Futuro negro

* Los senadores votaron y decidieron pronto. Unas horas bastaron para que todo cambiara, al menos en lo legal, sobre los recursos petroleros. Desde afuera, el ciudadano promedio percibe apenas los beneficios del Pemex mexicano. Nadie le dice que aporta aproximadamente el 40 por ciento del ingreso nacional, y que supera incluso al dinero generado por el narco, unos 40 mil millones de dólares al año. Sin el petróleo, la economía nacional no podría entenderse, aunque deba lidiar con la corrupción e impunidad en el camino que recorre aquel dinero y otros.

 

Miguel Alvarado

Toluca despierta con Mañanitas y cohetes. Todo el día, un día antes, los pueblos comenzaron los festejos en la Basílica Metropolitana, símbolo católico inentendible por complejo pero oportuno, ahora como nunca, para la reforma energética, que le ha valido al presidente Peña Nieto hasta menciones como uno de los cien pensadores más influyentes del mundo en revistas progubernamentales. El Ejecutivo, mientras tanto, asistía a los funerales de Nelson Mandela en Sudáfrica y estrechaba las manos del cantante Bono y la actriz Charlize Theron mientras “se postran mexicanos ante la Guadalupana”, como titulaban algunos diarios locales.

Ese mismo 12 de diciembre era el día de la final del futbol mexicano. Los equipos León y América desataban un duelo todavía más interesante desde lo empresarial. El primero, con capital de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, y el segundo, propiedad de la tiendita de los sueños de Emilio Azcárraga, se embarraban amistosamente del lodo mediático por el derecho del pueblo a una trasmisión abierta del deporte más popular en el mundo. Hipócritas ambos, pero millonarios y con salud pudieron disfrutar de su velada futbolera como preámbulo de un mundial que, dice la inquina, les genera a ellos 600 millones de dólares. La Virgen de Guadalupe, como en 1531, calmará cualquier ánimo de revuelta porque ahora hasta programa de televisión tiene.

Y Toluca protesta, en su inmovilidad milenaria, en el silencio de siempre. Apenas el 12, todo cierra, se paraliza. La educación laica propone contrición, horas de arrepentimiento, sesiones de rosario y reflexión. Para desgracia del creyente, la acción celestial no puede todavía evitar que La Familia michoacana ejecute a algunos en Neza, la víspera del cumpleaños, o que en Michoacán una suerte de ejército trigarante ponga orden a punta de bala y ejecuciones. La alcaldesa de Toluca, la priista Martha Hilda González, dice el diario local Alfa, presume sin recato 180 obras sin terminar o que no existen mientras espera paciente los nuevos recursos para deslumbrar con un desfile de elefantes blancos. En el marco, una reforma hacendaria lo más parecida al sistema del Gran Hermano aplicará a partir del primer minuto del 2014. La retribución golpeará, implacable, pero no a todos, por lo menos no a Slim ni a Emilio, protegidos por el manto guadalupano de un poder que se ubica más allá de la ley.

La noche del 11 de diciembre, en espera del futbol y el triunfo sobre la virgen de los Remedios, se aprobó la reforma energética en medio de un circo político que registró hasta un diputado desnudo, desinhibido y más preocupado por el despojo a la nación que por la salud mental de los asistentes. El perredista Antonio García Conejo utilizó el estrado como table de lujo para ejemplificar el despojo a la patria. Las escenas eran dantescas pero enmarcadas en una pista del circo Atayde. Nadie quería perderse este paseo por la histeria que ubicará para siempre  senadores y diputados en la escala más baja del servicio público. Y es que demasiado tarde llega el estiptis a la reforma, ya nada podía hacerse y la toma de la tribuna tampoco significó nada. La venta de Pemex, que no se vende pero sí se abre a la inversión privada se consumó de la forma más sencilla, menos dolorosa para todos.

