Los Caballeros Templarios

* Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:09. “¡Ya te cargó la chingada!”, le dice un empistolado a un hombre que acaba de bajar de su auto. Lo somete fácilmente, a las 12 del día, y todo sucede a la vista de decenas de transeúntes que buscan refugio en los comercios cercanos o emprenden una rápida retirada. El analista e investigador económico Marco Antonio Durán ofrece un panorama desolador, el de las cifras, y advierte que apenas el 15 por ciento de los delitos en el Estado de México son denunciados. El otro 85 por ciento no llega al conocimiento oficial de las autoridades, pues si bien saben que los delitos suceden, no actuarán si no hay una denuncia de por medio.

 

Miguel Alvarado

Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:05. Un hombre se estaciona en la calle de Horacio Zúñiga, en la colonia Morelos, atrás del popular mercado del mismo nombre. Zona residencial de clase media y repleto de escuelas, los últimos años ha sido blanco de la delincuencia. Allí lo mismo suceden secuestros a pleno día que asesinatos o desvalijan casas frente a patrullas que recorren la zona. Una reunión de colonos con la alcaldesa de Toluca, la priista Martha Hilda Calderón hace dos meses expuso la ineficacia de la policía en esa colonia y en las aledañas, Granjas y Federal. La reunión, en un café que había sido asaltado tres veces, fue ríspida y llena de reclamos. La alcaldesa prometió mayor vigilancia y cumplió hasta donde pudo. Dos semanas de constante patrullaje calmaron las cosas, pero luego los rondines se hicieron cada vez más esporádicos y volvió la violencia cuando un hombre fue levantado a las 12 del día en la esquina de Eulalia Peñaloza y Felipe Villanueva. Encabezaba una asociación de colonos que buscaba representación ante el ayuntamiento y abogaba por mayor seguridad. Su grupo había colocado una manta en la esquina de Juan Rodríguez y Villanueva donde se pedía denunciar actos criminales. Cuadras más adelante, en Esteban Plata, hace dos años una casa de seguridad fue descubierta y allanada por la policía, que rescató a plagiados que esperaban por un rescate o un milagro. Los secuestradores, jóvenes de Metepec, estuvieron 24 meses en prisión y acaban de obtener su libertad. Dicen tener protección de cuerpos policiacos y, aún más, trabajar por órdenes de ellos.

Toluca, 20 de mayo del 2014. 12:07. Un hombre estaciona su auto en la esquina de Horacio Zúñiga y José Luis Álamo, y abre la puerta, justo atrás del mercado Morelos, zona residencial donde en el 2009 el ex alcalde panista Juan Carlos Núñez Armas, en una campaña electoral que perdería rotundamente contra el PRI, llenaba su agenda de reclamos por la inseguridad que prevalecía. No tuvo respuestas para nadie, sólo una cara de contrición y un “ah, caray” fue todo lo que pudo ofrecer. No prometió nada, aunque repartió un manualito para que el ciudadano, en caso de ser asaltado o secuestrado supiera qué hacer. La mayoría lo rechazó. Núñez Armas, el primer alcalde panista de la capital mexiquense sabía que su partido, el PAN, había permitido la entrada del crimen organizado a la ciudad y si no había participado activamente, al menos se había hecho de la vista gorda. María Elena Barrera, priista y ex secretaria particular de Enrique Peña, derrotaría fácilmente a Núñez en una contienda en donde apenas la mitad del electorado quiso votar. Pero Barrera fue audaz, al menos con las palabras y diría que uno de sus principales compromisos era restablecer la seguridad en la ciudad. Otra vez las palabras se comerían el discurso cuando se descubrió que su director de Inteligencia era en realidad El M1, Germán Reyes, jefe de plaza del cártel de La Familia Michoacana, y quien ocupó esa dirección por más de 9 meses, en el 2012. Barrera ofreció depuración en la policía municipal y un plan de profesionalización que hasta la fecha y con otra administración, siguen esperando.

