Casta divina

* En 2007 aparecieron en Yucatán los primeros indicios de la conformación de esa casta dorada que operaba por debajo del agua cuando se descubrieron operadores “mexiquenses”, enviados del peñismo, “trabajando” para garantizar el triunfo de la candidata priista Ivonne Aracelly Ortega Pacheco y así derrotar el cacicazgo que intentaban imponer los panistas a través del gobernador meridense Patricio Patrón Laviada. El texto anterior es parte del libro “Los Golden Boy’s”, del periodista Francisco Cruz Jiménez, editado por Planeta en el 2012.

 

Francisco Cruz

Como si se tratara de uno de los próceres de la nación —Miguel Hidalgo, Benito Juárez,  Emiliano Zapata—, o de un santo de la Iglesia católica, en septiembre de 2009, en papelerías del Estado de México empezó a venderse una “estampa” biográfica de bolsillo del gobernador Enrique Peña Nieto. Los priistas lo veían ya mudándose a Los Pinos y despachando en Palacio Nacional.

La monografía narraba, brevemente, la carrera política de Peña, que empezó a pedirse como material de estudio a los estudiantes de tercero, cuarto, quinto y sexto grados de educación primaria, y en los tres años de secundaria. Aunque esto era evidente, Alberto Curi Naime, secretario estatal de Educación, negó que hubiera alguna instrucción para que la solicitaran directivos o maestros de las escuelas públicas.

Alberto Serrano, gerente de la Editorial Bob —empresa responsable de recopilar, imprimir e incorporar a su catálogo de monografías la “famosa” estampa—, negó entonces que Peña fuera el único gobernador con una monografía. Sólo confirmó que el material era de distribución nacional: “Observamos que era muy demandado por las escuelas y decidimos aprovechar ese mercado”, declaró para el periódico La Jornada el 8 de enero de 2010.

La biografía resumió la carrera de Peña desde 1984, cuando se afilió al PRI, su paso como diputado local, coordinador financiero de la campaña de su antecesor en la gubernatura, Arturo Montiel, y  consejero priista. Al final destacaba: “es el gobernador más conocido por los mexicanos.”

Ante este panorama, políticos y empresarios de todo el país empezaron a “creer” en el proyecto presidencial Peña-Montiel, por lo que se distinguió a un grupo selecto de funcionarios y burócratas, una oligarquía que perfiló tres bloques internos para el control del poder político y económico del país, así como del mismo grupo. La casta de oro que los pondrá en camino, aunque parece muy adelantado e ingenuo, de los comicios presidenciales de 2018.

En las sombras hacían otro tipo de labor personajes como el regiomontano Felipe Enríquez Hernández, diputado federal en aquél entonces, Jesús Alcántara,  ex diputado mexiquense, y los izquierdistas Rosario Robles Berlanga y René Arce Islas. Como se comentó en el capítulo correspondiente a las Golden Queens, ésta salió repudiada y cuestionada del Partido de la Revolución Democrática, mientras que el segundo alistaba en secreto su renuncia a las filas perredistas, decisión que se concretó en diciembre de 2009.

Arce supo guardar muy bien su simpatía por Peña Nieto, y no fue sino hasta el 1 de mayo de 2012, en un encuentro que se desarrolló en el salón Gran Fórum del Distrito Federal, que se reunió públicamente con el candidato presidencial mexiquense para ofrecerle su apoyo, acompañado por los ex diputados federales Víctor Hugo Círigo Vázquez y Ruth Zavaleta Salgado —ex presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados—, identificados con la corriente Nueva Izquierda,  que había criticado a López Obrador en el PRD.

En 2007 aparecieron en Yucatán los primeros indicios de la conformación de esa casta dorada que operaba por debajo del agua cuando se descubrieron operadores “mexiquenses”, enviados del peñismo, “trabajando” para garantizar el triunfo de la candidata priista Ivonne Aracelly Ortega Pacheco y así derrotar el cacicazgo que intentaban imponer los panistas a través del gobernador meridense Patricio Patrón Laviada.

Arriba en la lista, como primer peñista, destacaba el nombre del delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Felipe Enríquez Hernández, un político que, unos años atrás, había consolidado su carrera como secretario particular; “ahijado” del empresario neoleonés Benjamín Clariond Reyes-Retana, alcalde de Monterrey del 1 de enero de 1992 al 31 de octubre de 1994 y gobernador interino de Nuevo León del 17 de abril de 1996 al 3 de octubre de 1997.

Los detalles se colaron a la prensa: Enríquez fue secretario particular de Clariond cuando éste fungió como alcalde de Monterrey de 1992 a 1994, y secretario de Desarrollo Social en el gobierno interino de Nuevo León, presidido por el mismo Clariond, de 1996 a 1997.

Contra todos los pronósticos, la administración estatal o interinato de Clariond Reyes-Retana se caracterizó por escandalosos actos de corrupción. Uno de ellos lo protagonizó el tesorero Xavier Doria González, quien pasó varios meses en prisión por un desfalco de 173 millones de pesos.

Después de dos arraigos y 78 días en un penal de Nuevo León, Doria ofreció al gobierno estatal, de una manera sorpresiva y unilateral, regresar los 173 millones de pesos que desvió del erario público como una manera de reparar el daño y mejorar el proceso iniciado en su contra. Y así fue, los devolvió en efectivo y en varios sacos.

