El Barco Ebrio

*

Con Guzmán libre o preso, la tasa de desempleo en México es del 4.6 por ciento, la más baja desde hace tres años. Pero hay una trampita en las mediciones. Resulta que la tasa de desempleo se obtiene “del cociente que relaciona la Población Económicamente Activa (PEA) desocupada con la PEA total. La PEA total es igual a la PEA ocupada más la PEA desocupada. Por lo tanto, una baja tasa de desempleo significa que se asiste a una alta tasa de ocupación”. La PEA, entonces, incluye la informalidad, el sector que trabaja pero no paga impuestos y no tiene acceso a la Seguridad Social, presenta las condiciones de trabajo más frágiles del mercado y se incrementa cada año, como opción ante la paradójica falta de trabajo en el sector formal. Si se quitara al sector informal de la PEA, entonces la tasa de desempleo sería del 31.2 por ciento. Otro dato es que dos de cada tres personas no reciben salario alguno y los empleos formales que exigen 15 menos de 15 horas a la semana crecieron hasta 7 por ciento. El 66 por ciento de los empleos se generan desde las micro y medianas empresas y ahora, también, creció 5.4 por ciento el sector de quienes deben trabajar en dos empleos para seguir adelante. Los empleados informales suman 18 millones y “por cada dos empleos formales generados en los últimos cuatro años, se generaron 3 empleos informales o sub-ocupados”. Lo importante es que tenemos salud, gracias a Dios.

 

*

La captura del “Chapo” Guzmán revitaliza al gobierno de Enrique Peña, que ahora se puede apuntar el triunfo del sexenio, aunque en lo real sólo sea un golpe mediático. Nada cambiará. No disminuirá el crimen ni el narco se detendrá de buenas a primeras. Más bien, se trata de poner orden en la casa. No necesitamos intermediarios y para cuando las drogas se legalicen, no sea cualquiera quien controle el negocio. Porque, viéndolo bien, el negocio no ha cerrado, nada más cambiará de manager.

 

*

Hace unos días el senador Alejandro Encinas fue visitado en el edificio del Senado de la República por una comitiva de generales de la Marina, que pidió unas palabras al senador por el Estado de México y quien recientemente se deslindó públicamente del PRD. Educado como siempre, les extendió un pequeño discurso y al final, al despedirse, lo ovacionaron de pie, como si fuera una estrella del futbol. Que un grupo de generales de la Marina aplauda y no sea en un concierto de Vicente Fernández, no tiene precio.

 

*

Testigos de la fiesta del senador Jorge Luis Preciado, que realizó hace unas semanas en el mismo edificio, afirman que no sólo hubo pastel y globos, sino que también llegaron prostitutas de superlujo, con la misión de atender a los asistentes más destacados. El señor Preciado, que ya pidió perdón públicamente, aunque apuntó que seguirá haciendo sus reuniones, señaló que en su fiesta estuvo su esposa pero los más asegura que no, que se le pasó la mano y llevó a unas amigas buena onda. Lo malo no es que las haga, sino que no invite.

 

*

Empleados de Radio Mexiquense cuentan que uno de sus principales censores es el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, a quien no le gustan los Orines de Puerco, una banda de rock bien rara que toca una música bien rara y que no tiene por qué ser difundida en una radio como la estatal, también bien rara. Dicen que en una gira, al subir Ávila a su camioneta, se sintonizaba aquella estación. Preguntó por la música y al enterarse de que pasaba en Radio Mexiquense decidió correr, ipso facto, al locutor o locutora en el turno. Finalmente no lo hicieron pero la anécdota quedó allí. Eruviel no es fan de los Orines de Puerco.

 

*

Al gober le salió muy bien la recepción a Obama. Y todo lo que tuvo que hacer fue dejar en manos del equipo de la Presidencia los pormenores y demás. Él nada más fue al aeropuerto a recibir al gringo. De todas maneras fue muy aplaudido y felicitado por impedir que los revoltosos llegaran al palacio de Gobierno estatal, porque aunque eran poquititos, hacían tanto ruido que se parecían a la programación de Radio Mexiquense.

 

*

Eruviel sigue transitando en la incertidumbre. Que si se va, que si se queda, que si le dan una embajada en un país impronunciable, que si se marcha con Peña. Lo cierto es que un grupo de secretario de Estado ya tiene nueva fecha y aunque parecen voceros del fin del mundo, aseguran que el 15 de marzo es el límite para que Ávila permanezca en el poder. Con él se irían unas cuantas decenas, nada más. Bueno, esperemos que los nuevos designios no los dicten los Testigos de Jehová, para certeza de todos. Aunque siendo realistas, cualquier situación por nimia que sea, cambiará bien poco.

 

*

Las obras de mantenimiento y reconstrucción que se hacían sobre la avenida Lerdo, frente al palacio de Gobierno, fueron suspendidas por la visita de Barak. Pero nada más ido, reabrieron los hoyos y ya le están dando al trabajo, al toluqueño ritmo que impone un año no electoral. O sea, nada más reactivaron los agujeros. De todas maneras, la alcaldesa de Toluca, Martha Hilda González, ha anunciado una inversión por 60 millones de pesos para el Centro Histórico, que debería cambiar en algo la tristeza comercial de la ciudad. Por mucho que los comerciantes digan que perdieron 40 millones de pesos por el día que cerraron los comercios en la Cumbre, desde hace años la ciudad ha dejado de ser el centro de la actividad mundana en el valle de Toluca. Bueno, ni tables hay.

¿Gobernador, eres tú?

* Luego de la captura de Guzmán, la Secretaría de Seguridad Ciudadana emitió alertas para las distintas policías estatales. “Se recibió la orden de que los policías municipales, al menos de Toluca, salieran a las calles con chalecos antibalas y equipados con armas largas y cortas, lo que tuvieran disponible. La SSC dio la instrucción a la Dirección de Seguridad Pública de Toluca de que sus elementos realizaran recorridos de seguridad y que se tuviera precaución, ya que había amenaza de reacción por la captura de ‘El Chapo’, la cual sería contra policías”.

 

Miguel Alvarado

“- ¿Gobernador, eres tú?

“- Sí. ¿Quién habla?

“- Toma nota, gobernador. Soy Joaquín Guzmán Loera. ¿Te suena el nombre? Ya sé que tú protegiste a los sicarios de Arturo Beltrán.

“- No sé de qué me habla -dijo Peña Nieto.

“- Desde este momento tu vida me la reservo yo. No vas a llegar a la Presidencia”.

Esa fue la plática que según el periodista Rafael Loret de Mola, sostuvieron el entonces gobernador del Edomex, Enrique Peña, y el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, y que está registrada en el libro “Nuestro Inframundo: los 7 Infiernos de México”, publicado en el 2011 en la editorial Océano.

Dos años y medio después de aquella amenazante plática, el gobierno federal de Peña Nieto capturó al líder del Cártel de Sinaloa, en un operativo que coincidió con la visita de Barak Obama a Toluca y que por la resonancia del detenido, será el logro del sexenio del mexiquense, embarcado por ahora en las reformas energéticas, educativas, políticas y hacendarias, entre otras, que privatizan gran parte de los bienes y servicios generados por los mexicanos.

