20 de noviembre al olvido

* “Casi nadie se movió el 20 de noviembre. Pero en los días que siguieron prendió la mecha de repente. En Chihuahua se levantó Salido y luego lo siguieron Pascual Orozco y Villa. En Sonora se lanzó a la lucha Maytorena con sus indios yaquis. Eulalio y Luis Gutiérrez se fueron a la bola en Coahuila. En Guerrero hicieron lo mismo los hermanos Figueroa, y en Zacatecas el popular Moya. Cuando en febrero de 1911 entró Madero en territorio nacional, ardían polvorines en 18 estados del país…”.

 

Luis Zamora Calzada

En la pretensión de lograr una explicación de la suspensión del desfile del 20 de noviembre, determinada por los “herederos actuales de la revolución” del gobierno federal en turno, que en palabras del secretario de Gobernación, de apellido Chong, no fue una suspensión porque ni siquiera estaba programada, se encuentra la siguiente narración:

“Casi nadie se movió el 20 de noviembre. Pero en los días que siguieron prendió la mecha de repente. En Chihuahua se levantó Salido y luego lo siguieron Pascual Orozco y Villa. En Sonora se lanzó a la lucha Maytorena con sus indios yaquis. Eulalio y Luis Gutiérrez se fueron a la bola en Coahuila. En Guerrero hicieron lo mismo los hermanos Figueroa, y en Zacatecas el popular Moya. Cuando en febrero de 1911 entró Madero en territorio nacional, ardían polvorines en 18 estados del país…

“…poco después de la aprehensión de Madero en San Luis Potosí, una turba llegó hasta la casa del presidente Díaz y lanzó tomates, naranjas y huevos podridos contra las ventanas.

“Gritaba el populacho:

“- ¡Muera la tiranía! ¡Muera el mal gobierno! ¡Muera el viejo!

“Todos esos gritos los escuchó Don Porfirio. No podía creer que el mismo pueblo que antes lo había vitoreado ahora lo maldijera”. (Catón, 2010, pág. 315, 316).

Al parecer, quienes piensan que hay menosprecio por la historia o que las manifestaciones en contra de las reformas impuestas en agravio a los trabajadores, a los maestros, a los contribuyentes, al probable despertar de ese México en la pobreza, olvidado, condenado a la injusticia y a la violación del Estado de Derecho en su perjuicio, por desconocimiento y otros factores similares fueran la causa de la suspensión del desfile, nos equivocamos, algún asesor seguramente leyó a Catón, “Díaz y Madero. La espada y el espíritu”, para aclarar que no hubo movimiento alguno el 20 de noviembre de 1910, que fue posterior, en espera de que se rectifique en la actualidad los errores que cometen los gobernantes, que desde la perspectiva de muchos mexicanos detectamos claras violaciones a la ley, con actuaciones contrarios a derecho.

 

Sentencia histórica

 

El 29 de  abril de 2013, el Juzgado Primero de Distrito en Materias de Amparo y de Juicios Civiles Federales en el Estado de México, dictó la sentencia a favor del trabajador jubilado, Everardo López Pérez, en contra del aumento de 6 por ciento a los descuesto de ISSEMyM, que aprobó la Cámara de Diputados a iniciativa del gobernador el 19 de diciembre de 2012, en la parte que interesa ordenó:

“En tales circunstancias, se impone conceder la protección constitucional para efecto de que la autoridad responsable, Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, de quien se reclamó la aplicación del artículo 33 de la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de México y Municipios:

a) No aplique al quejoso el artículo 33 de la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de México y Municipios y;

b) Devuelva al quejoso, en una sola exhibición y en el improrrogable plazo de diez días hábiles, que se estima prudente para el cumplimiento de esta sentencia, el monto al que asciende las deducciones que le efectuó al peticionario de amparo por concepto de cuota de los servicios de salud y/o clave quinientos cuarenta, dado que dichas aportaciones se encuentran estrechamente vinculadas con el precepto declarado inconstitucional, al ser consecuencia directa e inmediata de tal norma”.

El ISSEMyM se inconformó, promovió un amparo en revisión resuelto el 17 de septiembre de 2013, en el Séptimo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Primera Región; por unanimidad de votos los magistrados federales desecharon su recurso por inoperante y declararon firme la sentencia dictada por el Juzgado Primero.

El Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios fue obligado, en términos de Ley, regresar las cuotas que ilegalmente descontó al trabajador jubilado, mediante la emisión del cheque 2875, de fecha 16 de octubre de 2013, absteniéndose de descontar el 6% ordenado por la Cámara de Diputados y mantener el descuento a su pensión de solo el 4.6% que retenían antes del 20 de diciembre de 2012.

Everardo López Pérez, candidato a dirigir la Asociación de Pensionados y Pensionistas, hace historia con esta acción, moralmente y legalmente rebasa a los otros aspirantes, que nada hicieron para contravenir la embestida gubernamental contra la raquítica pensión que recibe la mayoría de los jubilados.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s