Toluca. Veinte de mayo del 2104. 12:09. Un hombre estaciona su auto en la colonia Morelos. Busca sus papeles y los organiza. Empuja la puerta y baja. En ese momento se empareja una motocicleta con dos ocupantes. Uno de ellos se baja y mete una mano en su chamarra. Es la misma zona donde hace cuatro meses un hombre barría el frente de su casa por la mañana. Como vivía cerca de la escuela Isidro Fabela, en la calle de Quintana Roo, lo hacía temprano para no verse molestado por el tráfico y los estudiantes. Siempre lo había hecho así, pero ese día una camioneta negra se detuvo frente a su casa y lo esperó. Cuatro hombres bajaron y se lo llevaron. Nadie se dio cuenta. Horas después su esposa recibía el menú del rescate: 15 millones de pesos, nada de policía. Al principio los familiares no quisieron involucrar a la autoridad, pues temían que los elementos que les asignaran para investigar estuvieran involucrados. La familia trató de reunir el dinero pero fue imposible. Finalmente la policía fue requerida y casi un mes después el hombre fue liberado, previo pago.

Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:09. El hombre baja de su auto y antes de cerrar la portezuela, uno de los ocupantes de una moto, que se le ha emparejado sin que él lo percibiera, saca una mano de la chamarra y le apunta con una pistola. “¡Ya te cargó la chingada, cabrón!”, le dice al hombre, mientras le hace una seña para que se suba a la banqueta. Esta es la misma Toluca que el 19 de febrero del 2014 recibió al presidente norteamericano Barak Obama, y a la que se le inyectaron 100 millones de pesos en un semana nada más para que aquel mandatario pasara, raudo, subido en su auto presidencial. No vio Barak las nuevas flores que adornaron los jardines centrales de la ciudad ni tampoco se dio cuenta de que las obras públicas desaparecieron por completo, que los baches fueron reparados y que la ciudad, en los puntos estratégicos, era otra, esta vez no muy diferente a la prometida en campañas políticas. Menos de 12 horas estuvo el visitante. Al otro día la ciudad lucía como todos los días y tres asesinatos se registraban en diferentes puntos del Estado de México.

Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:09. “¡Ya te cargó la chingada!”, le dice un empistolado a un hombre que acaba de bajar de su auto. Lo somete fácilmente, a las 12 del día, y todo sucede a la vista de decenas de transeúntes que buscan refugio en los comercios cercanos o emprenden una rápida retirada. El analista e investigador económico Marco Antonio Durán ofrece un panorama desolador, el de las cifras, y advierte que apenas el 15 por ciento de los delitos en el Estado de México son denunciados. El otro 85 por ciento no llega al conocimiento oficial de las autoridades, pues si bien saben que los delitos suceden, no actuarán si no hay una denuncia de por medio. Marco Antonio Durán seccionó datos del INEGI, de la Secretario de Gobernación y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y consiguió una tabla que las autoridades en el Estado de México niegan o de la cual hablan poco o nada. Eruviel Ávila, gobernador mexiquense, sabe que su administración registra poco más de medio millón de delitos, de aquel 15 por cierto denunciado, desde el 2011, divididos en robos, lesiones, homicidios, secuestros, violaciones y delitos patrimoniales. Y Eruviel Ávila lo sabe porque estos documentos se los hicieron llegar el 18 de mayo. “Vamos a revisarlos”, fue la respuesta.

Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:10. El hombre encañonado debe subirse a la banqueta, recargarse en un poste y allí, hincarse, con las manos en alto. El pistolero lo insulta y amedrenta. Pero para el asaltado es su día de suerte. Lo único que quieren es robarle. Le han seguido por la ciudad y saben que lleva dinero y alhajas. Eso es lo que se llevan. El robo, uno más, no impedirá que la alcaldesa de Toluca viaje el 22 de mayo a Buenos Aires, Argentina, a una reunión internacional de presidentes municipales y que platique acerca de sus experiencias sobre seguridad. Martha Hilda González Calderón será premiada a nivel internacional por los resultados de su administración y que los ciudadanos o la mayoría de ellos desconocen o reprueban porque escenas como las del hombre hincado junto a un poste, con una pistola en la cabeza a las 12 del día dicen otra cosa. No es un solo caso, como demuestra el analista Durán, quien con datos oficiales señala que Toluca, para empezar, registra 23 mil 578 robos en mil 140 días, para un promedio de 20.7 asaltos diarios. La capital mexiquense está sólo detrás de Ecatepec, en primer lugar y tierra del gobernador Ávila Villegas, que marca 48.2 robos diarios; de Neza, con 28 casos denunciados cada 24 horas y de Naucalpan, con 21.2. Martha Hilda González Calderón ha sido discreta con su viaje. Lo sabe su administración pero no es una información pública. La acompaña en el periplo pampero otro alcalde, éste con raíces profundamente doradas, Carlos Iriarte Mercado, quien gobierna Huixquilucan, municipio asolado por el narcotráfico y la desigualdad social más lacerante y visible de la entidad. No es casualidad que Toluca y “Huixqui” sean los municipios elegidos para brillar en el extranjero. El periodista Humberto Padgett León, autor del libro “Las Muertas del Estado”, que habla sobre los feminicidios en el Estado de México, señala que en la entidad hay 10 veces más mujeres asesinadas que en otros estados que, se cree, tendrían cifras más elevadas y recordó que el Edomex ha tenido desde el mandatario Ignacio Pichardo Pagaza (1989-1993) el primer lugar nacional. “Lo tuvo Pichardo, lo tuvo Emilio Chuayffet, lo tuvo César Camacho, lo tuvo Arturo Montiel, lo tuvo Enrique Peña en distintos años, lo tiene Eruviel Ávila”. Recordó que todos estos ex gobernadores tienen cargos políticos o colaboran con los gobiernos de alguna manera o que han sido ayudados para que no se ejerciera la ley sobre ellos. Emilio Chuayffet es secretario federal de Educación, Camacho es líder nacional del PRI, Montiel fue exonerado en el gobierno de Enrique Peña y éste último es ahora presidente de México. Padget participó en el foro “Inseguridad y Violencia en el Estado de México”, junto al periodista Francisco Cruz, al investigador Sergio Aguayo y a María Elena Morera.

Toluca. Veinte de mayo del 2014. 12:13. Hincado, el hombre suplica por su vida y no tiene más remedio que dejar que lo despojen, en la esquina de Horacio Zúñiga y José Luis Álamo, justo atrás del mercado Morelos. Los ladrones escapan en una moto, que siempre estuvo encendida y esperando lista. Por supuesto, nadie vio nada y aunque alguien llamó a la policía, no aparecerá nunca, al menos en la siguiente media hora. Para un asalto así, la diferencia entre nunca y 30 minutos parece no existir. Al otro día, a la misma hora en que se desarrolla el foro de Inseguridad en la Cámara de Diputados local, Eruviel Ávila anunciará cambios en su gabinete que tiene que ver con el tema y que involucra al menos a un viejo conocido de la ciudadanía. El secretario de Gobierno, Efrén Rojas, renuncia en seco, en una conferencia de prensa a la una y media, y el mismo gobernador se encarga de advertir que será José Manzur quien lo releve. También el procurador estatal, Miguel Ángel Contreras Nieto, dice adiós. Dicen que se le oye aliviado, aunque intranquilo. La propuesta de Ávila, que deberá palomear el Congreso lo más pronto posible, es Alejandro Jaime Gómez Sánchez, subprocurador jurídico de la PGJ cuando Alfredo Castillo, actual comisionado para Michoacán, era procurador mexiquense. Castillo es el caballo negro en la sucesión para la gubernatura del Edomex y ha sido denunciado por José Manuel Mireles, ex voceros de los Autodefensas en Michoacán, como protector de los Templarios, cártel al que supuestamente combate, pero además de recibir “donativos”, entre ellos uno por más de 5 millones de dólares que serviría para sus futuras campañas. También sería renunciada Caritina Sáenz, directora estatal del DIFEM y por la noche Elizabeth Vilchis, secretaria de Desarrollo Social, sustituida por Arturo Osornio Sánchez, “ex coordinador de la campaña de Eruviel y subsecretario de Desarrollo Rural en el gobierno federal”, apunta el diario local Alfa.