El narcotráfico en México dejó más de 60 mil muertos en el sexenio del panista Felipe Calderón, quien declaró una guerra al crimen que movilizó soldados y marinos para ocupar supuestas sedes criminales. En su momento, aunque en el 2013 surgieron organizaciones armadas que hacían el trabajo de policías y militares combatiendo a los narcos. Michoacán se convirtió en zona de guerra, con frentes geográficos y ejércitos paramilitares combatiendo entre sí y con el gobierno y  seguridad pública como espectadores indecisos o complacientes. Luego, la Federación formó u gobierno alterno que controlaba aquel estado desde la Federación y aseguró que la tranquilidad había regresado.

La captura de Guzmán generó reacciones de todo tipo y los primeros análisis muestran que la función principal de esa acción radica en lo mediático. Un golpe que le da credibilidad al gobierno del  mexiquense y que matiza las discusiones sobre las reformas, por otro lado ya aprobadas. El Chapo representa para gran parte de la sociedad el parámetro de la violencia; encarna las muertes relacionadas con el narco y ejemplifica una lección oral: los malos nunca ganan. Al menos esa clase de malos.

El Cártel de Sinaloa, dice el propio gobierno, está presente en 54 países y de acuerdo al New York Times, representa los Yankees de Nueva York del narcotráfico. Tiene un organigrama similar al de una trasnacional y funciona siempre como un conglomerado, donde no es necesaria la presencia del dueño para que siga operando. Caído Guzmán, el organigrama se reacomoda, la producción continúa y se abren otros canales de negociación, concertacesiones en los países donde hay sucursales. El crimen organizado no puede operar tan perfectamente si no tuviera la protección de las autoridades. Los Caballeros Templarios, por ejemplo, pagan 25 millones de dólares al año tan solo en sobornos, en el Michoacán. Guzmán Loera ocupaba el sitio 55 en una lista de Forbes sobre los más ricos del mundo y en otras se señalaba que era más poderoso que Calderón Hinojosa, hace tres años. La historia del capo alcanza hasta para una película para la televisión, que ya se planea.

Guzmán se mantuvo prófugo por 13 años, luego de fugarse por la puerta principal en el reclusorio federal de Puente Grande, Jalisco. De inmediato se puso a trabajar y convirtió a su cártel en el más importante del mundo, pero eso no pudo hacerlo solamente con sus recursos. Su elusiva figura no alcanzaba, sin embargo, para borrarlo del mapa y un rastro fantasmal se extendió por todo México y otros países, que incluía el Estado de México.

En 1el 2007, la cadena norteamericana CNN aseguraba que el empresario de las metanfetaminas, el chino Zhenli Ye Gon, estaba relacionado con Guzmán. El oriental construía una enorme fábrica a menos de 500 metros del aeropuerto internacional de Toluca cuando fue capturado. CNN señala que el chino siempre alardeó de sus contactos y amigos en altas esferas gubernamentales. Dos de de ellos eran Fidel Herrera, ex gobernador de Veracruz y otro Arturo Montiel, ex gobernador del Estado de México hasta el 2005, aspirante presidencial por el PRI y tío de sangre del presidente Peña Nieto.

La sombra de Guzmán está presente hasta en las últimas campañas presidenciales, pues un supuesto operador suyo se exhibía públicamente en fotografías al lado del actual presidente y con Emilio Gamboa Patrón.

El hombre, Humberto Celaya Valenzuela es abogado en Sonora y aspirante a diputado federal por el PRI, recuerda Jenaro Villamil y se le vincula con una célula llamada Dark Water. Celaya fue detenido en Madrid junto con el primo de Guzmán, Jesús Gutiérrez Guzmán. El PRI negó todo tipo de nexos.

El Estado de México tiene dos regiones geográficas preferidas por los capos para establecerse de manera temporal, cuando requieren estar en el centro del país. La primera, más operativa, es la Tierra Caliente mexiquense que colinda con Michoacán y Guerrero. Allí opera una parte de La Familia Michoacana peor tuvieron presencia los Zetas. La región es enlace fundamental para el trasiego de droga. La otra zona es el valle de México, donde municipios como Huixquilucan y Atizapán funcionan como modernos y elegantes dormitorios para los capos o jefes de plaza, quienes rentan o compran casas de lujo en fraccionamientos privados. Ahí fueron capturados narcos como José Jorge Balderas, El JJ, el líder de La Mano con Ojos, Óscar Osvaldo Mejía y Édgar Valdez Villareal, La Barbie, en los límites de Lerma.

El fraccionamiento Condado de Sayaveedra, en la Zona Esmeralda de Atizapán de Zaragoza, parece diseñado para que quien se esconda, lo haga de la mejor de las formas. La Zona Esmeralda es una especie de suburbio de estilo norteamericano, enclavado entre árboles y cerros boscosos, que serpentean entre malls y grandes tiendas de autoservicio. Una sola carretera conecta los distintos fraccionamientos, que presentan seguridad privada en sus accesos haciendo guardia en Hummers y autos deportivos. Los guardias son hasta militares en servicio destinados a la protección de algún funcionario. Nadie pasa si no vive allí. En julio del 2002 militares y policías realizaron un cateo en Sayaveedra, en operativo antinarco que buscaba ubicar al Chapo Guzmán. Lo mismo sucedió en Metepec, donde hasta tanquetas se usaron para inspeccionar los fraccionamientos de ese municipio y que habían sido desarrollados a raíz de la llegada de los capos, presos en Almoloya. Los familiares, buscando donde vivir, compraron o edificaron casas en Metepec para poder estar cerca del preso.

Luego de la captura de Guzmán, la Secretaría de Seguridad Ciudadana emitió alertas para las distintas policías estatales. “Se recibió la orden de que los policías municipales, al menos de Toluca, salieran a las calles con chalecos antibalas y equipados con armas largas y cortas, lo que tuvieran disponible. La SSC dio la instrucción a la Dirección de Seguridad Pública de Toluca de que sus elementos realizaran recorridos de seguridad y que se tuviera precaución, ya que había amenaza de reacción por la captura de ‘El Chapo’, la cual sería contra policías”, cita una fuente.

Pero la única reacción fue la colocación de una narcomanta en Cuautitlán Izcalli, donde se advertía de una limpia y la entrada del Cártel del Golfo al Estado de México. Firmada por el Comandante Tigre, advertía a militares y guardias que los dejaran trabajar y “verán los resultados”, pues amenazaba a militares, plagiarios y ladrones para que se “aliniaran”. El semanario Proceso recuerda que en esa zona hay 17 ejecuciones y 27 secuestros hasta la fecha.

El 24 de febrero un rumor sobre la muerte de Guzmán circuló por momentos en redes sociales, donde se afirmaba que había sido asesinado en el penal del Altiplano, a golpes. Desmentido en minutos, el rumor sin embargo nutre la interminable fuente de versiones sobre el narcotraficante. Que si no es él, que si la DEA tiene evidencia sobre patrocinio a campañas, que si la captura se debió a la inteligencia norteamericana y que se trata de un montaje más.

La captura de Guzmán no hace sino agitar las dudas que genera el gobierno peñista respecto a su eficacia y decisiones adecuadas.

Si la versión que publica Loret es cierta, no importa ya. En manos de la Federación, poco daño puede hacer Guzmán al poder en turno. No habrá filtraciones, salvo las que el gobierno considere pertinentes y desde Estados Unidos éstas no llegarán. Por el momento.

