El Barco Ebrio

*

La toma de Parácuaro por las fuerzas de Autodefensa en Michoacán acerca el conflicto entre narcos, crinen organizado y los seguidores de José Manuel Mireles Valverde a los límites del Estado de México, en el Triángulo de la Brecha. Después de Parácuaro –tierra del cantante Juan Gabriel, por cierto- la ciudad más importante antes de adentrase en el territorio de Eruviel Ávila, es Huetamo, uno de los bastiones históricos del narco en la zona del Triángulo de la Brecha, a escasas dos horas de Luvianos, Amatepec, Bejucos y Zacazonapan.

 

*

Luvianos, una de las capitales más emblemática de los cárteles, en manos todavía de La Familia Michoacana, ha sido el escenario cotidiano de violentos enfrentamientos por el control de la plaza. Primero, Marranos contra Zetas y luego contra los de La Familia, dejaron más de 100 muertos y ejecuciones que servían como escarmiento para quienes desacataban los distados de los ganadores. Pronto, autoridades municipales y los fuera de la ley funcionaron como una sola entidad, crearon una zona regida por leyes diferentes, que nombraba funcionarios y representantes de acuerdo a reglamentos paralelos. El negocio del narco permitía eso y más y por años funcionó más o menos de esa manera. La zona sur, la más pobre del Estado de México, encontró una fuente de riqueza casi inagotable en las actividades del narco. Los habitantes de aquellos municipios siempre tuvieron pocas opciones para salir adelante. Casi todos iban alguna vez en su vida a Estados Unidos y pocos regresaban otra vez a México. Mandaban dinero y  las remesas pronto fueron capaces de mantener a las familias en Luvianos. La agricultura, el comercio y la ganadería eran apenas ocupaciones para pasar el tiempo.

 

*

Luego el narco descubrió las bondades de la región. Laberinto de caminos y brechas, está protegida naturalmente por la Sierra de Nanchititla, un parque nacional olvidado que los provee de rutas de escape, refugio y alimentos.

 

*

La llegada del ejército, durante la administración de Enrique Peña como gobernador, no sirvió de nada, ni siquiera como disuasor. Al contrario, no pudo evitar enfrentamientos ni ejecuciones.

 

*

Huetamo, en Michoacán, es un municipio de unos 40 mil habitantes. La presencia de los cárteles es también permanente porque allí se siembra mariguana y se procesan otras drogas. Es uno de los puntos de paso para cargamento mayores y se abastece a la zona centro del país. El clima es extremo. Mucho calor y abundante agua garantiza abultadas cosechas, al pie de la Sierra de Dolores. Luvianos representa el centro geográfico de la Tierra Caliente y quien lo domina, controla el resto.

 

*

Precisamente en Luvianos, en este momento, se encuentra establecida una base de la Marina, en pleno centro de la cabecera municipal. Los militares están allí, nada más, vigilando. No hay detenciones ni cateos ni operativos. La vida en Luvianos transcurre como siempre, con su correspondiente narcotráfico. Sin embargo, no saben qué determinaciones tomará el contingente de la Marina, que nada más para casos de emergencia tienen dos superhelicópteros estacionados en un helipuerto improvisado, de dos pistas, artillados y listos para la acción.

 

*

En Luvianos hay tensión pero no inactividad. Allí prevén que los grupos de Autodefensa michoacanos pueden decidir pasarse al Estado de México. Los pobladores mexiquenses no saben qué pensar de los Autodefensas, pero en Michoacán el panorama está cada vez más claro. Los Autodefensas le hacen la chamba al gobierno michoacano, desprestigiad, debilitado, abandonado por ellos mismos y la Federación, que ve desde la sede en el Distrito Federal una imposición del narcotráfico, con el que tuvo que pactar para llevar a buen puerto el pasado proceso electoral. Los Autodefensas equivalen a guardias blancas, grupos paramilitares sostenidos por las autoridades que sólo así no se meten en dificultades para recuperar algunos territorios ocupados por el crimen organizado. Lo mismo sucedió, hace años, en Colombia. Paramilitares limpiando el cochinero de los gobernantes.

 

*

Esas Autodefensas no podrán replicarse en otras entidades, al menos no como sucede en Michoacán porque las condiciones son distintas. En Ecatepec, Edomex, por ejemplo, un grupo de transportistas se agrupó en una asociación llamada Águilas Vigilantes, que tiene como encargo cuidar de las unidades de los socios. Ellos son 8 mil hasta el momento y aseguran que han bajado la actividad delictiva contra las unidades. Aunque le siguen haciendo el trabajo a la policía, el motivo es otro y los resultados también. Mientras unos toman pueblos, los de Ecatepec cuidan empresas privadas. Sin embargo las razones son las mismas: una inseguridad galopante que no permite trabajar ni vivir en paz. En Parácuaro, el Consejo de Autodefensa informa que Mireles, su líder o jefe, ya está consciente y recuperado, sin mayores problemas, y de paso descalifica cualquier información surgida desde la procuraduría michoacana. Por el contrario, señala que a la PGR es a la única fuente a la que se le puede creer, al menos cuando habla de ellos. Los Autodefensas tienen claro que el enemigo, el de ellos, es el gobierno de Fausto Vallejo, a quien califican de asesino sicópata, y los Templarios, una escisión de La Familia. Parientes, pues.

 

*

El ayuntamiento de Metepec espera cambios importantes en su estructura, pues Carolina Monroy del Mazo ha sido invitada para participar en el gabinete de su primo, Enrique Peña Nieto. Monroy no se ha decidido y pidió tiempo para responder a la invitación, que se le giró el año pasado. Y es que Peña quiere a todos los de su confianza alrededor de él, aunque no descuidará los cuadros del Estado de México. Otro que renovará gabinete es Eruviel Ávila, quien finalmente no se fue en noviembre del 2013, como habían anunciado algunos de sus propios secretarios. Ávila se quedará un rato más pero las versiones insisten en que es cuestión de tiempo para que el del Valle de México asuma una función en la Federación. El priista, ya que se queda, deberá poner atención a la máxima preocupación ciudadana, la inseguridad, cuyos números demuestran el fracaso gubernamental en ese aspecto. Todos los días, aunque el propio gobierno matice, hay ejecutados y toda clase de crímenes se cometen con la mayor impunidad.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s