Los senadores votaron y decidieron pronto. Unas horas bastaron para que todo cambiara, al menos en lo legal, sobre los recursos petroleros. Desde afuera, el ciudadano promedio percibe apenas los beneficios del Pemex mexicano. Nadie le dice que aporta aproximadamente el 40 por ciento del ingreso nacional, y que supera incluso al dinero generado por el narco, unos 40 mil millones de dólares al año. Sin el petróleo, la economía nacional no podría entenderse, aunque deba lidiar con la corrupción e impunidad en el camino que recorre aquel dinero y otros.

El columnista Gerardo Fernández Casanova recuerda aquel espectáculo: “esta sesión, al igual que la previa de las comisiones dictaminadoras, no fue más que una pantomima –muy dramática, por cierto- en la que un grupo de aguerridas y aguerridos patriotas defendía a la Nación con argumentos válidos y comprobaciones documentales, en tanto que otro grupo la vendía sin más argumento que la búsqueda de la modernidad y la competitividad. Diálogo con sordos que hizo a la senadora Sansores recordar la conclusión del Premio Nobel José Saramago: “si quieren privatizar, privaticen el amor, privaticen la justicia y el agua… Privaticen hasta la puta que los parió”… y así lo hicieron, la dignidad devino en simple mercancía en subasta al mejor postor, la privatizaron y prostituyeron”.

De aguerridos, los perredistas tuvieron poco, quizás la actitud de Conan, desesperado guerrero que al final resuelve todo en batalla cuerpo a cuerpo. Pero en este país nadie podría detener una reforma a golpes, con piquetes de ojos, a pellizcos. La oportunidad de la izquierda por ejercer con autoridad se perdió hace años y ellos mismos enterraron su capital. Nadie supo encontrar la fórmula de la resurrección y hasta López Obrador los abandonó. La izquierda, pero no todos los que la componen, simula y se une al final a la fiesta de los vendedores, pues todo se comparte en esos niveles.

La reforma energética, sin embargo, es concreta hasta en la confusión. Toda riqueza que esté en el subsuelo es de los mexicanos. El chiste es que la extraigan. Como se considera imposible, ese servicio o actividad se oferta al capital privado, que la saca. Una vez fuera, deja de estar en el subsuelo. Aquella ley se anula naturalmente porque suelo y subsuelo no es lo mismo. En lo formal, los números dicen que “la mayoría de los senadores aprobó –con 81 votos a favor y 20 en contra– cambios al artículo 4° transitorio, y definió el esquema de contratación que se turnará a los particulares para explorar y explotar el sector petrolero, que es amplio y en cuatro modalidades: de servicios, de utilidad compartida, de producción compartida, de licencia y/o la combinación de algunos de ellos”, reseña el portal electrónico sin embargo.mx.

Por el Estado de México, la senadora priista Ana Lilia Herrera votó a favor. Era lo esperado. Ex dirigente estatal del PRI, ex presidenta municipal de Metepec y aspirante firme a la gubernatura del Edomex, tejió su carrera en torno al Grupo Atlacomulco y la figura de Arturo Montiel Rojas. Era reportera y trabajaba en el Senado, hace muchos años. Luego coordinó la campaña de 1999 que llevó al tío de Peña a la gubernatura y su panorama cambió. Siempre popular, siempre presente, posteó en su twitter, el 11 de diciembre, que “#HoyGanóMéxico”. Por su parte, esa ha sido hasta el 12 de diciembre la explicación más concreta para el sentido de su voto.

Otra que imitó a Herrera fue la senadora María Elena Barrera Tapia, ex secretaria particular de Peña cuando gobernador y secretaria estatal de Salud, además de ex alcaldesa de Toluca y continuamente mencionada como posible relevo para el actual gobernador mexiquense, Eruviel Ávila Villegas.