Hidalgo de Chong

* “Xóchitl Gálvez ha sido claridosa y temeraria: el 20 de mayo de 2012, como candidata panista al Senado denunció que Osorio Chong era propietario de una residencia de 2.5 millones de dólares en el Fraccionamiento Los Arcos, ubicado en Pachuca. En una entrevista con el periódico Reforma, Gálvez exigió al colaborador de Peña explicar “cómo se puede construir una propiedad de ese tipo con un sueldo de 75 mil pesos al mes, como los que cobró cuando fue gobernador del estado”, escribe el periodista Francisco Cruz en el libro Los Golden Boy´s, editado por Planeta en el 2012.

 

Francisco Cruz Jiménez

Considerado un icono priista del autoritarismo, acoso, espionaje político, abuso del poder y persecución a los adversarios, Miguel Ángel Osorio carga la sombra de un pasado que lo acecha. Y su pasado dice más de lo que parece, un superhéroe del PRI que llevó a Peña a la Presidencia de la República.

La segunda quincena de julio de 2012, Xóchitl Gálvez Ruiz, titular de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas durante el sexenio de Vicente Fox, fue muy clara cuando se informó que Osorio Chong sería coordinador general de Política y Seguridad en el equipo de transición de Peña Nieto: “Quiero irme de México. […] Lo que debería ir pensando es en irme del país. Debo confesar que tengo miedo”.

En una entrevista con Raúl Tortolero que se publicó el martes 17 de julio en la revista Reporte Índigo, la también ex candidata a la gubernatura hidalguense recordó que “empezamos a tener muchos problemas por la corrupción” en Hidalgo. “Me entero que las obras ni se licitan, se asignan de manera directa, que es un contubernio con  un montón de constructoras locales.

Conocí el autoritarismo —de Osorio Chong— en toda su extensión. Vi cómo a la gente la compraron y cuando no pudieron, la amenazaron. Tuve que pedir auxilio al Presidente de la República. (Felipe) Calderón se empezó a espantar de cómo fueron subiendo de tono las amenazas.

Cuando matan al candidato a gobernador en Tamaulipas —el priista Rodolfo Torre Cantú, la mañana del lunes 28 de junio de 2010 en el municipio de Soto La Marina y cuando alistaba su cierre de campaña—, me doy cuenta que esto no sólo son amenazas, sino que van en serio”.

Xóchitl no se guardó nada. Y algunas cosas no las tuvo que decir. Eran públicas desde mediados de 2010, cuando era candidata a gobernadora. A finales de junio de ese año, por ejemplo, dio a conocer que, por el clima de inseguridad y hostigamiento a su familia, decidió sacar de Hidalgo a sus dos hijos y familiares cercanos, luego de que sospecha, intentaran secuestrar a una de sus tías y “levantaran” a un trabajador de su familia.

“Hoy por la mañana me enteré de que levantaron a un trabajador de mis primas y le hicieron preguntas sobre mi tía, se lo llevaron y lo pasearon; después echaron luces al interior de mi casa en Tepatepec. El trabajador vio vendas en el carro en que lo llevaron y me hace sospechar que se querían llevar a mi tía, que es como una segunda madre para mí”, dio en una conferencia de prensa.

“La gente está apanicada —en comunidades como su natal Francisco I. Madero—, dicen que me van hacer lo que a (Luis Donaldo) Colosio, se habla mucho de ello en el pueblo”. Ella era en esa época candidata a gobernadora y se acercaba en forma muy “peligrosa”. No, no la mataron, pero se documentó la intimidación a su familia —incluida su tía Manuela Ruiz, una anciana de 78 años—, a través de gente armada y encapuchada.

Los señalamientos tenían su razón de ser: durante la campaña por la gubernatura, 12 colaboradores de Gálvez fueron detenidos injustificadamente, sus simpatizantes fueron amenazados y su Centro de Información Estratégica fue cateado un día antes de la jornada electoral, con una orden “debidamente” emitida por las autoridades correspondientes.

Antes, en 2009, con el avance firme de Gálvez, quien buscaba la candidatura panista, y por el temor a perder la gubernatura Osorio impulsó una reforma al Código Electoral estatal para adelantar siete meses la elección de gobernador y reducir de 90 a 45 días el periodo de campaña. Más tarde Peña le copiaría la estrategia, cuando fue pillado su acuerdo secreto con el PAN para evitar las alianzas partidistas en el Estado de México.

En la entrevista con Reporte Índigo, que se publicó el martes 17 de julio de 2012, con el sugestivo encabezado de “El retorno de los brujos”, Gálvez le envió un mensaje directo a Miguel Ángel Osorio Chong: “Que ya le pare. Que no siga interviniendo mis teléfonos. Tengo un aparato que detecta cuando están intervenidos y lo están. He empezado a tener miedo por primera vez. Porque soy un testimonio viviente de todo lo que sé de él”.

Xóchitl Gálvez ha sido claridosa y temeraria: el 20 de mayo de 2012, como candidata panista al Senado denunció que Osorio Chong era propietario de una residencia de 2.5 millones de dólares en el Fraccionamiento Los Arcos, ubicado en Pachuca.

En una entrevista con el periódico Reforma, Gálvez exigió al colaborador de Peña explicar “cómo se puede construir una propiedad de ese tipo con un sueldo de 75 mil pesos al mes, como los que cobró cuando fue gobernador del estado. Y dijo que el fraccionamiento fue edificado por el empresario Ernesto Blanco, uno de los constructores favoritos de la gestión de Osorio Chong. “El puro terreno vale 20 millones de pesos y se construyó esa casa en los últimos dos años que fue gobernador. Yo puedo abrir la boca porque tengo la cola limpia”.

Su poder, el de Osorio Chong, ciertamente emana del Grupo Huichapan en el que se formó; empero, como diputado federal en 2003, hizo otras alianzas perdurables y vigorosas. Aquel año era parte de los subordinados militantes priistas que seguían las órdenes —además de protegerla— de la efímera coordinadora de los legisladores priistas en San Lázaro, Elba Esther Gordillo Morales.

Con él hacían mancuerna Miguel Ángel Yunes Linares, Tomás Ruiz González y Roberto Rafael Campa Cifrián. Esos cuatro eran, entonces, los alumnos consentidos de la profesora Gordillo. No es, por tanto, una sorpresa que el último haya sido incluido en el equipo de transición de Peña, en la coordinación de seguridad.

“Sólo Osorio Chong fue instruido de permanecer en el PRI, donde la maestra las puede todavía, y por eso alcanzó hace tres años la postulación al gobierno de Hidalgo”, escribió Granados Chapa el 22 de febrero de 2008. Y Elba Esther ha sabido apreciar su lealtad. La confianza entre ambos es total.

El martes 7 de diciembre de 2010, por ejemplo, el Partido Acción Nacional (PAN) sacó a relucir una cadena de corrupción que involucraba a funcionarios del gobierno de Osorio, dirigentes de PRI en el estado y maestro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuyo liderazgo vitalicio recae en Elba Esther.

Una demanda levantada ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) destacaba nombres de personajes que cobraban en la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), entre ellos, la hermana de la titular del Instituto de Transparencia del Estado, Flor de María López González.

