A favor

* Los diputados priistas que votaron a favor de la reforma hacendaria tienen nombre y apellidos. Algunos, hasta trayectoria pública tienen. Pero ninguno se tocó el corazón o la inteligencia para no apoyar la propuesta federal que encarecerá 16 por ciento productos y servicios a partir del 2014.

 

Miguel Alvarado/ Juan Manuel Hernández León

Sólo tres de los diputados federales mexiquenses del PRI no votaron a favor de la reforma hacendaria, que eleva los impuestos de prácticamente todos los bienes y servicios en 16 por ciento para el 2014. Estos tres que no votaron a favor, José Luis Cruz Flores Gómez, Raúl Sandoval Macías y Darío Zacarías Capuchino –líder de la CNC- se limitaron a no asistir a la sesión del 18 de octubre del 2013.

El resto de los diputados tricolores del Edomex siempre han tenido una relación directa y cercana con el presidente de México, Enrique Peña Nieto y su grupo político. Casi todos los que votaron no representan caras nuevas para el electorado. Han sido diputados locales, presidentes municipales, líderes sindicales y funcionarios públicos desde el sexenio de Arturo Montiel Rojas, tío de sangre de Peña Nieto.

La votación de los priistas, apoyada por 79 panistas, 72 perredistas y 10 aliancistas arrasó con la pobre oposición del Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, que entre los dos apenas juntaron 22 votos, más otros 30 entre PAN y PRD.

La abrumadora mayoría tricolor y sus aliados no tuvieron dificultades y acudió a la experiencia de los allegados al poder del grupo peñista. Destacan, por ejemplo, Miguel Sámano Peralta, operador político del peñismo cuando gobernador pero secretario particular de Arturo Montiel desde que éste trabaja en los Talleres Gráficos de la Nación. Siguió a Montiel a la gubernatura y al término del sexenio se le otorgaron posibilidades para una diputación por parte del Verde Ecologista, que no desaprovechó. Considerado uno de los Golden Boy’s más influyentes, le tocó acercar a Montiel con medios de comunicación y negociar con políticos y empresarios para establecer una sola línea de trabajo con resultados admirables. La prensa local fue alineada a partir de contratos o convenios. Nadie quedó fuera y se procuró una derrama general para las empresas. Montiel vivió un terso sexenio con algunos sectores gracias a los oficios de Sámano, a quien se le consideró uno de los tres políticos más poderosos, junto con Luis Miranda y el propio Montiel.

En la lista de los que votaron a favor también aparece Fernando Zamora, ex dirigente del impenetrable Sindicato de Maestros, SMSEM, en la entidad. Los maestros agrupados en esa organización suman más de 80 mil y siempre se han plegado del lado tricolor para apoyarlo en tiempos electorales. La gestión de Zamora fue como todas, pero se le recuerda más por una extraña foto donde apareció montado a caballo y con un rifle AK-47 en las manos, justo al lao de uno de los jefes del narcotráfico de La Familia en el sur mexiquense. La foto no le representó mayor problemas, tan es así que después consiguió una curul federal, donde opera actualmente.

Otro personaje que votó a favor de la reforma hacendaria es José Manzur Quiroga, ex secretario general de Gobierno con Montiel y subsecretario con Peña Nieto. Manzur simpre h estado en el ojo del huracán, incluso desde el 2007 una declaración patrimonial pública hecha por él mismo señalaba que poseía “casas en Naucalpan, Temascalcingo y Valle de Bravo; 99 vehículos antiguos de colección, que aseguró haber heredado; 47 vehículos de arrastre y salvamento, que forman parte de su empresa Grúas Manzur; ocho automotores más, “de servicio”, y cinco autos de “uso diario”, consignaba el diario La Jornada. Siempre al lado del montielismo, vivió el asesinato de uno de sus hermanos y los señalamientos sobre narcotráfico contra otro. Todo lo superó y actualmente es uno de los priistas mexiquenses más poderosos.

En la lista de los votantes a favor de los impuestos hay ex alcaldes como Roberto Ruiz Moronatti, de Coacalco, y Alejandra del Moral, de Cuautitlán Izcalli. El primero enfrenta una petición por desafuero debido a señalamientos por incumplimiento de obras. Siempre leal al priismo, ha conseguido un capital político de cierto peso pero que le alcana para influir en el valle de México a favor de su grupo. A Alejandra de Moral se le ubica como una de las aspirantes a la gubernatura de la entidad en los próximos sexenios. Simpática y guapa, se ganó al electorado de su distrito, siempre al lado de Peña Nieto.

Otro ex alcalde, José Rangel Espinoza siempre mantuvo bajo perfil cuando encabezó la presidencia del municipio más pobre de la entidad, San José del Rincón. Como diputado federal, saltó a la palestra pública porque emplacó su auto, un lujoso Mercedes, con distintivos de la Cámara. Se le conoce como el legislador Dipucharola, que lo obligó a rectificar.

