maestros no son gente que se les pueda manipular ni se les puede decir se te instruye esto y ahora hazlo, no son máquinas, son gente que tiene criterio”. De su boca aseguró, incluso, que “en el Estado de México han demostrado nuestros maestros de una y mil maneras que estamos en el mismo barco, yo creo en los maestros y si no fuera por ellos tampoco estuviéramos aquí, son maestros ejemplares, tenemos negritos en el arroz pero también con ellos vamos platicando”.

La primera plana del periódico “La Jornada” del domingo 28, mostró otra realidad, según la nota y las fotos de la marcha, fue protagonizada por maestros del Estado de México. Los organizadores contabilizaron 10 mil maestros, las instancias del Distrito Federal reportaron 4 mil profesores provenientes del viejo sindicato estatal SMSEM y de las secciones 17 y 36 del SNTE marcharon del Monumento de la Revolución a Los Pinos en rechazo a las leyes secundarias del Artículo 3ro. Constitucional,  publicadas el 11 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación.

Ocho días antes, el sábado 22 hubo una marcha de aproximadamente 12 mil maestros en Toluca,  quienes exigieron al titular de Ejecutivo estatal y su Congreso local no aplicar las leyes secundarias, en particular la Ley General del Servicio Profesional Docente.

No sólo compra tapetes para yoga, aun cuando la ley le prohíba. También “sugiere” convocar a alumnos y padres de familia a través de los maestros para ver informes, se cierra al diálogo y para colmo el secretario del ramo educativo ignora las movilizaciones de maestros que ocurren los sábados, quizá porque no sean días laborables. Para él no son realidades, pero como dice el dicho popular, “el pez por su boca muere”.

Reforma constitucional

Dos de octubre no se olvida, fecha significativa del país por los lamentables hechos del 68 del siglo pasado, los maestros estatales pretendemos que ese día quede en la historia de las efemérides de una lucha por la defensa de los derechos laborales, agraviados por la Ley General del Servicio Profesional Docente.

El 2 de octubre del 2013, el Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México (SUMAEM), inicia los trámites legales para  combatir el intento de menoscabar los derechos de los maestros del Estado, iniciados en el Congreso de la Unión, que sin tener el conocimiento preciso del contenido, de manera inmediata aprobó las leyes normativas del artículo 3ro. Constitucional, incluso se asegura que los diputados omitieron darle la primera lectura y sin  analizarla y estudiarla de manera pormenorizada, las aprobaron.

Ahora se sabe que el contenido implica afectaciones serias en perjuicio de los trabajadores, se vulneran derechos laborales y sindicales que el Estado tiene la obligación de garantizar. Sin embargo, permearon más los acuerdos de los partidos políticos, sus diputados y senadores abandonaron la responsabilidad de representantes populares al aprobar de manera general y particular, sin tomar en cuenta el interés general de los trabajadores docentes del estado y sin notar que sus leyes aprobadas contienen artículos que contravienen nuestra Carta Magna.

La aprobación, publicación, vigencia y aplicación de los artículos  22, 27, 28, 30, 41, 53 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, es inconstitucional, porque son contrarios a lo establecido por los artículos 1º; 3ro. Fracción III, 5, 13, 14, 16, 17, 123 Apartado “A” fracciones XVI, Apartado “B” fracción X, y 133 Constitucionales.

Los seis artículos se apartan de la norma fundamental en perjuicio de los maestros, contrarios a los principios de seguridad y certeza jurídica que garantizan  estabilidad laboral y sindical en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s