Ferrocarriles, botín de dos empresas

* Gobierno invierte 5 mil millones de pesos anuales del erario, sin beneficio para la población; concesionarios del ferrocarril sólo han construido 6 kilómetros por año de nuevas vías; el Ferrocarril representa apenas 7% de toda la red de transporte en país.

 

Marco Antonio Durán Ruvalcaba

Como todo lo que hace el gobierno federal, la privatización de Ferrocarriles Nacionales de México (Ferronales o FNM) fue un pésimo negocio para el país. Los costos de transporte de carga se elevaron, el servicio decayó, la infraestructura se deterioró y no hay inversión. En otras palabras, las empresas Ferrosur-Ferromex y Kansas City Southern de México monopolizaron el servicio para manejarlo de acuerdo con sus intereses.

Bastaron 16 años —desde que se aliaron Ernesto Zedillo Ponce de León y el líder sindical Víctor Flores Morales en 1998— para desmantelar a un sector, volverlo un galimatías, botín de un duopolio empresarial que se opone a cualquier propuesta para hacerlo eficiente pero, sobre todo, convertirlo en un eje fundamental en los procesos productivos que requiere el país.

Durante esos 16 años, Ferrosur-Ferromex y Kansas City Southern no han sido capaces de ponerse de acuerdo para cobrar tarifas de interconexión; además, rechazan la inserción del transporte de pasajeros y, por supuesto, han puesto cualquier cantidad de trabas para que entren más compañías a prestar el servicio. Lo han hecho con la complacencia de la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT), autoridad que no supervisa, no concilia y tampoco se preocupa por la competencia.

Hoy vemos el caos que impera en el sector de las telecomunicaciones, en donde se ha creado hasta un Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para regular las bandas de ancho por las que transitan o dicho de otra forma, por donde circulan las transmisiones de televisión abierta y restringida, Internet, y telefonía móvil. Es ahora el IFT el encargado de dar concesiones, supervisar, castigar y hasta imponer condiciones para mejorar la competencia de los concesionarios.

Resulta curioso que, siendo las vías del ferrocarril algo similar —no virtual, pero sí en el sentido de conectar al país de forma física— no exista una verdadera ley que regule o una institución que se encargue de poner orden, eficientar, modernizar y moderar los costos del servicio.

Se olvida el gobierno que el ferrocarril forma parte del sistema neurálgico en el transporte de mercancías; un medio de carga económico, que puede aliviar las carreteras del país; aligerar la carga pesada, desahogar los inventarios de las empresas y hasta convertirse en un medio de transporte de personas al igual que en otros países como Alemania‎, Austria, Bulgaria‎, Bélgica‎, Croacia‎, España‎, Finlandia‎, Francia, Hungría, Irlanda‎, Italia, Países Bajos‎, Polonia, Portugal, Reino Unido‎, República Checa,‎ Rumania, y Suecia‎, en Europa o Rusia, China, Corea del Sur, y Japón en Asia.

El ferrocarril es parte importante en el desplazamiento de mercancías y personas en Europa y Asia. El ferrocarril, acarrea 80 por ciento de la carga mediante costos accesibles, donde además la gente puede viajar con comodidad y rapidez. Nadie en el mundo podría explicar el turismo en Europa si no fuera por el tren. Ni qué decir de España con su tren de alta velocidad que va de Barcelona a Paris, una distancia de mil kilómetros, en 7.25 horas. Otro ejemplo es Japón, uno de los países que mayor cantidad de carga pesada y pasajeros mueve.

Las circunstancias son diferentes para México. Los intereses particulares de algunos grupos políticos y económicos no han permitido la competencia que sirva para mejorar las condiciones de vida de México y los mexicanos.

Las cifras horrorizan: cuando se privatizó el ferrocarril en 1998 reportó una red de 26 mil 622 kilómetros de vías; para 2013 la situación cambió casi nada: 26 mil 727 kilómetros, lo que significa un aumento en su red de 105 kilómetros, menos de seis kilómetros por año.

En cuanto al transporte de mercancías, antes de concesionar ferrocarriles, el sector desplazaba 47 millones de toneladas por kilómetro; y aunque en la actualidad movilizan 82 millones de toneladas por kilómetro, dicha cantidad significa un incremento de 76 por ciento en el traslado de productos, pero sin que se haya invertido un centavo en nuevas vías; es decir, utilizando la misma red que hace 16 años.

Este porcentaje significa, entonces, que las utilidades obtenidas por las compañías concesionarias en la explotación de las vías férreas se han multiplicado más no refleja la calidad en el servicio.

Los datos oficiales del sector revelan que se ha invertido en nuevas locomotoras y en reparación de vías dañadas, pero ni un solo peso en extender o generar nuevos caminos, construcción de puentes o túneles; tampoco han abierto brechas, nuevos talleres ni nuevas terminales. Ha sido un negocio redondo. Se ocupa la misma infraestructura que hace tres lustros. Ferrosur-Ferromex y Cansas City Southern sostienen que no pueden privatizar caminos o construir en nuevas tierras porque eso es exclusividad del Estado. ¿Acaso no pensaron en ese pequeño detalle antes de hacer el negocio?

Ciertamente, la privatización de nuevos territorios es prerrogativa del gobierno. Sin embrago, en su informes —los oficiales— no aparece estudio alguno que se haya hecho o entregado a la SCT. Por ningún lado exhiben las compañías propuestas sobre nuevas rutas que consideren utilizar y, en su caso, nacionalizar tierras privadas para mejorar el transporte.

Es un hecho contundente que el ferrocarril en México ha perdido competitividad, se ha rezagado y no contribuye con el desarrollo. No va a la par de las necesidades que la sociedad mexicana demanda. Los datos muestran que la red representa menos de 7 por ciento de todo el sistema de transporte.

Existen en México 378 mil kilómetros de carreteras en los que transitan 770 mil camiones de carga —general y especializada— que desahogan 93 por ciento de la carga de este país; es decir, se tiene un camión por cada 49 kilómetros. El indicador que mejor revela las graves deficiencias del transporte ferroviario es la rapidez, pues mientras el tren se mueve a una velocidad promedio de 33 kilómetros por hora, el transporte de carga lo hace al doble.

Por otro lado, a pesar de que Ferrosur-Ferromex y Kansas City Southern son las únicas que explotan la red y hacen uso exclusivo tanto de las vías del ferrocarril como de toda la infraestructura, el gobierno federal sigue participando con inversiones. En los 16 años que llevan concesionados — de los 50 que tienen por delante— ha desembolsado 28 mil millones de pesos.

En el último lustro, la inversión pública ha sido a razón de 5 mil millones de pesos por año, lo cual revela que una tercera parte de la inversión en los ferrocarriles corre por cuenta del erario, de los impuestos de los mexicanos, quienes no reciben beneficio alguno. Ante tales circunstancias las preguntas se multiplican: ¿por qué el gobierno se empeña en seguir subsidiando a dos empresas que no han querido hacer nada por México? ¿Qué impide que el gobierno autorice más concesiones para generar mayor competencia y con ello mejorar el servicio? ¿Hasta cuándo la privatización tendrá como objetivo el despojo y la formación de monopolios?

