Despojos

* Por años al Xinantécatl se le ignoró. Siempre allí, eterno, a veces atraía la atención del público porque se realizaban búsquedas arqueológicas en sus lagunas o porque el frío extremo obligaba a los pobladores cercanos a exigir ayuda. Poco a poco el antiguo Parque Nacional sufrió las consecuencias. Generó pequeños núcleos de miseria en sus faldas, entre ellos el pueblo de Raíces, dedicados a la madera, la siembra y el pastoreo pero que siempre vivieron en cabañas paupérrimas. Como Raíces hay otros 22 poblados rurales con similares características y que han crecido al paso de los años.

 

Miguel Alvarado

El Nevado de Toluca era un Parque Nacional que los gobiernos y la ciudadanía decidieron cuidar poco o nada. A principios de octubre del 2013, la Federación cambió su estatus y canceló legalmente el término para convertirlo en Área de Protección de Flora y Fauna que, según decreto presidencial, ha de proteger las más de 50 mil hectáreas del volcán y el ecosistema que le da forma.

Hace décadas que los gobiernos definen que los recursos del país no pueden ser explotados por mexicanos porque, según ellos, no hay dinero o tecnología suficiente para administrar debidamente. Proponen una serie de licitaciones o arrendamientos que aprovecha la iniciativa privada, que cobra por los servicios y bienes que resulten de un activo público, como lo haría el gobierno, pero sin ingresar las ganancias al erario público. La privatización, sin embargo, casi nunca significa mejore servicios pero sí un negocio para políticos y empresariado, unidos por los mismos intereses. Ejemplos con las carreteras concesionadas bloquean el derecho al libre tránsito si no se puede pagar peaje pero también acostumbra al abandono. Rutas secundarias, las verdaderas carreteras estatales, han permanecido en el abandono por años, como sucede con la libre Toluca-Atlacomulco, transitada por habitantes de las zonas que atraviesa.

En Nevado de Toluca es el atractivo turístico más importante de Toluca y 10 municipios más que comparten su ubicación. Domina la capital del Estado de México y era uno de los pocos volcanes en el mundo que permitían llegar a su cráter en auto. La derrama turística representa poco en lo económico, directamente para el Nevado. El acceso a las partes altas, hoy cerradas en el punto donde comienzan los cráteres por razones ecológicas, apenas reporta 15 pesos por persona. La actividad preponderante se registra los primeros meses del año, cuando hay nieve. El resto del año mengua. Algunos clubes ofrecen desde el DF cursos de montañismo en las montañas del Xinantécatl por mil 400 pesos, hace 5 años.

Por años al Xinantécatl se le ignoró. Siempre allí, eterno, a veces atraía la atención del público porque se realizaban búsquedas arqueológicas en sus lagunas o porque el frío extremo obligaba a los pobladores cercanos a exigir ayuda. Poco a poco el antiguo Parque Nacional sufrió las consecuencias. Generó pequeños núcleos de miseria en sus faldas, entre ellos el pueblo de Raíces, dedicados a la madera, la siembra y el pastoreo pero que siempre vivieron en cabañas paupérrimas. Como Raíces hay otros 22 poblados rurales con similares características y que han crecido al paso de los años. Otra de las características alrededor del volcán es la deforestación de al menos la mitad de su territorio y que a pesar de programas y buenas intenciones, progresa inexorable. La presencia de la talamontes ilegales es evidente. Basta seguir las brechas de la parte baja de aquellos bosques para encontrase con zonas arrasadas. El otro fenómeno es el narcotráfico, que se instala allí para esconderse o para hacer bases en los traslados de la droga. El volcán es uno de los puntos geográfico que dividen el centro mexiquense de los municipios sureños. Esto fue denunciado hace años y los estudiosos apuntaban que era el factor principal por el que los proyectos, cualquiera que fuera, no prosperaban. La inseguridad fue creciendo pero también el entendimiento de que el espacio se podía aprovechar de otra manera. Al menos dos proyectos en la administración de Arturo Montiel fueron presentados al municipio y rechazados por alguna razón, pero que querían transformar aquellos parajes. Un parque nacional, por definición, permanecería inalterado pues es un ecosistema necesario para el punto geográfico que influye. Los proyectos de hoteles alpinos, nieves artificiales y veredas controladas dejarían una derrama económica propiciada por un dato alucinante: que México, sin tener ningún centro de esquí, era el octavo país de mundo con mayor número de practicantes, con 2.9 millones de personas. Ellas eran el mercado directo al cual se había dirigido ese proyecto, presentado en el 2005. Cada año, decía el estudio, 600 mil mexicanos salían a esquiar al extranjero, lo que representaba una derrama fuera del país de mil 600 millones de dólares, 2 mil dólares diarios por cada turista.

