Las mejores noticias

* Para Obama será una agradable sorpresa que Michoacán esté reducido para el 19 de febrero, aunque sólo queden cenizas, y que alguien le informe, de primera mano y confidencialmente, que el abasto de mariguana para Estados Unidos no tendrá ninguna dificultad. Luego, tal vez, lea los avances sobre la reforma energética y pasee un poco por la ciudad, antes de volver a su país llevando las mejores noticias.

 

Miguel Alvarado.

Enrique Peña Nieto prepara la visita de Barak Obama, mandatario norteamericano, a Toluca, la ciudad donde el mexicano despachó por seis años, desde el 2005, cuando era gobernador. Obama viene a la capital del Estado de México porque se organizó una cumbre tripartita entre EU, Canadá y México, para el 19 de febrero y que. Según los voceros de Washington, tocará temas regionales como la seguridad ciudadana.

Toluca, a dos horas por carretera de Morelia, capital michoacana, es una ciudad emblemática para el priismo y el Grupo Atlacomulco, que domina de manera total los ejes fundamentales de la vida en el país. Peña es uno de sus miembros distinguidos aunque se le reclame que funciona como una cortina que oscurece y vuelve discretos a quienes deciden en realidad las políticas públicas importantes. Peña da la cara y articula como puede algunos discursos pero no tiene el poder ni tampoco diseña las reformas hacendarias, energéticas o educativas, aunque está de acuerdo con ellas.

El 1 3 de enero del 2014 el secretario de Gobierno federal, Miguel Ángel Osorio Chong, visitaba Morelia para formalizar un pacto con el gobierno michoacano y asumir la “seguridad” del territorio con militares enviados horas después. Fausto Vallejo, el Ejecutivo estatal, anunciaba que cambiaría su gobierno a la ciudad de Apatzingán, enclavada en la Tierra Caliente purépecha, con unos 100 mil habitantes y sede principal de Los Caballeros Templarios, un cártel escindido desde La Familia Michoacana y que desde el 2010, al mando de Servando Gómez Martínez, se apoderó de las actividades de extorsión, secuestro y tráfico de drogas. La Familia, relegada al sur del Estado de México, salía de territorio michoacano y los Templarios se convertían, cuatro años después, en el tercer cártel más poderos de México, detrás de los de Sinaloa y los Zetas.

Fausto Vallejo, avejentado y enfermo es señalado de permitir que los Caballeros Templarios patrocinaran parte de su campaña electoral, donde derrotó a la hermana de Felipe Calderón, todavía presidente de México, en el 2011. Luisa María Calderón señalaba que el narco había infiltrado el proceso, pero en el 2013 el propio Servando Martínez desmentía a la hermana presidencial y afirmaba que ella se había acercado al cártel de La Familia Michoacana. Las declaraciones acrecentaron la confusión y ponían en un terreno cada vez más nebuloso los nombres de los socios del crimen organizado y su estructura, que se revela cada más identificada con los gobiernos de los tres niveles.

Al mismo tiempo que los Templarios, otro cártel, La Mano con Ojos, había establecido sus operaciones en el valle de México. Los nombres que escogían estas agrupaciones se relacionaban con símbolos masones, grupos a los que son afectos los integrantes de la clase política. Casualidad o apenas una circunstancia menor, los de La Mano funcionaron poco tiempo y sus cabecillas atrapados y reducidos, pero los Templarios pudieron desarrollarse y establecer una estrategia de trabajo, basada en el miedo y la coerción, que posteriormente les permitió hacer negocios a otra escala, convertirse en empresarios, afirmar relaciones políticas.

México es el segundo productor mundial de mariguana, opio y heroína, según el Reporte Mundial sobre Drogas 2012, publicado por la Organización de las Naciones Unidas, detrás de Afganistán.

Hasta el 2003, una investigación publicada por la Universidad Autónoma Metropolitana, enel sitio http://www.uam.es/personal_pdi/economicas/cresa/nota0205.pdf, ubicaba a municipios de Guerrero y Oaxaca como los principales productores de mota y adormideras, entre 100 territorios. El municipio de Tumbiscatío aparece como el líder michoacano “en actividad de los cultivadores de drogas”, y en “actividad de los cultivadores de marihuana y adormidera”, mientras que Apatzingán aparece a la cabeza de la clasificación de “ciudades por cultivo de drogas”, junto con Tacámbaro y Lázaro Cárdenas.