Las bestias

* Desde el viernes 14 de febrero policías de toda la entidad llegaron a Toluca. Allí pernoctaron pero los hicieron dormir en calles y parques o donde se pudiera. No había razón para alquilar hoteles o casas. El día del Amor y la Amistad fue para unos la noche más incómoda de sus vidas. La visita de Barak Obama no beneficia a nadie. La ciudadanía, traducida para la clase política y gobernante como una mancha infame que se mueve en mítines y protestas, debe cuidar, apostar a la vigilancia. El Excelentísimo presidente Barak Obama es inalcanzable pero aunque no lo fuera la única manera de contribuir que él tiene ya la aplicó. Su solo nombre bastó para que las autoridades, luego de años de peticiones, se decidieran por solamente limpiar las calles, adoquinar, cambiar las flores, lavar las ventanas.  

Miguel Alvarado/ Nadia Estrada

Barak Obama apareció como una exhalación por Toluca. En nueve horas arregló el tema energético y de paso el centro de la capital mexiquense. El presidente norteamericano representa un imperio económico basado en la guerra y viaja como conquistador. Su séquito rebasa las mil personas y moviliza efectivos militares propios y de los países que visita. La estancia en Toluca se trató en realidad de una pequeña inspección, una revisión del negocio encargado al PRI y a Enrique Peña Nieto. La entrega de cuentas no debía tardar demasiado. La agenda norteamericana apenas marcaba a la ciudad como una escala en la interminable colonia que representa el mundo para la política norteamericana. Aquí, la ciudad del Grupo Atlacomulco, la más protegida y donde es casi imposible manifestarse, donde los medios de comunicación parcializan hasta los anuncios de ocasión, se montó un enorme teatro con resultados exactos. El protocolo mexicano no pudo ser más sensato, coherente. El gobernador del Edomex, Eruviel Ávila, sometido al arbitrio de la etiqueta y las importancias, fue borrado de un plumazo de sus oficinas, y su papel consistió en recibir en el aeropuerto a Barak. Cien millones de pesos después, se puede concluir que su aparición como extra en el melodrama político mexicano le garantiza un siguiente papel, al menos en el gabinete de Relaciones Exteriores.

Y Toluca, siempre fría, apenas participativa, aceptó casi sin moverse la impostura. Una ciudad falsificada recibió la Cumbre de Líderes, que incluyó al canadiense Stephen Harper, de quien se supo de él porque apareció en algunas fotos. La escenografía incluyó lugares comunes como espectaculares con la frase de Bienvenido Welcome, sobre Paseo Tollocan o minúsculas manifestaciones de altermundistas y defensores del Nevado de Toluca, un conato contra policías estatales en la explanada del mercado Juárez y decenas de discursos antiyanquis. El inconformismo de chorizo fue comparable a asistir a la Bombonera una mañana de futbol. No sirvió de nada y a estas alturas ni siquiera funciona que les den espacio en televisión y radio, que las redes sociales hagan sus propias editoriales. El disgusto tomó forma de ausentismo laboral y suspensión de clases, convenientemente pasados por alto porque el tráfico, a pesar del cierre de media ciudad, no causó los estragos profetizados. Y es que cada esquina, por callejón que fuera, contaba con un policía galanamente uniformado y extraordinariamente eficaz a la hora de desanudar nudos viales. Casi de noche pasó la noticia sobre el asesinato de un estudiante de la universidad estatal en un campus de Ecatepec, para robarle 80 mil pesos. Masacrado por ladrones que lo despojaron del dinero que usaría para comprar un auto, Javier Gabino Álvarez Pliego, de 22 años, representa la cotidianidad del México sin Obama, del Edomex desaparecido en el discurso de Peña Nieto, de la entidad que no existe en el palacio de Lerdo o en las giras de trabajo de Ávila Villegas.

Obama llegó a Toluca con todo pactado. Hasta los boletines, difundidos horas después, ya estaban redactados. El semanario Proceso recopila el desinterés de los medios gringos por la Cumbre: “Obama estuvo poco más de 8 horas en México, una menos que las 9 horas que duró el vuelo redondo de Washington –a Toluca-, y mucho menos tiempo al que le dedicó el presidente el fin de semana a su juego de golf en California”, publicó el Washington Post en una breve nota en páginas interiores y sin fotografía”. Barak encontró tiempo para atender sus frentes. La crisis siria, la venezolana, la ucraniana y aumentos salariales a obreros norteamericanos fueron abordados por teléfono, con la mano en la cintura, sonriendo comedido o seriamente concentrado, según el caso. Para México, narcotráfico, migración y petróleo, los puntos fuertes de la agenda en Toluca, estarán pendientes otros 200 años, como en cada reunión que se realiza, donde las buenas intenciones son ya un cúmulo de despachos diplomáticos, frases de mermelada que enmarcan ejercicios mentales de primero de primaria, perversas por deficientes. “Seremos la región más competitiva del mundo”, nos merecemos esta visita porque hemos trabajado”, “a Toluca se le reconoce a nivel mundial” o “la democracia en México se percibe” representan el fantasmario político que al otro día aparecería en los periódicos locales.

La revista norteamericana Time cobró 576 mil pesos por un reportaje sobre Peña, a mediados de febrero del 2014. Un tarifario de la publicación establece un precio para la portada de casi 10 millones de pesos, 759 mil 400 dólares. Si fuera cierto el costo, al equipo de Peña, acostumbrado a pagar 700 millones de pesos al año sólo en publicidad desde el 2005, sólo le haría cosquillas. El encabezado, “Salvando México”, que acompaña a la foto del mexiquense, actuada para que sugiera un estadista, es en realidad el detonante que colocó la publicación en el centro de un linchamiento en redes sociales. Es muy común hablar sobre Peña, lo difícil es hablar bien de él. El reportaje norteamericano encontró, sin embargo, la forma de hacerlo. Michael Crowley, el redactor, se apoyó en una escena fotográfica protagonizada por Peña, Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, secretarios federales de Finanzas y Gobernación, donde aparecen como héroes de cine. Peña está en primer cuadro, flanqueado por los otros dos, en una gráfica cuyo fondo es un blanco inexcusable, listo para ser llenado ante cualquier idea. Somos nosotros, parece decir la foto, y nadie más.

El texto recuenta el paso del priista por la presidencia y comienza de la manera más coloquial: “a las 9 en punto en una noche de febrero, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto trabaja en Los Pinos, su residencia oficial en la ciudad de México, donde soldados camuflados con rifles de asalto lo cuidan desde afuera. Para el presidente, de 47 años de edad, es un recordatorio de que la presidencia es un negocio mortalmente serio –especialmente en este momento clave en la historia de México-”.

Luego, lo de siempre. Una revisión sobre la vuelta del priismo al poder Ejecutivo y el encomio de las reformas impulsadas por el Grupo Atlacomulco, incluida la energética. Peña queda bien, efectivamente, como un salvador de su patria ante el resto del mundo. Ni eficiente o malo, sólo un trabajador que cambia el país que gobierna. Time, la revista, no tiene empacho en hacer arte a partir de un boletín de prensa escrupulosamente redactado. Por 10 millones, cualquiera lo haría. Ellos lo hicieron por medio millón de pesos. El artículo, una versión en correcto español, está disponible en http://world.time.com/2014/02/16/la-nueva-mision-de-mexico/?iid=obnetwork.