En el 2005, el Centro de Esquí del Nevado de Toluca estaba proyectado para 19 pistas, e incluía instalaciones para hockey y patinaje artístico. La parte de infraestructura estaba ubicada en un Villa Alpina, que en la maqueta ubicaba hoteles, zonas comerciales,, restoranes, centro de atletismo para alto rendimiento, campo de golf con 27 hoyos, tenis, centro cinegético, áreas deportivas y club hípico. Las comunicaciones se resolverían con una supercarretera cuyo costo, junto con lo demás, ascendería a 100 millones de dólares. A los pobladores se les integraría como parte de los empleados directos que se generarían allá, como se prometió a los habitantes de San Salvador Atenco cuando se pretendía construir el aeropuerto en sus tierras ejidales.

El Nevado es uno de los principales afluentes para el valle de Toluca. No es casualidad que una planta de Coca-Cola esté instalada cerca del volcán y de los ríos que se forman al bajar, sobre la carretera Toluca-Nevado. Tampoco lo es que en aquella época los inversionistas no pudieran convencer a los gobiernos para implementar aquel proyecto, que resolvía todos los puntos. Hoy, si bien no existe ningún proyecto oficial, las circunstancias sobre uso de suelo han cambiado con el decreto presidencial del primero de octubre.

Algunos sectores sociales advierten que en realidad se trata de un despojo. El Nevado es un bien público, para empezar. La Universidad Autónoma del Estado de México respalda la iniciativa gubernamental y aduce que esa área protegida para la flora y fauna, permitirá una mejor calidad de vida y el rescate del ecosistema.

Otros ponen sobre la mesa ejemplos de despojo territorial como los de San Salvador Atenco o el de las tierras aledañas al aeropuerto internacional de Toluca y la venta de terrenos obligatoria en las comunidades de Valle de Bravo adyacentes al desarrollo inmobiliario Rancho Avándaro, así como posteriores demandas contra campesinos y finalmente el desalojo.

Un ejemplo más reciente se desarrolla en el poblado de Xochicuautla, en el Estado de México, y es una “comunidad indígena otomí, que aún conserva lengua y tradiciones y que a pesar de estar situada entre 2 megalópolis (la zona urbana del Valle de México y la zona urbana del Valle de Toluca), mantiene una economía predominantemente campesina. En el año de 1952 se le concedió por decreto presidencial la propiedad comunal sobre un perímetro de mil 902 hectáreas y 6 áreas de tierra. Su territorio está ubicado en la superposición de dos zonas de reserva natural declaradas por el gobierno del Estado de México. La primera de ellas es el Parque Otomí/Mexica (1980) y la Segunda la sub cuenca Hidrológica del Río San Lorenzo (1997); ambas de importancia estratégica por ser zonas de recarga de los mantos acuíferos y friáticos que abastecen de agua al Distrito Federal a través del sistema Lerma”, según la revista Refundación y el reportero Emmanuel Carrera.

La construcción de vías de comunicación en esa región está relacionada con los polos de producción estatales y la sede del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, todavía en planes de ubicación. Así, en Xochicuautla se autorizó en el 2007 una autopista a la empresa Autovan, del empresario Armando Hinojosa Cantú, con quien Montiel y Peña hicieron la mayor parte de los negocios públicos del Edomex. La construcción avanzó hasta que los comuneros se dieron cuenta de la tala y trazos topográficos en sus terrenos, pues nadie les avisó de la obra. Trataron de dialogar con el gobierno. “Sobre la base del padrón de comuneros seleccionado por el gobierno del Estado de México se convoca a asambleas comunales en las que se sometería a discusión la desincorporación y venta de tierras de propiedad comunal, requisito necesario, dado que el gobierno estatal sólo tiene facultades para la expropiación de propiedad privada, siendo facultad del Ejecutivo Federal la expropiación de tierras comunales. Desde la primera asamblea (14 de agosto del 2011) fue enviado a la comunidad un convoy de más de alrededor de 600 granaderos con la encomienda de garantizar la participación en la misma únicamente de los comuneros empadronados; esta fue la primera acción del Estado que implicó el uso de fuerza pública. Sin embargo, la asamblea no alcanzó el quórum legal por lo que tuvo que ser pospuesta. A pesar de ello el 16 de noviembre del mismo año los integrantes del Comisariado de Bienes Comunales firman un convenio de ocupación previa con el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM) el cual establece la cesión de derechos al estado para la realización de la obra”, apunta Carrera.

En mayo del 2013 el Tribunal Agrario Unitario decretó la suspensión de la obra, pero en agosto la empresa abrió nuevos frentes de obra, custodiada por 800 policías. La carretera será construida, afirman, aunque la población se oponga.

El futuro del Nevado de Toluca no será diferente de otros. Se podrá construir propiedad privada y comercializar de manera global los servicios generados. Incluso se podría regenerar el ecosistema y desterrar el narco, pero las derramas no serán compartidas.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s