Michoacán ocupa el tercer lugar nacional como estado, “con más densidad de cultivos de drogas de México”, sólo detrás de Guerrero y Oaxaca. Michoacán es el segundo lugar nacional en densidad de cultivo de marihuana”, sólo detrás de Sinaloa, y séptimo lugar en “densidad de cultivos de amapola”. Además es sexto lugar en el rubro de “cultivadores de drogas más activos de México”, cuarto lugar nacional en el apartado de “cultivadores de marihuana más activos”

La producción de mota representa unos 2 mil millones de dólares para los cárteles, sin tomar en cuenta los negocios generados de manera indirecta. En México, dice el diario El Economista, un cigarro de mariguana vale de 10 a 15 pesos pero en Estados Unidos cuesta entre 10 y 15 dólares. De manera periférica, los Templarios obtienen en extorsiones, nada más a aguacateros de Michoacán, 2 mil millones de pesos al año. Se calcula que 600 mil personas se dedican en México al cultivo de drogas.

Este enorme supermercado de estupefacientes que representa Michoacán no tiene un dueño absoluto y no existe un acuerdo total para comercializarlo. Allí se dan cita las facciones más representativas de una sociedad: el poder militar, aliado y representante del gobierno en este caso; el narcotráfico, protegido por autoridades locales, y las defensas civiles, cuya estructura genera incertidumbre en los sectores sociales.

Pero si los Autodefensas dan la cara y usan redes sociales abiertamente para denunciar una guerra que ya toma forma en aquella Tierra Caliente, el gobierno apenas da señales de posturas públicas. Luego de que Osorio Chong visitara Morelia, cuatro helicópteros Hércules aterrizaron en Uruapan, donde dejaron tropas militares, que tomaron algunos pueblos y desarmaron a las defensas civiles. La población, liberada apenas unos días antes, protestó alegando que sin armas los templarios los acabarían fácilmente. Un convoy del ejército fue rodeado por Autodefensas, en un cruce de caminos llamado Antúnez, en el municipio de Parácuaro. Una grabación, tomada por civiles muestra a soldados al descubierto en una Pick Up del ejército y a la gente increpando. Uno de ellos apunta repentinamente contra la multitud, que le grita deje de apuntarles. En la oscuridad y confusión, se escuchan disparos y alguien grita que “ya mataron a uno”. La gente corre y los disparos se suceden. Quien porta la cámara también corre y pregunta, metros adelante que “¿a quién mataron?”.

Los gritos llenan el audio y la grabación se corta. El recuento de los muertos, por parte de los Autodefensas, señala que mataron a 4 personas, una niña incluida y al otro día, el 14 de enero, falleció un herido. Ese mismo día llegaba Fausto Vallejo a Apatzingán donde el ejército desarmaba y retenía a policías municipales para sustituirlos por una guardia militar. Decenas de helicópteros transportaron efectivos y funcionarios y en Morelia la Marina tomaba el control de la seguridad pública. Vallejo iniciaba su mandato en la nueva capital pero nada cambió. Los Autodefensas no se cansaron de divulgar que su gobernador estaba involucrado con el narcotráfico y que en Apatzingán, repleto de templarios, no se había registrado una sola detención a pesar de que todos los habitantes saben quiénes trabajan para el narco.

El desprestigiado gobierno de Vallejo no puede explicar gran cosa. El primer día el mandatario se dedicó a pasear por el centro de aquella ciudad, diciendo a los medios que allí no pasaba nada, que lo miraran nomás. Y era verdad. Allí nada pasaba sin que los miles de militares se dieran cuenta. Todavía la movilización hacia Michoacán continuaba y desde Jalisco y Colima llegaban más efectivos. En Uruapan, el desarme de algunos Autodefensa terminaba por concretarse, pese a las protestas y a los mensajes por redes sociales. Quienes forman esos grupos vieron de pronto detenido su avance, sorprendidos también por un anuncio televisivo de José Mireles, su líder principal, en donde deponía las armas. Horas después, otro video de Mireles decía todo lo contrario.

