El Barco Ebrio

*

Apenas lleva dos años en el cargo y Eruviel Ávila ya hizo revelaciones sobre quién será su sucesor.

 

*

Quienes platicaron con él a fines del año pasado, quienes fueron a darle su abrazo y desearle los políticos parabienes, se llevaron una sorpresa cuando el gobernador, muy amable y propio, como siempre ha sido cuando las situaciones se lo permiten, se tomaba la confianza de enterar a los enfiestados escuchas lo que el oráculo –el suyo, claro- le deparaba a la entidad, y no precisamente para el 2014.

 

*

Primero, que la entidad estaba en buenas manos, que los problemas que había, y que eran pocos, se resolverían en un santiamén y que él estaba más preocupado por armarle un futuro  a su proyecto político, porque está seguro de que es beneficioso para la ciudadanía y para los que participan de él.

 

*

Segundo, que las inversiones en la entidad están garantizadas y que, igualmente, las derramas económicas alcanzarán para todo aquello que ya está programado. Que no hay enemigos, sólo desavenencias y que todo será paz y prosperidad al menos para quienes se lo merecen en la lógica de la burocracia que nos gobierna actualmente.

 

*

Tercero, que ya hay un delfín para sucederlo, y que “oficialmente” lo presentará  ante quienes lo pueden apoyar en su carrera política, de aquí a cuatro años y que desde este momento está ya haciendo precampaña para granjearse amistades eternas pero también negociando cuentas claras.

 

 

*

Y es que este hombre, joven como el que más y lleno de vigor, ha comenzado una serie de reformas desde su Secretaría, que busca en serio una mejora para la población de escasos recursos y que no puede acceder tan fácilmente a servicios de salud. Este plan, que subroga servicios, es de todos conocido y es que en esencia el planteamiento está bien realizado. Falta la logística y la operación, pero este funcionario estatal ya se da a la tarea de buscar a los mejores o al menos a los más convenientes.

 

*

Los colaboradores más cercanos al nuevo delfín ya festinan el nombramiento superadelantado con toda clase de consejos y planes para el futuro que se vislumbra a la vuelta de la esquina. El secretario anda feliz, aunque es cauto y sabe que falta mucho para que los designios se cumplan.

 

*

Sin embargo, confía en su amigo el gobernador, en que todo saldrá bien, pues este último dice de César Nomar Monge que es su mejor amigo y lo cataloga como uno de sus aliados incondicionales.

 

*

Con esas recomendaciones, al joven Nomar se le hace fácil, porque además es fácil hacerlo, reunirse con sus amigos e informarles de sus afanes por gobernar la entidad. Nada más cierto. Nomar Monge es el primero, al menos hasta hoy, en la lista de Eruviel Ávila Villegas, quien de paso le ha recomendado mesura y no perder el piso, de ninguna manera.

 

*

De alguna manera, el anuncio y decisión de Ávila eran de esperarse. Nadie como César Nomar engalana su lista de afectos, políticos y personales, que lo ubican como el más querido por el ex alcalde de Ecatepec de Morelos. Muy joven, Nomar se trepó a las lides de la política desde un grupo formado y comandado por Isidro Pastor Medrano, quien ha colocado a sus miembros en posiciones favorables. La carrera de Nomar es hechura suya –de Nomar, pues, como dice él aunque muchos hacen mutis- y ahora se le presenta la gran oportunidad. Muy pronto César Monge dejará de hablar de sí mismo para comenzar un discurso más “estadista”, cosa que entienden de las formas más extrañas los políticos. Un destape con tanto tiempo en el reloj no siempre es benéfico, porque puede cansar al pura sangre un trayecto tan pesado. Pero César es joven y está acostumbrado a trabajar bajo presión, más cuando se trata de su propio futuro, de asegurar un lugar al menos en los libros de texto de las primarias, tanto así que ya comenzó a platicar con quienes considera que a partir de ahora le pueden auxiliar. Que haya suerte, nomás, Nomar.

 

*

Mientras en Michoacán se desarrolla algo parecido a una guerra civil, en el Edomex la secretaria de Seguridad Ciudadana, Rocío Alonso, señala que el Cártel de Sinaloa, que dirige el Chapo Guzmán, opera en el Edomex y es culpable de casi todas las ejecuciones de este año, que suman unos 30. Guzmán, que según el libro de Rafael Loret, “Los 7 infiernos de México”, habría amenazado a Enrique Peña Nieto cuando todavía era gobernador del Edomex. El narco trabaja con quien lo protege o con quien le paga mejor. Ningún cártel es la excepción. Todos son soldados al servicio de un poderoso, aunque parezca que actúan con autonomía.