Peña, mientras tanto, atiende lo más urgente, aunque no lo importante. Toluca, la ciudad de sus afectos, porque aquí vivió más de 12 años, 6 de ellos como gobernador, fue elegida para albergar una cumbre regional para México, Estados Unidos y Canadá. Las calles de la pequeña ciudad fueron maquilladas y las fachadas recompuestas. Una inversión federal por más de 100 millones de pesos se aplicó desde hace un mes. El centro de la capital mexiquense deslumbró, aunque la magia no durara ni siquiera un día. Más de 600 reporteros de la fuente presidencial se esperaban en Toluca, provenientes de los tres países. Los extranjeros fueron confinados a la modesta zona hotelera. Pocos se aventuraron más allá. No había para qué. Si al menos uno de ellos hubiera dado la vuelta al Hotel del Rey, en Paseo Tollocan y asomado en la colonia de Santa Ana Tlapaltiltán, habría visto cómo vivieron contingentes policiacos movilizados para cuida a un solo hombre, ni siquiera mexicano, el más poderos del mundo hasta donde alcanza la información.

Desde el viernes 14 de febrero policías de toda la entidad llegaron a Toluca. Allí pernoctaron pero los hicieron dormir en calles y parques o donde se pudiera. No había razón para alquilar hoteles o casas. El día del Amor y la Amistad fue para unos la noche más incómoda de sus vidas. La visita de Barak Obama no beneficia a nadie. La ciudadanía, traducida para la clase política y gobernante como una mancha infame que se mueve en mítines y protestas, debe cuidar, apostar a la vigilancia. El Excelentísimo presidente Barak Obama es inalcanzable pero aunque no lo fuera la única manera de contribuir que él tiene ya la aplicó. Su solo nombre bastó para que las autoridades, luego de años de peticiones, se decidieran por solamente limpiar las calles, adoquinar, cambiar las flores, lavar las ventanas.

Pero a los policías, al menos los que vinieron desde Coacalco, no les importaban los días de caramelo y miel. Eran cientos y cubrían las aceras de tres cuadras de Santa Ana. Sólo algunos alcanzaban la comodidad de magras tiendas de campaña, delgados hules que apenas los ayudaban a recuperar fuerzas.

Las vísperas de Obama

“Viernes  14 de febrero, 11:30 de la noche. Cientos de personas dormían en las aceras o debajo de autobuses. No eran peregrinos con destino a la ciudad de México, eran policías que cubrían las aceras de tres cuadras en la colonia de Santa Ana Tlapaltitlán.

“Toluca, el centro del mundo durante 8 horas por una Cumbre donde se trataron, en menos de 120 minutos, temas como la migración, reforma energética, los tratados comerciales regionales y la Iniciativa Mérida y Michoacán, observaba con una semana de anticipo los sobrevuelos de helicópteros y pequeños aviones-patrulla, como sucedería en una ciudad afgana. Barak llegaría a las 12 y 10 de la mañana, según el protocolo oficial, y desde el aeropuerto recorrería unos 5 kilómetros en auto blindado, La Bestia, con un peso de 10 toneladas, hasta el palacio de Gobierno. Allí, Peña lo recibiría, sonriente y apurado, manojo de nervios que ni el entrenamiento teatral al que ha sido sometido los últimos 8 años, maquillaría.

“Nunca se tuvo tanta seguridad en Tlapaltitlán, pero los guardias no cuidaban las casas ni a los vecinos. ¿Entonces? La razón exacta no la sabía pero mi sentir ciudadano me hizo preparar, con la familia, café, pan y galletas que teníamos a la mano para compartir. Tristeza, enojo, indignación, coraje, tantos sentimientos que no podría describir una fotografía del momento. Salimos y ofrecimos el café, que pudimos dar a quienes aún se encontraban despiertos, porque a otros el viaje desde Chalco, lugar de donde los trajeron, los había agotado.

“Uno que otro empezó a salir de su tienda, a bajar del autobús, donde, para mi sorpresa también dormían. Sus palabras de agradecimiento demostraban que no habían ingerido alimento.

“Ellos mismo pidieron que se les ofreciera a compañeros de otras cuadras. Observamos que había más policías durmiendo en una zona catalogada como insegura. Qué ironía, tantas imágenes en mi mente de policías golpeando a mis compañeros maestros y destrozando sus casas de campaña. Vino a mi mente Atento, cuántas familias destrozadas y mujeres violadas. Muchos los llaman perros del gobierno por el trabajo sucio que hacen, porque, ¿a cuánta gente maltratan estos policías estatales? Y yo aquí dándoles hoy la mano, pero a final de cuentas son humanos, también son padres de familia, hermanos, hijos, esposos, madres de familia y esposas, porque también hay mujeres.

“Así transcurrió la noche. Por la mañana tampoco se les podía dejar, al menos mi conciencia no y con lo poco que se tenía se ofreció un desayuno y permiso para poder asearse dentro de mi hogar. Entre sus carteras y bolsas, los policías hacían “coperacha” para pagar lo que se les estaba ofreciendo, juntando 80 pesos que no se recibieron, el desayuno no era negociable.

“Mi casa era un cuartel para aquellos que, ahora agradecidos y humanos, mencionaban que la situación para ellos ha sido siempre la misma. A cualquier parte donde los llevan siempre se les ha tratado de la misma forma o hasta peor. Ganan 3 mil 500 pesos a la quincena. Esta vez les ofrecieron lugar para dormir, tres comidas al día y lugar para asearse, pero al llegar les informaron que debían acomodarse donde pudieran, pues estarían hasta el 20 de febrero, cuando terminara la Cumbre. Cuántas veces he escuchado eso en el magisterio, cuando pago materiales y cursos de mi sueldo y no cumplen lo que prometen.

“Por fin, hoy pudo sentarse a convivir una maestra con un policía cuando ahora la situación era al revés. Hoy pudimos dialogar y no replegar, expresar el trabajo que nos toca hacer en este país. El policía, al escuchar que era maestra mencionó que ‘a nosotros nos dan la orden: que no pasen, y aguantamos pero no falta el maestro que nos agreda y es cuando tenemos que reaccionar, pero no todos somos malos, tenemos compañeros que golpean pero por ellos nos catalogan a todos los demás por igual. Al final de cuentas soy humano, padre de familia y me interesa saber qué va a pasar con mis hijos en este país, traer el uniforme de gobierno no quiere decir que esté a favor de lo que hace, pero es mi trabajo y lo hago por mi familia y finalmente soy pueblo y si todos pensáramos así, seríamos unidos y no estaríamos como estamos, pero lamentablemente no todos pensamos de esa forma’.

“- ¿Por qué hacen esto? Han sido muy amables al ofrecer su casa.

“- Nos indignó ver la situación en la que los tienen. ¿Por qué no les rentan el hotel que está a unos cuantos metros para todos los policías?

“Todos rieron.

“- Qué buen chiste. Los camiones que nos trajeron no traen ni vidrios, los asientos son tablitas que cada que saltaba el camión se zafan. Llegamos y ya ve dónde nos dijeron que durmiéramos”.