Toluca. Veintiuno de mayo del 2104. 12:19. Por fin el hombre hincado en la esquina de Zúñiga y Álamo, justo atrás del mercado Morelos se siente fuerte para levantarse. No puede irse porque los maleantes también le han quitado las llaves de su auto. De cualquier manera no podría manejar. Espera algunos minutos pero la policía no aparece. Debe dejar su auto e ir por ayuda. Éste es sólo un caso entre tantos. Las estadísticas obtenidas por Marco Antonio Durán muestran que Toluca es una de las ciudades más peligrosas del Edomex, pero también del país. En el contexto local, la capital del Grupo Atlacomulco, enclave político al que pertenece el presiente Enrique Peña Nieto, ocupa el segundo lugar estatal con 48 mil 487 actos delictivos denunciados en un periodo de mil 140 días, para un promedio de 42.5 delitos diarios. El primer lugar es el emblemático Ecatepec, con 78 mil 826 delitos cometidos en el mismo lapso de tiempo para un promedio de 69.1 por día.

El escenario es todavía más crudo.

Toluca tiene el primer lugar en delitos patrimoniales, con 6 mil 831 en mil 140 días, para un promedio de seis diarios.

En violaciones y delitos sexuales es segundo lugar, detrás otra vez de Ecatepec, con 732 casos para un promedio 0.6 diarios.

En secuestros es otra vez segundo sitio, por debajo de Ecatepec, con 34 plagios para un promedio diario de 0.03.

En lesiones, Toluca es primer lugar con 16 mil 427 denuncias, las cuales promedian 11.4 por día.

Los 3 mil 503 delitos por cada 100 mil habitantes en el Estado de México no pueden pasar inadvertidos. Un total de 61 mil 69 delitos patrimoniales, 7 mil 938 violaciones, 438 secuestros, 10 mil 868 homicidios, 145 mil 823 denuncias por lesiones y 305 mil 465 robos nada más en la era de Eruviel Ávila dicen algo. Para el investigador Sergio Aguayo, “a partir del 2013 el secuestro aumentó 85 por ciento y las extorsiones 60. La desfragmentación de los cárteles en el país ya está en proceso, sin embargo esto no quiere decir que la violencia va a desaparecer, sino que sólo se transformara en un tiempo de una a dos décadas, pero aún no se ve una estrategia clara, pues no esperemos cambiar la violencia que fue construida por 90 años en una abrir y cerrar de ojos”.

El hombre asaltado en la esquina de Horacio Zúñiga y José Luis Álamo, justo atrás del mercado Morelos, regresa por su auto horas después. Nadie lo ayudó y nadie lo ayudará, ni siquiera si tiene un contacto medianamente bueno en alguna corporación. En el Estado de México ni siquiera “ser alguien” garantiza la aplicación de la ley, mucho menos el entendimiento de “lo justo”. La alcaldesa Martha Hilda dirá en Argentina que Toluca, su ciudad, es sinónimo de éxito y Carlos Iriarte asentirá y a su debido tiempo dirá lo mismo mientras que Martha cabeceará afirmativamente. Eruviel Ávila ve llegado su fin político. José Manzur y los alfiles de Alfredo Castillo y Luis Miranda Nava, el subsecretario de Gobernación consentido de Enrique Peña, destrozarán su coto político en un parpadeo. Al menos en lo público, Ávila tiene el mismo valor que el inútil gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo. Y en las calles de Toluca, dicen los vendedores ambulantes que todavía trabajan, hay un nuevo grupo que cobra los derechos de piso y mercancías.

Los Caballeros Templarios.

Anuncios

1 comentario

  1. Reblogueó esto en Alunecer's Blogy comentado:
    Es de cuño corriente que se invisibilice la inseguridad hacia el ciudadano común, el de a pie, el que no tiene voz; pero si se organiza y la levanta, entonces, en pro de mantener la calma porfiriana, aparecen las huestes represoras de los ediles mexiquenses y sus fieros guardianes… y se acomodan la normatividad a su gusto, a su conveniencia… Existen seres infrahumanos sueltos por territorio mexiquense con permiso, ya sea por acción u omisión, de las autoridades de despojar, amedrentar y acallar a la población. Toluca es un buen ejemplo.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s