El caso de Gerardo Liceaga es inusual. Comentarista deportivo de Televisa, después se postuló para la alcaldía de Teoloyucan, donde fue señalado por corrupción por su propio cabildo cuando detectaron cifras maquillas en el 2012. Representa un ejemplo de la influencia de la empresa de Emilio Azcárraga en lo sexenios de Montiel y el actual presidente de México.

Jesús Tolentino Román Bojórquez es miembro de Antorcha Campesina, la misma organización que reclama la renuncia del gobernador mexiquense Eruviel Ávila por incompetencia y que ha convocado a una megareunión en el Estadio Azteca para el 3 de noviembre y hacer públicas sus razones. Antorcha es uno de los brazos duros del priismo y apoyó a Peña en sus campañas para gobernador y presidencia.

Fernando Salgado Delgado, secretario del PRI juvenil en tiempos de César Camacho, es uno de los enlaces con los sindicatos mexiquenses, entre ellos el del transporte y la CTM. Es protegido de Joaquín Gamboa Pascoe.

Fernando Maldonado Hernández Fernando fue director del ISSEMyM los primeros meses de la gestión eruvielista. En 2013, el IFE determino que había rebasado los topes de gastos de campaña, igual que el 90 por ciento de los ahora diputados federales del PRI. Fue también secretario del Transporte en la entidad, sector con el que mantiene intereses políticos.

Alberto Curi Naime fue secretario de Educación estatal con Peña y perdió las elecciones para la alcaldía de Toluca en el 2000.

Los diputados, presumidos por el PRI y el propio presidente de México como “una nueva camada” dan la impresión de estar en las curules por méritos ajenos y porque son necesarios para cerrar grupos dentro del priismo a favor de su líder inmediato. Cada uno, aun con carreras públicas cortas o de bajo perfil, presenta una relación de parentesco, política o empresarial con la cúpula priista, como el caso de Sue Ellen Bernal Bolnik, hija de Eduardo Bernal, un ex alcalde de Tecámac, relacionado con la familia Hank. Asesor de Jorge en Baja California, también coordinó parte de la campaña de Ávila, “y se mantuvo como el enlace de negocios y encuentros del personaje conocido como Tigre Blanco en los expedientes de los organismos de inteligencia de Estados Unidos”, cita el semanario Proceso. La hija, Sue Ellen, tiene 31 años.

Angelina Carreño Mijares aseguraba en campaña que Enrique Peña regresaría la dignidad a México. Hoy, esta diputada está registrada entre una de las que más viaja, en un presupuesto que hasta mayo del 2013 alcanzaba 2.8 millones de pesos en gastos, ejercido junto con otros diputados. No cuenta con trayectoria académica, al igual que Darío Zacarías y Maricruz Cruz Morales. De esta última, se sabe que es integrante de la Central Campesina Independiente. “O te dedicas a ser dirigente social, o te dedicas a hacer propuestas, o te dedicas a leer”, es una de las frases más celebradas de la representante popular. En pocas palabras, terminó la preparatoria y se colocó como asesora de un legislador. De allí a la diputación había un solo paso.

Aurora Denisse Ugalde Alegría, hija de Arturo Ugalde, alcalde de Tlalnepantla y cuya experiencia política es nula y llegó al cargo, dicen, por ese vínculo.

Laura Barrera Fortoul es una de las que más carrera tienen, aunque siempre ligada al montielismo. Consejera del PRI, secretaria estatal de Turismo. Hija de Heberto Barrera, ex presidente de la Fundación Colosio. Es hermana de Heberto Barrera, quien perdió una elección municipal en Villa del Carbón y sobrina de Jaime Barrera, ex secretario del Transporte.

Otro, Alberto Acosta Peña es concesionario de Pemex y ha sido subdirector de Finanzas de Chimalhuacán, por lo que su interés estará enfocado también en apoyar una reforma energética.

El resto de los diputados priistas que votaron a favor, no menos interesantes que los anteriores,  son Marco Antonio Calzada Arroyo Marco Antonio, Brenda Alvarado Sánchez, César Navarro de Alva, José Moreno Árcega, Silvia Márquez Velasco, Norma Ponce Orozco, Cristina Ruiz Sandoval, Rosalba Gualito Castañeda, Blanca Estela Gómez Carmona, Irazema González Martínez Olivares, Juan Manuel Carbajal Hernández, Tanya Rellstab Carreto, Noé Barrueta Barón, Francisco Fernández Clamont, Cristina González Cruz, Gerardo Hernández Tapia, Érika Funes Velázquez y Leticia Calderón Ramírez.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s