Daños permanentes

* En una entidad de 15 millones de habitantes, los números oficiales sobre seguridad parecen absurdos pero sobre esos se construyen presupuestos y elaboran estrategias. La criminalidad no es solamente una cuestión de percepción pero sólo se puede trabajar con datos oficiales que, se acepta de manera general, representan apenas el 25 por ciento de los casos reales.

 

Miguel Alvarado

En el Estado de México el 32 por ciento de los homicidios tienen origen en el narcotráfico, según la organización civil Semáforo Delictivo, que desarrolla estadísticas sobre seguridad y otros temas alimentándose de “las denuncias ciudadanas que se presentan ante cada Procuraduría General de Justicia en los Estados y se envían al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad”. En el sitio, semaforo.mx, hace comparaciones entre las entidades.

La mexiquense, donde 3 de cada 10 asesinados están relacionados con el narco, es ubicada como una de las que tienen menor porcentaje, pues los primeros lugares los ocupan Zacatecas, con 186 por ciento, que se debe, dice SD, a que hay subreportes oficiales en los homicidios. El segundo lugar es Sinaloa, con 91 por ciento y el tercero Coahuila, con 88 por ciento. La media nacional es de 62 por ciento. Sin embargo, la incidencia de homicidios en el Edomex era la más alta hasta mayo del 2014, con 11 por ciento. Los homicidios para el mes de mayo eran 138, menos que en el 2013, cuando sumaban 159.

El Estado de México presenta números a la baja este año en el rubro de homicidios: 185 en enero; 189 en febrero; 173 en marzo y 153 en abril. Sin embargo, los números son superiores a los registrados en el 2013, cuando en enero se tenían 158 homicidios; 145 en febrero; 125 en marzo; 150 en abril y 159 en mayo, único mes con números superiores al periodo del 2014.

Pero los números en otros rubros de seguridad también van a la baja, según los datos que recopila Semáforo Delictivo. En mayo del 2014 hubo 12 secuestros, contra 17 del 2013 en el mismo mes. Se registraron 76 extorsiones contra 134 del 2014, también en el mismo mayo; hubo 4 mil 296 automotores robados contra 5 mil 279 de abril del 2013. Robaron a casas 702 veces en el 2014 contra 926 en mayo del 2013.

En una entidad de 15 millones de habitantes, los números oficiales sobre seguridad parecen absurdos pero sobre esos se construyen presupuestos y elaboran estrategias. La criminalidad no es solamente una cuestión de percepción pero sólo se puede trabajar con datos oficiales que, se acepta de manera general, representan apenas el 25 por ciento de los casos reales. Otros estudios señalan que el 85 por ciento de los delitos no son denunciados y al cruzar datos del Inegi, la Secretaría de Gobernación y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se obtiene que desde el 2011 el Edomex registra 10 mil 668 homicidios; 438 secuestros; 7 mil 938 delitos sexuales; 61 mil 69 delitos patrimoniales; 145 mil averiguaciones por lesiones, según un estudio elaborado por el especialista Marco Antonio Durán, quien afirma además que la capital, Toluca, ocupa el segundo lugar estatal en robos, con 20 denuncias por día.

Además le asigna 42 delitos cometidos diariamente, sólo por debajo de Ecatepec, que tiene 69 y va más lejos. Seis delitos patrimoniales cada 24 horas, una violación sexual cada dos días, un secuestro cada tres días, un homicidio cada dos días y 22 delitos por lesiones cada dos días es el panorama de la ciudad donde el presidente Peña Nieto gobernó a la entidad más poblada del país.

En el Edomex, por ejemplo, el 90 por ciento de sus habitantes se sienten inseguros, según la Encuesta Nacional de Percepción sobre Seguridad Pública del Inegi, aplicada en el 2013, y que refleja la postura de las autoridades ante el verdadero rostro del crimen. Los 922 feminicidios en la entidad merecen del gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, la respuesta de que “hay cosas más importantes que resolver”. Por la tangente, su gobierno anuncia la creación de Ciudad Mujer, todavía un espejismo que se ubicará en Cuautitlán Izcalli, y que según Ávila tendrá un complejo médico que atenderá condiciones geriátricas, de embarazo y cáncer. La construcción tendrá un costo de 150 millones de pesos.

El recrudecimiento de la violencia está relacionado con el narcotráfico, aunque las autoridades municipales crean que es una cuestión de percepción, y tuvo su mayor incremento

El diario electrónica Alfa da cuenta de dos casos, uno en Toluca, donde fue levantado el coordinador de Ministerios Públicos de la Fiscalía Antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia, Fernando Cruz, junto con un agente del ministerio público, al salir de  Luego de dos días y de que alguien hablara para pedir un rescate, los cuerpos de los funcionarios fueron hallados dentro de un tambo, carbonizados, en la avenida Alfredo del Mazo y Paseo Tollocan.

En el otro suceso, en Neza, cobró la vida de una familia, cuatro adultos y un niño de dos años, cuando fueron atacados con armas punzocortantes en su hogar. Hubo un sobreviviente, otro niño de tres meses. Comerciantes todos y encontrados en la colonia La Perla cuando cuerpos de rescate acudieron por una llamada que alertaba por una fuga de gas, son ejemplos de que las cifras duras de los gobiernos revelan la realidad más abstracta y son tan manipulables como las necesidades públicas lo necesiten y de que la descomposición social en el Estado de México no se refleja en el discurso oficial. Los anteriores casos se desarrollan en el marco de al menos otros siete, entre el 7 y el 9 de julio del 2014.

Los periodistas Humberto Padget y Eduardo Loza recopilan en el libro Las Muertas del Estado, editado por Grijalbo, casos concretos sobre femenicidios en el Estado de México y las experiencias de los familiares ante la autoridad y su lucha por conseguir, al menos ser escuchados. “El odio a las mujeres en el Estado de México se mide por el desfile de féretros, el más largo en un país al que el asesinato comienza a definir. Durante los mismos años que convirtieron a Ciudad Juárez en referente mundial del feminicidio, en el Estado de México 10 veces más mujeres fueron asesinadas. Los políticos mexiquenses han desvirtuado las cifras de muertas y las comparaciones con Juárez al amparo del argumento de que lo suyo es un estado y además posee la población más grande del país. Los números son claros: muerta por muerta, ataúd por ataúd, durante los 21 años estadísticamente analizados en este estudio –seis de ellos bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto- el Estado de México fue el peor sitio para ser mujer, no en números absolutos sino en tasas. Y con el 13.5 por ciento de los mexicanos, el Estado de México ha aportado la cuarta parte de las muertas”, apuntan los investigadores.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s