La televisión puede transformar una guerra en un acto de proselitismos en pocos segundos y utiliza su influencia para obsequiar verdades a medias. El circo mediático que representa Michoacán para el gobierno federal, que mostrará el músculo luego de más de una semana de batallas, encubre el valor mercantil que se le da a la actividad del narcotráfico. Porque no importará quién gane o de qué lado estén los malos, sino quiénes controlarán el negocio y cómo lo operarán. Este negocio, que comenzó hace setenta años, ha cambiado la vida de las comunidades, que se quejan de asesinatos, secuestros, violaciones, cobro de piso, extorsiones desde hace doce años.

En Uruapan, reportaba la página en facebook Michoacán Sin Censura Sdr, los templarios organizaban manifestaciones contra los militares usando a la población civil, a la que obligaba  marchar por las calles. No fue igual en otros lados., aunque sí se supo de la orden para el desarme. Al mismo tiempo, tanques y tanquetas en convoyes de tráileres llegaban al puerto de Lázaro Cárdenas mientras la red social Valor por Michoacán publicaba mensajes como “las campanas suenan para salir nuevamente a apoyar a la Plaza de Armas, el gobierno no estará satisfecho hasta desarmarnos, si quiere guerra, guerra tendrá, somos miles, superamos el número de esos marinos, federales y militares que nos quieren desarmar. ¿Por qué no atrapan a los Templarios? Solo con el pueblo se meten los cobardes”.

En Apatzingán también hubo manifestación, pero esta vez contra los Autodefensas, antes de la llegada de Vallejo, pero también fue organizada por los Templarios, que llevaron a personas desde Zamora para llenar las calles, en una especie de moderna leva, pues son los mismos que se encuentran sujetos a la protección a cambio de dinero.

La respuesta de las Autodefensas no se hizo esperar demasiado. “NO DAREMOS UN PASO ATRÁS, hemos restablecido nuestros controles de seguridad en Cuatro Caminos y en cada trinchera de los pueblos levantados en armas, ahora somos más, el pueblo ayer se unió como nunca. Gobierno, te salió el tiro por la culata, mataste a inocentes y tenemos sed de justicia, no descansaremos hasta encontrar a esos malditos militares que mataron a nuestros hermanos”, decían en las redes sociales.

La sensación de que en México manda un narcogobierno no es nueva. Ha estado presente al menos los últimos 5 sexenios y ha ayudado a definir y responder por qué las administración han tomado decisiones que, a simple vista, lucen contrarias a toda lógica social, como si las autoridades desconocieran la ley, trabajaran al margen de ella.

El poderío militar del ejército es incuestionable y la visita de Barak Obama sucederá en menos de un mes. Nadie se explica por qué Toluca fue la ciudad elegida, salvo por el hecho emblemático de ser la sede del Grupo Atlacomulco. Michoacán, tan cercano, es un infierno que apenas rozará el entendimiento del afroamericano, que viene precisamente a recibir las cuentas más alegres. Treinta y cuatro asesinatos en el Edomex, en apenas 14 días no detendrán la comitiva tripartita ni tampoco quitan el sueño a Eruviel Ávila, gobernador mexiquense, quien para combatir la inseguridad ideó, como tanos otros, poner una pared entre la opinión pública y sus invisibles resultados. Así, Indalecio Ríos, ex alcalde de Ecatepec, suplente del mismo Ávila, era nombrado vocero de Seguridad, un farragoso cargo que en la ciudad no tendrá problemas debido al contrapeso que ejercen los medios y la opinión pública, que prefiere enojarse por un partido de futbol a involucrase en la exigencia hacia su gobierno.

Para Obama será una agradable sorpresa que Michoacán esté reducido para el 19 de febrero, aunque sólo queden cenizas, y que alguien le informe, de primera mano y confidencialmente, que el abasto de mariguana para Estados Unidos no tendrá ninguna dificultad. Luego, tal vez, lea los avances sobre la reforma energética y pasee un poco por la ciudad, antes de volver a su país llevando las mejores noticias.

Anuncios

1 comentario

  1. buen artículo (aunque me queda la inquietud de tu fuente respecto de tus argumentos), muchas veces la sociedad estamos cegados a lo que pasa en nuestro país, y hasta en nuestra propia ciudad,,,, lamentablemente no se sabe en que medio de comunicacion se puede confiar….


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s