Armando Neyra Chávez, dirigente de la CTM, no se quedó atrás. Señalado porque sólo estudió hasta la primaria, pero también porque ha ocupado cuatro veces una diputación federal y una local y porque en Toluca hay una colonia con su nombre, opinó con su voto que la reforma energética convenía. Una más, la panista Laura Rojas, votó a favor. Rojas posteó en su twitter que “Tengo grabada la alarma de votación en la memoria. ¡La escucho todo el tiempo!” y complementó sus comentarios con críticas al comportamiento de la izquierda. Ninguno explicó la reforma energética.

Los diputados federales, el 12 de diciembre, aprobaron los cambios con 354 votos a favor, 134 en contra y ninguna abstención.

El optimista mensaje del presidente de México en redes sociales, “mi felicitación y reconocimiento a los diputados federales por la aprobación de la ‪#‎ReformaEnergética, una transformación fundamental que impulsará el crecimiento económico y la generación de empleos en nuestro país. Una Reforma que apoyará al medio ambiente y a la economía nacional. Ahora es tiempo de que las legislaturas estatales hagan de esto, una realidad. Es tiempo de mover a México. ¡Felicidades!”, no alcanza a explicar de ninguna manera qué significa ésta y cómo afectará la vida en el país.

Entre otras cosas, los cambios aprueban que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad operen durante los dos próximos años antes de que se transformen. “El Artículo 27 Constitucional modificado por los senadores del Partido de la Revolución Institucional (PRI) y Partido Acción Nacional (PAN) convierte a la Comisión Federal de Electricidad en distribuidor de energía eléctrica y le permite celebrar contratos con empresas particulares”, dice el portal sin embargo.mx.

Esto significa que se les aplicarán distintos criterios de operación que tiene que ver con la eficacia, honradez y eficiencia, como si no los hubieran tenido antes. Mientras sucede el cambio, las dos empresas podrán gestionar contratos con particulares. El mote de empresas productivas quiere decir que serán sólo un puente entre el Estado y los intereses particulares que llegarán a invertir. También el sindicato de Pemex ha sido excluido del Consejo de Administración que incluye cinco consejeros del gobierno federal y cinco independientes. Además, Pemex podrá transferir sólo 4.7 por ciento de sus ganancias al presupuesto federal.

Las empresas privadas explotarán mediante permisos el tratamiento y refinación, así como el procesamiento del gas natural. La trampa, según el PRD, radica en que una vez extraído el producto del subsuelo, puede ser vendido por quien lo haya sacado.

Habrá una Comisión Nacional de Hidrocarburos, que se encargará de asesorías técnicas, al mismo tiempo que una Comisión Reguladora de Energía dará permiso para utilizar estructura e infraestructura de los recursos.

El nuevo Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo recibirá y administrará el dinero, y lo repartirá de la siguiente manera: “10 por ciento al Sistema de Pensión Universal, de 30 por ciento para las inversiones en infraestructura y hasta de 10 por ciento para la formación de capital humano en universidades y postgrados. El fideicomiso se constituirá en 2014 para comenzar a operar en 2015. Será un fideicomiso público con el Banco de México como fiduciario”, apunta el Centro de Investigación para el Desarrollo, CIDAC. La energía eléctrica podrá ser contratada para que empresas privadas la generen y comercialicen.

En realidad nadie sabe si el plan funcionará correctamente porque se ha pensando en todos los procesos técnicos y legales, pero no en el contexto en el que se aplicarán, que es la misma burocracia de corrupción e impunidad en la que se mueve el gobierno mexicano. Nunca ha sido diferente y a pesar de comparativos con los sistemas noruegos y norteamericanos, nada puede garantizar que suceda lo mismo que en esos países. Pemex, sin la reforma, es la empresa número 13 del mundo y siempre ha operado con subsidios y préstamos.

Los perredistas afirman que aplicarán una encuesta pública que preguntará a los ciudadanos sobre la reforma, similar a la que se hizo para aumentar el precio del transporte del Metro, pero estará lista hasta el 2015, año de elecciones.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s