El episodio, narrado por una maestra de la ciudad, Nadia Estrada, es sólo parte de un mosaico que decora los caprichos políticos. Obama no necesitaba venir a México. Los acuerdos energéticos y comerciales han sido pactados con antelación. La lección al mundo sobre el poder norteamericano se imparte todos los días con cualquier pretexto. Una entidad con 7 millones de pobres asiste, desde afuera, detrás de las cortinas, a una ceremonia de simulación que ha logrado institucionalizarse y utiliza sin empacho los recursos públicos para hacer negocios privados. La derrama económica llegará, es inevitable, a cambio de una economía que dependerá en absoluto de voluntades ajenas. Y el trabajo florecerá pero la mayor parte de esté será esclavizante, porque así son las reglas del juego.

Los políticos de Toluca celebran todo. Al menos las autoridades lo hacen. A horas de la Cumbre, la alcaldesa priista Martha Hilda González, con un renovado espíritu de comunicación social, anunciaba por todos los medios los importantes acuerdos que había alcanzado con norteamericanos y canadienses. Una máquina simuladora será instalada en El Calvario, por ejemplo, decía en su novedoso muro de face. Mientras, los helicópteros, estatales, militares y policiacos sobrevolaban la ciudad marcando perímetros. El imaginario popular especula con cierta esperanza un atentado. “¿Te imaginas? Nos borran del mapa”. Pero los números son más elocuentes. “Ocho helicópteros tiene el gobierno del Edomex, las naves que también le han servido de taxis aéreos a la señorita Laura tienen un costo total de casi 39 millones de dólares. En un solo mes realizaron 236 operaciones aéreas y el costo promedio por hora de vuelo fue de alrededor de ocho mil 705 pesos”, recuerda el periodista Elpidio Hernández, mientras un equipo de 300 jóvenes trilingües, que hablan español, inglés y canadiense, como se informó en el noticiero local de TV Azteca es distribuido para apoyar a los 5 mil visitantes. Planear para prever. Mejor que sobre y no que falte y si están equipados, mejor. Porque hasta un kit, publicitado días antes, estaba a disposición de los asistentes. Una playera roja que decía “¿Le puedo ayudar? y “Bienvenidos”, mostraba lo trilingües que podían ser los toluqueños, que de paso serviría como promotores turísticos porque entregaban folletos con descripciones artesanales y atractivos locales. Todavía, “Aída Fernanda López Vences, estudiante del Colegio Niños de México, expresó su agradecimiento a la alcaldesa por la oportunidad de participar en un evento de gran magnitud”.

Pero repartir folletos sin cobrar está bien. Son servicios ciudadanos que alguna vez casi todos han realizado. Los folletos, sin embargo, no describen que hasta el 18 de febrero del 2014, el Edomex contabilizaba 49 ejecutados, un aumento del 37 por ciento en relación al año pasado, y que hasta el 17 de febrero había 2 muertos y 11 heridos por ataque de comandos a bares de Neza.

“Por eso no podemos quedarnos tanto como quisiéramos. Por ejemplo, no he tenido oportunidad de probar el chorizo legendario de Toluca, ojalá la próxima vez que venga pueda probarlo”, dijo al final Obama, en su discurso de conclusiones.

Chorizo hay en todas partes pero Barak, por supuesto, nunca volverá.

El Grupo Hidalgo

* “Jesús Murillo ha sido un político con mucha suerte. El domingo 18 de febrero de 2007 llegó a la Secretaría General del PRI, haciendo mancuerna con la tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel, quien ganó la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priista. Todo parecía perfecto, hasta que, en algunos estados, se denunció el regreso —si alguna vez se fue— del viejo estilo del PRI, empezando por el acarreo”, escribe el periodista Francisco Cruz en el libro Los Golden Boy’s”, editado por Planeta en el 2012.

 

Francisco Cruz Jiménez

A su paso por la gubernatura hidalguense, Jesús Murillo dejó “algunos” muy amargos recuerdos, por la proliferación de presuntos negocios personales y otros entuertos que propiciaron, por ejemplo, que la tercera semana de mayo de 2007 unos 160 comuneros de Dios Padre “invadieran” y recuperaran las tierras del rancho Damasco, en el corazón del Valle el Mezquital, cuya propiedad se atribuyó a Murillo Karam, y que se mantenían en litigio en los tribunales agrarios federales.

Las tierras se mantenían en litigio desde finales de la década de 1940, pero aquel mayo de 2007 los comuneros se enteraron que, de pronto, ya tenían dueño. Un mes antes, los comuneros habían lanzado una pregunta que nadie supo cómo responder: ¿a quién le debe dar preferencia la ley, al comunero huarachudo o a los políticos?”.

La propiedad se disputaba a balazos desde principios de la década de 1970 pero nadie, por lo menos no en el gobierno hidalguense, quiso recordar que la región Dios Padre fue decretada propiedad comunal por una resolución presidencial de 1947. Y luego se hizo público que el “nuevo” dueño del rancho damasco era un personaje conocido como Alejandro González Murillo, sobrino del entonces secretario general del PRI y ex gobernador hidalguense, Jesús Murillo Karam.

Los comuneros también volvieron la vista a Roberto Pedraza, suplente de Murillo Karam en el Senado, como presunto operador de la compra del rancho de la discordia. El “litigio” público llegó a la prensa del Distrito Federal. Emilio Ruiz, del periódico Reforma escribió el 8 de abril de 2007: “Pedraza es el hombre fuerte del PRI en el Valle del Mezquital y líder moral del Consejo Supremo Hñahñú. Ha sido presidente municipal y legislador por Ixmiquilpan. Cada primero de mayo celebra su cumpleaños en Dios Padre con miles de invitados.

Aun sabiendo los políticos que estaba en conflicto, porque es comunal, lo compra el sobrino de Murillo Karam. Se sabe que quien está detrás de esta operación es Roberto Pedraza, afirma Manuel Canales, abogado de los comuneros. […] El Rancho, si bien está dentro de un terreno comunal, tiene también un ‘certificado de inafectabilidad agrícola’ expedido por la Presidencia de la República en 1946, un año antes de que todo el terreno fuera decretado como régimen comunal. […] Según González Murillo, el certificado de inafectabilidad ampara su propiedad. La tendencia es muy clara que va a salir la sentencia a favor mío”.

Murillo ha sido un político con mucha suerte. El domingo 18 de febrero de 2007 llegó a la Secretaría General del PRI, haciendo mancuerna con la tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel, quien ganó la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priista. Todo parecía perfecto, hasta que, en algunos estados, se denunció el regreso —si alguna vez se fue— del viejo estilo del PRI, empezando por el acarreo.

Para amarrar el “triunfo”, en estados como Durango, por ejemplo, se apalabró a los consejeros políticos estatales. Se les acuarteló en un desayuno. Al término, el gobernador Ismael Hernández Deras, hizo sentir su malestar por la chamaqueada: “es una falta de respeto, no estamos tratando con retrasados mentales ni estamos tratando con gente que no tenga capacidad política para reflexionar su voto, ¿usted cree que con un desayuno, con un acarreo a un consejero (se pueda influenciar el voto)? Pues es una falta de respeto a la gente de nuestro partido”.