 

*

El caso de Michoacán es idéntico al del Edomex, pero con enfrentamientos formales, un frente militar. Los Autodefensas exhiben un poderío económico y armamento que no podrían pagar simples ciudadanos, por más empresarios que sean. El líder de las autodefensas, José Mireles, puede rentar una avioneta y desplazarse sin problemas. También recibe atención especial en cuestión de seguridad y recursos médicos a los que pocos pueden acceder. Su grupo actúa rodeado de militares, entra a los pueblos y cabeceras en convoyes de hasta 150 vehículos. Tiene capacidad de organización y don de mando y puede desarmar a sicarios, herirlos, matarlos y someter a policías municipales. Sabe de logística y porque es emanado de ahí, conoce qué políticos están coludidos con el narcotráfico u operan coaccionados. Parece que nada lo dejan al azar.

 

*

Paramilitares al final de cuentas, los Autodefensas hace el trabajo sucio de los gobiernos. Fausto Vallejo, el gobernador michoacano, fue siempre señalado por permitir que los Caballeros Templarios, los narcos que al parecer exterminan ya los grupos civiles, ayudaran en su campaña electoral acarreando gente a mítines y obligando a votar por el priista, ya con amenazas o con un pago económico. Luego casi dos semanas de enfrentamientos, quema de camiones y carreteras cerradas, un cerco sobre Apatzingán tomaba forma de pinza, listo para impedir que el bastión de los Templarios resistiera. El objetivo es buscar a La Tuta, Servando Gómez, líder de los narcos.

 

*

Las redes sociales difundían casi en tiempo real las acciones de la batalla para el resto de México e incluso daban a conocer la posición geográfica de La Tuta, que se ubicaba “entre Las Cruces y Cupuan Del Río hay a estado estos días por que en esa zona ya no hay presensia Militar”, apuntaban usuarios de La Soldadera Fugitiva, un muro en Facebook que reporta actividad de narcos, Autodefensas y militares. La localidad de Cupuán del Río “está situada en el municipio de La Huacana (en el estado de Michoacán de Ocampo). Tiene 1304 habitantes”, dicen las referencias en la web.

 

*

¿Conoce el gobierno federal la ubicación de La Tuta? ¿Por qué no lo detuvo antes y evitó una zona de guerra? ¿Cuál es la táctica de la Federación? ¿Se puede probar que Fausto Vallejo es aliado del narco? ¿Por qué no lo remueven e investigan? ¿Por qué los militares no se encargan de la seguridad y desarticulación de los narcos? Fausto Vallejo de todas maneras, anunciaba que trasladaría su gobierno a Apatzingán. ¿Golpe mediático? ¿Una orden? ¿Quién la dio?

 

*

El sur mexiquense es lo mismo. Todo mundo sabe dónde viven los capos de La Familia, quiénes son sus aliados, dónde se esconden, qué políticos los apoyan. Luvianos está ocupado por la Marina mexicana, que desplegó dos bases para helicópteros desde hace meses. La muerte de Jesús Salazar, El Tuzo, uno de los cabecillas de ese cártel, hace pensar que correrá la misma suerte que los Templarios. Aquí, una guerra como la michoacana, tardará en llegar pero ya se está cocinando.

 

*

El narcotráfico y la política, las grandes simulaciones mexicanas, no son entes separados o autónomos. Decenas de municipios mexiquenses funcionan bajo las órdenes del narco. Valle de Bravo, el centro turístico más importante del estado, es uno de los ejemplos.

 

*

Entonces, los Templarios, que apoyaron a Vallejo en las elecciones michoacanas, son barridos ahora por las Autodefensas, que al parecer protege y patrocina la Federación, también priista y que aceptó que Fausto Vallejo contendiera por Michoacán. Mientras, en Denver, Colorado, abrían al público tienda de mariguana, declarada legal en ese estado, y las ventas dejaban un millón de dólares diarios. Nadie querría intermediarios con un negocio tan ejemplar.

 

*

Las redes sociales reportaban rápidamente la llegada de 4 aviones Hércules del ejército a Uruapan y la presencia de militares, el 13 de enero del 2014, después de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, se reuniera con los bizarros jefes michoacanos. La Federación garantizó la seguridad de aquel territorio con la presencia militar, que ocupaba, curiosamente, la zona liberada, pero los Autodefensas descalifican a esa instancia, al igual que a la Policía Federal, porque, dice, tienen la información y no actúan. Entonces, ¿qué pasa en Michoacán?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s