Hubo versiones que vinculaban a Felipe Enríquez y Benjamín Clariond como accionistas de negocios inmobiliarios en Monterrey. Se recordaba con insistencia que Enríquez había dirigido Fomento Metropolitano de Monterrey —ente público responsable de vivienda—, de 2003 a 2005, en el gobierno estatal de Natividad González Parás, de 2003 a 2009 y que, a su salida, Enríquez abrió su propia empresa de bienes raíces, Inmobiliaria RCO de donde venía su sociedad con Clariond Reyes-Retana.

El hecho es que, en 2005, tomó la decisión de sumarse al equipo de campaña que impulsaba a Peña como heredero de Arturo Montiel. Desde entonces, no ha dejado al grupo mexiquense. En ese contexto, apareció pleno el nombre de Felipe Enríquez Hernández y su nombramiento, en 2006, como delegado del PRI para el estado de Yucatán. Por primera vez se habló de los nuevos Golden Boy’s. Le correspondió el número tres en la lista, apenas debajo de Luis Enrique Miranda y María Elena Barrera.

Enríquez llegó a esa entidad enclavada en el sureste mexicano con el encargo especial de hacer ganar a la candidata priista Ivonne Aracelly Ortega Pacheco. Llevaba también un consejo, no olvidar que Patrón había aplastado a Orlando Paredes Lara, cachorro del cacique Víctor Cervera Pacheco, tío de Ivonne.

No llegó solo a Mérida. Enríquez fue acompañado por Jesús Alcántara Núñez, diputado federal priista por uno de los distritos del Estado de México. Conocida como la “dupla diabólica”, ese par había hecho ganar a José Natividad González Parás en Nuevo León, a Peña Nieto, en el Estado de México y a Andrés Granier Melo en Tabasco. “Y son los que ahora lograrán el triunfo de Ivonne en Yucatán, presumió al periódico Reforma uno de los más cercanos colaboradores de la candidata priista. […] Ambos son señalados como incondicionales de Peña. Incluso, el mandatario mexiquense fue padrino de bautizo del hijo del diputado local de Nuevo León el 7 de octubre del año pasado”.

Luis Montoya, presidente del panismo yucateco, amplió los señalamientos e indicó que “en torno a la campaña de Ortega hay un supuesto clan de gobernadores priistas, liderados por el coordinador de los diputados federales de ese partido, Emilio Gamboa Patrón. […] Los gobernadores de Quintana Roo, Campeche, Nuevo León, Estado de México y Tamaulipas apoyan financieramente la campaña de la priista por medio de un brazo ejecutor: Felipe Enríquez”.

La última semana de mayo de 2012, cuando apuntalaba su campaña hacia la presidencia municipal de Monterrey, se hizo público que el candidato priista —Felipe Enríquez— y su familia cercana, había acumulado, en unos cuantos años, una fortuna que superaba los 228 millones de pesos.

Enríquez había entregado, en sus declaraciones de bienes patrimoniales, la suma de 18.3 millones de pesos; sin embargo, el periódico de Monterrey El Norte se dio a la tarea de escudriñar y encontró que, “tomando en cuenta las inversiones y compra de propiedades realizadas por medio de empresas familiares que el propio candidato priista a la alcaldía de Monterrey creó, la cifra acumulada de sus bienes llega, hasta ahora, a 223.5 millones de pesos”.

La información tenía su historia. Descubierto por los panistas yucatecos en 2007, Enríquez dejó de ser un ente invisible. Algunos reporteros le siguieron la pista. Lo encontraron ya investido como uno de los nuevos Golden Boy’s del Estado de México. El 9 de mayo de 2010, Jorge Montalvo Duarte publicó en el diario Artículo 7 de Yucatán un reportaje cuyo encabezado despejó las dudas: “Felipe Enríquez Hernández, nuevo alquimista del PRI”.

“El diputado por Nuevo León es, sin lugar a dudas, el principal operador electoral del PRI. Fue enviado por Enrique Peña Nieto como operador de la campaña de Ivonne Ortega Pacheco a la jefatura del gobierno del estado en 2007, cuando se consolidó como el principal alquimista electoral.

Durante la campaña de 2007, Enríquez fue el vehículo para transferir decenas de millones de pesos que aportaron empresarios inmobiliarios yucatecos para la operación política Quintana Roo y Yucatán. Desde una casa en Chicxulub dirigió el reparto de recursos para la compra de credenciales de elector, para quebrar liderazgos opositores y trabajar el día de la elección, comprando votos.

No es primera vez que el PRI nacional manda delegados a Yucatán con antecedentes delictivos en la compra y coacción del voto a favor del PRI. Hace 20 años Yucatán padeció la embestida del profesor hidalguense José Guadarrama Márquez, quien fue delegado durante la campaña que llevó por primera vez a Ana Rosa Payán a la alcaldía de Mérida.”

De acuerdo con una entrevista publicada en la revista Proceso el 16 de agosto de 1997 a Víctor Manzanilla Schaffer, ex gobernador de Yucatán, el principal objetivo de las maniobras de Víctor Cervera Pacheco y del PRI, no sólo fue tener el control político del estado, sino también lograr que Herbé Rodríguez Abraham llegara a la alcaldía.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s