En Oaxaca, escribieron Claudia Salazar y Claudia Guerrero, del periódico Reforma, “el gobernador Ulises Ruiz también desayunó con los consejeros de su entidad en un hotel cercano a la sede del tricolor y después se los llevó a votar. Durante una hora, Ruiz se reunió con 445 de los 635 consejeros de Oaxaca, y lo acompañaron el presidente del Congreso local, Bulmaro Rito; el dirigente estatal de la CNC, Elpidio Concha Arellano, así como legisladores federales y funcionarios de su gabinete. Al filo de las 12 horas, Ruiz encabezó la caminata del hotel al edificio del tricolor, acompañado por unos 50 consejeros priistas”.

Paredes, con su compañero Murillo, triunfó en 26 de las 32 entidades.

Situaciones de esa naturaleza no le eran desconocidas al ex gobernador hidalguense. El 23 de febrero de 1998 el senador José Guadarrama lo responsabilizó de un fraude interno para imponer a Manuel Ángel Núñez Soto como candidato priista a la gubernatura de Hidalgo.

“He demandado que se le retire el registro a Núñez porque, con el gobernador Murillo, son los responsables de un fraude grotesco en Hidalgo. […] Voy a luchar por la democracia en el estado, a luchar en el interior del partido y ante las últimas instancias”.

La suerte de Murillo persigue a su paisano Miguel Ángel Osorio Chong, un político de mano dura, clave en el reclutamiento de gobernadores para lograr el apoyo a la candidatura presidencial de Peña. También fue fundamental en la estructura de promoción del voto. La periodista Martha Martínez, del periódico Reforma, encontró que Osorio es el enlace entre la vieja clase política priista, como lo escribió el 9 de septiembre de 2012.

“Durante la campaña presidencial fungió como coordinador de Diálogo Político, desde donde operó la comunicación entre Peña y los gobernadores priistas. […] Ya como parte del equipo de Peña, el 5 de junio de 2012 fue artífice de uno de los eventos más comentados durante la campaña del mexiquense: la presentación de Concertación Mexicana, un grupo de políticos que habían militado en el PAN y el PRD y que a partir de ese día se sumaron formalmente a las filas del equipo peñista. Entre los integrantes de ese grupo se encuentran René Arce, Lía Limón, Víctor Hugo Círigo, Ramón Sosamontes y dos ex dirigentes nacionales de la oposición al PRI: el ex panista Manuel Espino y la ex perredista Rosario Robles, ambos expulsados de sus partidos”.

Pupilo de la lideresa sindical Elba Esther Gordillo, Osorio y su equipo operativo —entre ellos Eugenio Ímaz, David Hernández Madrid, Cuauhtémoc Ochoa y Alejandro Márquez— fueron claves en la campaña de Eruviel Ávila Villegas y el aislamientos que sufrió su rival el izquierdista Alejandro Encinas Rodríguez. En julio de 2011, Ávila ganó la gubernatura mexiquense con una mano en la cintura.

El equipo compacto de Osorio lo complementaba la diputada Nuvia Mayorga Delgado, secretaria de Finanzas en el sexenio de Osorio; Paula Hernández, ex secretaria estatal de Obras Públicas y Alma Carolina Viggiano Austria, esposa de Rubén Moreira, (ex) gobernador de Coahuila. Esta última fue incluida como coordinadora de Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil en el equipo de transición presidencial de Peña.

La Cumbre

* Los arreglos de pintura, señalamientos, ornatos entre otros, están donde pasarían los visitantes, continuando el descuido, deterioro y malas condiciones en las cuadras siguientes. Y ni hablar de los pueblos y delegaciones municipales que integran Toluca, que continúan en su histórico retraso en infraestructura y servicios, la pobreza extrema de muchos habitantes de los barrios, la falta de oportunidades escolares y laborales son palpables.

 

Luis Zamora Calzada

La Cumbre de Líderes de América del Norte, que contó con las presencias del presidente de Estado Unidos, Barack Obama y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, el 19 de febrero, ya ha tenido diversos efectos, entre otros y para no generar manifestaciones de descontento, se “retiro por tiempo indefinido” la iniciativa del gobernador local para reformar la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios, el Código Penal y el Código de Procedimientos Penales, con el que se pretendía cesar y encarcelar a los maestros estatales que abandonaran los salones para salir a protestar, con el deseo ferviente de que las intenciones de sancionar y castigar no regresen con mayor agresividad.

Otro efecto inocultable es la “manita de gato” que le han dado a las calles de la ciudad, no en todas, claro está. Los arreglos de pintura, señalamientos, ornatos entre otros, están donde pasarían los visitantes, continuando el descuido, deterioro y malas condiciones en las cuadras siguientes. Y ni hablar de los pueblos y delegaciones municipales que integran Toluca, que continúan en su histórico retraso en infraestructura y servicios, la pobreza extrema de muchos habitantes de los barrios, la falta de oportunidades escolares y laborales son palpables. En una simple mirada se capta la desigualdad social existente.

A los citados arreglos aplica un famoso dicho popular del siglo pasado, utilizado en las comunidades del norte del municipio de Toluca, como ocurre en el caso concreto. El dicho se refiere a las nueras que vivían los primeros años de matrimonio en la casa del novio y sólo barrían por donde pasaba la suegra para ganar sus afectos y causar buena impresión.

Para este evento la alcaldesa aseguró en días pasados, que los gastos de este embellecimiento a “Toluca la Bella” no han salido del erario municipal. Los que pagan son otros. Me refiero a los impuestos que todos los ciudadanos contribuyen hasta en el consumo de una botella con agua.

 

¿Dónde queda el Artículo 11?

 

Nuestra Carta Magna garantiza el derecho de tránsito, señalando que toda persona tiene derecho para entrar en la república, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrativa, por lo que toca a las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la república, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país; mandato vulnerado los días 17, 18 y 19 de febrero del 2014 en Toluca.

Por “medidas de seguridad” de la Cumbre de Líderes de América del Norte, se ordenó el cambio de sedes de oficinas públicas ubicadas en áreas determinadas como estratégicas, sin importar que den atención al público en diferentes asuntos y cuyos trabajadores y usuarios estarían imposibilitados para acceder a las mismas.

Los Juzgados Primero, Tercero y Quinto en Materias de Amparo y de Juicios Civiles Federales en el Estado de México interrumpen sus términos y se declararon inhábiles los días mencionados; el Juzgado Cuarto y Oficialía de Partes atenderían  en la sede de los colegiados federales, en el barrio de La Magdalena, ubicado por la salida a Ixtlahuaca.

La Oficina del Gobernador, Finanzas, Educación, Desarrollo Social, Agua y Obras Públicas, Secretaría General de Gobierno, Comunicación Social, Consejo de la Judicatura y sus trabajadores se ubicaron en diferentes espacios de Toluca. La Biblioteca Pública Central estatal funcionó como Oficina del Gobernador; la Secretaría de Educación despachó en el CECyTEM Metepec; la Secretaría de Finanzas en la colonia Altamirano, todas fuera del centro de Toluca.

Los alumnos de la Secundaria Uno acudieron a otras escuelas. Los feligreses de la Iglesia del Carmen y la Catedral pospusieron sus plegarias, asistencia espiritual y religiosa para el 20 de febrero, o bien asistieron a las iglesias aledañas, fuera del área que pudiera afectar la logística y movilidad de los visitantes.

El centro de Toluca prácticamente fue una fortaleza, no hubo libre tránsito y el artículo 11 constitucional, ¿dónde queda?